“EN BOLIVIA ESTÁ EN MARCHA UNA POLÍTICA FASCISTA ELECTORAL ES UNA REGRESIÓN A LA ÉPOCA DE BANZER”
El análisis de James Petras en CX36, 2 de diciembre de 2019

Mientras quien fuera dirigente en las FARC guerrillera, ‘Timochenko’ -Rodrigo Londoño-  saluda muy sonriente al ex presidente Juan Manuel Santos en la Feria del Libro de Colombia, “millones de colombianos están marchando, la lucha continúa, los sindicatos siguen en lucha, hay un rechazo total a Iván Duque, el presidente actual de Colombia que está temblando, buscando más apoyo norteamericano y preparando una gran represión”, dijo el sociólogo norteamericano, profesor James Petras, en su análisis internacional de los lunes por CX36. Sobre la situación en México señaló que “la gente está con  gran expectativa de que va a mejorar la economía, a aumentar los beneficios sociales y otros beneficios a la población” pero “mientras tanto siguen los pactos con los negociantes en otros sectores que podrían resultar en un problema” porque “los pactos con los capitalistas son de duración temporal, y cuando los capitalistas tienen oportunidad van a quitarse de su alianza con AMLO y buscar otras formas de aprovechar la coyuntura”, dijo. También habló de la política interna estadounidense, de la situación en Argentina en los últimos días de gobierno de Mauricio Macri y de lo que está pasando en Bolivia. Transcribimos esta nota que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/20191202jamespetras

 

María de los Ángeles Balparda: Buenas tardes para nosotros Petras, buenos días para vos. ¿Cómo estás?

James Petras: Estamos bien, aquí con muchas nubes pero mejorando la temperatura a casi 8 grados.

 

MAB: Mejor así, Petras.
Nosotros acá esperando para escucharte sobre varios temas muy importantes y antes de entrar en otros, queríamos preguntarte por esto que se vive en Estados Unidos con el 'ciber monday' y el 'black friday' y la 'acción de gracias'; todo esto que son días de ventas extraordinarias dicen. ¿Cómo funciona esto en los Estados Unidos y quién saca partido de esto, a quién le sirve?

JP: En general es una promoción de todos los comerciantes para aumentar las compras, lo que llaman el 'viernes negro', es porque los días después del Día de Acción de Gracias, empieza la gran venta, bajando los precios -algunos hasta el 40 y 50%- para aumentar las ventas; pero no es por todo el tiempo es por un pequeño plazo. Y también es una forma de atraer clientes para otras compras.
Mientras tanto, las tiendas se llenan a partir de la medianoche del jueves y la gente hace colas para comprar algún televisor o algún electrodoméstico. Pero en general no tiene nada para reconocer la gran ayuda que hicieron los primeros inmigrantes aquí. Por ejemplo no sabían cocinar ni preparar el pavo, no sabían cómo preparar las comidas después de un verano difícil; los indígenas les enseñaron y después los inmigrantes europeos empezaron a expulsarlos.
Entonces, es también un Día Acción de Gracias, pero de gracias poco estable. Dicen Día de Gracias ¿para quién? Es una fiesta para celebrar la llegada de los europeos y no para celebrar las gracias a los indígenas que les permitieron sobrevivir. En otras palabras, podemos decir que el Día de Gracias ahora es el día de ventas, el día de ocupación colonial y también el día de promoción comercial para los grandes mayoristas y minoristas.

 

MAB: Sabes que acá lo empezaron a hacer, copiaron eso las grandes cadenas de supermercados y los shoppings.

JP: SI, entiendo eso. En México incluso están celebrando el Día de Acción de Gracias, a pesar que los indígenas eran mayoría en México los asesinaron.

 

MAB: Bueno, precisamente en México se habla del apoyo que tiene el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), se habla de un 60% de apoyo, hizo anuncios. ¿Cómo estás viendo a México y a su Presidente?

