“ESTAMOS CONVENCIDOS QUE LOS DESPIDOS FUERON INJUSTOS Y QUE LA FUS TENDRÍA QUE HABER ESTADO JUNTO CON NOSOTROS”
Contacto con Mathías Vallegas  (Sanatorio Americano), 2 de noviembre del 2019.

 

La Asociación de Funcionarios del Sindicato Americano (AFSA) continúa en lucha reclamando la reincorporación de un integrante de la Mesa Directiva del sindicato, que fue despedido por “notoria mala conducta”, cuando cumplía funciones gremiales. Al no haber habido avances tras tres meses de negociaciones en el Ministerio de Trabajo, presentaron un recurso de amparo en la Justicia. El dirigente sindical Mathias Vallegas relató en CX36 la situación en que se encuentran y comentó la falta de apoyo de la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) –federación que los nuclea- “quedamos un poquito a la deriva pero no bajamos los brazos ni pensamos hacerlo”, dijo y sostuvo que “estamos convencidos que los cuatro despidos fueron injustos y estamos convencidos que la FUS tendría que haber estado para levantar más la voz junto con nosotros. Pero si está la FUS vamos y si no está la FUS también vamos, es así”, afirmó. Transcribimos esta nota que puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/20191102mathiasvallegassanatorioamericano

María de los Ángeles Balparda: Nos vamos al encuentro de Mathías Vallegas.
Buen día.

Mathías Vallegas: Buen día. ¿Cómo están?

 

MAB: Muy bien.
Les recordamos a los oyentes Mathías Vallegas es dirigente del sindicato del Sanatorio Americano, trabajadores que están en conflicto por despidos, entre otras cosas, pero queríamos actualizar en qué está la situación de ustedes.

MV: La situación para nuestro compañero dirigente, integrante de la Mesa Directiva del sindicato, sigue estando en la misma situación. Él sigue figurando como despedido por ‘notoria mala conducta’. Recordamos que eran cuatro los compañeros involucrados y la situación se desencadenó a partir de un reclamo en la interna del Sanatorio Americano, vamos a decir, con el Directorio, por el reconocimiento de áreas especializadas o de un pago especial para áreas especializadas. Y a partir de ese conflicto fue que tuvimos este desenlace donde se presenta un cruce de palabras, un intercambio de opiniones con jefes de por medio, etcétera. Mientras, llevábamos adelante las medidas de lucha para reivindicar esa mejora salarial; y eso desencadenó con la acusación por parte de la empresa a los compañeros. En principio queriendo argumentar una omisión de asistencia que quedó fuera de juego rápidamente.

 
MAB: ¿Eran cuatro los involucrados?
  
MV: Eran cuatro los involucrados, una Licenciada en Enfermería y tres enfermeros, uno de los enfermeros es dirigente sindical, Juan Carlos Gómez.
El miércoles fue presentada en el Juzgado pertinente la demanda por parte del abogado del sindicato, lo que se llama el recurso de amparo que estaría justamente amparando a nuestro compañero, ya que él estaba desempeñando tareas sindicales. Cuando se presentó esa situación bajó a la Emergencia para mediar en la instancia con las autoridades que estaban en el momento y fue en nombre del sindicato. Es lo que acostumbramos hacer cuando estamos con medidas, cuando estamos en un día de paro, un día que hay medidas, siempre mantenemos una guardia gremial, o sea básica para todos los servicios, pero aparte una guardia gremial desde el punto de vista de la Dirección del sindicato para que en el correr de las 24 horas siempre haya alguien o estemos a disposición, alguien de la Mesa Directiva, justamente para sanear estas situaciones que se dan de discordancia o diferentes opiniones. Y nosotros normalmente mediamos en eso para buscar una solución a la situación.
En esa situación fue que bajó el compañero para hablar con la jefatura y lisa llanamente despido por notoria mala conducta. Los otros tres compañeros ya optaron por tomar un cambio de carátula que se presentó por la empresa y acceder a un despido común con las obligaciones que eso lleva y con un seguro de desempleo, con las liquidaciones pertinentes, etc. Pero el compañero Juan Carlos ya que estaba tomando otro rol desde lo sindical, quiso seguir peleando su causa y ahora este recurso de amparo aspira a la reincorporación del compañero al sanatorio nuevamente.

   
MAB: Claro. ¿Esto cuánto tiempo lleva?

