“EL SECTOR MÁS GOLPEADO POR EL FRENTE AMPLIO HA SIDO EL QUE TRABAJA  POR SU CUENTA O CON PEQUEÑAS EMPRESAS”
Entrevista al politólogo Óscar Bottinelli, 29 de noviembre de 2019.

El politólogo Oscar Botinelli director de la empresa Factum, analizó en Mañanas de Radio el resultado del balotaje y dijo que culmina un ciclo de gobierno de 5 años y un ciclo histórico de 15 años. “Terminó el ciclo frenteamplista”, afirmó.  Al respecto dijo que “a mí me importa más que los análisis puntuales de eslóganes de campaña, analizar los comportamientos estructurales, y para mi siguen siendo las clases sociales, que no tiene que ver con los niveles socio económicos o nivel de ingresos, sino que tiene que ver con niveles más profundos y ahí el Frente Amplio ha tenido errores, como la ruptura con las capas medias. Se defendió argumentando que para financiar la obra social había que poner impuestos, pero en algunos momentos fue muy duro con capas medias y muy generosos con las grandes inversiones, y no sólo me refiero a las inversiones extranjeras”, subrayó. Manejando los datos de hoy Bottinelli aseguró que “el Frente Amplio perdió mucho voto en octubre hacia Cabildo Abierto” y sostuvo que uno de los problemas que debe enfrentar el partido de gobierno ahora es el de la “estructura del Frente Amplio que cada vez más gira en el vacío”. Transcribimos la entrevista que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/oscarbottinelli_20191129

 

María de los Ángeles Balparda: Estamos recibiendo con mucho gusto, y hoy muy atentos al tiempo en este encuentro con Óscar Bottinelli, con el politólogo, que nos acompañó el jueves pasado, el último día de campaña y  le dijimos vamos a tener que volver a hablar en los próximos días.
Ahora, ya con los resultados a la vista de lo que pasó en el balotaje.
Buen día.

Óscar Bottinelli: Buen día. ¿Qué tal?
Bueno, veamos, como resumen, lo que es importante cuando culmina un ciclo, porque acá culmina un ciclo de gobierno de 5 años, culmina un ciclo histórico de 15 años. No debemos olvidarnos que Uruguay ha tenido macros cambios de ciclos políticos, bueno, primero cuando termina el país de las guerras civiles, las luchas, yo qué sé. Es un país moderno hace 120 años más o menos, 115, 110, tenemos un gran cambio de ciclo en el 58 cuando por primera vez después de 93 años, por lo menos las figuras que aparecían al frente del gobierno no eran coloradas, y el segundo cambio cuando en la elección del 2004 ya aparece el Frente Amplio y ahora termina el ciclo frenteamplista. Es decir, es un momento de cambio histórico en el país.
Respecto a la elección final, bueno, el Frente Amplio confirma algunas cosas, es el balotaje que pierde peor, tampoco es ganado con comodidad por la oposición, no logró consolidar, en realidad el piso de la oposición más bien llegaba al 55 sumando que, de los 3 partidos que yo llamo no alineados, que no están ni en la izquierda ni hacia la derecha que es el PERI, el Partido Digital y el Partido Verde Animalista, la percepción que hay, más o menos, mirando circuitos, mirando encuestas anteriores, que fue mitad y mitad. Ahí es muy difícil después saber cuánto más o menos de la mitad, lo cual le daba un piso de 55 y pico a la coalición y sacó prácticamente el 49, el 48,9 probablemente.
Perdió 6 puntos, y eso claramente está manejando, viéndose que es lo que se veía, capas medias que se fueron alejando del Frente Amplio. Capas medias pero acá ya no sólo estamos hablando de las medias altas, altas en el sentido intermedio, lo alto, alto para lo único que importa es para los votos, importan las elecciones por las influencias que tiene, el dinero que pone pero los votos son poquitos.
Y en el gobierno, en la política lo mismo, lo que menos importa es cuántas personas son, qué peso tienen es más bien.
Pero la clase media que importa, la que llamamos medio-alta, son los profesionales, los que tienen pequeñas y medianas empresas. Pero también acá hablemos más de clase media-media, yo creo que por ejemplo fue importante el nicho de docentes batllistas o colorados, incluso blancos, pero sobre todo colorados, que el tema educativo los asustó. Incluso hay un problema de discurso y un problema de discurso y un problema de campaña y definiciones que tuvo la coalición que quedó minimizada la figura Robert Silva que ahora la están levantando, que con las discrepancias que hay obviamente dentro de las distintas corrientes educativas refleja una postura que esencialmente defiende la centralidad estatal de la enseñanza y no el ir a las enseñanzas con dinero del Estado pero gestión privada que es el modelo que venía más dominante desde el Partido Nacional.
Y aparentemente ahí, claramente hay una pérdida de votos que era previsible que pudiera ocurrir pero que no estaba trabajada y al final no fue trabajada en los discursos, porque claramente no aparece mencionado por Martínez en ningún momento pero sí es trabajado en el llamado voto a voto donde los docentes frenteamplistas cumplieron un papel muy fuerte y lograron un resultado. Y pongo a los docentes como ejemplo, hay otros sectores de clases medias, capas medias.
Y lo otro es la clase baja que claramente, y ahí es muy fuerte el papel de Mujica y los mujiquistas, que explica esa anomalía de Manini que fue ese video que, dejando de lado qué ideas tiene o no tiene, nunca ha sido su estilo, ese estilo tan agresivo, duro y uno diría simplón. Yo diría que fue un video que él graba, en un estado emocional de feroz enojo.

