CULTURA Y TRADICIONES COMUNITARIAS DESTACAN EN  LAS FIESTAS NAVIDEÑAS MEXICANAS
La columna de Eduardo Victoria Baeza, 18 de diciembre de 2019

Las fiestas navideñas en México son las más largas del mundo del 16 de diciembre al 2 de febrero, marcadas por las celebraciones del Día de la Virgen de Guadalupe y hasta el Día de la Candelaria. Nuestro corresponsal en aquel país, el sindicalista Eduardo Victoria Baeza, nos contó este miércoles 18 de diciembre de 2019, en qué consisten los festejos navideños y qué significado tienen para el pueblo mexicano. “La Navidad es una fecha muy importante para México, somos un pueblo profundamente católico, profundamente religioso como nación, ese es uno de los legados de la conquista y la Navidad sin duda, es una fiesta muy importante para nuestro país. Les quería comentar algunas de las celebraciones que tenemos en México en las fiestas de Navidad”, señaló Eduardo Victoria Baeza. Transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/20191218eduardovictoriabaezamexico

 

Hernán Salina: El espacio de nuestro corresponsal en México hoy vino grabado porque por problemas laborales Eduardo Victoria Baeza no podía salir en vivo a esta hora. Escuchamos el informe que nos enviaba:

Eduardo Victoria Baeza: Buenos días, audiencia. ¿Cómo están? Un saludo para todos ustedes.
Hoy dejamos a un costado el análisis, la crítica, la triste realidad en la que estamos viviendo en el país para platicar acerca de la Navidad.
La Navidad es una fecha muy importante para México, somos un pueblo profundamente católico, profundamente religioso como nación, ese es uno de los legados de la conquista y la Navidad sin duda, es una fiesta muy importante para nuestro país.
Les quería comentar algunas de las celebraciones que tenemos en México en las fiestas de Navidad.
Oficialmente la Navidad empieza el día 16 en México, extraoficialmente se inician el día 12 de diciembre con la celebración de la Virgen de Guadalupe. Y digo extraoficialmente porque ya a partir del 12 de diciembre, el Día de la Virgen -uno de los mayores iconos en el país seas o no religioso, hay que reconocerlo y hay que respetar la religiosidad de gran parte del pueblo de México- ya todo el país se pone -como se dice en la actualidad- en "modo fiesta", en "modo celebración".
Pero oficialmente el día 16 inician las posadas, las procesiones, las pastorelas, las celebraciones, que son comunitarias; tienen ese carácter bien importante en la cultura mexicana. Y ahí se hace una representación del recorrido de San José y la Virgen María; se hace una representación de lo que ellos hicieron caminando hacia Belén, buscando un lugar para hospedarse antes del nacimiento del Niño Jesús, cuando Herodes los venía persiguiendo.
Ahí se hace una representación en esa procesión, los participantes encendemos velitas, cantamos villancicos -como el del 'Burrito Sabanero'- y vamos caminando por el barrio. Al finalizar el recorrido, en la casa de algunos de los participantes que ya se eligió previamente, ahí se termina el recorrido, unos están dentro de la casa y los que están afuera de la casa cantan 'La Letanía' pidiendo morada, diciendo que traen al Niño Jesús, que vienen siendo perseguidos por Herodes, que los dejen pasar la noche; se hace 'La Letanía', luego se abre la puerta, "entren santos peregrinos" y ahí damos inicio a una fiesta. Y lo importante de estas posadas, de esas procesiones, es que son comunitarias. Se hacen en el barrio, algunas también se hacen en los centros de trabajo; pero siempre tienen que ser comunitarias y ahí se rompe la piñata, se toma ponche, se come colación -que son unos dulces muy sabrosos-.
Otra de las partes de esas celebraciones que no puede faltar, son as piñatas. Las piñatas son un símbolo cultural por excelencia en México, uno de los símbolos más representativos y en Navidad nunca puede faltar una buena piñata. Se dice que la tradicional piñata fue introducida por frailes españoles durante sus esfuerzos por envangelización; en los que la piñata en forma de estrella de siete picos representa los siete pecados capitales.
Hay unas piñatas que créanme, son unas verdaderas artesanías muy bonitas. Algunas son de barro, ya últimamente las hacen de periódicos porque siempre sucedía que cuando uno rompía la piñata de barro -porque te vendan los ojos y te dan una vueltecitas para que te marees y con un palo le trates de pegar, mientras alguno está moviéndola para que no le des- siempre pasaba algún pequeño accidente, donde al romper la piñata de barro se te caía un pedazo y te descalabraba. Y mientras tu estabas ahí con tu descalabro, los demás iban por lo que estaba dentro de la piñata, que al romperse cae, y que generalmente son frutas, cañas -que en esta temporada hay muchas-, caña de azúcar, colación, golosinas, en fin, todo lo que se le quiera meter a la piñata. Y bueno ahí estaba uno con su descalabrada y los demás celebrando, porque se le había roto la piñata prácticamente en la cabeza.
Ahora la mayoría son de cartón o son de periódico, pero esas piñatas -como les digo- son de los símbolos más representativos y ahora se hacen piñatas de todo tipo. Vamos a ver también alguna piñata de Donald Trump, vamos a ver algunas piñatas ahí colgadas.
