CAOS E INCERTIDUMBRE: LO QUE PROVOCA LA LLEGADA DE UPM AL PUERTO DE MONTEVIDEO
Informe de José Luis Vázquez en ‘Mañanas de Radio’, miércoles 24 de julio de 2019.

 
CX36 presenció la mudanza del dique flotante Tsakos. Caos operativo por traslado de Tsakos y Muelle de Pesca Nacional. En el siguiente enlace puede ver en video esta operativa:
https://archive.org/details/whatsappvideo20190722at14.22.47

Operadores portuarios, proveedores y trabajadores relataron la caótica situación que debieron vivir los últimos días ante la llegada de la multinacional UPM al Puerto de Montevideo. La empresa finlandesa -que confirmó oficialmente el martes 23 que construirá su segunda planta en Uruguay- se queda con nueve hectáreas del puerto capitalino, en una zona que cuenta con la mejor ubicación y toda la infraestructura para la operativa; desplazando a los trabajadores que cumplen su labor en el Puerto para atender a la flota de pesca nacional. Desde las 00:00 horas del 25 de julio esas nueve hectáreas quedan desocupadas totalmente a la espera de que UPM las ocupe, en tanto los trabajadores, los proveedores y los operadores portuarios que atienden la flota pesquera pasan cumplir sus tareas en un tercio del espacio que tenían hasta ahora. Además, la Industria Pesquera uruguaya fue desplazada del Muelle Mántaras a los Muelles 10 y 11, significativamente más chicos y en donde no existe ningún tipo de infraestructura ni servicios como agua o electricidad. Transcribimos este informe completo que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/joseluisvazquezumppuerto

 

Macarena Pintos: Hoy tenemos como invitado del día a nuestro compañero de trabajo José Luis Vázquez.
¿Cómo estás? Buen día

José Luis Vázquez: Muy bien, encantado, muchas gracias.
Vamos a iniciar con una de las consecuencias que tiene la llegada de UPM a nuestro país, en realidad escuchando hoy lo que hablaba el ingeniero Guillermo Franchi, en realidad ya hace 30 años que está UPM, o sea, los beneficios que tiene UPM, porque estamos subsidiando, es real, desde la forestación, desde el primer arbolito que vino a acá, ya estamos subsidiando desde hace 30 años. Algo que no sucede con nadie más en el país está sucediendo con UPM.
UPM no llega hoy como caído de cielo sino que está, fundamentalmente lo estamos subsidiando desde hace muchísimos años.
Pero bueno, una consecuencia más que tiene ahora con este emprendimiento son los cambios que se están dando en el puerto de Montevideo. Mañana se va a firmar el acuerdo para la construcción de la terminal portuaria que son 9 hectáreas que le están dando a UPM en el puerto de Montevideo que es mucho, es mucho territorio. Para la gente que más o menos quiere saber de qué se trata, las 9 hectáreas que le van a corresponder a UPM es toda la parte del frente que da al frente de la Torre de las Telecomunicaciones allí, la parte de la Rambla. Esa parte que va desde la central Batlle prácticamente hasta el codo que después agarra en AFE, toda esa parte, esas 9 hectáreas van a ser todas para la multinacional UPM.
Allí lo que había, algunas cosas están saliendo en este momento, he hablado por teléfono esta mañana con algunos de los operadores portuarios, con algunos de los funcionarios del puerto, están sacando todo de los galpones allí, están saliendo las oficinas que hay de la DINARA (Dirección Nacional de Recursos Acuáticos), por ejemplo, del Ministerio el Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), los locales que tiene el sindicato de pescadores, los operadores portuarios, los funcionarios del puerto que proveen de luz, que proveen de agua potable a los barcos, que proveen de luz eléctrica a los barcos, todo eso tiene que salir, y los operadores portuarios que tienen toda su maquinaria y sus implementos de trabajo los tienen en los galpones esos, tienen que sacar todo y hoy es el último día.

 

MP: ¿Y eso está previsto para dónde se traslada, dónde se van a instalar esas oficinas, a dónde se lleva esa maquinaria?