JP: Está mejorando la vida para mucha gente, no a gran escala pero podríamos decir que en algunas cosas básicas. Pero se está a la espera de que empiece a crear refinerías y otras formas de procesar el petróleo. Actualmente PEMEX tiene enormes deudas por el robo del pasado, tanto de sindicatos amarillos como de los gerentes, pero en general López Obrador tiene un apoyo de más del 60% y mantiene su popularidad. Y la gente está con  gran expectativa de que va a mejorar la economía, a aumentar los beneficios sociales y otros beneficios a la población.
Mientras tanto siguen los pactos con los negociantes en otros sectores que podrían resultar en un problema como Evo Morales tenía. Los pactos con los capitalistas son de duración temporal, y cuando los capitalistas tienen oportunidad van a quitarse de su alianza con AMLO y buscar otras formas de aprovechar la coyuntura.

 

MAB: ¿La relación de Estados Unidos y México cómo la va llevando?

JP: Muy mal. Quería mencionar eso al final, pero los Estados Unidos hablan de intervenciones, hablan de intervenir con las fuerzas a México para contrastar supuestamente los cárteles de narcotráfico, los narcotraficantes, pero México no quiere ninguna intervención, porque el pretexto norteamericano de intervenir contra el narcotráfico podría resultar en una ocupación permanente en regiones importantes para México.
Lo que uno puede ver en este momento es una cosa muy grave porque los Estados Unidos, principalmente el señor (Donald) Trump ha declarado que Estados Unidos va a intervenir para apoyar y fortalecer lo que él llama "regímenes ilegítimos". Y eso significa en palabras claves, apoyar a (Jair) Bolsonaro en Brasil, apoyar a (Luis) Lacalle en Uruguay, intervenir para apoyar al presidente paraguayo, los mismo en Perú, en Colombia y en Ecuador.
No es intervención en favor de los "legítimos", el apoyo norteamericano es respaldar los regímenes que enfrentan grandes luchas actualmente. Lo que él llama caos, son realmente las luchas populares, como en Chile, Bolivia, Colombia. Cualquier país donde se muestre lucha de clases, movilizaciones populares, Trump ha decidido que son países con gobiernos "legítimos", para defenderlos antes que los pueblos los tumben.

 

MAB: Bien. Pasando a Colombia, siguen las protestas se hizo un paro con muy buen respaldo, hubo caceroleos, se han sumado los indígenas a las movilizaciones. Hoy dábamos esa noticia y veíamos una nota en la prensa de aquel país, con una foto en la que se ve a quien fue dirigente en las FARC guerrillera, Timochenko -Rodrigo Londoño-  saludando muy sonrientemente al ex presidente Juan Manuel Santos en la Feria del Libro de Colombia.

JP: Sí, bueno, los líderes de las FARC que mencionaste son traidores, firmaron un acuerdo, desarmaron al pueblo, permitieron la entrada de soldados a matar apoyantes de las FARC anteriormente, son una cosa terrible.
Y no podríamos usar cualquier señal de las FARC como una señal de mejoría. Precisamente en el momento en que las FARC está saludando a Santos millones de colombianos están marchando, la lucha continúa, los sindicatos siguen en lucha, hay un rechazo total de Iván Duque, el presidente actual de Colombia está temblando, buscando más apoyo norteamericano y preparando una gran represión.
Colombia está temblando, (el gobierno) no tiene mucho apoyo popular, incluso la clase media ahora está en oposición, y cuando millones de personas están marchando, los pequeños grupúsculos de las FARC que siguen apoyando a Santos, representan una fuerza totalmente marginal. Incluso hay muchas divisiones, separaciones, renuncias de los ex farqueanos. Y creo que es el fin de lo que queda de las FARC.
Lo que es importante es no concentrar sobre las FARC sino en las grandes luchas populares multiclasistas que actualmente representan la alternativa de gobierno

 

MAB: Es así.
Pasamos a Bolivia, ¿te parece? Bueno, también allí con varias realidades simultaneas. La presidenta que tiene ahora Bolivia restableció relaciones con Israel, cosa que fue muy saludada por Estados Unidos en estas horas. Evo Morales ha hecho la pregunta, en alguna entrevista que le hicieron en América Latina, de dónde sirve más él, si asilado en México o preso en Bolivia.
¿Cómo ves que se viene desarrollando esta situación de Bolivia donde las denuncias de represión son situaciones de tortura masiva en poblaciones que resistieron este golpe?

