“EN LA COALICIÓN NOS UNE EL COMPROMISO QUE FIRMAMOS POR EL PAÍS Y DE AHÍ NO NOS PODEMOS MOVER”
Entrevista al diputado, senador electo, Jorge Gandini (PN), 4 de diciembre de 2019

El diputado y electo senador Jorge Gandini, compartió la mañana de la 36 para hablar de la transición y de la situación política del país. También se refirió a los cambios que se vienen “con un líder (Lacalle Pou) que ha generado muchísimo simpatía con la gente y muy abierto a los medios, esta comunicación con los riesgos que esto puede generar en esta etapa, en que todavía hay muchas incertidumbres del gobierno que se va”. En otro orden habló de “lo sólido del sistema política que es capaz de digerir e incorporar al sistema, todo lo que aparece buscando un espacio para canalizar lo diferente, esta (Juan) Sartori que hoy está plenamente integrado al Partido, aparte tenemos el fenómeno de Cabildo Abierto y otras apariciones de partidos nuevos que el sistema incorporó o descartó”, lo que habla de la fortaleza institucional. Respecto a la coalición indicó que “lo que nos une es el compromiso que firmamos por el país, un compromiso escrito y de ahí no nos podemos mover”. Además destacó “que es una muy buena decisión que Álvaro Delgado sea Secretario de la Presidencia, porque conoce mucho el Parlamento, conoce mucho el sistema político, no sólo en teoría, lo conoce personalmente a muchos de sus actores, y habla mucho con los sectores del poder real de la sociedad que no están en el poder formal, habla con el movimiento sindical, habla con las cámaras empresariales, habla con las organizaciones, y eso es lo que tenemos que hacer, hablar mucho, por eso somos parlamentarios, y tener un buen nexo con el Poder Ejecutivo. Vázquez no lo tiene, es una cosa increíble, usted quiere hablar con Vázquez, no tiene con quien hablar, no tiene un operador”, dijo. Transcribimos la entrevista que puede volver a escuchar aquí: https://archive.org/details/jorgegandinipn

 

Diego Martínez: Recibimos con muchísimo gusto aquí el Senador electo, diputado Jorge Gandini, a quien le damos la bienvenida y los buenos días.

Jorge Gandini: Buenos días, un gusto estar acá con ustedes. Muchas gracias por la invitación.

 

María de los Ángeles balparda: Días agitados, ¿no?

JG: Bueno, diferente a otros, pero agitados.
Agitados emocionalmente, mucho, tuvimos una semana de festejo gitano, por una razón o por otra, festejamos cuatro veces.

 

DM: ¿Eso fue mejor o peor?

JG: No, bárbaro, estuvo fantástico.
La primera cosa es que si hubiéramos, más allá de lo institucional, más allá de lo que debió pasar -que era naturalmente reconocer el resultado que finalmente se confirmó y que todos sabíamos y que la Corte Electoral le había dicho por línea interna a Martínez, cómo era- más allá de eso, esa noche la gente tuvo un grito ahogado, una alegría contenida. Luis (Lacalle Pou) nos mandó para las casas a descansar, pero la gente se fue igual en caravana y terminó en la rambla con los muchachos. Pero el jueves cuando los votos contados ya hacían irreversible el resultado, se empezó a festejar a la 1 de la tarde, en la Ciudad Vieja y en el Centro, y a las 2 de la tarde en la rambla, cayó Luis, hizo 5 horas de selfies, increíble la energía para eso que hizo por sorpresa y disfrutó mucho, muy cerca de la gente, 5 horas de selfies.
Una hija mía me decía, papá, debe haber un accidente en la rambla, porque estamos viniendo desde Punta Carretas, y vamos a paso de persona. No era ningún accidente, y me llamó a las 12 de la noche, era que la gente festejaba, y al otro día viernes se suspendió el acto por la lluvia y la gente festejó igual.
El sábado fue un acto brutal, maravilloso, que además está repleto de energías y de alegrías compartidas, lo que genera eso, emociones muy fuertes, a flor de piel, mucho entusiasmo en la gente, y mucha paz, mucha tolerancia, acá nadie festeja porque el Frente perdió, festejan porque viene un cambio, y hay un líder que la verdad ha generado un vínculo con la gente muy estrecho, muy cercano, de mucha empatía, y que además está muy abierto. Así como mete 5 horas de selfies, anda en tour de medios de comunicación, y no dice ‘no me preguntes, no quiero hablar de esto’, está abierto, y lo que no puede responder dice, eso no se lo voy a responder, punto.
Pero está en comunicación, con los riesgos que eso puede generar en esta etapa donde todavía hay muchas incertidumbres de un gobierno que está al mando, así que tenemos bastante trabajo tras bambalinas. Y también el agradecimiento a mucha gente.
Después se hacen reuniones, terminamos la vida para ganar, y ahora estamos en la movida para agradecer, porque además se nos termina el año, así que siempre hay algo para hacer, el partido además empieza las convenciones departamentales para elegir sus intendentes.

 

MAB: ¿Cuándo es eso?

JG: Hay un plazo constitucional que vence el 9 de febrero.
El 9 de febrero todos los partidos políticos tienen que tener realizadas sus convenciones o sus órganos deliberativos departamentales para elegir su o sus candidatos a intendente con presencia de la Corte Electoral. Para el 9 de febrero falta mucho, pero está enero en el medio, y está Navidad, Fin de año… O sea que hay un plazo útil como hasta el 20 de diciembre y después unos días ahi al final de enero, así que todo el partido en todo el país, hay 3 convenciones que ya resolvieron, las otras empiezan a pensar o empiezan a organizarse, ya el próximo fin de semana hay varias, tenemos también que acompañar alguna de ellas, yo integro el Directorio del partido y en esa función estaremos por allí.

