SE TRATA DE “COMPAÑEROS QUE DIERON SU VIDA LUCHANDO PARA CAMBIAR EL MUNDO, PARA COMBATIR EL MODELO ECONÓMICO AÚN HOY VIGENTE”
Intensa jornada en el ex Batallón 13 donde siguen los trabajos

 

El Grupo de Investigación en Arqueología Forense del Uruguay informó el martes 27 de agosto el hallazgo de un cráneo y una clavícula en el ex Batallón 13, ubicado en avenida Instrucciones y Casavalle. Según se informó, los restos fueron encontrados sobre una barranca cerca del arroyo, a solo 100 metros donde en diciembre del año 2005 fueron hallados los restos del escribano Fernando Miranda. Dado que se esperaban lluvias para la noche del miércoles y el día jueves, los científicos resolvieron trabajar durante toda la noche para intentar avanzar en la extracción de los restos antes de las mismas.

 

 

FISCAL CONFIRMÓ “IMPORTANTE HALLAZGO”

Sobre el mediodía de este miércoles, tras el trabajo ininterrumpido, el fiscal especializado Ricardo Perciballe, tras salir del predio militar confirmó a Radio Centenario que los restos humanos encontrados corresponden a un “cuerpo entero” del que aún no se conocen otros datos y serán enviados a un estudio primario. “Lo primero es extraer el cuerpo, se hace un trabajo muy fino para que no se deteriore el cuerpo, se extrae y se lleva al laboratorio para su análisis primario”, indicó y precisó que “nunca se trabaja sobre un nombre en particular salvo que se diga” porque “se trabaja de forma genérica”, afirmó el fiscal en diálogo con los medios de prensa, que recogió nuestro compañero Diego Martínez. Perciballe dijo además que “no hay un patrón de enterramiento” aunque sí confirmó que el cuerpo estaba enterrado a un metro de profundidad y que se está haciendo “un trabajo muy fino para que no se deteriore el cuerpo”.
Consultado sobre cómo se llegó a este hallazgo, aseguró que “es un trabajo de rutina” que viene de hace varios años. “Es una búsqueda intensa que se venía haciendo en ese lugar”, precisó. Perciballe dijo que desde el punto de vista de la Fiscalía se trata de “un hallazgo muy importante”.

 

 

 

LOS COMPAÑEROS

Según la Secretaría de Derechos Humanos de Presidencia, en el centro de detención clandestino que funcionó en el Batallón 13 entre 1975 y 1977, conocido como “300 Carlos”, estuvieron los aún desaparecidos Carlos Arévalo, Eduardo Bleier, Juan Manuel Brieva, Julio Correa, Julio Escudero, Otermino Montesdeoca y Elena Quinteros.
Eduardo Bleier era escribano e integrante del Partido Comunista. Fue detenido a fines de octubre de 1975. Según la Comisión para la Paz fue inhumado en Infantería 14 mientras que el informe del Ejército sostuvo que lo enterraron en el Batallón 13 y fue exhumado para cremarlo en el Batallón 14.
Juan Manuel Brieva era carpintero y trabajaba en el diario El Popular, órgano del Partido Comunista. Fue detenido el 30 de octubre de 1975 y muerto el 4 de noviembre de ese año en el “300 Carlos”, la Comisión para la Paz asegura que se le enterró en el Batallón 14, mientras que el Ejército sostuvo que lo inhumaron en el Batallón 13 y que luego también fue parte de la llamada “Operación Zanahoria”.
Carlos Pablo Arévalo Arispe, detenido el 15 de diciembre de 1975 y muerto el 4 de marzo de 1976 en el “300 Carlos” fue enterrado en el Batallón 14, mientras que el Ejército aceptó que se le inhumó en el Batallón 13 y luego fue desenterrado y cremado.
Otermino Montes de Oca, detenido el 17 de diciembre de 1975 y muerto el 20 de diciembre en el “300 Carlos”, fue enterrado en el Batallón 13, mientras que para el informe de la Comisión para la Paz había sido inhumado en el Batallón 14 para luego ser parte de la “Operación Zanahoria”.
Julio Escudero Mattos tenía 33 años, era dirigente bancario -trabajaba en el BHU- y militante del Partido Comunista. Fue detenido el 29 de octubre de 1976.
Julio Correa tenía 56 años al momento de su detención. Era empleado portuario y periodista del diario La Justicia. Era dirigente del Partido Comunista.
Elena Quinteros tenía 31 años cuando fue detenida el 26 de junio de 1976. Trabajaba como maestra desde 1966 y militó en la Resistencia Obrero Estudiantil (ROE) hasta que se integró al Partido por la Victoria del Pueblo en 1975. En la mañana del 28 de junio, se hizo conducir a las cercanías de la Embajada de Venezuela con el ardid de “entregar” un contacto. Allí intentó fugarse corriendo, saltando el muro e ingresando a los jardines de la Embajada. Según testigos, gritó su nombre y pidió asilo. El personal de la embajada buscó socorrerla y se dio un forcejeo entre personal diplomático y los custodios de Quinteros. La detenida terminó con una pierna quebrada durante la lucha para introducirla a un automóvil. Fue llevada al “300 Carlos” del Batallón de Infantería Nº 13, identificada con el Nº 2537 y sometida a torturas, según los testimonios de otros presos políticos allí detenidos.

