“EL PROYECTO ECONÓMICO DE MACRI, DE BOLSONARO Y DEL FRENTE AMPLIO ES EXACTAMENTE EL MISMO”
Entrevista al economista José Antonio Rocca, 19 de agosto de 2019

Más allá del personaje Mauricio Macri o Jair Bolsonaro, de su valoración política o su política exterior, hay puntos en común en las políticas económicas que han llevado adelante con las que ha venido aplicando el Frente Amplio. “Porque por un lado la impunidad para el sector financiero, la impunidad para el gran comercio, la apertura casi irrestricta, la falta de políticas sectoriales, sacrificar el consumo popular en aras de exportar todo lo exportable, creo que las coincidencias son absolutas”, dijo el economista y docente universitario José Antonio Rocca en CX36. En ese marco dijo que “el proyecto económico es exactamente el mismo, en definitiva la base conceptual de ambos proyectos o del mismo proyecto, es exactamente la misma”. Recordó que “las críticas a Bolsonaro vienen por el lado de lo represivo, pero en lo económico no se habla”, se menciona la pérdida de los derechos de trabajadores y el tema de la reforma de la seguridad social. “Pero que acá también se viene apuntando directamente también para ese lado. No se animan todavía a decirlo claramente por el tema preelectoral, pero el ajuste que se viene es un ajuste importante, por algo además se está hablando de ‘políticas de Estado’ porque nadie quiere quemarse solo”, afirmó. Transcribimos la entrevista que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/ecjoseantonioroccacompleto

 

Hernán Salina: El gusto de recibir al economista, investigador, escritor, José Antonio Rocca. Buen día, José Antonio.

José Antonio Rocca: Buenos días, el gusto es mío. Es un placer estar aquí charlando de economía con ustedes, con la audiencia de la 36, hemos hecho un viaje al exterior y estamos en el retorno.

 

HS: Sí, precisamente vamos a hablar de economía, pero es interesante también que nos cuentes un poco del tenor de este viaje, que fue por otra actividad que además promueve el deporte. ¿Cómo fue eso?

JAR: Simplemente que con otros viejos tan locos como uno, estamos en la Unión de Veteranos de Básquetbol que es precisamente eso: una unión de gente que de alguna forma jugó mal o bien al básquetbol en su momento, y que hoy se han creado categorías, y hay mundiales, campeonatos panamericanos, y en este caso nos tocó participar en el Mundial +70, que se realizó en Helsinki.

 

HS: ¿Con un cuadro fue esto o como selección?

JAR: Como selección.
Cada 5 años es una categoría, eso es lo que permite de alguna forma que jugadores de tercer nivel -como éramos nosotros- puedan llegar a esto, en el sentido de que cuanto mayor es la edad, menos es la cantidad de gente que sigue jugando.

 

HS: Porque incluso trascendió por ahí un triple tremendo que le hicieron a Uruguay, no sé si fue Ucrania.

JAR: Todavía lo estoy llorando…
Estaba allí, pasábamos a la semifinal si ganábamos, con lo cual teníamos gran posibilidad de sacar medalla, ganábamos por un tanto, nos metieron un triple en la hora. Y creo que si ganábamos, jugábamos la semifinal con Brasil, y Brasil venía en baja y nosotros veníamos en alza. Brasil tenía varios jugadores, claro, en la edad nuestra también son mayores la cantidad de lesiones, los jugadores que se desgastan, pero se dio así.


HS: Eso implica que tienen un entrenamiento permanente de alguna forma, ¿cómo se preparan?

JAR: En lo particular, los +70 jugamos martes y viernes normalmente entre nosotros, a veces se hace campeonato, y cuando se acerca un campeonato de esto, hay como unos 2 meses, 3 meses de entrenamientos más intensos, preparación física, y dentro de todo salimos sextos en catorce, en posiciones primarias salió Estados Unidos, Rusia, Brasil, Ucrania, potencias basquetbolistas, la actuación no fue tan mala.

 

Diego Martínez: ¿Y esto cómo se sostiene, por aportes personales o hay un subsidio?
 
JAR: Hay un aporte también del Estado, indirecto a través de sponsor, por ejemplo Antel, también no se pagan impuestos, y hay un apoyo institucional menor, pero hay.

