VECINOS DE MIGUES VIVEN UN CALVARIO PARA ACCEDER A LA ASISTENCIA EN SALUD
Contacto con Hugo Silva y Graciela Fierro, desde Migues, Canelones,  18 de enero de 2020

 
Policlínica de ASSE en Migues (Foto: Google)

“Tenemos una policlínica en Montes -que está a 8 km de acá de Migues- que tiene un médico solo” que “hace ir a la gente a las 7 u 8 de la mañana,  da los números” y “después atiende a las 14 o las 15 horas”, contó Hugo Silva desde Migues en contacto conCX36. Sobre la medicación sostuvo que “ahora hay sólo una operaria que es enfermera, es administrativa -la administrativa que estaba renunció porque venía de San Ramón-” y entonces “nosotros estamos colgados porque ir a Canelones, al hospital que es el que tenemos más cerca, es un periplo, porque te tenés que tomar un ómnibus hasta Tala y ahí esperar el ómnibus que va a Canelones”, explicó. Vuelva a escuchar esta nota que transcribimos a continuación:
https://archive.org/details/20200118hugosilvamigues

 

María de los Ángeles Balparda: Bueno, nos vamos a la zona de Migues, departamento de Canelones, por allí está Hugo Silva, está Graciela Fierro. ¿Qué tal? Buen día...

Hugo Silva: Buen día Ángeles, acá estamos Hugo Silva y Graciela Fierro, pareja desde hace unos cuantos años, y estamos en nuestra casa. Ahora sí podemos decir que es nuestra casa porque acabamos de hacer el sacrificio, compramos una casa acá en Migues, nosotros vivíamos en la Estación Migues antiguamente

 

MAB: ¿A qué distancia está Estación Migues de Migues?

HS: A 5 kilómetros

 

MAB: Bien, pero ahora ya están instalados ahí en Migues mismo

HS: Sí, Daniel Pereira me visitaba en Estación Migues

 

MAB: Ahí está. Y ha andado Sebastián por ahí también

HS: Estuvo Sebastián y estuvo Leo también, estuvieron acá en la casa nueva, fueron las primeras visitas que recibimos

 

MAB: Muy bien.
Vamos a decir que ustedes están a unos cuantos kilómetros de Montevideo. Digo para el que no conoce dónde es Migues

HS: Sí, a 90 kilómetros, por ruta hacemos Ruta 80 y después Ruta 8

 

MAB: Exacto, esa zona del departamento, casi en el borde ya

HS: Sí, en la zona noreste

 

MAB: Hugo, y decías que estaban ahí cada uno con su mate ¿no?

HS: Sí, yo con el mate amargo y Graciela con el mate dulce

 

MAB: Ahí está, respetando cada uno lo del otro

HS: Sí, pero yo de cuando en cuando le garroneo alguno así que...

 

MAB: Muy bueno, muy bueno.
Jubilados...

HS: Jubilado yo de trabajo y Graciela es jubilada porque le dieron una paliza en Montevideo cuando trabajaba, la rompieron toda y entonces le dieron una prejubilación

 

MAB: Qué te parece...
Bueno, nosotros queríamos conversar con ustedes porque nos habían dicho que había problemas allí con el tema de la atención de la salud. Y yo digo, no puede ser porque nosotros este año pasado leímos que los estudiantes del Liceo de Migues se iban a Houston, Texas, Estados Unidos para presentar todo un proyecto para atender la salud mental de los astronautas. Entonces, no puede ser que haya problemas de salud en Migues.
¿Cuáles son los problemas con la atención de la salud ahí?

HS: Y en la atención de la salud acá nosotros lo  que comentábamos un poco la otra vez cuando vinieron Leo y Sebastián es el tema de la policlínica. Nosotros tenemos una policlínica en Montes que está a 8 km de acá de Migues que tiene un médico solo creo, ahí no estoy muy empapado. Pero el médico da los números, hace ir a la gente a las 8 o 7 de la mañana a dar los números, empezando por ahí, y después atiende a las 14 o 15.
Y hay gente, nosotros ya estamos en una edad, yo tengo 68 años, cumplí ayer, pero hay gente que es mucho más vieja, todavía queda gente en el campo, poca pero queda. Entonces hacerle esa espera, es inhumano, es malo, no debe ser así.

 

MAB: Y se  puede llegar muy tarde ¿no?

HS: Sí, se ha llegado tarde sí, claro.
Bueno, y acá en Migues pasa lo mismo, hay que ir a buscar la medicación, la gente de Montes, este hombre a veces se pone medio tozudo, no la da porque un chequeo o porque no está, hay todo un tema ahí que tendría que ser una cosa personal, hablarlo.

