“EL DETERIORO DE LA ECONOMÍA URUGUAYA ES FRUTO DE UNA ECONOMÍA MAL ORIENTADA QUE SE ESTÁ DESTRUYENDO”
La Columna del contador Dardo Arigón, 24 de agosto de 2019

 

“Si bien se maneja las cifras que ingresan muchos capitales y es beneficioso para el país, no se publica mucho sobre las cifras de los capitales que salen. En el año 2017 ingresaron capitales por inversión extranjera directa por 2.600 millones de dólares, pero salieron capitales por 4.700 millones de dólares”, dijo el contador Dardo Arigòn en su columna quincenal por CX36. Explicó que “son datos oficiales publicados por estudios de Uruguay XXI. O sea que estas son cifras oficiales” y subrayó que “esa inversión extranjera ya obtuvo la ganancia correspondiente que quería, y ya busca otros horizontes”. Además dado que “salen 2.100 millones más de capitales de lo que ingresa”, valoró que “Uruguay está perdiendo divisas. Todo lo favorable que se hablaba en la etapa anterior ya se empezó a perder. Y en el año 2018 ingresaron 2.700 millones y salieron 3.300 millones, o sea que se perdieron 600 millones de dólares de inversiones”. Por lo que “vemos que el deterioro de la situación económica nacional está llevando a la pérdida de capitales, a la pérdida de divisas” y ese deterioro de la economía “no es fruto de lo que está pasando en el mundo, o de lo que pasa en Argentina o Brasil; es fruto de una economía uruguaya mal orientada que se está destruyendo”, subrayó. Transcribimos esta columna que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/20190824crdardoarigon

 

Hernán Salina: Vamos a abrir el diálogo, la columna del Contador Dardo Arigón desde Mercedes, Soriano, y en el que ustedes suelen sumarse con sus preguntas, sus comentarios. Los buenos días para el Cr. Arigón, desde 18 y Ejido a Mercedes.

Dardo Arigón: Buenos días, ¿cómo están?

 

HS: Bien. Un gusto recibirlo Contador.
En esta jornada soleada, vamos a abordar temas sobre la economía. Hoy queremos arrancar por realidades y decisiones que se toman en Estados Unidos, y que por supuesto repercuten en la economía internacional, que enfrentan de alguna manera actualmente a la Reserva Federal, que es el Banco Central de EEUU, con el Presidente Donald Trump.

DA: Sí exactamente, porque la Reserva Federal acaba de bajar de nuevo la tasa de interés, que estaba en algo así como 2,25% y la bajó al 2%, pero el Presidente quiere que se baje más para reactivar la economía.
Porque ¿qué efecto tiene la baja de interés sobre la economía interna de EEUU? El efecto es que eso hace que aumenten los préstamos al consumo porque tienen tasas menores, aumente el consumo y por lo tanto se reactive la economía.
Y por otro lado la rebaja de la tasa de interés debilita el dólar un poco y hace más competitiva la economía de EEUU.
O sea que lo que quiere el Presidente de EEUU es que la reserva baje más las tasas de interés para que sea más eficaz para reactivar la economía interna.

 

HS: Por ejemplo yo leo en las noticias, la Agencia Reuters dice en las últimas horas: La Reserva Federal actuará como sea apropiado para mantener la actual expansión económica, dijo ayer (viernes) el Presidente del organismo, Jerome Powell, comentarios que no expresaron mucho sobre cuán rápido podría recortar las tasas de interés, pero que molestaron al mandatario Donald Trump. Dice que El Jefe de la reserva ante las presiones de Trump y de los mercados para recortar el costo del crédito, aseguró que la economía del país se encuentra en un punto favorable pero enfrenta significativos riesgos, especialmente lo que denominan efectos de la guerra comercial con China.

DA: Sí, porque ya vimos que China devaluó el Yuan y por lo tanto tiene una producción más competitiva con el resto del mundo. Al devaluar la moneda, la producción interna tiene precios internacionales menores.
Entonces EEUU no se quiere quedar atrás con esta política, no quiere perder mercados, y por eso la posición del Presidente de tratar de bajar más las tasas de interés a un ritmo mayor para reactivar la economía, inclusive el Presidente toma como ejemplo Alemania, que tiene tasa cero.
O sea que es un momento que es delicado evidentemente; si es delicado para las grandes potencias, para estos países de la periferia la situación es mucho más delicada.