Los nacimientos, la representación del pesebre de Belén es también bien importante. Las casas adornan, también se usa el arbolito de Navidad, pero también debajo del arbolito o sin arbolito, no puede faltar la representación del Pesebre de Belén, los nacimientos. Créanme que hay unos nacimientos preciosos, unos nacimientos populares también muy bonitos.
Lo que siempre llama la atención en los nacimientos es que las figuras no tienen ninguna proporción. Tenemos niñitos Jesús muy muy grandes y vírgenes Marías y San José pequeñitos; siempre tienen que ser así los nacimientos, porque uno va comprando las figuritas como va pudiendo y ahí va armando su nacimiento.
En la cultura mexicana además del arbolito de Navidad que ya es una tradición también en el país, decorado con sus esferas, sus guirnaldas, no debe faltar el nacimiento que es la representación de la escena del pesebre. Se pone generalmente el día 16 de diciembre, se guarda hasta el día 2 de febrero, hay que tenerlo hasta el 2 de febrero que es cuando oficialmente termina la temporada navideña con los tamales.
La figura del Niño Jesús sólo se pone el 24 en la noche, porque representa el día del nacimiento. Hay algunos que la ponen antes pero las personas que son muy tradicionalistas ponen su nacimiento, están los pastorcitos, los reyes Magos, María José, borreguitos, cabritas vaquitas y el 24 en la noche se pone el niñito Jesús, porque es cuando nació.
Es una tradición muy bonita, sobre todo cuando uno es niño.
En algunas regiones,  por ejemplo en Michoacán, esas figuras se fabrican de forma artesanal con madera, en algunos otros lugares son de barro. En fin, hay verdaderas artesanías, verdaderas obras de arte en algunos de estos nacimientos.
Otra fecha muy muy especial, sobre todo para los niños son los Reyes Magos, en Uruguay también llegan, hay que portarse bien durante el año para que a uno le traigan algo. Los Reyes Magos son ampliamente conocidos en América Latina, en México comprenden una tradición también muy importante, alegra mucho a los pequeñitos de las familias, la fecha se debe a la llegada de los  tres Reyes Magos -Melchor, Gaspar y Baltasar- que vienen a conocer al Niño y a honrar al Niño Jesús.
Los niños pequeños escriben cartitas previamente a la fecha, hacen peticiones a los Reyes Magos, en algunas escuelas les hacen poner las cartitas en un globo y cuando todas las cartitas están en sus globos, se hace en un día particular -como el último día de clases- uno avienta la cartita en el globo. Cuando uno es pequeñito es algo muy muy bonito.
Esas son algunas de las tradiciones que tenemos en México.
Como les decía, los dulces tradicionales de la época son la colación, que son unos dulces multicolor, muy económicos, muy duros -que cuando uno anda de niño mudando dientes ahí anda dejando los dientes-, muy sabrosos y solamente se ven en esa temporada. las piñatas se rellenan de colación, a uno le andan dando colación por aquí por allá; y caña de azúcar que también está muy dura, a veces hay que pelarla y también uno anda dejando ahí los dientes.
En la tradición, en la cena de Navidad va a depender, como siempre, desafortunadamente, del bolsillo. En los bolsillos más acomodados se hace una pierna de cerdo al horno, o un pavo relleno también al horno; en los bolsillos más populares, se hacen tamales, se hacen algunos romeritos -que son unas verduras, unas plantitas, que se hacen como una especie de tortitas fritas, algunos le ponen camarón, y después se bañan  con una salsa de mole, que es una salsa muy tradicional en México-. Los romeritos se comen en navidad, se pueden comer con camarón o sin camarón, como unas formas de tortitas.
los tamales pueden ser  con hojas de plátano o con hojas de maíz. Es masa cocida al vapor, y esa masa está rellena de algún guiso de carne de puerco, pollo, algunas rodajas de queso -ahí va a depender del gusto de cada uno- y van envueltos en hojas -de maíz o de plátanos- muy muy ricos. Y también dependiendo  del bolsillo se hace un pozole que es como un sopón de carne de puerco con garbanzos, es bien fuerte pero es muy rico.
Así que la cena de Navidad dependiendo del bolsillo, pasa por eso.
para tomar, un ponchecito que es una bebida a base de frutas, algunos le ponen alcohol otros no.
Y así es como se celebran las fiestas navideñas en México, que son muy importantes aquí, siendo un país tan católico y tan religioso. Y quienes respetamos esa religiosidad, esas tradiciones populares, nos sumamos con mucha alegría a todas estas fiestas que como les digo, se inician oficialmente a mediados de diciembre y terminan el 2 de febrero que es el Día de la Candelaria.
Quería compartir con Ustedes estas tradiciones muy importantes para el pueblo de México, dejando por un momento de lado todo el análisis de la realidad política del país, compartir con ustedes, dejarles un fuerte abrazo.
Les envío a todos ustedes un afectuoso abrazo, compartirles estas tradiciones y nos estamos escuchando en la próxima.
¡Felices Fiestas! ¡Feliz Navidad para todos!