“APUNTAMOS A SEGUIR CRECIENDO EN ORGANIZACIÓN Y EN CONCIENCIA SOCIAL PARA FRENAR EL AVANCE NEOLIBERAL”
Entrevista a la profesora Romy Silva (Lista 326-Unidad Popular), 4 de setiembre de 2019

“Sólo un pueblo organizado va a frenar este avance neoliberal, que muchos podrán decir ‘bueno, pero  tienen matices los partidos tradicionales y el Frente’, tendrán sus matices pero todos están dentro del mismo paquete: las políticas económicas neoliberales. A la Ley de Riego ninguno se opuso y así podríamos seguir. ¿A la Ley de zonas francas quién se opuso? La Unidad Popular. ¿Beneficiar a los grandes capitales con la Ley de Promoción de Inversiones y el resto de las disposiciones legales que van armando, quién se opuso? La Unidad Popular es el único partido político que se ha opuesto y que ha trabajado en contacto con la gente”, dijo la profesora Romy Silva candidata a Diputada por la Lista 326 de la Unidad Popular (Movimiento 26 de Marzo) al ser consultada en ‘Mañanas de Radio’ por las razones que pide el voto para la Lista 326. “Un pueblo organizado, generar conciencia social y prepararnos para los que se nos viene que es esta instancia electoral, donde apuntamos a seguir creciendo en organización y en presencia  parlamentaria, en presencia por lo tanto en cada uno de los barrios”, aseveró. Además destacó la exposición del diputado Eduardo Rubio del día anterior, en la que en Sesión Solemne de la Cámara de Representantes, homenajeó a José Artigas como único orador.  Transcribimos la entrevista que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/romysilvacompleto

María de los Ángeles Balparda: Con mucho gusto recibimos a la profesora Romy Silva, candidata a Diputada por la Lista 326.
Buenos días.

Romy Silva: Muy buenos días a los compañeros de la radio y por supuesto a toda la audiencia.

 
MAB: Todavía con lo de Artigas muy presente de ayer en el Parlamento y como es la profesora que nos trae siempre a Artigas acá, nos parece bueno tenerla hoy. Y lo primero, que haya una Sesión Solemne para homenajear a Artigas a esta altura del período electoral, a esta altura en que la Cámara ya está por cumplir su mandato -se termina dentro de poquitos meses- y por rotación “la suerte da” que sea la Unidad Popular quien homenajee a Artigas, parece que cayó justito.

RS: Sí, justito cayó como tú decías al finalizar este período y les tocó a quienes pueden reivindicar a Artigas.
Lo expresaba ayer el compañero Eduardo Rubio, nosotros recalcamos la vigencia de lo esencial del pensamiento artiguista y no lo dejamos en el simple papel o un homenaje solemne, sino que lo traemos todos los días a la práctica en el programa de la Unidad Popular, en lo que pensamos, en lo que aspiramos para nuestra sociedad y vaya si el ideario Artiguista tiene plena vigencia en cuanto a lo que este programa propone.
Si pensamos en como reactivar a una sociedad, lo primero que tiene sobre la mesa es como generar trabajo y para eso tenía que tocar los intereses de algunos poderosos de la oligarquía mercantil y terrateniente; a quienes les va a expropiar las tierras. Por supuesto que algunos que estaban a favor de la revolución y se mantuvieron junto al proyecto artiguista, habrán sido parte, pero muchos de ellos se van a ir porque  el proyecto artiguista va a implicar un problema a sus intereses. Entonces, Artigas en ningún momento dudó hacia donde marchaba el proceso revolucionario y tenía que conceder derechos no plasmados en un papel sino reales, implicaba trabajo, fortalecer la  producción de las provincias por eso había que protegerla de los productos que ya venían de los centros industrializados. Había que hacer un reparto de tierra y no titubeó por lo tanto en concretarlo y presionar en forma permanente a las autoridades para que agilizaran los trámites de ese proyecto económico, político y social que habla de la integración de pueblos.