 

DM: Gandini, empezamos por el final que era lo reciente, pero para hacer un poco de repaso de este tiempo, recuerdo haberlo tenido aquí en el estudio hablando sobre lo enrarecida que había arrancado la campaña con la aparición de Juan Sartori.

JG: Ya es historia antigua.

 

DM: Exacto.
Pero después hubo una campaña que pasaron muchas cosas, ¿cómo la vivió usted?

JG: Te das cuenta, cuando uno mira un poquito a la distancia, lo sólido que es el sistema político uruguayo. Cómo es capaz de digerir rápidamente e incorporar al sistema, a las reglas de juego, a la institucionalidad a todo lo que aparece buscando un espacio para canalizar lo diferente. Yo te diría que al lado de Sartori, que hoy está plenamente integrado al partido, integrado ya en lo conceptual, él forma parte de la unidad partidaria, mira el futuro, pero aparte de él tenemos todo el fenómeno de Cabildo Abierto, que ha sido todo una novedad en sí misma más el resultado electoral, pero también tenemos otras apariciones de partidos nuevos, y de candidatos que o el sistema los aceptó y los incorporó, o el sistema lo descartó.
Ya hay gente de la que estábamos hablando sobre la mesa, de las que no hablaremos más, es decir, el sistema es muy sólido, y hoy todo está dentro del sistema, gente de distintas corrientes políticas e ideológicas forman parte de un sistema y estamos trabajando en él, no quedó nada afuera. Y eso a mí me parece muy importante, más allá de la representación parlamentaria, la fortaleza que hay institucional en el país.

 

DM: Pero después cómo vivió la campaña electoral también con dos debates entre Lacalle Pou y Daniel Martínez, en relación a otras experiencias, a otras campañas electorales, ¿hay alguna distinción que se pueda hacer de cómo fue esta campaña electoral?

JG: Pero es que fue muy diferente porque no fue una campaña, no sé, bipolar, el país fue cambiando, del bipartidismo histórico que llegó hasta los ‘70, a un tripartidismo que fue creciendo hasta tener un empate allá en el ‘94 donde entre los 3 partidos, la diferencia entre el primero y el tercero fue de 40 mil votos, la que hubo prácticamente ahora en el balotaje fue cuando no había régimen de candidato único, ni segunda vuelta, fue entre el primero, el segundo y el tercero, hubo 40 mil votos.
Y luego ese tripartidismo fue dando paso a una consolidación del Frente Amplio como una fuerza política y con el régimen nuevo y el balotaje fue generando otros agrupamientos que se consolida ahora, que es por primera vez un sistema que teniendo de un lado varios partido políticos que la gente además legitimó, la gente, como dice Lacalle Pou, dio un mensaje de querer un cambio pero plural. A nadie le dio mucho para que no se la crea, no quiero que el Frente Amplio siga en el gobierno, pero tampoco quiero a alguien que haga exactamente lo mismo, así que a repartir. Y ahí creo que lo otro bien diferente es que apareció un liderazgo que tuvo la inteligencia de tomar distancia de su partido para ser líder de ese cambio representando un abanico bastante más amplio, y por lo tanto le exigió respeto, le exigió no caer en la tentación de lo que los blancos le pedimos a nuestros candidatos, más banderas blancas y celestes, un discurso que no se olvide de las raíces, y fue un discurso mucho más abierto, inclusivo, pensando. Por eso Lacalle Pou nos fue sorprendiendo a muchos de los que no estábamos al lado de él, como yo, participé del otro lado, soy de la otra pata del partido, y por lo tanto, a lo mejor alguno que estaba muy cerca lo sabía, pero, nos fuimos dando cuenta que había un plan que tenía bastante tiempo y que fue muy prolijamente ejecutado, etapa por etapa. Cada uno de los mensajes que iba dando, los posicionamiento que en cada etapa iba tomando en la interna, en la nacional, en la segunda vuelta, estaba, tenía continuidad, fue pensado desde el origen, y cuando nos presentó, lo que nos une, no lo entendimos, qué es lo que nos une, otra vez con la positiva. Y sin embargo lo que nos une empezó a tomar forma cuando fue subiendo a los estrados con los programas de todos y mostrando las coincidencias, y poniendo énfasis en eso.

 

MAB: Hubo un acto incluso, creo que fue en Las Piedras que dijo de las banderas, dijo hay banderas de todos, mejor.

JG: Eso fue hasta una, nosotros le decíamos, che, hay que hacer, a él no, pero a los equipos, hay que hacer una bandera de la coalición, no sé en esta etapa tenemos que identificarnos con algo. No, no, banderas uruguayas y que cada uno venga con la suya, no hay que perder la identidad, ni generar ideas o imágenes de que estamos juntos porque somos lo mismo, cada uno es lo que es, los de Cabildo Abierto que vengan con la suya y se sientan bajo esas banderas, los colorados con las suyas, nosotros con las nuestras, y lo que nos une es el compromiso que firmamos por el país, que es un programa de gobierno escrito y es el que nos une, de ahí no nos podemos mover, eso está firmado.
Pero eso estaba todo pensado, y para que esas cosas sucedan hay que trabajar mucho, y hay que trabajar mucho no sólo políticamente, no sólo intelectualmente, hay que trabajar mucho humanamente, las personas se acercan porque tienen diálogo, porque hablan, porque no se ofenden, porque se piden disculpas, porque se consultan, y todo eso fue pasando,  cuando llegó el momento, había un camino natural. O sea, el Partido Nacional tuvo estrategias que contrastaba radicalmente contra las faltas de definiciones de Daniel Martínez y su equipo, que fue variando, cambiando, cambiando el tono, cambiando el discurso, y del mano arriba y el termo y el mate, pasamos a un discurso más agresivo, descalificante, temeroso para los ciudadanos, generando miedo, y muchas mentiras, y eso no resiste. Al final nos enfrentamos a la mayor fortaleza que tiene el Frente Amplio, que es su militancia, en realidad la verdad que la militancia fue muy efectiva, hay que ser muy respetuoso de lo que pudo hacer la gente del Frente que salió a hacer un trabajo que no siempre nos gustó, porque mucho en el mano a mano, en el cuerpo a cuerpo, en el vecino a vecino, en el compañero de trabajo, se dijeron muchas cosas que no son ciertas.

