“LO QUE QUIEREN ES VACIAR PALESTINA, EN LA MEDIDA DE LO POSIBLE, DE PALESTINOS”
Entrevista al profesor Alejandro Hamed Franco,  01 de agosto de 2019

El profesor Alejandro Hamed Franco, diplomático, a su regreso de Paraguay compartió la mañana de la 36 para hablar de la realidad que se vive en su país con una crisis política, luego de la renuncia del canciller tras la firma de un acuerdo con Brasil. El profesor Hamed Franco recordó que cuando fue Ministro de Relaciones Exteriores de Fernando Lugo, se iniciaron una serie de negociaciones para mejorar el acuerdo de Itaipú que data del año 73. “Itaipú es la gran represa que marca una etapa económico y social en Paraguay, pero el acuerdo con Brasil siempre fue leonino, realizado entre dos gobiernos militares, entre gallos y medias noches”. En el acuerdo se establecieron cláusulas muy perjudicables para Paraguay, como el precio de la energía que nos venía de Brasil del 50% que le correspondía a Paraguay y que Paraguay estaba obligado a venderlo solo a Brasil. Además actualizó la información relativa a la agresión israelí a Palestina. A continuación transcribimos la entrevista que puede volver a escuchar aquí: https://archive.org/details/profalejandrohamedfranco_201908

Hernán Salina: El gusto de recibir al profesor Alejandro Hamed Franco, docente, ex diplomático paraguayo, que lo tenemos viviendo en nuestro país y con mucho gusto cada tanto tenemos la suerte de tenerlo por acá, además en este caso con noticias muy frescas, anduvo por Paraguay que está siendo noticia.
Buenos días, bienvenido Profesor.

Alejandro Hamed Franco: Buenos días, mucho gusto, como siempre muy placentero para mí estar compartiendo con ustedes.

 

HS: Lo mismo para nosotros recibirlo.
Cuéntenos, ¿anduvo hace poco por su país?

AHF: Regresé el sábado, me tocó, es como que yo fui armar un lío allá.

 

HS: Podemos recordar un poquito, traer el contexto de qué es lo que ha pasado en estos días, ayer dábamos la noticia de la crisis política que está viviendo Paraguay tras la renuncia del Canciller a raíz del polémico acuerdo con Brasil.

AHF: Sí es correcto

 

Macarena Pintos: ¿Cuál es la situación ahora en Brasil tras la renuncia?
Se les quiere hacer juicio político al Presidente y al Vicepresidente del Paraguay.

AHF: Se está presionando para eso.
Yo participé como Ministro de Relaciones Exteriores en el gobierno del presidente Fernando Lugo en las negociaciones con Brasil para mejorar el acuerdo de Itaipú, que data del año ‘73. Le estaba comentando a su compañera que Itaipú de alguna manera -Itaipú es la gran represa que dicen que es la más grande de América Latina- marca una etapa en Paraguay, eso es indudable, una etapa económica y social, un pre y un post pero para Paraguay siempre fue un acuerdo leonino porque se hicieron los acuerdos con dos gobiernos militares, no hubo participación popular, no hubo participación social, entre gallos y medias noches por el lado de Paraguay se firmó el acuerdo y se construyó la represa.
En groso modo con respecto a la represa establece dos cláusulas que para nosotros fueron muy perjudiciales y no hemos podido modificar sino con el gobierno del presidente Lugo que fue el precio de la energía que nos vendía Brasil del 50%, de la energía de la represa que corresponde a Paraguay de acuerdo al tratado de Itaipú 50% Brasil 50% Paraguay y el precio lo estableció en aquel momento Brasil como todo, prácticamente todo. Obviamente desde el año ‘73 a la fecha el precio de la energía a nivel mundial varió.
Sólo hablando del petróleo creo que subió de 20 y tantos dólares que estaba en la época el barril a 140 y bajó y está siempre fluctuando y de otras energías también. El otro tema es que nosotros estamos obligados solamente a vender a Brasil de ese restante del 50% de energía que nos correspondía, de lo cual solo usábamos un 5%, no teníamos capacidad técnica que era de absorber ese 50% porque no tenemos industria, no había como hacerlo. Pero además ni siquiera la posibilidad técnica de poder elevar desde la represa la energía a un centro de distribución más cercano a la capital, donde está el gran consumo de la electricidad, entonces los dos temas fundamentales que nosotros planteamos cuando empezamos las negociaciones fueron esas, mejorar el porcentaje del precio de la energía eléctrica y buscar una asistencia para poder trasladar esa energía a un lugar donde pudiéramos distribuirla a la totalidad del país por lo menos, no todo el país estaba iluminado con la cantidad de energía que teníamos a disposición y eso lo logramos.

