“CADA CINCO DÍAS EL GOBIERNO Y LOS CARABINEROS SALEN A EXPLICAR QUE NO QUERÍAN HACER DAÑOS”
Contacto con el Dr. Cristian Cruz  desde Chile, 29 de noviembre de 2019

“No podemos seguir esperando años para que Carabineros modifique su actuar, para que el gobierno cambie, dialogue y reconozca los ilícitos, para de una vez también buscar una solución, una reparación a las víctimas. No se propugna el camino de la verdad y la justicia, sino que el viejo eslogan de que “las instituciones funcionan” y  Carabineros funciona. Pero esto es grave”, dijo el Dr. Cristian Cruz, abogado chileno especialista en derechos Humanos, en contacto con CX36 desde Santiago, para actualizar la información de lo que pasa en ese país. Explicó que “la violencia en general viene de los grupos de lúmpenes y delincuentes que Carabineros no reprime, pero si reprime a los estudiantes y a la gente que se moviliza pacíficamente”. Transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí: https://archive.org/details/20191129drcristiancruzchile

 

Diego Martínez: El contacto es con Chile, con el doctor Cristian Cruz, abogado especialista en Derechos Humanos a quien le agradecemos muchísimo como siempre el contacto, el análisis, la información que nos brinda habitualmente.
Bienvenido a los micrófonos de la 36.

Cristian Cruz: Muy buenos días para ustedes Diego, Hernán, y como siempre a sus radio escuchas.

 

DM: Doctor, queríamos conocer un poco cómo ha avanzado en estos tiempos la situación chilena, escuchábamos un discurso ante los futuros detectives o los detectives que se han recibido en Chile del presidente Sebastián Piñera duplicando la apuesta digamos o a favor de la represión al pueblo movilizado. ¿Qué se puede decir de la situación en Chile? ¿Y qué tanto ha avanzado también la organización de estas movilizaciones populares?

CC: En general el nivel de movilización ha bajado, tú lo ves en la cantidad de gente que participa de la violencia, que la violencia en general viene dada por grupos de lumpenes, los delincuentes, que la policía no reprime. Y al revés se dedica a reprimir a los estudiantes y a los que se manifiestan de manera en general pacífica en la plaza Italia -hoy Plaza o pretendemos que se llame Plaza de la Dignidad de aquí en adelante-. Y nuevamente Piñera vuelve quizás fortalecido a este discurso prácticamente de guerra interna, que sería la Doctrina de Seguridad Nacional de los ’80. Yo creo que no entiende nada.
Su ex primer Ministro, primo y hombre de confianza (Andrés) Chadwick ha sido acusado constitucionalmente ante el Parlamento, en la Cámara de Diputados -que es la Cámara Baja- aprobó aquello y ahora el Senado tiene que revisar esta acusación que trae una sanción política, ya no es una sanción penal ni civil.
Pero fue bastante lo que hizo su Defensa dijo ‘estos hechos, después que él se va de Ministro continúa y lo que no entiendo es por qué lo persiguen a él como si fuese el Presidente de la República’. O sea, lo que está diciendo la defensa de Chadwick es que el responsable es el propio Piñera, quien también se ve enfrentado a una acusación constitucional en el Congreso chileno.

 

Hernán Salina: Y sobre eso que tú decías de la acusación constitucional, ¿qué expectativa se puede tener?

CC: Yo creo que en el caso de Chadwick existen altas posibilidades de que él efectivamente sea sancionado. Va a ser impresentable que zafe de la misma, va a generar repulsa, la lógica y lo que hemos visto frente a una eventual absolución.
Pero en el caso de Piñera ya hay parlamentarios de oposición, es decir que lo que se supone es la centro izquierda, que se han opuesto a aquello, dicen que no es el momento, que hay que hablar de paz. Bueno, cuándo va a ser el momento de acusar a un Presidente si no justamente en un momento de crisis, si está todo bien y perfecto ¿por qué usted lo va acusar?
Entonces, seamos claros, yo creo que aquí deben haber negociaciones que la gente desconoce y donde como siempre los de arriba, más allá del signo político -y salvo excepciones- tienen vínculos de todo orden, familiar, económico, que no son dados a conocer a la ciudadanía en su integridad y que se reflejan en estas defensas de aquellos que no han corrido ningún riesgo, que se están sumando al carro de la victoria y propugnando nuevas constituciones -que son necesarias- sin necesariamente consultar a las bases.