 

MAB: Que dice que se lo pedían además.

OB: Sí. Y el feroz enojo es porque estaban comprobando la formidable pérdida de voto de la familia militar pero incluyendo acá militares. Estamos hablando de tropa hacia el voto a Martínez.
Y claro, ahí jugaban muchos aspectos, primero que es gente que había votado al Frente Amplio – Mujica-, pero además gente que veía socialmente muy distante a Lacalle Pou. Una cosa era Manini, otra cosa era Lacalle Pou.
El Frente Amplio perdió mucho voto en octubre hacia Cabildo Abierto. Yo calculo, a groso modo porque es muy difícil hacer estos cálculos, que debe ser entre 70 mil y 80 mil votos, yo sé que es muy grande el rango que uno maneja, que es cerca del 3% del electorado nacional.
Anoche me estaban diciendo que gente que está estudiando el tema, más bien vinculada a Cabildo Abierto, que ellos calculan que puede haber sido 120 mil los votos que Cabildo Abierto recibe del Frente Amplio. En un análisis muy minucioso hecho por circuitos viendo dónde ganan y dónde pierde el Frente.

 

MAB: Sí, en ese fenómeno que vos has dicho acá varias veces de ese sector subproletario que puede pasar de Manini a Mujica, que vos decías es una cosa rara.  

OB: Claro, pero no nos olvidemos que Manini, una cosa es la visión que pueda tener gente de nivel intelectual o de capas medias. Otra cosa, él no es una derecha, es conservadora desde el punto de vista de valores, de un catolicismo integral, pero no es de una derecha aristocrática, es de una derecha popular.

 

MAB: Seguro, ese es su perfil.

OB: Si vemos el voto de Cabildo Abierto, no tiene mucho voto de clase media, es un voto esencialmente popular, y no sólo tropa

 

Diego Martínez: Usted decía, la búsqueda de liderazgo, la búsqueda de alguien firme, de alguien fuerte, de autoritario.

OB: De protección. Figuras paternal con autoridad.
Protéjame.
Ahora, ahí claramente el Frente  recupera votos, primero porque efectivamente no existe la obediencia debida que fue una ingenuidad manejar el voto a Manini por obediencia debida.
El otro día en una mesa un frenteamplista muy fanático, militante, no dirigente, decía: No, no, porque ahí hubo obediencia debida.
Bueno, es no entender el mecanismo de cómo funciona la gente, además el voto es secreto, la obediencia debida ahí se termina. No hay que confundir obediencia debida con convicción, que no es lo mismo.

 

DM: Bottinelli, para seguir con el repaso de la elección y el resultado, ¿qué diferencia entiende usted puede haber sobre todo en el futuro del Frente Amplio entre el 43, 44 y el 47?

