“EL FRENTEAMPLISTA HISTÓRICO SABE QUE LA IZQUIERDA HOY ESTÁ EN LA UNIDAD POPULAR”
Daniel Rocca e Ismael Acosta del Partido Humanista (UP), 9 de agosto de 2019

 

Daniel Rocca e Ismael Acosta, integrantes del Partido Humanista, Unidad Popular, compartieron la mañana de la 36 para hablar de un nuevo aniversario del lanzamiento de las bombas de Hiroshima el 6 de agosto y Nagasaki el 8. “La preocupación que tenemos hoy, radica en la enorme cantidad de armas nucleares que tenemos presentes, que están activas y que están a disposición de los diferentes gobiernos y que, en cualquier desencuentro, puede acabar la humanidad o la mayoría de la vida en el planeta”. Recordaron que esto empezó en la década del 40, con el denominado proyecto Manhatan, que es el primer proyecto internacional de científicos, con la creación de armas nucleares. También hubo tiempo para hablar de la coyuntura política y de cómo encara la campaña electoral el Partido Humanista. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/danielroccaeismaelacostaphup

 

Hernán Salina: Estamos recibiendo con mucho gusto a integrantes del Partido Humanista, Unidad Popular, Daniel Rocca e Ismael Acosta.
Bienvenidos los dos, gracias por estar esta mañana.

Ismael Acosta: Gracias, un gusto estar acá.

Daniel Rocca: Gracias. Llegué, cumplí mi promesa.

 

HS: ¿Llegas de Buenos Aires recién?

DR: Sí, en febrero dije que me tomaba un tiempo.  

 

HS: ¿Ismael es la primera vez que estás en la radio?

IA: Sí, la primera vez.

 

HS: Bueno, lo vemos bien provisto de material bibliográfico que siempre es bueno, siempre nos alegra ver la gente con los libros en las manos, vamos hablar también en una segunda parte de la actualidad política. Pero es una buena oportunidad que ustedes nos dan para traer al presente lo que estamos recordando hoy, un nuevo aniversario del lanzamiento de la segunda bomba atómica que realizó el gobierno de Estados Unidos, en aquel momento presidido por Harry Truman, sobre la ciudad japonesa de Nagasaki, -el 6 lo había hecho sobre Hiroshima- y queremos abordar ese aniversario reflexionando en el presente, un tema a que ustedes los humanistas siempre los ha preocupado.
¿Por qué la preocupación por esto?

IA: Yo creo que la preocupación mayor que tenemos hoy radica en la enorme cantidad de armas nucleares que tenemos presentes, que están activas, que están a disposición de los diferentes gobiernos que la poseen,  que en cualquier desencuentro que tengan esos gobiernos se puede acabar la humanidad,  junto con el resto de la vida del planeta o la mayoría de las vidas en el planeta. Y que esto empezó allá por la década de los ‘40 con el Proyecto Manhattan, un proyecto que desde el punto de vista científico involucró diferentes propuestas -ingenieril, químico, nuclear sobre todo, pero también de la extracción de material radiactivo, geólogos-. Es el primer proyecto que los historiadores de la ciencia denominan como big science, el primer proyecto internacional científico fue la creación de armas nucleares, un proyecto que demandó una cierta cantidad de dinero que solamente sería superada después por la creación de la estación espacial internacional y lo que ahora es el proyecto de generación de energía nuclear, pero a través de la fusión, los reactores nucleares de hoy funcionan con fisión, este reactor nuclear que todavía no está a disposición funcionaría con fusión.

 

HS: ¿Pero sería la intención original de los científicos? Porque muchas veces los gobiernos estimulan y apoyan la investigación, y por supuesto los científicos también toman partido políticamente; pero parten de buenas intenciones, pero esos descubrimientos después son usados con fines militares.

