INTERNAS ARGENTINAS: “LA POSIBILIDAD DE QUE HAYA UN RETROCESO DEL MACRISMO DESPIERTA ENTUSIASMO”
Contacto con Mariano Pagnuco desde Argentina, 6 de agosto de 2019

Argentina vive “la profundización de este modelo que vino a imponer el macrismo, nuevamente alineado a Estados Unidos, a los sectores financieros, al FMI, al endeudamiento de la Argentina y eso se traduce en concreto en cifras muy reales que uno incluso sin ser economista lo puede percibir en la calle. Estoy hablando que hoy en día en la Argentina hay un 35% de pobres sobre el total de la población, estos son 15.000.000 de personas que están en la pobreza y de esa cifra 3.500.000 son indigentes, o sea personas que no pueden ni siquiera llegar a cubrir las necesidades básicas”, señaló el periodista Mariano Pagnuco en contacto con Radio Centenario. Además comentó el escenario político de cara a las PASO que se realizan el domingo 11 en el vecino país. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/20190806marianopagnucoargentina

Diego Martínez: Estamos recibiendo con muchísimo gusto vía telefónica al periodista Mariano Pagnuco, amigo de la casa, desde Argentina.
Mariano, buen día, ¿qué tal, cómo estás?

Mariano Pagnuco: Hola ¿Cómo andan ustedes?
Un fuerte abrazo.
 

DM: Queriendo conocer un poco más de lo que está pasando en Argentina con las PASO (Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias) que se vienen para el próximo fin de semana y también sobre la realidad socioeconómica, de una crisis muy profunda que ha penetrado en la sociedad argentina.

MP: Sí totalmente, no es otra cosa que la profundización de este modelo que vino a imponer el macrismo, nuevamente alineado a Estados Unidos, a los sectores financieros, al FMI, al endeudamiento de la Argentina y eso se traduce en concreto en cifras muy reales que uno incluso sin ser economista lo puede percibir en la calle.
Estoy hablando que hoy en día en la Argentina hay un 35% de pobres sobre el total de la población, estos son 15.000.000 de personas que están en la pobreza y de esa cifra 3.500.000 son indigentes, o sea personas que no pueden ni siquiera llegar a cubrir las necesidades básicas, para dimensionar esto.

 

DM: La totalidad casi de la población de Uruguay.

MP: Bueno justamente para dimensionar porque los números son engañosos, piensen ustedes que toda la población de Uruguay no llega a cubrir las necesidades básicas de alimentación, de vestimenta, de vivienda… Bueno esa es la realidad actual de la Argentina, con una inflación que se come día a día los salarios de la clase trabajadora, con un 10% de desocupación además y dentro de esa tasa de ocupación también hay personas  que están sub ocupadas, o sea que trabajan menos de las horas correspondientes. Y también hay un 35% de los trabajadores de la masa de personas que tienen un salario que están en negro, en situación de caridad, así que ese es el contexto como para direccionar qué es lo que pasa en la Argentina y como digo yo, sin ser economista, uno camina en los barrios y ve las persianas bajas de los comercios, solamente en la ciudad de Buenos Aires que es el distrito más rico de la Argentina en cuanto a recaudación impositiva y tasa de recaudación, hay 7.000 personas que duermen en la calle, 7.000 personas en situación de calle. Así que eso se percibe caminando en las calles, en las plazas hay familias que en los últimos meses se han quedado sin vivienda o han perdido el trabajo, esa es la realidad argentina y como mencionabas Diego, se va a plebiscitar si se quiere de alguna manera la continuidad o no del gobierno en las urnas con estas primarias que vamos a tener aquí.

 

DM: Con respecto a las cifras y a los datos, ¿qué dice el gobierno de Mauricio Macri?

