“SE PIDE QUE SE MEJOREN LAS CONDICIONES BÁSICAS Y QUE SE INSTAUREN PROGRAMAS DE REHABILITACIÓN CON CADA UNO DE LOS RECLUSOS”
Contacto con el Dr. Juan Ceretta, 14 de mayo de 2019

El Dr. Juan Ceretta, responsable de un equipo de abogados de la Universidad de la República que brinda asesoramiento jurídico, en contacto con CX36 se refirió al pedido de Habeas Corpus presentado frente a la Justicia para cerrar dos sectores del módulo 8 del Comcar. Ceretta explicó que el consultorio jurídico tiene un convenio con el comisionado parlamentario y desde hace varios meses se vienen trabajando en el tema del módulo 8 del Comcar. Dijo que ante el fracaso de una serie de gestiones que realizó el Comisionado Miguel Petit, se resolvió presentar el recurso de Habeas Corpus, con la petición de cierre de los sectores donde se alojan a privados de libertad sin condena, que se encuentran en condiciones inadmisibles y se piden mejoras en todo el Módulo 8. Cabe destacar que la Justicia hizo lugar al habeas corpus y obligó a trasladar a los reclusos de estos dos sectores del Comcar y dio 15 días para que se efectúe el traslado. A continuación vuelva transcribimos la nota que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/juan-ceretta-14-5-audios-mp3_rf_35812364_1.html

 

Diego Martínez: Estamos en contacto con el doctor Juan Ceretta, responsable del equipo de abogados de la Universidad de la República, que habitualmente brindan servicios de asesoramiento jurídico a quienes están también con dificultades en varios aspectos.
Ceretta, bienvenido a los micrófonos de La 36, buen día.

Juan Ceretta: Buen día, ¿cómo les va?


DM: Muy bien.
En este caso la intención de convocarlo era por el pedido que han hecho de habeas corpus en torno al tema cárceles, principalmente en el Comcar. ¿Cómo se llegó a esta situación, a este pedido por parte suya y de Miguel Petit, el comisionado parlamentario?

JC: Nosotros tenemos un convenio desde la Clínica de Litigio Estratégico con el Comisionado Parlamentario, donde de alguna forma participamos del asesoramiento técnico y del patrocinio judicial, cuando es necesario, con el Comisionado, y desde hace varios meses venimos trabajando con la situación específica del Módulo 8 del Comcar. Y en los últimos días ante el fracaso de todo una serie de cuestiones que el Comisionado había hecho, se decidió promover un recurso de habeas corpus ante la justicia, referido a ese módulo del Comcar, nosotros fuimos los que trabajamos con el Comisionado, y con los estudiantes de la Clínica, en la redacción y en la presentación de estos recursos.


DM: ¿Qué esperan que pase a partir de esto?  

JC: La petición concreta en este expediente es que se cierre el sector C1 y C2 del Módulo 8, son dos sectores que alojan a privados del libertad sin condena, y que están en condiciones inadmisibles, por lo tanto respecto a esos dos sectores, se pide el cierre, respecto a todo el Módulo, se pide, se mejoren las condiciones, haciéndolas compatibles con las reglas Mandela.


Macarena Pintos: Ceretta, buen día, le habla Macarena, un gusto.
Ustedes visitaron en estos últimos días el Módulo 8, ¿cuántas personas hay allí y con qué se encontraron?

JC: Sí, nosotros lo visitamos, el equipo del Comisionado viene haciendo un relevamiento, un monitoreo de la situación desde hace mucho tiempo, también hubo una visita de los jueces de ejecución penal de 3er y 5to turno, que hicieron en términos muy similares a los que hizo el Comisionado Parlamentario.
En el sector del C1 y C2 que son presos son condena, estamos hablando de unos 100, 120 privados de libertad que están en ese sector, que es el que se está pidiendo el cierre, y en total en el módulo la población es muy superior, cerca de 800, si mal no recuerdo, 800 presos que están en todo el módulo. Lo que se pide es que mejoren las condiciones básicas, esto incluye acceso al agua, a la energía eléctrica, a la higiene, a la recolección de basura, colchones, etcétera, y asimismo que se instauren programas de rehabilitación con cada uno de los reclusos, que haya salidas al patio, que haya oportunidades laborales, educación, etcétera.


