“LA CABAÑA DEL TIO TOM” Y LA HIPOCRESÍA ANTE LA ESCLAVITUD
Entrevista al profesor Andrés Freire, 16 de mayo de 2019.

El profesor Andrés Freire compartió la mañana de la 36 para hablar del Día del libro, que se celebra el 26 de mayo, fecha de creación de la primer Biblioteca el 26 de mayo de 1816. El docente de Historia señaló que este es un mes cargado de simbolismo “que me condujeron a un libro en particular “La cabaña del TioTom”, sostuvo. Es un libro que tiene muchas historias en el sentido que en la década del 60 fue muy criticado por el movimiento revolucionario negro, “Tom es un esclavo bueno, cristiano que aguanta todo tipo de humillaciones, pero en realidad no es así”. Explicó que el libro fue escrito alrededor de1850, donde poca gente sabía leer, blancos de clase media alta y plantea dilemas éticos desde una perspectiva religiosa y plantea problemas éticos actuales, como cuando se hacen colas para determinadas tiendas que llegan al Uruguay, cuyos productos se hacen en Etiopía con mano de obra esclava. El libro apela a la responsabilidad de cada uno, “yo vivo en una sociedad capitalista y donde vaya a comprar siempre hay una relación de explotación, pero de ahí a comprar mano de obra esclava, yo puedo elegir”. A continuación transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/andres-freire-16-5-2019-audios-mp3_rf_35928441_1.html

 

Hernán Salina: Siempre es un gusto recibir a nuestro invitado de hoy que es el profesor de Historia Andrés Freire. Andrés te sacude las neuronas, te hace poner a pensar y te engancha con partes de la historia que hay que conocer, ya sea de nuestro país o de cualquier punto del planeta que tiene que ver con la condición humana en definitiva, con la historia de las luchas de la humanidad, así que con Macarena estamos recibiendo al profesor Andrés Freire.
Bienvenido Andrés una vez más.

Andrés Freire: Bueno, muchas gracias.

 

HS: Hoy en realidad estamos en mayo que habitualmente, desde la escuela, hagamos memoria los que ya hace tiempo estamos alejados de ese período, se habla del mes del libro y del Día del Libro en particular en nuestro país por el 26 de mayo. Que este año, me decías, cae domingo.
Vamos a recordar primero por qué se habla del libro este mes

AF: Porque es la fecha en que se crea la primera biblioteca en el año 1816 por disposición del Protector de los Pueblos Libres.
Acordémonos que del año 1815 en adelante es el momento de mayor auge del artiguismo, es el mes de la gloria de mayo para nosotros. Porque, bueno, también se conmemora la Batalla de las Piedras; se conmemora la gloriosa insurrección del pueblo de Buenos Aires el 25 de mayo de 1810. Para nosotros es un mes cargado de simbolismo y justamente quizás por eso, o por otras circunstancias, me condujeron a este libro.

 

HS: Que empezamos haciendo una referencia local pero vamos a ir a un libro que tiene que ver con el norte de América, que siempre lo vinculamos a la idea imperialista de Estados Unidos, a lo que hace Estados Unidos sobre otros países, pero que tiene una historia riquísima donde se resumen mucho de los conflictos de la historia de la humanidad también, hoy se puede decir Andrés.

AF: Sí, en resumen, es verdad pero nosotros siempre tenemos que tener presente que una cosa son los sistemas políticos, las estructuras de dominación, por abajo muchas veces vamos a encontrar aliados y amigos.
Mira, yo tengo una amiga que es profesora de inglés y me dijo, yo me hice de izquierda cuando fui a Estados Unidos.

 

HS: ¡Mirá vos!

AF: Ahí fue cuando yo tomé consciencia de cuál era la realidad, porque compañeros que tenía ahí en Estados Unidos me lo hicieron ver. Yo me hice, ahí fue el momento.
Entonces, es una cosa que nosotros siempre tenemos que tener cuidado en eso, en separar lo que es la gente que vive, por supuesto que hay mucha gente que es muy conservadora, muy reaccionaria, pero también está de la otra, y en algunos momentos la gente de la otra puede hacer una diferencia

 

HS: Por algo, ya que estamos en mayo, el 1º de Mayo tiene que ver con luchas en Estados Unidos también.

AF: Sí, sí.

 

HS: Ahora se está dando este episodio en torno a la embajada de Venezuela donde hay yanquis muy guapos que van para adelante

AF: Si, y no es un episodio nuevo tampoco en la historia porque algunos de los protagonistas de los que vamos a hablar en su momento también tuvieron actitudes similares ¿no?
Por una vía que terminó siendo el problema racial, muchos terminaron en la lucha antiimperialista. Pero recuerda que, por ejemplo, Martin Luther King es asesinado cuando él en determinado momento decide pronunciarse públicamente contra la guerra de Vietnam, decide coordinar con sectores más radicales que estaban contra la guerra movilizados hace tiempo, ese es el momento donde se le retiran todas las protecciones, pierde toda la respetabilidad y ahí viene su asesinato

 

HS: Exactamente.
¿Bueno, pero de qué libro estamos hablando que mencionaste recién?