 

MAB: Sí.
¿Hugo, a qué distancia están ustedes de Montes?

HS: A 8 kilómetros

 

MAB: Para mucha cosa están juntos Migues y Montes, siempre se los nombra juntos

HS: Sí, lo que pasa que antes estaba Copsa y decía 9C - Migues Montes, entonces mucha gente asumía que Migues Montes era un pueblo solo. Porque seguro, en su momento  de esplendor, cuando estaba Rausa y el ferrocarril andando, Montes principalmente era un pueblo bastante fuerte.
Pero cuando nuestros gobernantes cerraron Rausa y el ferrocarril, el matadero que está ahí intacto pero no se abre porque no sé qué cosas, lo único que hay en Montes es Doña Coca.

 

MAB: Doña Coca está en Montes, claro.

HS: Sí, pero Doña Coca también tiene sus queveres porque te paga 8 horas y las horas extras no te las pasa por caja ni jubilaciones, todos esos temas.
Pero volviendo a lo nuestro, el tema de la salud es complicado porque nosotros tenemos una moto, entonces puedo ir a Tala a buscar la medicación, pero hay mucha gente que viene del campo, de la zona de Eroldo Pérez que se caracteriza por un hombre que es lejos de Migues, lejos realmente, serán unos 16 km o 20, gente vieja que tiene que tomarse un ómnibus que los lleve hasta Tala, Copsa no pasa más, ahí bajarse en el hospital, levantar la medicación y después esperar el otro turno que es 2 o 3 horas después. Entonces, te lleva toda la mañana hacer un trámite fácil

 

MAB: ¡Qué desastre!

HS: Medicación acá en Migues, yo qué sé, ahora hay sólo una operaria que es enfermera, es administrativa, la administrativa que estaba renunció porque venía de San Ramón, la otra viene de San Jacinto, porque acá no hay administrativas o no sé qué pasa. Entonces, nosotros en sí estamos colgados porque ir a Canelones, al hospital que es el que tenemos más cerca, es un periplo, porque te tenés que tomar un ómnibus hasta Tala, ahí esperar el ómnibus que va a Canelones

 

DM: ¿No hay ómnibus directo de Migues a Canelones?

HS: No, no hay

 

DM: O sea, a la capital del departamento no hay ómnibus

MAB: 60 y pico de kilómetros

HS: No hay ómnibus directo, tenés que ir a Tala y ahí tomarte otro hasta Canelones que te demora una hora y pico porque entra por todo el Santoral, va por la 11 y se va metiendo por todos los pueblos.
Llegás allá al hospital, bárbaro. Después para acá tenés que esperar uno que venga hasta Tala y después la combinación del que te viene hasta acá porque al ser verano te sacan frecuencias. A lo que no vienen los gurises a estudiar ni los chiquilines a la escuela ni los profesores, se sacan frecuencias.
El otro día fuimos con Graciela a Tala a buscar medicación, fuimos a las 6 de la mañana y volvimos a las 12 del día, estamos a 22 kilómetros

 

MAB: ¡Qué disparate!
¿Y el precio del boleto?

HS: Bueno, hasta Tala sale 48 pesos, o sea que son 96, 192, son 200 pesos

 

MAB: ¿Ir a la ciudad de Canelones?

HS: No tengo el precio de Tala a Canelones pero es más o menos como de aquí a Montevideo, debe andar en unos 300 pesos

 

DM: O sea que para poder conseguir medicamentos tiene que gastarse casi 1.000 pesos

HS: No, para conseguir medicamentos directamente vamos a Tala, generalmente en el hospitalito de Tala tenés la medicación

 

DM: Pero ahora no...

HS: Hay sí, no hay en Migues, acá, porque hay una chiquilina sola que está trabajando. Ayer viernes, por ejemplo, venía la química a hacer el balance, si traen la medicación no abren las cajas porque están haciendo balance y no les da para todo, porque tienen que atender a los pacientes que vayan también.
Es bastante embromada la cosa, porque viste que si vas, por ejemplo, acá en Estación Migues hay un señor que sufre de arritmia y sufre de un montón de cosas, dos por tres está en Canelones en taxi. Y es jubilado así  como nosotros...

 

MAB: Me imagino lo que puede costar, más vale ni preguntar

HS: Y hay unos taxis truchos acá que te cobran un precio, unos taxis que no son oficiales, pero también, hay que tener la platita

 

MAB: Exactamente

HS: Es mucho más fácil ir a Montevideo, hace 2 años me tuve que operar y pedí que me mandaran al Maciel. Me dijeron, Maciel no porque hace la zona de Canelones capital, me mandaron al Pasteur. Bueno, está, pero es más fácil.
Es mucho más fácil porque te bajás ahí en Larravide, caminás una cuadra y media y estás dentro del hospital.
Y gastás mucho menos, porque si vas a Canelones estás en una situación imposible de sostener, porque a veces las enfermedades son largas.
Graciela, por ejemplo, cuando le dieron la paliza en Montevideo, estuvo 5 meses internada. Si hubiese tenido que estar en Canelones, yo me tenía que mudar a Canelones, poner una carpa y estar ahí.

