“EN ESTE PAÍS LA ALIMENTACIÓN LA MANEJAN GRANDES EMPRESAS MULTINACIONALES”
Entrevista a Daniel Campanella, 26 de febrero de 2020.

 

Desde Libertad, el producto Daniel Campanella, en contacto con CX36 se refirió a la situación de los productores rurales, comenzando por las inclemencias climáticas que ha lleva considerar un año perdido. “Ya no hay vuelta atrás, son casi 4 meses sin agua, noviembre diciembre, enero y febrero y con el antecedente que por octubre habían caída como 200 mm de agua, todos juntos, eso llevó a que inmediatamente se instalará la sequía y la tierra quedó como un hormigón, lo que es doblemente dañino a la sequía”. Agregó que los daños son cuantiosos, ni que hablar de la lechería, los cultivos y el laboreo, con una serie de complicaciones que se van sumando y van cayendo mitos y mentiras, se pone en tela de juicio la ley de riego que eso es un circo montado para la población urbana que desconoce el método y el funcionamiento del campo”. Transcribimos la nota que puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/danielcampanella_202002

 

Hernán Salina: Hoy el diálogo es telefónico porque lo tenemos en la zona de Libertad, departamento de San José, el productor Daniel Campanella. No sé si no es el primer diálogo del año que tenemos con Daniel, buen día, Campanella

Daniel Campanella: Buen día, compañeros. ¿Cómo les va? Bueno sí, en 2020 es la primera vez, un saludo a toda la audiencia

 

HS: Bueno, Daniel, queríamos poner un poco al día, pasar en limpio un poco la situación de los productores rurales arrancando por lo climático, si que quiere, que tiene consecuencias en lo productivo. Cuando hablamos de la tierra, venimos de un verano donde la lluvia ha sido escasa y queríamos repasar contigo qué impacto está teniendo esto, qué dicen los productores, ¿qué puede pasar, por lo tanto, con lo que nosotros tengamos al alcance en cuanto a poder comprar productos de la tierra, a su costo, a la disponibilidad de productos?

DC: Bueno, me hiciste una pregunta que amerita unas cuantas respuestas.
Primero, ya hay un título para la situación, por lo menos en esta zona del país, la zona sur, ya se le llama "año perdido". Ya no hay vuelta atrás, son casi 4 meses sin agua, noviembre, diciembre, enero y las poquitas horas que quedan de febrero, con el antecedente que por allá por octubre habían caído como 200 mm todos juntos lo que hizo que la tierra quedara como una losa, quedara apretada e inmediatamente se instaló la sequía y quedó un hormigón. Entonces, es doblemente dañina la sequía, porque es distinto cuando a veces va disminuyendo poco a poco, las tierras se pueden trabajar algo de alguna manera, esto no, quedó un hormigón, y bueno.
Entonces, desde el punto de vista de los daños, son cuantiosos, ni qué hablar lo que es la lechería y ni qué hablar lo que son los cultivos, todo lo que es el laboreo, la agricultura misma, con una serie de complicaciones que se le van sumando y van cayendo mitos. Van cayendo mentiras, se pone en tela de juicio la Ley de Riego porque eso es todo un circo montado cuando muchas veces se le habla a una población como la población urbana que desconoce el método, el funcionamiento, la pelea, porque no es con la sequía.
Ahora también, primero que son muy pocos los cultivos que se pueden regar, son muy pocos porque los demás, incluso a un riesgo altísimo. Entonces, al ser lo poco verde que va quedando, el ataque de los insectos es feroz, porque como todo lo demás está seco, amarillo o no existe, lo poquito verde que se riega, cuanta lagarta, vaquilla, pulgón, mosca, todo se va a lo poco verde que va quedando.
Entonces ahí implica volver a fumigar, porque sino se lo comen en un ratito.
Estas son de las complicaciones que no se ven.
Por el otro lado, es tan alto el costo del riego que salvo la papa, salvo algún maíz que sea sembrado en tierras muy buenas porque si es una tierra más o menos jodida ya, por más que le eches agua, no llegás a cubrir los costos.
Porque entonces, cuando se dice que, son medias verdades que no lo son, son medias mentiras, si se riega se cosecha más. Bueno, eso es verdad, pero el costo es tan alto, la energía, la electricidad, el combustible, la mano de obra, la maquinaria, la cañería, el aspersor, las horas hombre porque hay que regar día y noche un mes, dos meses corrido. Entonces, vos sacás más, pero ese plus de cosecha no cubre los costos que tenés