 

HS: ¿Eso fue en el gobierno de Lula?

AHF: Del presidente Lula y Lugo, los dos presidentes.
Y noté yo -porque participé en las reuniones de los dos Presidentes- realmente un deseo del presidente Lula de hacer esas concesiones a Paraguay, esa fue incluso una bandera de campaña del presidente Lugo de renegociar Itaipú. Yo noté gestos, por ejemplo cuando íbamos a inaugurar las negociaciones en Brasilia el presidente Lula en una reunión previa que hubo, nos sugirió que pasáramos por San Pablo, porque San Pablo es el que consumía la totalidad de la energía de Itaipú.

 

HS: ¿La totalidad?

AHF: La totalidad, la de Brasil y la nuestra, todo lo que producía Itaipú  se quedaba en San Pablo. Así que el interesado directo era San Pablo no Brasil, entonces era conveniente hablar con los de San Pablo, que entendieran nuestras razones y cosas por el estilo; efectivamente desviamos el trayecto en vez de ir directo a Brasilia pasamos por San Pablo, nos recibieron muy bien.

 

HS: ¿Con quién hablaban?

AHF: FIESP le llaman ellos.

 

HS: ¿La Federación Industrial?

AHF: Exactamente -Federación de Industrias del Estado de São Paulo (FIESP)- y el Presidente da la casualidad que es un señor de origen libanés entonces hablamos en árabe, nos atendieron muy bien, muy cordialmente e iniciamos con buenos auspicios -digamos así- las negociaciones, que fueron durísimas, a pesar de todo fueron durísimas. Los técnicos brasileños no aflojaban absolutamente nada, en un momento éramos dos grupos enemigos prácticamente por las posiciones, no había manera de conciliar.
El Ministro de Energía en aquel entonces -creo que el apellido era Lobos-, era el que llevaba la voz cantante por el lado de Brasil, en un momento determinado en lo más álgido de las conversaciones salió a decir que Paraguay no tenía derecho a reclamar nada, porque Paraguay no había puesto nada para la construcción de Itaipú lo puso todo Brasil.

 

HS: ¿Eso fue así?

AHF: Así fue.   
Y lógico, el grueso, el peso económico y técnico lo tenía Brasil indudablemente, pero cayó en una contradicción y agregó que lo único que ustedes los paraguayos pusieron fue el agua y ahí nos aferramos nosotros y le dijimos ‘justamente’.

 

MP: Pero sin agua no hay represa.

AHF: Justamente, ahí pedimos la palabra y dijimos señor Ministro el agua es fundamental y el 50% del agua lo puso Paraguay y tiene derecho hacer sus reclamos como lo está haciendo.
Lo concreto, ya no estaba en el Ministerio cuando se firmó el acuerdo estaba en Uruguay como representante en ALADI y MERCOSUR, pero mis compañeros sí lograron el acuerdo con Brasil y cambió bastante la situación y el trato, un trato diferente, más cordial, hablamos en otros términos, hablamos como socios realmente y no como socios dependientes así como manejaba las cosas Brasil y lo que se hizo ahora fue borrar con el codo lo que se escribió en aquella circunstancia y se hizo medio en secreto, eso trascendió y trajo una crisis porque los técnicos honestos que los hay también, renunciaron porque estaba en desacuerdo con lo que estaban haciendo. Y quedaron estas tres o cuatro personas directamente que renunciaron, entre quienes está el Canciller, el Embajador de Paraguay en Brasil y dos altos funcionarios del Presidente de Itaipú y otro más como directos responsables medio a espaldas del presidente así como se está presentando la cosa, de haber firmado este acuerdo que no favorece a Paraguaya.

 

HS: Esto de Itaipú, para ir un poquito más atrás en la historia, ¿de qué época estamos hablando?

AHF: Década del 70.

 

HS: Es una represa bastante joven, digamos.

AHF: Sí es nueva.

 

HS: ¿Y ese acuerdo inicial fue variando, cómo era el acuerdo originario?

