CAMBIOS EN LAS REGLAS DE JUEGO PERJUDICAN EL INGRESO DE LOSTRABAJADORESDE LA DGI
Aidemar González y Elsa Lavagna, trabajadores de DGI, 14 de mayo de 2019.

Aidemar González y Elsa Lavagna, integrantes de la Asociación de Funcionarios de la DGI compartieron la mañana de la 36 para hablar y explicar el conflicto que mantienen desde diciembre del año pasado. González indicó que están en conflicto desde diciembre del 2018, y la situación de fondo no se ha resuelto, por ese motivo el sindicato resolvió que este es un tema prioritario que deberá resolverse generando las instancias de negociación colectiva para evitar la pérdida salarial. “La DGI es un organismo que cuenta con un régimen de trabajo específico que es de dedicación exclusiva, esa reforma que comenzó en el año 2005 está clara que genera un impacto positivo en lo que es el aumento de la recaudación y a partir de 2005 la recaudación crece en forma significativa y también hay una reducción significativa de la evasión. La dedicación exclusiva genera un aumento de la eficiencia de la DGI. Eso está asociado además a una partido fija por productividad que se paga una vez al año” pero en 2018 hubo cambios en las reglas de juego. A continuación transcribimos la nota que puede escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/aidemar-gonzalez-elsa-lavagna-dgi-14-5-2019-audios-mp3_rf_35798456_1.html

 

 

Hernán Salina: Estamos recibiendo aquí en estudios, dándole los buenos días, agradeciendo que estén con nosotros esta mañana a Aidemar González y Elsa Lavagna de la Asociación de Funcionarios de la Dirección General Impositiva, de la DGI para contarnos la problemática, el conflicto en el que están.
Buenos días para los dos, gracias por estar esta mañana

Aidemar González: Buenos días

Elsa Lavagna: Buenos días

AG: Agradecemos a la Radio el espacio. 
Bueno, nosotros estamos en conflicto con la DGI desde el mes de diciembre del 2018, la situación de fondo del conflicto aún no se ha resuelto y nuestro sindicato ha resuelto en asamblea general que este era un tema prioritario, que era un tema que debía resolverse generando las instancias de negociación colectiva que permita que los funcionarios de la DGI no tengan una pérdida salarial. Hasta el momento no se ha concretado ningún acuerdo al respecto, por lo tanto nuestro sindicato continúa en conflicto, continúa analizando y evaluando qué medidas de acciones concretas adoptamos a los efectos de revertir la situación.
Para especificar el problema, la DGI es un organismo que cuenta con un régimen de trabajo específico que es la dedicación exclusiva. Es decir, los funcionarios de la DGI solamente trabajan y cumplen tareas en la DGI, no pueden cumplir tarea en otro lado; salvo en situaciones de excepción como por ejemplo la docencia. Pero en términos generales el funcionario de DGI profesional o no profesional, sólo cumple tareas en la DGI.
Esa reforma que comenzó en el año 2005, ahí se instrumentó, está claro que genera un impacto positivo en lo que es el aumento de la recaudación, a partir de ese momento se da un impacto positivo en el aumento de recaudación.
A partir de 2005 en adelante la recaudación crece en forma significativa y supera la evolución del PBI en su crecimiento, y también hay una reducción significativa de lo que es la evasión, es decir, el sistema que implica un régimen de trabajo de dedicación exclusiva, genera un aumento de la eficiencia de la DGI e impacta en la recaudación, la reducción de la evasión y por tanto en la posibilidad de cumplir con las políticas públicas que se definen desde el Poder Legislativo y Ejecutivo.
Eso también está asociado en 2005 a una partida específica por productividad, que es el 15% del salario de todos los meses que se paga una vez al año

 

Diego Martínez: Recuerdo que en aquel momento se argumentaba por parte del Estado, del gobierno, de la dirección de la DGI, que también servía para que los funcionarios no estuvieran de los dos lados del mostrador, siendo inspectores en algún caso o guardianes de las arcas del Estado, y por otro lado tenían algún emprendimiento, o siendo asesor de alguna empresa que pudiera estar justamente cuestionada por la cuestión fiscal

