“NO HAY COSA PEOR QUE DEFENDER AQUELLO QUE CASTIGA DESPAREJO”
Entrevista al sindicalista Eduardo Platero, 19 de febrero de 2020

Eduardo Platero, ex dirigente de Adeom, casi 50 años de trabajador municipal, fundador de la CNT, del Frente Amplio y de la 99, militó en el Partido Comunista, siete años preso en el Penal de Libertad, compartió la mañana de 36 para hablar del sindicalismo y la realidad de política actual, y repasar su trayectoria. De Adeom prefiere no hablar: “Es muy fácil opinar de afuera, y cuanto más lejos estás, más ves los defectos, pero no sabés en qué circunstancias se tomaron las decisiones”, dijo.  Platero habló del período de recesión que se viene y del crecimiento de la derecha. “Ahora que la derecha habla con más fuerza en los ómnibus que nosotros y con más convicciones, se piensan realmente que van a transformar el país en la dirección que ellos creen, que es una dirección que desde la Revolución francesa está fuera de época, ya van saber la distancia que hay entre las creencias y las posibilidades”, dijo. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/eduardoplatero

 

María de los Ángeles Balparda: Eduardo Platero es nuestro entrevistado de esta mañana. Primero que nada, buenos días.

Eduardo Platero: Buenos días.
Buenas madrugadas para mí, ahora que estoy jubilado duermo más.
 

MAB: Vamos a decirles a los oyentes -porque puede haber gente y evidentemente que hay gente joven de ahora que no lo conocen- que ahora el pasado queda allá atrás, entonces uno dice Eduardo Platero ya para mucha gente es ADEOM.
Y Eduardo Platero ha sido ADEOM siempre, fue fundador de la CNT, estuvo en la fundación del Frente Amplio, un hombre de participación sindical y política muy comprometida. Estuvo preso en el Penal de Libertad 7 años, ¿en el Cilindro también te tocó estar?  

EP: Estuve, inauguré el Cilindro.
Cuando la dictadura era el repositorio de presos, llegamos a ser como 1000 en determinado momento y eso siguió meses. Por lo tanto han pasado miles por ahí.

 

MAB: Sí, llevaban sobre todo trabajadores.

EP: Trabajadores que estaban ocupando, cuando empezaron las desocupaciones muchas veces marchaban todos los ocupantes a ocupar el Cilindro.
Eso cuando la huelga general; porque primero empezaron a llevar a las Comisarías, pero llegó un momento que las Comisarías no daban más entonces optaron por el Cilindro y ahí nos tiraron.

 

Diego Martínez: ¿Usted es trabajador municipal desde que año?

EP: Desde el año 59.

 

DM: ¿Y sindicalista desde que año?

EP: Y desde ese mismo año.
El día que entré me afilié a las tres cosas sociales que tenía el municipio: ADEOM, el Club Municipal y la Cooperativa Municipal. El que me afilió fue (Honorio) Lindner que después fue presidente de ADEOM añares y que todavía seguimos siendo amigos, desde entonces mantengo esa realidad.
En el ‘60 además esa pertenencia, sin ocuparte del sindicato, hubo una huelga terrible entonces me metí hasta las orejas en la huelga, que fue la peor derrota que he visto en un sindicato toda la vida. Sin embargo, el crecimiento general del movimiento sindical en 3 años nos puso otra vez en vereda. Porque te voy a decir una derrota, derrota te deja desarticulado por muchos años, es decir deja la moral de la gente quebrada. Ahora si todo el país está en ascenso la gente agarra ánimo en su barrio, en el compañero de trabajo, en el vecino, con el que va en el ómnibus junto, lo bravo es cuando vienen períodos de recesión y períodos de crecimiento de la derecha. Ahora que la derecha habla con más fuerza en los ómnibus que nosotros y con más convicción, se piensan que realmente van a transformar el país en la dirección que ellos quieren también, que es una dirección que desde la Revolución Francesa está fuera de época, pero ya van a saber lo que es la distancia entre las creencias y las posibilidades.

 

MAB: Eduardo nada sucede de un día para el otro, hay un proceso. No es que apareció de golpe esto que la derecha hable más fuerte en el ómnibus que nosotros, no aparece de golpe hay todo un proceso.

EP: Habla en el mundo, hay una cosa, cuando Gutenberg inventó la imprenta de equipos móviles y se editó la Biblia nació el Protestantismo porque todos podían leer la Biblia, cambian los medios de comunicación, cambian las comunicaciones que recibe la gente, cambia la idea del mundo que recibe la gente. Y el dueño de los medios es el que te infiltra –digamos- su ideología.
Creo que en todos lados hubo un descuido muy grande en aquellos elementos que solo puede tener la izquierda que son las organizaciones de base. Entonces estabas contento porque habías pellizcado una entrevista en tal canal de televisión, en tal radio, sí, ¿pero no caminabas por abajo?