 

MAB: Los ayudó lo de Manini, el Centro Militar y todo eso, ¿ayudó a generar miedo?

JG: Yo creo que el Frente hizo un discurso en todo el tirón final combinando el miedo y la mentira. Genero mentira para que te generen miedo, eso fue un paraguas, creo que nosotros de alguna manera ayudamos a ese relato cuando anunciamos la ley de urgencia sin ser claros con el contenido, porque no era claro porque no podía serlo el contenido de la ley de urgencia era -y va a ser- lo más urgente de ese compromiso por el país, pero al no darle ese contenido, permitimos que se alimentara el relato, ven, ahí está, no dicen que ahí está oculto el eje del mal.
Y después -y esto fue lo más eficaz- permitió que muchísima gente en el mano a mano le pusiera contenido a medida. Entonces se te arrimaban en el trabajo y te decían, concreto, ‘ay Gandini, no, esta vez no los voy a votar porque llevé a mamá al hospital de ojos y me dijeron que si no la opero ahora, cuando vengan los blancos van a cerrar el hospital, y van a echar a todos los cubanos’. Y bueno ta, podía ser creíble, pero no es así, ‘pero a mí me lo dijeron’, decían. O ‘esta vez no te puedo votar porque sabés que mi hija es fletera de Antel y de eso vivimos todos y en Antel le dijeron que van a echar a todos los frenteamplistas’, o que van a suspender el Plan Ceibal, le sacan las ceibalitas a los niños, o, mirá vos tenés 59, te ibas a jubilar, pero mirá que los blancos ahora vienen y cambian la edad de jubilación, vas a tener que trabajar varios años más, o te sacan las horas extras, o se terminaron las encargaturas, o van a derogar el Fonasa, o mirá que se acaban los subsidios para los cooperativas de vivienda, o mirá que van a derogar el plan Juntos, y cuando derogan el plan Juntos, tu cooperativa no sale, tu complejo no sale.
Es decir -más allá de las cosas más grandes, tipo consejos de salarios, no van a subir, no van a subir las jubilaciones-, había una cosa hecha a medida y muy eficaz, cuánto incidió cada cosa, cuánto incidieron los que vinieron del exterior, cuánto incidieron los que nos votaron en la primera vuelta y creyeron que ya estaba todo jugado y no fueron a votar a la segunda, no se tomaron el ómnibus a Tacuarembó, cuánto incidió el video de Manini, o alguna otra cosa que se dijo, no sé. Pero todo hizo un poquito.
Y creo que la militancia del Frente ahí, con su mística, con su buena organización, jugó un papel, lo que no vimos fue el entusiasmo, ni vimos a la gente jugada u orgullosa del Frente. A mí me costaba entrar a la feria de La Teja, y entraba sin problemas, nadie me decía nada; o a la feria de Veracierto, o a la de Flor de Maroñas, o a la de Euskalerría, miraba a los edificios de Euskalerría que eran una mancha de tres colores habitualmente, ahora había una bandera, dos banderas, el resto no estaban, ¿quiere decir que no eran frenteamplistas? No, quiere decir que no querían poner la bandera, entonces ahí el Frente llegó con problemas. Pero tuvo resiliencia, capacidad de resistir y de movilizar.
No sé si fue el liderazgo de Daniel Martínez o fue el susto que despertó al mamado, no sé, pero el Frente reaccionó.
Ahora, del otro lado, Luis fue capaz de liderar una coalición compleja, de un amplio abanico, y muy prolijamente, y eso después se vio en el día después y lo que está pasando en estas horas.

 

MAB: Lo que más estamos escuchando es a nivel de Poder Ejecutivo, todo el asunto de quién va a ser el ministro, pero Lucía Topolansky dice ‘yo que Larrañaga, agarraba el Ministerio de Ganadería’, así como si fuera algo en el barrio y lo dice la vicepresidenta.

JG: Sí, yo podría decir, que Topolansky, agarraba para las casas, pero cada uno sabe.

 

MAB: Claro, es muy delicado eso.
Pero está al nivel del Poder Ejecutivo, está el Poder Legislativo también, que también se ha hablado de que son Cámaras distintas a las que hemos tenido en legislaturas anteriores, con mucha gente nueva, con sectores nuevos también en el Parlamento, ¿cómo lo ve venir? porque además Gandini hace muchos años que está en el Poder Legislativo.