OB: Bueno, primero, yo creo que el Frente Amplio capaz que no le hace mal algún día sentarse a pensar qué le pasó. Por ahora ya dicen que hasta después de mayo y después para qué.
Yo he hablado mucho del recambio biológico en los análisis que es que los porcentajes van favoreciendo al Frente Amplio desde que se funda en el sentido de que son más los blancos y colorados que se mueren que los frenteamplistas, por razones de edad, de composición de electorado. Y son más los nuevos votantes que surgen de hogares frenteamplistas.
Cada vez menos se da este fenómeno porque ya el Frente Amplio fue ya muy importante en los súper 70. Pero si sumamos el recambio biológico que es esto, porque el Frente Amplio gana porque se mueren menos frenteamplistas que blancos y colorados porque se incorporan más jóvenes pro frenteamplistas que blancos y colorados, con la base del 50,5 que tuvo en 2004 tenía que estar en un 55. Y estuvo digamos en el 40, en el sentido que casi 1 lo explica Unidad Popular que es ruptura de.
Es decir, no es que lo pierda ese otro lado, quedó en la izquierda lo único que lo pierde el Frente Amplio, y eso tiene una explicación ya de otra naturaleza, que tiene que ver con lo ideológico, tiene que ver con el posicionamiento, etc.
Pero digamos, ese segmento de centro-izquierda, izquierda e izquierda fuerte quedó en el 40, bueno, debió ser del 55. Entonces, hay que perder casi la sexta parte de la población, no estamos hablando de cifras chiquitas, estamos hablando de 400 mil personas adultas, no es poco.
Ese es un tema de análisis, porque además es verdad, los números objetivos de los 15 años son muy favorables al Frente Amplio. Es verdad que quedan contrarrestados por algunos números negativos de los últimos 5 y particularmente del último año. Pero las 3/4 partes de la gente económicamente tiene ingresos una vez y media mejor que hace 15 años, también ahí hay que estudiar, tiene el consumo más alto, muy facilitados por los créditos, que generan además necesidades, le generan a la gente deseos y necesidades que le crean una idea de riqueza.

 

DM: De posibilidad.

OB: Claro, la clase media que viajaba cada tanto a Europa, ahora puede irse en un crucero un mes a la Polinesia. Y el individuo que nunca salió de su pueblo, podía ir a las cataratas del Iguazú o a Buenos Aires.
Es decir, en la dimensión suya todo el mundo tenía, total lo pago en 24 cuotas, en 30 cuotas. Entonces, claro, eso hace que eso se viera que no se vive tan holgado como se podía.
Pero además, claro, por otro lado hay gente que empieza a estar golpeada, desempleo, subempleo y a veces el que no está golpeado está con miedo porque ve al vecino golpeado. Pero en realidad yo digo esto, a mí me abrieron mucho los ojos los corresponsales extranjeros, los corresponsales acá no, la gente que me llama del exterior y dice, pero dígame una cosa, el Frente Amplio perdió más o menos como perdió Macri, todavía Macri proporcionalmente sale mejor, pero acá no había un incendio económico o un incendio social, sino más bien un gobierno que lo que se discutía era que no hizo todo bien y pierde igual. ¿Qué pasó?
Y efectivamente, es más fácil explicar la derrota de Macri que la del Frente Amplio en ese aspecto. Es decir, claro, hace años que venimos hablando nosotros, por ejemplo, señalando todos los errores, distintos errores del Frente. Que además, yo tengo una línea analítica que realmente es verdad que soy bastante minoritario y discrepo con muchos colegas, que me importa más que los análisis puntuales de eslogan de campaña, de juegos políticos, analizar los comportamientos estructurales. Y dentro de lo estructural para mí sigue siendo fundamental las clases sociales, que repito, no tiene que ver con niveles socio-económicos ni con índices de ingresos, clases sociales es algo mucho más profundo de ubicación del individuo en la sociedad. Y ahí el Frente Amplio ha tenido fallas, y lo que veníamos hablando, bueno, la ruptura con las capas medias le costó, fue una ruptura estructural que fue haciendo el Frente a lo largo de sus tres períodos de gobierno. Y sobre todo que en el mismo no es que, el Frente Amplio se defiende, no porque para financiar la obra social, pero a la vez había que poner impuestos y exigir el cumplimiento, pero en un momento hizo una política durísima con las capas medias y muy generosa hacia las grandes inversiones.
Pero no son las internacionales, acá grandes estudios jurídicos recibían millones de dólares en devolución de impuestos para que hicieran sus edificios, en el mismo momento que un abogado que está ahí repartiendo tarjetas en el Ministerio de Trabajo para conseguirse clientes le decían, usted no facturó mil dólares en el año.
Entonces, eso fue la ruptura que hubo, incluso en las dirigencias sindicales discursos contra los pequeños y medianos empresarios. Son los peores, los que no cumplen.
Y algunos no cumplirían porque, bueno, para decirlo en criollo, avivados o lo que sea, pero muchos por la ecuación económica no les daba, no podía competir el tipo con un almacén contra el macromercado o las cadenas de supermercados donde al individuo lo que le costaba del mayorista al mismo precio al que vendía al público el supermercado. Entonces no podía pagar buenos sueldos, él vivía mal, y eso a veces, incluso dirigencia sindical que no entendía, están hablando contra gente. Las empleadoras domésticas, la idea del BPS y el Ministerio de Trabajo, la empleadora doméstica, estas buenas señoras de sociedad que se pasaban jugando a las cartas. El grueso de las empleadoras domésticas en Uruguay, o de los empleadores, son personas que trabajan, que tienen que cuidar al nene, hacer una limpieza en la casa mientras están trabajando.
Y los que más cumplen y son formalizados son precisamente los niveles más altos porque puede tener hasta contador que le hagan la liquidación, porque hay que hacer la liquidación del  trabajo doméstico, el más fácil es si es mensual, el que tiene por hora, ¡por favor! Que además prima por antigüedad, presentismo, y lo tiene que hacer una persona que no tiene capacidad para hacerlo. Entonces, evade.