MP: Ceretta, de estos 2 sectores del módulo 8, ¿todos los presos que están en estos dos sectores, están sin condena aún?

JC: Sí,estos 2 sectores reúne solamente presos sin condena, es decir, personas que hasta ahora no sabemos si son culpables o inocentes.


MP: ¿Y no se sabe cuánto tiempo van a demorar en saber?

JC: No se sabe, pero debemos tener presente que con el Nuevo Código de Proceso Penal, podría eventualmente ocurrir que estuvieran hasta 2 años sin tener condena. Esto es de una inusitada gravedad para nosotros porque no se justifica que las condiciones de reclusión sean violatorias de la dignidad humana para nadie, ni para los que tienen condena, ni para los que no tienen, pero no parece lógico que sujetos que aun no han sido encontrados culpables, estén en las peores condiciones de reclusión.


DM: Por lo que nos decía recién, esto es el comienzo de un camino que seguramente tendrá otros lugares también que serán revisados, que serán también por parte de ustedes solicitado el cierre o la adecuación para que sea más digno, uno se imagina que habrá lugares extremos como este, pero habrá otros que también ameritarían una mirada al Estado más contemplativa.

JC: Sí, por supuesto, el sistema es muy heterogéneo, puede tener lugares donde las cosas están medianamente bien o aceptablemente, y otras donde están muy mal. Nosotros ya hemos planteado otros recursos de habeas corpus, se hizo el año pasado para los celdarios de la cárcel de Libertad, se han hecho en el 2017 para el módulo 8, para presos que estaban en situación de desnutrición. También en estos días, mañana hay audiencia en Mercedes, a propósito de la situación de la cárcel de (?) y también tuvimos un habeas corpus en Canelones por la situación de la cárcel de Canelones, es decir la función nuestra es asesorar y patrocinar al Comisionado, pero el Comisionado Parlamentario viene haciendo un monitoreo de la situación de todas las cárceles.

 

DM: ¿Esto qué plazo piensan ustedes que puede llevarle al Estado, a los organismos que ustedes están solicitando, la justicia, para resolver esta situación? o por lo menos para invocar a quienes tienen que resolverla.

JC: Desde el punto de vista de la actuación de la justicia, hoy tenemos la declaración de los testigos que restan, y se va a resolver, o sea la justicia va a tomar alguna decisión, nosotros acá estamos pidiendo algo muy concreto que es la clausura o cierre de esos 2 sectores del Comcar, o sea que eso es algo que veremos si nos dan la razón o no, pero es algo muy concreto a pedir, y somos conscientes que las condiciones de reclusión no van a cambiar de un día para otro como tocadas por una varita mágica, pero entendemos que deben comenzar los cambios de manera inminente porque la situación es intolerable.

 

DM: Queremos sacarlo de este tema y hacerle una consulta técnica en realidad, sobre un caso que hoy hablábamos con una persona, una oyente, familiar de una persona que está atravesando un problema de salud, y que desde su médico se establece un determinado tratamiento, algo que es aceptado por el paciente, pero la institución establece que hay que operarlo, cosa que estaría como en contradicción de alguna manera con el análisis que hace el médico.
Es un paciente con ACV, que desde ASSE, desde el Hospital Maciel no le pueden hacer el tratamiento, luego de mucho insistir, lo derivaron a Médica Uruguaya, donde le hicieron una primera parte, le dicen en Médica Uruguaya que requiere hacerse una segunda parte del tratamiento ahí en Médica Uruguaya, y desde el Maciel le dicen que no, que le van a hacer ellos otro tipo de intervención, y el paciente en realidad quisiera hacerlo, siendo de ASSE él, quisiera hacer esa segunda parte en la Médica Uruguaya, y en la Médica le dicen que no tendría ningún costo para él, la pregunta dentro de esto muy rápido que le estamos preguntando, es si él es el que tiene la última palabra y si ASSE tendría que respetar lo que él decida.