AHF: Lo fundamental era esto, 50% energía a Brasil.

 

HS: ¿Era en un plano de igualdad originariamente?

AHF: Originariamente, prohibición de vender la energía a terceros países, precio establecido por Brasil -el valor de la energía que ellos calcularon en aquel momento- y nada más, pagar la deuda porque se genera una deuda que se está pagando.

 

HS: ¿En el caso de Paraguay estaba la dictadura de Stroessner?

AHF: La dos dictaduras estaban.
Ahí no hubo participación de otros sectores de la población, no se discutió en el Parlamento, no participó la población, se ve entre gallos y medias noches.
 

HS: De todas maneras fue un acuerdo bastante igualitario podríamos decir, aún en ese contexto.

AHF: Para Paraguay hay –reitero- una época pre Itaipú y una época post Itaipú, fue un facto decisivo en una transformación socio económica que se vivió en el país eso es indudable, pero no era justo.  

 

MP: El precio lo establecía Brasil y en ese acuerdo de 50 y 50, Paraguay solo podía usar el 5% de la energía, o sea que no era tan igualitario.

AHF: No, empezando por el precio mismo, porque si nos daba Brasil un precio justo de acuerdo al costo internacional y bueno de alguna manera uno podía conformarse y decir estamos ganando algún dinero por esa energía. Pero no ganábamos nada, a groso modo nos daba unos 100 millones de dólares por ese 50% y de esos 100 millones de dólares le pagaban 330 millones una cosa así, que es lo que logramos nosotros en el acuerdo.

 

HS: ¿Y lo que pasó ahora qué fue, qué detalles podemos comentar?

AHF: Y bueno suprimir algunas de estas cosas que nosotros habíamos logrado, buscar un parámetro distinto para establecer un precio que a la larga al final iba a encarecer fundamentalmente y aparte de todo, el costo para el consumidor innecesariamente, porque con la cantidad de energía que había prácticamente tendría que ser gratis la energía en Paraguay, no hay un costo para el erario, tendría que ser barata, accesible a toda la población, cosa que no se da todavía en Paraguay pero que cae en el consumidor.

 

HS: ¿Y a qué se debe esta actitud del gobierno, de la negociación? ¿Por qué fue mala la negociación, no se fue preparado, no hubo interés, hay alguna presión del lado del gobierno?

AHF: Hay sectores que presionan del lado del gobierno y los sectores vemos complicado al Canciller por ejemplo, da la pauta como que el presidente no estaba bien informado, eso es lo que están diciendo ahora porque están hablando de un juicio político, el Partido Liberal de la oposición y otro sectores más la opinión pública están exigiendo un juicio político a él y al vicepresidente, pero da la pauta como que no fue suficientemente informado. Y bueno, alguna cosa queda pegada a la gente que interviene hacer las cosas inadecuadamente.

 

MP: ¿Y ahora en qué queda todo esto, después de la salida?

AHF: Y Brasil dice que no va a cambiar.

 

MP: Hoy a la mañana leíamos que, el presidente de Brasil Jair Bolsonaro aceptó dejar sin efecto el acta bilateral firmada con Paraguay sobre la contratación de energía a Itaipú, informó O Globo hoy a la mañana.

AHF: Entonces hubo un cambio muy grande, porque al principio dijeron que no había como modificar eso.

 

MP: Ahora Bolsonaro dice que lo va a dejar sin efecto.

AHF: Si lo deja sin efecto es debido a la crisis que produjo eso, indudablemente quieren aquietar las aguas desde todo punto de vista y ver si superan esta situación.

 

MP: ¿Le parece que se va a llevar a juicio político al presidente Mario Abdo Benítez, que ahora en agosto va a cumplir un año de gobierno, si se va a llevar a cabo el juicio político al presidente y vicepresidente, le parece?

AHF: Ahí vienen un poco como diríamos, las fuerzas en el parlamento que se mueven detrás, a mi me da la impresión así rápidamente, puede ser que la situación vaya cambiando, hoy por hoy así como está la situación me parece que no hay ambiente en el Parlamento para un juicio político, porque el partido de gobierno también tiene su gente en el parlamento  indudablemente y no se ha logrado formar un bloque homogéneo, fuerte de la oposición, un poco dividida la oposición. Por ejemplo el Partido Liberal que es el otro partido tradicional de Paraguay, tiene una buena representación parlamentaria pero están divididos, hay un sector que piensa de una manera y otro sector que piensa de otra manera, entonces te dan unificados criterios totalmente como para formar un bloque que pueda forzar un juicio político, pero puede haber cambios. Evidentemente en este momento con la decisión de Bolsonaro se tiende a tranquilar el ambiente.

