“NO SE VA A DAR UNA GUERRA CIVIL PORQUE HAY UNA GARANTÍA EN EL LÍBANO QUE ES EL HEZBOLÁ”
Entrevista al profesor Alejandro Hamed Franco, 30 de octubre de 2019

El profesor Alejandro Hamed Franco -historiador y diplomático paraguayo hoy residente en nuestro país- compartió ‘Mañanas de Radio’ lo que nos permitió conocer los últimos acontecimientos en Medio Oriente, particularmente conocer lo que está pasando en Siria, Palestina y Líbano. Además fue consultado por la coyuntura política paraguaya que es muy poco difundida en Uruguay. Transcribimos la nota completa que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/20191030profalejandrohamedfranco

Hernán Salina: Tenemos el gusto de recibir al profesor Alejandro Hamed Franco ex diplomático paraguayo, pero que lo sentimos como uruguayo hace muchos años también que nos ayuda a entender realidades del Medio Oriente particularmente, aunque nunca olvidamos las menciones a seguir la realidad del pueblo paraguayo por cierto del cual habría que hablar bastante.
Bienvenido una vez más profesor Hamed.

Alejandro Hamed Franco: Yo también me siento muy a gusto, muchas gracias por la recepción.

 
HS: Para partir por esas realidades un poco más lejanas en la geografía, lo que está pasando en el Líbano, ese pequeño país del que le pedimos que usted nos recuerde características básicas, porque además a usted le tocó estar trabajando como diplomático allá -como nos lo ha recordado en otras oportunidades- para ir hablar luego de lo que está pasando ahora. Puede recordarnos qué características, qué importancia tiene su ubicación, qué importancia tiene esa nación, ¿es una nación árabe?

AHF: Claro que lo es, es una nación estratégica.
Como ustedes saben Siria y Líbano y otros pueblos árabes pasaron bajo mandato francés o inglés durante la Primera Guerra Mundial, el famoso tratado secreto en aquel momento, Sykes-Picot -firmado por los cancilleres de ambos países en plena Primera Guerra Mundial- selló el destino de los pueblos árabes que vivían dominados por el imperio turco, eran administrados desde Estambul por el imperio turco.
Con la derrota del imperio turco vino la gran esperanza del pueblo árabe de lograr también su independencia, incluso ellos entraron al combate en la Primera Guerra Mundial porque en estos casos estas guerras para estos pueblos que estaban oprimidos era una cosa extraña -digámosle así-, no había una relación directa para el pueblo árabe sometido en la Primera Guerra Mundial: intereses otomanos o intereses austrohúngaro por un lado; intereses occidentales por el otro.
Pero, en la escena internacional era la puja entre los nacientes imperios centrales de occidente por controlar la zona, particularmente con el descubrimiento del petróleo por esa época más o menos también en esa región. Entonces recordamos todos, la labor de Lawrence de Arabia de ir a Arabia justamente a soliviantar el espíritu de los árabes para que estos se sublevaran contra el imperio Otomano.
Había mucha reticencia porque había desconfianza, en primero lugar el imperio Otomano era musulmán como los árabes. Venía el pedido y la presión de un imperio occidental cristiano, con el cual ellos no tenían mucho trato, que en este caso era el imperio británico en plena expansión, consolidada su presencia allá en el extremo oriente, en India particularmente, y como dijimos, uno de los promotores de la gran revolución del petróleo del mundo por los yacimientos que se descubrieron en la región.
Entonces, había mucha reticencia de ahí el trabajo de Lawrence de Arabia -que era un espía en el fondo- de convencer a estos árabes que se sublevaran contra el imperio Otomano fue importante. Hubo documentación de parte de Gran Bretaña, los árabes no confiaban en palabras entonces hubo intercambio de notas entre el residente británico del Cairo, Henry McMahon y el jerife Hussein de La Meca. ¿Por qué el jerife Hussein de La Meca? Porque al no tener autoridad administrativa los árabes tenían autoridades religiosas y el jerife de La Meca era una figura importante con representatividad en el mundo árabe islámico de la época, en donde Gran Bretaña se comprometía -si los árabes entraban en guerra contra el imperio turco- a otorgar la independencia a todos los pueblos árabes sometidos a la administración otomana.
Pero paralelamente a eso y en plena batalla, cuando ya entran los árabes en guerra y combaten en Áqaba, una famosa batalla en la región sobre el Golfo de Áqaba -hoy territorio partido entre Israel y Jordania- y derrotan al cuarto ejército turco que estaba intacto todavía, no había entrado en lucha. Pero si bien la derrota turca era inminente podía prolongar la guerra por la presencia de este cuarto ejército y ahí los árabes derrotan fundamentalmente a los turcos y se consolida el fin de la guerra de alguna manera.
Al venir el fin de la guerra empieza de alguna manera el reparto de lo que se había pactado, en ese documento Sykes-Picot queda claramente delineado lo que sería zona de influencia francesa que incluye Siria y Líbano en la región. Ya Francia dominaba Marruecos, Túnez y Argelia en África del Norte.
Y Gran Bretaña se quedaba con lo que sería Transjordania, que hoy es Jordania, con Palestina como potencia mandataria  y en Irak iban a establecer un régimen monárquico afín a los intereses de Gran Bretaña; y en Egipto ellos ya tenían una presencia política y militar desde 1882.
O sea que con el término de la Primera Guerra Mundial aparece un panorama donde el mundo árabe es dividido totalmente por estas dos potencias.
Hay notas, intercambios, entre mandatarios y personalidades de las dos potencias de cómo se repartían los territorios. Se lo repartían en una mesa tomando café, era como que hablaban de banalidades mientras se repartían el destino de estos pueblos.
En ese contexto entra Líbano, porque le habían prometido a los sirios crear una gran Siria que pasaría a administrar estos territorios en cuestión que incluía Palestina, Irak, Jordania, Líbano y Siria, con centro en Damasco. Era una especie de gran Siria. Un régimen monárquico constitucional con un parlamento que debería empezar sus funciones inmediatamente después de terminados los acuerdos de Versalles.
Nada de eso ocurrió porque la decisión de estas dos potencias era de controlar estos territorios. El parlamento sirio-árabe funciona rápidamente en Damasco y establece la autonomía del territorio gran sirio -digamos sí- que tenía que administrar, lo cual es impedido por la presencia de tropas francesas que marchan hacia Siria, derrotan a los sirios -que no estaban capacitados para enfrentar al ejército francés- y se instalan en Siria y en Líbano.

