“LA ECONOMÍA MUNDIAL SE HA CONVERTIDO EN UN ENORME CASINO, ES EL JUEGO ESPECULATIVO DE LAS GRANDES EMPRESAS”
Entrevista al economista José Antonio Rocca, 9 de marzo de 2020

 

La caída abrupta de las bolsas mundiales, la baja del precio del petróleo y hasta el coronavirus han puesto en jaque la economía internacional. “La base de todo está en los grandes movimientos especulativos que hay a nivel mundial”, dijo el economista José Antonio Rocca en CX36. “La economía mundial se ha convertido en un enorme casino. Es como aquello de que bueno si hacemos un castillo de naipes y pasa un niño y lo sopla, bueno la culpa es del niño o es del catillo de naipes. O sea, digamos el tema es que la base está herida, la base del sistema capitalista mundial es cada vez más dirigida por los grandes bancos, por movimientos especulativos, por fondos que van y vienen en busca de una rentabilidad inmediata, o sea digamos, eso es parte de la base”, sostuvo. Transcribimos esta nota que Usted puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/joseantoniorocca_202003

Diego Martínez: Recibimos al economista José Antonio Rocca con muchísimo gusto.
Buen día, bienvenido.

José Antonio Rocca: Buenos días para ustedes, para la audiencia de la Centenario. Como siempre decimos es un placer estar aquí en la radio, en la Imprescindible.

 

DM: Hoy con muchas cosas para hablar, tanto a nivel local como internacional.
Esto de la caída del precio del petróleo, y a su vez acompañado por una fuerte caída de los precios de las Bolsas -6,99% pierde la bolsa de Alemania, la de España pierde 7,31%,  7% pierde la de Francia, la de Inglaterra 6,80%-. ¿Cómo se puede analizar todo esto?

JAR: Sí, creo que la base de todo para mí está en los grandes movimientos especulativos que hay a nivel mundial.
Ahí está creo que la raíz de los problemas, no solamente la evolución del precio del petróleo, lo podríamos extender al precio de la soja, al precio de la pasta de celulosa, al precio del producto que sea. No hay ninguna explicación razonable desde el punto de vista productivo que pueda de alguna forma acercarnos a una interpretación más o menos seria de por qué un precio sube un 10%, baja un 10%, salvo lo especulativo.
La economía mundial se ha convertido en un enorme casino. Es como aquello de que bueno si hacemos un castillo de naipes y pasa un niño y lo sopla, bueno la culpa es del niño o es del catillo de naipes. O sea, digamos el tema es que la base está herida, la base del sistema capitalista mundial es cada vez más dirigida por los grandes bancos, por movimientos especulativos, por fondos que van y vienen en busca de una rentabilidad inmediata, o sea digamos, eso es parte de la base.
En el caso del petróleo se agrega otro problema, con el fracking, la producción se ha incrementado enormemente, sobre todo de Estados Unidos, a un costo mayor, y eso ha llevado a una saturación del mercado que lleva 1 año y medio, 2 años, con tendencia a la baja, y dentro de eso también posiblemente ahora Rusia esté jugando, no sé ha plegado a los demás países de la OPEP para frenar su producción. Pienso en parte también dentro de esa competencia con los productores de fracking de EEUU, con los productores de EEUU que utilizan el fracking, pienso posiblemente también para jugar a futuro que si eso se paraliza a futuro después el precio puede volver a subir por ejemplo. Aparte obviamente, también en todo esto se juntan problemas geopolíticos, el tema Arabia Saudita, para EEUU posiblemente también esté jugando el tema Venezuela y esté presionando a la baja para boicotear y atacar a países con los cuales tiene conflicto. Se agrega también el tema del coronavirus, a mi modo de ver casi la histeria colectiva que se ha creado, porque yo miro y realmente, no sé cuánta gente muere por día por otras causas, pero uno dice como que no tiene mucho, porque más muchos de los que murieron da la impresión de que murieron de coronavirus como que pudieron haber muerto porque tuvieron hipo; no sé tampoco cuánta gente muere por otro tipo de gripe, pero como que uno no entiende la magnitud sobre todo mediática que ha tomado el tema. Está bien, hay que tener cuidado con todo, pero volviendo a lo económico, todo esto está repercutiendo también en lo económico de todas las maneras y acentuando todos esos juegos de casino, entonces es el juego especulativo de las grandes empresas que en todo esto, porque cuando tú decís, bajan las bolsas 6%, suben un 6%, hay gente que se enriquece, hay gente que se empobrece, dentro del propio sistema, porque los que compran acciones de bolsa no es el laburante que llega a fin de mes.