JLV: Sí, tienen un lugar, ellos tienen toda esa parte que tienen desde la Central Batlle hasta AFE que son como 3, 4 o 5 cuadras, por lo menos 3 o 4 cuadras hay, todo ese territorio portuario que tiene la pesca nacional y estaba el dique flotante Tsakos también que lo cambiaron de lugar, todo eso son unos 400 m. Y ahora le van a dar, por ejemplo, para la pesca nacional tienen, yo no sé pero deben ser 40 m. que le dieron.
Por ejemplo, yo saqué los metros porque, por ejemplo, las bita, bita le llaman a los pilotes esos donde se amarran los barcos, de bita a bita hay 25 m. en el puerto, entonces yo saqué la cuenta, no llega a 3 bitas. Entonces, sacando la cuenta, calculo que deben ser 40 o 50 m. que tienen para ubicar todo el muelle de la pesca nacional.
Creo que no les va a dar.

 

MP: Media cuadra más o menos.

JLV: Exactamente, yo creo que eso no les va a dar.
Además me decían hace un rato que están ubicándose los barcos grandes, los barcos de altura. Me dice, los barcos de altura ellos le llaman a los barcos que pescan la merluza por ejemplo, y los barcos de media altura son los que pescan la corvina, dice, de los barcos de media altura no hay ninguno porque están todos pescando ahora, los que están son los barcos grandes, los que pescan merluza, los de altura están, hay 2 o 3 y agarran todo el espacio. Todavía no entraron los barcos de media altura.

 

Diego Martínez: O sea que ese va a ser otro problema, el tema de la ubicación posterior

JLV: Y no tienen lugar, pero eso es en el agua.
Arriba tienen menos lugar, cuando lleguen los camiones de combustible, cuando lleguen los camiones que proveen de hielo, que traen alimentos para los barcos, y si se les ocurre llegar a todos juntos, no entran, entran 2 o 3 nada más. Los camiones de combustible tienen 30 m., no tienen lugar ahí.
Pero después la gente no tiene lugar, no hay baños.
Yo creo que no se pensó bien esto.
Vamos a comenzar a escuchar a uno de los operadores portuarios, se llama Jorge Bigi, habla de lo que significa la pesca nacional y de algunos cambios. Con él vamos a escuchar que se refiere a ese tema.
Jorge Bigi, operador portuario desde hace 40 años

Jorge Bigi: En pocos días es una incertidumbre, ni siquiera sabemos si vamos a poder operar debido a que ANP nos comunicó que necesita el muelle Mántaras para la operativa de UPM. Directamente nos han echado de acá, nos dieron parte del muelle 11 y del 10 que es menos de la mitad del espacio que actualmente ocupamos.
O sea que, no es qué va a pasar dentro de unos días, ya está pasando, nos echan de acá. Usted si quiere lo ve, estamos sacando todo.

 

JLV: ¿Cuál es la tarea que cumplen ustedes acá?

JB: Nosotros cumplimos la tarea de recibir los barcos, de descargarlos, alistarlos, prepararlos para su zarpe, hacer las gestiones administrativas correspondientes, esa es nuestra función.

 

JLV: ¿Y cuántos años hace que están haciendo esa tarea?

JB: 40 años

 

JLV: ¿A cuánta gente afecta este cambio?

JB: Y, afecta a mucha gente, porque de trabajos directos son mínimo alrededor de 500 personas entre todos los barcos. Y a su vez en forma indirecta, bastante más que eso

 

JLV: El movimiento económico, de plata

JB: Es un movimiento importante, no cubro la parte contable.
Pero hay un elemento que es más importante que el contable, los barcos de pesca son los que marcan la jurisdicción y representan al país. Las 300 millas náuticas las tenemos porque los barcos pesqueros están en el mar. Si estos barcos pesqueros dejaran de estar en el mar, no tendríamos esas 300 millas, perderíamos territorio. O sea, ¿cuál es el juego, UPM con papel o nuestra bandera uruguaya con territorio? Esa es la ecuación

 

JLV: ¿Y en qué cambia el lugar que tienen? Más allá de que usted me dice que es la mitad del espacio, ¿en qué varía el trabajo si ustedes van al 10 y 11?

JB: Varía en lo siguiente, que el puerto de Montevideo, la parte de 10 y 11, o sea del muelle 1 al 11 y el C, son muelles de uso comercial.
¿A qué le llamamos comercial? Se reciben contenedores, granos, madera, barco de pasajeros.
De barco de pasajeros hay previsto 400 amarres a partir de setiembre. Es decir, que por más buena voluntad que la ANP ponga, es imposible que podamos trabajar, porque va a necesitar esos muelles para los insumos que ya le dije, incluido pasajeros ¿no?