AG: Sí, nosotros, el sistema, la reforma del año 2005 fue acordada con el sindicato, nosotros valoramos como positivo que exista un régimen de exclusividad por los elementos que tú dices, y también por el hecho de que permita una mejor eficiencia para el organismo y por tanto al momento de generar la recaudación de los impuestos que son administrados por la DGI.
Entonces, eso que implicó un régimen de trabajo de dedicación exclusiva que implicó una adecuación salarial, también implicó acordar un criterio de una partida por productividad. Que lo que se acordó en aquel año es que esa partida por productividad debe depender del esfuerzo directo del trabajador, en el marco de grupos de trabajo a los cuales se les definen objetivos y resultados esperables. Y en función de si cumplen con esos objetivos que dependen del esfuerzo directo del trabajador se cobra la partida por productividad y si no se cumple no.
Es decir, se definió una partida por productividad, que nosotros compartimos el criterio, que es medir esa productividad, esa mayor exigencia del funcionario en función de objetivos que el propio funcionario puede incidir. Lo que hay en el 2018 es un cambio en las reglas de juego, es decir, hubo cientos de compañeros y compañeras que optaron por continuar trabajando en DGI porque estaba en aquel momento la opción de redistribuirse dentro del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), la mayor parte de los funcionarios optó por mantenerse en la DGI con esas reglas de juego.
Después ingresaron nuevos funcionarios y en cada llamado de ingreso se especificaba que existía una partida de un 15% por rendimiento que iba a depender de los grupos de trabajo. Es decir que también para los nuevos ingresos de definieron criterios claros que ahora la administración los cambia. ¿Por qué? Y vamos a hacer referencia a los cambios que se plantean.
En el año 2011 es importante también tener en cuenta que comienzan a incorporar también las partidas por productividad las empresas públicas. Y en aquel momento se nos platea por parte del MEF que DGI modifique el criterio de la forma de cálculo incorporando dentro del 15% objetivos de la institución, objetivos institucionales, objetivos de definición política que el MEF fija anualmente a la DGI.
En aquel momento nosotros planteamos que no era adecuado ni conveniente y que incumplía la negociación colectiva del año 2005, modificar los criterios de fijación de la partida de productividad, es decir, que no pase a depender parte de ese 15% decisiones políticas ni objetivos institucionales, y se acordó en el MEF que no se innovaría. O sea que hubo dos acuerdos, si bien no hubo acta escrita, sí la realidad concreta, los hechos y también la negociación colectiva no sólo recoge actas firmadas sino hechos concretos. Un decreto definido en el año 2005 que es el decreto 266 que estableció el régimen de trabajo, planteos que existieron en el año 2011 y que en negociación colectiva se acordó. Y más allá de que no exista un acta escrita, por un criterio de buena fe en la negociación ante dos situaciones concretas donde se valida el criterio del año 2005, DGI debería, por un criterio de buena fe en la negociación, mantener esos criterios.
Lo que pasa es que en el año 2018 se plantea al sindicato por parte de la DGI que dentro del 15% se van a incorporar objetivos institucionales, por ejemplo, el objetivo recaudatorio que el MEF le fija anualmente a la DGI. Objetivo que a partir del año 2015 comienza a no cumplirse por parte de la DGI, es decir, en los últimos años el objetivo recaudatorio que Economía le fija a la DGI, DGI no lo estaba cumpliendo o no llegaba al mismo.
Entonces, incorporar al salario por productividad objetivos que no se han cumplido en los últimos años, implica una rebaja salarial.
Y además implicaba incluir otros objetivos institucionales que no dependen del esfuerzo directo del trabajador de su lugar de trabajo.
Nosotros hicimos muchos planteos en el proceso como por ejemplo establecer un plan piloto de al menos 2 años para evaluar cómo impactaban realmente estos cambios en la mejor eficiencia de la DGI y en función de los resultados de ese plan piloto evaluar si se incorpora o no dentro del 15% este tipo de metas que esté asociada a contraprestaciones salariales, no sólo salariales de forma de no afectar el 15%. Que esto se analice por el nuevo gobierno porque en definitiva estamos en el último año, ya en los últimos meses de la gestión de este gobierno y entendemos que un cambio de este tipo tiene que ser analizado con profundidad, con seriedad y no debe imponerse de esta forma.
El otro planteo que hicimos, que se incorpore pero no dentro del 15%. Es decir, si es un objetivo sustancial para la mejor eficiencia de la DGI, bueno, que no se afecte el salario que existe, que se genere un plus adicional y que todo ese plus esté asociado a estos nuevos objetivos.
Todos estos planteos fueron rechazados por la DGI y queremos destacar, dado que en los últimos años no se estaba cumpliendo con el objetivo recaudatorio, los directores de DGI, (cargos de designación discrecional, cargos de designación política) tenían asociado la mitad de su partida por productividad el objetivo recaudatorio.
Un objetivo recaudatorio que a setiembre de 2018 la DGI tenía la certeza que no se iba a cumplir nuevamente, por tanto los cargos de dirección no iban a cobrar por segundo año la mitad de su partida por productividad. Con las cartas vistas 9 meses de transcurrido el año, la DGI resuelve modificar la incidencia de ese indicador que no se cumplía y los directores, que tenían la mitad de su partida por productividad asociada a ese objetivo recaudatorio, eso pasó a ser el 10%