JG: Ayer se produjo también -un día después de la reunión entre (Tabaré) Vázquez y Lacalle Pou- se produjo la primera reunión de transición entre Lucía Topolansky y Beatriz Argimón, y algunas cosas ya se empiezan a trabajar. Pero obviamente este es un Parlamento diferente, siempre hay mucha gente nueva, la Cámara de Diputados se renueva en el entorno del 60, 70%. O sea, de los 99 diputados hay 60, 70 que son nuevos, no necesariamente totalmente nuevos, pero no estaban, no eran Diputados en la legislatura anterior, capaz que eran Intendentes, capaz que fueron Diputados otra vez, pero mucha gente empieza.
El Senado no es tan nuevo, el Frente Amplio tiene un Senado veterano, veterano de guerra digamos, más allá de la edad, hay 10 de los 13 senadores del Frente que fueron parlamentarios varios de ellos e integraron el gobierno, (Danilo) Astori, (Mario) Bergara fue Ministro de Economía, Presidente del Banco Central, (Enrique) Rubio fue senador, estuvo en la OPP; (José) Mujica, Topolansky, (Eduardo) Bonomi, Charles Carrera, (Daniel) Olesker fue ministro, Carolina Cosse fue presidenta de Antel, fue ministra, (Óscar) Andrade, me voy a olvidar de alguno, ya ahí le nombré una cantidad de parlamentarios, senadores del Frente con mucha experiencia y que no son nuevos. Pero lo que es nuevo es que hay más partidos, algún partido más, ya tenemos los 5 partidos que forman la coalición, más el Frente Amplio 6, más el Peri 7.
Lamentablemente no tenemos a Unidad Popular, que yo creo que se había ganado un lugar en el espectro político parlamentario, que hizo un gran trabajo, la verdad que una banca unipersonal que estaba en todos lados, y que siempre fue muy institucional, más allá de lo que votara, más allá de las discrepancias que podía tener a veces con todo el resto del sistema, más allá que votara muchas veces como votábamos nosotros, en contra, pero por otras razones, logró hacerse un lugar y hacerse respetar. Y yo creo que era una voz de un sector de la población que no es muy grande, pero que tiene opiniones muy sólidas y muy propias y que tenía donde hacerse oír. Yo lamenté mucho. Y, lo lamento además por el Diputado (Eduardo) Rubio con el que construí una excelente relación personal, que no vaya a estar en este período.
Pero más allá de que Unidad Popular no esté, ahora vamos a estar con legitimación parlamentaria siete partidos.
Cuando el Presidente de la Cámara de Diputados cite a la coordinación va a tener que poner bastante más sillas en la Presidencia porque son bastante más los coordinadores que en las reuniones habituales van a tener que sentarse allí.
Pero eso no le quita el rol típico del Parlamento, que hemos olvidado con el Frente Amplio, en esas reuniones de coordinación para hacerlo gráfico, el Frente Amplio venía y decía, nosotros vamos a proponer hoy tal tema, y ya está, los demás teníamos que acomodarnos, nos decían nosotros vamos a poner tal tema, nos traía los 50 votos, y si les decíamos no estamos de acuerdo, bueno, era un trámite más, pero iba a pasar.
O nosotros hemos llegado a un acuerdo con tal proyecto y lo vamos a votar la semana que viene en comisión, o sea que si el Frente llegó al acuerdo, ya está.

 

MAB: ¿Ahora no va a ser así?

JG: Podría ser así, podríamos tener un paralelo de los 5 partidos que estamos en la coalición y decir en la coordinación, miren nosotros llegamos a este acuerdo y lo comunicamos, y los demás aguántense, como hacíamos nosotros, vamos a intentar que no sea así, sabemos que hay temas en los que estamos re contra lejos, pero vamos a tratar de buscar sumar, porque la guía es lo que dijo Luis Lacalle varias veces: no es sacar una mitad para poner otra, es tratar de juntar esas dos mitades, por lo menos en todo lo que se pueda, mirar las grietas en otros países, las distancias que hay donde un legislador, un diputado, un político de un grupo no se sienta con el del otro, no va ni a un programa de radio, no es la esencia de este país. Por lo tanto hay que construir puentes y tratar de hacer cosas que se supone estamos todos de acuerdo. Así que nosotros tenemos que aprender a ser gobierno y el Frente Amplio tiene que aprender a ser oposición, tiene que ser buen perdedor.

 

MAB: Lucía Topolansky dijo que fue muy poco el tiempo que estuvieron en el gobierno, que fueron sólo 15 años que eso es un suspiro en la historia, y por lo tanto

JG: Chávez lleva más tiempo, sí, yo qué sé, hay dictaduras largas, pero 15 años ganando con mayorías absolutas, es tiempo suficiente, 10 de los cuales además, fueron de muy buenas condiciones internacionales, que generaron oportunidades económicas en el país para el desarrollo, lo que pasó es que después de 15 años no lograron construir un modelo económico y social de desarrollo alternativo al que toda la vida criticaron y que fuera sustentable. No es sustentable, se cayó el precio de las comodities, y nos quedó un estado de gasto por allá arriba, y una imposibilidad de financiarlo sin meterle la mano en el bolsillo a la gente, no es sustentable ese modelo, no generó desarrollo, no generó independencia, no generó autonomía, generó unas reglas de juego que hoy el capitalismo se metió por todos los costados y es lo que nosotros tendremos que administrar, grandes empresas, grandes multinacionales, tomadores de decisiones de otros lados. Eso no lo dejó el Frente, no lo hizo la dictadura, ni vino del capitalismo, bueno ahora con esas realidades tendremos que trabajar, no aprovecharon los tiempos para construir un modelo de desarrollo económico y social sustentable en el tiempo más allá de las coyunturas favorables.

 

MAB: Gandini, ¿van a funcionar como bancada la coalición?

JG: Yo no lo sé todavía a eso, sí va a haber coordinaciones naturales, pero el trabajo parlamentario va a ser más importante que otras veces, va a mandar, por ponerlo con un ejemplo gráfico, va a mandar el Poder Ejecutivo la ley de urgencia, que la habremos visto antes, pero seguramente el Parlamento le va a introducir cambios, y eso implica una tarea importante, por eso va a ser importante el papel de los liderazgos parlamentarios, que siempre los hay, que tienen que ser naturales de las funciones formales de coordinación, pero también el nexo.
Yo creo que es una muy buena decisión que Álvaro Delgado sea Secretario de la Presidencia, porque conoce mucho el Parlamento, conoce mucho el sistema político, no sólo en teoría, lo conoce personalmente a muchos de sus actores, y habla mucho con los sectores del poder real de la sociedad que no están en el poder formal, habla con el movimiento sindical, habla con las cámaras empresariales, habla con las organizaciones, y eso es lo que tenemos que hacer, hablar mucho, por eso somos parlamentarios, y tener un buen nexo con el Poder Ejecutivo, Vázquez no lo tiene, es una cosa increíble, usted quiere hablar con Vázquez, no tiene con quien hablar, no tiene un operador.


