“ESTAMOS CONVENCIDOS DE QUE ESTAMOS SEMBRANDO IDEAS JUSTAS Y QUE LA MILITANCIA DE LA UNIDAD POPULAR ES UNA COSA MARAVILLOSA QUE TENEMOS QUE REIVINDICAR TODOS LOS DÍAS”
Entrevista a Gonzalo Abella y Gustavo López, 28 de octubre de 2019

Gonzalo Abella y Gustavo López, candidatos de la Unidad Popular compartieron la mañana de la 36 para realizar una primera evaluación del resultado electoral de este domingo. Abella realizó una mención especial a la militancia joven que hizo un esfuerzo extraordinariamente generoso, sin pedir nada a cambio “que hoy puede estar momentáneamente desilusionada ya que los resultados esta vez no nos ayudaron, pero saben lo difícil que es el sistema contra el que nos estamos enfrentando, lo duro que es la lucha de clases, cuanta hipocresía, cuanto engaño hay en el sistema y quizá no adviertan de inmediato lo que hemos ganado en organización y conciencia para la construcción de este proceso. Somos los que más sabemos de fracasos, pero la chispa no se apaga”. También se refirió a la necesidad de confrontar los datos de la realidad con nuestra definición de la etapa revolucionaria que estamos viviendo, y agregó que también habrá que tener en claro la fase de sometimiento o de entrega a las transnacionales que hay en una nueva coyuntura, más adversa a los intereses populares. López señaló que habrá tiempo para pensar en detalle, recorrer los hechos, ponderar un conjunto de variables que hay que tener en cuenta para una época tan compleja para el avance de la izquierda. Transcribimos la entrevista completa que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/gonzaloabellaygustavolopez

 

Hernán Salina: Le estamos dando la bienvenida a nuestros compañeros, Gonzalo Abella, maestro, candidato a la Presidencia por Unidad Popular en las elecciones que tuvimos ayer; y a Gustavo López, candidato a la vice; integrantes ambos del Coordinador Nacional de Unidad Popular.
Gonzalo, Gustavo, bienvenidos, gracias por estar esta mañana.

Gustavo López: Buen día, Hernán, Diego, audiencia. Cansados de la jornada, con algunas reflexiones muy primarias de lo ocurrido el día de ayer.
Pero antes de entrar en tema, permitime mandar un fuerte abrazo a Ángeles, a Mayté, a Martina, a Nelson, hace muchos años tuve la oportunidad de conocer en Buenos Aires al papá de Ángeles, y tener un diálogo que recuerdo en torno a su pasaje por el gremio de la bebida. Lo recuerdo como un hombre muy pegado a los principios de la clase, en estos tiempos de dificultades, hablar de gente que consagraron su vida a vivir en arreglo con los principios, me parece que vale la pena. Así que un abrazo a Ángeles.

Gonzalo Abella: Sumándome a ese enorme abrazo, una mención muy especial a toda la militancia joven de la Unidad Popular, que hizo un esfuerzo extraordinario, generoso, sin pedir nada a cambio, y que hoy puede estar momentáneamente desilusionada porque los resultados esta vez no nos ayudaron, pero ellos saben contra qué sistema nos estamos enfrentando, lo duro que es la lucha de clases.
Y si no lo sabían, lo están aprendiendo, cuánta hipocresía, cuánto engaño hay en el sistema y quizá no adviertan de inmediato lo que hemos ganado en organización y en conciencia para la construcción de las nuevas bases, de este proceso que no falla, porque como dice la canción, somos los que sabemos más que nadie de fracasos, pero sabemos que la chispa no se apaga, y que el triunfo será nuestro más temprano que tarde.


HS: Bueno, les pedimos una primera visión general.