AF: Estamos hablando de un libro que muchos de los escuchas lo deben haber leído en su juventud, porque era un libro que a los que tenemos 40 o 40 y algo nos regalaban mucho en su versión infantil que es una versión de pocas páginas, una versión de 70 páginas en letra grande, con mucho dibujo, que es "La cabaña del tío Tom", que es un libro que tiene muchas historias, que fue escrito por Harriet Beecher Stowe.
Este libro tiene mucha historias en el sentido que en la década del 60 fue muy criticado, en movimiento revolucionario negro lo criticaba muchísimo por la aversión que tiene, porque Tom es el esclavo bueno, cristiano, que pasa rezando y que aguanta todo tipo de humillaciones y todo tipo de maltratos sin revelarse. En realidad no es tan así porque él colabora en una fuga y eso es lo que desencadena su asesinato víctima de torturas de parte de ese amo que tiene.
Pero nosotros le vamos a hacer otra mirada porque el libro no fue escrito para todo el mundo. Fue escrito en el año 1800 al rededor de la década del 50 donde muy poca gente sabía escribir, los que sabían leer y escribir eran sobre todo los blancos y sobre todo de cierta clase media. Es a ellos que está dirigido entonces el libro y tuvo un impacto terrible.
Pero es un libro que plantea dilemas éticos, desde una perspectiva religiosa como era la sociedad norteamericana en esa época, pero plantea temas éticos actuales. Yo veo cómo, por ejemplo, se hacen colas para determinadas tiendas, dicen, ah llegó a Uruguay tal marca y todos felices y todos contentos, pero cuando uno empieza a rastrear dice, ah pero estos producen en Etiopía con mano de obra esclava.
¿Entonces, cuál es tu responsabilidad? Tú tienes una responsabilidad. El libro en sí constantemente apela a la responsabilidad de cada uno ¿verdad?
Evidentemente, yo vivo en una sociedad capitalista, donde vaya a comprar siempre hay una relación de explotación, siempre hay plusvalía, pero de ahí a comprar mano de obra esclava, yo tengo mi responsabilidad, yo puedo elegir y decir, no, acá yo no entro y punto. ¿Por qué? Porque es así.

 

HS: Vos lo vinculás a ese libro partiendo de que sigue habiendo esclavitud.

AF: Por supuesto que sigue habiendo esclavitud. La esclavitud es un tema que está vinculado a la producción que hacen muchas multinacionales como H&M, como Zara, Nike lo hacía y tuvo que cambiar un poco sus políticas por la presión internacional que tuvo y las denuncias que se hicieron sobre todo en Estados Unidos. Tuvo que aceptar un código mínimo de reglas, que cada tanto se le olvida y se lo hacen recordar, pero que básicamente tienen mano de obra esclava, contratos diferidos, por ejemplo en Bangladesh. Y en este caso en Etiopía, la historia de Etiopía capaz que es la más desgraciada de todas porque Etiopía en su momento fue un país socialista o que marchaba hacia el socialismo, y a partir de la década del los 90 acompañó era deriva, y bueno, hay muchas historias ahí para hacer.
También es algo que está vinculado a una realidad que es la trata de personas, eso que en el Parlamento se está discutiendo, parece que se está discutiendo una nueva ley de prostitución y es un tema que hay que tener presente. La trata de personas, donde hay prostitución es altamente posible que haya trata atrás. De hecho lo sabemos, los uruguayos en un momento determinado, cuántas uruguayas fueron víctimas de eso y terminaron en Italia, en fin.
Y a su vez, ahora que estamos recibiendo muchos inmigrantes, es posible que la situación se dé pero al revés.

 

HS: Se aprovechan de ese contexto para...

AF: Por supuesto.
Entonces, la esclavitud es un tema vigente, no es un tema del pasado. Es más, hemos tenido denuncias, por ejemplo, cuando venían los bolivianos esos que venían a vender y de repente se encontraron 20 viviendo en una casa. Hemos tenido gente en el año 97, cuando se encontró también que tenían esclavos, tenían a 7 personas reducidas a la esclavitud en una estancia en Durazno.
O sea, no es un tema del pasado, es un tema vigente, lamentablemente es un tema vigente

 

HS: ¿Quién escribió "La cabaña del tío Tom"?

AF: Bueno, si le preguntamos a la autora -era una persona de una profunda fe religiosa- lo escribió Dios

 

HS: ¿Ah sí?