 

JLV: En segundo o tercer plano la pesca nacional.

JB: En último, sin ninguna duda en último.

 

JLV: Bueno, ¿y eso no tiene ninguna explicación hasta el momento?

JB: A nosotros no nos dieron explicaciones, nos dieron directivas, ustedes se van en tal fecha, se mueven en tal fecha, van para acá y van para allá.

 

JLV: Usted me dijo, "nos echaron".

JB: Nos echaron, esa es la palabra

 

JLV: ¿Es tal cual?

JB: Sí, sí, absolutamente, absolutamente.
La única cosa que nos dijeron fue "son órdenes superiores", esa fue la explicación, la única que se utilizó, "órdenes superiores, viene de arriba"

 

DM: Bueno, ahí estábamos escuchando este testimonio que decía, nos echaron por órdenes superiores, la pesca está en último lugar, la pesca no es importante sólo por el que después deriva en que podemos comer pescado sino en todo lo que significa desde el punto de vista de la soberanía, en lo que marca también de la presencia de los uruguayos en el mar, muchas cosas muy importantes

JLV: Quiero explicar algo que decía él porque dice, ¿por qué en último lugar? Porque les tocó el lugar que les dieron que es, ellos estaban frente a la Torre de las Telecomunicaciones, el muelle Mántaras, y ahora los corrieron para un lugar que está del otro lado entre el muelle 10 y 11 que es frente a la terminal de ómnibus de Río Branco, la entrada que hay al puerto por la calle Florida digamos, por ahí.
Allí fue el dique flotante Tsakos y al lado están ellos, en esas 3 bitas que marcan unos 50 m. allí está el muelle de la pesca nacional.
Está al lado del muelle donde están los barcos denominados comerciales, que son los barcos graneleros, los barcos de contenedores y también ingresan los barcos con pasajeros y los cruceros turísticos.
Entonces, ellos dicen, estamos en último lugar porque ahora los van a atender a ellos que llegan al muelle y si hay 10 barcos comerciales y hay 1 de la pesca nacional, éste queda último

 

DM: Co los cruceros ni hablar

JLV: Atienden primero a los barcos comerciales, atienden los cruceros y después, en último lugar la pesca nacional, siempre va a quedar en último lugar.
En cambio, en el lugar a donde están hasta ahora, hasta hoy...

 

DM: La competencia era menor

JLV: No, no hay, ellos llegan y hacen así, llegan al muro y hacen así y aparecen los funcionarios, le traen luz, le traen agua, le traen alimentos. Dice, ¿cuándo te vas? Me voy mañana, ya le cargan todo, queda pronto el barco, llegan y los atienden. Ahora no va a ser así, quedan en último lugar. Ellos dicen que están liquidando la pesca nacional.
Pero además, un dato menor, tienen temor porque va a venir el puerto chino para Puntas de Sayago, que es un puerto pesquero, de la pesca de los 400 o 500 barcos de pesca chinos que hay en América del Sur
Bueno, hay otras situaciones que se dan en el puerto que tampoco tuvieron en cuenta, no las tienen en cuenta aún hoy. Nosotros decimos que los trabajadores no tienen lugar, no hay baños, no tienen agua, no tienen luz en este momento en el lugar que les tocó y, por ejemplo, los que trabajan los rederos tienen una importancia grande allí para la pesca nacional. El redero se encarga de hacer redes nuevas, de tejer, de reparar las redes que se rompen, y precisa espacio, imagínense ustedes las redes lo grandes que son, precisan espacio.
Espacio y un lugar, no lo pueden hacer en el campo, en una calle, tienen que tener un local importante.
Ahora no lo van a poder hacer adentro del puerto eso. Hace 15 años que Sergio García está adentro del puerto trabajando, reparando las redes, poniendo máquinas que tejen las redes y no tiene lugar. Ahora después lo vamos a escuchar.
Estamos en contacto ahora telefónico con otro operador portuario, en este caso es Héctor Cotelo que está por allí.
Héctor, buen día. ¿Cómo te va?