IA: Esto de la era atómica estuvo muy vinculado con la política. No fue ajeno.
De hecho fue el propio Albert Einstein junto con otro grupo de científicos alemanes, que le escriben al presidente (de EEUU de 1933 a 1945, Franklin Delano) Roosevelt una carta diciendo que los nazis habían dejado de vender uranio a Checoslovaquia y lo habían empezado a utilizar presumiblemente para la construcción de una bomba atómica.
De hecho, en un encuentro que tiene Niels Bohr –danés- con Werner Heisenberg –alemán-, previo a la escritura de esta carta, Heisenberg le advierte a Bohr que los nazis podrían tener una bomba, algo que después se demostró que estaban muy lejos. Cuenta la leyenda que Heisenberg fue consultado y él le daba las ecuaciones mal para que no llegaran a tener la bomba, pero el miedo que tenían los científicos –sobre todo los científicos judíos que fueron perseguidos-, sintieron la necesidad de advertir al otro bando que los nazis podrían tener una bomba atómica y tomaron protagonismo.
Porque estamos hablando que los principales científicos de la época trabajaron en el proyecto Manhattan, estamos hablando de premios Nobel, estamos hablando de lo que sería una liga de la justicia, en este caso no es justicia pero una liga de científicos de primer nivel, Albert Einstein quedó excluido pero estaba Albert Oppenheimer, Enrico Fermi que era italiano además -o sea que venía como del otro bando-, estaba Richard Fairman.
Digamos que había gente incluso de biología que después se embarcarían en el estudio del ADN y también trabajó en el Proyecto Manhattan. Un Proyecto Manhattan que demandó mucho capital, que llegó a superar incluso el capital generado por la industria automotora en su momento.

 

HS: O sea que los científicos partían entonces de aceptar el desarrollo de armas nucleares para atacar al otro bando, ¿la fundamentación sería esa?

IA: Sí. Hay registros que algunos científicos de menor talla fueron como más seducidos por el hecho de poder investigar, que no estaban tan al tanto, sobre todo los que eran más de física teórica que desarrollaron más teorías abstractas tanto en la parte ingenieril, pero sin duda que estaban en guerra y ellos iban como a ayudar a eso.
Un Proyecto Manhattan que es muy curioso de estudiar, porque eran científicos tratados como soldados, vivían con los soldados en esa ciudad fantasma que hay creada en medio del desierto, ganaban U$S3 por día, eran tratados como un soldado más. Y que tuvo como máximo exponente a Otto Oppenheimer que era un científico bastante solitario, que fue diagnosticado en su juventud con esquizofrenia, pero las autoridades pensaron que era la mejor persona para dirigir este proyecto.
Un Oppenheimer que nunca se sintió culpable en el sentido de decir lo que estoy haciendo va afectar personas, va a matar personas, pero que luego de la detonación sobre todo la de Nagasaki, él tiene una reunión con (el presidente de EEUU de 1945 a 1953, Harry) Truman y le dice, “siento que tengo las manos manchadas de sangre” y Truman le responde “¿quiere que se las limpie?”.
Un Oppenheimer que se alejó del proyecto, se alejó de la industria armamentista, fue tratado de comunista después que dejó el proyecto, decían, que le estaba dando información a la Unión Soviética. Está el caso de los espías Rosenberg.

 

HS: El matrimonio que espía para la Unión Soviética.

IA: Sí.
Lo que me gustaría recalcar y es un poco también parte la misión actual, es el rol que tuvieron los científicos en contra del armamento nuclear.
El propio Einstein después de lo sucedido se contacta con otros científicos nucleares, particularmente con Bertrand Russell y Linus Pauling  con quienes crea una suerte de manifiesto, se le llama Manifiesto Russell-Einstein en el cual describe un poco cuál puede ser la actividad del científico volcada al mejoramiento de la sociedad, a mejorar la calidad de vida, de hacer un mundo mejor y no de destruirlo.
Es muy curioso, en Internet se pueden encontrar parte de las entrevistas que le hacían a Russell, porque Einstein murió en el año ‘55 pero el movimiento después tomó mayor envión en los ‘60, sobre todo con las creaciones de los movimientos antinucleares, la propia creación del símbolo de la paz que uno tanto conoce viene de ahí.

 

HS: ¿A ver cómo es eso?

IA: ¿Viste que los aviones en su momento tenían esas banderas que indicaban los aterrizajes? Bueno, eso tiene todo un significado lingüístico, se puede hacer una letra con cada movimiento de las banderas.
Y la simbología del desarme nuclear mundial viene de ahí, en el sentido de que el desarme significaba la ‘D’ -que son los brazos uno hacia arriba y otro hacia abajo- y nuclear significaba los dos brazos a los costados hacia abajo y el mundo es el círculo. Entonces la simbología de desarme mundial, el símbolo de la paz conocido, viene de ahí.