 

DM: Más de un 40% del salario, digamos, de la compensación

AG: Exactamente, del 15% tenían la mitad de su productividad asociada a la recaudación, a partir de setiembre esa mitad pasa a ser un 10%, y ese a 40% se le asignan objetivos que se cumplían, o ya se habían cumplido en ese momento, por tanto se asegura el 90% de la partida de productividad para los cargos de dirección.
Y a su vez no sólo eso, sino que el 10% restante que tiene mayor incertidumbre y que a setiembre de 2018 nos habían transmitido, si se mantienen los criterios de medición el objetivo de recaudación no se va a cumplir. Luego de cerrado el año se modifican los criterios por parte de la DGI de medición de la meta de recaudación. Y nos enteramos en el mes de abril que el 80% de esa meta que a setiembre se nos había dicho que no se cumplía, se había cumplido también

 

HS: ¿Abril del mes pasado estamos hablando?

AG: Sí, sí

 

DM: ¿Y sólo aplicó para los cargos de responsabilidad directa, de confianza política y directores? ¿A los trabajadores no les dieron el objetivo?

AG: No, el tema es el incorporar la meta institucional de recaudación, reducir la incidencia para los directores como contrapartida la DGI nos plantea que tiene que incorporarse esa incidencia a los funcionarios.
Entonces, se reduce la incidencia de la meta de recaudación para los cargos de dirección, pero se incorpora la incidencia de la meta de recaudación para los funcionarios de un nivel imperativo que no gestionamos la DGI, no incidimos en las decisiones de gestión porque son de definición política, y lo que planteamos es, bueno, alineemos las metas que dependen del funcionario para que estén más acordes con las metas de definición política. Pero no que se nos incorporen ese tipo de metas, cuando además uno de los temas que para nosotros es importante, es que hasta el momento la DGI, los funcionarios de la DGI, no tenían asociado parte de su salario a los objetivos recaudatorios.

 

HS: Ahí también estamos viendo a veces las trampitas de estas partidas por productividad que se plantean a nivel general hacia los trabajadores, que quedan muchas veces atadas a los vaivenes. En este caso hablamos de recaudación impositiva, en otra situación puede ser de otras áreas, de ventas, de fluctuaciones de mercado que también inciden en la recaudación impositiva, pero queda también la reflexión de esos acuerdos, de esas partidas que uno entiende, es parte de la lucha por obtener más ingresos, pero son riesgosas también en cuanto a las fluctuaciones ¿no? Que en realidad tendrán que ser las mejoras de ingresos por otras vías más seguras, digamos así

AG: Sí, nosotros lo que entendemos que, en este caso concreto, hubo acuerdos de negociación colectiva donde se definió que esta partida debía depender del esfuerzo directo del trabajador y que hay cambios en forma unilateral de las reglas de juego por parte de la dirección de la DGI, donde se imponen estos criterios, donde hay intervención durante todo el proceso tanto de COFE como del PIT-CNT planteando distintas alternativas, donde hubo instancias de negociación en el Ministerio de Trabajo (MTSS) pero la administración siempre tuvo una postura rígida, siempre nos transmitió que lo único que se podía negociar era la gradualidad en la cual se incorporaba la meta de recaudación dentro del 15% pero no que no se incorporara.
Y nosotros entendemos que en una negociación los dos planteos tienen que estar sobre la mesa y no puede haber una política de imposición. Ante la política de imposición donde el 20 de diciembre el Presidente de la República firma un Decreto que instrumenta estos cambios y donde a partir de enero comienzan a instrumentarse estos cambios para los funcionarios de nivel operativo, nosotros continuamos con movilizaciones y denunciando la situación que entendemos que es grave

 

HS: Bien, la DGI está encabezada por Joaquín Serra actualmente y él los acusa, fue al Parlamento y habla de que ustedes usaron máscaras tipo "La casa de papel", dice que llenaron de carteles que le molestaron, en fin, hizo acusaciones fuertes contra el gremio.