 

HS: ¿Y cómo sigue esto? Decías que está disminuyendo la convocatoria a las movilizaciones, se da espacio a los provocadores, a esos sectores lumpenes, ¿qué camino de salida se puede vislumbrar? ¿Hay una conducción de alguna manera que se haya fortalecido en este tiempo de movilizaciones que genere buenas expectativas de salidas a esto?

CC: Bueno sí, hay trabajos que se denominan territoriales donde se realizan asambleas o cabildos para conversar, dialogar, sobre todo a propósito de una nueva Constitución, los caminos, las peticiones.
También hay una asamblea o conglomerado de organizaciones sociales que ayer fueron recibidas en La Moneda, el palacio de gobierno, por el Ministro del Interior, donde ellos dijeron “nosotros no hemos venido a negociar sino a plantear nuestras inquietudes” y el Ministro del Interior dijo siempre es bueno conversar en democracia.
No salió humo blanco de esa reunión y cada día aquí tiene su affaire.
Es decir, cada cinco días el gobierno y los carabineros salen a explicar que no querían hacer daños, que los protocolos y los protocolos. Y acaba de resultar una joven que iba a su trabajo en el sector sur de Santiago, en la comuna de San Bernardo, unos kilómetros al sur del centro de la capital; resultó lesionada en la cabeza por una bomba lacrimógena con lo cual ya perdió un ojo, los médicos dicen que están tratando de salvar la visión del otro ojo. La hermana de la víctima narra que una vez que es impactada su hermana con esta bomba lacrimógena, sin obviamente haber estado participando en manifestación alguna, donde Carabineros dice que había aproximadamente 40 personas manifestándose -o sea nada, no era necesario- en vez de socorrer a la víctima arrojaron una segunda bomba lacrimógena que inhibe, que obstaculiza, el rescate oportuno de la mujer gravemente herida. Donde ahora aparece Carabineros diciendo que le duele lo ocurrido y habla de ‘hechos’ no habla de crímenes, delitos.
Y con un gobierno que sigue valorando y felicitando la actuación policial y donde finalmente está juzgando, creemos, que es lo que no dicen los tribunales.
Todos sabemos que cuando haya sentencias se demoran años, entonces no podemos seguir esperando años para que Carabineros modifique su actuar, para que el gobierno cambie, dialogue y reconozca los ilícitos, para de una vez también buscar una solución, una reparación a las víctimas. No se propugna el camino de la verdad y la justicia, sino que el viejo eslogan de que “las instituciones funcionan”. Bueno, Carabineros funciona. Pero esto es grave. Yo creo que no necesitamos carabineros, necesitamos Policía.
Yo creo que es el momento de conversar en serio, parto de la premisa que no se va a  hacer, de conversar en serio la disolución de Carabineros. Hace años viene cometiendo delitos económicos contra la gente, claro, ahora de una masividad y de una territorialidad amplia. Pero antes esos mismos delitos son los que cometían de una manera menos conocida en nuestras poblaciones, que son en los sectores más marginados y en la zona de conflicto mapuche. O sea lo que estaba ocurriendo en esos dos lugares hoy día se ha ampliado a nivel nacional, con una autoridad política que les facilita, los premia y los ampara y con parte de una oposición que no quiere hacer efectiva la responsabilidad al Presidente, que ya nos habló de guerra y hoy  día ya vuelve a sacar las hachas en contra de un pueblo desarmado, donde estamos muy preocupados por la actitud que van a tomar las Fuerzas Armadas que han tenido un tono deliberante, que ya se negaron a salir a la calle, a acatar la orden presidencial.
Yo estoy en desacuerdo con sacar los militares a la calle, pero si algo tenemos claro es que ellos no pueden desobedecer una orden.
Entonces lo que ahora está intentando Piñera ahora es que sea el Congreso junto con el Presidente el que permita a los militares salir a la calle. Es decir, está buscando una capa de protección política, a la actitud de los militares que en siete días que duró el toque de queda a lo menos dejó 4 muertos -o sea 1 muerto día por medio- eso significó sacar los militares a la calle.