Héctor Cotelo: Hola Vázquez. ¿Cómo andás?

 

JLV: Bien, bien.
Bueno, se que estás muy ocupado ahora pero quería tener la palabra tuya, ¿qué es lo que está sucediendo en este momento? Ilustrale un poco a la audiencia lo que está pasando en este momento en el puerto

HC: Bueno, mirá, ya no estamos, tenemos plazo hasta hoy para sacar los barcos, dejar todos los muelles libres, tenemos plazo hasta hoy para dejar los galpones, que los usábamos para tener los talleres nuestros, ya nos estamos trasladando todos para el sector comercial que fue el que nos dieron. Digamos, perdemos el muelle pesquero y pasamos al sector comercial que es entre el 10 y el 11, para que tengan una idea más o menos frente a Florida.
Allá pusimos los containers, no tenemos luz, no tenemos agua, hablo de la operativa de los talleres.
De la operativa de muelle en sí, se llevaron todos los barcos de altura que son los merluceros grandes, y la flota de barcos chicos, o sea los barcos costeros que son los que pescan corvinas, estamos todavía acá.
Hoy, a partir de las 10 de la mañana, va a operar un merlucero, el Promopez, no tenemos experiencia todavía en la descarga, esta va a ser la primera descarga que vamos a hacer, nos dijeron que vamos a tener 220 para poder enganchar los guinches que trabajan con 220 y el barco. Hasta que no arranquemos y veamos qué podemos hacer, estamos todos esperando que arranque el Promopez que es un barco que está entre el barco de altura y el barco de costa, es un merlucero chico digamos

 

JLV: Intermedio

HC: Intermedio, esa es la palabra.
Pero usan muchos feriantes, porque hay (...) descarga, una que se vende en el muelle directamente, el caso de esta gente que no tiene planta. En la empresa que trabajo tengo planta, cargo el camión y lo mando a planta.
¿Qué quiere decir esto? Que este hombre puede tener 10 o 12 camiones ahí en ese lugar, bueno, y vamos a ver si no se corta, en qué puede influir en la operativa portuaria.
Así que, José Luis, en este momento estamos todos acá, estamos terminando de alistar los barcos que quedaron acá para sacarlos al mar hoy de tarde, y estamos terminando la mudanza.
Si querés después te puedo ir contando a ver qué resulta con todo esto...

JLV: Claro, pero contestame ahora, ¿ustedes dónde guardan las cosas?

HC: En los containers. Tuvimos que comprar containers y estamos guardando todo allí.
Más o menos entre nosotros nos fuimos repartiendo, digamos, a nosotros nos marcaron un espacio y entre nosotros nos estamos acomodando, unos tienen dos containers, otros tienen uno y de ahí nos ponemos de acuerdo, nos estamos ordenando dentro del espacio que nos dieron.
Otros problema que tenemos, que no sé en qué va a quedar porque están dando vueltas para arriba y para abajo es el redero. Para nosotros la red es nuestra arma, por lo general la red todo viaje que viene hay que repasarla, bajarla, bueno, trabajarla

 

JLV: Claro, y es fundamental que el redero esté adentro del puerto también

HC: Y sí, lógico, sino tenemos que sacar todo, que no sabemos hasta dónde y es todo un trámite de Aduana, que se hace, no es una cosa que socorro, pero demora mucho el traslado

 

JLV: ¿Y el redero ahí, a dónde va a poner las máquinas? Porque también tiene máquinas, precisa un espacio

HC: Sí, el hombre tiene desparramado por todos lados. Ponele, en un campo que tenga algún amigo, campo en el sentido de un fondo. Escuchame, el pobre hombre está desarmado, estamos tratando todos, porque nos sirve a todos, de ayudarlo. Porque si vos no ayudás a esa persona que para vos es tu mano derecha, izquierda y todo, sos tonto ¿no?
Pero en eso están los armadores, nosotros, cambiamos ideas, fuimos a ver un galpón, es chico porque necesitás cierta dimensión, bueno, más o menos los puntos neurálgicos son estos.
Y después el asunto de la descarga y la operativa portuaria en sí, de descarga (...) te vamos a ir contando José Luis

 

JLV: Bien Héctor. Una última pregunta, si llegaran todos los barcos o una buena parte de los barcos, por ejemplo, un día de temporal que los barcos entran todos a muelle y se quedan ahí, ¿el lugar da?

