“NUESTRA VICTORIA DEPENDE DEL ESFUERZO DE CADA UNO DE NOSOTROS”
Discurso del diputado Eduardo Rubio (Lista 326 del 26 de Marzo), en acto final de UP, 18 de octubre de 2019
 

Con un gran acto de cierre de la campaña electoral la Unidad Popular confirmó el notorio crecimiento en adhesión, participación y organización respecto a la campaña electoral anterior donde la fórmula presidencial y el Diputado de Unidad Popular recorrieron todo el país y se desarrollaron decenas de actos barriales en Montevideo y Canelones. Tras una extensa y colorida caravana que partió del Palacio Legislativo y recorrió tramos de las principales avenidas capitalinas, cientos de militantes y simpatizantes se apropiaron de la emblemática Plaza Libertad para celebrar con alegría el esfuerzo realizado hasta el momento y reafirmar el compromiso para los próximos 7 días que restan en el camino de llevar más voces del pueblo al Parlamento. En el acto, que comenzó con un espectáculo cultural a cargo de María Elena Melo y Raúl Saavedra; y Anael Cardozo; hicieron uso de la palabra referentes de cada partido de la UP y los candidatos a Presidente, Gonzalo Abella; y a Vicepresidente, Gustavo López.  Transcribimos a continuación las palabras del diputado Eduardo Rubio, quien habló en nombre del Movimiento 26 de Marzo (Lista 326 de la UP) y en el siguiente enlace puede escuchar el acto completo:
https://archive.org/details/audioactofinalup18oct19

 

“Espectacular acto de la Unidad Popular preparado en 2 o 3 días en medio de esta campaña que se va jalonando de esfuerzos colectivos, de crecimiento, de compromiso de militancia.
Un saludo a la gente Paysandú que ayer en medio de la lluvia llenó el Club Rampla, conmovió la ciudad con una caravana. A los compañeros de Canelones que mañana cierran el acto en Las Piedras, a los compañeros de Durazno que el lunes que viene están cerrando con otro acto, a los compañeros en Bella Unión, en Chuy, en Colonia, en todo el país late con fuerza este espíritu combativo y de compromiso que vivimos en la Unidad Popular.
Comentábamos con los compañeros qué lindo acto, qué bueno, porque la verdad que en los días previos estamos repartiendo listas, estamos haciendo trámites, recorriendo el país, no es como esos actos que preparamos con un mes, con 15 días, esto salió en la marcha.
¿Y por qué conseguimos esto y tanta gente nueva que hoy conocimos, y el entusiasmo que hay? Porque bueno, esta llama se encendió y ya no se apaga, y tiene la perspectiva de crecer para alumbrar el camino de lucha de nuestro pueblo.
Estamos en una situación compleja en el país, en la región, este modelo se agotó. Se agotó desde el punto de vista de cualquier perspectiva para la gente, aunque sea de leves mejoras. Hoy el desempleo es el dolor del Uruguay en el norte, en el sur, en el este, en el oeste; el desempleo es fruto de una economía que como decían acá, se primariza, que liquida la industria, cada día más país colonia. En este Uruguay de la historia de los frigoríficos estamos comiendo carne importada, y no somos capaces ya ni de fijarle el precio al asado porque la industria frigorífica, como decía Federico, la controlan grandes monopolios trasnacionales, ni eso tenemos como soberanía.
Y ya ni siquiera la procesan acá, récord de venta de ganado en pie, y en este momento, en una semana 1.200 trabajadores de frigoríficos fueron al seguro de desempleo. En el país de la carne, en el país de las vacas, en el país agropecuario, ¿cuál es el modelo que nos proponen? ¿Cuál es la perspectiva?
Y atemos esto con la crisis en la industria del cuero que mencionaba Ricardo, 8 mil puestos de trabajo menos desde el 2008 hasta ahora.
¿Pero qué pasa? ¿No se usa más el cuero? No, no se procesa más en Uruguay, y esto es fruto de una política, de un modelo, que al servicio de los intereses de las trasnacionales deja por el camino la generación de empleo, el desarrollo de la producción, la creación de una sociedad más justa. Y este es el modelo que administró el Frente Amplio y es el modelo que van a repicar los blancos, los colorados, quien gane de la coalición que sea. Porque aquí no hay dos bloques en pugna, los progresistas y los conservadores, aquí hay un gran bloque al servicio de las multinacionales que se pelean por administrar el mismo modelo.
En estos días hubieron dos hechos significativos entre tantos, como decía Morales, el otro día le preguntaron a Daniel Martínez cuál iba a ser su reforma de la seguridad social y dijo que no tenía propuestas concretas, que la iba a conversar con los blancos, con los colorados, con Manini, con el Partido Independiente, pero ya adelantó que por supuesto había que elevar la edad de retiro, no tengan dudas que en el próximo período, gane quien gane, se viene un ajuste brutal contra los trabajadores; y a la cabeza de ese ajuste viene la reforma reaccionaria de la seguridad social. Porque a ninguno de ellos se le va a ocurrir entrar a reformar por donde hay que reformar, terminando las AFAP que es el peor cáncer del sistema de seguridad social y generando fuentes de trabajo para que haya más aportantes. Por ahí no va ninguno, por ahí la única propuesta es la nuestra, o sea, no tenía diferencia.
Y el otro día o ayer fue, en un foro que organizaron los dueños de las zonas francas, Talvi, Lacalle y Martínez, coincidieron en los beneficios del régimen de zona franca y se comprometieron a abrir nuevas zonas francas. Que me digan cuál es la diferencia de fondo, no existe.
Entonces, en este marco de crisis, ante la perspectiva que el próximo gobierno va a aplicar un ajuste en serio para poder satisfacer las demandas del Fondo Monetario, porque acá que dice Astori que no dependemos más del Fondo Monetario, no lo cree ni mi nieto chiquito eso. Acá todos los años viene el Fondo, pasa nota y dice, bueno, muchachos, lo que viene es la reforma de la seguridad social, ya está dicho, y lo que viene es un ajuste.
Entonces, en ese marco y en esa perspectiva es que nosotros decimos, es para eso que precisamos que crezca la Unidad Popular.
Cuando dicen, y ustedes para qué quieren más diputados o para qué quieren llegar al Senado, es para que cuando se venga la reforma de la seguridad social, de la mano de la lucha del movimiento social en el Parlamento haya voces que salgan a denunciar ese crimen, ese retroceso, esa estafa a los derechos conquistados por los trabajadores.
¿Para qué queremos más diputados? Para defender el medio ambiente, para luchar contra la tercera y la cuarta planta de celulosa, para defender el agua, para volver a votar ya no sólo con un voto como fue la ley de riego sino para que haya más voces, más votos, para que haya más confrontación política en el Parlamento que sea el reflejo y la voz de la lucha que está en la calle con los sectores populares.
¿Para qué queremos más diputados? Para enfrentar el proceso que acá se decía de corte netamente represivo con el que se pretende enfrentar una situación de violencia social que no se resuelve con más represión porque va a generar más violencia, que sólo se resuelve con un cambio social profundo que genere las causas verdaderas de la violencia social.
Y ahora que acá decía Federico, la hipocresía, no a la reforma de Larrañaga, por supuesto, nosotros ni un voto a la reforma de Larrañaga, pero lo podemos decir con derecho y lo podemos decir con todo derecho porque cuando en el Parlamento el año pasado llegó el proyecto de ley del Poder Ejecutivo que ya puso a las Fuerzas Armadas con tareas de policía en 20 km a lo largo de la frontera, el único voto que hubo en contra fue el de la Unidad Popular. No se pongan pañuelos rosados, pidan reconsideración y voten en contra de la ley que ustedes mismos votaron.
Para eso precisamos más diputados, precisamos más diputados, más legisladores para reponer en el próximo período otro proyecto de ley que garantice la vivienda para los trabajadores con inversión pública, para terminar con la especulación inmobiliaria. precisamos más diputados en el Parlamento para poder empujar con fuerza la ley de emergencia de la industria del cuero, para poder defender la industria apícola, para proponer y pelear, para prohibir todos los agrotóxicos que envenenan el agua, que matan a las abejas, que matan la vida, para eso precisamos más diputados.
Pero no para pelear solos en el Parlamento, porque nosotros nunca estuvimos solos, éramos un voto pero nunca estuvimos solos porque primero estaban siempre todos ustedes con nosotros. Pero además, porque cada lucha que nosotros dimos en el Parlamento era el reflejo de la lucha de los trabajadores, de los pequeños y medianos productores, eran reflejo de la lucha de nuestro pueblo, que ese es el papel que nos corresponde en esta etapa de acumulación de fuerzas.
Compañeras y compañeros, nos quedan 7 días y para conquistar esa victoria que para nosotros será tener mayor representación parlamentaria, aquí, nosotros no dependemos de la televisión, no dependemos de los aportes de UPM, no dependemos de las regalías de las grandes empresas ni de Buquebus ni de nadie, nuestra victoria depende del esfuerzo de cada uno de nosotros, es una construcción colectiva, es de militancia, es de compromiso, es de ganar consciencia, es de recorrer la calle, es de llenar las plazas.
De aquí al 27 no hay permiso para el descanso, nada más hermoso, no hay regalo mayor en la vida para la vida de cada uno de nosotros que poder ser parte activa, ser protagonistas de esta batalla que tenemos que dar