GA: Yo había hecho unas anotaciones pensando en la enorme responsabilidad de este momento, la responsabilidad personal, pero una enorme responsabilidad de lo que estamos pasando, primera cosa.
Creo que cuando se dan datos que no eran esperados, hay que confrontar esos datos de la realidad con nuestra definición de la etapa revolucionaria que estamos viviendo, con la metodología, con la política de alianzas, con las fuerzas motrices que hemos definido como las fuerzas del cambio, y la metodología que usamos, es decir, en primer lugar hay que confrontar los datos de la realidad en este caso un informe cuantitativo severo, con si nuestra estrategia, si nuestra línea estratégica es correcta, yo creo que eso sigue siendo más vigente que nunca.
En segundo lugar tener claro que dentro de esta fase de sometimiento, de entrega a las trasnacionales, hay una nueva coyuntura mucho más adversa a los intereses populares, eso es la segunda cosa, hay que mirar muy fríamente la realidad, vamos a pelear en condiciones mucho más adversas por lo mismo que hemos peleado siempre.
En tercer lugar que es imperiosa una crítica y una autocrítica, es decir, ahí no tenemos tampoco derecho a posponerla demasiado, y en ese sentido yo había pensado escribir un informe crítico y autocrítico, no solo para el coordinador, sino para todo aquel que quiera leerlo, es decir, más allá, esperando sólo previamente la reunión de hoy del coordinador, la reunión colectiva, pero después de inmediato me voy a poner a escribir una crítica y una autocrítica que quiero que sea conocida por todos, voy a esperar sólo lo que diga el Coordinador hoy.

GL: Habrá tiempo para pensar en detalles, ver números, recorrer lo hecho, ponderar el conjunto de variables que hay que tener en cuenta a la hora de analizar una época tan compleja para el avance de las ideas de la izquierda.
Yo coincido en que hay elementos de carácter general, lo que ocurre en la región, lo que ocurre en el mundo, la confirmación de alguna manera del rol que juegan gobiernos como el del Frente Amplio, en la perspectiva de desmontar la conciencia del pueblo, de desmontar las perspectivas de transformación desde el punto de vista de la participación.
Ayer veía celebraciones, sobre todo en las primeras horas de la tarde, cuando había cierto exitismo en el gobierno, y pensaba, un militante de izquierda histórico, discutía la participación popular, discutía el programa, discutía la situación internacional, han logrado disolver esa conciencia en una masa amorfa de la ola esperanza, han logrado disolver aquel debate de carácter programático, estratégico, de un proyecto propio, lo han logrado disolver en este idea de una ordenada coreografía donde todos nos sentimos parte.
Nosotros tenemos que mirar la realidad de frente, el resultado esperado es claramente muy por debajo del que habíamos estimado, hoy las posibilidades de tener nuevamente una banca en este período son remotas, y esa es la realidad sobre la que estamos parados.
Ahora, yo fracasado o derrotado me voy a sentir el día que deje de luchar, así de simple. Y nosotros somos humildes herederos de una generación de compañeros que supo levantarse de derrotas en serio. Compañeros que salieron del calabozo, de la tortura, y salieron a construir organización, que salieron a defender la idea de que este mundo tenía que ser cambiado en favor de los trabajadores que salieron a abrazar la idea de la revolución socialista.
Por tanto yo no siento -lo digo con toda sinceridad- ni un espíritu de derrota, si tengo una enorme preocupación y tengo que aplicarme al estudio de la realidad para comprender lo que pasó. Ahora, lo que voy a hacer dentro de un rato, es abrir la ventana y la puerta del local de la Unidad Popular, como todos los días, poner la bandera como todos los días, convencido de que estamos sembrando ideas justas y que la militancia de la Unidad Popular es una cosa maravillosa que tenemos que reivindicar todos los días.
Ojalá tuviera tiempo para ir a verlos a cada rincón del país, para ir a compartir valoraciones con ellos, para ir a abrazarlos también.

HS: Y de alguna manera va a haber que hacerlo.

GL: Yo creo, incluso para decirles que, yo lo dije de alguna manera en el acto de cierre, si fuera verdad que este no es nuestro tiempo, nosotros porfiadamente tenemos que seguir defendiendo las mismas ideas, porque son justas y porque en última instancia son las ideas que propician condiciones para una vida distinta.
Entonces, preocupado, creo que nos corresponde en tanto candidato, asumir plenamente la responsabilidad. Eso es: quien alguna vez en los ámbitos que sea, nos tocó asumir responsabilidad de dirección, lo tenemos que decir claramente, me tocó perder huelgas, y alguna vez dije, si ganamos el acierto puede ser colectivo, ahora si perdemos nosotros tenemos una responsabilidad particular. Nosotros, los que dirigimos tenemos una responsabilidad particular.
Y hay que decirlo con toda la claridad, sin que esto suponga un espíritu de derrota, por el contrario, tenemos por delante mucho por ganar, y fuimos durante mucho tiempo una izquierda extra parlamentaria, y hace 30, 40 años que nos quieren hacer desaparecer, y no pudieron.