DM: Bueno, hablábamos fuera de micrófonos que a partir de ahora, al no depender del trabajo que realicen, esa compensación del 15% puede desaparecer, porque no depende de ustedes, depende de la función que cumplan.

AG: Sí, lo que establece el decreto del 20 de diciembre es que ese 15%...

 

DM: 20 de diciembre además, las fechas para este tipo de cosas que son golpes siempre suelen estar confundidas con otras fechas que la gente está...

AG: Fue bien a fin de año, y bueno, la respuesta del sindicato fue de movilizarse. Movilizarse en diciembre, movilizarse en enero, en febrero, continuamos con movilizaciones, pero una cuestión que para nosotros es importante destacar y que no compartimos es que parte del salario de los funcionarios dependen de los objetivos recaudatorios. Es decir, una de las cuestiones que siempre estuvo sobre la mesa, especialmente a partir de la reforma, es la independencia técnica de los funcionarios, lo que es el régimen de trabajo de dedicación exclusiva en función de los niveles salariales y de los ajustes salariales que existieron a partir del año 2005 con la reforma.
En definitiva, asociar el salario del funcionario a los objetivos recaudatorios, entendemos que no es un mensaje bueno para el contribuyente sin perjuicio de que los funcionarios de DGI cumplen con su trabajo desde el punto de vista técnico. Entendemos que no debe depender el salario de los funcionarios de objetivos recaudatorios cuando justamente, especialmente en lo que son los equipos inspectivos, siempre ha habido un desempeño ético, profesional, Y cómo puede llegar a ver el contribuyente estos cambios, nosotros entendemos que pueden ser muy negativos.
Entonces, no estamos de acuerdo que también se asocie el salario de los funcionarios a los objetivos de recaudación

 

DM: Pensando sólo en esa área, la de los inspectores, es como que le exigen a los inspectores que logren encontrar fallas en lo que son los aportes de los empresarios o de las empresas. Como, bueno, si hacen tantas inspecciones tienen que traer tanta cantidad de sanciones para poder demostrar que es útil para las arcas de la DGI. ¿Sería un poco así?

EL: Y para poder llegar a la partida y cobrar.
Entonces eso que hasta ahora era una seguridad o una tranquilidad hacia el contribuyente y hacia el que desarrollaba la actividad técnica, eso puede entrar, haría cambios.
O sea que no es solamente un decreto que puede modificar o puede cambiar el salario de los funcionarios sino la repercusión que pueda tener hacia el contribuyente y también que no ha sido estudiado eso, que lo que nosotros planteábamos era un período de estudio antes de tomar las determinaciones de la aplicación del decreto. Y eso es lo que se está solicitando en la mesa de negociación

 

HS: Y a partir de este panorama, también aparece en todo conflicto, en todo diferendo, qué actitud se asume de ambas partes. Por un lado lo del sindicato, lo que ustedes vienen contando, y qué actitud asumen las autoridades para procesar el diferendo.
Yo les decía así como titulares, no nos vamos a extender en reseñar lo que dijo Joaquín Serra, el director de la DGI ante la Comisión de Legislación de Diputados, pero que él habla, él acusa de actitudes, de medidas concretas que han tomado ustedes, habla de que le pusieron a ellos como imágenes de caretas de La casa de papel, máscaras de Dalí, de que llenaron de carteles la dirección.
O sea, él transmite una imagen como de belicosidad de ustedes hacia las autoridades en este conflicto