 

HS: ¿Se representa con las líneas las posiciones de los brazos de los banderilleros a los pilotos?

IA: Si. Que en su momento era el lenguaje más común, no existía Internet.

 

HS: Sí, además es como una comunicación más segura, que es visual, se supone que no hay interferencia visual para ver esas señales que a veces por radio podría haber.
¡Mira que interesante!

IA: Es un símbolo internacionalista.
 

HS: Pero arrancabas del peligro que hoy concita para la humanidad el armamento nuclear y la posibilidad del exterminio total, de los seres humanos y de la vida en realidad. ¿Cómo se explica desde el sentido común que alguien pueda querer con el afán de poder destruir todo lo pasible de ser sometido, poder para qué si no vas a vivir, poder para qué si no va a vivir nadie a quien someter?
La lógica de la bomba que destruye todo es muy difícil de comprender. Entiendo que el avance hace que cada uno quiera tener más poder que el otro. Ahora, ¿cómo se entiende que alguien pueda querer fabricar una bomba que destruya todo lo que hay sobre la tierra?
 
IA: Bueno, yo no sé si tenga la respuesta a eso, pero yo creo que el sentimiento principal es de la disuasión. Uno dice que tiene el poder para eliminarlos incluyendo a uno mismo, pero la lógica sería ‘nadie sería tan estúpido al punto de desafiarme en ese sentido diciendo, o tengo armas nucleares, te puedo destruir y no serías tan estúpido de amenazar’. Esa sería la lógica, la lógica disuasiva.

 

HS: En el caso de Japón la amenaza fue que se rindiera, que como aliado en el eje con los fascistas, Japón no se rindió.

IA: De todas maneras recordemos que para el momento que se detonó la primera bomba Japón ya estaba por capitular. Es decir, las tropas japonesas estaban todas replegadas en Japón, estaba a punto de capitular, no era que iba a seguir peleando. De hecho, previo a la detonación de las bombas ya había otro bombardeos en otras partes de Japón, los famosos B-29, que los japoneses adoptaron con el nombre ‘señor B’ o ‘bisan’. Ya habían causado muchas muertes, lo que significó la detonación de las bombas no era para Japón era para la Unión Soviética, era para disuadir y decirle al mundo ‘tengo este poder’.

 

HS: Este capítulo de la Segunda Guerra Mundial se cierra con esto, el resumen sería que ‘yo tiro esto si es necesario’.

IA: Es un poder disuasivo que a posteriori, con el diario del lunes, uno dirá le duró 4 años, porque a los 4 años la Unión Soviética ya tenía armas nucleares desarrolladas por sus propios científicos. Hoy en día con las creaciones del no tratado de proliferación nuclear -que a mi juicio no ha sido respetado del todo-, uno debería sentir que las garantías están ahí.
Uruguay forma parte del tratado de no proliferación, los países que lo firmaron en principio se comprometieron a desmantelar todas sus bombas, pero son bombas que están ahí e incluso están perdidas, no se sabe dónde están. Submarinos que se hundieron y quedaron varados en el medio del océano.

 

HS: Hay un mensaje de voz que escuchamos:
“Buen día compañeros, ¿qué tal? Escuchando atentamente, realmente en manos de siquiátricos como el presidente de Estados Unidos y varios más que manejan este mundo estamos en riesgo permanentemente. Pero creo que lo que realmente nos compete y nos apremia a los uruguayos es el tema de vivienda, toda la gente que tenemos en la calle, el tema de la falta de trabajo que se va a llevar a varios y lo realmente urgente, grave UPM 2 y UPM 3, con esa posibilidad. Un saludo, gracias”, lo manda Cecilia.
Ya vamos abordar estos temas también con Daniel e Ismael. Pero estábamos hablando fuera del aire lo que se pregunta la gente común, ¿cuál es la racionalidad de poder tener el recurso de destruir el planeta?