HS: Marcelo, de Costas del Cufré, dice: “Vamos arriba gente, a no desmoralizarnos que la lucha continúa, salud, y arriba los que luchan”.
Gabriel Patrón dice: “Senadores, Manini Ríos, Zubía, Amado, un anexo del Círculo Militar”.
Pero para seguir en el análisis general de lo que quieran decir respecto a qué factores objetivos, para seguir aquel esquema de las condiciones objetivas y las subjetivas que Gonzalo hacía referencia, que por supuesto va a haber un análisis propio, una crítica, autocrítica, en las condiciones en que esas cosas se deben hacer. Si hablamos de las condiciones objetivas, de la realidad del país, ¿qué es lo que puede haber incidido en este descenso de la votación de Unidad Popular?

GA: Yo te voy a decir una cosa, empezando por lo más general: Un partido de izquierda que se enfrenta realmente al sistema, que es coherente con una política de construir una trinchera con una perspectiva revolucionaria, tiene como dos círculos concéntricos, un círculo más cerrado, más duro de gente con una fuerte convicción, y desde luego una periferia de gente que a veces por instinto de clase, a veces por coyunturas específicas o a veces por la dinámica de su propia lucha social, adhiere y vota.
Yo creo que desde el punto de vista de la Unidad Popular en su conjunto, nosotros tenemos que ese núcleo central está mucho más cohesionado que 5 años atrás, me refiero en cuanto a la convicción de la lucha. En ese círculo central, nosotros tenemos organizaciones partidarias que tienen una consolidación muy fuerte incluso hasta de un relevo juvenil, yo veo en los grupos más organizados de la Unidad Popular, cómo el relevo juvenil ha asumido una extraordinaria madurez, y una periferia a la cual no le supimos trasladar el mensaje que debimos haberle trasladado.
¿Qué pasó con nuestra propaganda, qué pasó con el discurso del candidato y de los candidatos, qué pasó con una serie de elementos de cómo colocar el mensaje y hacia a dónde priorizar el mensaje imaginando el perfil del posible votante?
Ahí hubo un fracaso importante en el cual desde luego yo no puedo desprenderme como candidato, pero todavía algunos datos requieren algunas horas más de maduración y sobre todo un análisis colectivo, eso en primer lugar en relación a la Unidad Popular.
¿Qué va a pasar ahora con la Unidad Popular?
Yo creo que uno de los elementos más importantes a fortalecer ahora en la Unidad Popular es finanzas, lo preví previendo aunque no lo suponía probable, un mal resultado.
¿Dónde va a hacer agua la Unidad Popular?
Fundamentalmente en la estructura financiera que es la que nos permite recuperar nuestro mensaje, recuperar nuestra fuerza, nuestra organización, nuestra capacidad de visitar todo el país, y nutrirnos y nutrir a los compañeros en los distintos departamentos.
Y finanzas tiene varios componentes interesantes -que son altamente políticos además- de conseguir insumos: en primer lugar las reuniones en casa de familias, y después en torno a la cotización, el pretexto para un vínculo regular, sistemático, mensual, que permite a su vez hacer de una periferia de la red, una red propia que a su vez irradie contactos hacia otros compañeros, hacia otras familias, hacia otros centros de trabajo.
Entonces yo creo que uno de los elementos a fortalecer es las finanzas.
Pero lo fundamental es una lectura muy cruda de la realidad y concluir -como vamos a concluir seguramente- de que sigue siendo absolutamente vigente nuestra definición de la etapa, nuestra definición de las políticas de alianzas, y nuestra definición de una metodología que en tanto predominen las condiciones de democracia formal, injusta que nos ha impedido una equidad en la exposición, pero en tanto predominen las condiciones de una democracia formal, implica métodos democráticos formales de trabajo, es decir en todos los frentes que se nos abra, y preguntarnos, que ese es un tema para mí muy importante, por qué hay una ‘in-armonía’ entre capacidad organizativa y capacidad de inserción. Porque yo creo que ahí hay una de las claves de las preguntas que tenemos que hacernos, por qué la estructura interna que hemos fortalecido extraordinariamente, que desde aquel ‘Zafarrancho’ que hizo el 26 el año pasado fue un esfuerzo extraordinario de organización, podemos citar también a otras organizaciones políticas de la Unidad Popular que han hecho un esfuerzo encomiable de organización, ¿por qué eso no supuso captar desde la inserción social en el reclutamiento de votos?
Porque de militantes sí tuvimos, ¿qué falló en la inserción? Que está vinculado a la otra pregunta, qué falló en el mensaje. Pero la inserción no es exactamente el mensaje, es estar adentro de los movimientos sociales, y vaya si tenemos gente adentro, pero ¿qué falló ahí?
Ese es otro elemento que también tenemos que pensar.
Después el elemento que planteaba Gustavo, un contexto mundial regional de agudización severa de la lucha de clases, y 14 años de bonanza que hicieron que en la lógica de muchos uruguayos que todavía están recibiendo los últimos coletazos de la bonanza, ni arriesgan mucho o si arriesgan es en un sentido conservador, decir, bueno vamos a votar lo que promete más seguridad social, erróneamente, pero bueno creo que esa también fue una lectura de muchos uruguayos.

