EN HAITÍ “EL PUEBLO ESTÁ SUFRIENDO PERO ESTÁ DE PIE, TOMA EN SUS MANOS SU DESTINO Y QUIERE CAMBIARLO”
Contacto con Henry Boisrolin desde Haití, 24 de febrero de 2020.

 

Henry Boisrolin -integrante del Comité Democrático Haitiano- relató en contacto con CX36 lo sucedido el domingo en la capital haitiana, donde un grupo de policías descontento por sus condiciones laborales intentó asaltar el cuartel general del Ejército, con un resultado de al menos dos muertos y 12 heridos. El asalto se produjo en el “dimanche gras”, el primer día del Carnaval haitiano y en pleno Champ de Mars, la gran explanada situada frente al Palacio Presidencial donde se iban a celebrar los desfiles, que fueron cancelados tras los tiroteos. Boisrolin hizo hincapié en la situación política y social que vive ese país y habló del hastío del pueblo haitiano tras un largo proceso de sometimiento. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/20200224henryboisrolinhaiti

 

Diego Martínez: Bueno, estamos en contacto con Henry Boisrolin desde Haití.
Henry bienvenido a los micrófonos de Radio Centenario, buen día.

Henry Boisrolin: Gracias, buenos días para ustedes y para toda la audiencia

 

DM: Bueno, lo primero es conocer cuáles son las últimas novedades, sabemos que este fin de semana hubo movilizaciones. ¿De qué magnitud, qué importancia tuvieron estas movilizaciones en Haití?

HB: Bueno, el primer punto que habría que señalar, el levantamiento policial o los enfrentamientos ocurridos ayer en distintos puntos del país, fundamentalmente en la plaza central de la capital, Campo de Marte, entre supuestos militares y policías. Hay que encarar, enfocar todo esto dentro de la descomposición del sistema neocolonial impuesto por los Estados Unidos hace más de 100 años y efectivamente las condiciones infrahumanas, podríamos decir, en las cuales vive la mayoría de los policías, han conducido y han llevado a esa gente a pensar en formar un sindicato.
También es parte de la lucha popular. ¿Por qué digo esto? Porque ellos entendieron que las reivindicaciones de las masas, las trabajadoras y las no trabajadoras, el sufrimiento porque son hijos de ellos también la gran mayoría, entonces ahí hay un punto donde va a haber un contacto entre las reivindicaciones para mejoras salariales, condiciones para trabajar en las comisarías, etc., eran deplorables al igual que las condiciones de la gente en general.
Entonces, hay una especie de politización del instrumento represivo que tiene el Estado.
Hay que ver eso como acumulación de las luchas sobre todo que se vienen desarrollando en el país a lo ancho y largo en contra del despilfarro de los fondos Petrocaribe, exigencia del fin de la ocupación, exigencia de la estabilidad del presidente.
Todas esas luchas han impactado de alguna forma en todos los ámbitos, incluso sobre los propios policías.
Entonces, intentan formar un sindicato, que el gobierno rechaza de plano, incluida la dirección de la policía. Pero ahí fue un error midiendo mal, a mi entender esto, creyendo que era cosa de (...) o que tienen suficiente poder para poder someter, entonces no quisieron entender esa reivindicación porque esgrimieron como elemento que las normas de la policía no permiten efectivamente la creación de un sindicato.
Pero la Constitución haitiana sí, entonces hay un tema jurídico que había que solucionar a partir de negociaciones.
Ellos no lo entendieron así, subestimaron la voluntad de determinación de los y las policías de Haití y fueron al enfrentamiento. Entonces los policías, incluso creyendo que podían organizar el carnaval, el lunes quemaron todos los stands que estaban en la plaza principal...

 

DM: ¿Los policías que quieren sindicalizarse quemaron los stands?

