“LA DGI IMPLEMENTA UN SISTEMA DE FACTURACIÓN ELECTRÓNICA, CUYO COSTO NO PUEDEN ASUMIR LAS MEDIANAS Y PEQUEÑAS EMPRESAS”
Contacto con el escribano Germán  Cítera, 27 de noviembre de 2019

La Dirección General Impositiva (DGI), continúa incluyendo a todos los contribuyentes en el régimen de Facturación Electrónica- o Comprobante Fiscal Electrónico (CFE). Es por eso, que todas las empresas sin importar su tamaño, junto a profesionales y unipersonales están obligados a adherirse al régimen. Esta “obligación” así como el “costo” que tiene el inicio del trámite está dejando por el camino a mucha gente. El Escribano Germán Cítera, Asesor de la Cámara Empresarial del Este del Comercio y la Industria, informó en CX36 del alcance de la iniciativa del Gobierno saliente. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/20191127escgermanciterabancarizacion

 

José Luis Vázquez: Estamos en contacto telefónico con el escribano Germán Cítera, es asesor de la Cámara de Empresarios Regionales del Este, empresarios de comercio e industriales también. Germán Cítera, buen día, ¿cómo le va?
 
Germán Cítera: Buen día, José Luis, un placer nuevamente estar en contacto.
 

JLV: Igualmente para nosotros.
Conocemos poco de esto, ilustranos un poquito sobre de qué se trata esto, porque veo un enorme malestar en pequeños y medianos comerciantes, cuantos más pequeños, más molestos se encuentran por toda esta situación.

GC: El tema es muy simple, lo que la DGI ha implementado es un sistema de facturación de forma electrónica, o sea un control total y absoluto de lo que es la parte fiscal de cada empresa, cuando hablamos de la palabra empresa, englobamos a todo aquel que tiene número de RUT, ya sea porque tiene una unipersonal, ya sea porque tiene cualquier tipo de aporte que le haga el Estado porque usted genera con factura. Usted factura su trabajo, si usted tiene obviamente un pequeño emprendimiento, si usted tiene un régimen de trabajo que no es en relación de dependencia, o sea, todos menos el asalariado, y en realidad lo que nos preocupa realmente es el pequeño comerciante, y el pequeño, el que tiene almacén, el que tiene un puesto, el que tiene una pequeña tienda, el que hace el jornal del día a día por su propia cuenta, el que tiene una empresa de corta pasto, el que tiene una empresa de cualquier tipo de servicio.
Entonces, la DGI dice que toda la factura, todo lo que usted genere lo deberá realizar mediante una aplicación electrónica, y eso está controlado por la DGI, o sea que la DGI sabe al instante lo que usted está facturando, y por lo tanto obviamente el cálculo de los impuestos va a ser muy simple y el control va a ser absolutamente en tiempo real por parte de la DGI, con todo lo que eso significa.
Pero el problema es que los márgenes actualmente, y los costos operativos de cualquier emprendimiento por más pequeño que sea, son tan altos que si les sumamos el costo de la facturación electrónica, porque la facturación electrónica, adherirse al sistema facturación electrónica, no es gratis, usted tiene que contratar a una empresa que le brinde la aplicación, porque esa aplicación no se la da la DGI, la DGI le dice usted tiene que conectarse a la aplicación y esa aplicación salga a buscarla en el mercado, y las empresas que le dan esa aplicación son empresas privadas, lo mismo que sucede con el post, exactamente lo mismo con la aplicación de la DGI, con la diferencia de que es muchísimo más cara, y con la diferencia que usted está atado de mano a los hechos que marquen las empresas que les venden las aplicación. Entonces si le sumamos a los costos operativos que tiene cualquier emprendimiento, el costo de la facturación electrónica, se hace prácticamente inviable cualquier tipo de emprendimiento pequeño, familiar, y es la gran preocupación, al menos en el interior, y al menos en la zona del este del país, es la enorme preocupación porque está dejando fuera del mercado, está dejando sin trabajo a cientos de miles de personas que tienen su sustento como decíamos hoy con pequeñísimos emprendimientos, con generalmente equipo familiar, que no pueden asumir esos costos.
 

JLV: Me decían que el costo es aproximadamente para ingresar, me dijo un comerciante, yo llamé para anotarme, sólo para anotarme y me cobraron 61 dólares, por anotarse, después el costo del proveedor y todo eso que tú decías, dice que sale entre 1800 y 2000 dólares
 
GC: Por supuesto, ese es el costo inicial que tiene comprar el programa, yo quiero ver qué emprendimiento de los que estamos hablando, porque cuando hablamos de empresas, uno se imagina una empresa grande, pero no es la realidad del Uruguay, más del 90% de las empresas del Uruguay son empresas pequeñas, cuando hablamos de empresas pequeñas hablamos de empresas familiares, de almacenes, como decíamos hoy, de tiendas pequeñas, de comercios pequeños, prácticamente de un feriante vamos a decir, ¿qué hacemos con los feriantes? que tienen que facturar, por supuesto, entonces ese es el costo que le va a cobrar la empresa por primera vez para instalarle la aplicación y después tiene que todos los meses pagar el costo vendría a ser del alquiler de esa aplicación, estamos hablando en los últimos sondeos entre 6 y 7 mil pesos por mes.
 