DR: Hoy cuando cualquiera que esté en Europa seguro, Europa, Estados Unidos, Unión Soviética, cuando apoyas la cabecita en la almohada en Paris, vos tenes que saber que tenes armas de destrucción masiva apuntando a tu cabeza para ser blanco en 30 minutos. La guerra nuclear no plantea “che se picó prepárame los misiles”. No.
Están permanentemente automatizados, permanentemente actualizados los sistemas, para hacer blanco. Es así. Y lo más loco es que no hablamos de eso porque la coyuntura -y está bien lo que plantea Cecilia desde un punto de vista- se opone a veces a lo importante y se confunde amenaza con peligro, una cosa es que vos sientas una amenaza pero otra cosa es dónde está el peligro real, y la humanidad está en peligro. Hoy ya se desbandó esto, nosotros tocamos lo nuclear pero hoy la nanotecnología, la ingeniería genética, hace unos años pararon el acelerador de drones en Suiza, porque estaban queriendo provocar agujeros negros en ese tubo que han superado la velocidad de luz y dijeron paren, los frenaron porque no sabían para donde iban a ir.
Bueno la inteligencia artificial, los drones dentro de 2 o 3 años ya empiezan a ser armas letales autónomas, ya no guiadas por un tipo desde su ordenador sino que toda la misión completa de asesinar a alguien, de producir un atentado, desde que sale del punto está preparado para producirlo, para volver o para auto destruirse en el lugar donde hace impacto, porque también ese dron se puede transformar en un arma y se liquida ahí mismo.
A ver si entendemos, la acumulación en cualquier campo produce saltos cualitativos, entonces empezamos con la lanza, pasamos al arco, después el misil, el misil es una lanza con otra capacidad de destrucción.
Nosotros advertimos porque además el mundo también está enfocado en eso, si fuera nada más que el tema en sí separado, la industria de la guerra orienta la economía mundial también, los presupuestos militares. O sea que esa máquina de opresión que es Estados Unidos ¿qué hace? ¿Cuánto destina en el presupuesto militar al armamentismo? Muchísimo. Cada vez más.
China lo mismo. Entonces hay de todos los recursos de explotación que hay en la humanidad cuanto de eso distribuimos o aplicamos a la guerra.
Cuando hicimos la marcha mundial por la paz y la no violencia en el 2009, los amigos nuestros que habían estudiado esto del mundo sin guerra decían: ‘bueno, sinceramente, si sólo con el 10% de lo que se dedica al armamentismo borramos el hambre en el planeta y el mundo’.

 

HS: Sí, el otro día leímos que un dron que derribaron en Yemen salía -no me quiero equivocar- más de 200 millones de dólares, no era un dron cualquiera de los que vemos acá en un parque.

DR: Oriéntalo a la producción, oriéntalo a generar trabajo.

 
HS: Ismael, te veo con libros, con muchas marcas, lo que quieran redondear de este tema.

IA: Redondeando el tema e intentando responder la pregunta de por qué la humanidad se empecina en auto extinguirse, este libro que tengo en mis manos se llama ‘Materia y Vida’ de Gastón Couto Hanguillet, que es un geólogo francés que se radicó en Uruguay. Escribió este libro en 1969, recopila un montón de teorías de la ciencia en ese momento, pero dedica su último capítulo hacia la ética del investigador. Y voy a leer un pequeño párrafo nomás que tiene que ver con esto: “Quien siendo de buena fe podría dejar de reconocer que la humanidad está plagada de execrables y parasíticos individuos, que mientras cunde la injusticia y para muchos la miseria, las sombras funestas de invasibles hombres de ciencia se deslindan entre las paredes de costosos laboratorios, despilfarrando riquezas fabulosas para perfeccionar los terribles medios que permitirían a la naturaleza…”