 

HS: O sea que las tasas de interés, es decir cuánto de ganancia te dan los Bancos por la plata que pongas en ellos, ¿es un elemento regulatorio de qué? ¿De la cantidad de moneda que circula por ejemplo, Contador?   

DA: Sí, porque si la tasa de interés es menor, las personas, los consumidores van a pedir más préstamos porque la tasa es menor. Al pedir más crédito va a circular más moneda dentro del país, va a aumentar la demanda de mercadería y eso va a aumentar la producción. O sea que eso reactiva la economía.

 

HS: Desencadena entonces esa medida que parece puntual, va generando en la cadena del funcionamiento de la economía todos esos otros fenómenos, digamos.

DA: Ustedes vean que estamos hablando de variaciones del 0,25% de la tasa de interés, que es mínimo pero que tiene un importante efecto sobre una economía grande.
Ahora, en relación a Uruguay la posición interna, la posición oficial es que al bajar la tasa de interés los capitales que están fuera de EEUU no van a ir a EEUU, van a ir a lugares donde se pague mayor tasa de interés real.
Entonces se piensa que esos capitales van a venir -por ejemplo- a Uruguay. Uruguay se va  ver beneficiado por eso.
Es decir, de hecho Uruguay y el mundo ya se vio beneficiado desde el año 2008, porque con la crisis bancaria que hubo en EEUU y en Europa debido a los préstamos para vivienda que fueron exagerados y que hicieron aumentar los precios de las viviendas, que los bancos fomentaron la especulación con viviendas, es que los bancos terminaron sin dinero y con una crisis muy importante dentro de EEUU y de Europa.
Y que la Reserva Federal, que es el Banco Central de los EEUU pero el directorio de la Reserva Federal está formado por representantes de Bancos privados de los EEUU, la Reserva Federal la dirigen los bancos privados, o sea que es privada. Esos bancos deciden cuánto hay que emitir y a quién otorgarle esa emisión.
Bueno, en el año 2008 como los bancos privados entraron en crisis, lo que hizo la Reserva Federal fue emitir grandes cantidades de dinero a los efectos de que no quebraran los bancos que estaban todos, los grandes y los chicos, en crisis. Por supuesto que dejaron quebrar a los bancos chicos, pero a los bancos grandes los asistieron.
Esos billones de dólares, o sea millones de millones de dólares, no circularon dentro de EEUU, se fueron al exterior; y eso hizo que aumentara la inversión extranjera directa, porque los bancos prestaron ese dinero a las transnacionales.
Y a partir de ahí es que Uruguay se benefició también, porque vino la inversión extranjera directa. O sea que Uruguay se benefició a partir de este período de 2008-2009 con el aumento de los precios de los commodities y con esta inversión extranjera.
O sea que las condiciones que tuvo Uruguay dadas por el mundo, fueron las que lo beneficiaron y no dejaron decaer la economía uruguaya.
A partir de 2008-2009 la inversión extranjera directa aumentó en Uruguay, los millones de dólares que venían del exterior aumentaron. Lo cual se dijo, y es cierto, es beneficioso para la economía nacional.
Pero, y acá aparece el problema, a partir del año 2012 siguen ingresando capitales al Uruguay pero ya empiezan a salir también capitales en el 2012, o sea que ingresan y salen.
Entonces, si bien se maneja las cifras que ingresan muchos capitales y es beneficioso para el país, no se publica mucho las cifras de los capitales que salen.
Y es así que llegamos al año 2017. En el año 2017 ingresaron capitales por inversión extranjera directa por 2.600 millones de dólares, pero salieron capitales por 4.700 millones de dólares.

 

HS: ¿Esos datos quién los publica, Contador?