JLV: ¿Esto va a ser obligatorio?

GC: Es obligatorio para toda, hay un mínimo ahora que fijó la DGI, la regla es que sea obligatorio para todos, como excepción, y se dieron cuenta que eso era realmente una locura, y como un tema también de campaña electoral, hace un tiempo fijaron un tope que por debajo de ese tope no estaría siendo obligatorio, salvo que la DGI se lo pida, o sea que ese salvo siempre y cuando, si la DGI se lo pide, lo tiene que poner, no es tampoco que diga, bueno yo estoy por debajo de ese límite, estoy tranquilo, si está por debajo de ese límite, mientras la DGI no se lo pida a usted, puede estar con el régimen anterior, pero la DGI en cualquier momento y en cualquier oportunidad tiene todas las potestades para ir a exigirle que se pase a la facturación electrónica.


JLV: ¿Esto podría suceder lo mismo que con el tema de la bancarización obligatoria? digo, ¿podría ser que el gobierno que entra considere dejar sin efecto la obligatoriedad de esto?

GC: A eso no lo sabemos a ciencia cierta, como sí ya se ha expresado el presidente electo, que estaría dejando sin efecto la obligatoriedad de la bancarización, pero no tenemos esa certeza de que él deje sin efecto el tema de la facturación electrónica, pero lo que sí te podemos decir es que por lo menos tenemos escucha, porque en el gobierno actual ni siquiera nos han escuchado, y con este gobierno electo que ya hemos tenido contacto, por lo menos nos van a escuchar, por lo menos en una mesa nos vamos a sentar y a plantear nuestras inquietudes, nuestras necesidades, porque no es justo que para el pequeño y para el mediano comerciante, la unipersonal, yo no quiero hablar de comerciante, quiero hablar del que tiene una empresa que como decíamos, hace servicios de mantenimiento de casas, corte de pasto, limpieza, pintura, cualquiera hoy que tiene un oficio, un cerrajero, un albañil que factura porque tiene una unipersonal, de eso estamos hablando, no estamos hablando de grandes empresas, cuando la DGI habla de empresas habla de eso, habla del que tiene una herrería, el que tiene una carpintería, entonces por lo menos nos van a escuchar, y ya sabemos que nos van a escuchar porque ya hemos planteado nuestras inquietudes y nos han dicho ok vengan a conversar con nosotros, porque no es justo que los proveedores, porque qué sucede, los proveedores cuando vienen a entregar mercadería, le van a facturar a usted de forma electrónica, porque el proveedor no pudo quedar afuera de la facturación electrónica por los montos que vende, entonces usted no puede comprarle a ese proveedor, va a tener que cambiar de proveedor que es lo que está sucediendo, que es la gran preocupación.

 

JLV: No es sólo el comercio, sino los corredores, los distribuidores, todo.

GC: No es sólo el comercio, es los distribuidores, entonces ¿qué sucede? el pequeño comercio tiene que renunciar a ese proveedor porque el proveedor no le deja mercadería sin la facturación electrónica, y es un problema para el pequeño comercio, porque si quedó facturado,  usted compró mercadería, es porque a esa mercadería la está vendiendo, y queda en infracción inmediatamente, entonces tiene que cambiar de proveedor, y en vez de generar, pasarse a la legalidad, en vez de generar un régimen de regulación, lo que genera es pasar a la ilegalidad, pasar a comprarle a proveedores que no están facturando, pasar a tener un mercado de bienes y de consumo por fuera del sistema fiscal porque el sistema fiscal que le exige el Estado es prácticamente imposible de llevar adelante, es igual que la inclusión financiera, al contrario de lograr los logros esperados, genera un efecto hacia el otro lado.

 

JLV: Germán Cítera, le agradezco por el tiempo en el día de hoy, no tengo más tiempo ahora, pero le prometo que vamos a seguir conversando de estos temas, de la bancarización y de este tema, de la facturación electrónica, porque nos ha llegado, esta consulta que le hacemos hoy es porque nos ha llegado la preocupación de muchos pequeños comerciantes con respecto a ese tema de la facturación electrónica, así que lo vamos a seguir hablando a esto. Germán Cítera, muchísimas gracias.

GC: Gracias a ustedes, un saludo y un abrazo fuerte, y estamos en contacto.