 

Diego Martínez: Ayer no fue un Artigas de las frases además, que es lo que se reivindica muchas veces, esas frases que están pintadas en paredes de escuela que algunas son muy importantes, pero era el Artigas de los hechos que también es un elemento que no siempre se trae. Sobre todo en ámbitos políticos se trata de mostrar el Artigas de todos, el Artigas que curaba a los heridos.

RS: ‘Clemencia para los vencidos’, el inmaculado en el bronce, que no tiene ideas revolucionarias. Ese es el Artigas que se construye en el último tercio del siglo XIX, que es ese personaje que va a nuclear todos los intereses sociales.
Ese es el Artigas sacado de la realidad, ese es el Artigas que no condice con lo que fue la historia y la realidad.
Nosotros en la actualidad cuando decimos la vigencia del pensamiento artiguista no hablamos de extrapolar documentos, hablamos de defensa de la soberanía que estuvo en el proyecto artiguista y debe estar presente actualmente.
Defendemos la soberanía cuando decimos debemos frenar la extranjerización de la tierra, debemos ponerle los límites al capital extranjero porque viene a invertir y se lleva toda la ganancia, entonces no lo podemos promover a través de la exoneración impositiva.
Hablamos de un proyecto que implique la producción con esfuerzo nacional, no producimos ni la ropa ni el calzado, cuando se presenta un proyecto de Ley desde la Unidad Popular, que apunta a motivar la producción de las curtiembres -que se hizo en conjunto con el aporte funamentalmente de los trabajadores de las curtiembres- hablamos de frenar la primarización de la economía y vender con mayor valor agregado y dejar también los cueros que se necesitan para la producción local.
 

DM: Ahí había una referencia al acuerdo con Inglaterra, de Rubio justamente, sobre qué ponía Artigas como condición o cuáles eran los elementos que Artigas defendía en torno a esto, en torno a qué se puede comerciar. Claro que se puede pero uno también tiene que defender lo suyo no abrir simplemente la frontera.

RS: Si se podía en aquel entonces vaya si se podrá actualmente.
Lo que ha sucedido es que el progresismo -que ha estado en estos últimos 15 años en el gobierno- ha tomado, llevado a rajatabla y puliendo el proyecto neoliberal, ha entregado las ideas de izquierda y la lucha por la defensa de la soberanía y se ha embarcado en un modelo que vemos está en crisis. Porque están los resultados a la vista  y eso es lo que debemos revertir de lo contrario ¿a qué nos exponemos en el siglo XIX? A mendigar, a mendigar a los organismos de crédito internacional, a mendigar al capital que viene a invertir que los exoneremos de todo tipo de impuesto, a mendigar que les abramos las puertas y se lleven nuestras tierras, que contaminen nuestro suelo y nuestra agua, nos exponemos a eso. A vestirnos, a calzarnos con ropa que no hacemos acá, que viene en contenedores donde vas a distintas tiendas y es todo lo mismo, le cambien la etiqueta, le cambien el precio es todo lo mismo.

 

DM: El otro elemento es el del Ejército que también debe ocupar un lugar importante en el discurso, esa asociación que se quiere hacer del Artigas militar asociado a los militares en general como en abstracto así.
Hacía Rubio todo un montón de referencias de lo que no era el Ejército Artiguista.