 

Diego Martínez: O sea que incumplen la promesa.

AHF: Totalmente. Absolutamente. No tenía nada que ver con el intercambio de notas, de promesas, con lo que dijo Lawrence de Arabia que se sintió frustrado, en alguna correspondencia privada el mismo Lawrence denuncia la traición de las autoridades británicas y francesas, porque él le había prometido otra cosa a los árabes, entonces queda mal parado.
El caso de Líbano en particular tiene características propias porque hay problemas étnicos, hay problemas religiosos, es un pequeño país estratégicamente ubicado que requería una atención especial, que se habían sublevado por su parte los libaneses y los sirios, ya se había sublevado anteriormente contra el imperio Otomano, hubo que intervenir, buscar soluciones, negociaciones, etc. Se fue arrastrando el tema en si prácticamente hasta fines de la Segunda Guerra Mundial, 1943 más o menos en que Francia elabora una especie de pacto nacional para el Líbano.

 

DM: Quería comprender la diferencia entre esos dos pueblos, el sirio y el libanés porque podemos entender que sean dos países, pero ¿cuáles son las diferencias de los pueblos?

AHF: Ahí en gran medida es religiosa. Porque hay una predominancia cristiana en el Líbano, si bien en Siria hasta ahora existen cristianos muy importantes la mayoría de la población es musulmana, mientras que en el Líbano eran mitad y mitad aproximadamente.
Esto nos lleva a este pacto nacional -al que yo quería llegar- elaborado por los franceses, en donde se establece que se le iba a conceder la independencia a Líbano después de protestas y reclamos; y establecer un régimen de gobierno que contemplara la presencia de las etnias y las religiones que tenían importancia en Líbano.
En Líbano la presencia cristiana es más grande, de hecho es la más grande en todos los países musulmanes; iglesias fundamentalmente orientales especialmente la de los maronitas que sigue a un monje sirio llamado Marón y que estableció tempranamente muy buenas relaciones con el Vaticano. Después las iglesias clásicas, las ortodoxas, una variedad de iglesias orientales que tienen presencia importante en Líbano.
Y por otro lado están los musulmanes divididos en chiitas y sunitas. Los chiitas de alguna manera formaban parte de un contexto social un poco más bajo digamos, que no tuvieron la posibilidad de prepararse en colegios y universidades suficientemente, era la mano de obra fundamentalmente rural con que contaba el país. Y los sunitas dentro de los musulmanes estaban más capacitados para gobernar.
¿Cuál es el arreglo que hacen?
Por ese pacto nacional y la Constitución después, el Poder Ejecutivo, la Presidencia de la República, tenía que estar a cargo de un representante maronita, cristiano; el Primer Ministro que es el caso del señor Hassaad Hariri que viene a ser un poco el administrador del gobierno y tenía que estar a cargo de un musulmán sunita.
Y el Poder Legislativo unicameral estaba a cargo de un chiita.
Dentro de ese contacto se reparte el poder en el Líbano y conviven de alguna manera armoniosamente. Hasta que se producen hechos, por ejemplo la guerra civil la que se menciona mucho en estos días, que con un costo muy elevado acomodó un poco las cosas, especialmente en el caso de los chiitas que empezaron a tener una representación habitacional numérica más importante, ya no eran la minoría de los musulmanes en Líbano pasaron  a ser la mayoría y exigían una mayor participación, empezaron a participar en el gabinete, en los Ministerios, en el Parlamento  también con sus representantes. Hablo de los chiitas. Y fundamentalmente con la aparición del partido Hezbolá, que tuvo influencia indudablemente Irán en el adoctrinamiento de esta fuerza político militar, pasa rápidamente por su contextura, por su organización, a constituir un elemento indispensable en la política de Líbano.
Y yo creo que hoy frente a esta nueva crisis que se está vislumbrando en Líbano, alguien señaló, una corresponsal escuché hoy, que no se va a dar una guerra civil en Líbano porque hay una garantía en el Líbano que es el Hezbolá.
Increíblemente este partido muy mirado, odiado, a menos digamos así en occidente fundamentalmente y se pretende presentarlo solamente como un movimiento terrorista, es un partido político que tiene su influencia en el Líbano y hoy puede ser  la garantía de paz en el Líbano.