 

MP: Claro y el Partido Liberal que es el de la oposición, el mayor de la oposición pero usted dice que a pesar de ser el mayor está dividido.

AHF: Está dividido entonces no pudo formarse, entonces no pudo formarse todavía un bloque compacto pro juicio político digamos, después está el partido del presidente Lugo que es el Frente Guazú, una representación parlamentaria que no es importante pero son activos indudablemente, hay siete senadores del Partido Frente Guazú que están trabajando al respecto por lo que yo acabo de decir. Se está destruyendo todo lo que el Frente Guazú construyó con esfuerzo en este acuerdo que logramos con Brasil hace 10 años, de sacarle un poco más de utilidad para el gobierno paraguayo, fuer una gran lucha con Brasil en ese momento.
 

MP: También leíamos en las noticias que se están anunciando movilizaciones para mañana viernes en Paraguay.

AHF: Hay movilizaciones populares pero no de la envergadura que debiera, lamentablemente, eso todavía en Paraguay no tiene mucha fuerza, no se está organizando suficientemente, irá en crescendo probablemente en el transcurso de este gobierno y las circunstancias políticas que vayan apareciendo, pero por el momento eso todavía no representa una gran fuerza.

 

HS: Está el Frente Guazú, había otros movimientos de campesinos.

AHF: Sí, pero no tienen representación parlamentaria, son movimientos campesinos que salen puntualmente, marchan sobre Asunción, hacen sus reclamos, siempre son los reclamos de lo mismo, tierra indudablemente, el tema tierra es un problema grave en Paraguay, el problema de las tierras indígenas también, el problema de los indígenas, en fin, pero el sector trabajador por ejemplo no está organizado en Paraguay.

 

HS: Incluso había preocupación, como pasa en todo este tipo de gobiernos, por procesos de privatización en distintas áreas.

AHF: Sí
A ver un poco, las privatizaciones se hicieron en su momento, no está en la mira de este gobierno, por lo menos yo no he visto ninguna gran privatización, la tierra está privatizada totalmente y ahí ayudan mucho los uruguayos que fueron y se establecieron allá. Existen los grandes latifundios y existe el sector campesino que no tiene acceso ni a esa tierra ni a facilidades estatales digamos así como para trabajar la tierra, en el cultivo, pero los campesinos están organizados eso es verdad, tienen una conciencia social, una conciencia política, pero no representan todavía una conciencia muy grande. Ellos suelen marchar sobre Asunción una o dos veces por año, vienen de la campaña, se quedan en Asunción, van al Parlamento, al Palacio, hacen escuchar sus voces pero hasta ahí llega la cosa, no se ha logrado modificar el estatus quo del problema tierra del Paraguay que es un problema serio indudablemente, pero falta tiempo todavía ahí.
Pero les digo a los compañeros concretamente con el caso de Uruguay, con países con mayor experiencia de lucha social, hay algún contacto pero no existe el movimiento paralelo de ambas partes, de Uruguay y Paraguay, de los sectores trabajadores digamos así, es un sector muy débil todavía.

 

HS: ¿Y qué ha pasado con la figura de Fernando Lugo que siendo presidente luego es destituido pero después tuvo tanto peso? ¿Qué ha pasado con él?