RS: Sí, ese es un punto que se debe aclarar en forma permanente, porque ese Artigas asociado a lo militar exclusivamente y ese paralelismo del Ejército Artiguista -que era el pueblo armado- en relación al origen del Ejército uruguayo, allí hay un corte. No tiene un punto de relación. No hay una continuidad.
Entonces ahí caemos en el Artigas que se construyó y la historia que se reconstruye con determinados intereses y la historia real, lo que muestran los documentos.
Los documentos muestran que el Ejército Artiguista es el pueblo organizado en la defensa de sus derechos y la revolución para todos los sectores sociales tenía un interés particular, para el negro va a significar la libertad y también va a implicar acceder a la tierra, el indio quiere sus derechos, fue excluido, fue sacado del territorio. Los criollos pobres también tienen derecho, quieren tierra, quieren una posibilidad de generar los recursos que necesita para la supervivencia.
Entonces, ese Ejército es el que se arma.
Incluso están los sectores sociales que tenían interés de sacar al poder español y perfilarse como los nuevos administradores y controladores de los recursos, eso también van a estar embarcados en el proyecto que después se van alejar, porque el proyecto artiguista no les va a servir a sus intereses.
Pero el Ejército organizado por Artigas es el pueblo en defensa de sus derechos. Y Artigas plantea, todo pueblo tiene derecho a juntar su milicia para defender su libertad y romper con todo tipo de opresión y tiranía a nivel interno y externo.
El Ejército Artiguista -como ayer recalcaba Eduardo- termina con Artigas. Y, a partir de la formación de ese Estado Oriental Independiente que se crea a partir de 1830 y se comienza armar al comienzo de un Ejército vinculado a los caudillos, después se va formando un ejército profesional no es el Ejército Artiguista y ese Ejército que se comienza a formar a partir de 1830 es el Ejército que va a exterminar a los pueblos originarios, es el Ejército que va a participar masacrando la autonomía del pueblo paraguayo, es el Ejército que se construye con el objetivo de reprimir a los pueblos. Es el Ejército que reprime a los uruguayos en la dictadura militar del siglo XX en beneficio de los intereses de la oligarquía local y del capital también transnacional.
Hay que tener claro que el Ejército Artiguista es el Ejército del pueblo organizado en pie de lucha y en la defensa de sus legítimos derechos.

 
MAB: Hay un mensaje de Graciela que dice: “Vergonzoso que los Diputados nacionales de nuestra patria le hayan dado la espalda a Artigas de esa forma, además de la escasa participación con quórum apenas del 10% se dedicaron a conversar entre ellos, a moverse permanentemente, otros clickeando el celular, solo vi a Bianchi y a tres o cuatro diputados más que escucharon atentamente la totalidad de la locución del compañero Rubio”.
Daniel dice: “Sabido es que cuando se aplica disciplina se vacían las iglesias y cuando se presenta a Artigas en el Parlamento ¿qué pasa?”.
La bancada de Unidad Popular ha trabajador en el tema Salud también durante mucho tiempo, y ahora siguen apareciendo denuncias en torno a horas extras que habrían cobrado por médicos que no fueron trabajadas, una sobrefacturación de horas por parte de algunos médicos. Romy, ¿esto se enmarca dentro de lo que ha sido la investigación de Asse? Que lamentablemente no se pudo profundizar todo lo que se quería, porque se cortó la Comisión Investigadora.

RS: Sí, por suerte siempre tenemos la historia, lo que va pasando hace ya minutos, es historia. Los hechos lamentablemente constatan el problema de fondo que es la privatización de la Salud, el Sistema Nacional Integrado de Salud, que lleva a que por supuesto en esa supuesta complementación y todo lo que es armado, siempre se beneficie el privado ante el público. Y han saltado en forma permanente los problemas referentes a esto, a los sobre costos, a empresas que cobran lo que no corresponde, a estudios que se envían a hacer a otros lugares con un valor mucho más elevado de lo que sale realmente si se hiciese en el centro público.
Esto es la constatación de que Asse tiene problemas, la Investigadora los constató, los sacó a luz pública, y cuando esos problemas empezaron a generarle grandes dificultades que llevo a que modificaran todo un Directorio del organismo, y que incluso tuvieran que remover a algunos Directores y que tuviesen que hacer o una pintada de fachada promoviendo el acceso a las Direcciones de las Unidades Ejecutadas a través de concursos. Esto estaba mostrando que hay dificultades, que hay problemas, pero sin embargo no se dejó de investigar y el Frente Amplio se impuso no votando la prórroga para que la Investigadora siguiese actuando durante un año más.
Acá tenemos los resultados.
Recordemos cuando se decía, ‘ustedes lo que quieren es destruir la asistencia pública’, eso es una falsedad absoluta. Los hechos lo constatan.
Lo que se estaba haciendo es denunciar, investigar, para que por lo menos ese Sistema Nacional Integrado de Salud, se apegara a las normas, terminara con la corrupción, terminara con el despilfarro de los fondos públicos. Porque esto en la realidad después se traduce en especialistas a los que no se accede, Centros que se van desmantelando, medicamentos que no están, asistencia médica que se deteriora. Esto se expresa de esa manera.
Entonces, el problema de fondo acá es el Sistema Nacional Integrado de Salud, que es la privatización de la Salud, por eso desde la Unidad Popular hablamos de un Sistema Único, Estatal, Público y Gratuito de Salud, que termine realmente con esta mercantilización que ha convertido a la Salud en un negocio.