AF: Sí, ella dijo, cuando a ella la interpelaron y le dijo el presidente Lincoln, que vamos a decir la verdad, Lincoln no era abolicionista. Estamos en Estados Unidos, en la década del 50 y el presidente Lincoln cuando va a ser electo, mucho después de esto, que va a ser el que va a desencadenar la guerra, la Guerra Civil empieza por la tarifa aduanera, por una cuestión económica ente el norte y el sur.
El norte industrial quiere impuestos bajos para poder exportar y el sur necesita impuestos altos y necesita gravar menos la exportación y más la importación. Hay una lucha por la tarifa aduanera que es lo que determina la guerra, esa es la causa de la Guerra de Secesión.
El tema de la abolición de la esclavitud no estaba en consideración, fue puesto después por una minoría militante entre las cuales estaba esta mujer que se llamaba Harriet Beecher Stowe. Nació el 14 de junio de 1811, el mismo día que el Che, y falleció el 1º de julio de 1896. Este es uno de los diez libros que escribió, son libros militantes que ella escribió

 

Macarena Pintos: Le contamos a la audiencia que el libro del que estamos hablando está acá en estudio, contanos Andrés si esta es la primera edición que llegó a tus manos, si es la primera que leíste. También habíamos hablado que es una versión resumida, porque es mucho más extensa la novela

AF: Sí, mirá, esto también es un poco un homenaje a mi mamá que falleció hace pocos meses, porque esta es una versión resumida que es el que me regalaron a mí cuando tenía 8 o 9 años, y en el ambiente en que nosotros nos movíamos en aquella época, era más o menos un regalo usual a esa edad. Es la versión infantil.
Cuando yo empecé a preparar esto me encontré con el verdadero libro que es un libro de más de 500 páginas. Es un libro que me une y me ata con mi mamá y los valores que ella me transmitió, si yo estoy acá también es por la educación y los valores que recibí desde niño. Puedo decir que mi mamá me enseñó a pelear.
Pero también te puedo decir varias cosas más del libro en sí, porque esta persona, cuando escribe el libro, ella lo hace poseída por una profunda indignación moral. ¿Qué sucedía? En Estados Unidos, es esa época en los Estados del norte había esclavos todavía en algunos pero habían muy pocos. Pero en los Estados del sur se congregaba la esclavitud.

 

HS: ¿Eso tiene que ver con las formas de producción que había en cada lugar?

AF: Sí, y además había otra cosa muy interesante que es que se había prohibido el tráfico de esclavos a nivel internacional. Entonces, había estados de Estados Unidos que eran criaderos de esclavos. Criaderos de esclavos porque el esclavo no es considerado persona, es considerado cosa.
Esta situación, a su vez había un problema político que era que cada vez que se creaba un Estado nuevo, lo que sucedió por ejemplo con la anexión de Texas arrebatada a México, era que si el estado entraba dentro de los Estados libres o dentro de los Estados esclavistas. Había una competencia política entre ellos porque, si el Estado era libre podía alterar la situación, si el Estado era esclavista... Incluso hay momentos en donde hay pequeños golpes de Estado en los Estados para forzar una decisión.
Y en eso se llega a una negociación política en el Congreso, y el Congreso de Estados Unidos aprueba algunos Estados y vota en el año 1850 la ley del esclavo fugitivo, por la cual todo esclavo que huya del sur al norte tiene que ser devuelto y las personas que lo ayuden van a sufrir sanciones penales. Incluso podía terminar asesinado.
Esto entonces es una ley ante la que ella se indigna firmemente y empieza a colaborar en un periódico abolicionista, y quiero hacer una aclaración, en la mitología posterior, en el relato posterior el abolicionismo aparece como muy importante y como una de las causas de la guerra. No, el abolicionismo era algo muy pequeñito, era muy poca gente organizada, comprometida, a riesgo incluso su propia vida, que logró, con un trabajo militante de más de 10 años, 15, 20 años de militancia, logró que esas ideas de a poco fueran una minoría sustancial que en determinado momento obliga al presidente Lincoln a declarar el acta de emancipación, que no es todavía la abolición de la esclavitud, fue la emancipación de los esclavos de los Estados del sur que estaban en guerra todavía; porque había Estados esclavistas que quedaron del lado de la unión, esa esclavitud no se abolió enseguida, eso es después.
Pero este sector va agarrando fuerza luego durante la guerra.

 

HS: ¿Ella era el norte?

AF: Ella era del norte, era una persona muy religiosa, era hija de pastores, casada con un pastor. Nosotros observamos ahí que hay una vinculación con un grupo que es la sociedad de los cuáqueros, la Sociedad de los Amigos. Es un grupo fundado a partir de George Fox.
Fox era un cristiano inglés que rompe con la iglesia anglicana, con la iglesia oficial. Es perseguido, y dentro de esa persecución a los cuáqueros no les permiten ni entrar a la Universidad, ni servir en el estado ni servir en el ejército, por eso se dedican a actividades comerciales. Y tuvieron empresas importantes hasta 1970 más o menos.
Los cuáqueros son pocos, como mucho serán unas 300.000 personas en el mundo. Pero en ese momento tienen algunas características que los diferencian de otros grupos religiosos, ellos no tienen clero.
Una reunión cuáquera es una reunión en una casa de familia donde las personas que van oran en silencio y después cada uno comparte o un pedacito de la Biblia, o un salmo o un pensamiento en base a la Biblia. Eso es el culto cuáquero y se distinguen por su pacifismo y por su participación en la lucha contra la esclavitud.
Siempre fueron una fuerza bastante progresista, apoyaron los experimentos de Owen con lo que fue el socialismo utópico, el intento de su cooperativa, en la fábrica el movimiento de cooperativas...

