ADEMÁS DE LA SEQUÍA PRODUCTORES SON AFECTADOS POR EL ATRASO CAMBIARIO Y EL ENDEUDAMIENTO
Contacto con el Ing. Agr. Norberto Pereyra, 11 de marzo de 2020

 
“Uruguay está bastante devastado y esta es una emergencia nacional” (Foto: elpais.com.uy)

Tal cual lo reclamaban los productores del sur del país, nucleados en ‘Un solo Uruguay’, el gobierno declaró la emergencia agropecuaria debido a la falta de agua que viene generando problemas en varios departamentos, la emergencia abarca Montevideo y Canelones todo, y en parte de Maldonado, Lavalleja y San José. Esta declaración permitirá liberar fondos por 8 millones de dólares, dijo el Ingeniero Agrónomo de Un Solo Uruguay, Norberto Pereyra, en CX36. Sin embargo Pereyra dijo que nuestro país tiene varias emergencias, y que lamentablemente la sequía no es la única: en ese sentido señaló el atraso en el tipo de cambio, el precio de la energía eléctrica, el despoblamiento de la campaña, la inseguridad debido a la falta de policías rurales, la falta de créditos y el endeudamiento. Son problemáticas que se arrastran desde hace mucho tiempo, dijo, y que tienen al sector agropecuario en problemas. Transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/20200311ingagronoebertopereira

José Luis Vázquez: Para conocer más sobre el tema, estamos en contacto telefónico con el ingeniero agrónomo Norberto Pereira del departamento de Canelones, cercano a San Jacinto.
Pereira, buen día, mucho gusto, encantado de recibirlo.

Norberto Pereira: Buen día, el gusto es de nosotros, encantado también


JLV: Pereira,  ¿qué significa la declaración de emergencia agropecuaria? ¿Qué implica para los productores?

NP: Te explico un poquito, en realidad cada gobierno lo demuestra de una manera distinta. Acá hay un Fondo de Reserva que en este momento debe andar en los 8 millones de dólares, que se distribuye entre los productores de forma distinta según el gobierno que esté actuando.
En gobiernos pasados por ejemplo, lo que se hizo fue distribuir si se quiere forraje o darle a los productores una posibilidad de tener forraje a menor costo, raciones a menor costo, etc. En este caso puntual, lo que está estableciendo este gobierno es distribuir ese fondo entre todos los productores que acrediten estar dentro de estas zonas de emergencia y este fondo lo tienen que devolver. Se está discutiendo este tema, pero lo tienen que devolver en el correr de estos dos años que siguen, el productor lo va a poder usar en lo que a él le parezca conveniente y posiblemente se otorgue un retraso en el cobro de las tarifas, en lo que sea el BPS, o en la contribución inmobiliaria que también es importante.
Esto ayuda pero estamos en una emergencia bastante importante, yo creo que de dimensiones bastante importantes, no vemos agua que vaya a llenar por ejemplo los arroyos, acá en la zona que estamos nosotros, tanto el Arroyo Pando como el Arroyo Pedrera -que es un afluente del Arroyo Pando- están secos, las lagunas están secas. Y hay mucho productor, aunque la audiencia no lo tenga claro, que riega de ahí los cultivos hortícolas, frutícolas, inclusive de beber para el ganado. Bueno, esas lagunas créanme que están bastante bajas, yo diría de que ya tenemos una situación crítica en lo que es el agua para el ganado de la zona.
Así que la situación es bastante complicada.

JLV: ¿Qué es lo que les da el gobierno?

NP: En este caso el gobierno les da el dinero en efectivo, y el productor hace con ese dinero lo que a él le parezca, se está planteando eso. Usted lo puede usar para lo que usted quiera, pero no se les va a dar a los productores que no hayan devuelto este fondo de otra temporada porque esto ya es una situación que se ha dado en otros años, al que no devolvió el dinero en épocas pasadas, no se les va a dar. Porque estas situaciones de emergencia ya han pasado en otros tiempos y lo hemos sufrido, el Uruguay la verdad que ustedes sabrán y disculpe que plantee otros temas, pero el Uruguay tiene hoy tres emergencias importantes, diría yo: una obviamente, es esta emergencia y no es menos importante el Uruguay devastado que tenemos de servicio y que ahora acusa el tema de seguridad, o el tema de que las comisarias están desmanteladas en el interior, o el tema de los servicios para zonas del interior en las cuales por ejemplo estamos carentes hasta de ambulancias en algunos lados. Entonces el Uruguay está bastante devastado y esta es una emergencia nacional. Esperemos que este gobierno acuse el golpe y trate de vincularse un poco a lo que quiere el interior de nuestro país, que es tan importante en este sentido.
Otra cosa más que es emergencia -y ustedes lo saben porque los medios lo están volcando en estos momentos- es el tema del coronavirus, y se habla por ejemplo de lo que es el trabajo a distancia o lo que es el trabajo en muchos lugares del mundo, que la gente empiece a trabajar desde su casa, por ejemplo. Entonces, todas estas emergencias que estamos viviendo a nivel mundial, y que tanto daño le hemos hecho al ambiente si se quiere, nos están cobrando la cuota, yo creo que es hora de replantearse un poco a estos modelos productivos que estamos llevando adelante a ver si realmente es lo que tenemos que hacer, o si tenemos que plantearnos cosas distintas y empezar  a ver un poco más a la persona, un poco más a nuestro interior, y tatar de esta emergencia nacional que vemos de este Uruguay devastado que tenemos en el interior y que realmente no nos hemos dado cuenta y cada día acusa más el golpe.