DR: Nosotros siempre estudiamos acá en el secundario que habían unos tontos, unos magos que hacían alquimia y la cosa se puso seria cuando pasamos a la química. Sin embargo la escuela de donde yo provengo plantea que el corte con la alquimia significó que aquel que trabaja sobre la materia deja de tener resonancia con la misma. Es decir aquel que está trabajando con la materia no siente con la materia, cuando vos cortas la conexión dejas de ver lo que va a originar lo que vos producís porque te desconectas, si vos cuando estás produciendo cualquier cosa ves las consecuencias, sentís lo que estás haciendo te podes asustar. Eso es lo que pasa con el científico actual, una cosa es el que hace ciencia otra cosa es el que con ese conocimiento lo transforma en tecnología y lo aplica, entonces la mamá está contenta porque al nene le dieron la medalla en la investigación química, no sé qué.
Pero hay otra señora que tiene un cebo que es el que produce la aplicación, los negocios, esa desconexión del hombre de ciencia que no vibra con la vida, que no ve las consecuencias.
Es la lógica nuestra de occidente, cortar, moler, romper y así hacemos eso con la vida, con la montaña, con el amazonas, con los océanos, esa lógica de la destrucción, porque somos hijos de una cultura guerrerista, si alguien hubiera sobrevolado Europa en el año 1500, nunca hubiera pensado que Europa con lo brutal, lo atrasada que era al lado de ese otro mundo musulmán y de Oriente iba a predominar, si eran unos bárbaros, unas bestias que se vivían matando entre ellos. Y bueno, terminó predominando la brutalidad y encima esa brutalidad se revierte de racionalidad y encima ellos son los razonables, los democráticos, bueno es el mundo que tenemos hoy.

 

Diego Martínez: Pasamos al tema de la campaña electoral que ya estamos cada vez más cerca de las definiciones por parte de los diferentes sectores de la Unidad Popular, por el Partido Humanista obviamente incluido, y se viene una Convención. ¿Cómo ves el momento actual de la política en Uruguay?

DR: Creo que yendo de lo general a lo particular, primero tenemos que ver el momento en el que estamos en el planeta, en una guerra entre imperios hoy en día, y en la cual nosotros, la Unidad Popular es, si nosotros nos preguntáramos, cuántos gobiernos de izquierda conocemos en el mundo, hagamos un listado, debe haber 50, 60, 70 países que son de izquierda, 15, 10, entonces nosotros representamos una posición frente al mundo, frente a la vida que ha quedado minimizada en el planeta. Se desmontó el Estado de bienestar y se cayó el muro, nosotros somos los sobrevivientes del muro, los que seguimos haciendo diagnósticos parecidos y los que no hemos entrado en esta cancha que se inclinó hacia la derecha que es el individualismo, el sálvese quien pueda, la meritocracia, un mundo de pocos donde utilizamos a casi todos, dentro de esa lógica, ¿el gran rollo nuestro cuál es? Este mundo de hoy tiene obviamente enormes contradicciones, enorme desigualdades, enorme violencia y hay todo un aparato que minimiza permanente eso.
¿Cómo llegamos hoy a demonizar Venezuela, y no hablar de Estados Unidos? ¿Dónde estamos parados que no se habla más de imperialismo, no se habla más de la propiedad, de apropiarnos de los medios de producción, no se habla más de los temas de fondo, temas que hace 100 años atrás formaban parte de la discusión política en el mundo, ¿cómo llegamos hasta acá?
Todo el mundo habla de Venezuela, la mitad no sabe dónde queda en el mapa. Nosotros ya la etapa de resistir la hemos aprobado absolutamente, los grupos que estamos en la Unidad Popular, ya está, no pudo el neoliberalismo con nosotros. ¿Ahora el desafío cuál es? El desafío es cómo una minoría se convierte en mayoría, como un pensamiento que hoy está en decenas de miles de uruguayos, se transforma en un pasamiento de cientos de miles y después se transforma en un gobierno. Nosotros de algún modo, mejorado con todo lo que se quiera, pero nosotros de algún modo, y esto por favor que no se asocie la palabra, no confundamos forma con contenido, pero en el contenido nosotros representamos el espíritu del Frente Amplio fundacional, en el contenido.
Si vos sos un frenteamplista histórico, o alguien que quiere saber dónde está el espíritu del Frente Amplio, y está en la Unidad Popular. Como también está la mejor tradición colorada, y como está también la mejor tradición blanca, por eso tiene mucho sentido que nosotros en primera vuelta digamos, votá izquierda, porque es la única izquierda que queda. Cuando en este país yo empecé a votar, los colorados tenían una trilogía de derecha, no sé si se acuerdan que eran Hierro, Pasquet y Asiain, y había uno que ahora no me acordaba bien el nombre si era Flores Silva, Flores Mora, que era como la izquierda colorada
 

HS: Flores Silva, hijo de Flores Mora.
 