 

HS: Y más allá de lo deportivo, ¿qué dejó el viaje? no sé si ya conocías Finlandia

JAR: No, para nada.
Y además como ya estábamos allí, muy difícilmente uno tenga la oportunidad de viajar a Rusia en algún otro momento, nos pegamos una pasadita por San Petersburgo y Moscú con mi señora.
Por un lado más allá de la amistad que se genera en este tipo de grupos, un poco lo lindo que es de alguna forma, ‘volver a los 17 después de vivir un siglo’ -como dice la canción-, también se conocen otras realidades, con lo bueno, con lo malo, una visión muy superficial, porque además sobre todo por el tema del idioma el contacto que uno tiene con los guías turísticos, con lo cual la visión es muy limitada, y además los poquitos días también.
De todas formas -tanto en un caso como en otro- no se ven, a vuelo de pájaro, grandes diferenciaciones sociales, comparando con Latinoamérica, uno no ve una pobreza en la calle como se ve acá, también es cierto que por el clima, creo que no subsistiría mucho. Pero un gran respeto por el peatón, una limpieza increíble, tanto en un lado como en otro, digamos camiones barrenderos que pasan cada segundo, el metro de Moscú es una obra maravillosa, uno ve cosas muy positivas. Pero –reitero- a vuelo de pájaro, también ve que las tareas más penosas, las tareas más difíciles las realizan en general inmigrantes.

 

DM: Las más sacrificadas, de menor consideración

JAR: De menor remuneración, claro en general, lo cual denota un cierto tipo de racismo, por lo menos diferenciación social por ese lado.

 

DM: ¿Y allá alguien conoce lo que es la realidad latinoamericana?

JAR: No, muy poco, incluso a veces cuando uno decía, Uruguay, Sudamérica te decían: ‘Ah Sudamérica’...
Conocen a veces a algún futbolista, tuve una conversación muy curiosa con un kasajo, de Kazajstán, que manejaba un taxi, que conocía absolutamente a Cavani, Laxalt, Godín, conocía todo.

 

DM: Me imagino, Suárez, Forlán…

JAR: Suárez tenía menos rating por el tema de la mordida, pero cosas de ese tipo.

 

DM: Claro, pero no la realidad, sino en todo caso, conocen que existe, de donde provienen estos futbolistas, pero no tienen ni idea.

JAR: Ni idea de su situación geográfica, menos aún de otro tipo de elementos.

 

DM: Y volviste a una realidad latinoamericana bastante convulsionada con una situación en Argentina sobre todo que está muy deteriorada la economía, pero la política arrastró también algunas cuestiones de la macroeconomía digamos. ¿Se acrecentó la agudeza de la crisis, o en realidad es parte de un reflejo también de los mercados cuando se les toca sus intereses?

JAR: Sí, a mí en lo particular me reafirma un concepto del cual estamos convencidos -en el error o en el acierto- de que un poco la propuesta monetarista, la propuesta del Fondo Monetario, la propuesta del consenso de Washington, pueden en su momento arrastrar -por lo menos las más ortodoxas- pueden arrastrar gente para ganar elecciones. Pueden generar ilusión, pero son incapaces de establecer caminos reales de desarrollo para los países.
Aquí estamos viendo como los Macri, los Bolsonaro, los  Kuczynski, conducen los países a situaciones extremas de enormes contradicciones que los lleva a un desgaste muy rápido de sus condiciones económicas, que obviamente también cuentan primero con el respaldo de -la mal llamada- gran prensa, la prensa más poderosa.
Cuentan a veces, incluso en la última etapa con la complicidad de ciertos sectores del Poder Judicial, en el caso de Brasil y Argentina es muy claro, tanto con (el juez Sergio) Moro, no porque sean santos los que acusan sino porque en general su parcialidad es notoria. Hechos similares los juzgan de muy distinta manera, eso puede llevar a gobiernos del tipo Macri, pero esos gobiernos se desgastan con una enorme rapidez, aumenta la deuda, promueven la calesita financiera, promueven la especulación a niveles increíbles, y en Argentina pasó lo que tenía que pasar, me hubiera llamado la atención que de Argentina no desembocara en una crisis como la que está desembocando. Lo raro sería eso porque para dar un ejemplo, que a mí me parece claro, Argentina está pagando hoy por su deuda 75% de interés, si lograra su objetivo de frenar la escalada del dólar, si estabilizara el dólar, estaría pagando 75% de interés en dólares, un récord mundial.
Es decir, si lograra éxito en su política, sería la peor derrota para el país, porque ningún país puede funcionar pagando un 75% en dólares a los “inversores financieros”, los especuladores financieros, eso obviamente no puede competir con ninguna actividad productiva, o sea todos los capitales se van a orientar fundamentalmente a ese tipo de actividades.