INADMISIBLE TRATO A LOS FAMILIARES

 

Radio Centenario estuvo presente durante toda la jornada de este miércoles en las puertas de las instalaciones militares donde funcionó años atrás el Batallón N°13, y allí nuestro compañero Diego Martínez fue recogiendo testimonios, impresiones e imágenes de lo que ocurría. Además como se puede ver en las imágenes, fue parte de la delegación de prensa autorizada a entrar al lugar donde trabajaban los integrantes del Grupo de Investigación en Arqueología Forense del Uruguay.

 

En la espera por novedades, la Imprescindible fue testigo del inadmisible trato a que fueron sometidos un grupo de familiares de detenidos desaparecidos que habían sido autorizados para presenciar la extracción del cuerpo hallado.
En efecto, pasadas las dos de la tarde de este miércoles, llegó a la puerta del ex Batallón N° 13 una delegación de la organización de Familiares, que ingresarían de la mano de la Presidencia de la República para luego permitir el ingreso de las cámaras. Sin embargo, en un hecho inadmisible no se les permitió el ingreso. La guardia militar alegó ‘cuestiones administrativas’ y sólo más de dos horas después pudieron ingresar, cuando llegó al lugar la jueza Dra. Isaura Tortora que traía los papeles con la autorización para el ingreso de los familiares.
Diego Martínez dialogó con el integrante de la organización de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Óscar Urtazún, en una mezcla de emoción y bronca: “Parece que el peso de Presidencia de la República no tiene ningún valor acá, tres militares parece que tienen más fuerza que el Presidente de la República” que los había autorizado a ingresar.
Sobre cómo le llegó la noticia el día anterior, comentó que el martes, “yo personalmente estaba solo y me atraganté” cuando se enteró que habían aparecido restos humanos. “Son 41 años que llevo en esto y no me pesan. Me pesan en situaciones como esta”, dijo visiblemente emocionado e indignado por la situación. “Habrá que esperar si  hay  más  verdad  de lo que se encontró acá. Espero que me ayude la inteligencia y que no me de paso tanto a esa bronca”, dijo.

 

DIPUTADO EDUARDO RUBIO: “ES LA REAFIRMACIÓN DE NUESTRA LUCHA IRRENUNCIABLE CONTRA LA IMPUNIDAD”

En comunicación desde Artigas en plena gira por el norte, el diputado de la Lista 326 de Unidad Popular se refirió en CX36 con seriedad y respeto a la aparición de restos óseos humanos en el Batallón N° 13. Saludó a la organización de Madres y Familiares, y en particular a las familias que esperan sean los suyos los restos que se están encontrando. El diputado Eduardo Rubio que a poco de asumir su banca presentó como primer proyecto de Ley la Anulación de la Ley de la Pretensión Punitiva del Estado, aseguró que se trata de un hallazgo “demasiado trascendente”. Indicó que “esta es la reafirmación de nuestro compromiso irrenunciable para luchar contra la impunidad”. Además, criticó a los candidatos que ahora se muestran acongojados, quienes con una “política de baja estofa”, quieren “sacar partido” volviendo “objeto de circo electoral” el tratamiento de “nuestros hermanos, de los que no están, de los que dieron su vida”.
El dirigente del 26 de Marzo y la Unidad Popular expresó su “bronca por la desidia y la complicidad”, y manifestó que “eso sí que no tiene perdón”. Rubio reclamó respeto por este tema, tratándose de “compañeros que dieron su vida luchando para cambiar el mundo, para combatir el modelo económico aún hoy vigente”. Asimismo, el titular de la Lista 326 señaló que “va mucho tiempo y sería el cuarto que aparece”, por lo que valoró que “el saldo es tremendamente pobre y eso habla de un realidad política”.