 

MAB: Sí, sí.
¿Y ustedes para reclamar por estas cosas, a dónde van?

HS: No, nosotros debemos ser los únicos que estamos saltando, porque después es como pasa en todas las policlínicas, se pelean con los operarios, con los usuarios, se pelean con los administrativos pero tampoco tienen mucho que ver.

 

MAB: Claro, se pelea como se dice siempre, trabajadores contra trabajadores, cuando hay que reclamar es para arriba

HS: Claro, pobres contra pobres -como dice Graciela- están enfrentando pobres contra pobres.
Hace mucho que andamos en la vuelta así conversando con uno y con otro, el hospital de Tala está impecable, está bastante bien, está en condiciones. Pero para hacerse una mamografía, por ejemplo, hay que ir a Montevideo, a Tres Cruces. Te lleva un ómnibus particular de acá, que te cobran el pasaje, que a su vez son los caudillos los que ponen el ómnibus, y bien que podría haber un mamógrafo en Tala porque es una zona extensísima la que abarca. Ya te digo, abarca toda la zona de Montes, Migues, la zona de la Ruta 108 hasta la 12. Entonces, un mamógrafo, digo yo que no sale tanto

 

MAB: Más con tanto que se promueve la salud, la prevención

HS: Sí, claro, para un estudio ginecológico hay que ir al Pereira Rossell

 

Hernán Salina: Hugo, vos dijiste al pasar algo que es interesante que la gente conozca, que ustedes lo tienen como asumido, pero dijiste ómnibus que lo ponen los caudillos

HS: Claro, porque con la linda cosa de los alcaldes que votó nuestro querido Vázquez, la mayoría de los alcaldes son nacionalistas, porque blancos ya no hay más, entonces son los que hacen poner el ómnibus en la Intendencia acá en la Junta, llevan a la gente, le cobran el pasaje por supuesto.
Entonces, es un trabajo de hormiga que están haciendo que de toda la vida se hizo, pero se puede evitar con un mamógrafo en Tala por ejemplo

 

MAB: Claro, claro, son cosas sencillas

HS: La pequeñita, la cortita, lo evitás poniendo un mamógrafo ahí evitás la erogación que hace cada uno, la pérdida de tiempo porque estás todo el día por ahí y después la otra. No sé si alguno de ustedes es del interior pero conocen bien cómo es, así no porque fulanito me llevó y se la debo

 

MAB: Quedás debiendo los favores, seguro

HS: Claro, claro

 

MAB: ¿Hugo, ahí en Migues, fuente de trabajo, en qué trabaja la gente? Digo pensando en el que tiene hijos grandes que tienen que empezar a trabajar, ¿en qué trabajan?

HS: Mirá, ahora se han abierto unas empresas tercerizadas, unos limpian las calles, las carreteras, son gurises que trabajan en empresas que están cortando el pasto en las rutas, pero son pocos los que entran.
Muchos entraron a la Intendencia

 

MAB: Claro, sigue siendo lo mismo, sigue siendo la Intendencia el lugar

HS: Posiblemente vuelen en  marzo, pero no creo porque como te decía, la alcaldesa es nacionalista y no va a cambiar.
Igual si fuera del otro pelo tampoco iba a cambiar

 

MAB: Está claro, está claro.
Bueno, lo último, ¿qué hacen ahora en la época esta de verano, de vacaciones, a dónde va la gente de Migues?

HS: Estás cerca de la Costa de Oro acá

 

MAB: Van  a la Costa de Oro

HS: Claro, sí. Y bueno, otros se van de pesca, yo qué sé

Graciela Fierro: Pero mirá que se quejan acá en Migues, nos quejamos nosotros que somos pobres y no tenemos a dónde ir, pero mirá que sólo en este gobierno del Frente Amplio sea como sea, mal, bien, ha hecho cosas malas, ha hecho cosas buenas, pero nunca había visto tantas 4 x 4, se quejan de llenos. Vamos a ver si con estos otros que vengan van a seguir con las 4 x 4. Nunca se han tenido tantas 4 x 4 acá.
Acá es un pueblo de dinero pero está todo calladito, saltamos nosotros que somos pobres porque de los demás nadie habla nada, nadie dice nada. Los ricos tienen un abogado tú vas y le pedís, como cuando me dieron la paliza a mí, que puse hurto en la seccional, ¿y yo qué sabías? Había que poner rapiña.
Y no, para mí no había abogado, no podían hacer nada. Así que yo qué sé mirá...