AHF: Él es Senador y ahí en el Senado está haciendo un buen papel, llegó a ser presidente del Senado, o sea presidente de la Asamblea General en ese caso y en ese sentido incluso tomó algunas medidas como por ejemplo, que le están haciendo un juicio normal ahora, no aceptar la jura de dos ex presidentes que también fueron electos Senadores en violación a la Constitución.
La Constitución prohíbe la reelección de altos cargos, de Presidente y Vicepresidente a un cargo electivo, pero soslayando eso ellos se presentaron a elecciones y fueron nombrados Senadores, pero el expresidente Lugo -que era Presidente del Senado- se negó a tomarles juramento. Entonces convocó a sus suplentes para respetar el cupo del partido político, vinieron sus suplentes y ahora veo que lo están demandando al expresidente Lugo por haber violado la Constitución. No violó nada hizo lo que correspondía y él sigue teniendo una gran aceptación popular, sigue siendo un líder, ahora no sabemos qué porcentaje realmente tiene detrás de sí, es desconocido, pero alguna gente recuerda que como el caso de Itaipú y algunas otras cosas que se hicieron nunca más se repitieron, el tema de salud pública por ejemplo con el expresidente Lugo marchó bien, los hospitales funcionaron bien se distribuían los medicamentos, en la política internacional me tocó a mí trazar una nueva política internacional, fuimos a lugares donde nunca íbamos, siempre estuvimos en las reuniones de países no alineados lo que nunca jamás, ni nos asomamos a esos países y visitamos otros continentes, África, Asia, otra perspectiva fuera del tranco tradicional Estados Unidos, Europa y un poco América Latina, que ese era el escenario en que se movía la política externa de Paraguay desde hace 70 años.
Entonces se fueron modificando cosas en la medida de las posibilidades y eso queda en el recuerdo de la gente, que hubo cambio. Habría que ver ahora en un contexto de elecciones, si se dan las elecciones, cuál es el apoyo real que tiene el expresidente Lugo en la opinión pública.

 

HS: Usted decía que lo que hay de movilizaciones fundamentalmente ha sido protagonizado por el movimiento campesino, ¿desde las fuerzas políticas progresistas o de izquierda no hay todavía un nivel de desarrollo?

AHF: No hay un nivel, una cohesión grande  -digamos así- que movilice gente a nivel popular, fueron los campesinos hasta ahora.

HS: ¿Esto también es efecto, digamos quedó golpeado todo ese sector popular con lo que pasó en esos años con la caída de Lugo?

AHF: Con el golpe, que fue un golpe de Estado parlamentario porque se truncó un proceso y se truncó un proceso por la falta de visión, porque ahí lo que habría que haber hecho es mantener la unión que se hizo con el Partido Liberal, dándole en esta ocasión la posibilidad que fuera un candidato liberal a la Presidencia y la alianza, el pacto, que se había formado podía seguir teniendo el gobierno de alguna manera. Pero ellos decidieron dar el golpe, nombrar a su vicepresidente que era del Partido Liberal para cumplir el pedido de un año y eso abrió las puertas para volver al viejo régimen.
 

HS: Profesor queremos actualizar lo que está pasando en Medio Oriente, entre Israel y Palestina, ha comenzado una gira por Medio Oriente, el hombre de la casa blanca para Oriente próximo, que es el yerno de Donald Trump, Jared Kushner, va a llegar a Israel.
Israel se adelanta a hacer alguna medida que caiga simpática por lo menos en el anuncio, anuncian que van a permitir la construcción de unas 700 viviendas para palestinos, mientras que Kushner comenzó ayer una gira por Arabia Saudí, Jordania e Israel para impulsar esa propuesta de acuerdo que ellos están planteando que ya Palestina ha rechazado.
 

AHF: El acuerdo del siglo.
 

HS: ¿Pero cómo se puede leer este anuncio de Israel, cuánto tiene de voluntad de acuerdo esto de 700 viviendas para palestinos en Cisjordania?
 
AHF: Dan migajas para esconder lo más grande, ahí hay una, nosotros de alguna manera estamos tratando el tema, y ustedes con nosotros, ahí hay una decisión tomada desde hace mucho tiempo de vaciar Palestina de palestinos, está muy claro eso, desde un comienzo, desde que se instalaron, el gran éxodo del 48, después del 67, eso se fue repitiendo. La idea es quedarse con todo el territorio palestino, y con la menor cantidad de pobladores palestinos en el territorio, apoderarse de toda Palestina con 5 millones de palestinos dentro, no va a ser fácil gobernar para ellos, pueden apoderarse militarmente, y ya se apoderaron, porque de alguna manera ellos controlan ese territorio, en consecuencia lo que quieren hacer es vaciar en la medida de lo posible de palestinos, Palestina, por lo tano van a hacer una pequeña concesión acá para acallar las críticas, que son muchas y diversas, por todas partes del mundo, y seguir adelante con su plan, construir viviendas para los colonos, asentar a esos colonos en Palestina propiamente que es Cisjordania, y de acuerdo a los tratados de Oslo y otros tratados que se han logrado, establecían límites claramente, responsabilidades claramente entre las partes para ir progresivamente a un acuerdo de paz definitiva que permita la convivencia entre las dos comunidades.
 