 

HS: ¿Ellos apoyaron esa experiencia?

AF: Sí, apoyaron financieramente.
Incluso en las fábricas que tenían los cuáqueros, y estamos hablando de repente del año 1840, que las condiciones eran espantosas, ellos por ejemplo en sus fábricas tenían escuelas para los niños, tenían médicos, tenían enfermeros, tenían otras jornadas de trabajo, igual ganaban dinero pero de otra forma. Y además se caracterizaban sobre todo por su integridad, tenían una fama, en ese entonces se usaba mucho el regateo comercial y ellos no, ellos te cobraban el precio justo, pero era el precio justo, no eran como otros.
Y sus empresas prosperaron y fueron símbolo de calidad.
Mirá, un personaje famoso que es de raíz cuáquera fue Joan Baez, por ejemplo, era de una familia cuáquera

 

HS: ¡Mirá vos!

AF: Eso no quiere decir nada, Nixon también era de una familia cuáquera. Pero ahí tenés en el pacifismo de Joan Baez, en su oposición a la guerra hay algo que viene de antes, porque ellos siempre fueron pacifistas.
Y en este caso este grupo se comprometió mucho en lo que se llamó el ferrocarril subterráneo que era una red que se montó de ayudar a escapar esclavos, del sur al norte primero, y luego, cuando se hace esta ley infame, los ayudan a escaparse hasta Canadá.
El ferrocarril subterráneo, en la mitología posterior, fue magnificado como que todo el mundo estaba comprometido, no, mentira, era una pequeñísima minoría que se la jugó y que capaz que llegó a rescatar mil esclavos por año, todo muy lejos de los 100 mil que aparecen. No, eso ya sabemos que es mentira, que es el relato posterior para magnificar la posición del norte, para justificar

 

HS: ¿Y la autora de "La cabaña del tío Tom" conoció esas experiencias?

AF: Conoció esas experiencias y ella tuvo, o sea, no fue su único libro, ella conoció esas experiencias y otras experiencias más porque ya estuvo vinculada a lo que fue el feminismo. Digamos, posterior al abolicionismo, como que lograda la abolición de la esclavitud, parte del movimiento abolicionista se vuelca hacia el feminismo. Un feminismo que lo que pedía en ese entonces era la igualdad de derechos de la mujer casada.
Porque legalmente en aquella época el marido tenía derecho a pegarle a la esposa, no podía mutilarla ni matarla porque era delito, pero sí le podía dar una paliza, mientras no le arrancara un brazo, por ejemplo, no había problema.
Y además la mujer casada perdía todos sus bienes y en caso de separación por supuesto que no tenía tampoco ningún derecho sobre los hijos ni nada.
Entonces este movimiento abolicionista, de antes ya venía una relación con el feminismo y después la continúa. Es también muy interesante porque, como yo te estaba contando, este libro primero se sacó en entregas semanales, salía en un diario que se llamaba "El diario nacional", empezó a salir en un diario abolicionista.
No tuvo mucha repercusión, pero bueno, ella después lanza el libro a la venta y la verdad, es un libro de una mujer, los libros abolicionistas no estaban vendiendo en esa época, no llamaban la atención y vendió 300 mil ejemplares el primer año.
Y se hace más o menos un cálculo de que cada libro vendido equivalía a por lo menos 5 lectores, por lo menos

 

MP: Dejame agregarte Andrés que tengo el dato acá que fue el segundo libro más comprado de la época después de la Biblia

AF: Sí, y tuvo un impacto enorme en la consciencia de las personas, por los diálogos, capaz que después leemos algún pedacito, pero tuvo un impacto muy grande y tocó a muchas personas, porque es un libro que está hecho para interpelar al lector, es un libro que te interpela, te dice, bueno, tú de repente no sos así, no sos un negrero, pero tú tenés tu responsabilidad, porque tú estás manteniendo eso. ¿Qué estás haciendo tú que sos mejor persona?
Es como que yo te dijera, bueno, sí, vos no sos el que tiene una niña trabajando por  40 euros por mes en una fábrica 18 horas. Vos no sos, está bien

 

HS: Pero vos comprás

AF: Pero vos entraste y compraste, vos sos responsable, tenés la misma responsabilidad, no sos mejor persona, no te creas mejor persona

 

HS: Como cuando se plantean los boicots a productos israelíes

AF: Es exactamente la misma situación, porque de repente yo no sé, capaz que yo no sé, voy y compro, bueno. Pero si yo sé y tengo que elegir, y bueno, compro otro, ya está

 

HS: Y es interesante eso que vos decías que ella, claro, en un contexto donde quienes sabían leer eran minoría, que ella lo escribe pensando en quién va a poder leerlo