 

HS: Hablamos de un país mucho más pequeño que Uruguay, unos 10 mil y poco kilómetros cuadrados -por lo que estaba leyendo- con alrededor de 6 millones de habitantes también; limita al sur con Israel, al norte y este con Siria y al oeste tiene el Mar Mediterráneo. Eso nos habla también de la importancia de su ubicación.
¿Cuáles son las fuentes de ingreso principales que tiene  un país como el Líbano?

AHF: Turismo y después una activa actividad (valga la redundancia) bancaria financiera en el Líbano que es muy activo y muy importante y tiene elementos turísticos.

 

HS: Porque tiene construcciones históricas importantes.

AHF: Tiene de la época romana, de la época árabe, y no sólo eso sino el clima, porque en invierno por ejemplo hay nieve en el Líbano lo cual no es muy común para la región, entonces la gente que tiene la posibilidad de venir de otros lugares prefiere hacer Turismo en la Líbano.

 

HS: Bueno,  yo le quiero leer a la prensa internacional que recoge testimonios de gente que ha estado en las protestas de estos días, que marcan realidades económicas fundamentalmente de las condiciones de vida de la gente, por lo menos lo que toman en estos reportajes la prensa inter nacional: Hablan de días sin electricidad ni agua, sin trabajo, quieren que la clase política se baje el sueldo 50%. Hay una medida que ya se habría adoptado, por lo menos se anunció en los últimos días, la reducción del sueldo de los políticos en un 50%, que no va haber nuevos impuestos en el presupuesto del año que viene, la contribución por parte de la banca de 3000 millones de dólares para no aumentar un déficit del 150% del PBI que ya arrastra el país; y hablan por ejemplo de sueldos de 600 dólares cuando hay alquileres que valen 1000 dólares, estamos hablando de 36 mil y pico pesos uruguayos si hacemos la conversión directa, en un país donde hablan también de la división sectaria profesor Hamed que usted mencionaba. Hay 18 grupos confesionales que promueven distintas interpretaciones de la fe, nunca tienen electricidad las 24 horas del día dice por ejemplo la población, en fin, por mencionar algunas de las realidades. Y lo que detonó, por lo menos se marca como origen de las protestas o uno de los puntos principales, es el intento del gobierno de poner impuestos en la comunicación por Whatsapp esta aplicación de mensajería y llamada telefónica, había anunciado que quería cobrar 20 centavos de dólar por día por cada llamada hecha por Whatsapp y otras aplicaciones. Y esto fue lo que generó el inicio de las protestas que se mantienen. ¿Usted vio esa realidad de dificultades económicas cuando le tocó vivir allá, eso ha cambiado en los últimos años?

AHF: No, no ha cambiado para mejor indudablemente, claro que conocíamos todas estas dificultades, el Líbano siempre se mantuvo en una situación difícil del punto de vista financiero, no es un productor de petróleo.

 

HS: ¿No tiene petróleo?

AHF: Ahora parece que apareció gas en la frontera con Israel y están disputando algunas cosas ahí sobre la explotación del gas. No sabemos qué cantidad de gas pero alguna cosa hay. Pero lo fundamental era Servicios y como dijimos Turismo las fuentes de ingreso del Líbano.
Después, el recurso del Líbano siempre fue la emigración, hay más libaneses fuera del Líbano que dentro del Líbano, se estima que hay entre 12 a 14 millones de libaneses por el mundo.

 

HS: Casi el doble de la población.

AHF: Me contaba Mikati (Najib Mikati Azmi) -el primer Ministro del Líbano- cuando estuve por allá -para participar en una conferencia de acercamiento entre América Latina y países árabes, que funcionó dos o tres encuentros, no sé hoy por hoy si sigue funcionando, fue una iniciativa muy importante porque era América del Sur y los países árabes y el primer encuentro se hizo en Brasil-. Y vino el Primer Ministro a Brasil, ahí lo atiende el embajador libanés y el primer Ministro le pregunta al embajador finalmente cuántos libaneses tiene usted acá en Brasil, porque se calcula que la gran emigración está en Brasil y el embajador le contesta no sabemos porque nunca se hizo censo, se dice que son 10 millones, que son 9, que son 12.