HC: Mirá, yo te iba a contestar un disparate pero no puedo. No, no, es imposible, imposible bajo todo punto de vista, imposible porque tenemos que ver de dónde sopla el viento para que no se golpeen los barcos. No vamos a tener muro, podemos tener uno a muro y después ir colgando como decimos nosotros.
Pero no, si entran todos juntos no, escuchame, colapsamos

 

 

DM: ¿Cuánto espacio tenían antes en el otro muelle y cuánto tienen ahora?

HC: El de ahora no sé, perdimos la mitad del espacio más o menos. Es más como están puestos los barcos hoy nos queda un 40% de lo que teníamos para operar los barcos chicos.

 

JLV: Perdieron mucho, hoy tienen un tercio de lo que tenían.

HC: Exactamente.

 

JLV: Héctor muchas gracias, en la tarde hablamos a ver cómo sigue la cosa.

HC: Si sobrevivimos a esto te contesto.
Hasta luego.

 

JLV: Ahí teníamos a Héctor Cotelo, uno de los 18 operadores portuarios que hay trabajando en el Puerto en medio del caos.
Seguimos con las consecuencias que tiene la llegada de una multinacional al Puerto de Montevideo, que desplaza al trabajo nacional.
Estamos en contacto ahora con proveedores de la pesca nacional, en este caso estamos hablando con Juan Carlos Horbal, de Transportes Horbal.
Buen día, Juan Carlos.

Juan Carlos Horbal: Buen día.

 

JLV: Estamos tratando de ilustrar a la audiencia sobre las consecuencias de la llegada de UPM al puerto capitalino, pero contame cuál es el trabajo que vos desempeñas allí.

JCH: Nosotros trabajando hace más de 20 años acá trayendo el hielo para los barcos pesqueros de bandera nacional, acá en el muelle Mántaras y nos vemos involucrados en todos estos cambios que están haciendo acá de la noche a la mañana, sacándonos del muelle Mántaras y se supone que vamos a ir a trabajar al Muelle 11 o al 10. La verdad que es un caos, una locura, no hay espacio, no hay infraestructura.
Para que te hagas una idea, nosotros tenemos acá en el Mántaras un lugar en el que podemos atracar ampliamente con los camiones parta hacer la descarga del hielo y donde vamos a estar operando no vamos a tener espacio suficiente para hacer la maniobra.

 

JLV: ¿Has ido al muelle 10 o al 11, has trabajado allí?

JCH: Actualmente no, hace muchos años, cuando le dejamos de trabajar a la empresa Fripur. Antes se operaba ahí pero se tenía otra infraestructura, tenían un tornillo de descarga que era menos problemático, porque vos no podías cortar el tránsito de la vía. Entonces, viene Prefectura y te pide que no tranques, pero es imposible no trancar cuando tenés  que descargar. Va a ser un gran problema también.
Hoy estoy descargando en el Mántaras, donde tenemos un amplio espacio, allá no sabemos cómo vamos a terminar operando.

 

JLV: ¿Hoy es el último día que hay para cambiarse?

JCH: Si, tal cual, hoy a las 0 horas no puede quedar absolutamente nada en el muelle Mántaras,  es lo que han dicho. Técnicamente a mi nadie me informó, nadie me dijo nada ni como transportista ni como empresa que hace años estamos acá.

 

JLV: Hace veinte años vos pero antes estaba tu papá. ¿Tu papá cuantos años estuvo?

JCH: Y, desde los comienzos de Fripur allá por el ’73 o ’75 él ya operaba con su camioncito acá.

 

JLV: ¡Qué te parece!
Juan Carlos, te libero porque se que estás trabajando.
Muchas Gracias.

JCH: Muchas gracias y a las órdenes.

 

DM: Bueno, ahí teníamos otro testimonio de esta situación, con cambios que no permiten ningún tipo de respuesta que uno pueda acondicionarse o buscar una alternativa. Les dicen se tienen que ir y el plazo es tal.

JLV: El redero está enloquecido, no sabe lo qué va a hacer. Se llama Sergio García y nos decía esto:

“JLV: ¿Cuánto hace que trabaja acá?