HS: Claro

DC: Entonces, lo que se ha venido haciendo las últimas décadas es si se puede regar un poquito puntualmente, en el caso del maíz cuando está echando la flor, en el caso de la papa cuando está echando también la flor que es el momento en que más desarrollo tiene el tubérculo o el maíz.
En maíz en estos momentos quedó el marlo sin granos, la planta para sobrevivir se fue chupando todo lo que podía, y bueno, marcharon los granos también.
Entonces, ya se están enfardando, en vez de dejarlo para granos o para la soja para cosecha, se está enfardando porque también, para los animales no queda alimento y los números no dan. Porque no se puede sustituir, ya se viene perdiendo plata, no se puede comprar afrechillo, alguno va a hacer para ver si puede salvar el establecimiento, a ver de qué manera.
Y en ese rubro, lo único que veces tiene un retorno es la alfalfa que es guapa, es muy guapa, responde muy bien al agua. Pero sólo se puede tener un predio, ponele el 10% del área que tú tengas, en caso se sequía de manera sólo para salvar el establecimiento porque vos no te podés poner a regar todo el campo. Primero que es imposible, no hay manera, no hay tiempo físico, no hay cantidades de agua y aparte no sería rentable. Simplemente es una especie de seguro

 

HS: Daniel, en este panorama nos importa profundizar en algo que vos mencionabas al pasar. ¿Por qué decís que esto evidencia lo de la farsa, no recuerdo el término que usaste respecto a la Ley de Riego? ¿Porque ya no aparecieron operadores para aprovecharse de esa ley o todavía no está instrumentada o eso es ineficaz ante una situación de sequía así?

DC: Es inaplicable, es inaplicable para el productor uruguayo. Será aplicable de repente para algún agronegocio o alguna multinacional de la forestación. Bueno, ya tenemos, este es el año en que menos se sembró arroz en la historia del país, creo que son 70 mil hectáreas menos de arroz, que ese sí que consume agua, y que ya rápidamente fue sustituido por eucaliptus.
Lo mismo está quedando el productor nuestro por fuera de todo negocio, ve la carne de afuera de la fiambrera porque la forestación ya no compra, arrienda, te hace contratos a 10 años y te paga 1 año adelantado. Y por la vía de la excepción, las Juntas Departamentales acá en el sur, tanto la de San José como la de Colonia, están insistiendo en ampliar el área de tierras aptas para forestación. Pero por la vía de la excepción es como toda cosa que pasa acá en Uruguay, por más que haya leyes, decretos, normas, con mayorías en las Juntas Departamentales o en el Parlamento, te esquivan lo que esté legislado, pasan por el costado y el modelo va, el proyecto va.
Y hoy el productor no tiene capacidad de resistencia, de organización, de pelear, ahí está la nueva expresión de Un Solo Uruguay por fuera de las gremiales, por fuera de las estructuras históricas que van quedando poca cosa, porque seguro, se ha desaparecido el productor. Yo les planteo, ahora justo que estamos en Carnaval que mucha gente sale y que tenemos una sequía, vayan mirando los campos a ver si ustedes ven riego, a ver si ven a alguien que esté regando. Alguno van a encontrar pero estoy seguro que cada 100 campos van a encontrar 1 con suerte, porque se da lo que les estoy diciendo.
Aparte, bueno, si faltaban problemas, está todo el tema de las cianobacterias que se agudiza con el tema de la sequía, la falta de lluvia, los espejos de agua son un caldo ideal de cultivo para que eso se multiplique.
Y después tenemos el problema, si está el problema A está el problema B. ¿Porque qué ocurre cuando suceden estas cosas? Lo poquito que se haya sembrado, lo poquito que vaya a poderse cosechar, siempre se da, es recurrente, ya el productor lo tiene en la génesis, ya sabe que atrás de un palo viene otro palo en el lomo, es que cuando empiece a llover va a llover mucho y no va a aflojar. Después para poder sacar esa cosecha, o lo poco que le quede, tenemos el drama que siempre se dio así, no llueve por un período, después empieza a llover y no te deja trabajar, no podés entrar al campo porque es todo barro.
Y después tenés las características que tienen que ver también con todas estas cosas que muchas veces la ciudadanía, la sociedad urbana desconoce, que no es tierra, acá en la zona de Libertad o Quiyú tenés una calidad de tierra. Vos cruzás la Ruta 1, te vas hacia la Ruta 11 para el lado de San José o el departamento de Flores, y es otra calidad de tierra, que de repente acá si llueve a los 5 o 6 días podés estar trabajando, pero en esas otras zonas capaz que tenés que esperar 20 días a 1 mes porque la tierra es distinta, es arcillosa, el permeable o impermeable. Y depende de lo que hayas cultivado, depende si hay gramilla o no hay, o sea, hay tantas variables que no es como criar un pollo que está bajo techo, que le das tanto de ración y agua y más o menos no tenés, bueno, cuidando el tema sanitario. Son cosas muy distintas, las variables son impresionantes.
¿Y acá qué pasa? Tenemos otro (...) de piedra, que la ciudadanía no hace consciencia y cuando va a buscar una zanahoria o lo que sea a la verdulería, ni se fija si es uruguaya, si es argentina, paraguaya o de cualquier parte del mundo. No tiene idea.
Entonces, con estas economías abiertas, con estas economías de mercado, 4 vivos, 4 chistosos la hacen a paladas. Porque incluso se ha dado y es recurrente que está para sacarse una cosecha y de repente están atracando en el puerto de Montevideo barcos con distintos productos cuando acá está por arrancarse la cosecha.
O sea, son peor que los chanchos, no hay criterio para nada