MAB: Sí, hubo reacciones de parte de algunos médicos o de médicos que están al frente de instituciones, el caso de Álvaro Villar -el Director del Maciel- diciendo que hoy a partir de las 7 de la mañana quién quisiera podía ir a ver todos los recibos, todos los papeles de como pagan ellos, y cuánto pagaron, a quién le pagaron, que todo eso estaba disponible. Vi al Presidente del Sindicato Médico del Uruguay también, diciendo que si eso había pasado, también es por el tipo de contratos, por la forma en que contratan Asse a los médicos. Y que eso también determina que se genere este tipo de cosas, que me parece que pasa por el mismo lugar que vos estabas diciendo, por las privatizaciones, porque si vos contratás a un médico como ‘contratos de servicio’, o sea no es que el hospital toma al médico para que trabaje en el hospital, si no que es un contrato de servicios, que es una forma de privatizar también.

RS: Sí, es ese sistema que se ha creado que ha dado lugar a este abanico de situaciones, donde hay médicos con salarios marginales y hay contratos, tercerizaciones, precarización laboral, contratos que se paga por un estudio tres veces más de lo que podría salir el mismo. Y por supuesto que dentro de este sistema hay una gran cantidad también como pasa en la Educación de funcionarios médicos y no médicos, enfermeros que le ponen realmente el alma y que dan todo por la Salud Pública.
El problema es el Sistema que se ha creado Integrado de Salud que es la privatización que ha dado lugar a toda esta problemática de precarización, de privatización, mercantilización.
Y estamos hablando de un derecho esencial, estamos hablando de la Salud.


MAB: Estábamos diciendo nosotros estos días por el tema de la campaña, que esta es una campaña poco parecida a otras, le han saltado un montón de líos al partido de gobierno justo en esta última etapa, y los temas fuertes como el de la Salud, como el de la Vivienda, el de la Educación, es como que se abren paso, como que los enterraron y ahora se abren paso. Uno de los partidos de gobierno como es el MPP sale a decir que de dos temas que van a tomar en la campaña nomás, uno es el de vivienda, que es otro de los temas que la Unidad Popular ha tenido como tema fuerte.
¿Por qué te parece que estos temas reaparecen ahora? en medio de esta campaña de muchos fuegos artificiales y para nada profunda, ¿Por qué aparecen estos temas y con esta fuerza?