Sergio García: Adentro del muelle hace 15 años que tenemos el taller donde reparamos las redes de los barcos pesqueros, de la flota de bandera nacional.

 

JLV: Y ahora que viene UPM ¿para dónde van ustedes?

SG: Y no tenemos un lugar asignado y el lugar que nos está asignando es para trabajar a la intemperie, arriba de un muro que no tenemos donde instalar una maquina ni nada, queda todo a la intemperie. Nos habían prometido un galpón pero nunca se llegó a concretar y ahora vinieron y nos dieron 5 días para dejar los galpones libres, sino lo que quede adentro de los galpones después del miércoles no lo podemos tocar más.

 

JLV: ¿Y a dónde van a ir?

SG: No tenemos donde ir a reparar. En este momento no tenemos como brindarle un servicio a los barcos porque no tenemos un depósito donde trabajar.”

 

JLV: Ahí tenían otro testimonio, en este caso del redero.
Y no tienen lugar para trabajar, los transportistas lo decía Horbal, no tiene lugar como para descargar y si atracas viene Prefectura y te saca, porque no podés obstaculizar las vías. Y el redero lo mismo, no le dan un lugar adecuado para trabajar, imaginate que llueve, ¿cómo hace para trabajar con las máquinas?
No se pueden arreglar redes a la intemperie.

 

DM: Lo que queda claro es que los trabajadores no están festejando. Ese festejo que hoy publica Presidencia no es de los trabajadores.
 
JLV: Y la orden la da ¿quién?
Además, hemos hablado de que llega UPM que genera pocos puestos de trabajo y desplaza otros y cuando se dice eso, se habla del campo, que desplaza a gente que trabaja en el campo. Pero acá también. Hay otros trabajadores que son desplazados que debemos agregar a los de la agricultura, la ganadería, la agropecuaria en general, hay que agregar a estos, los de la pesca en general.
Pero seguimos, ahora vamos a escuchar a funcionarios de la Administración Nacional de Puertos, hablamos con José Guanco, sobre lo que está pasando en la operativa portuaria:  

“JLV: ¿Qué está pasando en el Puerto?

José Guanco: Hoy por hoy estamos en una encrucijada, en la que están mudando la Industria de la Pesca de forma muy desprolija en aras de darle entrada a una multinacional. Es tan desprolijo que hasta los propios funcionarios de la ANP van a ser mudados de forma muy, muy desprolija; y con riesgos de rebaja de salarios, etc. O sea, no se trata sólo de afectarnos a cada uno de nosotros sino que si lo miramos más amplio el tema, hasta se trata de devastar una Industria. Porque vamos a dar muy pésimos servicios,  de todos los servicios que tenemos acá como agua, electricidad, en fin; y las condiciones en que se está dando esta mudanza son tétricas y para darle un toque final, es un golpe de gracia a la Industria de la Pesca.

 

JLV: ¿Cuántos trabajadores se ven afectados? ¿Cuántas empresas?

JG: Empresas, más o menos por arriba, son más de 15 o 20 empresas. Porque no es sólo las empresas que tiene sus buques, sino las que dan el hielo, las que dan alimentos a los barcos que salen a navegar, los frigoríficos, etc. Yo no se, pero estamos hablando de más de diez mil personas afectadas directamente.

 

JLV: ¿Cuál es el mayor problema que se crea con la mudanza?

JG: Con la mudanza, primero un desorden caótico en lo que es la operativa portuaria y más para la Industria de la Pesca. Porque se van a mudar a otros muelles, para lo que les dan unos días y al lugar que los van a mudar por ejemplo electricidad no hay, servicio de agua no tiene; pueden ser algo de muros, pero los tiempos son totalmente diferentes acá, en este tipo de rambla que donde se van a mudar, eso significa que las empresas van a tener menos tiempo para hacer su operativa y por lo tanto, los costos serán más altos. Entonces, ya por ese lado es muy devastador.

 

JLV: Los cambios de los que más se habla es el del muelle de la pesca nacional. ¿A dónde iría?

JG: Iría, más o menos para ubicarte: Rambla Portuaria y Florida, un poco más hacia el Este. Hoy está frente a lo que es la calle Colombia, donde está la Torre de Antel.

JLV: ¿Qué pasó con el dique flotante Tsakos?