HS: ¿Por qué desde Palestina se ha rechazado esa propuesta? ¿Qué podemos conocer de este acuerdo, esta propuesta del llamado acuerdo del siglo que está impulsando el gobierno de Trump?
 
AHF: Y porque va a eso, propende a eso, a sacar a todos los palestinos, en primer lugar se cambia ya la idea de establecer la capital de los dos estados en Jerusalén, que está en los acuerdos de Oslo, que siempre se consideró un gran triunfo de la diplomacia en aquel momento, ahora van a crear la capital de Palestina, de esta Palestina nueva, en un lugar pequeño ahí han elegido un lugar ignorado ahí va a funcionar la capital, y gradualmente van a ir arrinconando a la población palestina nativa para que vaya abandonando el territorio, se queden a vivir en los campos de refugiados, sean acogidos por los países árabes, hay todo una política de Estados Unidos por ejemplo está retaceando el apoyo económico de la organización que creó Naciones Unidas para atender a los refugiados, ya a raíz del gran éxodo del 48, y medidas como esta y otras pequeñas de aquí y de allá, están propendiendo a desalojar al palestino, a desalentarlo, a renunciar de una buena vez por todas a que aquella Palestina que ellos sueñan, ya no existe, entonces buscar fórmulas más realistas digamos ahí con los nuevos tiempos, al final la idea es esa nada más.
 
  
HS: ¿Y no hay una contrapartida para Palestina? O sea, no queda claro qué beneficio en ese acuerdo tendría Palestina.

AHF: Le van a dar dinero para desarrollar el país, porque van con una oferta que es lo que pasó en el Foro de Bahréin, donde se habló, no retengo la cifra acá, pero miles de millones de dólares que van a invertir en esa zona para poder desarrollar la región, esa es la promesa.
 

HS: Es comprarlos de alguna manera.
 
AHF: En el fondo es comprar conciencia.

 
HS: Hay algún dato más de esto que está anunciando Israel, hablan de la construcción de 715 viviendas para palestinos, en la llamada área C de Cisjordania, donde de conformidad con los acuerdos de Oslo, Israel ejerce una jurisdicción en ese territorio que representa a un 60% del total de Cisjordania, en el que viven más de 200 mil palestinos, y cerca de 450 mil colonos judíos, y se califica como una decisión inusual, ya que desde el 2009, según datos de una ONG pacifista israelí, que se llama Pasa ahora, las autoridades militares que gestionan la ocupación de Cisjordania, sólo han permitido en esa área la construcción de 66 edificaciones palestinas, que es un 5% de las solicitudes presentadas, fíjese la desigualdad, profesor, 66 viviendas para palestinos, frente a casi 13 mil viviendas aprobadas para los colonos judíos, es impresionante. 

AHF: Y estamos hablando de Palestina, es territorio palestino, que tiene que de acuerdo a los acuerdos de Oslo, valga la redundancia, pasar a ser administrada por autoridades palestinas, pero ahí se insertaron 400 mil colonos.
 

HS: En esa zona desde el 2009, 66 casas palestinas, contra 13 mil

AHF: Pero usted está viendo que hay 400 mil colonos
 

HS: Duplican a la población palestina

AHF: De esos 400 mil colonos, vale decir esto, hay 60 mil de origen norteamericano, qué curioso que sea un norteamericano que le pone tanta dificultad al que quiere emigrar a Estados Unidos, deja a Estados Unidos para ir a un país lejano, a colonizar de acuerdo a la política trazada y a la connivencia de los dos gobiernos, o sea ¿qué hace un colono norteamericano en Palestina?
 

HS: Hay reacciones de los colonos israelíes a este anuncio, colonos que andan todos, nosotros los vemos con ametralladoras.
 
AHF: Sí, están militarizados, y tienen autoridad ellos de disparar, no hay ninguna cuestión ahí, absolutamente.

 

HS: Fíjese cómo será la cosa que ellos están acusando a los gobernantes israelíes de impulsar la creación de un Estado terrorista en el corazón del país, el ministro de Transporte de Israel que es un ultranacionalista religioso, alegó que la medida va en realidad destinada a bloquear el nacimiento de un Estado palestino. (Benjamín) Netanyahu garantizó ayer a sus habitantes que nunca serán arrancados de su tierra, y a la vez se da esta situación, ¿cómo es esa convivencia, de más de 400 mil colonos, contra 200 mil palestinos, están separados? ¿Cómo se da?