 

MAB: Dejame que te lea una frase que vos dijiste acá, un consejo que diste acá en el 2005: “Creo que el principal problema de todo jerarca es calentar sillas demasiado tiempo, tenés que andar en la calle, si sentís solo la opinión de los expertos corres peligro de darte un golpe”. Esto era el 2005.

EP: Seguro. Es elemental eso.
Es más, yo con el tiempo aprendí que también tenés que tener cuidado de escuchar solo a los militantes, porque el militante te trasmite su entusiasmo de cualquier manera en forma inconsciente y hasta digamos inocente; él te traslada su manera de ver, que en general coincide con la tuya, pero quién sabe si coincide con la del resto de la gente, que le hace caso, que lo respeta; pero que no entendió del todo.
Entonces siempre tenés que tener tu cablecito a tierra, hablar con la gente; es decir con la base, con los militantes, con los compañeros del comité de base, con los más avanzados pero también tener a Juancito Pérez que no sabe nada, no entiende nada y hablar con él a ver si entendió o no entendió.

 
MAB: Cómo dijiste vos, organizaciones de base.

EP: Sí, los Comités de Base, podes llamarlo de mil formas. Me acuerdo que cuando nació el FA que puso muy de moda la palabra comité de base en ADEOM, tuvimos que hacer largos años de explicación que comité de base se llamaban los nuestros muchos antes.

 

MAB: Sí claro.

EP: Y que no tenés otra forma de decirle, podes decir organización de base, comité de base, seccional de base. Pero refiere a eso. Son el escalón principal, el ladrillo con el cual haces el edificio.

 

MAB: Pero te pasa además en todas las ramas, por ejemplo en la rama del trabajo, yo me acuerdo que mucho antes del 2005, en el ‘98 había un conflicto en el Maciel, queríamos saber que estaba pasando, hablar con los trabajadores del Maciel acá en la radio, pero nos mandaban hablar con el que estaba por encima de todo, pero vos a veces querés hablar con el que está en el lugar, con el que está viviendo el problema, actos así, mantener eso.

EP: No se puede perder el cable a tierra y cuanto más ocupado estás de grandes problemas, más tiende tu cabeza a pensar ignorando lo que piensa aquel que todavía no llegó a entender lo tuyo, no es que sea malo, no está en contra, no entendió.

 

MAB: No entendió y ahora es más difícil todavía.

EP: Ahora es más difícil porque ya te digo, los años 60 fueron fermentales en cuanto a que la izquierda venía creciendo y la ilusión, la esperanza, la posibilidad inclusive de una revolución social profunda existía en nosotros, vos decías a lo mejor dejo la vida en el camino pero a lo mejor llego, si no llego yo llegará algún otro, ahora el horizonte se alejó mucho.

 
DM: A pesar de todo lo que ha pasado.

EP: A pesar de todo lo que ha pasado.
459 heridos en Chile en meses, 1000 y pico de denuncias de maltratos y Piñera se sostiene, va a venir acá y va a dar una conferencia a la policía

 

MAB: ¿En serio estás diciendo?

EP: Sí, leí que tenía una conferencia con los grupos policiales. Por qué se sostiene Piñera, porque no tiene para donde caer, para la derecha no va a caer porque él es la derecha y a la izquierda no va a caer porque está protestando pero no tiene una perspectiva, no sabe para dónde quiere llegar.
Me acuerdo cuando renunció Galtieri y declaró que habían perdido la Guerra de Las Malvinas, yo estaba preso todavía y veía el poder rebotando en Plaza de Mayo como una pelota que queda en el área ahí, que la patean y meten adentro, yo decía si fuera acá estamos en el gobierno pero Argentina salió pidiendo elecciones a un año y todo lo demás porque no había otra fuerza. Es decir, para que algo caiga tiene que haber una fuerza que lo empuje sino son protestas nada más.

 
DM: Comentaba algunos hechos que han ocurrido y planteábamos que en una entrevista a la que recién hacíamos referencia en el 2005, usted decía que tenía razón una compañera suya en el ‘73 cuando le dijo que precisaban los trabajadores municipales un Intendente que los quiera y no al revés trabajadores que quieran al Intendente.
¿Eso sigue en pie, sigue vigente?