 

DM: Alberto Fernández dijo que va a renegociar, si es electo presidente, con el FMI y que seguramente revea toda la política de endeudamiento. ¿Cómo se hace para 5 años después de haber logrado determinados niveles de desendeudamiento y de independencia desde el punto de vista de los capitales -más allá de que no era total ni vamos a decir que era un gobierno absolutamente nacionalista en cuanto a su manejo de la economía- pero cómo se hace para revertir eso? Porque deben haber hecho compromisos firmados, pediste plata, ahora pagá.

JAR: Sí, además obviamente después el buscar caminos nacionalistas por lo menos, implica someterse a las posibles sanciones del gran capital, el imperio no facilita a nadie su proceso de liberación, eso también es muy claro, pero es a la larga la única salida, y creo que un gobierno realmente popular ahí en esos casos tiene que apoyarse mucho en la movilización popular precisamente, y buscar ahondar las medidas antiimperialistas, o sea hay un camino en el cual si no avanzás, si te estancás, en definitiva después es muy fácil perder el apoyo popular y quedar muy débil frente a la agresión imperial, que va a existir. Y después también uno siempre apuesta a la idea de que se avance también en la solidaridad con otros pueblos, en la unión de los pueblos latinoamericanos, en la búsqueda de salida, y en un contexto internacional que bien o mal hoy por hoy es mucho más multi polar, digamos, en un momento nos metían el verso de que la unipolaridad, el mundo globalizado, hoy por hoy hay varios centros de poder lo cual permite al que busque salidas propias, la posibilidad de apoyo de otras potencias, o de caminos más liberadores, o sea que, hay varios centros.
Hay otro elemento que a mí me parece también en cuanto a que a mi modo de ver también marca que hoy en camino a contramano que siguen muchos estos gobiernos -tipo Bolsonaro, tipo Macri- ya mirando más tendencias, en los 80, en los 90, la estrategia de las grandes trasnacionales era trasladar actividades contaminantes, actividades de intensidad salarial para bajar los salarios, parcialmente al exterior. Ahí se profundizaron las llamadas maquilas en el norte de México, procesos productivos de repente que se derivaban a Tailandia, a la India. Hoy por hoy da impresión que ese proceso se va agotando, ya lo que querían trasladar, lo trasladaron, e incluso la política de Trump en particular es la inversa, que está buscando que capitales de Estados Unidos que estaban en el exterior, retornen.

 

HS: Generar fuentes de trabajo en la interna

JAR: Generar fuentes de trabajo en la interna, aún a costa también de lo ambiental, también es muy claro.
Pero más allá que el otro no era camino para el tercer mundo, implicaba por lo menos un cierto aire durante un tiempo, implicaba que los espejitos de colores duraran más. Hoy estos países se están abriendo totalmente, están generando las condiciones para la boda, pero el novio no aparece, o la novia no aparece. O sea que eso me lleva a pensar que todos estos gobiernos -tipo Bolsonaro, tipo Macri- aparte de todo están a contra mano de lo que puede ser una tendencia actual de la historia.
Ellos podían ser un gobierno que tuviera cierta viabilidad económica -me refiero en el largo plazo- en un momento de un mundo más unipolar, y en un momento en el cual esa unipolaridad llevaba a que las grandes trasnacionales transfirieran etapas de sus procesos, obviamente las menos tecnificadas, las más contaminantes, las que implicaban súper explotación para el trabajador, al exterior. Hoy por hoy -como decíamos- la cosa está revirtiendo, con lo cual el camino que ofrece este monetarismo, este neoliberalismo ya extremos por decir algo, se va acortando, y entonces el aire que tienen este tipo de gobierno, es muy poco, con lo cual se desgasta. Yo quisiera saber qué apoyo tiene Bolsonaro, por ejemplo.

 

HS: En cuanto a las concepciones, por lo menos uno agradece que se hable de economía o de temas concretos que hacen a la vida de la gente más allá de otras cosas superficiales que a veces han ocupado la campaña en estas semanas; pero en este caso lo que ha pasado con Macri ha sido tomado incluso por el candidato del Partido Nacional, (Luis) Lacalle Pou, que ha dicho incluso, el Frente Amplio dice que esto se cambia con más inversión y dinamismo económico, ‘¿adivinen quién venía diciendo eso estos años? Mauricio Macri’, dijo Lacalle Pou. Y ahí sale a responderle el sub secretario de economía, Pablo Ferreri, que ahora está integrando el equipo económico de Daniel Martínez, y sale a marcarle por ejemplo siete diferencias, la deuda, que lo ha dicho Astori hace poco también cómo está Argentina endeudada con el fondo y el hecho de que Uruguay canceló su deuda con el fondo, lo de la captación de inversiones, Ferreri se vanagloria de que Uruguay va a recibir la inversión más grande de la historia con UPM, el riesgo país que en Argentina anda en casi 1800 y Uruguay 182, la inflación que en Argentina más del 50% dice Ferreri y Uruguay menos de 8%, el riesgo default, el grado inversor que tiene Uruguay, el riesgo default en Argentina, el hecho que renunció el Ministro de Economía en Argentina y que en Uruguay dice Ferreri tenemos el mejor Ministro de Economía de América Latina y las cifras de pobreza que en Argentina dan menos de 30 y Uruguay menos de 10. Todo como argumento de que en realidad han funcionado distinto.