MAB: ¿Eso es problema de Vázquez?

JG: No, es problema de este Vázquez, el primer Vázquez tuvo un buen operador que fue Gonzalo Fernández, usted hablaba con Gonzalo Fernández y hablaba con Vázquez, y Gonzalo Fernández estaba en contacto con el sistema político, con todo lo que se lo pueda criticar. (Diego) Cánepa fue un buen operador parlamentario del presidente Mujica, porque estaba en contacto con nosotros, él nos decía, che, tenemos que cambiar esto, no puede ser, bueno pregúntenle a Cánepa, entonces Cánepa iba a hablar con Mujica, y Mujica después nos decía.

 

MAB: ¿Y los de ahora no?

JG: Y ahora no hay nadie.
No tienen ese perfil, no han tomado esa función, el presidente está muy lejos, está muy ausente, que va a hacer unas cosas que ustedes lo van a ver, lo están viendo, va a ser un rasgo distintivo de este gobierno. Lacalle Pou va a ser un presidente muy presente, va a estar arriba de los temas, va a estar arriba de sus legisladores, va a ser él muy exigente con él mismo, lo que le da autoridad para ser muy exigente con los demás, en sus conductas, en su capacidad de trabajo, y va a estar arriba, va a estar presente, entonces creo que eso va a cambiar, asume riesgos, un presidente que no está, comete menos errores, un presidente que está arriba de las cosas, se puede equivocar.

 

MAB: Son riesgos distintos.

JG: Peor los líderes tienen que hacer eso, y yo lo veo a Luis Lacalle Pou con esa predisposición y con las energías necesarias para poder gobernar.

 

DM: Bueno, se empieza a conformar el gobierno y algo que tiene riesgo siempre, a quién se pone en los cargos de decisión ejecutiva, por lo general cuando es un gobierno nuevo además se busca gente que haya estado con lugares también de decisión a nivel parlamentario, que haya ocupado lugares de definición en las Comisiones. Y bueno, esto hace que, por más que sea un gobierno de coalición, varios ex legisladores del Partido Nacional probablemente ocupen cargos a nivel ejecutivo tanto en los Ministerios como en las empresas.
¿Cómo se hace para que no quede desbalanceado también el peso político en el Parlamento, en la Cámara de Senadores donde varios ex senadores, incluso algunos que lograron la reelección de su banca van a ocupar cargos en el ejecutivo o en las empresas? ¿Y cómo se hace para que esa succión que hace Senadores de Diputados tampoco pierda en Diputados gente con peso, con valor para resolver cosas?

JG: A ver, hay que tomar decisiones, la base de esto es que la coalición arranca con 56 diputados, tiene mayorías absolutas, no tiene 3/5 ni tiene 2/3, o sea, no tiene mayorías especiales. Y con 18 senadores, contando a la Vicepresidencia, de los 31, por lo tanto también mayorías absolutas.
El Ejecutivo se va a formar con personas que tengan, en la Constitución dice "respaldo político". Obviamente que lo van a tener, preferiblemente con peso político. Es decir, tienen que ser, algunos de ellos al menos, referentes.
Esto asegura que las decisiones que se tomen a nivel de gabinete están firmadas, refrendadas por algunos de los que luego, en el Parlamento, tienen sus legisladores que los apoyan, eso le da un poco más de estabilidad a ese  gabinete y un respaldo más natural. Y además una línea directa, supónganse, hay que firmar una cosa, un líder, no sé, póngale Talvi, supóngase que es ministro, bueno, él puede consultar a sus legisladores, previo si tiene alguna duda, y eso garantiza que cuando puso su firma llega al Parlamento y tiene un conocimiento y un respaldo.
No todos serán esos líderes.
El Parlamento, obviamente, sobre todo el Senado va a tener la ausencia de algunos líderes sectoriales que estaban siempre allí sentados cuando el Partido estaba en la oposición, allí uno podía ver los líderes sectoriales. Estaban Lacalle, Javier García, Álvaro Delgado, Heber, Larrañaga, etc.
Otros van a estar y algunos serán sustituidos por sus suplentes que algunos de ellos también tienen mucho peso político.
No será lo mismo, pero bueno, hay que ocupar todos los estamentos del gobierno para poderlo hacer funcionar adecuadamente ¿no?

 

MAB: Hay  oyentes que están preguntando cosas, Héctor del Buceo dice, "Buen día, ¿si el Partido Nacional integra los directorios de casi todos los organismos públicos, por lo tanto ya sabe desde adentro día a día de su situación general, por qué hacer tanto hincapié en las auditorías? ¿No es hacerse publicidad de justicieros?" y agradece.
Y José de Paso Carrasco pregunta si se podrá presentar de nuevo el proyecto para el Plan Nacional de Vivienda que presentó Rubio o algo similar