EP: Sigue en pie.
Y te diré que yo tenía razón. Vos tenés que querer al Intendente como los jesuitas se quieren entre sí, los jesuitas son terribles en sus tejes y manejes entonces cuando no quieren a un tipo le dicen yo te quiero en Cristo, te quiero en la empresa, te quiero en salvar al mundo pero quererte como persona no te quiero nada.
Hay que querer al Intendente en la Intendencia, nosotros somos trabajadores municipales, tenemos que querer a la Intendencia y queriendo al Intendente a través de la intendencia, si ves que está metiendo la pata vas al choque, porque lo que vos querés en el fondo es que las cosas se hagan bien.
Yo estoy seguro que muchos Intendentes nos quisieron, incluso te voy a decir que a lo largo de mi vida sindical tuve muchas veces relaciones muy cercanas con algunos Intendentes, por ejemplo con (Aquiles) Lanza nos conocíamos de años atrás, él cuando estábamos mano a mano éramos Platerito y Nito que era el sobrenombre de él, cuando estábamos con gente era señor Intendente señor Platero.
Pero eso no quita que tuvimos choques.
A Tabaré le hice el primer paro de su vida y no dejé de quererlo en ese momento y espero que él me siga queriendo a pesar de los paros.

 

MAB: ¿Fuiste al homenaje el otro día?

EP: Sí fui.
Me contaba mi hija yo no me vi, me dice pero al final en el homenaje a Tabaré salís más vos que Tabaré, porque estaba al lado del que estaba filmando entonces cada vez que bamboleaba salía yo.

 

DM: Ahora en eso que planteaba en el 2005, usted pensó que iban a ser más queridos.

EP: Ya en el 2005 yo era más veterano que ellos entonces sabían que la vida tiene encuentros y desencuentros que están más allá de la voluntad de los hombres. Incluso Fernández Faingold que era un tipo inteligente introdujo en el gobierno de Sanguinetti la idea, porque cualquier cosa que le decíamos ah pero están haciendo tambalear la democracia, que esto, que lo otro, no, la democracia implica conflictos sociales, entonces llegar a un cargo con la ilusión que va haber una luna de miel eterna con los funcionarios, con los sindicatos, con la ciudadanía, con esto, con lo otro es vivir en otro planeta, vas a tener conflictos, vas a tener que resolver conflictos y a veces vas a tener que resolver conflictos por la dura porque es blanco o negro y no hay alternativa. Podes demorar un poco, pasarle la mano por el pelo para ver si lo acomodas pero…

 

DM: Manejas intereses…

EP: Exacto, vos estás manejando intereses, intereses que no son tuyos que es de la población, entonces tenés que elegir.
El otro día leía un libro precioso de este muchacho que es experto en anatomía patológica, ahora se me borró el nombre, que destacaba el gesto del médico que dirigía el Hospital Militar cuando le llevaron los heridos sobrevivientes de la 20, que atendió al único que tenía posibilidades de sobrevivir y la ética médica dice eso, no tenés que atender al más grave tenés que atender al que podes salvar, el que se está muriendo bueno se está muriendo no podes perder tiempo en ese que se te muera el que a lo mejor vivía. Y en las decisiones políticas y sindicales a veces te pasa eso, hay un montón de alternativas esto y el otro pero tenés que decidirte por unay te decidís con la mayor objetividad posible, con la mayor posibilidad posible pero te tenés que decidir.  

 
DM: Le preguntaba si pensó que se lo iba a querer más al trabajador municipal por parte del Frente Amplio, porque en las últimas campañas pareciera que es un valor estar en contra de los valores municipales, no sé cuánto de eso hay en los Intendentes, cuánto de eso hay en los asesores delos Intendentes y cuánto de eso hay en quienes trasladan la noticia en la prensa y la agrandan o no la agrandan.

EP: Hay cosas increíbles, la prensa yo no sé por qué mecanismos a veces selecciona, destaca cosas o deforma intencionalmente, yo me acuerdo que en la época de Tabaré teníamos el problema que los que Tabaré designaba para hablar con nosotros no resolvía y no podían hablar con Tabaré porque estaba ocupado entonces no se resolvían las cosas, yo dije que no queríamos hablar más con los guitarristas que queríamos hablar con Gardel, pero eso que fue una frase feliz después se fue deformando y me acusaban de haber dicho yo quiero matar a Gardel, no, yo no lo quiero matar, nunca quise matar a ningún Intendente ni personalmente ni políticamente y menos matar al que más me había dicho que me quería. La prensa a veces entiende al revés o a veces tuerce voluntariamente, aquel órgano de prensa que tiene más fuerza arrastra a los demás porque este es un periodismo pobre, un periodismo de muy poca investigación porque no hay plata para investigar; yo estoy  indignado con la indiferencia que la gente muestra ante el botija este que murió electrocutado en Dolores, escúchame le puso 220 al alambrado, sabía que estaba matando gente y sin embargo la prensa no lo tomó.