DR: Claro, hijo de Flores Mora.
Hoy yo en todo el espectro político, esa diferencia, ese arcoíris cortito que iba del Partido Colorado, es lo que yo me encuentro hoy en toda la política, hoy el Frente Amplio sería un Flores Silva.
Nos han ampliado el espectro de la derecha, y nos hacen ver variaciones cuando en realidad es el mismo tema, entonces el desafío nuestro es ese. Y creo que para eso tenemos que alzar la voz, y tenemos que poder simplificar como simplifican ellos las cosas. A mí me hablan de Venezuela, yo hablo de los yankees, y tenemos que poder también sintetizar como sintetizan ellos, más allá de todo lo que desarrollemos y todo el programa que hagamos, tenemos que poder en pocas palabras, simplificar un mensaje que sea también, que a partir de ese mensaje sí se piense y se razone.
 

DM: ¿Cómo?
 
DR: Ese es el desafío nuestro, cultura de la no violencia decimos nosotros, no me hables de la, inseguridad. Hablemos de suicidio. Hablemos de la propiedad, ¿cómo puede ser que el Uruguay no le pertenezca a los uruguayos? ¿Explicame, qué significa patria? Tierra de los padres. ¿Y cuál es el pedazo de tierra que a vos te corresponde? No, no, yo no tengo, porque yo alquilo, y estás resignado así. ¿Por qué te resignas, como te convencieron de no reclamar en tu país lo que te corresponde por el simple hecho de nacer? Te corresponde alimentación, vestimenta, salud, educación, te corresponde porque eso es obra de la humanidad. Ese es otro tema que a veces es complicado sintetizar, como existe a nivel mundial, un robo, se han apropiado del conocimiento del ser humano, te aparece un cretino, te manipula la computadora o un programa de internet por ejemplo, facebook por ejemplo, ¿por qué la Unesco no hace un facebook para todo el planeta? Si lo puede financiar, y nos registramos todos y estamos todos metidos ahí adentro. No, lo hizo este señor que lo patentó, qué va a inventar, ¿qué invento los números binarios? No mientas señor Bill Gates, no mienta señor dueño de facebook, usted es un chorro, el chorro es el dueño de facebook, que se apropia de conocimientos históricos que nos pertenecen a todos.
¿Qué vas a inventar internet si no se te ocurre nada? Lo que se le ocurre todo el tiempo es robar, pero es la lógica, como explicaba también (el demógrafo Guillermo) Macció, que ocurre con los imperios. Cuando hablaba de los muesos, cómo puede ser, me decía un día Macció, lo dijo acá también en la radio, que la gente vaya a ver cosas robadas al Louvre, al Museo Británico, y le parezca espectacular.
Y está ahí lo robado, lo ven con sus ojos, esto le pertenece a los chinos, esto a los egipcios, esto a los mayas… Chorros, ladrones… Y pagan para verlo.
Y después por el celular están preocupados porque parece que robaron un kiosco, ¿cómo puede ser? ¿Entonces qué nos queda?
Dos meses.
Y bueno vamos a divertirnos un poco, vamos a tratar de ser dentro de los elementos que tenemos nosotros, lo más creativos posibles, lo más potentes que podamos, en algunos casos. Nosotros somos personas que vivimos cerca de la indigencia, económicamente hablando, si yo soy un tipo que vive en Argentina y me agarró Macri, te imaginarás que estoy ganando la mitad de lo que ganaba en la campaña anterior. Eso explica también por qué no vengo para acá, por ejemplo, bueno aún así yo me mantengo activo con las redes sociales, estoy en contacto por whatsapp permanentemente, me entero lo que pasa en el Coordinador, me entero de todo, soy parte de la campaña obviamente.
Entonces, echemos el resto y seguimos, hagamos la mejor elección posible y sigamos, tenemos la cancha inclinada, el viento en contra, está embarrado y el árbitro juega contra nosotros, pero aún así tenemos, pero no nos pidan el éxito a nosotros, el éxito reclámaselo a estos señores que dicen que nos llevan por el camino del bien, cuando los humanistas surgimos, ¿qué decía Silo, el fundador del movimiento?
Nos dicen que este edificio no va a fallar, nos dicen que este edificio es perfecto, se cayó la Unión Soviética, esto va fenómeno.
Nosotros somos una escalera de incendio, la no violencia, la ecología social, el ser humano como valor central, armémosla por las dudas, no sea cosa que el edificio se prenda fuego y después no haya salidas. Bueno en eso estamos. Así que haremos la mejor, tenemos una bala de plata o tenemos un tanque de combustible si lo queremos ver en otros términos, súper, que es la posibilidad de llegar por la televisión, no es nuestro fuerte, nosotros no sabemos de campañas electorales.
Sabemos de otras cosas, sabemos de militancia, sabemos de trabajo sindical, barrial, ojalá que estemos lucidos en estos meses que quedan para pegarla en el mensaje, porque la gente tiene que conocerte, y además tenés que ser agradable, tenés que llamar la atención, por algo nos tendremos que distinguir en esta campaña, para que la gente diga, en octubre, en primer vuelta, voto Unidad Popular, después veo qué voto.
Y ese creo que es el gran desafío en el que estamos todos.