 

HS: Sí, entendemos las consecuencias de eso, Daniel, entonces, por la sequía va a haber menos oferta y quizás más cara de productos nacionales y eso va viabilizar, a facilitar la especulación con importación de productos...

DC: Sí, pero eso está corriendo haya sequía o no haya sequía.
De hecho, por ejemplo, voy a poner un ejemplo duro, una hectárea de papa hoy, con todo, desde que arrancás hasta que terminás, anda en el orden de los 10 mil dólares de costo. Porque acá muchas veces se pone el tema de la tierra, el tema de la tierra, está bárbaro traer el tema de la tierra, pero antes de este tema está el tema de la fosforita, los fertilizantes, está el tema de los costos de las semillas, fertilizantes, combustible, etc., etc.
O sea, no hay un problema, hay un montón de problemas a la hora de encarar estas cosas.
Y hasta hace unos cuantos años a veces se regulaba el mercado en función de lo que se haya producido, si alcanzaba hasta la otra cosecha o no, pero ahora con la mercadería abierta cualquiera trae lo que se le antoja en cualquier época del año.
Entonces, los productores están quemados, ven la vaca y lloran, no quieren porque la inversión es muy grande. Todavía que corrés con todos los riesgos de la naturaleza, tenés los riesgos de las especulaciones del mercado, que no es que vaya a favorecer al consumidor, es poca la variable que puede haber, es muy poca.
Acuérdense que era muy común muchas veces ofertas de esto o aquello porque había una producción abundante por la vía de bajar los precios, bueno, en el caso de la fruta se hacían mermeladas, se hacían dulces, se envasaba durazno, pera, ciruela. Bueno, eso se perdió, esa cultura de hacer para los meses de invierno, porque es muy lindo ir con el carrito al supermercado, está la pila de latas y cargar 2 o 3. El tema que después llega un punto que por barato, cuando vos no tenés trabajo, porque esto es lo que lleva, ya no estamos plan A, plan B, plan C que es que se van quedando sin trabajo. No hay manera de poder generar horas hombre porque, al no tener rentabilidad, ¿qué está haciendo la gente?
Y sí, es una alternativa alquilar el campo a las multinacionales de la forestación. Acá un tiro libre o un penal atajás pero continuamente, es imposible, llega un punto que te doblegan.
Entonces la alternativa que va quedando es bajo otro disfraz, por más leyes y cuestiones que hagan, pero la tierra sigue pasando a manos extranjeras. Comprando, arrendando, haciendo medianería, hay un montón de cosas.
Y después tenés el Instituto de Colonización que con este panorama, cuando la lechería se muere con años buenos, imagínense este año el panorama que va a haber

 

HS: Por la sequía eso ¿no?