MP: Es casi de manual esto, porque justamente cuando tienen que dar explicaciones en algún ámbito público -y hay que decir que los medios más concentrados son muy benévolos con el gobierno, en cuanto a la posibilidad de poder entrevistar a un funcionario que digamos no hay mucha capacidad de pregunta o de arrinconarlos- pero justamente se echa mano a argumentos como que el contexto internacional es delicado, que el proceso de recuperación económica va a llevar tiempo, la realidad concreta y volviendo a los números es que hoy en día con este 35% de pobreza la diferencia entre la población que menos gana y la que más gana es de un veintiún veces. Por eso digo que lo que se ha visto en concreto es que esta apertura nuevamente al FMI, a la especulación financiera hace que si uno mira los balances del sector bancario o de las empresas que exportan remesas, digamos sus utilidades afuera, no se ha vista afectado, claramente digamos que quien paga la crisis es la clase trabajadora, son los sectores sobre los que más impacta el IVA, el IVA es un impuesto regresivo porque paga lo mismo quien tiene que comprar un litro de leche que quien tiene que comprar un auto cero kilómetro.
En ese sentido y volviendo sobre lo que planteabas Diego, no hay fundamentos que puedan resistir análisis económicos serios, simplemente son frases de Perogrullo que tienen que ver con “bueno tenemos que avanzar, esto es un camino largo”.

 

DM: En el próximo semestre va a crecer.

MP: Claro, justamente ese tipo de explicaciones.
Al punto que la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal llegó a decir en una entrevista periodística a la televisión, que creció la desocupación porque creció la población en la Provincia, ese tipo de explicaciones son las que dan los funcionarios del gobierno de Cambiemos.

 

DM: Claro no la entienden.
Con respecto a las PASO hay dos modelos que se están poniendo arriba de la mesa, o es un modelo y medio digamos para ser más gráficos, es un modelo con algunas variantes.
Hay otras opciones que la gente está manejando, alguna posibilidad de sorpresa o de un actor que pueda mostrar un crecimiento que genere algún tipo de cambio en la realidad política argentina, qué se puede esperar de este domingo cuando se ponga como vos decías a plebiscitar un poco las políticas que se han hecho en los últimos años en la República Argentina.

MP: En principio técnicamente las primarias, las PASO, lo que representan en el caso de alguna fuerza política que tenga dos candidaturas, que se pueda dirimir cuál es la candidatura que va a ir a la elección general en octubre.
Y por otra parte con las fuerzas más pequeñas, si se quiere, tienen que superar el 1,5% de los votos para poder llegar a la general.
Eso es técnicamente lo que significan las PASO.
Ahora, en este contexto económico, de creciente deterioro y con el desgaste de la imagen presidencial de Cambiemos, en sí lo que se juega de manera más simbólica es lo que va a pasar con los dos modelos en disputa, si se quiere plantear de esta manera o no, o la profundización de esta grieta que está queriendo instalar desde el final del kirchnerismo.
Las encuestas lo que dicen -con el cuidado que uno puede tomar estos sondeos previos-, es que el escenario nacional, la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández le saca una pequeña ventaja, entre 3 y 5 puntos,  a Mauricio Macri y a Miguel Ángel Pichetto. Y luego, también es favorable para el gobierno lo que puede pasar en Provincia porque allí los números también le dan negativos a María Eugenia Vidal frente a Axel Kicillof -que es quien va como candidato a gobernador en la Provincia de Buenos Aires- que tiene como base un distrito más unido, como se dice aquí es la madre de todas las batallas, porque de alguna manera el triunfo de Macri de 2015 estuvo directamente relacionado al triunfo de Vidal en la Provincia, un bastión históricamente de fuerzas peronistas y hoy en día el macrismo gobierna la ciudad de Buenos Aires, es de alguna manera donde ha nacido el macrismo hace ya 12 años, la Provincia de Buenos Aires y el país, así que tanto a nivel nacional como la Provincia son distritos que darían más favorable a la fuerza contraria opositora o vinculada al kirchnerismo, si se quiere. Mientras que la ciudad de Buenos Aires sigue siendo claramente un producto macrista, un perfil muy diferente, como digo la ciudad más rica de Argentina con mayor rechazo hacia las fuerzas peronistas, entonces ahí el escenario es más favorable al macrismo.
Lo que se puede comentar sobre la campaña electoral y demás es realmente de mucha suavidad, no ha sido para nada confrontativo y en eso hay que decir que el kirchnerismo ha tomado nota, porque no se escucha un tono confrontativo en el sector de campaña sino algo más relajado, mostrarlo en una faceta más de ciudadano común, que tiene ganas de hacer cosas por el país, de pronto sí es un poco más combativo en las entrevistas televisivas, pero en ese sentido es muy suave el tono de la campaña.
Y lo que se percibe también como un dato adicional, me parece interesante, el rol que pueda tener la militancia de a pie, las personas entendieron que desde la campaña del 2015 cuando se quiso imponer a (Daniel) Scioli como candidato del kirchnerismo, que fue tibio digamos el manejo que hizo el gobierno en cuanto a la campaña, que faltó presencia en la calle y en hoy día lo que se ve es eso, de repente como ejemplo aquí en mi barrio, el otro día yo estaba comprando en un comercio y un grupo de militantes que no estaban encuadrados partidariamente, pero con polleras  hechas a mano decían “tenemos que volver a comer asados los domingos”, tratando de apelar a la sensibilidad de la población desde este lugar o por ejemplo volanteando en las esquinas, el ciudadano de a pie que milita directamente en el kirchnerismo pero que tratan de apelar a esto, a la sensibilidad de la persona que tiene menos dinero en el bolsillo para viajar, para comprar en los comercios. Entonces me parece que eso también puede jugar en contra del gobierno de que los ciudadanos de a pie se están comprometiendo en que no puede haber 4 años más de macrismo, porque sino la debacle sería mucho peor.
 