 

MAB: Y ese sector pesa en los votos, en las elecciones  pesa ese sector.

OB: Claro, y esa gente después queda enojada. Me dicen que yo estoy evadiendo y resulta que además la mitad del trabajo se le va en pagar a quien le cuida al nene, porque no hubo una gran política de lo que antes se llamaba guarderías tampoco. Ha habido, pero no en cantidad suficiente.
Entonces, esa es la ruptura, cuando estamos hablando de empleadores domésticos, estamos hablando ya no de las capas medio-altas, estamos hablando de la clase media, asalariada media.

 

MAB: Por ahí hay que empezar a busca el por qué perdió, porque además vos lo que decís es, no es que perdió en esta elección, viene en caída desde hace años.

OB: Claro.
Para mí hay dos cosas erróneas que son, una, el qué pasó con esta campaña de estas 4 semanas, por favor, o a lo sumo qué pasó en el 2019. Este es un largo proceso.
El tema Sendic, más allá de Sendic, el tema no es sólo que si no hubiera existido Sendic el Frente ganaba el gobierno. El tema es que Sendic fue el símbolo de muchas prácticas, las 38 listas de candidatos, donde yo decía, yo le pongo a mis alumnos un ejercicio que me distingan cuáles son las diferencias ideológicas y le ponía 3 listas. A ver, ¿en qué se diferencian? Aparte de que cada uno quería ser él y no el otro el que ocupara la banca, que esa explicación es clarísima.
Entonces, la gente veía que en las luchas dentro del Frente Amplio no se diferenciaban de las luchas históricas de los partidos tradicionales a los cuales, la gente que estaba del lado de izquierda, la rechazaba, por eso estaba ahí entre otras cosas. Y dice, pero es lo mismo

 

MAB: Y el rastrillo, de todo, todo lo de antes.

OB: Todas las prácticas habidas y por haber.
Incluso, en esencia las políticas sociales no se diferenciaron mucho de las prácticas de los partidos tradicionales.
Es verdad que se diferenciaron en una cosa que a la gente los partidos tradicionales, le contaba en tendencia, no, el Frente Amplio hace igual clientelismo que nosotros, y yo les decía que no. No es lo mismo que tú des ayudas y después pidas el voto que primero pidas el voto y si te lo dan des ayuda, no es lo mismo. Vos poné un club, cartel con mi nombre y te doy chapas y bloques de portland. No es lo mismo decir, yo le doy a todo el barrio chapas y bloques de portland y después digo, ven cómo los ayudo. No es lo mismo.
Pero aún así terminaba siendo doy, el Frente no daba chapas y bloques pero simbólicamente, además se demandan otras cosas.
Pero quiere decir, fue una total ausencia de trabajo político que hubo sobre todo en las capas más populares.

 

MAB: ¿Cómo viste como quedó el Frente Amplio después? El hecho de que Martínez no haya reconocido la derrota el domingo mismo, Tabaré Vázquez llamó a Lacalle el mismo día a saludarlo, se tomó como un reconocimiento.