JG: Tsakos, por lo que tengo entendido y lo que se ve también, está ubicado ahora en el acceso a la calle Florida o frente a la Terminal de Río Branco, digamos, dentro del puerto obviamente, pero quedaría al lado de donde iría el muelle de pesca. Ahora no hay nada allí, en su momento ahí se daba servicio a buques pesqueros internacionales de porte chico.

 

JLV: Los operadores privados dicen que no los van a poder atender los trabajadores portuarios en esa operativa que sería normal parta el funcionamiento; el redero dice que no tiene lugar donde trabajar.

JG: Tanto no sé, pero me imagino que hay que reglamentar los accesos, fijar el tema de entrar y salir del puerto, cosa que no es sencilla hay que hacer previamente todo un papeleo. Es una operativa muy activa y constante, y si precisas autorización para entrar y salir, ya ahí tenes un problema de tiempo. Y el tiempo es costo.  
Los otros servicios… al no tener nada… Vas a hacer una mudanza de los barcos de donde hoy tenes toda una estructura armada y los llevas a donde hay un muro y nada más.”

 

JLV: Ahí queda claro que esto afecta toda la operativa portuaria e incluso, los servicios que no se podrán dar al menos por ahora y que se daban en el Puerto históricamente. Los trabajadores están desconformes pero vamos a ver cuál es el posicionamiento del sindicato. Estamos en contacto con la presidenta del sindicato portuario (SUPRA, Sindicato Único Portuario y Ramas Afines), Vanesa Peirano.
Vanesa buen día.

Vanesa Peirano: Buen día.
Un gusto, gracias por el espacio.

 

JLV: Igualmente para nosotros.
Explícame el posicionamiento del Sindicato respecto a estos cambios en el muelle Mántaras de pesca nacional y el cambio del dique flotante.

VP: Para nosotros la situación es muy preocupante.
Nosotros venimos trabajando con la Administración desde fines de enero sobre este tema, con diferentes reuniones, sabemos que los movimientos son importantes pero como bien decías, hay situaciones que no se han resuelto. Estos cambios se tienen que hacer esta semana y todavía no se garantiza a los trabajadores poder seguir trabajando para dar los servicios que corresponde.
Así que por el momento seguimos haciendo los máximos esfuerzos, reuniéndonos y tratando de buscar salidas. Pero es una situación difícil para los trabajadores y para el Sindicato.

 

JLV: Los trabajadores portuarios que tienen oficinas en esas 9 hectáreas que van a ser de UPM ¿se tienen que retirar o hay alguna resolución del Sindicato que les garantice quedarse hasta que se resuelva a dónde ir?

VP: Desde el comienzo, desde fines de enero como te decía que empezaron las conversaciones, sabemos que esa zona tiene que quedar libre. Así que desde la Administración se fueron analizando y evaluando diferentes lugares para mover la gente junto con los servicios, pero todavía no tenemos nada concreto. Por eso decía que es una situación preocupante, porque si bien hay algunos lugares asignados, no tiene las condiciones que necesitan los trabajadores para seguir brindando el servicio.
Asó que por el momento las medidas de los trabajadores es que no nos movemos hasta que no estén las garantías de los lugares.
En eso estamos trabajando, vemos con buen augurio, sabemos que va a salir bien, vemos a la Administración preocupada y ocupada del tema, así que por ahora estamos en esta situación esperando que se determinen los lugares que garanticen que la gente pueda seguir dando el servicio y su trabajo como corresponde.

 

JLV: Mañana se va a firmar el acuerdo para la nueva terminal ¿el Sindicato participa en algo de esto?

VP: El Sindicato ha participado si en todo lo que tiene que ver con directamente con el servicio que prestan directamente los trabajadores, con los servicios a los buques, a la pesca, en todo lo que tiene que ver ese movimiento hemos trabajado con los compañeros de los sectores. No concretamente con UPM:
En esa situación estamos, apelamos a que va a salir bien, que vamos a poder seguir dando los servicios pero mientras  los trabajadores, la decisión del Sindicato, es que no se mueven hasta que no estén las garantías en los nuevos lugares.

 

JLV: Vanesa Peirano, presidenta del Sindicato de Trabajadores Portuarios, muchas gracias por estos minutos.