AG: Sí, nosotros estamos en conflicto desde el mes de diciembre, estamos realizando y hemos realizado medidas concretas con movilizaciones, paro de actividad, ocupaciones de lugares de trabajo con el objetivo de revertir la situación.
Una de esas movilizaciones que fue realizada en el mes de marzo se plantea por parte del sindicato dado que se estaba cobrando la partida por productividad o se estaba determinando, se plantea una torta en donde hay un reparto de esa torta. Y bueno, en ese reparto los cargos de dirección son los que llevan el incremento.
Que el incremento para un director fue de 175 mil pesos en el año. Es decir, el incremento de los directores fue de 175 mil pesos que en realidad fue superior porque también se modificaron los criterios de definición de la propia meta de recaudación.
Entonces, lo que vemos es que hay medidas concretas que tienen ese efecto, el efecto de que los directores aumentan el salario por productividad. Entonces, no fueron máscaras de Dalí como se hace referencia, fueron máscaras de Anonymous pero sí se planteó esa cuestión donde hay una decisión donde hay un reparto que nosotros no compartimos donde se perjudica a los funcionarios incorporando variables que no dependen del esfuerzo directo del trabajador. Y por otro lado se genera un aumento salarial que se materializó en el mes de marzo, que es cuando se cobra la partida por productividad, que fue significativo y que nosotros en definitiva hemos transmitido a la opinión pública.
En una situación de conflicto, y es parte de la democracia de nuestro país, el vínculo del empresario con el sindicato, en este caso de quienes gestionan un organismo público con los sindicatos, hay una amplificación y una mayor difusión de la situación concreta.
Entonces, nosotros teníamos un convenio de fuero sindical y tenemos un convenio de fuero sindical del año 2009. Ese convenio establece que el sindicato puede disponer de cartelería en cualquier lugar el edificio en tanto no afecte el servicio.
Y bueno, nosotros además de la cartelera gremial, como en todo conflicto, como pasó en el conflicto de municipales, pasó en el conflicto de judiciales y en todos, comenzamos a poner cartelería en las columnas, en la fachada del edificio, en las columnas en las calles linderas a la DGI, y parece que en definitiva la amplificación de la difusión, lo que es la amplificación de la libertad, porque esto está en el marco de la libertad de expresión, no cae bien a la DGI y lo que se hace por parte de la dirección en el mes de marzo es retirar en forma compulsiva, destruir toda la cartelería del sindicato que estaba dispuesta en el interior del edificio, en la fachada del edificio.
Y no solo eso sino que además en Fernández Crespo una o dos cuadras y también Colonia una o dos cuadras, se retira toda la cartelería que estaba en la vía pública, excediendo totalmente lo que son los criterios de una administración que en definitiva no respeta las reglas democráticas de lo que es una confrontación ante una situación de conflicto donde nosotros pedimos que exista negociación colectiva.
Entonces, se retira toda esa cartelería, no sólo eso sino que además se denuncia el convenio de fuero sindical por parte de la administración, un convenio de fuero sindical del año 2009 que tenía el objetivo de amplificar la ley 17.940, sino no hubiéramos firmado un convenio de fuero sindical, y no tenía plazo de culminación, la dirección en forma unitaria lo denuncia, transmite que a partir de ahora ese convenio no está más vigente y define criterios unilaterales como todo lo unilateral que ha sido este proceso donde el sindicato debe cumplir esos criterios vinculados a cartelería, vinculados a uso de fueros sindicales.
Y a partir de ahora se nos dice, en una clara situación de ilegalidad y así lo hemos nosotros recogido en informes jurídicos tanto del Dr. Zapirain que es además asesor del PIT-CNT como del Dr. Daniel Ochs en una clara situación de ilegalidad, se transmite que a partir de ahora las horas gremiales, el uso del fuero sindical, va a afectar el salario de los funcionarios y va a empezar a afectar la partida por productividad y no se va a empezar a cobrar por parte de los funcionarios que estén en uso de fueros sindicales

 

HS: Brevemente, el tema carteles, estoy leyendo lo que dijo el director Serra en el Parlamento. Él dice que ingresó gente que no eran funcionarios de la DGI a colocar carteles, que pusieron carteles encima de tableros y donde se señalizan las salidas de emergencia

