“TENEMOS QUE CAPITALIZAR TODO LO QUE HEMOS HECHO Y LO QUE HEMOS CONSTRUIDO COMO ORGANIZACIÓN”
Audición del 26 de Marzo, a cargo del diputado Eduardo Rubio (Lista 326-UP), 28 de octubre de 2019

Con “un agradecimiento y un gran reconocimiento a los compañeros Gonzalo Abella y Gustavo López, por haber encabezado esta campaña, por habernos representado, por haber dado una batalla en las condiciones que tocaron, defendiendo siempre coherentemente y fielmente el programa y el proyecto político de la Unidad Popular”, comenzó este lunes 28 de octubre el diputado Eduardo Rubio, la Audición del Movimiento 26 de Marzo que se emite cada mediodía en CX36 (lunes a viernes 12:15 horas). Además, envió “nuestro reconocimiento, nuestro saludo fraterno y un abrazo apretado de compañeros” a todos los compañeros del 26 de Marzo, en particular a los militantes de la Juventud del 26 “un capital invalorable que se ha ido generando en toda esta batalla”, dijo. Agregó su convencimiento en cuanto a que “vienen tiempos de luchas para este pueblo y los jóvenes van a ser protagonistas” en ellas. Más adelante indicó que “ninguna lucha es en vano; que se crece en términos de militantes, de personas, de organización” y “que no siempre el resultado va en relación al esfuerzo que se hizo”. Pero –subrayó- “la vida de este 26 de Marzo es una vida de lucha” y como ejemplo “están nuestros compañeros ejemplares desde Íbero hasta Pitoto”. Transcribimos las palabras del diputado Eduardo Rubio, que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/audiciondel26demarzodipeduardorubio28oct19

 

"Buenas estimados oyentes de la Audición del 26 de Marzo, Lista 326, integrante de la Unidas Popular.
Con mucho gusto nos reencontramos con ustedes en este mediodía, como todos los mediodías, después de una jornada intensa que cerró una intensa etapa de lucha política electoral -para nosotros, para la Unidad Popular, para el 26 de Marzo-, que no cerró lo que es la lucha que continúa, que se mantiene, en defensa del cambio imprescindible que nuestro país y nuestro pueblo precisan.
Quiero, antes que nada, reiterando lo que decía esta mañana, en primer lugar un agradecimiento y un gran reconocimiento a los compañeros Gonzalo Abella y Gustavo López, por haber encabezado esta campaña, por habernos representado, por haber dado una batalla en las condiciones que tocaron, defendiendo siempre coherentemente y fielmente el programa y el proyecto político de la Unidad Popular.  
Y cuando decimos que agradecemos y reconocemos, es porque sabemos del esfuerzo inmenso que tuvo esto desde el punto de vista intelectual, físico -de horas y horas de viaje, en condiciones no siempre ideales, como tocara, en lo que tocara- y siempre con el buen ánimo y el compromiso inalterable.
Así que vaya para ellos nuestro reconocimiento y nuestro abrazo.

El reconocimiento a toda la militancia de la Unidad Popular. A toda. A todos los compañeros de todos los partidos del a Unidad Popular.
Y en particular, obviamente, quiero saludar a nuestros compañeros, a nuestros militantes, hemos estado hablando con distintos departamentos, nos falta la mayor parte de país. Algunos compañeros ya están hoy, después de haber terminado a medianoche, en sus trabajos, terminaron las licencias que se tomaron pro estos días reintegrados a sus tareas los que tienen trabajo. Pero con los que pudimos hablar, obviamente hay un golpe a las expectativas que había pero también hay un reconocimiento por lo que se ha avanzado, por lo que se ha madurado; por lo que se ha podido construir desde el punto de vista orgánico.
Pero a todos ellos nuestro reconocimiento, nuestro saludo fraterno, un abrazo apretado de compañeros. Y decirles, como siempre y más que nunca, que ninguna lucha es en vano. Que se crece, se crece en términos de militantes, de personas, de organización. Y que no siempre –esto es parte de la vida- el resultado va en relación al esfuerzo que se hizo.
Si hoy tuviéramos un resultado adverso y hubiéramos estado mirando el techo, rascándonos la panza, tendríamos para cuestionarnos todo. Pero acá, como se dejó el alma en la cancha, todo, horas, horas de familia, de trabajo, de estudio; esa lucha no fue en vano.
Dejamos huellas, establecimos relaciones, hablamos con miles de personas y los mensajes que estamos recibiendo de gente que nos vota y que no nos vota también; hay un reconocimiento al trabajo, al esfuerzo que ha hecho la Organización y la Unidad Popular en su conjunto.

