HASTA SIEMPRE, GRAN DIRIGENTE KIM JONG IL

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Jorge Luis Ubertalli Ombrelli

El 17 de diciembre del 2011
Se oscureció el cielo del Oriente
Y la acuosa sal del mar se confundió con la de millones de trabajadores de Corea
Y del mundo.
Ese día el Gran Dirigente Kim Jong Il
Partió desde la última estación de la revolución y el socialismo jucheano
Para ingresar en la historia inmemorial de los pueblos combatientes.

A fines de enero del 2003, inicio de este siglo, había dicho:
‘La complicada y severa situación en que se halla nuestra revolución
Requiere que en todas las esferas agucemos más aún
El filo de la lucha de clases, y observemos más estrictamente
El principio de la clase obrera, el principio revolucionario’.

Y blandiendo ese principio se lanzó a la batalla contra el imperialismo
Contra el burocratismo, el abuso de autoridad, las obtusas ideas capitalistas de que el dinero y el poder constituyen el motor de la vida.
Y pronunció la máxima definición jucheana y revolucionaria
De que el socialismo nace del cadáver del capitalismo y no de su placenta.

El gran Dirigente blandió fuertemente la antigua lanza de la dignidad  nacional y de clase
Transfigurada en el Songún
Muralla contra los agresores y sendero invicto en la construcción y consolidación del socialismo.

Combatió con todas las armas contra el quiebre ideológico, el pasivismo contrarrevolucionario, el veneno de la incultura capitalista
Llevó a buen fin la ‘marcha penosa’ de su pueblo hacia la independencia
Sorteó el bloqueo imperialista con inteligencia y coraje
Sonrió hacia el cielo cuando los kwanmyonsong traspasaron nubes y estratos en busca de información vital
Tiritó bajo la nieve junto a los soldados de la Revolución y el Partido
Se sofocó en los túneles donde los mineros extraían la energía necesaria para continuar el rumbo hacia la victoria
En el mar y en el aire se adentró en el corazón de toda la Corea combatiente
Y amaneció en los vivacs de los tanquistas imbatibles
Donde su ejemplo perdura y se esparce como un ramo de kimsongjilias blindadas.

En este diciembre victorioso
Donde Corea Socialista sigue mostrando al mundo que la paz se gana combatiendo a los imperialistas
Y la dignidad solo se logra en el colectivismo, en el uno para todos y todos para uno, en la moral revolucionaria
El Gran Dirigente Kim Jong Il está al frente de todos los pueblos que luchan.

Y desde allí nos dice
Que sólo los trabajadores que combaten al capitalismo imperialista de cualquier forma que se presente
Lograrán la victoria.
Y tendrán un lugar en la historia
Y en el corazón de la humanidad oprimida, explotada y humillada.