DC: Por la sequía pero por los costos, por todo lo demás.
¿Porque qué pasa? Cuando hay situaciones climáticas adversas duras, el trabajo es mucho más intenso, hay muchísimas más dificultades que superar. O bien para sacar los animales de los solazos que los cocina, porque los cocina a los animales. Hay tema sanitario, hay tema del agua que por lo menos no esté turbia, que esté clara, y hay zonas que entran a flaquear las cañadas. Porque en esta zona estamos arriba de un acuífero generoso, no es problema de agua, pero sabemos que en otra zona el animal de repente tiene que caminar 4 o 5 kilómetros entre ida y vuelta para poder tomar agua. Entonces, ya te empieza a rendir menos en kilos de carne, en litros de leche, empieza toda una serie de dificultades que suman más pérdida de rentabilidad. Ya que queda poco y nada, se complica.
Y te complica el próximo año, porque esto no es subir y bajar una llave, te complica el próximo año porque si no estabas quedás más endeudado y sobre todo el animal, lo que son seres vivos quedan castigados, quedan arruinados.
Recuperar en kilos, en bienestar, eso lleva, lleva un tiempo. El tema es que pasan las semanas, conversamos, viene una tormenta, se va la otra, sopla, cae una electricidad y caen 4 gotas que ya no da.
Es más, a veces se está regando y en el caso de la papa algún pedacito que hay, por goteo y por cañón, porque es tanta la evaporación, es tanta la evaporación que no llega a entrar el agua. Se han visto las grietas que a veces son de 4 o 5 cm, se te llega a caer un celular ahí en la grieta y no lo sacás más, andá a saber cuántos metros se te va para abajo.
Entonces, los pocos cultivos que se están regando lo que están consumiendo de agua es impresionante, porque miren que en el norte han habido, los termómetros han marcado más de 40ºC largos, que de sensación térmica tiene que estar arriba de los 50ºC

 

HS: Daniel, se puede adelantar, por ejemplo, vos decías el golpe en el sector lácteo, ¿qué tipo de productos pueden escasear ahora así a corto plazo? ¿Cómo se va a reflejar en la oferta para la gente? ¿Para el que sabe el calendario de productos, digamos, qué puede pasar?

DC: Convengamos que todo lo que en alguna época se hizo, tomate para hacer salsa, morrones, todo eso hoy es quinta, y una quinta con poca agua se mantiene. Más ahora con las tecnologías de sombritie, de invernáculo, de ese tipo de cosas.
Entonces, yo creo que eso no es un problema porque se trae de afuera. Puede ser que mueva un poco la aguja. Y eso realmente, la sequía lo que más castiga son las grandes áreas, lo que es la agricultura, porque son extensiones muy grandes que no hay manera de cubrir. Una quinta, vos con una hectárea de quinta podés hacer mucha cosa, lechuga, acelga, espinaca, todo lo que se le llama el yuyerío, y después tenés la berenjena, el morrón, el repollo, coliflor que todavía no es la época pero ya va a venir. Eso no implica mucho porque son fracciones muy pequeñas que incluso no necesitan tanta cantidad de agua porque son plantas superficiales, no es como la papa que va allá abajo y que produce allá abajo enterrado.
O el maíz que es una planta de más de 2 m. de altura que bien atendida tiene que andar en los 10 a 12 mil kilos de producción por hectárea.
Entonces, es como un vehículo, es como un tractor, si vos querés algo que te rinda tiene que consumir mucho, consume mucho combustible si querés un auto veloz. Y una hectárea de tierra o un animal que te dé mucha leche, tenés que darle fertilizantes, darle bienestar sanitario, tenés que hidratar bien, regar, todo ese tipo de cosas.
O sea, el panorama, más te diría, estos años así de intensa sequía son de los pocos años que los lechugueros, por ejemplo, hacen algún vintén

 

HS: ¿Ah sí?

DC: Hacen sí, porque ellos normalmente trabajan 30 o 40 días en el año que es cuando se instala enero. El resto del año, habiendo humedad, la lechuga, primero que es un cultivo muy barato y es fácil de mantener. Entonces, es prácticamente cambiar la plata.
Cuando ellos hacen un pesito es cuando se instala una sequía, que por el calor mismo el cuerpo te pide más ensalada, más de ese tipo de cosas y hay mayor consumo. Está toda la movida del turismo que ingresan unos cuantos miles de personas. Pero sino no hay sorpresa, lo mismo que el tomate y ese tipo de cosas

 

HS: Daniel, hay otro capítulo de esta realidad que queremos abordar contigo, Macarena

Macarena Pintos: Daniel, otro de los temas que queríamos tocar es sobre la exportación a China, sobre todo por esto del coronavirus, ¿ha afectado a nuestro país la exportación a ese país?