JAR: Primero haciendo un poquito de memoria, tanto el Partido Nacional, el Partido Colorado como el FA en su momento elogiaron la asunción de Macri, incluso había frases casi denigratorias para los Kirchner, que Cristina peor que el otro, digamos, recordemos bastante como fue la historia.
Por otro lado las cifras que maneja Ferreri son bastante cuestionables, no por defender al Partido Nacional que su gobierno también fue muy perjudicial para el pueblo y el Partido Colorado, pero la deuda de Uruguay según las cifras oficiales del Banco Central del Uruguay anda arriba de los 40.000 millones de dólares más los intereses de deuda.

 

HS: No es con el Fondo, es con acreedores privados.

JAR: Acreedores privados, una parte menor sigue siendo con el Fondo, pero el Fondo funciona como aval no solamente de sus créditos directos sino de los prestamistas de todo tipo y aquí hay grandes bancos, o sea que es la misma historia.
Por otro lado creo hoy por hoy hay una grieta a favor de UPM y contra UPM; que creo que cada vez es más claro que la inversión de UPM implica profundizar una estrategia de monocultivos una estrategia de grandes latifundios privados, una estrategia de extranjerización, una estrategia de privatización, se va a privatizar prácticamente el ferrocarril a favor de UPM amén de todo lo otro, en el cual Uruguay primero se decía iba a invertir 1.000 millones de dólares y UPM iba a traer 4.000 -eso era un poco el primer esquema, la primer noticia que se dio al respecto- y hoy lo que va a invertir Uruguay ya supera largamente los 2.000 millones y lo de UPM está por verse.
Es más, en el último boletín de UPM, en la última información de sus accionistas dice el financiamiento de las obras va a ser con el movimiento operativo de caja de la propia empresa, o sea que ni siquiera están prometiendo fondos frescos. Esa es una frase que está al final en un sub rubro que dice financiamiento, aquí lo que tenemos es una profundización nada más de un esquema, una inversión que no se sabe de cuánto va a ser ni cuándo va a ser y además un gran negocio para un privado que va a tener allí prácticamente las plantaciones, la transformación de la madera de celulosa, el transporte al puerto, una zona del puerto y la exportación, el esquema más primario de dependencia típico de los países más pobres de América Latina, de muchos países centroamericanos en su momento, lo que fue el esquema United Fruit en su momento en muchos países de esa zona.
Además –reitero- con regalías de todo tipo, con perjuicio de todo tipo para sectores populares, ni que hablar lo que va a ser ya la construcción de una vía férrea que está llevando a que mucha gente se vea perjudicada, en el aspecto de un transporte continuo de celulosa para un lado y productos químicos para otros, con gran riesgo para la población, un esquema realmente lastimoso, que incluso uno no entiende como algunos sectores que son partidarios de esto hablan de no vender el rico patrimonio de los orientales, casi es de un absurdo que uno no quiere calificar porque no quiero entrar en al ámbito de las calificaciones o hablar de oligarquía – pueblo.
Parece que UPM es pueblo, UPM parte del pueblo.
Yo qué sé, como que hay cosas que uno dice no sé si hay desconocimiento, hipocresía, un grado de mentira que uno ya no puede calificar pero eso es UPM, después lo otro son manejos de cifra.

 

HS: La inflación por ejemplo.

JAR: La inflación, es cierto. Primero ya estamos en los seis, siete, meses del 2019 arriba del 6% según las cifras oficiales, si continuara esta situación llegaríamos a 10 o 12 fácil, también es cierto que los salarios son los que están pagando el pato los ajustes fueron del 6%, 7%, aquí hay una quita salarial para financiar esa transferencia y esa disminución de la propia inflación.

 

HS: ¿Cómo es eso?