JLV: En estos cinco departamentos, ¿qué producción hay? ¿Son ganaderos, lecheros, granjeros o hay de todo?

NP: En el caso de, le hablo propiamente del departamento de Canelones, Maldonado capaz que tenemos un poco más de ganadería que en el resto, así también tenemos cultivo de papas y esas cosas, pero en el caso de Canelones tenemos casi todas las áreas.
Canelones era un departamento tremendamente hortícola, y con el tiempo y con la poca atención que le hemos dado a los productores, se ha vuelto un departamento que tiene muy mezclado con ganadería -los productores usan muy bien los alambres eléctricos y van poblando de ganado porque tienen que diversificar ya que la producción hortícola un día vale y otro día le importan la papa de 4 países del mundo, entonces no vale y tienen que salir a, y bueno, han logrado con esta diversificación poder mantener su establecimiento- tenemos desde lechería hasta ganadería intensiva, hasta productos hortícolas, en la zona más noreste si se quiere estamos un poco más devastados. Es una zona bastante deteriorada en servicios y en carretera, y usted ve que los productores tienen desde maíz, por ejemplo, que ni siquiera floreció, o sea que no va a haber cosecha de maíz, hasta de todo tipo de cultivo, cebolla, de todo tipo de cultivo, y la verdad que estaba siendo bastante atacado porque esta gente tenía formas de extraer el agua de una manera o de otra de un lugar, y hoy las fuentes de agua no existen.
Se ha deteriorado todo. Llevamos cinco meses con un registro aproximado de 55, 60 milímetros de esa zona en total, y fíjense que justamente coincide con los meses de verano, por eso la gran evaporación que hemos tenido y por eso la gran sequía que tenemos ahora.


JLV: ¿Hay mucha deuda de los productores?

NP: Bueno, no lo tenemos claro, la gente ha devuelto en su gran mayoría, pero existen productores que capaz que no han devuelto los fondos, pero no lo tenemos claro a eso. Sí, sabemos de que la situación es muy difícil, y sobre todo con el tema del dólar para la lechería, y para todos los cultivos hortícolas, ustedes fíjense que cobran en pesos, si bien tenemos un dólar desfasado, un dólar que si se quiere…


JLV: Pero ahora se puso un poco a tiro, ¿no?

NP: Yo creo que mejoró, que no es el dólar que debería valer en Uruguay.
Uruguay es un país caro en dólares, mejoró, pero está lejos de lo que realmente debería estar, eso acarrea un montón de inconvenientes porque ustedes fíjense que si los productores lecheros estaban mal hace un tiempito y Conaprole no fue capaz de revertir este proceso, yo creo que ahora en esta situación es peor aún porque ellos siguen cobrando en pesos. Entonces si todas esas exportaciones que realiza Conaprole no se traducen en precio para los productores, en esta situación coyuntural que estamos ahora de emergencia, con esta sequía y con la producción menguada -porque ustedes fíjense que había productores remitiendo mil o dos mil litros y hoy están en un 50, en un 60% de lo que remitían, debido justamente a la sequía- imaginen cómo afrontar costos que cada días son más grandes y difíciles para estos productores. Sin duda de que esto va a traer aparejado una situación bastante complicada para esta gente.


Fabrizzio Acosta: ¿A cuánto tendría que estar el dólar para ustedes?

NP: Nosotros creemos que el dólar todavía no ha llegado a lo que vale en nuestros vecinos, a ver si se entiende, nosotros tenemos que competir con una cantidad de productos a nivel internacional, si nosotros no competimos con Argentina y con Brasil, estamos destinados a fracasar en las exportaciones. Entonces el dólar tiene que estar acompañando, diría yo y esto es muy personal, acompañando a nuestros vecinos, el dólar en Brasil por ejemplo subió más que en Uruguay, hay que acompañar todo el proceso para poder exportar, hay que ser competitivos en este mundo globalizado y difícil que tenemos ahora, muy difícil.
Si nosotros tenemos un petróleo que en Uruguay bajó pero sigue siendo mucho más caro que en Argentina y que en Brasil, evidentemente no podemos competir, nosotros creemos que el dólar todavía le hace falta un margen que nos haga llegar por lo menos a lo que son nuestros vecinos, por lo menos competir con nuestros vecinos, estar acorde a los que estamos en la región, a ver si se entiende, lo mismo pasa con la energía, nosotros estamos pagando una energía que está en 240 o 250 dólares el megavatio hora cuando en Argentina y en Brasil están no digo la mitad, pero están en el 60, 70%. Entonces ustedes pónganle que tienen un establecimiento lechero y tienen que estar pagando la energía casi que un 60% más que un país vecino, evidentemente que estamos lejos de llegar a lo que somos, somos caros en dólares, no sé si se entiende.

JLV: Sí, sí, perfectamente.
Pereira, se nos terminó el tiempo, le agradezco muchísimo y quedamos a la orden.

NP: Igualmente, el movimiento está a la orden, y siempre tratando de que la verdadera descentralización que necesita el país se vaya llevando a cabo y que se entienda un poco más en el mundo de que a veces esta aglomeración que estamos haciendo de gente en las ciudades muchas veces, y disculpen el atrevimiento, no tiene mucho sentido, tenemos que volver a las raíces, tenemos que volver a trabajar un poco más por este interior que funcionaba distinto y hoy está desmantelado.


JLV: Muy bien, ingeniero agrónomo Norberto Pereira, zona de Canelones, cercano a San Jacinto, muchísimas gracias y hasta luego.

NP: Muchísimas gracias a ustedes, hasta luego.