DC: Bueno, vamos por partes.
Otro sector que me olvidé mencionar, que ya estaba muerto y que no hay manera de poder regar que es la apicultura, también, la trajo a tierra ¿verdad? Por lo menos la sequía está afectando todo el sur, y a medida que vas subiendo la sequía es menos intensa. Si cruzás el Río Negro para arriba prácticamente hay muchísimas zonas que se puede decir que tienen un año normal. El problema estuvo acá abajo en el sur.
En cuanto a todo el tema de lo que conozco, el tema de las exportaciones, sin duda, yo creo que ahí en Montevideo tienen el ejemplo de esta curtiembre que ya era de, porque a veces no nos damos cuenta pero el mundo como que se está volviendo chinodependiente, todo el mundo le quiere vender a China leche, carne, lo que sea; y en cuanto tenga alguna dificultad como esta que tiene que es muy difícil de cuantificar qué tan grande es y qué tan grande no es. Sin duda creo que, aparte de las desgracias de las víctimas, hay un problema serio de funcionamiento, el trancazo del funcionamiento que yo creo que ha enlentecido, han aparecido unos cuantos, el tema de los cárnicos, el tema de negocios que han quedado bloqueados con contenedores en los puertos de China, otros contenedores que están en medio del océano y se hablaba de otros contenedores que han quedado acá dentro de Montevideo con dificultades de embarque, entonces se atrasa.
¿Pero cuál es el problema? El problema es la escala que maneja China que es monstruosa y que quizás para ellos o un país como Brasil, puede ser normal, pero para cualquier industria nuestra o producción nuestra, cualquier tropiezo o dificultad te complica que te paraliza que vos tenés que dejar de funcionar, tenés que mandar al seguro de paro al personal o refinanciar los pagos, o refinanciar las deudas con la banca porque son cifras muy grandes para el tamaño de Uruguay. Para China capaz que no les molesta mucho pero para Uruguay realmente afecta.
Entonces, de la soja no se ha hablado nada, estoy hablando de la carne vacuna. Sé que el tema de los caballos también está complicado. Los cerdos tienen un drama, creo que ya van más de 15 millones de animales sacrificados. Eso ha hecho que Argentina pueda venderle carne a China, Brasil también. La importación de carne de cerdo en el Uruguay estaba rondando el 85% a 90% importada de todas partes. Puede ser que ahora con la necesidad que tenga China eso se mejore el mercado interno pero eso puede ser muy fugaz porque la capacidad de recomponer de esos países es muy rápida, ellos cuando apuntan a algo, en pocos meses lo ponen a funcionar y recuperan muy rápidamente.
Es más, los chinos ahora están ensayando una variedad que le llaman el cerdo toro, son cerdos enormes que andan alrededor de los 500 kg. de peso. Y seguro, no debe ser sencillo darle de comer todos los días a 1.400 millones de seres humanos, tiene que haber muchas cabezas pensantes y una sociedad muy organizada para que ese milagro se produzca todos los días, el sólo hecho de poder comer.
Entonces, para la realidad nuestra que es un mundo sin gente, nuestros tiempos, que somos medio displicentes, que el carnaval, que el fútbol, que llovió, que hace frío, que la playa, los ritmos nuestros son muy distintos. Se ve hoy en toda la documentación que llega por vía de las redes, la capacidad de trabajo de esta gente es brutal, realmente es asombroso, uno hace un aprendizaje de todo eso.
Por lo menos es la información que tenemos, en cuanto a los granos seguramente Uruguay vaya a tener que, porque todavía quedan un par de meses por delante, que no venga ninguna otra cosa rara, porque a veces te toca la cola el Diablo, tenés problemas y tenés cada día más problemas.
Y después ver, porque el trigo no es un cultivo que enamore, es un cultivo que más bien se usa para hacer una especie de rotación de la tierra porque desde el punto de vista económico es prácticamente deficitario. Muchas veces se usa para cobertura, donde hubo soja se le pone trigo para contener la erosión. Y después no hay mucho.
El girasol desapareció del Uruguay por los temas sanitarios, todo aquel invento, todo aquel circo que había montado Sendic con los biocombustibles, con ALUR, con que se iba a plantar girasol, los apicultores se habían entusiasmado porque iban a ayudar a polinizar. Bueno, de todo eso no quedó nada, como tantas cosas, son más los anuncios y la propaganda que le hacen que lo que después te queda en concreto

 

