BRASIL: “LA SITUACIÓN SOCIAL ES GRAVÍSIMA” Y CRECE LA CANTIDAD DE “GENTE DURMIENDO EN LAS CALLES”
Plínio de Arruda Sampaio Jr. desde Brasil, 20 de febrero de 2020.

El senador brasileño Cid Gomes tomó una retroexcavadora y envistió un bloqueo de un cuartel de la policía que estaba en huelga en su Estado. Y  fue baleado. “Cid Gomes es un senador de la República, un político tradicional que quiso resolver un problema sindical personalmente”, explicó el economista, docente y analista político brasileño, Plinio Arruda Sampaio Jr., corresponsal de CX36 en Sao Paulo, Brasil. Apuntó que se trata de un Estado gobernado por el PT “en alianza local con la familia Gomes” y dijo que este hecho “es más un elemento de la confusión brasileña”, indicó. En otro orden, se refirió a la situación económica y política en ese país. “En la historia brasileña es muy difícil un presidente aguantar más de dos años de recesión, de estancamiento. Nosotros estamos ya hace 7 años en estancamiento, el estancamiento ya desmoralizó al gobierno Dilma, después desmoralizó el gobierno Temer y empieza a desmoralizar, a corroer el gobierno Bolsonaro”, sostuvo. “Lo que está por detrás de esto es que los problemas no se resuelven, no hay estabilidad económica, no hay estabilidad política, la situación social es gravísima” y eso se ve “por la cantidad de gente pidiendo dinero en las calles y durmiendo en las calles”, aseveró. Transcribimos la nota que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/20200220pliniodearrudasampaiojrbrasil

 

Hernán Salina: Estamos recibiendo desde San Pablo a nuestro compañero corresponsal Plínio de Arruda Sampaio Jr. Bienvenido Plínio una vez más

Plínio de Arruda Sampaio Jr.: Buenos días Hernán, un gran gusto hablar con los oyentes de Radio Centenario.

HS: Bueno, y te digo que ya está en camino la edición impresa del suplemento "Mundo entre líneas", ayer ya fue puesto en el correo al viejo estilo, más allá de todo el mundo virtual que hay ahora, los ejemplares impresos de este suplemento de La Juventud que incluyen tus columnas para que por lo menos te llegue una muestra impresa, más allá de que todas las semanas te mandaremos el archivo de la publicación. Tendrás que confirmarnos a ver cuánto llega, cómo se están comportando los correos estatales en estos tiempos, Plínio.

PASJ: Muchas gracias Hernán, aguardo la llegada, cuando llegue les aviso. El correo brasileño por mientras funciona muy bien, aunque Bolsonaro tenga planes de privatización. Pero estoy aguardando, creo que es una iniciativa muy importante para que la gente tenga una visión panorámica de lo que está pasando.
Nosotros tenemos que ser muy serios en la batalla de las ideas, porque los neoliberales lo son. Entonces, cuanto más materiales para equipar esta guerra, mejor. Es una victoria de Radio Centenario.

HS: Exactamente, y de nuestro hermano mayor como decimos que es el diario La Juventud que surgiera en la etapa de la salida de la dictadura aquí en el año ‘84, y que luego en el año ‘92 se transformara en diario.
Bueno, Plínio, vamos a los temas, una semana que ha sido convulsionada, me comentabas fuera de aire, para el presidente Jair Bolsonaro y con cambios a niveles de gobierno además.