AF: Sí, y el abolicionismo era muy minoritario, porque después hay otro tema que también nos remite a veces a la posición nuestra, cuando por ejemplo te dicen, ah, porque UPM no hay más remedio, porque trae trabajo. Bueno, UPM trae trabajo pero ayer me pasaron el dato, por ejemplo, que ya se pidieron habilitación de 3 prostíbulos en Paso de los Toros.
Entonces, a ver, UPM trae trabajo pero no hay más remedio. El abolicionismo tomó una posición de principio, dijo, si está mal está mal y ningún compromiso, debe cesar y punto. Ellos lo aprendieron de los abolicionistas ingleses que cuando pedían, vamos a mejorar las condiciones de vida de los esclavos, vamos a aligerar la esclavitud, nadie les hizo caso. Entonces tomaron una posición de principios, ningún compromiso con los esclavistas y punto, ninguno. Pero si tiene que derrumbarse el país, que se derrumbe, es una posición de principios, donde ellos la toman de lo que es cierta tradición protestante del siglo XVI que es el problema frente a la autoridad también.
Porque nosotros hoy en día lamentablemente en nuestro país vemos a lo que es el cristianismo en una fuerza sumamente reaccionaria, contra los derechos de las personas, pero no siempre fue así. No siempre fue así acá en Uruguay, comentamos experiencias de pastores por ejemplo que estuvieron comprometidos con la lucha revolucionaria a su forma, con la defensa de los derechos humanos, que hicieron gestiones que obligaron. Por ejemplo, la dictadura militar uruguaya, un pastor lo contaba, este famoso, no me acuerdo del apellido, que una de las presiones que lograron en Estados Unidos era obligar a la dictadura militar uruguaya a que los presos políticos pudieran recibir en la cárcel visitas de los representantes de sus religiones.
Eso a uno le parecerá poco pero para una persona que está presa en situación de aislamiento, recibir a alguien de su confesión, da una fortaleza terrible. Y además permite que se sepan otras cosas. Esa fue la presión que ellos hicieron, por ejemplo

 

HS: Bueno, estamos con el profesor de Historia Andrés Freire tomando como punto de partida "La cabaña del tío Tom", ese libro que sin duda recomendamos. Hay que buscar, Andrés, si se encuentra la versión completa

AF: Sí, la versión digital, en pdf se puede bajar perfectamente. Igual algunos de los libros, por ejemplo el de Howard Zinn, "La otra historia de los Estados Unidos", se consigue perfectamente en pdf, socializamos el conocimiento. Además en el caso de "La cabaña del tío Tom" por los años que pasaron, es de dominio público, es una obra de dominio público, no está registrada por patentes, por nada, cualquier persona la puede usar

 

HS: Bueno, hablábamos de la autora que muchas veces queda atrás, Harriet Beecher, dabas ese camino que ella tomó. ¿Y qué pasó a partir de la publicación del libro, decías?