AG: No se colocó nunca un cartel en tableros de emergencia ni en señalizaciones, y no se afectó ninguna entrada porque son afiches, eso fue respetado en un 100% en una situación donde se necesitaba colocar cartelería en lugares altos y elevados, dado que en fin de año un cartel en la fachada exterior se había caído. Y un compañero de la Comisión Directiva, dado que era un cartel que estaba muy elevado, que es el compañero Rafael Robaina, intentó ajustarlo, arreglarlo y tuvo un accidente. Eso implicó que se lesionara el pie, el talón y estuvo hasta hace poco con una situación compleja vinculado a eso.
Entonces, dado que teníamos que colocar cartelería en lugares de riesgo, directivos del sindicato sí ingresamos con dos personas que fueron contratadas por la Comisión Directiva para generar esa tarea. Eso fue registrado en los ingresos, no hubo ninguna observación al respecto por parte de la administración al momento de ingresar...

 

HS: Él dice que la guardia de seguridad les dijo que no podían ingresar, estoy leyendo el testimonio en la Comisión

AG: Sí, nosotros ahí, al momento de firmar la planilla, no hubo ninguna observación al respeto porque comenzamos a circular y a colocar por los pisos. Y una vez que estábamos colocando, ya habíamos avanzado en varios pisos, sí se nos transmitió que la próxima vez se avisara previamente, pero que ahora ya se estaban colocando las carteles y que no se hacía objeción por parte de la administración, pero sí que la próxima vez se tuviera en cuenta que se anunciara previamente para que el ingreso estuviera avalado por la administración.
Pero en ese momento concreto no hubo ninguna observación de ese tipo

 

DM: Bueno, nos gustaría conocer las cosas que quedan por hacer, qué reuniones tienen, qué espacios tienen para poder dar a conocer lo que está pasando o de seguir sumando actores que puedan ayudar a que esta situación se destrabe. No sé si el Ministerio tiene alguna reunión planteada, alguna comisión de Diputados o Senadores

AG: Sí, nosotros hemos hecho una recorrida a nivel político partidario, a nivel del gobierno donde en la recorrida con los partidos políticos y con los precandidatos presidenciales, hemos tenido el apoyo general y el respaldo a la reivindicación del sindicato, y al hablar en definitiva con los distintos candidatos se nos ha transmitido que con el nuevo gobierno, desde la incidencia que tenga cada actor, se va a plantear que esto se rediscuta, o sea, haya una nueva negociación colectiva donde esto esté sobre la mesa y donde no se afecte el salario de los funcionarios. Ese es el objetivo que nosotros planteamos.
Nosotros creemos que tienen que reinstalarse los ámbitos de negociación colectiva, las últimas gestiones que nosotros hicimos fue en la Comisión de Legislación y Trabajo de Diputados donde se plantea por parte de la Comisión a la dirección de DGI la necesidad de reinstalar los ámbitos de negociación, intercambiar sobre el tema, en especial sobre el tema de los fueros sindicales que hace al ejercicio de la democracia en nuestro país donde se plantea por parte de la administración que el conflicto tiene que ser mudo. Es decir que el sindicato no puede ejercer la libertad de expresión tan siquiera que ni siquiera el ejercicio de la actividad sindical que es la cartelería que no afecte en definitiva como dice el convenio que para nosotros está vigente y es el convenio sobre la base del cual nosotros en definitiva ejercemos también la actividad sindical, bueno, no puede aplicarse cartelería dentro del edificio, en la fachada y demás, cosa que nosotros no compartimos.
Este tema lo planteamos al Ministerio de Trabajo como así también el hecho de que no se respete el convenio de fuero sindical, afectando el salario por productividad de los dirigentes, de los delegados, de los militantes en un claro cambio de reglas de juego en el marco de una situación de conflicto.
Es decir, hay una visión por parte de la administración entonces, que nosotros no compartimos y que el sistema político no comparte porque así nos han transmitido todos que justamente en el momento donde más tiene que hacerse el ejercicio de los fueros sindicales en el marco de acciones de movilización, acciones de difusión y demás

 