PASJ: Sí, mira Hernán, la gran consigna de Bolsonaro era "Yo voy a poner orden en Brasil que está en el desorden, y el orden vendrá con mano firme".
La verdad es que nunca en la historia brasileña estuvimos en mayor confusión, en todos los planos en que uno mira lo que se nota es que el gobierno Bolsonaro no es solución para nada pero sí es parte del problema.
La semana pasada fue una semana emblemática, porque Bolsonaro logró hacer conflictos muy serios con el Legislativo, con el Judiciario, con su ministro de Economía, con los gobernadores que es una crisis federativa muy grande, con la prensa y con las mujeres. O sea, para una semana nomás, es una concentración de conflictos enorme, lo que demuestra en realidad que Bolsonaro está en una situación muy, muy tensa, o sea, no tiene la menor capacidad de dar estabilidad mínima a su gobierno.
Entonces, ahí estamos, en esto la iniciativa que toma es abandonar un poco o alejar a la gente más ideológica ligada a un astrólogo que es el gurú del gobierno que se llama Olavo de Carvalho, que es la gente más anticomunista, la más ignorante.
Bueno, la sacaron, sacó toda esta gente del palacio y se cercó de militares.
Pero esto puede dar la impresión de que los militares están con Bolsonaro, lo que no es realidad, porque en realidad el ejército cada vez más se aleja de Bolsonaro porque no quieren contaminarse con este gobierno, que es un gobierno menos militar y más miliciano relacionado con la policía civil y la policía que tiene relaciones con el crimen organizado.
Entonces, estos militares entre ellos tampoco tienen cohesión y cada uno tira para su lado; lo que demuestra que en realidad es un gobierno muy, muy débil. No por eso menos peligroso porque tira para cualquier lado, pero un gobierno que no presenta ninguna solución para ninguno de los problemas gravísimos que vive la sociedad brasileña

HS: ¿Pero dónde radica ese debilitamiento? ¿Está perdiendo apoyo político a nivel de sistema? No digo sólo de opinión pública, ¿pero a nivel político, en el Congreso eso se va reflejando también, Plínio?

PASJ: Yo creo que sí, la situación, estamos discutiendo una semana muy turbulenta, yo creo que tenemos que ver después cómo la tendencia persiste para sacar una (...) definitiva porque hay definiciones contradictorias.
Por ejemplo, salió una investigación de opinión pública que dice que el gobierno está mejorando su posición de aprobación, lo que es sorprendente porque uno no logra entender por qué sería esto. Pero del otro lado lo que se nota es que la economía está parada, los empresarios empiezan a verbalizar que la recuperación que se hablaba 2 meses atrás no viene, el propio gobierno empieza a revisar las expectativas de crecimiento en sus planes de supuestos. Entonces, los problemas ahí están y la gente percibe esto.
En la historia brasileña es muy difícil un presidente aguantar más de dos años de recesión, de estancamiento.
Nosotros estamos ya hace 7 años en estancamiento, el estancamiento ya desmoralizó al gobierno Dilma, después desmoralizó el gobierno Temer y empieza a desmoralizar, a corroer el gobierno Bolsonaro.
Entonces, yo creo que lo que está por detrás de esto es que los problemas no se resuelven, o sea, no hay estabilidad económica, no hay estabilidad política, la situación social es gravísima y uno que viene a Brasil y pasea por las grandes ciudades mira esto con el ojo, no es necesario leer estadísticas ni nada, por la cantidad de gente pidiendo dinero en las calles y durmiendo en las calles.
Entonces, yo creo que es todo esto que viene y que desgasta al gobierno Bolsonaro

HS: Bien, en ese plano, en medio de este panorama que nos planteás, la prensa internacional maneja algunos cambios que ha hecho en lo que denominan el núcleo duro de poder del palacio de Planalto con la designación de un general como ministro jefe de la casa civil, el equivalente al jefe de gabinete que es el actual jefe del Estado Mayor Conjunto y ex interventor federal en Río, Walter Souza Braga Netto, con esto lleva a 8 el número de ministros militares que debe ser también un intento de reforzar ese apoyo de la cúpula del Ejército que está debilitado, ¿decís Plínio?

PASJ: Un poco esto y también, a lo que parece, por lo que sale en la prensa, una manera de Bolsonaro intentar calmar la guerra civil que es durísima dentro del propio gobierno. Porque Bolsonaro tiene que enfrentar a los de afuera pero tienen que enfrentarse entre los de adentro. Porque como es una camarilla recién formada, como no imaginaban que iban a llegar a la Presidencia, entonces todavía no hay un liderazgo, no hay un sentido para este gobierno.
Y como son oportunistas y todos tienen posibilidades de enriquecerse, las peleas internas son monumentales, y esto resbala, no entra en Bolsonaro que es muy poco hábil y se involucra en estas peleas.
Entonces el gobierno, además de todos los problemas reales del país, tiene los problemas inventados dentro del propio gobierno.
Yo creo que esta reorganización del Planalto con gente militar de su proximidad, no todos coinciden en lo que piensan entre ellos, pero le da Bolsonaro alguna seguridad mayor para enfrentar las presiones empresariales que llegan muy fuerte, las presiones políticas que llegan muy fuerte.
Entonces, él hizo una especie de blindaje con gente que, por decirlo así, conoce el lenguaje. Porque es un milico y le encantan los milicos. Entonces, entre los milicos él se siente más seguro. Porque además Bolsonaro es un hombre muy, muy inseguro, no se maneja, siempre fue un diputado muy secundario, ni secundario, terciario. Nunca presentó un proyecto, nada.
Entonces, él se juntó con la gente con la que entiende el lenguaje, gente de la que él entiende el lenguaje para protegerse de las presiones políticas y económicas. Es la lectura que yo tengo de esta última reorganización que hace Bolsonaro en su (...) más cercano