DM: Y se están realizando también los actos de cierre de campaña en esta semana.

MP: Sí, en estos últimos días hasta cuando se permite por ley hacer actos proselitistas digamos, que de todas maneras no están reguladas lo que son las redes sociales y los medios electrónicos. Entonces uno sí va  percibir que la campaña va a seguir por esos lados, pero en general como digo el tono que uno ha visto, ha percibido en la campaña es de bajo nivel de confrontación, el macrismo apostando a su núcleo duro de votantes entiendo que hay que seguir por acá con mensajes casi evangélicos si se quiere,  sin ninguna apelación a cuestiones ideológicas y por el lado de Alberto y del kirchnerismo ampliado como digo es esto, reforzar estos indicadores  de los que hablábamos, de cómo se ha deteriorado el poder adquisitivo de la clase trabajadora, el crecimiento de la pobreza, que las condiciones de vida se han desgastado en términos generales.
Así que, en definitiva, es un plebiscito las PASO. Porque esto se va a terminar de definir en octubre pero de alguna manera puede marcar el termómetro social, porque incluso en la elección de medio término la de 2017 que fue para recabar bancas de legisladores, todavía salió airoso el macrismo, entonces lo que pase este domingo puede marcar el termómetro social de ver si la población por fuera de esta instalación de la grieta, entiende cuáles son las condiciones de vida ahora con respecto a hace 4 años atrás.

 

DM: Muy bien Mariano, no sé si hay algún elemento más que te interese  dar a conocer de lo que está en disputa en este domingo, eso que te planteabas de la posibilidad de alguna sorpresa, ¿estos espacios políticos que se han querido colar por el medio de esa grieta que hablabas recién tienen una vida propia o van a acoplarse después a alguna de las dos candidaturas?