 

MAB: Se tomó para el lado de que como la policía no hace nada la gente se tiene que defender.

EP: Eso lo dijo el Ministro que es un hombre de derecha que piensa con la derecha que mi propiedad vale la vida del que se acerque, que es horrible, pero hay un sector de la sociedad que en parte en la ley de urgente consideración está la extensión del predio de legítima defensa y si yo tengo 10.000 cuadras las 10.000 cuadras son legítima defensa, así que agarro un  rifle con mira telescópica y el tipo que está a 3 kilómetros lo bajo, por favor, la defensa de la propiedad se ha convertido en una especie de  religión entonces ah la sagrada propiedad.
La propiedad siempre es social. Yo veo que le dan vuelta a este asunto de las casas abandonadas en Montevideo, vos tenés una casa, tenés una propiedad en función de una serie de leyes que reglamentan eso por lo tanto no es una propiedad absoluta en el sentido que la agarraste a hachazos y la defiendes a hachazos te defiende la ley, ahora lay puede exigirte también, vos tenés una propiedad o tenés un basurero, si tenés un basurero te lo quito, si la Constitución dice pago previo consigno en crédito público el valor teórico de eso que es el valor real que da Catastro y se terminó el asunto de que es propiedad tuya.

 
MAB: El primer tiempo del gobierno del FAse intentó algo y enseguida cayó, que además salió con mucho poder el no esa es la propiedad privada, yo tengo derecho.

EP: Qué propiedad privada, todo es propiedad social

 

MAB: Yo me acuerdo un frenteamplista veterano pero que a esta altura sería más joven de lo que yo soy ahora, dijo: yo tengo derecho si quiero tener un apartamento guardado para mi hijo 20 años y se case por qué no lo voy a tener.

EP: Y vos convertís ese apartamento en un nido de ratas, en un juntadero de porquería te lo saco.
Hay una vieja anécdota anarquista del tipo que estaba durmiendo en el medio del campo pata arriba, contento, viene el dueño le dice salga de mi campo, el durmiente le dice este es su campo y cómo es su campo, lo heredé de mi padre, cómo es su padre y mi padre lo heredó de mi abuelo y mi abuelo se lo quitó a los indios peleando y bueno vamos a pelear. No es tan absoluta la propiedad

 

MAB: Héctor del Buceo dice: “Platero gran dirigente y buena persona, le pregunto si es cierto que en un paro a Fernández Crespo no le enterraban los muertos” y pregunta si tiene algún libro escrito con sus reflexiones.

EP: No, no tengo libro. Y es cierto pero no fue voluntario, resulta que el 60 fue un ejemplo para saber lo que no hay que hacer, la huelga peor dirigida, se tomó al inicio la decisión de mantener guarda gremial en los cementerios y en el zoológico para darle de comer a los animales, tercero, cuarto, quinto día la dirección se clandestiniza para que no la metan presa, con lo cual quedamos todos sueltos, es cierta que no metían presa pero nosotros tampoco teníamos dirección y la gente que estaba en la guardia gremial en el zoológico salió despavorida porque no había dirección y uno llegó al Buceo diciendo vienen los milicos y como estaba lo dejaron y dejaron un muerto sin enterrar, por supuesto El País lo acomodó arriba de un escritorio y llamó a voluntarios que vinieran a enterrar los muertos, dios mío al otro día había una cuadra y media de gente para enterrar los muertos, nos costó terriblemente pero no fue voluntariamente, fue un error de inexpertos.
Ahora los errores se pagan, lo hagas voluntaria o involuntariamente la pagas y eso fue una cosa que costó mucho, fíjate que a los tanto años me lo preguntan.

 

MAB: No está mal la idea del libro, si habrá cosas para contar.

EP: Yo soy un articulista, yo trabajo en las 10.000 palabras, no sé escribir más largo y opino del hoy por hoy, será que soy haragán, será que soy muy divagado, empiezo con  un tema y me voy para otro.

 

MAB: Pero eso era lo normal antes, ahora todo el mundo escribe un libro.

EP: Ah todo el mundo y bueno si viene alguna empresa y me dice si querés te financiamos un libro, bueno eso cambia todo.

 

MAB: ¿Cómo estás viendo al movimiento sindical?
Después de 15 años de gobierno del Frente Amplio, comienza una nueva etapa ahora, ¿cómo lo ves hoy al movimiento sindical?