 

HS: Claro, y se completa con la designación de un almirante, Flavio Viana Rocha que queda al mando de la Secretaría de Asuntos Estratégicos, según informa la prensa. Y hay analistas que dicen que, bueno, al poner a militares en estos lugares tan importantes también ahí la falencia más notoria es que no se destacan ellos por su capacidad de articulación y de negociación que se necesita por parte del Ejecutivo con el Congreso, por ejemplo

PASJ: Sí, esta semana Bolsonaro tuvo, primero, un encuentro muy fuerte con el Congreso y tomó una reprensión pública del presidente de la Cámara de Diputados y de la Cámara del Senado, entonces es ya un conflicto fuertísimo.
Y tuvo un conflicto interno con su ministro de Economía que es un ministro muy poderoso que le dio carta blanca. Pero resulta que el ministro le prometió que en el 2020 la economía brasileña estaría creciendo y próspera, pero Bolsonaro es un ignorante total, entonces él le creyó a Paulo Guedes. Pero como la economía está estancada y las presiones vienen, entonces llama a Paulo Guedes y le dice, mire, si usted no recupera la economía antes de junio, yo lo saco del gobierno.
Lo que evidentemente no resuelve nada porque el problema económico en realidad no depende de Paulo Guedes, es mucho más profundo.
Entonces, yo creo que esto, esta reorganización de tener a los militares al lado, es para protegerse un poco de Paulo Guedes que se defiende diciendo, yo le doy el crecimiento pero tengo que hacer más reformas. Porque siempre está la retórica, todavía no llegó porque faltan reformas, entonces usted me tiene que dar las reformas.
Y al mismo tiempo Bolsonaro dice, bueno, pero si yo le entrego más reformas en un año electoral, estoy perdido porque no voy a tener un voto, porque no hay ni crecimiento y hay muchos ataques a los trabajadores y a los funcionarios públicos.
Entonces, yo creo que es en este contexto que Bolsonaro se rodea, no exactamente de los militares, pero de militares, no de los militares, no de la institución de los militares.
Claro que cuando entra un militar que tiene prestigio en la tropa, esto le favorece un diálogo con la institución, pero no es la institución que está con Bolsonaro, son personas, individualidades

 

HS: Claro.
Bueno, te digo y le cuento a la audiencia a la vez que mientras estamos hablando se está informando que ha sido detenida en Colonia, en la ciudad capital Colonia del Sacramento que tiene además, todavía se conservan aspectos de la época colonial, que fue ocupada por los portugueses, está junto al Río de la Plata y desde ahí se cruza a Buenos Aires, Plínio, ahí fue detenida una mujer por la continuidad de las investigaciones en torno a las coimas de Odebrecht. Es una contadora que es la pareja actual de quien va a asumir el 1º de marzo como ministro de Educación del nuevo gobierno en nuestro país, nada más y nada menos. Ha sido detenida en las últimas horas, está informando la prensa a esta hora. A ella de la vincula a una empresa sospechosa de canalizar sobornos de Odebrecht a un ex presidente panameño.
Fijate vos qué integración latinoamericana, Odebrecht brasileña, la contadora uruguaya, la empresa que trabajaba para un ex presidente panameño. ¿Querían integración? Bueno, ahí tienen

PASJ: Exactamente.
La integración del capital viene junto con la globalización de la corrupción, en América del Sur liderada por Odebrecht

 

HS: Exactamente, Odebrecht como nombre clave.
Bueno, esto es tremenda noticia, imaginate, la pareja del futuro ministro de Educación que es un académico muy prestigioso aquí en nuestro país.
Plínio, un último episodio que queremos consultarte es algo que ocurrió en estas horas, que fue un episodio muy particular, un senador Cid Gomes, que tomó una retroexcavadora y envistió un bloqueo de un cuartel de la policía que estaban en huelga en su Estado. Y que fue herido, fue baleado.