HS: Daniel, te traslado un saludo y comentario de Cecilia que dice, "Buen día, saludo a Campanella, compañero conocedor del campo como pocos. A la lista de calamidades que se han soportado este verano, si me permite, agregaría la tremenda radiación que quema todo, en especial la verdura de hoja y hasta a las peras en el árbol, las seca del lado que están expuestas. Un abrazo" -dice Cecilia

DC: Sí Cecilia, es así. Yo no sé si lo dije al pasar, uno que puede relatar las vivencias, cuando éramos chicos me acuerdo que a la hora de la siesta uno miraba en el horizonte y las figuras, la espiga de maíz, los árboles se movían. Y uno andaba al sol, se te caía el cuero y no pasaba nada.
Pero ahora sale el sol de mañana y a las 9:00 ya ves a los teros a la orilla de la sombra de los piques de los alambrados, ya ves a los animales protegiéndose. La irradiación te cocina, parece que estamos adentro de un microondas.
Entonces, a los seres vivos que a veces tienen alguna chance de buscar alguna sombra, las pobres plantas, pero no sólo las plantas, miren el césped, porque salvo donde cae el agua del techo que cuando hay alguna garubita la aprovecha o al borde de la vereda o al borde de las carreteras porque cuando llueve poquito o mucho siempre cae enseguida, van a ver la diferencia. Pero vos caminás unos pocos metros y es tierra, no hay pasto ni siquiera seco, desapareció el pasto. Porque es tan intenso que lo quemó como si fuera un microondas, la irradiación es brutal.
Entonces, uno que a veces se arrima a Kiyú y ve a la gente que viene a las 12, baja con las criaturas a la playa, yo no entiendo. Por más que hay anuncios del tema del cáncer de piel, los médicos viven alertando y la gente viene. ¿Viste cuando no entendés el comportamiento humano? No lo entendés, es una cosa que es brutal

 

HS: Sí, lo hemos comentado acá.
Daniel, para redondear este contacto, ¿cuáles deberían ser las respuestas a nivel del Estado, de un Estado que asumiera sus responsabilidades? ¿Ante este panorama productivo tan preocupante con el campo, qué debería hacerse? Porque enseguida aparece, bueno, están llorando ahí los productores que lo único que hacen es pedir subsidios, ese tipo de cosas ¿no?