OB: Todos los líderes del Frente mandaron mensajes a Lacalle Pou, porque es la primera vez desde la restauración institucional que, el más tardío reconocimiento fue el de Volonté a Sanguinetti porque estaba más reñido que en esta elección y además todavía no estaban tan sacralizadas las proyecciones de escrutinio. Además esta vez la proyección de escrutinio no funcionó porque fue muy estrecho, por lo tanto con el 1% nadie puede decir que ganó el otro, pero el escrutinio primario en aquel momento los hacía el Ministerio del Interior. Mejor dicho la proyección de escrutinio funcionó para decir que había que esperar al escrutinio, pero el escrutinio primero lo hacía el Ministerio del Interior  y era muy desordenado. Además era manual, que llegaran las planillas, y el Ministerio del Interior daba por delante al Partido Nacional sobre el Partido Colorado en algo muy desprolijo que alguno le dio hasta intencionalidad política y a Volonté le dijeron que no podía reconocer hasta que el Partido Colorado no quede claro adelante, y lo reconoció al amanecer del día siguiente. Eso fue lo más tardío que hemos visto en 7 elecciones. Todas las demás no pasaban de ser entre las 10 y las 12 de la noche.

 

MAB: Ahora llevó 4 días

OB: Pero además 4 días sin que pasara nada, porque dijeron, ahora que la Corte Electoral... ¡La Corte Electoral no se pronunció nada! Pero la Corte Electoral no se puede pronunciar hasta que no se evacuó la última apelación, se contó el último voto observado, se hacen todas las planillas y se reúne la Corte Electoral a aprobar la resolución de proclamación.
Lo jurídico ocurrirá, no sé si se termina hoy o mañana el escrutinio, pero el lunes será la reunión el domingo.
¿Y qué pasó anoche? Lo único que ocurrió es que políticamente Luis Lacalle Pou es el presidente electo del Uruguay desde la noche del domingo. Y va a ser el presidente jurídico formal el lunes probablemente, como lo fueron todos, una semana después.
Anoche lo único que hubo, dicho en términos vulgares como dice la muchachada, que 4 días después a Daniel Martínez le cayó la ficha que había perdido

 

MAB: Ahora, todos hablan del carácter del discurso que hizo él finalmente el domingo de noche, bueno, se ha dicho de todo

DM: Hasta  físicamente

 

MAB: Pero hasta físicamente se lo vio, su cara cambiada, su energía. Él veía que no había perdido tanto como parecía que iba a ser arrasado

OB: Bueno, sobre esto quiero analizar 3 cosas, primero, si alguien de Tombuctú mira las fotos dice, esto que dice atrás Lacalle Pou, un cartel y que hay 5 figuras del Estado, esos son los que perdieron.
Estos que están gritando desaforadamente ganaron de manera aplastante.
-No, mire señor, está mirando la foto al revés, estos ganaron.
-¿Cómo? Festejan haber perdido y estos están tristes porque ganaron
-Bueno, sí.
Lo que me decía uno, la euforia en término psicológico, fue una euforia maníaca, cuando una persona ante un acontecimiento reacciona de una manera que puede ser un enojo maníaco, puede ser una euforia, de una manera totalmente exagerada al acontecimiento. Y uno veía, un partido que había perdido el gobierno. Gente que había quedado fuera del Parlamento, que no había revalidado la banca de mucho tiempo, festejando casi como que somos tricampeones.
Yo entiendo más lo de Daniel Martínez, porque Martínez si se daban resultados como los del 27 de octubre o los de las encuestas que estaban a mitad de camino, incluso estaban más cerca del resultado final que del 27 de octubre pero hubo un proceso descendente de la oposición y más lentamente ascendente del oficialismo, con este resultado salvó su carrera política. Después se verá cuánto, eso se ve en la cancha

 

DM: Esa es la diferencia de 44 a 47 digamos

OB: Sí.
Digo, hay una cosa que es esta, en los balotajes yo veo que la gente, los políticos y hasta los periodistas, manejan mal los números, cuentan la diferencia. El tema es que las diferencias es como la diferencia de goles, cada uno vale doble.