 

HS: Hay un mensaje de Gustavo Gómez, compañero del Partido Humanista, que dice: “Gracias a la radio y a los amigos invitados por hablar de lo que ya nadie habla, y que está relacionado con otro tema que muchos han olvidado, la vigencia del imperialismo de Estados Unidos, abrazo”, dice Gustavo.
Y en lo cercano, en lo inmediato, la importancia, la valoración que le dan a la Convención de mañana, cumplir el paso reglamentario, electoral y después el acto que abre una segunda etapa de campaña.

DR: Es lo que les estaba comentando, tratar de que ahora en esta primera instancia se zanje el tema, creo que vamos a llegar, va a hablar la fórmula, es un acto de continuidad, en verdad nos quedan 2 meses y poco, me parece que los últimos minutos del partido este es donde podemos hacer una diferencia.
Insisto, tenemos algo a favor que encima tenemos que ver cómo está reglamentado, que es, porque hoy ¿qué decimos nosotros? Los medios forman la opinión, bueno vamos a tener nosotros en los medios, una llegada, ojalá tengamos la lucidez, la creatividad para acertar con eso, igual uno es humanista, no por el éxito, sino por el sentido que tiene, y nosotros creo que nos mantenemos en una posición por el sentido que le encontramos, porque sabemos que no va a haber mundo para todos, por la vía esta de la locura del individualismo, del capitalismo, de la sociedad como la actual y como la que describíamos con esto de Nagasaki, porque hoy lo que padecemos es la continuidad de ese imperio como decía Gustavo. No se menciona, insisto, es para poner las barbas en remojo que los latinoamericanos estemos horrorizados por Venezuela, y si es una dictadura, y no sepamos que hay una tiranía en los Estados Unidos, un partido que se partió en dos, como el Partido Demócrata Republicano. No es una democracia, ¿cómo puede ser democrático un imperio? Es como decir, es un violador amable, es como decir, ah no porque él trata bien, pero es un violador, un imperio que, ¿quién ha dado más golpes de estados en la historia que los Estados Unidos? ¿Conocemos a alguien? Hasta nos tapan el 11 de setiembre, el 11 de setiembre del ‘73 debería ser un hito para que los latinoamericanos, todos los años hagamos, llamemos la atención, porque se derrocó a un gobierno de izquierda electo democráticamente, le pidieron a los marxistas durante mucho tiempo que ganaran elecciones, bueno ganamos las elecciones, ¿y qué hacemos? te matamos al presidente.

 

HS: La Unidad Popular apuesta al contacto mano a mano también.

DR: Sí, y es fundamental porque si cada uno de nosotros ubicara 4 o 5 personas cada uno de nosotros en la que va a dar eso que están en duda, creo que ahí también podemos hacer una gran diferencia, el tema es que todo va, va cartel en la calle, va la mesa, va la radio, va la tv, las redes, lo que no va es que te quedes quieto.

 

DM: Les agradecemos mucho que haya estado por acá, como decía Hernán, seguramente para interiorizarnos en temas científicos también tengamos oportunidad de hablar con Ismael más adelante.

DR: Muchas gracias y les dejamos el 098 00 1969, el teléfono para contactarse con nosotros.