AHF: Están separados y la convivencia es dura. Porque además el colono que va de afuera, que no es nativo, que no tiene arraigo nativo, no hay tradición, no hay historia, no hay nada, es muy agresivo con respecto al palestino, eso se sabe, consecuentemente la convivencia se hace difícil, de tanto en tanto a veces alguien no aguanta más y explota, y termina muerto o termina en la cárcel, porque las leyes son muy rígidas, con respecto a lo que ellos llaman terrorismo, cualquiera que protesta por una situación dada, pasa a ser terrorista, y termina en la cárcel, con jueces militares generalmente, son jueces civiles los que los juzgan, y se quedan un tiempo bien largo ahí para olvidarse de sus sueños.

 

HS: Pese a que son población civil, porque no estamos hablando de militantes o combatientes de fuerzas insurgentes palestinas, cualquier poblador civil que reacciona o que se ve envuelto en un episodio.

AHF: Termina en la cárcel
Además juzgados por jueces militares. Y fíjese que cualquier palestino de esa región que salga a manifestar algo contra el gobierno, es un palestino que vive ahí de generaciones, su bisabuelo, su tatarabuelo ha vivido en ese suelo, y son palestinos, contra la otra posición de los colonos, que como señalaba hoy, entre los cuales hay 60 mil norteamericanos, y uno se pregunta, qué hace un colono norteamericano, que vive en el país más rico del mundo, para qué va a colonizar una tierra tan lejana, si no es una finalidad política, y como son norteamericanos, además son intocables, fíjese alguien que atente contra un colono norteamericano, tiene todo el mundo detrás, en contra, indudablemente.

 

HS: Por otro lado está la reacción palestina, que veníamos informando en estos días.
Las medidas que anunció, las medidas de romper, de cortar los acuerdos, los procesos de acuerdo firmados entre Israel y Palestina, esto lo está estudiando una comisión que fue planteada por el presidente Hamás, ¿por qué esta reacción desde Palestina ahora? ¿Por qué está decisión de anular acuerdos firmados?

AHF: Y es una medida de protestas, supongo yo, porque hasta ahora fijese a pesar de lo que pasaba, estaba vigente en la referencia en los acuerdos de Oslo, que fue lo mejor que se ha logrado hasta ahora en esta larga historia de confrontación palestina israelí, era una puerta, era un camino, ustedes conocen la historia, eso le costó la vida al que negoció, para que vea cuál es el espíritu de intolerancia de los propios israelíes a un acuerdo de paz. Eso es lo mejor que se ha podido lograr, y los palestinos se aferran con uñas y dientes a ese acuerdo, porque es la posibilidad real de llegar a su estado palestino dentro de un marco de justicia, entonces los palestinos en estos momentos denuncian o presionan sobre ese acuerdo como para que Israel digamos medite un poco, y no siga adelante con estos planes que está llevando a cabo, pero en el fondo lo que yo señalaba al comienzo, ellos quieren sacar, limpiar de palestinos Palestina, esa es la política.

 

HS: En esta respuesta como usted decía de Palestina, el 22 de julio pasado reciente, las autoridades israelíes empezaron a demoler edificios en el vecindario de Wadi Hummus una zona que forma parte del barrio de Sur Baher (en Jerusalén Este) y está bajo control de la Autoridad Nacional Palestina (ANP). Y ahí los israelíes empezaron a demoler, no sé si para construir viviendas para colonos, o es parte del control, y por esto la reacción palestina, el 25 de julio, 3 días después Mahmud Abás, anunció la decisión de suspender todos los acuerdos. ¿Esto va a traer problemas en la vida cotidiana, en compromisos que tiene Israel de abastecimiento para el pueblo palestino en esa zona, o sea qué alcance puede tener el suspender los acuerdos?