 

GL: Nosotros tenemos que intentar orientarnos por el análisis concreto de la realidad concreta, y devenir de lo general a lo particular, de lo particular a lo general.
¿Cuál es la realidad concreta? ¿Qué nos indica desde el punto de vista objetivo?
Que el gobierno perdió, el gobierno perdió y en un mes tenderemos una coalición de partidos de derecha, conduciendo los destinos del Estado. En ese marco de derechización del electorado, la Unidad Popular se vio severamente golpeada también desde el punto de vista electoral, ahora la realidad nos avizora un panorama de ajustes, de ajustes contra los intereses de los trabajadores, de ajuste contra los intereses de las grandes mayorías, por tanto se impone la necesidad de reagrupar fuerza a los efectos de organizar al movimiento social y político para enfrentar el ajuste.
Desde el punto de vista político, nuestro desafío estratégico ¿cuál es?
Disputar la representación política de los trabajadores, ese debe ser nuestro objetivo estratégico, y para eso tenemos que construir herramientas, y consolidar herramientas en el plano social y en el plano político, que hagan de la unidad de acción y del programa, su eje.
¿Cuál es el desafío central en estas horas para la Unidad Popular?
Afianzar y consolidar su unidad, mostrarse más unida que nunca en el trabajo hacia afuera, hacer de la unidad un valor estratégico, defender los aciertos estratégicos con un cometido, porque errores también cometemos. Ahora tenemos 4, 5 valores estratégicos sobre los cuales nos tenemos que parar, el primero es haber roto con la orientación política del oportunismo y del Frente Amplio, ese es un acierto estratégico que tenemos que defender. El segundo es haber sobrevivido en las condiciones en las que sobrevivimos todo este tiempo, con operaciones políticas para hacernos desaparecer, nosotros a partir de este trabajo, sobre todo a partir de la concepción en el que nos fuimos construyendo. Y en tercer lugar de alguna manera estuvo planteado acá, definir claramente cuál es la orientación de nuestras estrategias comunicacionales, nuestro discurso, ahí seguramente yo ubico una de las falencias importantes a la hora sobre todo si lo comparamos con otros fenómenos que andan en la vuelta y que han conseguido un resultado.
Después lo que hay que decir es que las elecciones tienen una lógica muy perversa, los procesos electorales no son un certamen filosófico donde gana el que tiene razón, si fuera así viviríamos en el mundo de la libertad y de la abundancia, intervienen otros elementos, algunos de los cuales todavía nos son ajenos a nosotros, no logramos si quiera comprenderlos.

 

HS: ¿Cuáles por ejemplo?

GL: Y por ejemplo la disparidad de recursos y el manejo de estructuras de poder de las cuales nosotros estamos muy lejos. Corporaciones que intervienen decididamente en esto.
¿Esto no explica la votación de la Unidad Popular? No lo explica. Lo que explica la votación de la Unidad Popular son los elementos objetivos, claramente, y desde el punto de vista subjetivo hay que reconocer que nuestra herramienta todavía no es el envase para ese contenido de descontento.
Ese contenido de descontento encontró otro envase, encontró un envase más bizarro -no quiero nombrar a nadie- o encontró un envase por derecha.
Y todavía la perspectiva de izquierda capaz de contener el descontento, de organizarlo, tiene la debilidad que tiene, ahora dicho esto, también digo que es titánico haber sobrevivido en estas condiciones y que es titánico haber levantado las banderas que levantamos, y que en las particulares condiciones de esta hora en la región y en el mundo, lo que está haciendo la Unidad Popular hay que defenderlo, reivindicarlo y consolidarlo.