 

DM: Claro, un punto para un lado es un punto menos para el otro

OB: Si yo voy perdiendo 4 a 0, tengo 4 goles de menos, pero si hice 1 no quedo 3 goles menos, quedo 2, porque el otro quedó en 3 y yo en 1, y el siguiente ya empato la diferencia de goles.
Entonces dicen, tenía 14 puntos en contra y pasó a 1. No, no, había una diferencia de 6 puntos y bajó a 1, eso es lo real, que no es poco. Pero claro, si él quedaba con un Frente muy bajo, la responsabilidad de él, sobre todo en la medida en que personalizó la campaña, era muy grande. Si  ganaba era, como se dice vulgarmente, Gardel.
No fue Gardel y tampoco perdió.
Él en el discurso del domingo fue claro en 2 cosas, cuando él usó la imagen, que confieso que me tuvieron que mandar un whatsapp con todo el poema porque no lo conocía, el de las semillitas, el que no sabíamos que eran semillas, más allá que eso es un comentario yo fui productor rural, y bueno, hay que tener cuidado con la semilla, a veces no germinan ni la mayoría, a mí me ha pasado.
Entonces, es bueno que sean enterradas semillas pero hay que ver si la semilla...

 

MAB: Y que no venga ninguna mezclada porque te arruina.
Y hay que regarlas bien

OB: No, pero para empezar, que germine, después ya es otro cantar, complicado pero es otro cantar, primero que germine, una semilla sola no sirve para nada.
Pero dejando de lado esto, él habló, me parece que lo que se vio directo es que hablaba del Frente Amplio, yo entendí lo que decía pero me tuvieron que explicar con señas que era lo de las semillas, que hablaba de sí mismo. Él sentía que la semilla que iba a renacer era él.
Y él, la imagen que me dio, yo sentí que el Daniel Martínez del hotel Cristal Tower del domingo  24 era el Tabaré Vázquez del hotel Figari en el 99, el que al perder dice, y la próxima...
Con una diferencia, Tabaré Vázquez era la cabeza de un proyecto político que desde que se fundaba en aquel momento eran 23 años antes, había ido siempre ascendiendo, con más rapidez o menos rapidez, y dice, bueno, llegamos a la puerta, la próxima entramos.
Este es el partido que pierde después de haber estado 15 años, entonces, la escena no es repetible pero la presentó como repetible.
Y desde el punto de vista de eso, bueno, claro, se verá. Sin duda la primera opción, y entramos en un segundo tema del Frente, es, el Frente, aparte de tener que hacer un autoanálisis bastante profundo, es qué va a hacer.
Porque claramente, primero tiene un problema de estructura.

 

MAB: Bueno, estamos ya en los últimos minutos, nos dice Luis, "En tema económico la principal causa de la derrota no será la contradicción entre un discurso de izquierda que apuesta al trabajo pero en los hechos se aplicó un impuesto a los sueldos, altos costos de formalización de trabajadores para microempresas y un proceso de inclusión financiera obligatorio. Todo complica la creación de empleo, el empleo en Uruguay se crea a nivel microeconómico, los uruguayos trabajamos en pequeños establecimientos".
Daría para un capítulo este tema.