JG: A ver, la primera pregunta, capaz que hay algún error de concepto. Primero, buena parte del Estado es el Poder Ejecutivo que no integramos. En ningún Ministerio hay ni ministro, ni subsecretario, ni director general, ni  director de nada, ni de Meteorología que sea de la oposición. Y ahí hay una buena parte del gobierno, lugar que hay que hacer auditorías.
Luego, muchos organismos del Estado que por más que tengan directorios pluripersonales, no estamos. A ver, hoy, estamos discutiendo, el INEED (Instituto Nacional de Evaluación Educativa), acaba de renunciar uno de sus miembros por ocultación de información y todo lo demás, su tercera directora ejecutiva. Tercera, ahí no estamos en el INEED.
En el CODICEN, no estamos  en el CODICEN. En los Consejos Desconcentrados, no estamos. O sea que en toda la educación nosotros estamos afuera.
Afuera del Ministerio de Educación y Cultura, afuera de todo lo que es la ANEP; afuera del INEED, afuera de la UTEC, ahí no estamos. Estamos afuera de ASSE, mire qué organismos le estoy diciendo, no tenemos ni datos en el Ministerio ni ASSE.
Hay otros organismos en que sí estamos, algunos incluso lo que pasó fue que su representante renunció para, por ejemplo, dedicarse a la actividad política cosa que tiene que hacer un año antes y Tabaré Vázquez tomó la decisión de no sustituir a los que están.
Si usted mira el INISA, es un organismo de 3 miembros pero tiene 2, renunció Álvaro Viviano en su momento y quedó con 2. Pero esto pasó en muchos otros organismos, hubo una decisión expresa de no poner a nadie más y no necesariamente para ahorrar. O sea que hay muchos lugares donde la información no la tenemos.
Pero además  hay muchos otros lugares que son de una administración diferente a la que el Parlamento, el brazo del Parlamento no llega, no alcanza y que son muy importantes. Hay persona de derecho público no estatal, pero hay sociedades anónimas propiedad del Estado que nos han quedado muy lejos. ¿Qué sabemos nosotros de ALUR o qué sabemos nosotros de la Corporación Vial del Uruguay, que depende de la Corporación Nacional para el Desarrollo, que depende...?
Es decir, tenemos poca información. Y muchas otras cosas que realmente necesitamos conocer.
Esas organizaciones a veces son deficitarias y le provocan al organismo déficit, y ese déficit repercute en el déficit público.
Las auditorías son saludables, creo que siempre lo son, pero además después de 15 años de gobierno del Frente Amplio con mayorías absolutas, es razonable, nadie se puede enojar, pero deberían entender que queremos asumir con beneficio de inventario, saber dónde estamos parados, no es para matar a nadie.
Hay organismos que nos despiertan sospechas, por algo quisimos hacer comisiones investigadoras y algunas de ellas no se pudieron concretar ¿no?

 

DM: Sin hacer pronósticos, porque no es la idea, pero de acuerdo a esas evaluaciones previas que se hacen, el recorrido a nivel parlamentario con las comisiones investigadoras y todo, ¿piensan que alguna de estas auditorías generen resultados desde el punto de vista judicial? Digo pensando en que hubo varios procesos que se dieron, el de ASSE fue uno muy importante

JG: Y bueno, yo qué sé, hay cosas que a nosotros nos despertaron muchas dudas, algunos procesos vinculados a negocios con Venezuela, cuestiones vinculadas al FONDES, hay cuestiones que hay que ver qué tan apegadas a la formalidad estuvieron en el INEFOB. Me parece que hay que hacer investigaciones a fondo en la gestión descentralizada de ASSE del Ministerio de Educación y Cultura. Pero unas serán auditorías que esas tienen un valor básicamente contable, pero también podrá haber comisiones investigadoras, no está ni decidido hacerlas ni no hacerlas.
Yo hay algo que quiero dejar bien claro, los parlamentarios  tenemos 3 funciones, la primera, el Parlamento nació para controlar al rey. Los sistema luego se fueron cambiando, no hay rey pero una de las funciones principales del Parlamento es controlar al Poder Ejecutivo. Es ese equilibro que un poder del Estado representativo y electo, controla al otro.
Y esto no tiene nada  que ver con gobierno, mi función es también controlar al gobierno de mi partido, y esa es una función natural.
Luego tengo la función de legislar, y la tercera es la función de representar, yo tengo que representar a los que me votaron y por lo tanto, pie a tierra, tengo que tratar de escuchar lo que dice la gente, lo que piensa la gente, lo que opina la gente y lo que me propone la gente. Representar, legislar y controlar. Y esa función de controlar la vamos a hacer, a este gobierno que viene que es el mío y al anterior, Luis ha sido claro en ese sentido, porque eso es lo que nos da garantía de que no haya desvíos.
Mire, todos somos honrados hasta que no nos ponen la tentación adelante. El día que nos la ponen adelante y decimos que no, ese día lo comprobamos.
Pero en la gárgara de que todos somos honrados pero si podemos pasamos al estadio sin  pagar, está bárbaro, entrar al estadio no es corrupción. Bueno, es la que te queda a mano, es la que podés hacer, para otros es otra.
Entonces, hacer las cosas bien es muy importante.
¿Y el límite dónde está? Está en no empezar, en no pasar determinadas barreras

 

MAB: "El poder corrompe" no es cierto en todo caso

JG: Así que, que mis compañeros sepan que nosotros no somos cómplices de nada, somos controladores del compromiso que tenemos y que la gente nos dio. Y los blancos que estaban el otro día en el Kibón lo que esperan es que este sea un gobierno que haga las cosas bien, y por lo tanto nuestra gente tiene que hacer las cosas bien.
Y la tentación que es connatural al ser humano, tiene que estar limitada por el control. Pero no sólo hablo de corrupción, tenemos que gobernar bien, esto quiere decir, no cometer errores, hacer las cosas correctas, tomar decisiones bien tomadas y después hacernos cargo.
Entonces, todo eso requiere, el otro día Luis fue muy claro, por suerte a mí me dejó muy pero muy contento escuchárselo en el Directorio del Partido en la reunión privada que tuvimos donde no voy a contar las cosas que dijo pero dijo una que ya había dicho públicamente. En un partido moderno, el partido tiene que funcionar paralelo al gobierno, tiene que haber partido. Y yo creo que el próximo Directorio sea un Directorio fuerte, que controle al gobierno y que le dé vida al partido, que no se trague el gobierno al partido, que no se lleve sus mejores cuadros y lo vaciamos. ¡Tiene que haber partido!!

 

MAB: Que ha pasado, ha pasado muchas veces...