JAR: De alguna forma si la inflación es un 20 y el salario aumentó un 25, el trabajador mejora, ahora si la inflación es de un 10 y el salario aumentó un 6 el trabajador empeora, no es un tema, lo único que incide…
 

DM: ¿Le rinde menos el dinero porque aumentan más las cosas?

JAR: Claro, en definitiva lo que juega en la evolución es el salario real, sin entrar en el hecho de que la canasta de consumo acá está muy mal hecha, muy mal calculada, un mal que hemos reiterado muchas veces, a veces es una pérdida de calidad de los productos.
El otro día compraba un asado ‘corte inglés’ que le llaman ahora -y yo tengo los suficientes años para decirlo es el viejo asado que comimos los uruguayos en los 60-, hoy ese asado es muchísimo más caro y lo que le llaman asado ahora es un conjunto de huesos y grasa que antes no lo comían ni los perros.
Entonces hay toda una serie de elementos que marcan que los índices de inflación son bastante dudosos.
Pero por otro lado se está conteniendo la inflación a través del control del tipo de cambio, con un atraso cambiario que está llevando a otro tipo de problema, que está llevando a que Uruguay sea muy caro en la región, que se pierda el turismo, que se pierdan metas fronterizas, que haya un contrabando muy importante en Uruguay que está arruinando una gran cantidad de sectores, que empresas se trasladen de Uruguay a los países vecinos para disminuir sus costos, una destrucción agropecuaria y brutal en muchos rubros, o sea que el costo de este atraso cambiario como los otros costos de atraso cambiario, porque esto se dio en los 90 y desembocó en la crisis del 2000, se dio en los 70 y desembocó en la crisis, pero Uruguay está entrando cada vez más en una zona de riesgo que además lo que se está prometiendo…
El último articulito que yo le mandé ahora a mi yerno para que lo pueda subir a la página, se llama “De hachas y motosierras”, los dos principales aspirantes a la presidencia están prometiendo hoy hachas y motosierras para recortar el gasto público, donde la diferencia no es qué vamos a recortar o no vamos a recortar, es este lo va hacer más velozmente y nosotros lo vamos hacer más gradualmente. Eso es lo que están planteando.

 

HS: Le comentábamos este titular, este artículo que sale el fin de semana en El País de Madrid: “Consumidor chino arrasa con el asado uruguayo”, señalan que estamos batiendo el récord de importación de carne de vaca para el mercado interno, porque lo mejor de la carne producida por nuestro país está yendo a China y otros países de la región, hemos traído en julio 3.000 toneladas de carne bovina de Brasil y en menor medida de Paraguay y Argentina, mientras miles de toneladas se han ido a China y otros países. Desde el Instituto Nacional de Carne dicen que la situación es inédita en un país donde tenemos unos 13.000.000 de vacas, que el kilo de novillo acá anda en los U$S4 China está captando el 62% de la producción de carne de res uruguaya, una cifra que viene subiendo desde hace varios años y sube también el precio de la carne interno en nuestro país, que hasta hace poco se trataba de una carne barata al kilo, hasta hace poco y se recuerda lo del “asado del Pepe”, dice que lo mejor de nuestra versión de asado lo están usando en China en las sopas y guisos que son tradicionales en la comida asiática. Los precios desde la Asociación de Carniceros se reconoce que han subido entre el 20 y el 25% en lo que va del año y todo indica que no va a bajar.

JAR: Esto implica que es todo una política de exportar todo lo exportable, aun sacrificando el consumo local de productos básicos  y por otro lado también la consecuencia de todo un proyecto de país, se planta soja para los cerdos chinos, se planta eucaliptos para la celulosa y de alguna forma se ha dejado en un segundo plano la producción de alimentos, se agrega además un tema estructural de la economía uruguaya que se viene diciendo desde hace muchísimo tiempo, que la base de pasturas naturales permite un stock de suma de unidades ganaderas, tanto ovina como bovina, está estancado hace más de un siglo, o sea que hay traslados de repente más vacunos y menos ovinos o al revés, pero la cantidad de unidades ganaderas permanece relativamente estable, más allá de ciclos desde hace muchísimos años y a eso se agrega lo que fue la privatización de los frigoríficos allá en la década del 70, con lo cual tuvo un elemento de defensa del consumidor que existía históricamente en Uruguay fue destruido, como también destruido Subsistencia y otros elementos que de alguna forma bien o mal significaban una defensa para el consumo de los uruguayos.

 

HS: ¿Por qué era una defensa?