AHF: Va a haber más dificultades, indudablemente, porque escuché por ahí también que dentro de esta política de demolición, estas casas están cerca de un muro que ellos tienen ahí de seguridad, entonces por razones de seguridad no es conveniente que estos palestinos vivan cerca de esa zona, que ellos consideran estratégica, entonces esto va a crear más problemas indudablemente, la gente demolida las casas a dónde van a ir a vivir, buscar algún pariente por ahí, o meterse debajo de una carpa, como está pasando con los refugiados, no hay otra alternativa, y forma parte, insisto, la política de cansar a los palestinos para que se vayan de una buena vez por todas, y dejen el país a cargo de los colonos que vienen de todas partes del mundo.

 

HS: Y hemos estado hablando, tenemos que ir redondeando, pero solamente de Cisjordania, no hemos mencionado la Franja de Gaza, que ahí también hay una condiciones de bloqueo absoluta.

AHF: Ellos quieren ganar por cansancio y por necesidad a toda costa, pero dentro de los planes de Israel no está controlar Gaza, porque ahí hay 2 millones de gazatíes

 

HS: Hay mucha más población que Cisjordania.

AHF: Claro, va a ser más difícil de controlar, entonces buscar cansarles, sacarles las ganas de luchar, debilitar la resistencia que se está dando ahí y buscar alguna especie de acuerdo leonino para los gazatíes, ahí Israel se va a venir a levantar las sanciones económicas, el problema de la pesca, el problema del puerto de Gaza, en fin, una serie de medidas que ellos están tomando, irán relajando de alguna forma como parte de un acuerdo que ellos puedan lograr.

 

HS: El hecho de esta gira que está emprendiendo, que está realizando ahora el hombre de la Casa Blanca para Oriente próximo, el enviado Jared Kushner, que está recorriendo, antes de llegar a Israel, Arabia Saudita y Jordania, ¿puede generar alguna expectativa? ¿Puede haber algún cambio en la actitud, en lo que pueden aportar los gobiernos de estos países, profesor?  

 

AHF: A mí me da la impresión que no.
Ya los palestinos dijeron que no, este plan de Jared Kushner, no funciona para los palestinos, y si no funciona para los palestinos, no sé qué acuerdo se puede lograr, ellos son los protagonistas, puede haber la connivencia tal vez del gobierno de Arabia Saudí, muy cercano a Estados Unidos, como sabemos, y Jordania que siempre tuvo una posición equidistante llamémoslo así, en este conflicto de larga data ya para los mismos jordanos, puede haber una buena intención de parte de ellos.

 

HS: ¿Jordania tiene refugiados palestinos, tiene campos?

AHF: Montones de refugiados, alguna vez incluso se habló de que anteriormente, Jordania se quedara anexando el territorio de Palestina, lo que se llama la Cisjordania, se habló de esa posibilidad, y hay otras tantas posibilidades, pero eso no se ha logrado.
Pero de todas maneras el gobierno jordano, por lo menos es solidario con los palestinos, porque el primer país donde tienen ellos para ir es Jordana, el que sale escapado de Israel va a Jordania, y de alguna manera se van arreglando, con dificultades de los campos de refugiados, a mi me parece difícil, yo creo que el plan Jared Kushner, el plan del siglo este ha fracasado totalmente, no hay ningún sector palestino, ninguna personalidad que se avenga a respaldar y a estar de acuerdo con ello, tiene que pensar en otro plan diferente.

 

HS: Es difícil pensar que pueda surgir una propuesta interesante para los palestinos en todo este período de un gobierno como el de Donald Trump.

AHF: Ni de Trump, ni de Netanyahu.
Con el peso que tiene Trump, lamentablemente no hay esperanzas por ese lado absolutamente, y Estados Unidos tiene la llave del asunto, es más, andando un poco en el mundo diplomático, alguna vez se habló para destrabar cuando las cosas estaban muy difíciles, para destrabar el problema del Medio Oriente, porque estaba quieto, no había movimiento, se habló en un círculo diplomático, de poner otros mediadores que no fuera Estados Unidos, otros países, Francia, Europa, algún país importante, mediar en el tema, Estados Unidos se niega categóricamente.

 

HS: No suelta el control.

AHF: No, señor, este es un feudo nuestro, de acá no sales el tema, lo manejamos nosotros.

 

HS: Muy bien, actualizamos y pudimos profundizar en dos realidades que lo unen a usted, Profesor, tanto la del hermano pueblo paraguayo, como la de Palestina, como siempre ha sido un gusto tenerlo esta mañana

AHF: También es un gusto para mí intercambiar con ustedes, ideas.