AF: Bueno, ella sufrió amenazas como todos los integrantes del movimiento abolicionista pero la verdad tuvo, como te decía, una gran repercusión. Tanto fue así que cuando ella, en plena Guerra de Secesión cono al presidente Lincoln, éste le dice, por culpa suya empezó la guerra. Y ella le dice que no, yo escribí porque Dios me lo inspiró, como dije al comienzo.
Y tuvo una repercusión muy grande y le dio un empujón al movimiento abolicionista.
Este movimiento la tiene a ella como protagonista y tiene otros protagonistas igualmente ricos, capaz que otro año en vez de hablar de "La cabaña del tío Tom", hay otro libro que tiene un impacto enorme en la época que es el de Frederick Douglass. Frederick Douglass es el hombre más retratado en la historia de Estados Unidos, es un personaje increíble porque él es un esclavo, se fuga, aprende a leer y a escribir prácticamente solo y pasa a ser uno de los líderes más importantes del movimiento abolicionista. Porque él comprende aparte que sí, que estaba de acuerdo pero que también los propios negros tenían que reclamar su liberación. Y él va por esa vía, logra una ascendencia también muy grande, bueno, por supuesto que a él le incendian la casa, sufre atentado, pero logra una gran ascendencia.
En un momento aparte que era muy difícil, porque otra vez volvemos a lo mismo, la posición de principios. Fíjate tú que hay un caso legal que sacude a Estados Unidos en esa época que es en 1857 que es el caso Dred Scott. Este caso es un caso terrible, Dred Scott es un negro, esclavo que con su amo fue a vivir al norte, por 4 años está en el norte. Entonces, logra unas vinculaciones y reclama jurídicamente su libertad porque él estaba en un Estado donde no había esclavitud, por lo tanto él tenía que ser libre. Que no lo puedan llevar al sur de vuelta y reclama eso.
El fallo va siguiendo diferentes instancias hasta que llega a la Corte Suprema de Estados Unidos.
Y la Corte Suprema de Estados Unidos tiene que resolver ese problema pero tiene que resolverlo teniendo en cuenta las consecuencias políticas que es que si se acaba la esclavitud puede desencadenarse la guerra. ¿Entonces qué van a hacer con Dred Scott? Además estaba la ley de esclavo fugitivo, estaba todo eso.
Muy bien, ¿qué van a hacer con Dred Scott entonces, verdad? Y la Corte Suprema de Estados Unidos hace un fallo que es infame, por 5 votos contra 2 resuelve que Dred Scott no tiene derecho a litigar porque es una cosa, por lo tanto su demanda es rechazada.
Pero es más, el fallo sigue y sigue diciendo que las personas negras ni siquiera podrían tampoco porque por más que sean libres, que pueden serlo, no son ciudadanos de los Estados Unidos, porque los padres fundadores así lo previeron.
Esto es además el fin del camino jurídico, todo lo que el abolicionismo podía insistir, que por el lado de la ley no hay solución. Ahora, ellos no bajan los brazos, al contrario, es como que cada golpe los hace más fuertes. Dicen, bueno, si no podemos ir por el lado de la ley, si hay que cambiar la Constitución, y bueno, se cambiará la Constitución.
No es que bajan los brazos, es que siguen para adelante, eso es lo más importante. Y siguen para adelante con una política que es de principio, ningún compromiso con los tratantes de esclavos, la esclavitud tiene que cesar independientemente de cuáles sean sus consecuencias.
Cuando vos me decís que pasa después con la autora, ella escribió diez libros. A ella la agraviaron la insultaron y respondió con nuevos libros denunciando la esclavitud.
Cuando se logra la abolición de la esclavitud, como les decía, ella empieza a escribir libros a favor de los derechos de la mujer casada.
Luego, como Frederick Douglass por ejemplo, también, Frederick Douglass se casa, tiene su esposa, luego ya fallece, se casa con una mujer 20 años menor que lo que lo une es la militancia política, ella es una militante feminista ¿verdad? Fue un escándalo para la época porque la familia de él no la acepta porque dice, vos te casaste, murió tu señora hace un año y te casaste, no podés.
Y la familia de ella no acepta, le dice, te casaste con un negro 20 años mayor, no podés.
A ellos no les importó porque además, aparte del vínculo afectivo que tenían, tenían un vínculo político que los unía, apoyaron la lucha de los sufraguistas, y él incluso es nombrado en determinado momento embajador en Haití. Cuando su propio país Estados Unidos invade Haití, él renuncia, él siempre se había opuesto a la invasión, renuncia, regresa a Estados Unidos a luchar contra la invasión de Haití.
Esto es porque también tiene una historia, a veces vemos a la gente, hoy que estamos en un proceso electoral, la gente prendida como una religión, porque te dicen "yo soy del Frente", bueno sí, una cosa es el pasado y otra el presente. Mira, el Partido Republicano en Estados Unidos fue en su momento el partido más avanzado de los dos, fue el partido de abolió la esclavitud, obligado pero lo fue. El Partido Demócrata era el partido de los esclavistas del sur, era eso.
Contra todo eso fue que surgió el Partido Republicano, y era un partido de principios, era. Ya a los 20 años era una maquinaria electoral y ahora es lo que es, pero las cosas van cambiando en el tiempo. Te lo digo para vincularlo con la actualidad, el Frente Amplio era una fuerza antiimperialista, era una fuerza popular, era una fuerza del campo popular, ahora votó la ley antiterrorista y manda a las tropas, a donde sea que le pidan que mande soldados, manda

 

HS: Y así podríamos tener tantos ejemplos en el mundo

MP: Sí, en cuanto a la versión en pdf del libro pueden encontrarlo, como decía Andrés, es de dominio público, googleando "La cabaña del tío Tom" ya les aparece. Y sino directamente en www.dominiopublico.es le aparece la versión completa de 521 páginas así que lo pueden ver.
 Andrés, vos que sos un hombre de conocimiento, un hombre de libros, no es lo mismo leer un libro en pdf que un libro impreso, tener el contacto con el libro, tener esa edición

AF: Por supuesto

 

MP: ¿Se podrá conseguir decís? Puede ser un libro usado en la feria de Tristán Narvaja

AF: Libros usados, se consigue sí. Se consigue porque, ya te digo, hace 40 años era un libro que circulaba muchísimo, que todos lo teníamos y se puede conseguir sí. La versión infantil que es la que circuló más, ese libro se transformó en un clásico infantil después con el tiempo y fue editado muchas veces más.
Yo te quería leer un pedacito del libro ahora, del libro original que a mí me impactó muchísimo que es la apelación al lector. Ese pedacito se va en un momento en el cual Tom es vendido como esclavo, porque en el libro aparecen muchos tratantes de esclavos, muchos dueños, muchas personas, acuérdense a quién está dirigido.
Entonces incluso dice, así como no todos los patrones son iguales, no todos los amos de esclavos son iguales. Había amos de esclavos que los trataban con cierta decencia y otros que no, la gran mayoría que no, y esa es la verdad, los explotaban, los violaban, los abusaban, hay toda una cantidad de historias terribles.
Pero hay un incidente que se narra en el libro donde Tom es vendido, va en el barco y va con una muchacha. La muchacha tiene un bebé de 9 meses y el tratando de esclavos se pone de acuerdo en el barco con otro y le dice, mira, te vendo el bebé, sólo te vendo el bebé.
Y le dice, sí, porque yo preciso, tenía una cocinera muy buena que tenía un bebé y se le murió, la cocinera está deprimida y no cocina como antes. Entonces si yo le llevo otro bebé para que críe ella va a estar mejor

 

HS: Qué tremendo...