 

DM: Cristian sé que no es momento electoral en Chile, pero han aparecido algunas encuestas sobre quienes reúnen en este momento mayores adeptos en la opinión pública y llama la atención lo fragmentada que está la política según una encuesta de Criteria.
¿Qué pasa con la política electoral? ¿Estas movilizaciones generan algún corrimiento hacia algún candidato que represente mejor los intereses populares?

CC: Yo creo que van a generar aquello. Ahora obviamente todos los candidatos van a cambiar su discurso, creo que aquí mismo en esta radio manifesté como el presidente de Renovación Nacional que es el Partido de Piñera, un ex oficial de Carabineros durante la dictadura dijo tres frases: si yo no fuese parlamentario estaría en las protestas, mi hijo sale a manifestarse porque la pensión de su abuelo es miserable, no llega a los 200 dólares y la gente debe seguir movilizada.
O sea, usted tiene a gente que fue el brazo armado de la dictadura en la calle, como era la policía de Carabineros, que hoy día con un discurso que asemeja la izquierda y de los cuatro candidatos que tiene el mayor reconocimiento en la encuesta de Criteria, tiene a (José Antonio) Kast que es de la extrema derecha cercano a (Jair) Bolsonaro, tiene a Franco Parisi que es una a derecha que no se presenta como tal, que no dice soy de derecha quizás un poco parecido a (Emmanuel) Macron en Francia, populista, que ya fue cuestionado por temas económicos, por tema de acoso y abuso sexual; tiene a Joaquín Lavín que era un hombre  cercano a (Augusto) Pinochet, que vive en uno de los sectores más ricos del país, que ya ha sido candidato por la derecha, es de la UDI, del Opus Dei, o sea toda una derecha conservadora, con un discurso en los últimos años más liberal; y tiene a Beatriz Sánchez que sería del Frente Amplio, de la centro izquierda, o sea de los cuatro tres son de derecha.

 

DM: De esos cuatro que ponen primero, ninguno representa los intereses nacionales, a lo máximo que podría llegarse es  una especie de centro izquierda, pero que tampoco son los cambios que la gente está proponiendo.

CC: Yo creo que es muy pronto y lo de Franco Parisi, la verdad no logro entender como afloró si en la últimas dos semanas -no quiero hablar del último año, dos años- no ha estado en la palestra pública. Entonces ahí uno se empieza a preguntar cuáles son los criterios o des criterios de estas encuestas en particular. Porque tenemos claro que el señor Parisi en su campaña presidencial aunque no lo dijo fue apoyado por uno de los empresarios importantes de este país. Entonces cuando usted no dice todo y hay algo atrás escondido, a uno le da derecho a desconfiar.
Pero por el momento yo creo que es muy pronto para avizorar quien va aplicar la gran ventaja, de hecho Beatriz Sánchez fue hace un par de días atrás a la Plaza de la Dignidad y fue increpada por manifestantes, algunos de ellos acusando que el sector del Frente Amplio -que ella representa- había concordado el cambio de Constitución sin preguntarle a las bases. Ahora yo entiendo que hay que cambiar la Constitución y no sé si hay que preguntarle a las bases o no, en fin es muy complejo. Es de principios el tema.

  
DM: De todas maneras faltan dos años para las elecciones, sobre todo para pensar si esto que estaba ocurriendo en las calles podría reflejar un cambio también en cuanto a lo partidario, a lo organizativo ya más estructurado que tienen las democracias en general, pero por lo que se ve en las encuestas está muy repartido.

CC: Sí, yo creo que todavía no da. Y la verdad que cualquier sorpresa esperamos.
Finalmente todos calculamos que de aquí a marzo ya vamos a tener el panorama mucho más claro en lo político, en lo social, en las consecuencias económicas, porque mucho se ha hablado, que va haber una gran cesantía, que va a haber una gran cantidad de despidos. Así que estamos con un temor razonable al futuro mediato.

 

DM: Sí, sobre el dólar en Chile están llegando informaciones de una disparada, de 20.000 millones de dólares que puso el Banco Central para contenerla.
Cristian Cruz le agradecemos como siempre el contacto, la información, el análisis desde  Chile, para nosotros es muy valioso.

CC: Yo les agradezco como siempre a ustedes su preocupación. Vaya un gran abrazo y buen fin de semana.  

{texto}