HB: Sí, varios de los policías y los manifestantes, porque ahí el pueblo, muchas organizaciones entendieron que era una forma de profundizar más una contradicción en el seno del régimen

 

DM: Sí, sí, se sumaron a la lucha

HB: Exactamente, se sumaron a la lucha. Y la masividad empujó más a los policías a solidarizarse también.
Entonces, quemaron el miércoles los carros que iban a desfilar, los aparatos de sonido, y el primer ministro que no tiene otra idea en la cabeza, que no ve más lejos que la punta de su nariz, declaró que era obra de terroristas y revocaron a los miembros visibles del sindicato entre los cuales figura una mujer que es la coordinadora, una policía en actividad que se llama Yanick Joseph.
Entonces la policía rechazó se desató inmediatamente el espíritu del cuerpo, rechazaron tal provocación.
Ante la amplitud que tenía el tema ahora, no solamente en la capital sino en otras partes, en otras provincias, ellos formaron una especie de comisión de diálogo que terminó mal el sábado cuando Yanick se levantó con su gente de la mesa de negociación y ahí ellos apostaron a más ahora. Entonces pidieron la renuncia del jefe de policía, decretaron que no iba a haber carnaval e iba a haber una marcha ayer.
Entonces, durante la marcha, cuando ellos llegan a Campo de Marte, a una torre que se llama 2004 que es la estructura más alta, apostaron militares ahí que abrieron fuego sobre los manifestantes, principalmente hasta ahora se habla de dos policías muertos, un militar muerto, un civil de 17 años muerto y varios heridos. Es un balance parcial.
Hubo enfrentamientos, eran realmente escenas de guerra prácticamente allá durante varias horas en Campo de Marte y en otras partes de la capital.
Entonces la gente masivamente sale a poner las barricadas como suelen hacer y lo mismo sucedía en la segunda ciudad Cabo Haitiano donde el ex presidente Martelli pretendía salir. Ahora han dado 24 horas para que abandone la ciudad de Cabo Haitiano y el gobierno anoche tuvo que anular los 3 días de carnaval.
Ahora de vuelta hubo enfrentamientos y los militares han tomado posiciones de vuelta en la torre, los manifestantes son muchos más ahora, la ciudad está prácticamente paralizada con barricadas, bloqueo de rutas y distintas calles, sobre todo las que están cercanas a lugares estratégicos como la avenida que conduce al aeropuerto, la avenida que conduce a la ciudad donde vive la gente acomodada fundamentalmente y donde hay varias residencias de embajadores, de representantes de las Naciones Unidas, etc.
Entonces, hay una situación de convulsión.
Habría que entender eso en el marco de la descomposición y la explosión o implosión en algunos casos del sistema neocolonial.
Ahora el pedido es la renuncia del presidente, del primer ministro, del ministerio del Interior y la Justicia y del jefe de policía, de toda la cúpula de la policía.
Entonces, el gobierno dijo que anula las festividades de carnaval para evitar un baño de sangre, pero baño de sangre que ya empezó hace rato porque ellos vienen masacrando gente en barrios populares. Y ahora el enfrentamiento está entre las fuerzas.
Incluso el gobierno, hay que señalar esto, el presidente el segundo lunes de enero decretó la caducidad del Parlamento haitiano, anulando de hecho con un tuit el mandato de 8 o 9 senadores cuyos mandatos tenían que tener fin dentro de un año o dos. Entonces, el gobierno está dirigiendo por decreto.
Hay que sumar todos esos elementos a la grave crisis en la cual se encuentra Haití.
Ahora, atención, los militares son menos, tienen mejor entrenamiento pero son muchísimo menos, son algunos centenares, no sé si llegan a 200. En cambio hay 15 mil policías o más.
En cuanto a armamento, son casi similares. Incluso ayer se vieron escenas donde los policías acompañados por civiles armados y el pueblo, se apoderaron de algunos carros blindados que recién el gobierno había hecho llegar al país para la protección del palacio y del presidente mismo

 

DM: Se trata de una guerra civil por lo que nos estás contando, armados de los dos lados...