 

HS: Queremos aprovechar estos minutos que nos quedan, pero resumir y como dice Gustavo, mirando la realidad de frente, además volcar acá en el diálogo con ustedes cosas que muchas cabezas están pensando y están diciendo.
Héctor del Buceo dice: “Los votos de Unidad Popular se fueron con Vega y Salles”. Esto además en medio de saludos para Ángeles, que siguen llegando.
Mauro San Martín dice: “Al igual que en 2014 agradecer a los compañeros por tanto, abrazo fuerte y a seguir adelante”.
Oscar de Sídney también saludando, Patricia de Solymar dice: “Arriba los compañeros, mi profundo agradecimiento a todos por ser porfiadamente revolucionarios siempre, como buenos revolucionarios después de una caída nos sacudiremos el polvo y seguiremos buscando los caminos, tenemos que encontrar el modo de seguir creando conciencia entre tanto engaño y desideologización. Pero acá no se rinde nadie, un abrazo grande a Ángeles y su familia, y gracias a Gonzalo y Gustavo por estar siempre ahí”.
Lucía dice: “Compañeros, la lucha está más vigente que nunca, más vale perder una banca que perder los principios, un abrazo para Ángeles y su familia en un momento tan difícil”.
Emiliano, el joven de Salinas, dice: “Pudimos captar más militantes, y no pudimos captar más votos, a seguir trabajando compañeros que la lucha está en la calle, gran saludo a Gonzalo y a Gustavo que como representantes de la UP en la campaña han hecho una terea muy buena”.
Nelson dice: “Saludos a la radio, un abrazo a los compañeros, no se explica cómo hace propaganda y llegan a la gente Salles y Vega, ¿son las redes? hay que plantearlo y pensarlo”.
Víctor, que trabajó también en el puesto en la Plaza Cuba, dice: “Hay que dejarnos de escrúpulos y llevar y mostrar la bandera de Unidad Popular en toda manifestación de movimientos sociales y gremiales”.
Hilda dice -un poco largo el mensaje, pero lo resumo-: “Soy una de esas viejas militantes que siempre tuvo que tropezar con piedras en su camino revolucionario, asumo que el proceso dialéctico lleva a los momentos que vivimos, crecimiento, estancamiento, y hasta retroceso, pero eso se da en el crecimiento cuantitativo, mientras seguimos comentando el crecimiento cualitativo, cuando la calidad sea suficiente para crear más conciencia, el crecimiento en cantidad será enorme. Nosotros existimos y no dejaremos de hacerlo hasta lograr el objetivo, salud compañeros y a redoblar”.
Ángel de Paso Carrasco dice: “Es muy triste que la clase obrera quiera lo mismo que Sanguinetti, Lacalle, está todo bien porque hay más autos, qué falacia, se conforman con mostrarse, de pronto hoy lunes no tienen trabajo, pero la alcahuetería los llena”. Muchos mensajes, pero hay varios temas que dejan picando ahí para la reflexión de ustedes y aparecen nombres de estos otros partidos que en el caso del PERI ingresa al Parlamento, preguntas de la gente, si se fueron votos para esos sectores de Unidad Popular.

