“HAY QUE VER HASTA DÓNDE LLEGA BOLSONARO PORQUE ESTÁ CADA VEZ MÁS AISLADO”
Contacto con Plínio de Arruda Sampaio Jr. Desde Brasil, 6 de setiembre de 2019.

El economista y analista político Plinio de Arruda Sampaio Jr. se refirió el tema de Amazonas “que no ha terminado”, con una invitación a Brasil a participar de una conferencia que finalmente desestimó Jair Bolsonaro por estar convaleciente, próximo a operarse nuevamente”. El economista indicó que “la Amazonia es un tema estructural de Brasil, el problema real es que el nuevo frente de expansión del capitalismo brasileño es el agronegocio y el extractivismo mineral, y para eso necesitan ampliar la frontera agrícola”. Al analizar la coyuntura política brasileña, dijo que “hay que ver hasta dónde llega Bolsonaro en el derrumbe de todas las instituciones, que esto sí él lo está haciendo pero cuando lleguen algunos puntos que son más estratégicos, recibe un freno. Y hay que ver también, bueno, hasta dónde llega Bolsonaro, porque está cada vez más aislado. La última encuesta de opinión pública dice que ya el 40% de la población cree que su gobierno es pésimo o muy malo. Y el número de la gente que todavía está con Bolsonaro y que cree que el gobierno es bueno, está abajo del 30% y cayendo”. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/20190906plinioarrudasampaiojrbrasil

 

Diego Martínez: Bueno, estamos recibiendo con mucho gusto a Plínio de Arruda Sampaio Jr. desde Brasil. ¿Plínio, qué tal? Bienvenido, buen día

Plínio de Arruda Sampaio Jr.: Buen día Diego, aquí les hablo con un poco de ruido porque estoy en el aeropuerto de San Pablo, pero siempre un gusto hablar con Radio Centenario

 

DM: ¿Llegado entonces a San Pablo o partiendo nuevamente?

PASJ: No, no, llegando, podemos hablar tranquilos

 

DM: Muy bien.
Plínio, varios temas arriba de la mesa, uno es el tema del Amazonas que no ha terminado, con una invitación a Brasil a participar de una conferencia que finalmente desestimó Bolsonaro por estar convaleciente, próximo a operarse nuevamente.
¿En qué está ese tema en Brasil, en el seno de la política brasilera?

PASJ: Mira, el tema de la Amazonia es un tema estructural de Brasil. El problema real es que el nuevo frente de expansión del capitalismo brasileño es el agronegocio y el extractivismo mineral, y para eso necesitan ampliar la frontera agrícola.
Por otro lado hay la presión interna y externa para que no se devaste de una manera total la Amazonia.
Entonces, este tema es recurrente, la iglesia católica va a hacer una gran reunión en el norte de Brasil por el tema del medio ambiente en el final del año, esto ya es aquí dentro un foco de tensión muy fuerte con el gobierno. Ayer el gobierno nombró el nuevo fiscal general del gobierno, y en el discurso Bolsonaro dijo, mira, yo quiero que este fiscal no cause problemas a los productores rurales. Yo quiero que él concilie el problema ambiental con el problema del agronegocio.
Entonces, este es un tema estructural que vino para quedar en Brasil y creo que en toda América Latina

 

Hernán Salina: Plínio, han habido movilizaciones en estas horas en distintos puntos, siguen por el tema de la Amazonia, además se hizo el día de la Amazonia en estas horas, pero además hay algunos anuncios de algún tipo de sanciones a nivel de intercambio comercial de algunos países por lo que ha pasado.
¿Te parece que eso va a golpear en alguna medida importante la economía brasileña o va a afectar a Brasil eso?

PASJ: Seguro que sí.
Hay una tensión y hay una contradicción muy grande en el agronegocio. Por un lado necesitan tierra y por el otro lado tienen que cuidar de alguna manera de lo que ellos llaman gobernanza ambiental, o sea del ritmo de la devastación.
Entonces, varios grandes compradores de cuero y de carne ya dijeron que si viene de zonas devastadas no van a comprar, entonces esto asustó un poco al gobierno Bolsonaro y por eso el gobierno no sabe todavía dónde encontrarse. Porque Bolsonaro es un personaje muy bruto, muy primitivo, entonces no tiene muchas mediaciones. Él piensa así, si quieren les doy la tierra, pero cuando dicen que no tiene que ser así tan abierto, que tiene que ser camuflado, que tiene que haber algún control, él queda un poco perdido con esto.
Pero sí hay presiones de la población, ayer el día de lucha no fue muy grande porque además llovió mucho en Brasil entero, pero el día 20 ahora va a haber una huelga global del clima y esto se está movilizando bastante para que tenga gente en las calles.
Entonces, hay presión del pueblo, hay presión incluso del agronegocio porque gente del agronegocio pide moderación. China también ya mandó el recado que si no paran con la devastación muy, muy acelerada, no van a comprar más de Brasil.
Entonces la presión viene de todos lados y este es un tema que todavía no se sabe cómo va a tratar Bolsonaro

 