RS: En primer lugar las consignas por supuesto vacías, que hablan de impulsar, de la alegría, todo en la superficie, y no se profundiza.
Porque acá están 15 años del Frente Amplio donde, primer gobierno, segundo gobierno, se fueron pidiendo oportunidades y que la gente, que el ciudadano común y corriente diera el apoyo, que contara, que confiara en seguir avanzando.
¿Y qué sucedió?
En los temas esenciales no se aplicaron soluciones, porque 15 años creo que de sobra para ver por lo menos decir, bueno, me falta más, pero es un camino allanado.
Por ejemplo, en torno al tema vivienda, basta con recorrer el país como lo han hecho los compañeros o recorrer los barrios de Montevideo. El problema de viviendas es un problema esencial.
El trabajador no accede a la vivienda, porque todas esas construcciones que estamos viendo no son accesibles al trabajador, porque si tiene que pagar después una cuota de 30 mil pesos con el ingreso de un trabajador es imposible que pueda pagar esa cuota. Por lo tanto todas esas construcciones de ‘interés social’ que se han promovido en distintos lugares, no son para el trabajador.
Después, hay algunos programas de realojo, algunas construcciones que se han llevado a la práctica que son construcciones de muy baja calidad y que al poco tiempo esas viviendas van a presentar problemas. Por supuesto que para el que vive en dos chapas cruzadas lo que pueda tener mejora, es importante.
Ahora, pero vos estás dando una vivienda que al poco tiempo va a presentar problemas, y son construcciones que se planifican para lo que se denominan poblaciones vulnerables. ¿Y dónde está el trabajador? ¿Dónde está el que gana 15 mil pesos, 60 mil pesos? ¿A qué vivienda accede? ¿En qué planes entra?
Porque nuestro Plan de Viviendas no iba contra el cooperativismo en ningún momento, al contrario, sumaba a los planes existentes -que son insuficientes- y por consiguiente, se debía dar una inyección en este tema Vivienda de parte del Estado. Que es quien debe tomar la iniciativa en la construcción de viviendas, que no se iban a regalar porque estamos hablando del proyecto de Unidad Popular que eran viviendas construidas por el Estado, para todos aquellos que tienen desde un ingreso mínimo hasta las 20 BPC, el aporte, la amortización de la vivienda se iba a hacer con el 10% de los ingresos. No se exigía por lo tanto ahorro previo porque estamos hablando del trabajador.
Y hablamos de vivienda de calidad.
Estamos hablando de construcción de vivienda y generación de fuentes de empleo, ese proyecto que tenía media sanción, que había sido aprobado en Diputados, dentro del Frente Amplio el único voto a favor que tuvo fue el de Darío Pérez. El resto del Frente Amplio votó en contra.
Pero el movimiento social -que realmente a uno le da orgullo ver cómo la gente reclama sus derechos- y se organizó en todo el país y se apropió del proyecto, y reclamó y movió, y realizó presión en los distintos lugares, porque aquel que lo votó, votó al legislador fulano, fue y le dijo al legislador fulano, quiero que apoyes el proyecto, y algunos legisladores ahí se comprometieron y abrieron la boca diciendo, sí, cuando esto salga yo lo voy a apoyar. Pero no se dio el apoyo. Entró a la Comisión de Vivienda del Senado, y allí hicieron un desmantelamiento, vergonzoso.
Porque por lo menos los diputados del Frente Amplio, donde el MPP allí tiene peso, hubiesen dicho, nosotros nos vamos a expresar en contra, asumimos adelante de la gente que no estamos a favor, votamos en contra y vamos a meter otro proyecto. Eso es algo por lo menos decente.
En este caso lo que dejaron es el título, y suplantaron cada uno de los artículos por los artículos de un nuevo proyecto que no implica la construcción de viviendas. Crea un nuevo instituto, o sea que aparte de los que ya existen, crean un nuevo instituto, con los funcionarios que van a trabajar allí directores, secretarios, cargos de confianza, que aspira, que promueve el tema de la vivienda para los sectores vulnerables. ¿Qué entendemos por vulnerables? ¿No es el trabajador?
Ahora, con 15 mil pesos me parece que sos vulnerable, y con 30 mil pesos, pero no entra en la categoría que se maneja.
Entonces no se va a abordar el tema de la vivienda. Basta con darse cuenta de la realidad, entonces aparece la consigna vacía “por vivienda”, escrita a veces en los muros del partido de gobierno, y vos decís, ¿pero qué hicieron en 15 años? ¿Y cuál es la propuesta concreta de vivienda? Si había un plan de vivienda, ¿qué hicieron? ¿Por qué no lo apoyaron?
Porque estábamos dispuestos a ajustar, manteniendo la esencia por supuesto del mismo. Entonces allí en el tema vivienda, del Frente Amplio no hay ninguna propuesta, fueron 15 años y no se planteó nada.
Si hablamos del tema de la Salud, promovieron el Sistema Nacional Integrado de Salud,  la privatización.