DM: Y de la negociación propia

AG: Y de la negociación propia, bueno, en ese momento se cambian los criterios del convenio de fuero sindical en una clara actitud del no respeto a las leyes vigentes, a la ley de negociación colectiva, a la ley de fuero sindical, y nosotros entendemos que no se pueden cambiar las reglas de juego en el marco de la situación de conflicto.
Bueno, eso es lo que nosotros planteamos especialmente en la Comisión de Legislación y es lo que en definitiva se invitó por parte de los legisladores a instalar mesas de negociación que puedan resolver el tema y hubo una respuesta negativa por parte de la administración.
Nosotros lo que queremos transmitir a la opinión pública claramente es, ¿hubo un decretazo? Sí, hubo un decretazo que fue el 20 de diciembre. ¿Hubo un aumento salarial para los directores? Sí, hubo un aumento salarial para los directores que fue superior a los 175 mil pesos en el año y que se materializó a fines de marzo.
¿Hubo cambios en los indicadores de recaudación que tuvieron un impacto en ese aumento salarial? Sí hubo cambios en los indicadores de recaudación que son cambios de definición política, son cambios instrumentados por la DGI y eso impactó en que los cargos de dirección cobraran más.
Entonces, esas son cuestiones concretas, hechos concretos que son comprobables claramente y que son parte de este proceso donde nosotros vamos a continuar con el objetivo de revertir esta situación en este año o al momento que asuma la nueva gestión

 

HS: Bien, el director de administración y gestión humana, Gustavo Pérez, dijo en la Comisión del Parlamento esta semana textualmente, leo las actas, "no es posible recomponer un clima de diálogo si el sindicato persistentemente mantiene las consignas, las salidas a la prensa, las medidas de lucha aunque esporádicas, y un discurso agresivo contra la institución y sus autoridades

AG: Nosotros lo que decimos es que es agredir a los funcionarios de la DGI que se afecte el salario, que se genere una pérdida salarial, que no se respete la ley de negociación colectiva, que se destruya, se retire la cartelería cuando hay valores fundamentales de lo que es la democracia en nuestro país aceptado por todos los partidos políticos donde la difusión de un conflicto es parte central. Donde se diga, bueno, a partir de ahora las horas gremiales van a generar descuentos salariales.
Es decir, eso para nosotros sí es violentar, eso para nosotros sí es una situación que genera complejidades en los vínculos, pero nosotros igualmente, a pesar de esas situaciones decimos, hay que conversar los temas, intentar llegar a un acuerdo, instalar una negociación colectiva.
Ahora, si hay una visión en desacuerdo, entonces la negociación colectiva no existe. Entonces nos sentamos a negociar, los fueros sindicales no se aplican.
Ahora, si hay una visión en acurdo, sí nos sentamos a negociar, a conversar. Hay hasta en la concepción de lo que es la aplicación de la normativa vigente, un criterio de unilateralidad y de imposición que nosotros no compartimos. Hay dos partes no sólo una y es obvio que en una situación de conflicto el sindicato amplifica la difusión...

 

DM: Es la forma de presión que tiene

AG: Exactamente.
Entonces, vamos a continuar nosotros con movilizaciones, con acciones concretas, con difusión

 

HS: ¿Hay medidas ya próximas para anunciar?

AG: Sí, estamos evaluando en Comisión Directiva las medidas que vamos a adoptar en los próximos días, pero sí estamos evaluando qué acciones concretas adoptamos

 

HS: ¿Y está un tema de recurso legal entonces que está caminando?

AG: Sí, nosotros, dado que hay una normativa que es el decreto del 20 de diciembre, que nosotros no compartimos no sólo políticamente sino también desde el punto de vista jurídico se realizó un recurso que fue firmado por cientos de funcionarios de la DGI...

 

HS: ¿Cuántos funcionarios tiene la DGI?

AG: 1.350

 

HS: Bastantes

AG: Sí.
Y bueno, nosotros estamos también por la vía recursiva, que eso no implica cortar, suprimir, eliminar la vía política que es la acción concreta de movilización del sindicato, que nosotros hasta que no haya un acuerdo concreto, vamos a continuar.
Ahora, ¿eso implica que no haya negociación colectiva? No, porque no hay estos temas, hay otros temas más.
Ahora, si hay un criterio de la administración de que no se cumple la ley vigente porque en definitiva el sindicato no acuerda un punto, nosotros no compartimos. No lo dice la Ley de Negociación Colectiva así

 

HS: Bien, tenemos que cerrar, Aidemar González, Elsa Lavagna, gracias a los dos por estar esta mañana, seguimos atentos al conflicto

EL: Muchas gracias

AG: Bueno, gracias a ustedes por el espacio.