AF: Muy bien, la situación es que entonces de madrugada dicen vamos a hacer así, para el barco para que no haya escándalo, vos te bajás con el bebé cuando esté durmiendo, la madre no se va a dar cuenta y está.
De madrugada le sacan el bebé, la madre se da cuenta y a pesar de que Tom la trata de consolar, se suicida, se sienta en la barandilla del barco y se tira para atrás.
Entonces, la autora nos cuenta eso, y esto que nos cuenta aparte es real, porque ella si bien nunca fue al sur sí habló con un montón de esclavos antes de escribir y de ex esclavos, todo lo que cuenta son experiencias reales.
Entonces, describe al negrero, lo describe como es, una persona repugnante.
Y en esto quiero ser muy claro en una cosa, nosotros también tenemos una deuda, cada vez que voy a la Ciudad Vieja y paso por el hospital Maciel, el padre de los pobres, bueno, ¿pero cómo hizo su fortuna Maciel? Maciel era tratante de negros.
Fíjense, ¿15 años de gobierno progresista y no hubo alguien que fuera capaz de sacar ese nombre? Porque era el padre de los pobres, porque ayudó. ¿Pero cómo hizo su fortuna? Era un tratante de negros, nada más.
Pero dice, les voy a leer un pedacito, "El negrero es un ser repugnante ¿verdad? Tan insensible, terrible, nadie tiene buena opinión de los tratantes, son despreciados por todo el mundo, no son recibidos por la gente bien. Pero señor, ¿quién hace al tratante? ¿Quién tiene la mayor parte de la culpa? El hombre ilustrado, culto, inteligente que apoya el sistema de que el tratante es el resultado inevitable o el mismo tratante.
Usted hace la regulación pública que permite su oficio, y a él lo corrompe y pervierte hasta que ya no se avergüenza de ello.
¿En qué es mejor usted que él? Usted es educado e él ignorante, usted es enaltecido y él es rastrero, usted es refinado y él es basto, usted tiene talento y él no. Y en el día de un juicio a futuro, estas mismas consideraciones pueden inclinar el balance a favor de él y no de usted. Al concluir estos pequeños incidentes de comercio legítimo, debemos rogar al mundo que no piense que el legislador estadounidense carece de humanidad como se podrá inferir injustamente en los grandes esfuerzos realizados.
¿A quién está apelando acá? Está apelando al lector, le dice, usted tiene responsabilidad, usted es el responsable, el otro ya sabemos lo que es.
Si ahora habláramos de alguien que está en una fábrica haciendo trabajar a gente por 40 euros la hora, que no pueden ni ir al baño, que no pueden sindicalizarse, que mueren en un accidente y nadie se hace responsable, ¿qué podemos decir de esas personas? ¿Pero y el resto? ¿Y los que son cultos, y los que son ilustrados, el consumidor uruguayo?

HS: ¿Cómo hacía ella esa apelación, digo por la estructura, ponía como esas reflexiones cada tanto en el libro?

AF: Sí, es parte del libro, después podemos leer otro pedacito también, están presentes constantemente a lo largo del libro, pero no como un mazacote sino en el momento que la persona sintió el impacto emocional de ese secuestro del niño, de ese suicidio, bueno, ahí viene eso y es una apelación muy fuerte. Por algo el libro movió muchas consciencias

 

HS: Nos quedan unos minutos para redondear esta historia la verdad que apasionante que nos trajo Andrés partiendo de "La cabaña del tío Tom".
Precisamente Víctor escribe, dice, "Buen día para todos y para el profesor Freire. Cuando tenía 10 años me regalaron 2 libros, uno era "Las aventuras de Tom Sawyer" y el otro era "La cabaña del tío Tom". Era un librito de unas 50 páginas de tapas duras color marrón. Cuando lo empecé a leer recuero que tuve que suspender su lectura porque me provocó mucha tristeza para retomarla al mes".
Hugo Mazzi dice, "Esto que acaba de leer Andrés puede asemejarse a la Ley de Caducidad, los torturadores y el actual gobierno progresista".
Y Ángel Vera dice, "Gracias por ese aporte, hay algunas películas de los cuáqueros y su vida muy cerrada, pero a nivel empresarial la marca Quaker creo que tiene una serie de fábricas que tienen como epicentro a los cereales y al pescado. Aquí tuvieron la fábrica Puritas y en Brasil Coqueiro"

AF: Sí, pero ya en 1970 más o menos fueron todas vendidas, ya no. Porque además ahora se pueden dedicar, al caer todas esas prohibiciones, se pudieron dedicar a otras cosas y las empresas fueron casi todas vendidas