MAB: Perdoname, Romy, en lo de vivienda incluso hasta peor. Porque el otro día Mujica dijo, yo puse 400 mil dólares de mi sueldo para viviendas, para construir viviendas, pero eso no alcanza, como una cuestión caritativa de que una persona que fue Presidente, que fue Ministro, Senador y Diputado.
Es el líder del mayor espacio político que tiene el Frente Amplio y admirado en el mundo, que diga que es como que yo que soy tan bueno, les di 400 mil dólares…

RS: Sí, siempre es el asistencialismo, la limosna.
Ayer Eduardo hacía el paralelismo, Artigas no hablaba del asistencialismo, ¿cómo solucionás el problema? ¿Te falta tierra? Bueno, hay que hacer un reparto
¿A quién le saco y a quién le doy? Tengo que producir porque de lo contrario no voy a reactivar una economía, y bueno si viene de afuera el producto y compite, tengo que empezar a producir acá.
Entonces se precisan medidas concretas.
El asistencialismo sabemos que no da resultado, el trabajo dignifica al ser humano, ha formado al ser humano a lo largo de la historia.
La dignidad de un pueblo y la soberanía de un pueblo se consigue a través de fuentes de trabajo genuinas, con esfuerzo local. Estoy usando lo que soy capaz de producir, vivo en esa vivienda que estoy pagando con mucho esfuerzo, que yo pude construir. Y hablamos de una vivienda de calidad, el asistencialismo margina, excluye, genera mayor empobrecimiento cultural incluso. Entonces una sociedad, el pueblo, no necesita limosna, y estamos viendo en el barrio cómo establecen las estrategias de trabajo el partido de gobierno, y la verdad que se asemejan a las estrategias de los partidos tradicionales, y me iría más atrás en la historia, hasta del pachecato, donde me acerco, junto a dos o tres vecinos del lugar, capaz que algunos que pongan un poco de ruido, algún asado capaz que algún vino en el medio y ahí resuelvo. Entonces te estoy dando ni siquiera una migaja, te estoy engañando, te estoy usando, te estoy mintiendo. Pero después se acumula la riqueza para el gran capital y para el gran empresariado local, entonces eso es lo que debemos revertir. Eso es lo que ha hecho el Frente Amplio en estos últimos 15 años, generar exclusión, pobreza, desidia, hacer creer a la gente de que la política es un asunto de los pocos, y que los políticos son unos jodedores y son todos iguales.
Y eso no es así.
Acá en la Unidad Popular, en el 26 de Marzo, están todos los militantes en sus lugares trabajando con la gente, somos trabajadores como el que está escuchando, común y corriente, que hacemos un sacrificio por tener la vivienda, por llevar la alimentación a la casa y estamos contra el asistencialismo que margina.


DM: Pasamos a otro tema. Romy es candidata a Diputada por la Lista 326. ¿Qué se propone? ¿Cuál es el objetivo de un nuevo período de la Unidad Popular en el Parlamento? ¿Con qué se sale a hablar con los vecinos para pedirles el voto?