GA: Son muchas reflexiones, quizá me quedo un poco en la de Hilda, sobre la dialéctica de la situación, nosotros ahora necesitamos -y lo dice alguien con el plantear las banderas de la Unidad Popular-, nosotros ahora necesitamos marcar la presencia de que Unidad Popular existe, de que sigue existiendo, necesitamos ahora imperiosamente crear, apoyándonos en esta formidable radio, en el diario La Juventud, en todo lo que tenemos. Vamos a necesitar -me parece a mí- a la brevedad, un órgano muy simple, de repente un chasque, para difundir el pensamiento propio de la Unidad Popular en los movimientos sociales, en las organizaciones sindicales clasistas, vamos a necesitar encontrar otras formas de mantener viva la voz de la Unidad Popular que también tiene que ver con la presencia de las banderas, o sea que son elementos que tienen que ver con el otro gran factor junto con finanzas, porque lo de organización lo tenemos, y sabemos cómo trabajarlo. Lo mismo que en finanzas el tema de la difusión, la propaganda y la agitación, y en ese sentido tenemos que ser muy creativos a los efectos de mostrar permanentemente que la Unidad Popular existe, es una organización de principios, que puede perder una elección, pero no negocia un programa, esa es otra cosa que dijeron otros compañeros, y que en ese sentido nosotros paradójicamente estamos más fuertes que nunca, dispuestos además a una lucha de clase que en la región va a ser sumamente dura, en años que van a ser sumamente duros y donde la importancia de existir es básica, ojalá el nobel pueblo chileno que puso 1 millón de personas en la calle, ojalá el noble pueblo tuviera una Unidad Popular, y no sectores tan vidriosos como el mal llamado Partido Comunista de Chile, que trata de hacer de bombero. Ojalá existiera una Unidad Popular en Chile, entonces nosotros tenemos que cuidar lo que tenemos, sabiendo que es un embrión que queda a la espera de las grandes explosiones ciudadanas que más temprano que tarde se van a dar, ese embrión es lo que tenemos que cuidar ahora, me parece que eso es lo fundamental, la razón de ser de la Unidad Popular.

 

HS: Acá algunos dicen “habría que haberle dado más duro al gobierno”, dentro de los elementos que vuelcan los oyentes en los mensajes; y Ruben pregunta: ¿No será que le erramos y tendríamos que haber difundido más los proyectos que presentó Unidad Popular y menos crítica a los otros partidos?

GL: Yo creo que ahí hay también un componente dialéctico, hay que criticar duramente sobre todo la política del gobierno y a los partidos de la derecha tradicional. Al mismo tiempo que hay que levantar un aspecto pro positivo.
Nuestro programa -creo que en la campaña por lo menos esa era la intención y en algunos casos creo que se logró- es decir, colocar el componente pro positivo y el componente de crítica que van disolublemente unidos a la hora de pensar la realidad política.
Es exactamente probable que algunos de los votos como dice algún amigo de la audiencia, haya ido a parar a estos partidos que se mencionan, habrá que analizar también los por qué de esa situación con el debido detenimiento. Ahora, otro compañero plantea el asunto de sectores de la clase obrera votando, y si uno ve qué es lo que pasa en la región, en general 5 años atrás se apostó por los gobiernos del progresismo en fin, y 5 años después terminan votando expresiones de derecha, alguien dijo alguna vez que un pobre de derecha es la expresión más acabada del capitalismo.
Es decir es finalmente el producto perfecto, es decir que alguien que es víctima cotidiana de este sistema, lo termina reproduciendo y siendo su sostén, ahí también hay que ver por ejemplo el electorado de Manini Ríos está básicamente compuesto de eso, de gente de nuestro pueblo que antes fue el electorado de (Jorge) Pacheco (Areco), que reproducen lo peor de la ideología dominante, entonces hay que trabajar mucho en esos aspectos, mucho en la conciencia, ahí los elementos de inserción social, son determinantes, cómo nuestra fuerza desarrolla estructuras para el trabajo. Y después hay que analizar lugar por lugar, departamento por departamento, situación por situación, eso nos va a ofrecer un panorama más complejo, un panorama más completo, que nos permitirá digamos con una visión detallada del fenómeno advertir errores y promover transformaciones.

 

DM: Juan Carlos del taxi manda: “Un saludo enorme a los compañeros, y es tal cual dicen, golpeados, pero derrotados nunca, estaremos derrotados el día que dejemos de luchar”.
Y uno empieza a pensar también en el Uruguay que queda, más allá de lo que pase en noviembre, más allá de las definiciones finales que se tomen de acuerdo a los votos observados del Parlamento, y toda la necesidad de generar cosas, de no desfallecer, no irse para la casa, que no haya compañeros que terminen pensando que esto se acabó acá y que de repente dentro de 4 años y medio volvamos a juntarnos, sino que hay un recorrido que va a haber que realizar para convocar a la gente para todo lo que queda que es mucho seguramente.