JAR: Era una defensa porque el Estado podía intervenir si un producto crecía mucho su precio y venderlo a un precio razonable, intermediaba sin lucro entre el productor y el consumidor abaratándose ciertos productos, había deficiencias, había burocracia, había amiguismo, vamos a no idealizar tampoco aquello, pero bien o mal si se buscara una participación popular ese tipo de cosas podía tener un cierto andamiento, por lo menos para ciertos productos. Yo digo hoy por hoy, de repente al recrear un organismo que cuando un producto sube mucho compre directamente al productor a un precio razonable  y lo venda directamente al consumidor, no solamente al consumido director sino a las escuelas, al propio ejército, o sea buscar mecanismos que impliquen de alguna forma ayudar al pequeño productor por un lado y abaratar  ciertos productos por otro, eliminando intermediarios que hoy se llevan en muchos casos toda la ganancia y el lucro, o sea que hay que buscar mecanismos de distintos tipos que implica pensar la economía al revés, implica pensar la economía desde la gente, desde sus necesidades de vivienda, de deporte, de alimentación, de abrigo y no pensar la economía desde el lucro privado, que es lo que se está haciendo hoy por hoy.
  

DM: En el relato que hacía Hernán de esta crónica llamo la atención que en vez de abaratar los costos del asado, el comprarlo más barato se encarece. ¿Cómo se puede explicar esto?

JAR: Creo que se explica por varios factores, uno de ellos es la extranjerización brutal que además tiene la industria frigorífica en Uruguay la gran concentración. O sea que ellos de alguna forma desplazan actividades de un sector a otro según les convenga, incluso parte hoy por hoy lo están haciendo desde Brasil. Por otro lado también los ciclos ganaderos que lleva a que haya momentos en los cuales falta carne, falta ganado mejor dicho, falta...

 

DM: ¿Faena?

Rocca: Claro, falta digamos ganado preparado para faena por dos tipos de ciclos. Hay ciclos plurianuales y ciclos dentro del propio año, los ciclos plurianuales llevan que hay momentos en los cuales sobre todo de buenos precios, se dedique el ganado o parte del ganado, los llamado vientres, no va a faenarlos sino a la reproducción lo cual disminuye la faena y hay momentos en los cuales al revés, se faena mucho vientre y eso lleva a que haya disminución del stock.
Normalmente el stock evoluciona con gráficas diferentes a la faena y lleva desajustes entre oferta y demanda, en la medida que no hay una intervención del Estado los momentos de desajuste se agravan, tanto en un sentido como en otro lo cual lleva a distorsiones muy grandes de los precios y en eso, el perjudicado siempre es el consumidor, porque además la cadena se centraliza más en pocas manos, hasta por la vía que los supermercados son los que venden gran parte de los productos, desaparecen carnicerías, se va concentrando toda la oferta en perjuicio obviamente del consumidor final. Y después, en este momento -y ahí ya no tengo una explicación muy clara-, creo que por la evolución del dólar en Uruguay fundamentalmente el precio del ganado está bastante distorsionado en la región. Es bastante diferente en el caso uruguayo que en los otros países con lo cual el ganado es más caro acá, quizás también por parte de sus ciclos que mencionábamos, además también la calidad del ganado uruguayo es superior por razones históricas, por el tipo de alimento, etcétera. Pero en última instancia lo que está en juego acá creo que es, primero que se priorice la exportación por sobre el consumo absolutamente, no importa que el consumidor no consuma siempre y cuando sea negocio para los privados, se ha eliminado el papel directo del Estado prácticamente en toda la cadena. Se ha extranjerizado fundamentalmente la punta de la cadena a través de los frigoríficos, además estamos en el marco siempre de una tendencia histórica a que el agro uruguayo no crece, sobretodo la producción de unidades ganaderas.

 
HS: En este panorama, uno queda pensando porque se vanagloria Pablo Ferreri de una inflación dice que no llega al 8, pero te están hablando a la vez de una carne que sube 5% en lo que va del año. Y que es de menor calidad, está más cara y es peor.

JAR: Además el IPC tiene otra trampa.
El IPC es un promedio general con lo cual de repente, el rubro comunicaciones se ha abaratado por razones de avances técnicos, etcétera y compensa la suba de otros productos que de repente son más vitales para la diaria de la gente, o sea que dentro del IPC lo que llamaríamos la canasta obrera sube más de repente que el promedio, porque el abaratamiento artificial del dólar lleva a que muchos productos dolarizados suban menos que el promedio y esos también abarata la canasta en las cifras, más allá que -reitero- creo que el IPC está subiendo alrededor de un 15% fácil, a ojo de buen cubero de mal cubero, pero es muy claro que hay una distorsión en las cifras que es notoria.