RS: En primer lugar, en octubre se va a estar eligiendo el Parlamento, que nosotros proponemos a la gente que se convoque un Parlamento con presencia de la izquierda.
Por supuesto que allí estamos los compañeros de la Unidad Popular, particularmente hablo como Movimiento 26 de Marzo que integro, y nos proponemos un trabajo como el que venimos haciendo, de contacto permanente con los trabajadores y con la gente.
Los proyectos de Ley que hemos presentado fueron todos armados con los trabajadores y muchas veces a iniciativa de los trabajadores, con el conocimiento que ellos tienen, como con los curtidores y los apicultores; el tema de la vivienda con todo el movimiento social. Cada Pedido de Informes que se ha presentado no sale de un escritorio con gente alejada de la realidad, al contrario. Sale del contacto con la gente, de los problemas de los barrios, de los problemas de los ciudadanos, de los trabajadores en concreto.
Para la próxima instancia nos proponemos seguir profundizando el trabajo que hemos realizado.
El tema vivienda los vamos a retomar, los proyectos que hemos presentado y han quedado dormidos los vamos a retomar y vamos s seguir trabajando en ellos. Trabajando en la línea que nosotros estamos acá compartiendo, que es básicamente el trabajo en la defensa de la soberanía.  
Cuando se hablaba de los recursos y se mencionaba el tema del agua, esa Ley de Riego que tuvo el único voto contrario de la Unidad Popular, si no hubiera estado la Unidad Popular ese proyecto hubiera quedado silenciado. Sin embargo esto se saca a la luz pública, más allá de votar en contra, se trabaja a nivel social y acá se empezó a formar una serie de críticas desde la Academia, que existían; desde los ciudadanos hacia ese proyecto de Ley de Riego que no es otra cosa que la privatización del agua. Es mayor extranjerización, es mayor contaminación, es un proyecto que apunta a todo este programa que se tiene de las plantas de celulosa que se vienen a instalar.
Entonces, allí planteamos una línea clara de trabajo y se sacó a trabajar ese tema en la sociedad, la gente juntó firmas y muchas veces en ese contacto nos encontramos con militantes de a pie del Frente Amplio y de otros partidos que se enteraban en ese momento, que sus legisladores habían votado a favor de este proyecto que atenta contra la soberanía.
Por tanto, ¿para qué estar en ese lugar? Porque nosotros desde ese lugar político, desde el Parlamento, desde el lugar de trabajo barrial, desde el lugar en que cada uno se desempeña, apuntamos a organizar a la gente, a tomar conciencia. Sólo un pueblo organizado va a frenar este avance neoliberal, que muchos podrán decir ‘bueno, pero  tienen matices los partidos tradicionales y el Frente’, tendrán sus matices pero todos están dentro del mismo paquete: las políticas económicas neoliberales. A la Ley de Riego ninguno se opuso y así podríamos seguir. ¿A la Ley de zonas francas quién se opuso? La Unidad Popular.
¿Beneficiar a los grandes capitales con la Ley de Promoción de Inversiones y el resto de las disposiciones legales que van armando, quién se opuso? La Unidad Popular es el único partido político que se ha opuesto y que ha trabajado en contacto con la gente.
Un pueblo organizado, generar conciencia social y prepararnos para los que se nos viene que es esta instancia electoral, donde apuntamos a seguir creciendo en organización y en presencia  parlamentaria, en presencia por lo tanto en cada uno de los barrios.

 

MAB: Si hay oyentes que quieren comunicarse contigo para preguntar, para decir, para invitarte a una reunión a casa de familia, lo que sea, ¿cómo hacen?

RS: En primer lugar el llamado es a que no se queden en su casa, los problemas no los pueden desbordar, salgan, contacten al resto de la gente que está en la misma situación y no se dejen derrocar.
Dejo un número de teléfono 094438 321. Allí en el Cerro estamos presentes con nuestro local partidario en Con. Cibils 4318 casi Carlos María Ramírez. Y este sábado 7 de setiembre a las 14 horas en ese lugar hay un acto de la Unidad Popular, el 26 de Marzo, van a estar todos los compañeros de la zona, acérquense va a estar el diputado Eduardo Rubio, voy a estar allí presente.
La invitación es que se acerquen a los locales partidarios, que se contacten, infórmense de qué estamos haciendo, quiénes somos y acérquense a trabajar, este es un trabajo militante que se hace con mucha alegría, con mucho entusiasmo porque estamos convencidos de que esta realidad se puede transformar sólo desde la política de izquierda.

 

MAB: Y no solo desde las computadoras o los celulares.

RS: No, lo bueno es el contacto mano a mano, verle la cara al otro, compartir un mate, un chorizo al pan, contarte los problemas que tengo, llevarme algún material, después de allí puedo acompañar a algún compañero a repartir materiales en la feria. El contacto con la gente es realmente muy lindo. Se nos viene la etapa de la entrega de las listas, capaz que puede poner una mesita en su casa o en algún lugar clave donde transite mucha gente.
Por lo tanto, basta con contactarse y buscamos la actividad en la que se pueda apoyar y hacer por transformar esta sociedad.

 

MAB: Atención Montevideo: 094 438 321 el teléfono para llamar directamente a Romy. Y tienen los teléfonos de la Radio que si quieren nos dejan sus datos, un teléfono, y se lo pasamos a Romy que los contactará.
Romy, muchas gracias por este tiempo.

RS: Gracias a Ustedes, un saludo a la audiencia.
Y a trabajar con todo que se nos viene un desafío importante.