GA: Yo creo que a lo que nosotros tenemos que tender es a que dentro de 3 o 4 años cuando estemos otra vez creciendo, en franco crecimiento que va a ser inevitable, que la gente diga, ‘vos sabés que esta gente, mirá que los golpearon en la elección pasada, y no aflojaron, mirá que son de hierro’.
En el momento más difícil de la Unidad Popular, se reunieron, analizaron, hicieron autocrítica y vamo’ arriba.
Esa va a ser la condecoración de un pueblo que nos está mirando a ver si ahora vamos a agachar la cabeza o vamos a apretar los dientes y a seguir para adelante, eso es muy importante. Yo quiero, por lo que tú decías Diego, quiero colocar un tema que creo que va a estar en debate en la Unidad Popular, yo defino al sector de Manini como netamente fascista. Es más, como el arquetipo perfecto de los fascistas. Sé que no es la opinión unánime de la Unidad Popular, algunos dicen que es simplemente un ‘residivo’ del pachequismo, yo creo que es un gravísimo error plantearlo así.
Pero creo que en lo que todos vamos a coincidir, es que el partido militar en alianza con el doctor Lacalle y con Talvi, es un cóctel terrible desde el punto de vista de que va mucho más allá de las denuncias pacifistas y de la armonía de la naturaleza y del cosmos que está planteando el doctor Lacalle en la campaña electoral. Entonces creo que hay un elemento nuevo en que la coalición de derecha que sube, no es sólo con componentes neoliberales, que también los tiene Astori, sino que tiene además componentes fascistas, de apostar detrás de una demagogia social de fachada artiguista, una sutil estructura subterránea a los efectos de generar dictadura terrorista del capital, y que si no puede subir más en lo inmediato es porque Estados Unidos y el Banco Mundial están viviendo la fiesta de lo que se llama ‘la alta rotatividad’, es decir que pasa en España, pasa en todos los países donde está bajo control, y no les sirve una dictadura fascista abierta.
Por lo tanto el sector de Manini tiene que disimular su golpismo todo lo que pueda y hablar del valor democrático de esta alta rotatividad a los efectos de conseguir el Ministerio de Defensa o algo más suculento en la administración Lacalle, pero yo creo que este es un componente totalmente nuevo que vamos a tener que analizar con mucha serenidad.

 

HS: Vamos a escuchar un mensaje de Cecilia: “Buen día, compañeros, lo primero de todo, un abrazo enrome a Ángeles, y a toda la familia.
Creo que la influencia de los medios ha tenido mucho que ver en esto, en cambiar mucho las cabecitas, en invisibilizarnos y en todo el miedo que puso en la gente, sobre todo al final, de que hay que votar por la izquierda porque viene la derecha extrema, ya sabemos de quién, creo que eso también ayudó. Pero creo que los votos que tuvimos, a ver en lo personal, toda la gente que confió en nosotros y nos apoyó, son votos que no perderemos porque fueron justamente conscientes, me da mucha pena por el pueblo uruguayo porque sabemos todos lo que va a pasar, y no porque pensemos que tenemos la verdad, pero sí sabemos hacia dónde nos lleva este modelo que están imponiendo y que se va a agudizar, y esos votos que perdimos tal como dijo un compañero antes, fueron a lugares que son más fáciles de elegir, porque no tienen contundencia de nada, no tienen programa, a gente con propuestas mucho más fáciles de apoyar, más superficiales. Un abrazo muy grande, y a seguir más que nunca”.
Gracias, Cecilia.
Comentarios que quieran hacer sobre el final, Gonzalo y Gustavo.

GL: Sí, en relación a lo que decía Diego hoy, desafío central, mantener la fuerza viva, la frente en alto, llamar a los compañeros de todo el país a mantenerse organizados, a dar pelea por lo que se viene y por lo que hemos sido capaces de construir. Insisto con esta idea de que en situaciones mucho más adversas que esta, logramos salir adelante y por tanto lo que nos queda es el camino de la lucha.
Cuando comenzamos, en lo personal, en el fin de la infancia principio de la adolescencia, nos abrazamos a esta idea de militar por un mundo diferente, abrazamos lo que definimos nosotros como la causa más noble por la que vale la pena pelear, la causa del socialismo, siempre supimos que esto era perpetuo, y que para los de abajo ningún día es fácil, ningún tiempo deja de ser de lucha, y que la victoria no es simplemente producto del ejercicio de la voluntad, sino de un conjunto de elementos entre los que la voluntad interviene. Ahora, hay otro conjunto también.
Por tanto, como decía al comienzo, en un ratito estamos levantando la cortina del local de la Unidad Popular, abriendo las puertas y las ventanas, y llamando a los compañeros a seguir organizándose para seguir peleando. El agradecimiento una vez más también a todos los compañeros de esa extraordinaria militancia de la Unidad Popular, protagonista de primer orden de todo lo que se ha hecho hasta aquí, y la convicción de que el fuego de este candil ya no hay soplido que lo apague, vamos a seguir para adelante en la misma situación.