DC: Bueno, primero políticas, porque acá es la ley de la selva, políticas. Y en el abanico de las políticas no hay nada nuevo bajo el sol.
Por ejemplo, ¿estamos de acuerdo en comer cosas importadas y que las tierras del Uruguay pasen a manos de las multinacionales de la forestación o los agronegocios? ¿O es lindo ir a un puesto y que toda la verdura y la fruta allí sea uruguaya que genere mano de obra, que genere movimiento en las actividades mecánicas, en las estaciones de servicio, etc., etc.?
Primero yo creo que hay que hacer políticas, que es lo que hace cualquier país en el mundo, porque acá se importa lo malo, lo bueno no se importa. Primera cosa, defender el mercado interno. Segundo, el tema de los seguros, porque ya lo hemos vivido, no es como un seguro automotriz o como un seguro de una vivienda que es imposible que todos los autos o los autos de un departamento choquen todos al mismo tiempo. Va chocando uno, toma el seguro otro, es una rueda que va girando.
En el tema de los seguros agrícolas no, porque te viene un temporal en un departamento solo y el Banco de Seguros no aguanta, ni Porto, no aguanta ninguno. Además tienen que ser seguros accesibles, que se puedan tomar. Tiene que ser la sociedad en su conjunto, o sea, tiene que haber políticas porque en un país que esencialmente vive de la tierra, tienen que haber políticas para que la tierra funcione.
Y después tenemos el ejemplo de la ley de lechería que presentó en su momento el diputado Rubio de Unidad Popular, precio sostén, que el productor cuando vaya a producir no sea como ir al casino, no sea una timba mañana, tarde y noche. Sabe que hay un precio básico, que eso pase lo que pase el gobierno se lo asegura. Puede ser en la lechería, puede ser en un montón de rubros, en el trigo, en lo que usted quiera.
Bueno, ese precio básico el gobierno se lo asegura.
Cuando el año es malo, que usted no cosecha o que el precio internacional está por debajo, el gobierno se lo mantiene. Y cuando el año es bueno y el precio internacional es bueno, usted lo recupera.
O sea, tenés que tener certezas, no puede ser que pasen los tiempos, pasen las décadas y siga siendo una timba porque el resultado cuál es, no hay trabajo, no hay agroindustria, se extranjeriza la tierra.
Bueno, después no nos asustemos, no nos asustemos de la violencia que hay, la criminalidad, los suicidios, tienen que haber políticas.
Y uno ya está viendo, ya está viendo y no ha asumido el nuevo gobierno, en los grupos de las redes que ya votarán lo que votarán pero hay gente que sabe, tiene experiencia y se da cuenta que las señales que están llegando del gobierno entrante son las mismas.
Y bueno, ya aparecen aquellos que quieren defender lo indefendible, no, esperá que el hombre, que no puede ser. Lo mismo que pasó cuando asumió el Frente ya se está viendo en los grupos etéreos, ahí hay de todo pelo, calibre y tamaño, que ya las señales que están llegando son complicadas.
Y sin duda  que para el nuevo gobierno con un año de esto, porque ya está llegando, o sea, yo no estoy hablando de la población rural, estoy hablando de la población en general porque esto ya está llegando a las zonas urbanas, ya se están viendo afectados los comercios, los alquileres, los empleos, porque nadie puede hacer milagros.
Es más, acá se habla mucho de las carreras de administración, ¿por qué no hay una carrera de producción? ¿O por qué los profesionales, tanto los veterinarios como los ingenieros agrónomos, por qué no van a riesgo con los productores? Ellos asesoran muy bien, ellos son fuente de consulta, pero no arriesgan nada, el único bobo que arriesga es el productor y así nos ha ido, apenas va quedando un puñado de productores.
Y después siguen con la cantinela de las 4 x 4, y sí, pero lo que pasa que en Montevideo, está bien que visites las termas, que está bien que vaya a Santa teresa o Piriápolis, pero miren un poquito a los costados de los caminos y se van a dar cuenta que todo eso de la ley de riego, todas esas cuestiones, no dan resultado. Porque incluso todavía hay un tema de la maquinaria que hay, que el mundo sigue andando y van apareciendo nuevas técnicas productivas. Y una de las cosas, el que ha podido porque otros han quedado por el camino, han manoteado a poder incorporar algunas maquinarias porque desde el punto de vista del personal ya es imposible.
Incluso en las estancias, muchas veces uno llegaba a una estancia y había dos o tres peones que andaban con los bichos, ahora hay un solo encargado, están los animales en un potrero, cuando hay que hacer una yerra, marcar, desmochar o castrar, es como la comparsa. Viene la comparsa, te hace el servicio ese y se fueron y quedó sólo el encargado.
O sea, cambió porque no dan los números.
Pero bueno, yo creo que por ese lado son las cosas que hay que hacer, bueno, sin duda, el Instituto de Colonización, ya lo dije hoy al pasar, no es sólo el tema de la tierra, tiene que haber políticas, tiene que haber posibilidades de producir y tiene que haber mercado. El primer mercado es el nuestro, y el más rápido, porque en poquitos meses vos ya estás produciendo para el mercado interno.
Ahora, nosotros también, como Unidad Popular hemos hecho una propuesta, yo soy realista en el sentido de que rápidamente se puede prácticamente casi que duplicar los sueldos y las jubilaciones menores cuando vos podés hacer una política directamente del productor al mostrador. O sea, en este país el alimento, la alimentación, lo manejan las grandes áreas que son todas grandes empresas multinacionales, todos esos consorcios de los supermercados

 