MP: No, realmente en ese sentido ha sido desacertada por ejemplo la acción de Roberto Lavagna, que fue el Ministro de Economía de Ernesto Kirchner en la primera etapa, fue uno de los que condujo de alguna manera la recuperación económica post 2001, ha querido hacer un armado por la avenida del centro digamos y sin embargo en los sondeos previos la intención de votos ronda el 10%, lo que puede llegar hacer es descansar un poco el voto de los mayoritarios. Pero realmente no son alternativas de peso, llegado el caso si es que en primera vuelta en octubre no hay un candidato ganador y se deba dar una segunda vuelta, un balotaje, ahí esos votos serían los que determinarían la elección, pero realmente no tienen ninguna relevancia porque como digo, incluso desde la instalación de los medios, de la grieta se marca como que hay solamente dos modelos, a pesar que esto de la reconfiguración de los espacios ha hecho que por ejemplo Cristina -el espacio kirchnerista más duro- pusiera como candidato a Alberto, de hecho Cristina no está interviniendo para nada en la campaña ha decidido hacerse a un costado, más allá de la relevancia de su figura, más allá de todo el revuelo que causó la presentación de su libro le ha dado todo el espacio y protagonismo a Alberto. Entonces en eso también ha tomado nota el kirchnerismo sobre la necesidad de ampliar el espacio y lo mismo la coalición de gobierno, Cambiemos ha puesto a Miguel Ángel Pichetto que fue  jefe de bancada en senadores del kirchnerismo. Esta necesidad de ampliar los espacios, porque el techo de votos es limitado habla de esta necesidad de reconfigurar los espacios, pero de todas maneras la instalación es de que o volver al pasado como dice el macrismo o seguir con la vía de el cambio, esto es más o menos o exclusivamente lo que se intenta instalar en la opinión pública.

 

DM: ¿Y desde la izquierda con posibilidades de mostrarse en esta campaña, hay realmente un intento de ocupar más espacio en el terreno político o no hay mucho espacio para terceras posibilidades?

MP: A nivel legislativo donde se presenta el terreno más favorable a la izquierda, lo que es el Frente Izquierda -que ahora funciona como unidad, donde confluyen por ejemplo el Partido Socialista, el Partido Obrero, Izquierda Socialista, distintas fuerzas de la izquierda- en general inclinan un poco la balanza en la conformación de las Cámaras tanto en el Senado como en Diputados, pero no es relevante la incidencia que tienen a nivel de cargos ejecutivos o acceder a la gobernación de la Provincia de Buenos Aires o la Jefatura de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Sí tiene una intención de votos que ronda el 10% aproximadamente, que le permite colocar algunos legisladores que tienen síndrome valioso en cuanto a las discusiones que se dan en las Cámaras.

 

DM: ¿De lo conceptual?

MP: Justamente, porque hay un paquete de normas que tiene ahí en carpeta el oficialismo o el Cambiemos o el macrismo que tiene que ver con la reforma laboral, un montón de medidas que son regresivas para la clase trabajadora que de continuar con una fuerza importante en el Congreso, aunque no sean gobierno, van a querer empujar eso. Entonces ahí mismo las fuerzas de izquierda cumplen un rol para dar discusiones en el Congreso, pero como digo no tiene una relevancia electoral como para disputar cargos ejecutivos.

 

DM: Muy bien, más que profundo y detallado el informe, como siempre un gusto hablar contigo Mariano. Un abrazo grande desde Uruguay y a la expectativa también de lo que pueda ocurrir, tanto en las elecciones como también en los cambios necesarios para que el pueblo vuelva, capaz que volver es demasiado pretencioso, pero sí que tenga un mejor nivel de vida del que tiene hoy.

MP: Sin dudas, en general uno de los elementos que uno percibe es el deterioro de las condiciones de vida, se ve el desánimo cuando uno camina por la calle o viaja en el transporte público, más allá que la democracia se juega plenamente en las urnas, pero la posibilidad de que haya un retroceso del macrismo ha despertado cierto entusiasmo -como digo- en las personas de a pie, en la necesidad de salir a la calle, conversar con los vecinos y tratar de convencerlos que el pueblo merece algo mejor, así que en eso estaremos y un gusto también desde aquí poder conversar con ustedes.
Vaya un fuerte abrazo.