 

HS: Antes de Gonzalo, leo los últimos mensajes por si Gonzalo los quiere incluir en algún comentario. Hay varias referencias al hecho de que estos otros sectores que se han mencionado en las votaciones, en fin, tuvieron más acceso a la televisión, que eran mostrados por sus características personales más en la televisión, etc.
Diego de Parque Batlle dice: “Aparte de componentes, si no llegás al show de la TV no le entrás a este pueblo, a este pueblo hay que repetirle y repetirle, Salles estuvo en todos los programitas pedorros de la TV”.
Ángel de Paso Carrasco dice: “Es un país creado con emigrantes y hoy apostamos a echarlos, triste, muy triste, queremos parecernos a Trump”.
Y cierro con este de Ana María del Cerro, que dice: “Un abrazo a los compañeros y la lucha sigue adelante, viva la UP, y toda la militancia”.
Cierro con el de Paolo y Virginia de Peñarol: “Buenos días, compañeros, hay que empezar a trabajar hoy, no bajar la cabeza, tenemos que hacer llegar nuestra propuesta, darnos a conocer, hay mucho para crecer, a canalizar toda la bronca, la indignación que tenemos y transformarla en fuerza para seguir luchando”.

GA: Excelente.
Yo te diría además que hay una cosa: nosotros somos un pequeño rincón importante, pero un pequeño rincón de una Patria Grande, esa Patria Grande que Talvi aborrece explícitamente y todo el sistema teme, por algo los británicos sacaron este rinconcito de la integración de la Patria Grande allá por 1828, pero hay que recordar que por ejemplo el Frente Amplio -aquel Frente Amplio que nació en 1971 porque (Salvador) Allende había triunfado en 1970, o sea nosotros no podemos descuidar ese otro factor de la realidad que es la conexión de las luchas continentales, te diría más, la coalición 1001 nació en función del triunfo de Fidel en 1959-, entonces nosotros tenemos que entender que somos vasos comunicantes con una realidad continental conmovida en lucha y que en la medida en que los compañeros argentinos acaben el romance con los Fernández y empiece la lucha en serio, la lucha social en serio que se va a desencadenar, en la medida en que el pueblo brasilero avance hacia su irrenunciable destino de liberación, en la medida que el pueblo paraguayo siga avanzando en sus luchas de resistencia, en medida de que el noble pueblo chileno siga adelante a pesar de todas las trampas que el oportunismo le va a poner, nosotros con un gobierno ultra reaccionario, o somos campo de lucha o somos base de agresión. Y no queremos ser base de agresión, o sea que además de la responsabilidad ante nuestro pueblo que es lo fundamental, tenemos una responsabilidad internacionalista de no bajar los brazos porque ya sabemos que un Frente Amplio que permitió ser cómplice al ejército uruguayo en los Altos del Golán, un Partido Independiente que ya dijo que la capital de Israel tiene que ser Al-Quds, y lo dijo explícitamente. Entonces nosotros tenemos que además existir por una tarea de Patria Grande.
Talvi definió a la Patria Grande como cárcel grande, se le escapó en realidad, discutiendo con este otro impostor del cambio dentro del cambio, pero nosotros vamos a tener un gobierno de extrema derecha y vamos a tener una coalición de izquierda pseudo izquierda que va a ser cómplice en todos los mandados que se le haga a UPM 2, tenemos una enorme responsabilidad, no podemos bajar los brazos ni un minuto y ya estamos trabajando para el amanecer que nos espera.

 

HS: Gonzalo, Gustavo, gracias por este rato a los dos, de vuelta el reconocimiento, me hago cargo desde la radio y seguramente reflejando a la audiencia por el esfuerzo que han hecho en esta campaña en particular.

GL: Gracias a ustedes, a la audiencia como siempre, y el reconocimiento una vez más es a la gente y a la militancia, nosotros hicimos simplemente lo que había que hacer.

GA: Todo dicho.