EP: Primero, es evidente que el movimiento sindical está viviendo las vísperas, después de 15 años en que este movimiento sindical se desarrolló, porque son muy pocos los dirigentes sindicales que vienen de antes, y en todo caso no tenían gran experiencia. Han comido el pan del Frente Amplio durante 15 años, donde había conflictos, había broncas, había calenturas, pero en el fondo había cierta voluntad de arreglar, ahí vienen las dudas en que no sólo va a haber conflicto, sino que va a haber conflicto para no arreglar, para quebrarte el espinazo.
Y mirá que trato de no meterme en lo que no conozco, porque yo soy de los que digo, creo con Ortega y Gasset que uno es uno y las circunstancias. Entonces yo no estoy en las circunstancias, pero le diría a Magisterio, ojo al gol mirá que esto es largo, no te gastes en los primeros 100 metros porque vas a caminar mucho rato, y todos vamos a caminar mucho rato.

 

MAB: Vos decís Secundaria, los anuncios que ya está habiendo.

EP: Sí, todo, y Ancap, y los entes, y los públicos, y los privados, y a todos les van a dar porque ellos ganaron para retrotraer la situación a la época en que los de arriba mandaban y los de abajo obedecían.
Alfonso Lesa hizo una serie de reportajes en un libro a los personajes de la dictadura, uno de los entrevistados era Bordaberry, el que fue dictador, me confunden los Bordaberry, las dinastías, los Lacalle, los Batlle Pacheco, los Batlle Berres, los Batlle esto, porque el Uruguay es país de dinastías, y en el final, Bordaberry se manda una tirada diciendo que, y al final y vino la revolución, y la gente dejó de pensar como correspondía o algo así. Y creo que con inocencia, Lesa le pregunta, ¿la Revolución Rusa? Y el tipo le contesta, no, la Revolución Francesa.
Es decir, su cabeza no estaba en el anticomunismo, estaba en el antirracionalismo, estaba el poder ordenado por el supremo que tuviera tales y cuales características, entonces, era mucho más grave la cosa, el atraso.
Y estos lo traen en el alma, es decir, así como nosotros nos educamos en el medio que de alguna manera nos influyó para pensar como pensamos, ellos también, ni siquiera podemos decir, son malos, no, son así, son nacidos y criados, son puros de oliva.

 

MAB: Ahora, en esto, porque claro, hay una cuestión de clase, ellos responden a sus intereses, en el caso de estos 15 años comiendo el pan del Frente Amplio, a vos te parece que los sindicatos están más fuertes, muchas veces se habla del número de trabajadores sindicalizados, pero que uno no lo encuentra después en el pensamiento del trabajador, le han comido la cabeza por otro lado.

EP: Creo que el capitalismo a nivel mundial está y ha avanzado mucho en la idea de transformar al trabajador en consumidor, y nos ha metido por delante la ambición de querer, de comprar, de meternos, por eso estamos, estamos no, yo tengo, le tengo más miedo que al pánico, las tarjetas son peligrosísimas, yo me acuerdo cuando Lanza era intendente, es decir en el ‘84, el Fondo Monetario, venía y le contaba la plata al República hasta el último centésimo, porque eso del M1 y M2, la masa de dinero circulante y todo lo demás, era un índice muy controlado.
¿Y ahora cuál es el M1, cuál es la masa de dinero circulante? ¿Lo que yo gano o las posibilidades de endeudarme que tengo? Es mucho más, ahora eso me hace mucho más prisionero también.
Entonces la gente yo no sé cómo está, no sé cómo está porque también hasta ahora parar salía barato, hay que ver cuánto sale ahora.

 

DM: Ahora como contrapartida también se ha dicho que los trabajadores no tienen que ganar mucho, lo dijo alguno, porque si no entran en la rosca del consumo, ¿cómo se hace para estar, porque el trabajador quiere también tener una vida tranquila, no tener que estar siempre penando?

EP: Si no gano mucho entro en la rosca del consumo del arroz, siempre corro atrás de la zanahoria.
Y vas con la tarjeta en la mano. Seguro, exacto, siempre corro atrás de la zanahoria, no es ese el problema, el problema es si tenés un real sentido de clase, aquello de clase en sí, clase para sí.
Eso yo creo que lo vamos a tener que re-aprender con costoso sacrificio, y que lo vamos a aprender, porque cuando nos demos cuenta que ellos son clase para sí, y que nos dejan afuera, nos vamos a dar cuenta que somos otra cosa que eso, es decir, puede ser que nos cueste alguna topada fea, algún revolcón, por eso mismo yo miraría las cosas con prudencia, porque esto no se resuelve en un día, esto es una guerra de clases, y la guerra de clases dura toda tu vida.