DA: Esos son datos oficiales publicados por estudios de Uruguay XXI. O sea que estas son cifras oficiales.
Vemos que aunque la Reserva Federal esté bajando las tasas de interés, no solo no aumentan los ingresos de capitales sino que salen muchos capital; pero salen no por la tasa de interés sino porque la economía uruguaya no le presenta buenas perspectivas a esos capitales.
Esa inversión extranjera ya obtuvo la ganancia correspondiente que quería, y ya busca otros horizontes.
Usted observe que salen 2.100 millones más de capitales de lo que ingresa, es una cifra importantísima; con lo cual Uruguay está perdiendo divisas. Todo lo favorable que se hablaba en la etapa anterior ya se empezó a perder.
Y en el año 2018 ingresaron 2.700 millones y salieron 3.300 millones, o sea que se perdieron 600 millones de dólares de inversiones.
Vemos que el deterioro de la situación económica nacional está llevando a la pérdida de capitales, a la pérdida de divisas.
Y el deterioro de la economía entonces no es fruto de lo que está pasando en el mundo, o de lo que pasa en Argentina o Brasil; es fruto de una economía uruguaya mal orientada que se está destruyendo.

 

HS: Hay un concepto que le queríamos preguntar para redondear este tema, que es lo de inversión de carteras que se maneja, ¿de qué se trata?

DA: Bueno, lo que estábamos mencionando recién eran cifras de la inversión extranjera -la que se llama- directa; o sea que es inversión en producción, inversión para el sistema financiero, para las empresas de seguros, es decir inversión, capitales que llegan a las empresas. Eso es inversión extranjera directa, que es en realidad la que le importa a un país para mejorar la economía.
Pero hay otro tipo de inversión que también llegó a Uruguay, que también es la inversión extranjera de cartera; que es la inversión que llega para especular, que compra títulos que emiten las autoridades, que emite el Banco Central. Títulos para especular, porque Uruguay pagaba muy buenos intereses y está pagando muy buenos intereses, entonces esos capitales vienen a especular, se invierten por dos meses o un año, y cuando ya no les sirve porque encuentran mejor destino, se van. Esa es la inversión en cartera.

 

HS: ¿Al gobierno le sirve captar ese tipo de inversión también?

DA: Al gobierno le interesó cualquier dólar que ingrese al país, porque eso significa que a raíz de esos dólares que ingresaron al país es que el gobierno aumentó las reservas internacionales que tiene el Banco Central. Compró esos dólares y los tiene como reserva; por eso se dice que Uruguay está bien posicionado por las reservas internacionales que tiene en dólares, que son esos dólares que compraron las autoridades. Que son reservas, pero que en realidad las está debiendo, son deuda también, no son reservas genuinas, no son reservas propias que hubieran surgido de excedentes de la economía nacional; sino que son reservas producto de dinero prestado al gobierno, producto de la deuda pública que aumentó.
Pero de cualquier manera, de esta forma ellos lo que hacen es obtener más dólares y tener reservas, tener holgura como para pagar los préstamos y los servicios de deuda.

 

HS: Contador, nos venimos también específicamente a temas locales. Una mirada a la situación del Banco de Previsión Social y las razonas de su déficit.