 

HS: ¿En Brasil?

AHF: En Brasil solo.
Entonces tuvo una salida muy risueña el primer Ministro y le dijo: Mire embajador que usted tiene más responsabilidad que yo, usted tiene que trabajar, yo tengo solo 4 millones de libaneses -en aquel momento- en el Líbano y usted tiene 10 millones acá, lo felicito, pero no me venga con más pedidos porque tenía más trabajo, más presupuesto, lo cual no se podía contemplar.
Y esa es la realidad, hay una permanente emigración evidentemente que enriquece.
El Líbano ha contribuido mucho, en muchos aspectos de la emigración con los países que los reciben, se adaptan perfectamente, trabajan y forman parte de la población, pero esa es la realidad.
Ahora acá se mueven elementos políticos indudablemente, porque por las circunstancias políticas hoy el Líbano de alguna manera está mucho más alineado en la línea de resistencia a Israel que anteriormente, a tal punto que le costó una guerra en el 2006 en la que yo también estuve por ahí cerca, que fue breve pero muy sangrienta y tuvo un costo humano y sigue teniendo un costo humano de presión, principalmente de Estados Unidos que apoya indiscriminadamente a Israel; y Líbano tiene que manejarse muy sabiamente, mantener un equilibrio y en una actitud independiente.

 

HS: Podemos hablar entonces de dos facetas que tiene la clase política  que conduce el Líbano, que por un lado se ubica podríamos decir correctamente en el conflicto geopolítico de Medio Oriente, pero por otro lado como gobierno interno es responsable de una desigualdad social importante.

AHF: Indudablemente.
Pero la línea se va a mantener. Acá tiene que venir otro Ministro sunita, quizás busquen dentro del cuadro político porque dijimos que Hariri no es político es empresario, su padre también fue primer Ministro. Buscarán seguramente algún político experimentado para llenar ese vacío.
Las cosas desde el punto de vista político estratégico global digamos así, no van a cambiar. Líbano va estar situado siempre en la línea de resistencia.

 

DM: En solidaridad con Palestina.

AHF: Por supuesto.
Va a ser objeto de presiones, de ataques como lo es indudablemente en este momento y resistirá seguramente, como está resistiendo. Eso no va a cambiar.
Y van a tener que introducir algunas mejoras para acallar los reclamos de las clases populares, que las hay, indudablemente. Tendrán que fijarse un poco más detenido en esto, ahora cómo se financia es un misterio, no lo sé.

 
HS: El tema es ese, el temor, porque habido etapas, oleadas de protestas populares en distintos países árabes y de Medio Oriente y muchas veces el punto de partida, los motivos que se esgrimen son problemáticas reales, el tema es quien capitaliza políticamente que detrás de esto estén actuando para desestabilizar, usted mencionaba Estados Unidos, la propia Israel con sus servicios de Inteligencia.

AHF: Y Arabia Saudita en estos momentos también.

 

HS: ¿Por qué Arabia Saudita?

AHF: Porque tiene una línea política definida.

 

HS: ¿Hay un vínculo desde el poder o desde políticos libaneses?

AHF: El señor Hariri en particular recuerde que fue secuestrado por Arabia Saudita.

 

HS: ¿Por qué fue ese secuestro?

AHF: Porque no quería avenirse totalmente a las directrices de la dinastía saudita sobre Líbano, consecuentemente él fue hacer un viaje de rutina porque ellos hicieron su fortuna en Arabia Saudita -el padre y el hijo en estas circunstancias- entonces siempre hubo un vínculo muy estrecho con la casa real. Pero ahí como cambiaron las cosas y están cambiando en uno de sus viajes fue y lo retuvieron contra su voluntad a que se quedara, lo cual realmente fue un secuestro, hubo una movilización muy grande en Líbano y a nivel mundial y tuvieron que liberarlo. Desde ese momento él nunca más volvió.
Arabia Saudita tiene sus propios intereses en este momento, lamentablemente los intereses y a lo largo aparte de congeniar con Estados Unidos congenia con Israel. Curiosamente, ahí en algún lado se encuentran, en alguna reunión financiera mundial por ahí se encuentran y a esta altura creo que ya hay un intercambio de información entre los servicios de espionaje de los dos países.

                                                      
HS: Nos vamos con algunos mensajes que nos llevan también al tema que queríamos para redondear la situación de Líbano.
Nelson de Tacuarembó está preguntando, qué papel juega, en realidad él hace referencia al principal líder de Hezbolá, que es Hassan Nasrallah.
Otro dice: Buen día, querida radio, como siempre está saludando cada vez que usted está en la radio, profesor, agradezco la presencia en estudio del querido profesor, Hamed Franco, compartiéndonos su invalorable conocimiento de lo que pasa en el Líbano, firma Lidia Salomón.

AHF: La conocí, tuve el gusto de conocerla.