 

MAB: Hay situaciones, nosotros acá en la radio tenemos un privilegio que es que recibimos mucha gente porque por un conflicto, cada vez menos la gente recurre a la denuncia pública porque tiene miedo, porque lo echan, ahora antes que llegue esto otro, la gente dice no yo no puedo hablar porque si yo hablo me echan, te digo trabajadores de supermercados, empresas de seguridad, maestras, de todo.

EP: Sindicatos débiles, sindicatos que no pueden garantizarte que te van a defender.

 

MAB: Claro, pero no porque no tengan cantidad de gente, muchas veces para ver cuánto se avanzó dicen, hoy está sindicalizado el tanto por ciento, pero eso no quiere decir nada.

EP: ¿Eso quiere decir que ese tanto por ciento, está dispuesto a ir a la batalla porque echaron a fulanito? Y mirá que es bravo, no hay cosa peor que defender aquello que castiga desparejo, una cosa es pelear por un aumento de sueldo, que todos vamos por la misma, y otra cosa es pelear porque en tal sector sancionaron a fulano, porque el resto dice, bueno hermano, sí, ¿pero habrá hecho bien, habrá hecho mal?

 

MAB: Y en las redes sociales te meten 3 o 4 cosas y ya está, te liquidaron.

EP: Te envenenan el asunto, entonces es más complicado, eso significa que por debajo de las redes sociales que ellos tienen, vos tenés que tener tu red social muy aceitada, vos tenés que estar permanentemente en contacto con la gente.

 

MAB: Una vez acá vino una delegación, yo no me acuerdo si eran de seguridad o de limpieza, y empezaron a relatar lo que les estaba pasando, que tenían exigencias muy duras pero hablando decían que el dirigente podía hacer lo que quisiera que no le pasaba nada.

EP: Y además porque también las empresas muchas veces crean la distancia del dirigente sindical con los otros trabajando a velocidades diferentes, entonces el veneno del empresario, no está sólo el día que te roba el salario, está permanentemente.
Es decir, también estos 15 años del Frente Amplio, fueron de relativa paz social, de relativo entendimiento, pero no te cuento que hay algunos que están afilando el hacha para darnos.

 

DM: No hubo también un intercambio de pasaje de la escena sindical a la política, a la dirección de empresas, a tomar decisiones incluso en algunos casos en contra de los intereses de los trabajadores de algunos dirigentes que pudo hacer que esa distancia que podía haber, que usted la planteaba cuando hablaba de la intendencia, de cada uno defender un poco sus cosas, que pueda quedar medio en la nebulosa.

EP: Que hubo pasaje a la actividad política, hubo siempre, en la medida que el Frente Amplio fue gobierno, hubo más pasaje, pero no los llevó, digamos, a posiciones contrarias a los trabajadores, si algún trabajador o dirigente sindical se hizo empresario, cambió de clase. Yo juego al 5 de oro, si me saco un premio grande y me compro 2, 3 mil hectáreas, ay, por favor no me llamen más de acá, llamame de la Carve. Pero el que se hace empresario, se hace otra cosa, y además el empresario chico tiene razón en decir, yo me rompo más que nadie, yo soy el que vengo a abrir, y soy el que me quedo para cerrar y todo lo demás, sí pero la ganancia es tuya, yo me voy con mi sueldito, entonces son puntos de vista diferentes, y si cambió de clase, cambió de clase, está en la de él.
Es muy difícil ser empresario y pensar como un laburante, como un laburante sí, como un trabajador asalariado.

 

MAB: “Un saludo a Platero, dice Cristina Otero, ex sindicato SUA Vestimenta, cuántas veces prestaron el sindicato para hacer los congresos, qué solidaridad”, dice Cristina.
Néstor de La Paz, dice: “Buen día, compas, un saludo al más grande de todos los tiempos de Adeom Montevideo, se les tildó de todo tipo de posicionamientos ideológicos, pero se mantuvo ahí, y con respecto a Chile, la sociedad no sabe qué hacer porque desapareció el marxismo como está pasando acá, futuro negro para la sociedad uruguaya”, dice Néstor desde La Paz.
Queremos preguntarte un poco también sobre las elecciones que vienen ahora, que hay que cuidarse mucho cómo se dice, departamentales y municipales, las dos, ¿cómo ves al Frente?, para ir directo al grano, ¿cómo ves al Frente para estas elecciones?, ha habido mucha discusión, ha habido muchas idas y venidas, ¿cómo lo ves?