 

MAB: O sea que siguen habiendo ricos y pobres decís vos

HS: Ah sí, sí

GF: Clasistas totales

HS: Totalmente clasistas sí. Y desmemoriados, porque yo te digo una  cosa, yo soy frenteamplista desde el año ‘65, nací en el ‘52, pero no frenteamplistas de estos, de los duros, del verdadero, como son ustedes. Porque por más que seamos Unidad Popular y eso, ofrecimos lo que teníamos, ofrecimos el cuero, es lo que tenemos para ofrecer. Y ahora nosotros vemos todo este desbarajuste en la salud, en esto, en aquello y en lo otro, ¿y los compañeros que quedaron por el camino? Yo qué sé...
Uno se pone, no nostálgico pero sí se enoja y mal porque te da para pensar cualquier cosa.
Pero volviendo al tema, no quiero salirme porque me descontrolo, date cuenta que nosotros cobraron 11.000 pesos en la mano de jubilación

 

MAB: Por eso decías que no sabían qué hacer, cuando cobran no sabés qué hacer

HS: Claro, claro.
Mil sacrificios hizo Graciela para comprar lo que tenemos, que no estamos en desacuerdo en nada, estamos orgullosos de lo que logró. Y estamos a las órdenes para cuando quieran venir a tomar un mate para todo el que quiera

 

MAB: Cómo no, cómo no...

HS: Pero viste, ya te das cuenta que la injusticia sigue estando igual, sigue estando a la orden del día porque tenés a los torturadores libres cobrando sus suculentas jubilaciones, ellos y sus mujeres, los Gavazzo, los Pajarito Silveira...

 

MAB: Sí, esos están seguros

HS: Esos sí, no se los puede tocar, no se puede tocar la Caja Militar, no se puede tocar nada porque ya está hecho el pacto para que no se toque. Entonces, claro, los que saltamos somos nosotros, los de abajo, como Leo o como Sebastián.
Nosotros los viejos tenemos el camino hecho, ya te digo, lo único que tenemos para ofrecer es el cuero

 

MAB: Está claro

HS: Y la salud acá es lo mismo, date cuenta que hay mucha gente, tuve la suerte que un sobrino me regaló una moto, porque ni siquiera la compré porque cuando estaba trabajando en el monte que andaba tirado el loco me regaló una moto y es con lo que nos movilizamos. Entonces, tenemos esa ventaja de que podemos ir a aquí y allá. La otra vez mismo en Tala me decía una mujer, la gente que viene en ómnibus que se tiene que levantar a las 7 de la mañana y se vuelve a las 12 del día para la casa. Ese es el tema

 

MAB: Exactamente.
Esto que estás planteando son temas que sin duda de muchos lugares de Canelones que estén escuchando van a decir, acá nos pasa lo mismo, que vamos a seguirlos, les pedimos para mantener contacto con ustedes para esa zona, que es una zona de Canelones de la que se habla poco

HS: Sí, yo no tengo problema en seguirlo, es más, yo tengo que ir a hacerme unos estudios a Montevideo no sé cuñando porque la administrativa que estaba se fuer de acá y no sé si me pidió fecha o no, que voy a ir a hablar con Carámbula, lo conozco hace mil años, desde antes de la dictadura, para ver, para tocar ese tema que les digo de los mamógrafos, que no haya que morir en la capital por todo

 

MAB. Sí, estamos muy cerca, es muy cerca de donde están todos los recursos supuestamente

HS: Pero date cuenta que Graciela estuvo internada en Canelones y le hacían los estudios en Comeca, hay un convenio. ¡Pero no seas peleador! Están todos prendidos de la teta, perdón por la expresión pero...

 

MAB: Pero es así.
Bueno, Hugo y Graciela, nosotros les agradecemos por hoy, por esta información, que repito, no se conoce, en Montevideo se habla poco y nada, incluso en el resto de Canelones sería bueno que se conociera más, y nos quedamos con esta posibilidad de seguir conversando con ustedes. Si venís a Montevideo, por supuesto, a los dos los esperamos por aquí por la Radio

HS: Vamos a pasar sí por la Radio cuando vayamos

 

MAB: Ahí va, les mandamos un abrazo grande, vamos a seguir en contacto

HS: Cómo no, seguimos sí, voy a seguir investigando y hurgando

 

MAB: Muy bien.
Un abrazo grande para los dos

GF: Chau, beso para todos

HS: Un abrazo para ustedes, que pasen bien.