 

HS: Mirá, me acordé de él cuando estabas hablando y ahora está escribiendo, desde Estados Unidos Gustavo Rodríguez, compañero nuestro. ¿Sabés por qué me acordé? Cuando vos nombraste a Joan Baez porque hace pocos días Gustavo estuvo en un concierto con su compañera Laura y nos estuvo mandando imágenes muy emocionado del concierto de Joan Baez que vos mencionabas de origen familiar cuáquero entonces

MP: Andrés Freire, el profesor que nos trajo aquí la versión resumida de "La cabaña del tío Tom", la versión infantil. Y aprovecho para decirles que la Biblioteca Nacional este año se prepara para volver a inaugurar luego de más de 34 años la nueva sala infantil y juvenil. La importancia de acercarles los libros a los niños.
Y acá está la oportunidad en esta versión infantil que trajo el profesor acá al estudio

 

HS: ¡Mirá qué buena noticia! Que le den los recursos a la biblioteca pobre que siempre está reclamando.
Además en la necesidad de conservación de tantos libros que tiene

AF: Viste que acá también hay otra cosa constantemente del libro que es que nos interpela desde el punto de vista de qué es lo que nosotros tenemos que hacer cuando estamos frente a un imperativo categórico ¿verdad? Muchas veces es la excusa y no estamos hablando de torturadores ni asesinos sino de situaciones de la vida cotidiana donde se dice, la excusa es, yo obedecí la orden, la ley dice esto.
Entonces a mí me gusta mucho también un párrafo donde el marido, que es el senador, llegó de votar la ley del esclavo fugitivo y le empieza a dar todos los argumentos políticos de por qué los votó, que no había más remedio y ella le dice, ¿cómo votaste algo así? Votaste una ley malvada, ultrajante, abominable, y yo la voy a quebrar en la primera oportunidad que tenga. Y espero tener esa oportunidad, ¿a dónde van a ir a parar esos esclavos que están huyendo si nadie les da una cena caliente, si nadie les da una cama?
Y el marido le dice, y bueno, tenemos que respetar la ley.
Y ella le contesta, no, yo me voy a respetar la ley de Dios que me dice que tengo que darle de comer al hambriento, que tengo que proteger al peregrino, me atengo a eso.
Que si lo formulamos en términos laicos vamos a decir lo mismo, ¿qué hacemos, cómo actuamos cuando estamos frente a un imperativo categórico, cuando tenemos que optar ente una opción que es ética?
Por eso te digo que esto nos lleva a muchos terrenos de actualidad. Yo te voy a decir una cosa, a mí a veces me da vergüenza escuchar las transmisiones parlamentarias, ¿cómo puede ser que alguien diga que esto es malo y lo vota? ¿Qué clase de persona es?

 

HS: Como pasó ayer con el envío de tropas

AF: Como pasó ayer, si es malo, si yo estoy convencido de que eso es malo, mi responsabilidad como ciudadano es levanto la mano en contra porque es malo. Yo puedo respetar al que está convencido, bueno, capaz que piensa que es lo mejor, está bien. ¿Pero entones qué estamos, vanagloriando, estamos apoyando una doble moral? Si es malo, si yo estoy convencido de que es malo, voto en contra, esto es lo que te va a decir la ética.
Yo les digo también para los electores que están escuchando que sepan que nuestro diputado cuando algo es malo, vota en contra. Y si vota a favor es porque está convencido de que es bueno y punto.
Lo otro es hipocresía, es doble moral y es algo que ya desafía la más elemental ética

 

HS: Cálculo electoral en este tiempo ¿no?

AF: Ni siquiera, ni siquiera, es miedo a perder privilegios, miedo a que te castiguen después y te digan te doy 10 carguitos menos, 5 carguitos menos. Esto es un imperativo ético, cuando es la ética lo que está en juego tú tenés que poner la ética por delante.
Ahora, si estás convencido de que es malo, tú tenés que oponerte a eso

 

HS: Sí, porque en definitiva lo que decía como cálculo electoral, ¿qué es? ¿Cómo se traduce para esa persona muchas veces? Bueno, la posibilidad de que yo siga acá en el Paramento, o el cargo, o los familiares, para cada uno de los que votan se traduce en cosas concretas también

AF: Por supuesto

 

HS: Bueno, Andrés, tenemos que ir cerrando la recomendación entonces. Ya Macarena daba una dirección de internet que era dominiopublico.es, yo no conocía eso o no recordaba

AF: Sí, y también está muy bueno el libro, que también es del dominio público, de Frederick Douglass, "Vida de un esclavo norteamericano"

 

HS: Que como decíamos, ojalá, si encontrase el libro impreso, mejor ¿no? defender el libro impreso

AF: Sí, defender el libro impreso, pero bueno, nos vamos a apropiar del conocimiento para usarlos a nuestro favor

 

HS: Profesor Andrés Freire, como siempre un gustazo recibirlo y que sea pronto la próxima

AF: Gracias.