EP: Yo escribo en ‘La onda digital’, es un semanario digital, y ahí dije más o menos lo que pienso.
Primero, creo que el Frente Amplio tiene la mayor posibilidad de ganar, porque tiene un electorado muy consolidado. Y creo que ha hecho todo lo posible por no ganar, primero forzando la mano de los comités de base y de las coordinadoras que querían un solo candidato, y le encajo tres para equilibrar las tendencias.
Es decir, el Frente que era una coalición de grupos, pero que además tenía un movimiento, y que eso tendía a ser cada vez más importante, ahora es cada vez más coalición de grupos y coalición de grupos que se desconfían entre sí. Mala cosa. Segundo, esta greña entre (Daniel) Martínez y (Carolina) Cosse, no tiene sentido, y me da la impresión de que quieren meter temas nacionales adentro de una elección que es municipal, y que las cosas son distintas, y que además se sigue creyendo en que lo importante es hablar por un medio, en vez de darse cuenta que lo importante es ir a los barrios, a los comités de base.
Me revienta una expresión de una compañera que dijo: porque hay que ir a la base a recoger insumos. Y no, no venís a recoger insumos, venís a recoger opiniones, porque yo no soy un fabricante de insumos, soy un fabricante de opiniones, y tenelas en cuenta, o discutí conmigo si te parece que son disparatadas, pero hay que caminar abajo, porque la gente se desconcierta un poco, entre los nuestros nos estamos peleando, ¿y qué queremos?, ¿ganarle a fulano?, ¿cobrarle a mengano que no me llevó de vice presidenta?
O tirar pelotazos como el boleto obrero.
El boleto obrero no existe desde el momento que los obreros entran en horarios absolutamente diferentes a cuando existía el boleto obrero, yo soy tan viejo que conocí el boleto obrero, pero era de 7 a 8 de la mañana, ahora la gente entra a las 9.

 

MAB: Cuando había trabajo en serio.

EP: Era cuando se trabajaban 3 turnos, ahora si se volviera a trabajar en 3 turnos, los primeros en morirse agotados, son los empresarios, no aguantan.
Las empresas trabajan a media máquina, un turnito, y están locos de la vida así porque la están haciendo, están metiendo los gastos de ellos en los gastos de la empresa, y nadie quiere crecer, esa ambición del capitalista de ser cada vez más grande, es acá en el Uruguay, creo que el mate la amortiguó, y cada cual tiene un rinconcito al sol y si es posible que me toque algo más a mí, sin preocuparme de a quién le sacan para que me toque más a mí, pero trabajar mucho más quién sabe si es conveniente.

 

MAB: Se arranca más en una campaña electoral donde hay una coalición de gobierno, una coalición que va a gobernar el Uruguay, y que presenta una candidata única, que nadie se la veía venir.

EP: Presenta una candidata única que no es boba. Perdiendo, gana.
Perdiendo está en la próxima fórmula presidencial, porque ‘lacallito’, el señor presidente Lacalle Pou, vamos a respetar la investidura, es el último de la dinastía Herrera, cuando deje de ser Presidente, tendrá que luchar para ser jefe de su partido si quiere seguir, y tendrá que luchar contra las aspiraciones de Manini, de Talvi, y quién sabe si no le sale algún otro.
En cambio esta mujer que ahora está de moda la fórmula integrada por mujeres, se colocó, por lo menos tiene gran chance de que la lleven de vicepresidente.
Y además tampoco está haciendo mucho por la guerra, eso de ir a hablar a Adeom, perfecto, fue, se relincharon, las dos se mintieron en cuanto a que te quiero, y cuando vengan las de a peso, veremos, como yo no voy a manejar el rebenque, no pasa nada.

 

DM: ¿Pero sigue la interna usted de Adeom?

EP: No.

 

Diego: ¿Le interesa saber cómo están los trabajadores?

EP: De ni pasar por la vereda, no, no.
Yo me hice una promesa, e hice una promesa pública: el que se va, se va.

 

DM: Pero habló de muchos temas, de Adeom prefiere no.

EP: No, prefiero no tocar, prefiero no saberlos, porque efectivamente es muy fácil opinar de afuera, y cuanto más lejos estás, más ves los defectos, pero no sabés en qué circunstancias se tomaron las decisiones. Entonces yo veo a Adeom allá, yo soy un jubilado, estoy con los jubilados municipales, y la peleamos ahí, y creo que no estoy afiliado a más nada, creo que ni a los Boy Scouts me afilio.

 

MAB: Mejor, porque ahora están en bajada los Boy Scouts, hay un lío bárbaro. Pero claro, estás con los jubilados municipales, que tienen una audición acá.