VP: Gracias a ustedes por el espacio y a las órdenes.

 

JLV: Bueno, como escuchamos la situación no es fácil. Los trabajadores no tienen las condiciones para realizar su labor por la llegada de UPM.
Es como dice la canción ‘Maldición de Malinche’ nos siguen llegando rubios y les abrimos la casa, pero nos ponemos soberbios con nuestros hermanos.

 

La incertidumbre de los trabajadores

En este informe, tratamos de ilustrar las consecuencias reales de la entrega de un enorme espacio (unas 9 hectáreas), con la mejor ubicación y toda la infraestructura del Puerto de Montevideo. Hablamos con operadores portuarios, hablamos con funcionarios de la Administración Nacional de Puertos y hablamos hasta con proveedores de los operadores portuarios. Todos coinciden en señalar el caos que existe en el recinto portuario y la incertidumbre que les generan las mudanzas a las que fueron obligados para despejar la zona que tomará UPM.
Compartimos a continuación el comunicado que nos hicieron llegar los trabajadores:

“Área a desalojar de 9 hectáreas para UPM

Se  piensa retirar del centro de la operativa pesquera nacional las oficinas públicas de Administración del muelle, Salubridad y Abastecimiento (servicio de agua potable, etc), Redes (suministro eléctrico al buque, guinches, etc) DINARA (MGAP) y Prefectura.
Estas unidades desempeñan funciones in situ las que atienden las necesidades de los buques apostados, vemos que se está desarticulando la estructura operativa y funcional.
Retiro de los talleres inmersos en el muelle, donde se realizan tareas de mantenimiento y reparaciones mecánicas, eléctricas, carpintería, fibra de vidrio tejedores de redes, etc.
Los talleres deberán conseguir lugar fuera del recinto portuario, lo que aumentará costos además de gastos de transporte lo que podría volverlos inviables peligrando las fuentes de trabajo.
La actividad pesquera da vida a mucha gente, la gente que trabaja en la carga descarga, los proveedores, transportistas, etc.
Traslado del dique Tsakos, desmantelamiento de galpones del mismo
Se dice que ANP tuvo que resarcir económicamente a dique Tsakos por contrato contraído con anterioridad para que aceptara cambio de ubicación del dique.
Otro. Atracadero de embarcaciones y taller flotante de reparaciones

Precarización de las condiciones laborales:
Debido al traslado compulsivo lleno de improvisaciones y contraórdenes lo cual no vislumbra un resultado ni eficiente ni positivo.

Desalojo de sección equipos auxiliares de ANP, a la cual se le destinó un espacio que se limpió, pero que al día de hoy no se realizó ningún tipo de cerramiento acondicionamiento etc. tampoco se avisó de fecha desalojo.
Momento inoportuno para una mudanza por hallarse en el comienzo de la zafra de la corvina que este año está resultando buena y finaliza en noviembre-diciembre.

Se reclama:
-Mantener la Estructura Operativa con la presencia directa en el muelle, no a la distancia desde el escritorio.
-Respeto a los reclamos:
Basta de manoseo continuo y desprecio por parte de quienes neciamente parecen no entender para buscar soluciones
-Lugares alternativos ofrecidos para la instalación de las oficinas
1 Alojamiento en contenedores, como primera instancia.
2 Local de CAUSA ex dragado, desalojado por peligro inminente de derrumbe.
3 Contraorden con reintegro a las oficinas centrales de Salubridad centro y Redes centro.
4 Ofrecimiento de local de Rambla en edificio de terrestre, al día de hoy no se a iniciado ningún tipo de obra, compra de contenedores, o reparación de local CAUSA
-Se colocó contenedor gabinete higiénico y vestuario ducha, descartado (tirado) por empresa que realizó reparaciones en Puerto de Montevideo, a sección que tiene personal masculino y femenino (Abastecimientos).
-Ofrecimiento reiterado de local que se ha desalojado para reacondicionamiento (es decir por falta de condiciones) los cuales no cuentan con vestuario, duchas, etc.
-Locales que con lluvia intensa se inundan.
A pesar de ser rechazados por una sección, lo vuelven a ofrecer a otra y otra.
Ofrecimiento de duchas lejanas a los locales, a 2 cuadras de las oficinas de trabajo y con el agravante de que estamos en invierno.”