HS: También se anuncia para mañana sábado movilizaciones de estudiantes, no sé si de profesores también, por la educación, por ejemplo, el aumento de la privatización

PASJ: Mira, mañana es el día de la patria que no tenemos aquí en Brasil, es 7 de setiembre. Siempre es conmemorado con paradas militares, una cosa bien ridícula y exclusiva a los militares. Pero la iglesia católica ya hace décadas que lanzó en el mismo día lo que ellos llaman "grito de los excluidos". Entonces, hay una movilización para que el grupo sea engrosado, que venga más gente de todas partes, de educación, de medio ambiente, hay que ver de qué tamaño será esto. La dificultad ahora es que, como no hay unidad política, varios, el PT, la CUT, no se movilizan para llamar a la gente, entonces esto queda muy débil.
Pero a ver mañana qué porte de manifestaciones se logran

 

DM: Bien.
Hay una idea de Bolsonaro de militarizar la educación también, ¿puede ser?

PASJ: Sí, Bolsonaro gobierna mucho para su propia gente, él está más preocupado por su electorado, que según las investigaciones de opinión pública se reduce más o menos a 20% del electorado.
Entonces, está haciendo escuelas militares que dice que son escuelas ideales, que servirán como paradigma. Anunció unas 200 o 300 escuelas, que en realidad no significa mucho en la escala de lo que es Brasil, es más para su público interno que una solución que cambie alguna tendencia en los problemas educacionales brasileños

 

HS: Una última, Plínio, ha declarado el canciller brasileño, Ernesto Araújo, preocupación si gana Alberto Fernández en Argentina por el futuro del Mercosur. ¿Qué actitud puede asumir el gobierno de Bolsonaro si se concreta esto en octubre?

PASJ: Mira, es bueno que quede bien preocupado porque parece que va a ganar. Yo creo que, bueno, primero Fernández es un tipo bien moderado. No sé, no sé realmente lo que puede hacer de concreto Bolsonaro en el Mercosur porque están ahora con esta fracción muy grande de libre comercio, entonces cuando se mete ahí la gente dice, presidente, por favor, no se meta ahí. Porque es un presidente que además recibe retos del capital, de las instituciones, todos los días. Porque como no sabe bien dónde manejarse, se va más allá de los límites y cuando pasa mucho la gente le dice: no, presidente, por ahí no.
Entonces, mi opinión es que no va a pasar nada, pero hay que ver, hay que ver porque Bolsonaro tiene un lado impredecible, muy agresivo, muy mal educado. Entonces hay que ver cómo se comporta en esto.
La relación de Brasil con Argentina en las últimas décadas, es una relación en realidad muy, muy buena y muy próxima. Y esto es institucionalizado. Hay que ver hasta dónde llega Bolsonaro en el derrumbe de todas las instituciones, que esto sí él lo está haciendo pero cuando lleguen algunos puntos que son más estratégicos, recibe un freno.
Y hay que ver también, bueno, hasta dónde llega Bolsonaro, porque está cada vez más aislado. La última encuesta de opinión pública dice que ya el 40% de la población cree que su gobierno es pésimo o muy malo. Y el número de la gente que todavía está con Bolsonaro y que cree que el gobierno es bueno, está abajo del 30% y cayendo.
El gobierno tiene peleas internas fuertísimas, ahora Bolsonaro está - como decimos aquí- fritando, está metiendo en la plancha caliente al ministro Moro que es la figura política más fuerte de su gobierno.
Entonces, el desempleo inmenso y aumentando, es una situación aquí bien, bien inestable

 

María de los Ángeles Balparda: Sí, Plínio y, por lo que informan los argentinos, el ministro de Producción y Trabajo de Argentina está en Río de Janeiro hoy. Y firmarían un acuerdo que tiene que ver, como vos decías, con lo del libre comercio. Pero dicen que no se sabe mucho, los empresarios han dicho que parece que sí, que tienen expectativa, que Brasil busca el libre comercio ahora, hacer el acuerdo ahora

PASJ: ¿El acuerdo de libre comercio con Europa, Ángeles? ¿Cuál acuerdo?

 

MAB: Claro, lo que ellos están firmando ahora tiene que ver con la producción de autos

PASJ: Mira, por ejemplo, no estoy informado de esto, en realidad esto es un lobby muy fuerte en Brasil, el lobby de las montadoras, y en estas cosas que son del capital en realidad Bolsonaro no se mete mucho, más sanciona lo que está ni entiende mucho y está ahí para servir al gran capital. Entonces, cuando llega la gente de peso pesado, él no hace sus (...)
Yo creo que el Estado brasileño más o menos atropella a Bolsonaro. Entonces, es debe ser alguna negociación de las montadoras que la hacen siempre muy secretas. No tengo informaciones más seguras para darte Ángeles

 

HS: Bien, Plínio, te dejamos retornar a casa y seguiremos contigo conversando la semana próxima. Te mandamos un abrazo como siempre y gracias por estos minutos desde el aeropuerto de San Pablo

PASJ: Imagínate, es siempre un gusto hablar con ustedes, continuamos la conversa la semana que viene. Un fuerte abrazo a todos ahí.