EP: Tienen una audición sí y la peleamos muy bien y sacamos un montón de conquistas con el Sindicato Médico, tanto pamento que se hizo con la apertura del corralito, se movió la mitad de la gente que la vez pasada, y se va a producir indefectiblemente una concentración de las entidades mutuales que son un fenómeno muy uruguayo, porque la empresa médica es cada vez más una empresa y cada vez menos una sociedad, tiene que ser una empresa, escuchame si no tenés tomógrafo, no existís, y si tenés que alquilar un tomógrafo, perdiste la ganancia del mes, y hay cosas mucho peores.

 

MAB: Mirá la Española no tiene más empleados de farmacia, lo que hace es un robot, el que saca los medicamentos y se lo da a la gente

EP: También la robótica, yo tengo 100 dólares trancados en una tarjeta de un pasaje que había sacado para Chile y que me devolvieron, hace como 5 o 6 años, 7, yo qué sé, cada vez que voy a reclamar, tal número, digite el número de su tarjeta, con muchos números, yo veo poco, me tengo que poner los lentes y se me escurren los números, digite el número, si es tal tarjeta, tal, y si es tal otra, tal, y al final no podes no siquiera maldecirlo porque es una máquina.
La deshumanización nos está comiendo, me llevo bárbaro con las botijas, abrieron una policlínica, el Casmu, acá en el barrio Sur, me llevo bárbaro con ellas porque las veo, y les conozco el nombre y saben quién soy.

 

MAB: Pero además ¿la gente de qué va a trabajar? Si no hay más cajas en los supermercados, no hay más cajeras.

EP: Creo que hay una tensión en el capitalismo entre la necesidad de tener consumidores y la necesidad de bajar los costos, porque también, acá hay un temor muy grande de la robótica, para los niveles de fabricación del Uruguay. Los robots son muy caros, hay un pamento bárbaro con el asunto de, y si nos sacan la refinería, la refinería nuestra a nivel internacional, es una refinería de juguete, sin embargo cada vez que para la refinería para mantenimiento tienen que, baja el producto bruto, porque en las dimensiones del Uruguay, la refinería es una cosa impresionante, pero en las dimensiones mundiales no hay refinería de 50 mil barriles, entonces hay que también tenemos que asumir que somos un paisito chiquito que somos un poco cual puma al viento, vamos para allá o para acá, según soplen los vientos.

 

MAB: Hay que estar parado muy firme.

EP: Y hay que estar parado muy bien y ser oportuno, hay un agujerito, meterse, dejó de servir, salirse y tratar de colarse en otro.
No sé si vos tenés en cuenta que el Uruguay hace muchos años, muchos, muchos años, yo me acuerdo que se lo sentí a (Danilo) Astori en el ‘84 y dije este tipo está loco. Y después empecé a mirar los números, somos el país que ha padecido el fenómeno migratorio más grande, y seguimos teniendo migrantes.

 

MAB: Nos mandaron la foto la embajada de España, una cuadra haciendo cola.

EP: Y los migrantes que tenemos, en general, los prepara la educación pública y se nos lleva, si yo fuera gobierno un día, más no quiero, capaz que hacía tratados con grandes países, ¿vos cuántos mecánicos vas a precisar dentro de 3 años?
Bueno, yo te los preparo, les enseño alemán, eso sí, después que empiecen a trabajar allá, me empiezan a repagar lo que yo gasté en preparar, y si quieren cuando se jubilan, les vendo una casita en la playa, pero somos un país exportador de gente. Yo trabajé en el 60 en una encuesta que después no salió de estratificación y movilidad social en Montevideo, había que codificar en una mesa grande porque si surgían dudas estaban los ayudantes técnicos ahí, cuando alguien encontraba un jefe de familia con los 4 abuelos uruguayos, parábamos y mirábamos la ficha, todos tenían un gringo en el pasado. Cuando volví a dar clase en el 2000, antes, en el 94 allá en la Casa de la Cultura, en todos los grupos preguntaba lo mismo, ¿hay alguien que no tenga parientes en el exterior? Todos tenían, todos tenemos parientes en el exterior, es decir somos un país exportador porque somos un país que desde Varela, Vázquez Acevedo, Batlle, un montón de gente, Cassinoni, Maggiolo, damos un nivel muy alto, y somos muy flexibles en cuanto a aprender cosas, entonces vamos a seguir exportando jóvenes.

 

MAB: Ya nos queda tema, Platero, muchísimas gracias por haber venido.

EP: Gracias a ustedes, me gustó mucho charlar.
Muchas gracias a los oyentes, si me escucharon, porque tienen que tener una paciencia.