HS: Bien.
Esta pregunta que hace Nelson desde Tacuarembó, allá al norte del país, ¿qué papel está jugando Hezbolá? ¿Qué se puede esperar de ese partido que le ha tocado enfrentar armas en la mano a Israel y que tiene participación en el gobierno libanés?

AHF: Sí, tienen parlamentarios y ministerios, es un acuerdo tácito. No recuerdo en estos momentos quiénes son, pero en mi época eran tres ministerios y no recuerdo tampoco cuántos parlamentarios, tampoco me acuerdo con cuántos parlamentarios cuenta hoy el Parlamento libanés.
En mi opinión y comparto con la corresponsal, les comenté que escuché al pasar hoy, de que el factor de equilibrio ahí es Hezbolá, y no va a haber conflicto armado si Hezbolá no lo quiere y no lo permite, y ellos tienen un control armado, es un ejército paralelo, ejército regular libanés, colabora con el Hezbolá, pero el frente de lucha real, real ahí, lo tiene Hezbolá contra Israel. De eso no hay ninguna duda. Ellos saben eso, es más, yo creo que al único que temen por el momento como fuerza de combate es al Hezbolá, que los derrotó a los israelíes dos veces -en el año 2000, que los obligó a abandonar Líbano en aquel entonces cuando ellos invadieron y ocuparon Líbano, y durante la guerra del año 2006-.

HS: Exacto. Ellos están saliendo como a intentar contener o controlar las movilizaciones de Hezbolá también por lo que vemos.

AHF: Sí, exactamente, porque se teme que pueda eso salir de madre, digamos así, que pueden suceder cosas que traigan consecuencias que no son favorables para el contexto político general. Lo que hay que hacer hoy es pacificar, terminar los conflictos de Siria, que todavía está enfrentada al problema turco en este momento, por más que he visto que anunciaron la muerte del ex jefe del Estado Islámico, aliado a EEUU, que tuvo la protección siempre de EEUU.
Entonces lo que importa ahora es consolidar la soberanía siria sobre su territorio, la reconstrucción del país que fue muy afectada y mantener el punto de vista político militar, el frente de resistencia a Israel.

DM: Para pasar justamente al tema de Siria, pero ¿cómo está Siria de fuerte para seguir soportando un conflicto importante que le ha llevado muchas vidas, qué se puede decir de la situación de Siria hoy?

AHF: Siria está resistiendo y está renaciendo de alguna manera. Son ocho años de guerra, el costo humano y económico es muy alto.
En lo económico le robaron miserablemente su petróleo, ustedes recuerdan el contrabando de petróleo que hacía la propia Turquía, cuando pudieron controlar los pozos petrolíficos de Siria, que no es gran exportador de petróleo, pero tenía su propio petróleo de alguna manera. Y el costo en vidas humanas es muy alto, su territorio además no está totalmente liberado, estamos viendo que en Iblid se está luchando todavía, tiene que recuperar ese territorio aparte del territorio que ocupa Israel en El Golán.
O sea tiene muchos problemas que tiene que solucionar, pero me da la pauta como que Siria resistió y ganó. Eso indudablemente con la ayuda de Irán y de Rusia, desde el punto de vista militar y estratégico de Rusia, y estratégico y económico de Irán. Entonces, Siria tiene que consolidar su posición y seguir jugando las cartas que sigue jugando, seguir sosteniendo a los palestinos, reclamando el derecho palestino, y va a reclamar su propio derecho, ahora están reclamando de que salgan todas las fuerzas que no fueron invitados a entrar a Siria, los turcos de alguna manera y los estadounidenses que dijeron que evacuaron, creo, no sé si la totalidad, pero se quedaron ahí cerca nomás, se quedaron en Irak, donde todavía están ellos después de la invasión de Irak se fueron, pero no se fueron totalmente, y manejan todavía algunos de los conflictos internos que tiene Irak, quieren marcar su presencia digamos de alguna forma EEUU, por lo tanto Siria tiene que consolidar su ruta, su camino, que es el de liberar su territorio y reconstruirse económicamente, a eso lo puede lograr económicamente porque tiene las bases, tiene la gente y tiene la estructura para reconstruir lo que se destruyó, se puede reconstruir, recuperar sus pozos de petróleo, normalizar sus contactos y comercio exterior, retomar el camino que tenía como nación soberana e independiente, eso por un lado. Y por el lado del Líbano, si el frente de alguna manera presidido por el Hezbolá de resistencia, se mantiene, no hay por el momento posibilidad de un conflicto armado que debilite ese frente. Porque a la larga, si hay un conflicto armado interno, repercute sobre la resistencia global a Israel e indirectamente a EEUU, que está apoyando a Israel incondicionalmente.
Por lo tanto, volviendo al caso del Líbano y un poco al caso de Siria. Yo desde acá no veo el peligro de una guerra civil en Líbano, no lo veo por la presencia del Hezbolá, y en el caso de Siria creo que está consolidando su recuperación, con la ayuda de estos dos países, fundamentalmente, y de la opinión pública mundial.
Yo creo que no hay ningún Estado indiferente a la causa siria, digamos hay más bien solidaridad que otra cosa. Y con ese respaldo y el trabajo de su gente que quiere volver y ya está volviendo a Siria después de toda humillación que sufrieron la gente que se iba al Mediterráneo, aquel niño que se ahogó en el Mediterráneo.