HS: Sí, que se siguen concentrando además, viste que ahora se está negociando

DC: Claro, más y más, entonces te manejan tu comida.
Entonces, hay que hacer una canasta básica de 15 o 20 artículos, hasta municipal se puede hacer, sin duda con Darío acá en San José y seguramente en otros departamentos otros compañeros lo van a impulsar, propuesta que vaya desde la bajada de ovejas al matadero y al mostrador municipal. Porque vos precisás 3 o 4 freezers, un par de balanzas y un par de funcionarios municipales y no precisás más, de lunes a viernes. Y vos ahí tenés carne de chancho, de vaca y de oveja, y hasta pescado podés llevar también, directamente.
Lo mismo que la papa, lo mismo que la fruta, podés hacer un convenio con Municipios del litoral que ellos tienen naranja, vos acá tenés papa y queso. Llevás papa y queso para allá o te vas para Cerro Largo que tiene arroz, te llevás un viaje de papa o de queso para Cerro Largo y te venís con arroz.
Vos podés abaratar.
¿Qué hace un jubilado? Paga la luz, el agua, los medicamentos y lo demás es comida. Porque antiguamente a un producto se le marcaba con un 20% o un 30%, ahora se le marca con un 200%. Al productor lo matan porque le pagan 10 pesos y al consumidor le cuesta 70 u 80. Porque el alquiler es caro, porque la luz es cara, porque los aportes al BPS son caros, porque tenés la DGI, tenés todo y entonces remarcan y remarcan.
Pero resulta que están matando al que produce y al consumidor no le da la plata
Pero eso es sencillo, no hay que pedir préstamos, no hay que hipotecar nada, simplemente los Municipios y las Intendencias tienen locales por todos lados, aparte en eso es cortita la vuelta y no afectás a nadie porque lo hacés de lunes a viernes, todos los demás bolicheros locales tienen el resto. Vos hacés 4 horas de mañana y 4 horas de tarde, sencillito.
Entonces, ese tipo de cosas menores, prácticas, rápidas y también políticas productivas sin duda. Yo creo que hay que hacer, sin expulsar a nadie de este país pero tiene que haber una diferenciación.
Sino yo les digo, pero vayan ustedes a producir a Europa, agarren, vayan a comprar campo, vayan a ver si los dejan, todo el mundo defiende su territorio, todo el mundo defiende su producción, todo el mundo defiende lo que hace. Y acá es una cosa espantosa, la extranjerización sigue galopando y la especulación también.
Cuidado porque hay mucha especulación, porque sin duda que la tierra sigue siendo un bien que el hombre no ha encontrado ni va a encontrar la manera de poder fabricarla, en un mundo de muchos miles de millones de personas, sigue siendo la base de todo lo que se pueda construir en el presente y en el futuro

 

HS: ¿Qué ambiente hay en los productores? Hubo hace poco una reunión del futuro ministro de Ganadería, Uriarte, con la mesa de colonos, con las asociaciones. Pero a nivel de productores, de preocupación, por ejemplo en los cambios del proyecto este de Ley de Urgente Consideración se habla de habilitar nuevamente a sociedades anónimas, a otorgarles tierras. ¿Se está analizando esto a nivel de los productores, hay algún ambiente para moverse en torno a eso?

DC: Yo te diría que hay un silencio preocupante, en los grupos de las redes hay gente que ya está dando la voz de alerta, hay otros más camiseteros que dicen, no, esperá, que el hombre, esperá que llegue, como te decía. Hay un silencio preocupante porque esta película, nadie ha inventado nada, ya la hemos visto.
Entonces, creo que en las próximas semanas van a ir apareciendo algunas cuestiones ya más claras, porque bueno, de alguna manera, para lo basto que es y las distintas producciones que hay, sin haber asumido el gobierno, capaz. Pero simplemente a nivel interno se van sacando cuentas.
Y otra cosa, ya desde antes hay gente que tiene claro lo que es el modelo ¿verdad? Y algo muy triste, muy triste, es que ya hay gente que ha resuelto irse hasta de la región. Ya no por ellos, gente que todavía ha mantenido su gran capacidad de trabajo y su administración y que ha ligado un poco, ha mantenido, dice, si este modelo sigue a mí me arrastra y me va a arrastrar a mis hijos. Por mí no me importa, pero bueno, voy a ver si puedo, porque no hay forma, uno se da cuenta. No se abre una fábrica para producir lo nuestro, es un mercado que exporta, le erramos, tendríamos que haber sido despachantes de aduana o dedicarnos a la importación o la exportación.
Entonces, el que arriesga, es tan grande lo que se arriesga, es tanto el riesgo que es para morir de un infarto porque no avanzás, no caminás. Antes había más sustentabilidad, ahora no, entonces ya se está viendo gente que no quiere volver a entrar en la locura de los bancos, de los embargos, de los remates, toda esa locura que se vivió hace no tanto tiempo que Tabaré cuando llegó lo único que hizo fue privatizar las deudas del Banco República, hizo el fideicomiso y ahí muerto el perro se acabó la rabia.
Salvar a unos pocos para decir, para señalar y más nada.
Entonces, vos mirás todo eso, porque ya se vivió, entonces las expectativas, ya te digo, es un silencio preocupante, casi te diría un pesimismo creciente

 

HS: Bien, Daniel, un panorama que va a obligar a estar muy atentos a toda esa realidad y a la reacción que se pueda ir generando de estas problemáticas. Te mandamos un abrazo, muy claro como siempre para resumir algo tan complejo, un abrazo y hasta la próxima

DC: Un abrazo grande para todos ustedes y para toda la audiencia de la 36.