JC: Dos cosas: En primer lugar, la última palabra sobre qué se hace o no se hace, siempre la tiene el paciente, o sea el paciente es el que decide a qué se somete o a qué no está decidido a someterse, es una voluntad que hay que siempre respetar, aún en casos en que el médico entienda que lo mejor para el paciente es determinada terapéutica, si el paciente no está de acuerdo en recibirla, se debe respetar siempre la voluntad del paciente.
En segundo lugar, el tema del tratamiento de procedimientos endovasculares para los ACV, es un gran debe del país, el tratamiento endovascular para ACV, no está incluido dentro de los planes de cobertura del sistema, por lo tanto se dan estas situaciones donde el que tiene dinero, recibe un tratamiento de primer nivel mundial, y el que no tiene dinero, recibe un tratamiento de 3er o 4to mundo, Uruguay en el tratamiento del ACV está en estándares africanos, está en estándares de los países pobres de África, está a nivel de Haití, trayéndolo a América, quiere decir que hay muchísimo para hacer respecto a mejorar la terapéutica para el tratamiento de ACV, obviamente que cada situación de cada paciente, la indicación la tienen que hacer los médicos, pero sí es un hecho que a nosotros nos ocurre, nos llega muy a menudo, al no estar cubierta la terapéutica endovascular para tratamiento de ACV, se generan este tipo de situaciones donde las familias no saben qué hacer, y si no cuentan con recursos, no pueden acceder a las terapéuticas más modernas, por eso es que es imprescindible la inducción, porque en el momento que la terapéutica endovascular para el ACV esté incluida en la tabla de cobertura, ya ahí no vamos a tener estas discusiones, se le hará lo que sea mejor para el paciente en cada caso, pero no va a ser una cuestión de tener dinero o no tener para pagarlo.

 

DM: La técnica y la tecnología están, se usan para quienes puedan pagarla, pero no está extendida para quienes no lo hagan.

JC: Claro, entonces se empiezan a dar distintas inequidades a distintos niveles, primero el paciente que tiene dinero, no hay problema porque ese paga donde sea y se lo hace. Y después viene un segundo nivel de inequidades que tiene que ver con los prestadores, en este caso ASSE, si ASSE está dispuesto a hacer el desembolso y porque el único centro que viene haciendo esa terapéutica hoy es, o por lo menos el más reconocido, es el que está instalado en Médica Uruguaya, si ASSE está dispuesto a pagarle o no a ese centro que está en Médica Uruguaya, el tratamiento de cada paciente, ahí se da una segunda inequidad, ya no es el paciente ya no puede pagarlo, hay que ver si su prestador está dispuesto a pagarlo o no.

 

DM: Salud para pobres y ricos que se habla tantas veces. Como siempre, doctor Ceretta, muchísimas gracias por este contacto, obviamente vamos a seguir el tema cárceles, usted sabe que es un tema prioritario también para el análisis nuestro, para conocer y para dar difusión porque gran parte de la sociedad también se puede evaluar de acuerdo a cómo se maneja con los ciudadanos que han atravesado problemas con la ley.

JC: Y le diría que hoy por hoy, más que nunca nos estamos enfrentando a una disyuntiva sobre si el proceso de los sistemas penitenciarios se va a basar en la rehabilitación o se va a basar en la inhabilitación es lo que tenemos hoy presente y lo que muchas veces se promueve, o sea pensar en la cárcel como un lugar que inhabilita para siempre, que saca a esas personas del mundo de los demás, en teoría, algo que ha demostrado un absoluto fracaso en el mundo, en todas las regiones del mundo, por lo tanto, está presente la discusión de si vamos a tener un sistema que rehabilite o un sistema que inhabilite.

 

DM: Ceretta, gracias, un abrazo y seguimos en contacto.

JC: A las órdenes.