 

HS: El otro día leí en las redes una señora que compró dos tomates, no sé donde los habrá comprado pero decía $180 dos tomates, no será precio de feria de repente, pero el tema de la verdura como algo que debería ser primario, también hablamos de la carne, nos encontramos con ese panorama.

JAR: La verdura, la pesca por ejemplo que es un producto que tendría que estar, tendría que haber un plan pesquero que sería importantísimo tanto para generar trabajo como para generar una alimentación sana y barata para sectores populares, no hay una política avícola clara, hay una ausencia de políticas sectoriales firmes que es la consecuencia lógica del amor al mercado que tiene la gente, el amor al mercado lleva a este tipo de situaciones en todos los planos.

 
HS: Un amor que se expresa en que los precios los ponga el mercado, que lo compra el que pueda.

JAR: A lo sumo le solicitan los supermercados miren muchachos sean buenos no suban estos productos, unas cosas que son lastimosas en gobiernos que asumieron supuestamente siendo de izquierda.

 
HS: Un gobierno supuestamente siendo de izquierda, si te pidieran trazar puntos en común entre lo que ha sido el gobierno de Macri y el FA, más allá del personaje Macri, su valoración política, su política exterior, ¿hay puntos en común en las políticas económicas de ambos?

JAR: Creo que absolutamente sí, porque por un lado la impunidad para el sector financiero, la impunidad para el gran comercio, la apertura casi irrestricta, la falta de políticas sectoriales, sacrificar el consumo popular en aras de exportar todo lo exportable, creo que las coincidencias son absolutas, es más, fijate a lo que tuvo que recurrir Ferreri para buscar las 7 diferencias. Yo recuerdo además -perdón por ponerme en protagonista de esto pero creo que es una anécdota- cuando recién asume Astori hicimos un artículo que no recuerdo bien en qué periódico, en el cual decía busque las 7 diferencias, entonces marcaba lo difícil que me costaba marcar diferencias entre el proyecto Astori y lo que venían haciendo blancos y colorados, me resultaba tan difícil como esos cuadritos de busque las 7 diferencias, casualmente o no a los pocos días Astori sacó, creo que en Búsqueda, un artículo que decía las 9 diferencias, era más o menos como esto de Ferreri buscando diferencias en matices, para justificar precisamente que era un gobierno distinto. Pero creo que en un caso como en otro resulta muy difícil buscar las diferencias.
Como resulta muy difícil buscar las diferencias entre el proyecto blanquicolorado y el frentista, es más, durante años las críticas de los diarios más directamente vinculados al sistema Astori han sido mínimas, si han existido han sido mínimas porque su proyecto es el mismo de la derecha tradicional en el término económico, con algún asistencialismo tibio para tratar de dorar la píldora, con alguna ley que no funciona pero que existe como ley y poca cosa más, lo demás es puro humo y en puntos claves como ha sido la ley forestal. Fijate vos que Sanguinetti se da el lujo de decirle pero el Frente está sacando pecho con una ley que fue mía, el país forestal lo inventé yo dice Sanguinetti y tiene razón eso no se lo puedo discutir, lo que le puedo discutir son los efectos del país forestal, país forestal no perdón, de monocultivo de eucaliptos porque forestal es otra cosa.

 

HS: Podría ser positivo.

JAR: Claro, podría ser otra cosa.

 

DM: Un poco también hablábamos de estas similitudes diferencias o matices y uno piensa en la campaña argentina, el posible escenario de un cambio de gobierno genera turbulencias, sin embargo acá -a pesar de la derrota contundente que tuvo el gobierno también en las internas- no hubo grandes movimientos a nivel de la economía, el mercado no parece haber reaccionado de manera negativa a lo que han sido los movimientos.

JAR: Porque el proyecto económico es exactamente el mismo, en definitiva la base conceptual de ambos proyectos o del mismo proyecto, es exactamente la misma por lo que decíamos hoy. Por eso tanto uno como otro se parecen tanto al macrismo y al bolsonarismo económico, porque en definitiva ¿cuál es la crítica a Bolsonaro? Viene por el lado de lo represivo, pero en lo económico…

 
DM: Si, en la pérdida de los derechos de trabajadores también y el tema de la reforma de la seguridad social.

JAR: Pero que acá también se viene apuntando directamente también para ese lado. No se animan todavía a decirlo claramente por el tema preelectoral, pero el ajuste que se viene es un ajuste importante, por algo además se está hablando de ‘políticas de Estado’ porque nadie quemarse solo. Es el abrazo del oso. Están diciendo nos quemamos todos juntitos porque además es lo que está exigiendo el FMI, para seguir con esta política, para mantener el grado inversor que era el otro supuesto que en definitiva es la nota que te pone la maestra por llevarle flores.