HB: Bueno, no sé si lo es ya pero se está conformando un escenario similar, si uno tiene en cuenta lo que está sucediendo en Cabo Haitiano que es la segunda ciudad, en otra ciudad importante, incluso en una isla que tenemos cerca La Gonave también.
Entonces, hoy por ejemplo, era imposible circular dicen. Bueno, primero, el día de carnaval, el lunes, suele ser feriado hasta el mediodía porque el desfile solía empezar a las 3 o 4 de la tarde.
Pero prácticamente la ciudad no está funcionando en nada, en la capital la gente que tenía que ir a trabajar, que se atrevieron a salir, no tienen medios para poder volver, hay más manifestantes que ayer que salieron a sostener, a apoyar a los policías.
Entonces, atentos también a la reacción de Washington. Según el rumor parece que van a llamar a una reunión del Consejo de Seguridad para hoy o mañana. El Co-Group que es el verdadero mandamás en el país que está formado por la embajadora norteamericana, el embajador de España, el de Brasil, de Canadá y los representantes especiales del secretario general de la ONU y de la OEA, el compatriota de ustedes, el Sr. Almagro.
Bueno, entonces ellos parece que llaman a una reunión en la tarde en un hotel y hay rumores en el sentido que piden también ahora que Jovenel se vaya o que haya una formación de un gobierno rápidamente para tranquilizar.
Pero al punto tal que ahora los policías están reclamando justicia para los dos policías asesinados.
Si bien escuché recién al portavoz del sindicato que habla de 3 policías muertos, 8 heridos de parte de ellos y otros civiles muertos, entre los cuales, como dije el chiquito de 17 años.
Entonces, hay una bronca tremenda con lo que ha ocurrido y los militares han vuelto a ocupar la torre ahora, han subido arriba del cuartel general de ellos, han tomado posiciones de combate y ahora la gente está gritando en la calle, si no deponen las armas van a incendiar el país.
Entonces, hasta ahora el presidente no ha hablado, solamente hace 2 o 3 días dijo que iba a construir 600 viviendas para la policía, cosa que fue rechazada, porque ellos piden otra cosa, el sindicato, mejoras salariales. Porque hay comisarías donde no hay siquiera un baño, las mujeres cuando tienen sus menstruaciones tienen que darse vuelta los varones para que ellas puedan cambiarse. Es una situación realmente denigrante.
Entonces, fue un error de ellos subestimar eso, mantener solamente de los 15 mil a mil tipos bien pagos al servicio de ellos creyendo que eso era suficiente. Pero eso podía ser suficiente en un país cuyo sistema no está en descomposición, en el caso de Haití no, han volcado hacia posiciones más radicalizadas.

 

DM: Esto viene con un antecedente de 20 años de lucha mínimamente ¿no?

HB: No, hay más, desde antes de la caída del régimen. Es decir, la descomposición del sistema viene de mucho antes pero se ha profundizado en el 85 hasta llegado el 86 con la fuga del dictador Duvalier.
Entonces se siguió luchando contra el régimen militar que había tomado el poder, después Aristide ganó las elecciones con un apoyo popular inmenso, hicieron un golpe 7 meses después asesinando a 5 mil personas durante 3 años. Después Aristide traicionó y permitió que las tropas norteamericanas entraran para que él regresara al poder, después hubo un golpe de Estado, un secuestro del presidente Aristide en el 2004, la ocupación de la Minustah donde Uruguay tuvo una parte importante. Después el tema de las violaciones a niñas, mujeres, jóvenes haitianos. Ahora está el tema de tribunales populares para enjuiciar todo esto donde militares uruguayos también dejaron hijos allá. Entonces hay toda una situación de bronca, todo eso estalló, contradicciones, etc.
También hay que hablar de las masacres que fueron barbaries durante sobre todo los últimos años. El secuestro que se ha vuelto una industria en el país en este momento, se habla de más de 70 bandas armadas fuera de control.
Entonces, hay una situación explosiva, realmente, como la política no es 1 + 1 = 2, realmente no veo desde ahora en qué va a terminar todo esto, solamente sé que hay una decisión del pueblo haitiano que no quiere seguir viviendo como antes. Y hay organizaciones que están tratando de dirigir esto, donde hay un foro patriótico que es importante, que plantea una solución, una vía de salida a partir de la formación de un gobierno de coalición con el sector más moderado de la oposición, con los socialdemócratas. No hacer elecciones durante 3 años, atender el tema del juicio para el Petrocaribe, las masacres, etc., ponerse de acuerdo con un plan mínimo para la evacuación de todas las tropas y poner fin a la ocupación.
El objetivo del campo popular es lograr la liberación nacional y social. Es decir, que Haití recupere su soberanía, su derecho a la autodeterminación y por ende también la construcción de un sistema que no tiene nada que ver con el sistema neocolonial.
Cómo se va a llamar eso, no lo sé, las revoluciones, los cambios no se hacen a partir de libros, se hacen a partir de hechos concretos de la lucha de clases.
Pero hoy por hoy el tema de la liberación del país está, la liberación del pueblo está, entonces, es un problema muy serio que merece, creo yo, la comprensión y la solidaridad, no la ayuda, la visión de lástima, pobrecitos como están viviendo. No, no, hay que ver que es un pueblo que está sufriendo realmente pero que está de pie, que toma en sus manos su destino y que quiere cambiarlo