(gritan algo desde la gente)

¡Exactamente! ¡Exactamente!
Porque en la lucha nuestra va la lucha, va en serio la lucha de todos los que entregaron su vida por una patria más justa, más solidaria, por una sociedad socialista.
Nuestro homenaje a los caídos no es un homenaje formal, no es un homenaje calculador para ver si me da más votos, nuestro homenaje es la militancia cotidiana y es no rebajar ni un ápice nuestras banderas, no dejar por el camino los principios. Por más que nos digan que está fuera de moda, porque lo único que está fuera de moda es la entrega, es la injusticia, es la subordinación al capital trasnacional y el servilismo al imperialismo.
Compañeras, compañeros, 7 días de trabajar, hay miles de uruguayos, miles de uruguayos que están dudando, que están pensando, que ya no creen en lo que le están diciendo y que los quieren ganar por el miedo. Ahora el cuco es Manini, y como se decía acá, ¿quién lo creó a Manini? ¿Quién lo habilitó? Nació de la mano del ex ministro Fernández Huidobro apañado por el ex presidente Mujica y nombrado por el actual presidente el Dr. Vázquez.
Y hoy, cuando ante la vergüenza, yo diría el horror de lo que fue el caso Gavazzo, se lo señala como responsable al Gral. Manini, decimos sí, claro que fue responsable de ocultamiento y complicidad, pero no fue sólo el Gral. Manini. El expediente durmió me el cajón de la Presidencia también antes de llegar a la Justicia y llegó a la Justicia porque se hizo público, acá hay muchos responsables.
Pero para no desviarnos del tema, compañeros, la convocatoria a ganar la calle, a hablar con la gente, a sumar más voluntades, más consciencias, a decirle a la gente que no se dejen ganar por el miedo, que el miedo no es bueno. Como dicen "el miedo no es la forma", no es la forma ni con la reforma ni es la forma para votar lo menos malo.
¡A votar lo bueno, a votar lo mejor, a votar la izquierda!
¡Que viva la Unidad Popular, compañeros!”