JG: Ha pasado, es que es lo natural, porque le vas extrayendo los mejores valores y aunque no quiera lo dejás. Y no le vas a pedir a un ministro que al mismo tiempo ande recorriendo los barrios juntándose con su gente, lo puede hacer en la décima parte de lo que lo hacía.
Ahora, tiene que haber otro partido que funcione igual, eso es muy importante y los blancos nos van a exigir eso. Y nosotros tenemos que ser custodios de esas cosas.
¿Puede ser más complicado? Puede ser. ¿Que sabemos que vamos a tener al Frente Amplio del otro lado buscándonos siempre la quinta pata al gato y complicándola? Y va a ser así, es connatural. Si usted mira un videíto o dos con 4 reflexiones que hizo Olesker en estos días, y bueno, ya avisa por dónde vienen.
¿Y me va a asombrar? Cómo me va a asombrar, si eso fue el Frente Amplio de toda la vida, yo sé, es un dato de la realidad.
Ahora, eso no me puede impedir que hagamos la tarea que tenemos que hacer. Entonces, tenemos que ser exigentes con nosotros mismos para hacer las cosas bien, ese es un norte que no podemos dejar de tener siempre presente

 

DM: Hay otra pregunta ahí que no queríamos dejarla pasar que era si  puede darse el impulso nuevamente del Plan Nacional de Vivienda Popular

JG: Bueno, el Plan de Vivienda lo votamos a favor en Diputados y lo votamos a favor en el Senado. Tiene dificultades prácticas pero tiene algunas virtudes muy importantes y nosotros no podemos olvidarnos  que ese plan de vivienda popular, ¿cómo se llamaba? ¿Quiero mi casa?

 

DM: Hay una organización social "Quiero Comprar Mi Casa" que lo respaldaba

JG: En esas organizaciones a nivel departamental estaba vinculados todos nuestros dirigentes del Partido. Es decir, había sociedad civil organizada y no organizada que encontró en esta propuesta un camino y lo defendieron, y no era esta una propuesta de Rubio o de la Unidad Popular o de la organización que hablábamos recién, se fue transformando en una propuesta bastante más amplia, bastante más sentida.
Así que yo creo que es un tema que tenemos que mirar, yo como legislador no sólo la voté y la defendí, tengo muchos compañeros que la han defendido en sus departamentos, y a mí me parece que no es un tema para despreciar, podrá tener obstáculos económicos, pero bueno, hay que buscarle la vuelta, los tiempos, las etapas, nada de esto empieza un día y enseguida hay que tener todo, pero a mí me gusta. Me gustó el proyecto, tiene base popular y social y el Partido debería mirarlo con atención

 

MAB: Bueno, se vienen las Municipales ¿no? Hoy leíamos, dice, "bueno, se rompió el mito, no es que el que gana Canelones, gana el país"

JG: Está bueno eso

 

MAB: ¿Cómo es eso ahora? Sí, es cierto. ¿Cómo están los departamentos? En Canelones particularmente uno no ve que haya una cuestión de líderes de los distintos partidos, se ve un intendente que fue el jefe de campaña en el último mes de Martínez, que quiere ser presidente, ya se ha dicho, que va por la reelección. ¿Cómo viene la situación en las Municipales? Me imagino que es muy despareja, según qué departamento

JG: Sí, yo les decía que en muchos departamentos está la cosa definida, el Partido tiene sus candidatos ya instalados desde hace mucho tiempo, hicieron campaña durante toda la Interna y la campaña nacional. Recuerde que en las elecciones Internas se vota una hoja nacional y una departamental, y en el departamental surgen los convencionales departamentales que son los que después eligen al intendente. Por lo tanto es natural que en las elecciones Internas también haya un posicionamiento  de algunas figuras pensando en la última de las elecciones que es la departamental al otro año.
Y entonces en el interior más o menos están las cosas encaminadas. Esto es más difícil en Montevideo y Canelones, pero bueno, los plazos son los mismos. Y hay plazo político y hay un plazo real, es muy difícil instalar un candidato en el verano y es muy difícil tomar estas decisiones entre el 20 de diciembre y el 20 de enero. Pero el 9 de febrero tiene que estar, este año es esa fecha, porque son 90 días antes de las elecciones que van a ser el 10 de mayo, tienen que estar decididos los candidatos.
Así que bueno, supongo que en algún momento nos convocarán en el Partido, quienes son mano para ello, quienes han ganado las elecciones Internas en Montevideo, para empezar a conversar sobre el asunto. Nosotros como grupo político, yo formo parte del grupo "Por la Patria" en acuerdo con "Alianza Nacional", sacamos nuestros convencionales y acompañaremos lo que el Partido resuelva sacando nuestras listas a ediles eventualmente en algún Municipio, algún candidato a concejal

 

DM: Es inviable la concertación ¿no?

JG: Como tal, sí porque no se formó, en las Municipales o Departamentales no hay ballotage, por lo tanto la ingeniería tiene que ser diferente si uno quiere juntarse.
¿Cómo la hicimos? Bueno, creamos un partido, acá enfrente yo, en 18 de Julio y Ejido, junté muchísimas de las firmas que presentamos para crear un partido nuevo, el Partido de la Concertación. Eso fue en las otras elecciones.
Creamos un partido, ese partido en su génesis tuvo varios partidos adentro, por lo menos el Partido Nacional y el Partido Colorado, se presentó a las elecciones Internas, sacó los votos necesarios, formó sus autoridades, y con ese partido y detrás de ese lema, participamos en las elecciones de Montevideo, Departamentales y Municipales.
Ese partido no funcionó durante los 5 años como tal, no tuvo vida propia, su propia bancada de 13 ediles no funcionó como tal, los blancos que resultaron electos por el Partido de la Concertación se transformaron en bancada blanca, los de Novick en bancada de Novick, otros colorados volvieron al Partido Colorado y su directiva no funcionó como tal. Hasta que en un momento hubo que tomar una decisión, a mi juicio se esperó mucho para tomarla, demasiado tiempo, se tomó muy cerca de las elecciones, se decidió ir por la Concertación, pero no clasificó a la segunda vuelta, no llegó a los 500 votos o sea que ni siquiera los que estaban en las listas lo votaron.
No llegó a los 500 votos porque no tenía carne dura, porque no se había trabajado antes, porque era muy de impulso de último momento y no logró. Por lo tanto hoy, para ir juntos, no tenemos un partido del cual seamos parte