HS: Como símbolo, porque se siguieron ahogando niños

AHF: Se siguieron ahogando niños, la reacción increíble de los países europeos contra estos inmigrantes, sabiendo que ellos son culpables también en gran medida de que se generen estos conflictos, no hay dudas. Si no hubieran ayudado a Israel de la manera incondicional en que lo hacen, probablemente no hubiera habido conflicto armado en la región.


HS: Se puede esperar un tiempo donde se afiance esa estabilidad en Siria en cuanto a haber reducido, haber tomado, recuperado el control territorial del país, y seguir arrinconando a estas fuerzas terroristas que lo tuvieron todos estos años sobre la cuerda floja digamos, ¿se puede pensar en la estabilización?

AHF: Yo creo que sí. Siria va por buen camino, eso se ve a ojo de vista digamos, esa recuperación se va a dar, y eso es muy importante porque Siria fue y es un país clave en el mundo árabe y en el mundo islámico.

DM: Y ha sido también un parate para la estrategia norteamericana que arrancó en Egipto, que pasó por Libia, en Siria también intentó derrocar gobiernos que no eran del todo amistosos con los intereses de EEUU, con grupos insurreccionales digamos, se detuvo, ¿eso ya no se ha expandido?

AHF: Eso yo creo que ya está totalmente desprestigiado, hoy por hoy creo que nadie duda que detrás de todos estos movimientos terroristas está la mano estadounidense, ninguna duda. De hecho esta nueva ofensiva estadounidense empezó en Túnez, acuérdense, el martirio de aquel vendedor de frutas, que fue, las famosas primaveras árabes que eran norteamericanas indudablemente, querían cambiar a su manera los regímenes que fueron sus aliados, y que en este momento no le servían y querían deshacerse. En el caso de Egipto se dio, pero se dio hasta por ahí nomás indudablemente.


DM: Quería preguntarle también por lo de Pakistán y la India que han tenido históricamente enfrentamientos ¿qué se puede decir de ese conflicto?

AHF: Es un conflicto territorial inventado por Gran Bretaña, acuérdese que Gran Bretaña.


DM: ¿Pero qué piden?

AHF: Territorio. Cachemira es el problema, los dos piden soberanía sobre Cachemira.


HS: ¿Por qué es tan importante esa zona?

AHF: Y es una zona estratégica desde el punto de vista económico militar fundamentalmente.


DM: ¿Por qué, qué tiene?

AHF: No hay petróleo, no hay nada ahí, sino una extensión geográfica determinada, y un poco de prestigio además de alguna manera para ambas partes, supongo que para India más que nada, porque tanto Pakistán como Cachemira eran territorio de la India, acuérdense, Pakistán es un país musulmán muy importante, tiene una población mayoritaria más que ningún país árabe, lo curioso de esto, hay que decirle a la audiencia, es que los musulmanes son más en número fuera de los países árabes que en los países árabes. Porque se estima que hay cerca de 1400 millones de musulmanes en el mundo, y los árabes son sólo 300 millones, o sea la religión ha cobrado una fuerza muy importante.


HS: Indonesia, por ejemplo.

AHF: Indonesia es el país más numeroso, exactamente.

HS: Y no es árabe.

AHF: Y no es árabe.
Y no hablemos de Irán.
Es un país sumamente importante en la estrategia mundial actual, por lo tanto el tema religión, el tema tradición, también tiene su contenido, India tiene musulmanes también, pero es una minoría, se habla de 100 millones de musulmanes en la India.

DM: Ambos países tienen capacidad nuclear.

AHF: Nuclear los dos, es un peligro


DM: Por eso también hay muchos que piensan que puede ser, y los gobiernos de ambos países, qué tono tienen desde el punto de vista.

AHF: Y cada cual reivindica lo suyo aparentemente.


DM: ¿Y con respecto a EEUU?

AHF: Y Pakistán forma parte de un tratado militar que andaba por ahí, no sé si todavía tiene vigencia, está mucho más cerca Pakistán aparentemente que India.

HS: Le ayudó mucho en la guerra en Afganistán.

AHF: Exactamente.
Es aliado de EEUU, ahí en la lucha y de la presencia de las tropas norteamericanas en Afganistán, de donde van a tener que irse también sin pena, no gloria, porque al final no ganaron nada, perdieron nada más. En consecuencia hay una mayor cercanía de Pakistán hacia EEUU y hubo en su tiempo una mayor cercanía de India con la Unión Soviética y con Rusia, porque históricamente han tenido relaciones, de hecho todo el desarrollo nuclear indio se hizo a través de la Unión Soviética, mientras que Pakistán se hizo a través de EEUU.