 

HS: Cuando se habla Rocca de las consecuencias que puede traer, todo indica que se va a un cambio de gobierno en Argentina donde asumiría Alberto Fernández, ¿qué se puede esperar respecto a nuestro país?

JAR: Ya la devaluación fuerte en Argentina está golpeando en parte a Uruguay, primero el dólar está creciendo lentamente pero está creciendo, la tendencia es claramente al aumento, la utilización del dólar como ancla se le viene degastando; el costo además que crezca con cierta moderación está siendo terrible, el gobierno está vendiendo reservas, el gobierno se está endeudando cada vez a niveles más superlativos, cada vez son más los sectores internos que compiten con desventaja con la producción regional, cada vez son más los sectores como decíamos hoy que se ven jaqueados por la importación o por el ingreso de contrabando de productos de Argentina y de Brasil. Y además el tema del Turismo como decíamos hoy, si se llega al verano en esta situación va a ser terrible para los sectores vinculados al turismo como ya fue bastante mala esta temporada.

 

HS: Sí, bajó bastante.

JAR: Y es de sospechar que no puedan aguantar el atraso cambiario en términos de libertad de mercado estén mucho más…

 

HS: ¿En nuestro país decís?

JAR: Sí.

  
DM: ¿O sea que tendría que dar un salto el dólar para acompasar un poco?

JAR: Yo creo que en este contexto de liberalismo económico va a dar un salto, no hay vuelta.

 

HS: Porque el gobierno se jacta de que va comprando dólares y lo va controlando digamos, hasta después de las elecciones.

JAR: Uruguay en este momento, bueno no sé porque hace días que no entro al Banco Central en ese sentido, pero andaba por los 6 mil millones las reservas reales con una deuda de 40 mil, están jugados un poco al supuesto ingreso de capitales por UPM de corto plazo que les daría un respiro, pero un respiro que es como qué sé yo, como el alcohólico tomar un vaso de vino para tener su situación inmediata pero que lo agrava en su perspectiva, o sea la adicción al gran capital extranjero tiene esos mismos efectos nefastos, en este caso es el organismo social y que sobre el organismo biológico, esa apertura irrestricta está llevando a problemas graves, pero en el corto plazo si entraran capitales con la expectativa del funcionamiento de la construcción y la metalurgia podría atenuar en el corto plazo la situación, a la larga sería.

 

HS: ¿Atenuar por qué, qué produce ese ingreso de capitales?

JAR: Produciría dos o tres efectos inmediatos.
Por un lado un mejoramiento inmediato de empleo, más allá que a la larga se perdieran empleos pero en lo inmediato habría más construcción, habría más metalurgia, aquí quiero reiterar un argumento que a veces se da: “prefiero morir  de cáncer dentro de 20 años que morir de hambre mañana”. En parte es cierto, en parte también es el máximo individualismo porque el que va a morir de cáncer es su hijo, su nieto, su vecino y en definitiva posiblemente él también después que no se muera de hambre durante un mes pero como argumento es terrible, como argumento individual es malo, como argumento social de lo que tiene que pensar en el país más allá de lo inmediato ya la cosa es -viendo lo que han sido las consecuencias de UPM y Montes del Plata- también bien claro que no hay solución.
Y además también en el corto plazo implicaría una oferta de dólares inmediata que evitaría durante un tiempo la subida abrupta, también a la larga va a ser peor porque después la ganancia de UPM va a ir para Finlandia o para Suecia o no se sabe para donde, o sea que todo esto está marcando lo que es un poco las perspectivas que se le ofrecen al país.

 

DM: Muy bien Rocca, le queremos agradecer mucho haber estado por acá, nos alegra que haya vuelto porque podemos tener este contacto de manera más fluida, más permanente y vamos a seguir hablando de economía.

JAR: Con el máximo gusto, también a mi me alegra volver porque más allá que me gusta viajar, yo la verdad que soy un desastre a los 15 o 20 días empiezo a extrañar, la pasé fenómeno y es un regalo que me ha dado la vida después de viejo seguir jugando al basquetbol y al ajedrez.
Y viajando en función de eso.

 

DM: Vamos a reiterar la página.

JAR: Sí, http://joserocca.org
En agosto hicimos un solo artículo para todo el mes por el viaje, en septiembre ya pensamos retomar la frecuencia quincenal.

 

DM: Gracias Rocca.

JAR: Gracias a ustedes, abrazo.