DA: Sí, es un tema recurrente este el déficit del BPS, el déficit de la Seguridad Social. Y es recurrente porque está en el objetivo de los partidos políticos mayoritarios hacer un reajuste en la seguridad social; reajuste que como sabemos va a recaer en recortes que le van a realizar a los trabajadores. Recortes de diferente tipo, pero evidentemente que es para cubrir el déficit fiscal del BPS.
Ya vimos que una buena parte del déficit es provocado por el dinero que el BPS recauda y se lo entrega a las AFAP; porque el déficit del BPS si bien son 600 millones de dólares, si recibiera el dinero que recaudan las AFAP tendría un superávit de algo así como 500 millones de dólares.
Pero además hay otro efecto que tiene la orientación económica de Uruguay, y es que en estos últimos 4 años se ha generado desempleo. Y ese desempleo lleva a que se pague seguro de desempleo a los trabajadores que quedan sin esa fuente de trabajo.
Tenemos que recordar que en el año 2002, que fue el año de crisis y de gran desempleo, el BPS pagó seguro de desempleo por algo así 60 millones de dólares. Y actualmente, en el año 2014 que empieza a generarse la nueva etapa de desempleo… del 2014 hasta ahora se perdieron 60.000 puestos de trabajo… En el año 2014 ya se pagaron casi 300 millones de dólares anuales por seguro de desempleo. Esa cifra se mantuvo hasta el año 2017, que es la última cifra que tenemos del BPS.
O sea que el déficit que tiene el BPS incluye salida por 300 millones de dólares, por el seguro de desempleo en Uruguay.
A esto tenemos que sumar que evidentemente esas 60 mil personas no están realizando aporte al BPS, o sea que el BPS deja de recaudar por esas personas desocupadas.
O sea que vemos que el déficit lo están generando las autoridades, tanto en el respaldo a las AFAP como en la generación de desempleo y de seguro de desempleo.
Pero veamos la importancia que tiene esto, porque si bien esto es parte del costo social del desempleo, el aumento del déficit del BPS; está el otro costo que es el costo familiar, el costo de la pérdida de ingresos del trabajador que genera problemas dentro de la familia y dentro de su propia subsistencia. Esto no está puesto en cifras acá, pero que es más importante que esto.
Frente a todo esto tenemos que volver a indicar que esto pasa desde el 2014 y no se proponen soluciones. Lo tenemos que volver a indicar, porque esto implica un deterioro que no es de un año sino que es acumulativo y cuanto más años pasen más difícil de resolver es.

 

HS: Las soluciones o supuestas soluciones que se están planteando van desde esto de las cuentas individuales -que ha planteado el candidato Talvi del Partido Colorado- o esa receta que se está aplicando a nivel internacional de la extensión de la edad para jubilarse, como soluciones supuestas para el déficit.

DA: Bueno, sí. Hay diferentes fórmulas que se van a aplicar para resolver el déficit; todas ellas perjudicando al trabajador.
La única solución que hay que no perjudique al trabajador es aumentar las fuentes de trabajo productivas y mejorar las remuneraciones reales de los trabajadores y de los pasivos; que es lo que puede llevar a la solución de fondo.
Para eso evidentemente que hay que empezar a tocar a los sectores que tienen mayores ingresos, los sectores que se han beneficiado con esta situación -fundamentalmente por el atraso cambiario- y organizar la redistribución del ingreso.
Pero todo eso hay que hacerlo previo a una reforma de la seguridad social.
Y en segundo lugar, no hablar de seguridad social o reforma de la seguridad social en forma global; porque evidentemente hay una Caja que todos sabemos que es la que tiene los mayores privilegios y que no ha sido tocada. Bueno, hay que empezar por esa y después seguir por las otras; pero empezar por esa, no poner como pantalla la seguridad social.

 

HS: Hay un mensaje que habla sobre la primera parte que hablamos, que dice: “¿Los intereses que maneja la Reserva Federal de los que habla Arigón, son los que cobran los bancos por prestar plata y no los que te pagan por usar tu plata?”

DA: Sí, esos intereses son los que cobran los bancos por prestar el dinero; lo que pagan los bancos son menores a eso. Pero están relacionados; o sea el Banco presta a 2,25% y cuando paga va a pagar 1,25%. Bueno, esa es la diferencia que hay, siempre están relacionados los dos; si aumenta el que cobran los bancos va a aumentar el que pagan también.
Pero vemos por ejemplo que en este momento hay tantos capitales en el mundo circulando, que eso llevó a Alemania pague interés cero, no paga interés por los dineros que recibe ni por los dineros que prestan los bancos.
O sea que los capitales se van de Alemania; pero eso favorece a la economía de Alemania en el sentido de que si una empresa pide un préstamo para producir, va a tener menos costo en su producción porque paga interés cero.

HS: Tenemos que cerrar por acá la columna, Contador. Siempre nos quedan temas pendientes de lo que inicialmente queremos hablar, pero la seguimos en la próxima si le parece.
Un abrazo como siempre, el saludo a la familia y será hasta la próxima.

DA: Bueno, cómo no.
Un gusto de haber estado con ustedes nuevamente, y será hasta la próxima.