DM: En estos últimos minutos con el profesor Alejandro Hamed Franco queríamos saber cuál es la realidad hoy de Paraguay.

AHF: Lamentablemente, siendo que podíamos haber tenido lazos históricos muy importantes, trazados por Artigas, para empezar por ahí, eso habría que haber enriquecido, tener, marcar una presencia, por lo menos una presencia cultural uruguaya que podría ser mejor y mayor, porque ustedes están en mejores condiciones que nosotros. Es más, yo recuerdo en mi adolescencia, digamos allá por la década del 40, el Uruguay solía mandar un conjunto de músicos del Sodre, mensualmente iban, y había una sucursal del Banco de Seguros en Paraguay, en alguna medida el banco ayudaba a la financiación, ahí iba este conjunto musical con su estilo y su repertorio y gustaba mucho, la gente iba puntualmente a los conciertos que daba. Todo eso se terminó, no sé porqué a partir de la década del ‘40, del ‘50, Paraguay desapareció completamente de la consideración del Uruguay digamos, cuando creo que tenemos demasiadas cosas en común.
La primera que ustedes se golpean el pecho con mucha razón fue haber intervenido en la Guerra de la Triple Alianza, que fue una guerra de exterminio. Para nosotros hay un antes y un después, y nosotros intervenimos en la Guerra de la Triple alianza por querer ayudar a Uruguay, esa es la verdad de las cosas.


DM: Bueno, ¿pero cuál es la realidad hoy? Me refiero desde el punto de vista económico, político de Paraguay, con varias cuestiones, está en recesión ahora.

AHF: Hay una recesión económica en este momento, y hay muchos problemas por solucionar, problemas sociales graves, tenemos problemas que no se están encarando adecuadamente, es un gobierno un poco débil, pero debido a los problemas internos del partido gobernante, que es el Partido Colorado, que estuvo 70 años acompañando la dictadura de Stroessner. Consecuentemente tiene ejercicio de poder y ejercicio de corrupción también, y eso complica un poco la gestión de este presidente joven sin experiencia, y está teniendo dificultades para gobernar.


DM: ¿Y dónde puede depositar el pueblo paraguayo la expectativa?

AHF: En líderes que en este momento no existen, ni siquiera la nuestra que fue una alternativa que no pudo realizarse.


DM: ¿Y a nivel sindical?

AHF: No hay nada, hay nueve centrales sindicales.
Nueve. También ahí ustedes pueden ayudar un poco más, yo no estoy muy enterado del tema, pero con la experiencia que ustedes tienen de alguna manera gente combativa la clase trabajadora, podían ayudarnos un poco más, con nueve centrales, no vamos a hacer nada nunca.


DM: Y hay algunos movimientos insurreccionales.

AHF: Hay movimientos menores que no plasmó en la opinión paraguaya. Eso existe. Hay movimientos de campesinos que están mejor organizados los campesinos que los trabajadores urbanos digamos, tienen sus organizaciones, se manifiestan de tanto en tanto, son numerosos, y hay un legitimo reclamo de la tierra, que es un problema que viene de la época colonial, creo que yo mencioné algo un día, cuando hablé del reglamento del año 1815 de Artigas y del reparto de tierras del doctor Francia, o sea dos líderes que vivieron 30 años en un espacio geográfico y nunca se vieron. Dos grandes líderes, nunca se vieron, nunca hablaron, el doctor Francia y Artigas en Paraguay, pero evidentemente ambos, porque ahí no fue intercambio de Artigas con Francia para que hiciera su especie de reforma agraria en el Paraguay.
El doctor Francia pudo completar lo que Artigas no pudo, por la pérdida del poder político, Francia ejerció el poder político, e hizo lo correcto, destruir el poder económico de la clase dominante, oligárquica, constituida fundamentalmente por españoles y paraguayos indudablemente, que era el control de la tierra y de la producción agrícola del Paraguay, el tabaco y yerba mate fundamentalmente, que controló el gobierno y dio facilidades a campesinos para que pudieran trabajar, y le compraba el producto al campesino, entonces se pudo crear una corriente comercial fluida y justa en la medida de lo posible.
El latifundio en Paraguay que existe, vino con la Guerra de la Triple alianza, porque nos obligaron a pagar la indemnización de guerra, perdimos la guerra, perdimos territorio y teníamos que pagar la guerra también. Y no teníamos recursos. Entonces generosamente aparece una banca británica a ofrecernos el primer préstamo, creo que eran 500 mil libras esterlinas, para reconstruir el país de alguna manera, había sido destruido, y dimos en garantía para tener ese dinero nuestros bosques, que era la única riqueza que teníamos y a partir de entonces empieza el problema del latifundio. Porque Paraguay no conoció el latifundio, hoy es un problema el latifundio, y muchas veces el reclamo de los campesinos tiene que ver con ese problema de latifundio, el reclamo de tierras que son fiscales muchas veces, pero  que se conceden graciosamente a amigos del gobierno y que explotan la tierra en condiciones favorables para ellos.