MV: Nosotros en total llevamos cumplidos unos tres meses por lo menos entre las distintas instancias, yo ahora no tengo a mano, se me confunden un poco las fechas. Creo que el 6 de julio fue la instancia que desencadenó la situación, estuvimos tres meses yendo al Ministerio de Trabajo, a la Dirección Nacional de Trabajo teniendo instancias donde hubo “algunos avances” en la negociación, que después desencadenó en que los compañeros lograran tener un cambio de carátula en su despido y así poder desvincularse de la empresa y poder salir a buscar trabajo, que era una de las preocupaciones que teníamos para los compañeros, que aparte son enfermeros jóvenes con poca trayectoria laboral, que después perjudica el momento de salir a golpear puertas.
La instancia ahora es esa del recurso de amparo que según el asesoramiento que nos dio el abogado del sindicato es lo que corresponde, con plazos mucho más acotados  que un juicio laboral normal, pues se presenta la demanda, el juez tiene unas 72 horas para fijar una audiencia, todavía no se han cumplido esas 72 horas llegarían el lunes así que el lunes nos estarían notificando cuando se daría esa audiencia para concurrir al Juzgado y declarar y ver que resuelve el juez o la jueza que intervenga en la causa.

 

MAB: ¿Ustedes mientras tanto están realizando medidas?

MV: Nosotros medidas en el sanatorio no estamos realizando porque esto pasó a un ámbito judicial, esto ya dejó de ser una resolución directa de la empresa. De hecho la empresa se negó a reintegrar al compañero, por ende tomamos los canales legales y las movilizaciones que estamos haciendo son de difundir la situación, de hablar con la gente, hicimos el jueves una movilización en la zona de Tres Cruces para repartir volantes  para poner al tanto de la situación en la que estábamos, porque viendo el panorama que se nos puede presentar de aquí en más, que sería lamentablemente mucho más complicado para los ámbitos sindicales y más para nuestro sindicato que ya vemos con quien estamos sentados en la mesa.

 

MAB: ¿El resto de los sindicatos de la salud, digo pensando en el resto de la FUS, cómo han tomado este tema, cómo lo ha desarrollado?

MV: Hemos tenido el apoyo de algunos sindicatos por ejemplo de la Médica Uruguaya, compañeros de AFCASMU, que han estado en el codo a codo, que nos acompañaron por ejemplo ahora el jueves en esta pequeña movilización que hicimos para difundir la situación. No así del Consejo Central de la FUS que hemos tenido una serie de por llamarlos entredichos y la lamentable repuesta que tuvimos de uno de los representantes del Consejo que nos estuvo acompañando en las instancias de DINATRA, que al informarle que íbamos a llevar la instancia legal adelante se negó a ser testigo de la causa. Eso fue un golpe, fue un cachetazo de los últimos que recibimos que duelen un poquito al corazón por una cuestión del compañerismo, de la lucha que se tiene que llevar adelante en conjunto.
 

MAB: Sí, más siendo la Federación.

MV: Exacto.
 No me quedó muy  claro cuáles fueron los argumentos de la Federación para no estar del todo comprometida con la causa, me imagino que por cuestiones obviamente políticas y por la situación justamente en la que se daba todo esto y en el momento político que estamos.
Pero bueno, quedamos un poquito a la deriva pero no bajamos los brazos ni pensamos hacerlo, vamos a seguir por el camino que resolvimos porque estamos convencidos que los cuatro despidos fueron injustos y estamos convencidos que la FUS tendría que haber estado para levantar más la voz junto con nosotros. Pero si está la FUS vamos y si no está la FUS también vamos, es así.

 

MAB: Yo no sé si queda algo más que vos quieras agregar, para que nos quede completo el panorama en este momento como está.

MV: No, ahora solo esperar que tengamos una buena resolución de parte de los jueces involucrados, de la jueza o juez involucrado, que tengamos un buen desenlace, que el compañero Juan Carlos pueda volver al sanatorio en sus tareas.
Y después el llamado al resto de los compañeros agremiados, de la rama que sea, la rama de la Salud es una rama aún más compleja creo yo, capaz que porque estoy metido en eso pero me parece que el área de la Salud hoy es un punto muy débil de la sociedad, donde se ven muchas injusticias con la gente más desfavorecida, se ven en el día a día acá trabajando en el sanatorio, nosotros trabajamos con mucha gente del interior.

 

MAB: Es muy compleja para los usuarios y para los trabajadores, porque los trabajadores que trabajan en la pública, en la privada, corren de un lado para el otro, es complicadísimo también.

MV: El multiempleo es un problema crónico, una patología crónica de los trabajadores de la Salud.

 

MAB: Que no tiene pinta de mejorarse tampoco, en estos últimos años no se ha resuelto.

MV: Lamentablemente, justamente, si bien ha habido ciertos atisbos de hacer algunos cambios, llamémosle cargos de ‘alta dedicación’ que abarca solo médicos pero es una ventanita, una lucecita que se ve. Pero es difícil pelear contra el corporativismo médico, cuando la Salud es una mercancía, es muy difícil estar de este lado y tratar de cambiar las cosas para mejorarlas, pero bueno en esa lucha vamos a seguir, para eso estamos en esto.

 

MAB: Mathías Vallegas muchas gracias por este tiempo.

MV: Por favor, muchas gracias a ustedes por el espacio, saludos a la audiencia, gracias.