 

DM: De todas maneras es el momento más fuerte de los últimos tiempos ¿no?

HB: Exactamente, eso sí, correcto, estoy de acuerdo contigo totalmente ahí.
Es decir, lo que faltaba a las grandes movilizaciones desde julio del 2018 donde centenares de miles, millones, de personas salieron a la calle, bloquearon al país durante 3 meses, el presidente ni se sabía donde dormía, pero quedó apoyo norteamericano fundamentalmente y del Co-Group. Cada manifestación se disolvía con gases, balas, tiros, etc.
Ahora hay fuego también del otro lado, entonces lo que faltaba en la correlación de fuerzas, ese ingrediente que a veces dicen el arma de la dialéctica se reemplaza por la dialéctica de las armas, ahí está.
Entonces, hay más policías sumados a la lucha, hay más gente y las organizaciones populares entendieron que en este momento el enemigo principal es el presidente, el imperialismo, el Co-Group, la cúpula de la policía y los "militares".
Cabe destacar que los militares son militares que no responden a vía legal y constitucional porque desde 1994 se habían disuelto las Fuerzas Armadas haitianas. Entonces, el presidente Jovenel, ese presidente marioneta que responde a un subalterno, que está al servicio del imperialismo, quiso reformar al Ejército haitiano. Entonces, ahí hay 200 tipos que están formados también por gente de la Minustah (la misión de Naciones Unidas para Haití), seguramente algunos militares uruguayos han dado su manito ahí, eso también hay que resaltarlo, rechazarlo y denunciarlo.
Muchísimas gracias por la llamada, entiendo eso como una forma más, humildemente uno trata de decir en lo que entiende, no digo que tenga razón, pero lo que vemos se los transmito a ustedes con total sinceridad, lo que está sucediendo allá. Y también lo que están pensando algunos miembros de algunas organizaciones populares. Estuve en contacto con ellos desde el día lunes y eso es.
Entonces, gracias a ustedes porque nadie va a luchar por lo que no entiende, nadie va a morir por lo que no ama, como digo siempre, y esta forma de difundir la realidad nuestra, agradezco fundamentalmente a ustedes, a todos aquellos y aquellas allá en Uruguay que siempre nos acompañan, porque no es una ayuda es una solidaridad para con la lucha del pueblo haitiano. En ese sentido agradezco fundamentalmente a cada uno y a cada una de ustedes en nombre del pueblo de Haití

 

DM: Bueno, obviamente que para nosotros es muy importante la lucha del pueblo haitiano históricamente, pero también con la participación de la ocupación del Ejército uruguayo obviamente que nos corresponde también solidarizarnos con cierto margen de culpa por la actitud que nuestro país tuvo, así que les mandamos un saludo. A ti obviamente el agradecimiento por la información, por lo que fue el reporte y vamos a seguir en contacto. Te pedimos que nos pongas al tanto también si surgen cosas nuevas

HB: Cómo no. Y el pueblo haitiano entiende muy bien, hace la separación entre los gobernantes y el pueblo uruguayo. Yo tengo en mi corazón a muchos de ustedes y realmente, sobre todo cuando hablo de eso yo me acuerdo de Guillermo Chifflet y otros, no me voy a olvidar nunca ni el pueblo haitiano.
Sepan que nosotros tenemos buena memoria, porque hay buenos sentimientos que animan al pueblo de Haití. En caso de victoria, nosotros no nos vamos a olvidar.

 

DM: Muy bien, un fuerte abrazo

HB: Gracias a ustedes.