OB: Sí, eso es lo que yo llamo ruptura con las capas medias, que las capas medias van desde las medias-altas a las medias-medias y particularmente, precisamente, el sector más golpeado por el Frente Amplio ha sido el que trabaja  por su cuenta o con pequeñas empresas dando cada uno pocos empleos y sumados todos son los que más empleo dan; y a los cuales se les hizo un trato como si fueran multinacionales, salvo en los beneficios, que no se les daban los beneficios de las multinacionales pero sí las exigencias de formalización, de esto, de lo otro.
El sólo hecho que citen al empleador de una trabajadora doméstica por un reclamo diciendo "a la empresa tal se le cita"; está hablando de una persona que sale de dejar el mostrador de una tienda para ir y le dicen que es una empresa. Ya hasta la concepción mental que eso significa, un individuo que trabaja solo o con un empleado "empresa".
Bueno, entonces, ya implica la ubicación del concepto clases sociales que tuvo la conducción del BPS y del MTSS en este tiempo.
Ahora, volviendo al tema de la estructura del Frente Amplio, porque sino no nos da el tiempo porque yo me tengo que ir sí o sí en 5 minutos, el Frente Amplio tiene una estructura política construida con grupos políticos que son en realidad pocos, y de mucho peso. Donde sin duda aparece como líder, y líder de la oposición va a ser José Mujica, 5 senadores y 25 diputados. En cierta coordinación con lo que representa la 1001 ampliada, ese espacio con Andrade y Cosse a la cabeza, ya son 7 senadores y 32 diputados.
Si le agregamos los socialistas que hoy la representación parlamentaria socialista está más a fin a ese conjunto, ya estamos que de los 13 senadores del Frente Amplio hay 8 de esa línea y 35 de los 42 diputados.
Entonces, ahí está el peso político del Frente Amplio a nivel parlamentario que más o menos, con algunos ajustes, corresponde al nivel electoral. Y por supuesto mucho más sesgado el peso hacia ese lado al nivel militante.
Pero no militante en la estructura del Frente, en todo el tejido social, de sindicatos, de ONG, de todas las redes sociales esos sectores son los más dominantes.
Por otro lado hay una estructura del Frente Amplio que cada vez más gira en el vacío, una estructura que son comités, reuniones y esto y lo otro y que después todavía termina el candidato diciendo, no, pero eso lo que hace, son miles de personas para hacer sugerencias.
Bueno, en general para las sugerencias ponen buzones donde cada uno pone una sugerencia y no hace congreso.
Pero claramente acá el Frente Amplio tiene la posibilidad de que le surja un fenómeno, el tema es Daniel Martínez. Martínez puede hacer dos cosas, postularse a la Intendencia y perder y es todo un resultado. Postularse a la Intendencia y ganar y es otra posición. Porque el Frente Amplio, de retener la Intendencia de Montevideo gana un poder político porque otra vez se va a volver a la Intendencia que tuvo el Frente Amplio con Vázquez y Arana que lo político y lo simbólico era más importante que la Intendencia en sí misma.
Y la gran figura enfrente al presidente de la República. Y por lo tanto no es nada menor ser intendente

 

MAB: Y Canelones también

OB: Más la de Canelones, claro, pero el poder político de la Intendencia de Montevideo es muy fuerte.
Uno piensa que el Frente Amplio, fuera de toda duda, retiene las Intendencias de Montevideo y Canelones. Tiene, con alguna dificultad Rocha y con extrema dificultad, casi difícil de retener, Salto, Paysandú y Río Negro.
Ahora bien, el tema es que Daniel Martínez tiene un estilo que lo demostró en los últimos 10 años de un juego muy personal, y de cultivar su personalidad en un estilo muy similar al surgimiento de los liderazgos en los partidos tradicionales. Y él sin duda, con o sin Intendencia, se va a dedicar a recorrer, él siente que está germinando o regerminando, y que va  a recorrer el país y el Frente Amplio va a tener un tema que va a tener un desafío por fuera de los cánones a los cuales está habituado el Frente Amplio, que va a ir directo a las elecciones internas por su lado, por fuera de estructuras, por fuera de bancada parlamentaria donde lo podrán respaldar sí algunos parlamentarios pero no muchos.
Y donde va a estar muy libre, incluso hasta de la responsabilidad del manejo parlamentario de la oposición.
En el plano parlamentario puede haber juegos de negociación y transacciones, y como pasa en toda transacción, se consiguen cosas a cambio de otras y él puede quedar libre de los costos. Entonces, ahí puede haber un juego de liderazgos que tiene que ver con figuras nuevas, que  puede tener con figuras históricas donde la ecuación de Daniel Martínez no es menor. Bueno, está el tema Mujica que va a seguir cumpliendo un rol necesariamente relevante en este momento con este resultado. El papel tanto Mujica como Astori se potenció con este resultado, porque sobre todo Astori como la gran figura de contracara económica, también aparece ahora Bergara, van a ser dos figuras muy fuertes desde la oposición para dialogar o enfrentar al próximo gobierno, y la de Mujica en el juego político. Y por supuesto la figura de Óscar Andrade que también es una figura emergente, que a diferencia de Martínez tiene la combinación de esa especie de caudillismo personal con el concepto estructura, de praxis sindical, praxis política.

 

MAB: Sé que es imposible, nos quedan 3 minutos exactos, de la coalición, aunque sea un título. Lacalle Pou como presidente, la coalición, Larrañaga de ministro del Interior, Manini.