PASJ: Fue baleado.
Cid Gomes es un senador de la República, hermano de Ciro Gomes que fue candidato a la Presidencia de la República ya dos veces y fue en la última también. Es un político tradicional que quiso resolver un problema sindical personalmente. Entonces, hay una especie de motín de la policía, una cosa muy sospechosa porque es más que una huelga, es un motín y una insubordinación donde los policiales pasaban por las calles y mandaban cerrar los comercios, o sea, actuaban como criminales. Como hace el narcotráfico cuando hace manifestaciones

 

HS: ¿Quién gobierna el Estado, Plínio, qué partido?

PASJ: Es un gobierno del PT en alianza con la familia Gomes, en una alianza local.
Entonces, este Cid Gomes viene y quiere resolver problemas políticos de manera personal. Bueno, lo que pasa es que tuvo una actitud completamente insensata, agarró una retroexcavadora y avanzó sobre los funcionarios policiales. Los policiales están todos entre lo legal y lo ilegal, uno de ellos sacó una pistola y le dio dos tiros, parece que el Senador ya salió del CTI pero un tiró le rompió la clavícula, el otro tiro entró en el pulmón, pero parece que no tiene riesgo de vida.
Lo que demuestra esto es la completa confusión en que está la política brasileña, porque nunca en lugar ninguno del mundo un problema sindical se resuelve con actitudes personales de hombría, de entrar y de resolver en el grito la situación.
Pero ese es más un elemento de la confusión brasileña

 

HS: Sí, habla de una personalidad muy particular haberse ido solo con una retroexcavadora a encarar una huelga con gente que tiene armas ¿no?

PASJ: Sí, lo que demuestra que tiene un coraje personal muy grande pero no tiene una sensibilidad política muy fuerte, porque esto no se iba a resolver así.
Entonces en realidad él tuvo una actitud voluntarista de querer resolver un problema gravísimo, que por detrás de este problema hay, de un lado el descontrol de la policía, muy parecido con lo que pasó en Bolivia, Hernán. En Bolivia la policía se salió de control, se desbordó y esto es lo que está pasando allá.
Pero el desborde es con un objetivo sindical de aumento de salarios.
Pero el otro lado es que los estados brasileños viven una crisis fiscal gravísima, entonces, no hay plata porque toda la plata hay que darle a pagar la deuda pública. Entonces, no sobra plata para pagar los salarios de los policías, de los médicos, los profesores.
Entonces, es en esta circunstancia que se mete Cid Gomes para resolver con su actitud el problema. No lo resolvió y casi muere

 

HS: Claro.
El ex juez Sergio Moro que es ministro de Justicia y Seguridad Pública dijo anoche en un comunicado que estarían desplegando en estas horas fuerzas federales allí en Ceará y en esta ciudad donde se han dado estos problemas, en Sobral

PASJ: Sí, porque este es otro punto, esta huelga ya viene de algún tempo, el gobernador le pidió apoyo al gobierno federal para que enviara tropas federales para poner un mínimo de orden a las tropas estatales que salieron, que se desbordaron. Pero como está la rivalidad de Bolsonaro con los gobernadores del PT, con los gobernadores del nordeste como un todo, esto se retrasó, se retrasó hasta que vino este incidente y esto hace que Moro tenga que precipitarse y ordenar que las tropas que ya deberían estar en Ceará hace más de una semana, sean enviadas al terreno

 

HS: Bien, Plínio, te hemos robado unos cuantos minutos para actualizar el análisis de la política brasileña, como decíamos. Te mandamos un abrazo como siempre, con la expectativa de reencontrarnos la semana próxima

PASJ: Seguro, un gran gusto hablar con ustedes, aguardo aquí que llegue el suplemento, estoy aquí ansioso por que llegue y llegando les comento

 

HS: Un abrazo grande Plínio, hasta la próxima

PASJ: Hasta la próxima, un abrazo para todos ahí.