Quiero dedicar un capítulo especial para la Juventud del 26.
A todos los jóvenes de la Unidad Popular.
Pero quiero hablarle a esos gurises que en el Callejón de la Universidad, en la rambla, en Tres Cruces, en el Local anoche hasta última hora, que sabemos que han dejado el alma en la cancha, y crecieron como militantes, crecieron como juventud.
Creo que ese es un capital invalorable que se ha ido generando en toda esta batalla.
Decirles que contamos con ellos para el futuro, que son parte de él, que la Organización depende también de esa participación consciente que se ha venido desarrollando organizadamente. Vienen tiempos de lucha para este pueblo y los jóvenes van a ser protagonistas de esas luchas.
Así que vaya el saludo y el reconocimiento inmenso para ellos.

Nos dicen compañeros que todavía no está todo dicho, respetamos esa duda razonable. Nosotros partimos de una realidad que creemos que -hoy por hoy- el resultado marca que no vamos a estar este tiempo en el Parlamento. Si se revierte algo y se da, bienvenido sea, no tendremos problemas en festejar también eso.

Pero creo que hay que prepararse para un tiempo de lucha en otras condiciones.
Ahí tenemos que capitalizar todo lo que hemos hecho hasta ahora y lo que hemos podido construir como Organización hasta ahora.
Recorriendo el país sabemos que no es poca cosa, que en algunos lugares falta, que en algunos lugares tenemos mucho aunque después no se haya reflejado en el resultado electoral; pero la verdad es la verdad, lo material y concreto es concreto: donde hay compañeros organizados hay.
Y eso es un capital impresionante para el tiempo que se viene.

Hemos dicho siempre, y además lo vivimos, en la lucha política no siempre gana la justicia ni se impone la razón. En realidad, la mayor parte de las veces, en este sistema en el que estamos, lo que triunfa es la injusticia y la sinrazón.
Sino cómo explicarnos los miles de trabajadores desocupados, los indigentes, la gente que no tienen para pagar un techo, lo que no tienen un trabajo estable; la injusticia cotidiana de jubilaciones de 11 mil pesos, 13 mil pesos, de salarios de hambre.
No siempre gana la razón y la justicia.
Lo que sí siempre es necesario para avanzar y para triunfar, es la lucha.

La vida de este 26 de Marzo es una vida de lucha y están nuestros ejemplos imborrables de Ibero a Pitoto, y en el medio una lista inmensa de compañeros ejemplares.
Entonces, ya en una nueva etapa que tenemos que enfrentar solidez, con convicción y con el compromiso de siempre, que sabemos que es inalterable.

Si habrá que analizar toda esta etapa serenamente -nosotros y en el marco de la Unidad Popular- sin aceleramientos que son desaconsejables, porque sobre caliente es difícil ver en profundidad y lo que prima son las emociones.
Entendemos que tenemos que meter acá mucha razón, también la emoción, pero mucha razón a la hora de ir al análisis de fondo, de cómo está la sociedad, de cómo nos plantamos nosotros, de qué nos faltó -porque obviamente nos faltaron cosas- en qué cosas estuvimos omisos o qué cosas hicimos de más.
Pero en todo esto, lo que nosotros tenemos que rescatar es lo que hemos construido como Organización, la gente que se acercó, la gente que ganamos.

Después de un golpe siempre van a aparecer quienes quieran medrar en el momento de dificultades. Los conocemos. Pero no nos afectan. Y mucho menos nos hacen vacilar ni dudar en la razón de nuestra causa.

Se vienen, entonces, tiempos de lucha en lo que el acumulado será el punto de partida para seguir generando organización, creciendo, reafirmando nuestra ideología y proponiéndonos inalterablemente la lucha por un cambio social que genere las condiciones de justicia, de soberanía, de solidaridad, que nuestro pueblo se merece.

Vendrán otras batallas que nos tendrán como siempre allí en primera línea.
No puedo dejar de reconocer también el aporte invalorable de tanta gente que se sumó, que se sumó hasta en las últimas semanas; y que encontraron -como nos llegaba un mensaje de Rocha, de La Paloma en la noche del domingo- en donde se nos agradecía el haberles permitido participar en la felicidad de construir colectivamente.
Este es el camino del 26 de Marzo, este es el camino de la Unidad Popular.

Grandes desafíos nos esperan, grandes responsabilidades.
Porque hay otro hecho político que hoy no analizamos y que tendremos que analizar; y es que realmente lo que parece deparar el futuro inmediato es que ya no habrá un gobierno del Frente Amplio. Y que habrá un gobierno de una coalición de partidos de derecha, de derecha dura, de centro derecha, que generarán también otras condiciones de lucha. Y allí tendrá que estar en primera línea la Unidad Popular.

Un abrazo inmenso para todos.
Gracias por las decenas, por los centenares de saludos que hemos recibido y como siempre: ¡A seguir luchando!”.