OB: Bueno, puedo pasar titulares.
Me parece muy hábil cómo está actuando Lacalle Pou, tiene muy claro o él decide apostar a la menor confrontación posible, y una señal muy fuerte en ese sentido es la designación de Robert Silva en el Codicen que es la antítesis de lo que venía como línea política del Partido Nacional en materia educativa.
Esto es, por lo menos inicialmente, después podrá haber otras cosas, que hay alguien que va a seguir apostando al fortalecimiento de la centralidad estatal de la enseñanza pública en el Uruguay. El tema es si del otro lado no viene una línea distinta vía presupuestal, vía Ministerio de Educación y Cultura de fortalecimiento de la actividad privada vía tributaria, vía impositiva, vías aportes del Estado, habrá que ver si no va a haber un juego de pinzas ahí pero ya es una señal importante.
Lo otro, bueno, hay que ver cómo termina la distribución del Consejo de Ministros porque es muy inteligente lo de Lacalle Pou y es un sapo difícil de tragar para los dos grandes socios que él pretenda tener gente de su confianza personal en la dirección general de todos los Ministerios. Lo cual los ministros encuentran que su subordinado va a ser el que tiene línea con el presidente y que manda.
Desde el punto de vista de manejo del gobierno es excepcional, es tener claro el sentido del poder y poner a Álvaro Delgado en la frutilla de la torta que esté una persona de su confianza manejando a los directores de Ministerios, donde va a haber un manejo administrativo del gobierno directamente desde la Presidencia de la República.
Bueno, esto por ahora viene siendo rechazado por el Partido Colorado y por Cabildo Abierto, salvo los Ministerios que se definan como mixtos.
Lo otro que estás manejando muy bien la idea, es una concepción pero la aplicó Mujica, la aplicó Luis Alberto Lacalle, viene del viejo Herrera, que los pesos políticos los da el Parlamento y los da el electorado y el Consejo de Ministros se integra con el peso que dio la gente. Por lo tanto va a haber tanto ministro de tantos partidos en función de los votos que tuvieron porque es el derecho que tienen a tener peso político en el gobierno.

 

MAB: ¿Y la participación del Frente Amplio en ese gobierno? Hay conversaciones se está diciendo.

OB: No, probablemente las conversaciones serían para la participación del Frente en la minoría de la administración autónoma descentralizada, organismos paraestatales que es más o menos la que tuvo.
Lo que hay que ver es si la que tiene hoy la oposición que fue bastante pequeñita la que le dio Vázquez, o la más histórica que hubo entre gobierno y oposición que dio Mujica, que fue el gobierno más dialogante de los 3 del Frente Amplio y que más participó. Pero yo me imagino, el Frente Amplio en una línea más colaborativa en principio, menos confrontacional, cosa que es lo más inteligente, hasta que los hechos políticos lleven a, de repente no tener que enfrentarse nunca. Pero en determinado momento tenés que decir, bueno, hasta acá llegamos.
¿Qué es lo que dijo, por ejemplo, ayer y antes de ayer Fernando Pereira, el presidente del Pit-Cnt? No vamos a empezar con una piedra en cada mano, aspiramos a que no haya ningún conflicto

 

MAB: Lo había dicho Mujica antes

OB: Esperemos que no haya ningún conflicto, vamos a ver.
Ahora, hay líneas que no vamos a aceptar pasar, y ahí, si hay conflicto, no lo vamos a querer nosotros, va a ser inevitable

 

DM: Bottinelli, gracias por estos minutos, seguramente haya otros análisis para hacer más adelante, lo vamos a volver a convocar porque en la conformación de gobierno también, de cómo se distribuyen esas piezas que recién comentaba, también hay cosas para analizar

OB: ¿Cómo no? Muchas gracias.
No, sobre todo que viene lo sustancial. Primero, terminado el mapa del gobierno, es el diseño, sobre todo esta Ley de Urgencia que pasa ser una ley madre, que va a marcar mucho la línea del gobierno, y probablemente hasta febrero no se le vean las patas a la sota, y eso me parece que va a ser realmente trascendente. Eso va a marcar grandes líneas del gobierno.
Un gobierno en el que hay muchas incógnitas porque una cosa era el programa de "Todos hacia adelante", del grupo de Lacalle Pou, otro más amortiguado el Partido Nacional y otro más amortiguado y difuso que es de la coalición.
Bueno, hay que ver cómo aterriza todo esto en la Ley de Urgencia y ahí se verá realmente mucho, que hasta ahora no se ha visto

 

MAB: Gracias.

OB: Nos vemos, hasta luego.