 

DM: Habría que usar un lema y apoyarlo

JG: Hay que usar un lema. Eso requiere algunas decisiones.
La primera ya no es, nos metemos en un partido del que formamos parte de sus autoridades, de su carta de principios, de su carta orgánica, etc. Nos metemos en un partido que tiene su nombre, su historia, sus propias autoridades, sus reglas de juego. Ese partido nos tiene que abrir las puertas y todos tienen que meterse ahí.
Bueno, eso puede pasar, requiere un trabajo rápido ¿no? porque estamos hablando de los tiempos que se vienen.
Ese formato podría darse, eso requiere una decisión política fuerte a lo mejor de los mismos líderes que hoy están en la concertación y trabajar ahí adentro. Yo creo que es el camino que queda.
De lo contrario hay que recorrer el camino para el que nacimos, los blancos presentaremos uno, dos o tres candidatos blancos y saldremos a hacer fuerza en Montevideo y presentaremos nuestros candidatos.

 

MAB: Muy obvia la respuesta pero Gandini en eso no va a ser protagonista, va a estar metido en el Parlamento.

JG: Primera cosa, por el lado formal, si se elige un lema para hacer eso que no es el Partido Nacional, no sólo no voy a estar, no puedo estar, porque no me reservé. Digamos, quien participó en la elección Interna en  un lema, dice la Constitución, en cualquier candidato último suplente de la lista menos votada, da lo mismo, esa persona no puede participar en el mismo ciclo electoral ni en las Nacionales ni en las Departamentales o Municipales siguientes en otro lema, para eso había que reservarse, o sea que yo no podría ser ni candidato a edil. Y lo mismo le va a pasar a otros, todos los que salieron electos.
Bueno, no todos, porque yo pude no haber sido candidato en la Interna, haber resultado electo senador por mi Partido Nacional y ser candidato a edil por el Partido Independiente, eso sí, porque me reservé y no fui candidato en la Interna que es la que me inhibe.
Habrá que ver entonces cómo se arma esa ingeniería y con quiénes se arma, cuál es el lema que se usa si es que se usa uno, se habla del Partido Independiente, Novick puso a la orden el Partido de la Gente

 

DM: O sea que se está manejando eso

JG: No, no, todas estas cosas fueron más bien públicas, estoy diciendo lo que yo escuché públicamente, no he sido convocado a ninguna reunión, no tengo idea si hay alguna conversación en la que yo no participe.

 

MAB: Claro.
Y en marzo se vienen los actos de asunción del nuevo gobierno. ¿Ya se está hablando de eso? Porque también es poco tiempo

JG: Pah, no sé

 

MAB: No se sabe

JG: No, yo no

 

MAB: Sé lo del auto, que va a venir con el auto  del abuelo

JG: Eso es pintoresco sí

 

MAB: Es lo único que vi, que fue lo que pensé, bueno, estarán hablando ya...

JG: Pero fíjese, tan poco están hablando que Luis Lacalle Pou dijo, me gustaría ir en la cachila de mi bisabuelo pero no sé dónde está.
Y después contó que lo llamó la tía y le dijo, ¡Pero vos me estás cachando! Si es propiedad mía, está en el museo.
Entonces ahí fueron al Museo del Automóvil, está la cachila, está divina. Y bueno, pintoresco, cada uno más o menos elige

 

MAB: Pero no se está hablando más nada, por lo menos que se sepa así más general

JG: no, no

 

MAB; Muy bien

JG: Yo creo que no, lo que se viene es la asunción de Alberto Fernández la semana que viene

 

MAB: ¡Es cierto!
¿Y quién va?

JG: No sé, cuando se le preguntó a Lacalle Pou dijo que iría pero no ha recibido invitación

 

MAB: ¿Ah, no recibió invitación?

JG: No, ayer creo que fue que lo dijo

 

MAB: Bueno

JG: Creo que Vázquez le dijo que le gustaría  que lo acompañara

 

MAB: Sí, sí

JG: Bueno, si me invitan voy -dijo

 

MAB: Claro.
Hay buena relación, eso dijo Fernández

JG: ¿Con quién?

 

MAB: Con Lacalle

JG: ¿Con Alberto Fernández?

 

MAB: Alberto Fernández dijo que era amigo de la familia

JG: Hay puentes

 

MAB: Amigo de la familia, de los padres de Lacalle Pou

JG: Sí, sí

 

MAB: Bueno, mucha suerte, siempre dicen que no se desea pero...

JG: Muchas gracias, no, pero dicho en términos generales, la suerte nuestra es la suerte del país.

 

MAB: Ahí está.
Y allá tendrá que recibir a Fabrizzio Acosta que va a seguir allá en el Parlamento cubriendo todo lo que es lo legislativo

JG: No tenga duda, siempre llega antes que nosotros y se va después, tenemos la duda si no duerme como el Jorobado de Notre Dame en algún rincón, en alguna torreta del Palacio

 

MAB: Es posible, si lo dejaran  lo haría

JG: Pero me está reclamando un asado que ya le dije que tiene fecha

 

MAB: ¡Muy bien!
Gracias, estaremos en contacto durante todos estos 5 años también como estuvimos en los anteriores.

JG: Será un gusto, sí claro, a la orden.