HS: Incluso hay uruguayos aportando ahí a la estructura del latifundista, uruguayos ricos.

AHF: Les cuento una anécdota que nosotros lo sabemos allá, allá en la asociación rural del Paraguay se festejó el aniversario del presidente Boradaberry, porque hay un señor Bordaberry estanciero en el Paraguay, acá no lo recordaron muy bien, pero allá si lo recordaron muy bien.


DM: ¿Cómo es Paraguay: independiente a la hora de tomar sus decisiones o de dependiente también por el hecho de estar tierra adentro?

AHF: Como todo pequeño país, no sólo por estar tierra adentro, como pequeño país que es Paraguay, aunque es el doble más grande que Uruguay, tenemos todos esos problemas, presión brasileña existe, la presión argentina existe, y los sufrimos nosotros más allá que ustedes, porque ustedes tienen el mar abierto de alguna manera, y nosotros tenemos una larga frontera con Argentina y una larga tradición de no buena relaciones lamentablemente con Argentina, tendría que verse mejor de lo que es. Y después tenemos una gran inmigración paraguaya en Argentina, producto de todos estos problemas económicos y políticos, en consecuencia tenemos nuestros roces, tenemos nuestros problemas, y en la medida de lo posible tratamos de ir conviviendo con esos problemas, y muchas veces con buena voluntad de ciertos gobernantes argentinos vamos solucionando esos problemas, peros los tenemos.


DM: ¿Y este cambio de gobierno argentino para Paraguay qué significa?

AHF: Yo creo que este gobierno mira con mayor simpatía a Paraguay, me consta a mí porque yo trabajé con ellos, y hemos solucionado mucho de estos pequeños problemas que estaban en carpeta. Los solucionamos a nivel del ministerio, prolongación de la visa para los inmigrantes paraguayos, por ejemplo que tenían un plazo de vencimiento, personalmente me tocó a mí, el entonces canciller argentino eso se arregló de un plumazo, en seguida se solucionó, entonces hay problemas puntuales, que en la medida de lo posible tratamos de solucionar y están los graves problemas, nuestra hidroeléctrica por ejemplo la de Yacyretá sigue teniendo problemas con Argentina por la deuda quién paga, quién no paga. No parece muy clara esa deuda.
Hay conflictos que nos obligan a estar en contacto y en negociación permanentemente con Argentina, ejerce una gran influencia en Paraguay indudablemente, y Brasil también.


HS: Un par de mensajes para redondear esta charla de hoy con el profesor Alejandro Hamed Franco y hay una pregunta para una respuesta breve, profesor, si es posible, de Gerardo y Alicia, dicen: Un agradecido saludo al profesor Franco, qué sabe de los judíos asquenazíes o kasajos que no son hebreos pero manejaron siempre al pueblo judío y la mayoría del sionismo mundial.

AHF: Algunos sostienen que el sionismo viene de ahí, esos son los asquenazíes, los judíos asquenazíes, los sefaradíes, -sefar en árabe es partir, viajar, la palabra embajador se dice safir, siempre viaje-, los sefaradíes se consideraban los más auténticos descendientes de aquellos hebreos históricos. O sea de Abraham, de Moisés, Salomón, David, todo aquel grupo humano tan importante en la historia del Medio Oriente. Mientras que los asquenazíes son producto de una conversión, de un rey de la región del alto Volta, creo, que convierte a su pueblo al judaísmo y a partir de entonces surge la hueste askenazi que se europeíza rápidamente, se integra rápidamente con los países occidentales y empieza a tener la influencia que ejercieron para llegar a las cosas que han llegado.


HS: Tema para seguir, nos quedamos enganchados para poder conocer más, y cerramos con este mensaje de Lucía de La Comercial, dice: Excelente el profesor Hamed Franco, da orgullo el nivel de la radio. Gracias, profesor como siempre por estar esta mañana con nosotros, permitirnos mirar hacia otras cosas en medio de todo el clima electoral en el que estamos.
Y el último mensaje, Gastón de Colinas, dice: Qué vergüenza que Uruguay participó en la Guerra de la Triple Alianza contra un hermano.  Inglaterra promovió la guerra y es la que le presta la plata a Paraguay para recuperarse a cambio de los bosques, así controlaron Paraguay.

AHF: Gracias, hay que agregarle algo a eso. Evidentemente Gran Bretaña fue la que empezó la guerra, hay trabajos muy buenos respecto a eso, y de historiadores argentinos, no sólo paraguayos, lo curioso de este préstamo, que me acuerdo creo que era de 500 mil libras esterlinas, no llego ni la mitas a Paraguay, gran parte se quedó por el camino, entonces hubo que empeñar todos los bosques y hasta ahora estamos con ese problema.


DM: Profesor, gracias como siempre por estar con nosotros en esta mañana.

AHF: Muchas gracias y felicitaciones por el trabajo.