JP: Sí, en Bolivia está en marcha una política fascista electoral. Es decir, los fascistas están eliminando a la oposición, están matando activistas, militantes, movimientos sociales indígenas mientras la clase media acomodada está pidiendo elecciones.
No hay que decir que es un proceso en transición, es una regresión hacia la época de Banzer y los otros derechistas.
Estados Unidos considera ahora a Bolivia como un país que necesita mayor intervención norteamericana, más presencia militar, más presencia de armas norteamericanas porque considera la situación caótica. Es que la protesta, las movilizaciones populares están creando el caos según Trump, pero esta mentira sirve para Trump intervenir con más fuerza. Israel está preparando enviar armas también y asesores.
Es una situación dramática y Evo Morales está lejos de toda la lucha actual en Bolivia. Es una tragedia que Evo Morales, un moderado, no tenga capacidad de participar directamente en estas luchas actuales.

 

MAB: Pasamos a Argentina por último, estamos a 8 días de que asuma el nuevo gobierno. Por un lado esta mañana estuvo la ex presidenta Cristina Fernández declarando en una causa judicial por casi 4 horas. Denuncia un hostigamiento por parte del gobierno usando el Poder Judicial.
Y por otro lado tenemos a Alberto Fernández que te queríamos consultar el hecho de que Alberto Fernández dice no va a invitar a Nicolás Maduro, al presidente de Venezuela, para los actos de asunción, ni a los representantes de Irán.
¿Cómo analizar esta situación también? ¿Qué rumbos va marcando Argentina?

JP: Es un cambio contradictorio, una cosa positiva era la derrota de Macri, pero Fernández no representa una ruptura en ningún sentido.
Es muy posible que vaya a pactar con el Fondo Monetario (FMI), vaya a seguir pagando la deuda, renegociando algunas fechas para cumplir, yo creo que la lucha va a continuar después que Fernández y Fernández entren en el gobierno.
Cristina va a jugar por los sindicatos y Fernández por los banqueros, es una división de trabajo, pero nada positivo puede surgir como alternativa en este contexto

 

MAB: Bien, Petras, no  sé si querés agregar algún otro tema.

JP: Podríamos decir dos cosas más importantes. Primero en Chile los manifestantes están exigiendo la salida de Sebastián Piñera, quieren un cambio de régimen, cambio de estructura económica, no simplemente renegociar la Constitución. Chile arde ahora y sigue luchando, no va a dejar la lucha porque los parlamentarios, incluso el Partido Comunista buscan algunos cambios legales para aumentar su representación parlamentaria.
Segunda cosa que quiero mencionar es que aquí podríamos ver que los Estados Unidos sigue en crisis por la investigación sobre Trump y los asuntos internacionales y su colaboración con diferentes fuerzas buscando ganar ventajas electorales.
No hay muchas diferencias en ambos partidos sobre la deuda, problemas fiscales y otras medidas. Los demócratas están muy divididos entre el sector más conservador y el sector progresista. Pero hasta ahora no han hecho una división que pudiera favorecer a los progresistas porque están divididos en 3 o 4 pedazos.
Para el año próximo no sabemos quién podría ser el principal candidato demócrata para enfrentar a Trump. Y creo que Trump tiene ventajas porque tiene un partido unificado, tiene el respaldo de Wall Street o por lo menos sectores importantes, y tiene una política demagógica que  podría utilizar en cualquier momento para mostrar que tiene apoyo unificado en Estados Unidos.
Es muy peligrosa la situación a pesar de que enfrenta la posibilidad de un impeachment, pero un impeachment que no puede ser aprobado porque el Senado está en manos de los republicanos y no es favorable para los demócratas.

 

MAB: Claro, y tan rechazado que parece que estuviera Donald Trump en el mundo entero pero se corre el riesgo de que el año que viene pueda tener apoyos

JP: Sí, las elecciones próximas en 2020 van a ser muy estrechas, los demócratas van a tener mucha fuerza en California, en Nueva York y otros Estados industrializados, pero Trump va a tener más apoyo en el medio-oeste y otros sectores en el sur.
Entonces, la división geográfica indica que el voto va a ser muy como en Uruguay con una diferencia del 1 o 2 por ciento.

 

MAB: Muy bien Petras, te agradecemos mucho y la semana que viene nos reencontramos a esta misma hora.

JP: Exactamente, un abrazo para vosotros, aprovechen el sol y las playas. Chau.