DM: En esto del coronavirus se ha hablado mucho del tema del comercio chino tanto para vender como para comprar, hay una parte del mercado del movimiento del mercado, del consumo que está medio paralizada.

JAR: Claro, pero tú te das cuenta que de vuelta vas a lo especulativo.
China en lugar de crecer un 7% va a crecer un 5, va a crecer un 6, entonces eso supone que va a disminuir la demanda del año, digamos. O sea que no responde a un momento inmediato que China dice, bueno voy a postergar, sí jugó en el caso de la carne, en parte, pero por otro lado Uruguay siguió vendiéndole ganado en pie, como que hay movimientos que su explicación no puede ser sobre la base productiva, porque además la producción ni la de petróleo ni la de carne ni la de soja, cambian de un día para el otro espectacularmente. Tampoco la demanda cambia de un día para el otro de manera espectacular, más allá del coronavirus.
Entonces –reitero- para mí el tema principal de estos movimientos es que la economía mundial se ha convertido en un enorme casino donde las fluctuaciones de las monedas, las fluctuaciones de los bienes de consumo, las fluctuaciones de los commodities como les llaman ahora, son enormes. Porque entre el que compra y el que vende, hay una enorme cantidad de intermediarios que son los que se llevan la tajada del león, y además aparte hay temas de crédito, temas financieros, temas relación entre monedas, que llevan a que haya una enorme inestabilidad en todo esto.


DM: ¿Esta baja del precio del petróleo, repercute positiva o negativamente en la economía uruguaya?

JAR: Creo que es un viento de cola fabuloso, no solamente en lo reciente sino que no viene de hace bastante tiempo.


María de los Ángeles Balparda: ¿Y en qué sentido por qué es?

JAR: Es un gran viento de cola porque en Uruguay, gran parte de sus gastos de importación están vinculados al petróleo. Entonces la baja o la suba del petróleo repercute mucho en los dólares que Uruguay gasta para importar, entonces en la medida que el petróleo suba, Uruguay tendría que gastar mucho más divisas en comprar ese petróleo, en la medida que el petróleo baje, gasta menos y por lo tanto eso le queda o para que haya más dólares en el mercado local o para que se puedan destinar a la compra de otros insumos, de otros bienes, de otros productos.
Por lo tanto la disminución del precio mundial del petróleo para Uruguay es un beneficio enorme que no se ha trasladado a la población.


MAB: Claro, porque en distintas etapas ha habido vientos de cola, a la población no le ha llegado, pero a los gobiernos les sirve.

JAR: Obviamente que sí.


MAB: Cómo tenemos que vincular nosotros lo del precio del petróleo en el mundo, y el precio del dólar en Uruguay.

JAR: Bueno hay una doble repercusión -o triple o cuádruple-, la economía es como un juego de billar, que cuando empiezan a golpearse, puede ir para cualquier lado y afecta cosas que en principio uno piensa que no debiera afectar, por eso es tan grave todo ese tipo de análisis económico que aísla los problemas.
En economía ningún tema está aislado, los temas están todos interconectados, y las repercusiones son de diferentes tipos, el tema del petróleo obviamente está jugando y eso puede repercutir en que la demanda a China de otros productos disminuya, puede afectar el precio de la soja. Por allí, algunos países como Brasil pueden verse afectados, algunos países que dependen de estos productos primarios, en Brasil ha habido una devaluación relativamente fuerte al real, ha crecido el dólar en Brasil, y eso repercute también en Uruguay.


MAB: Acá viene creciendo.

JAR: Acá viene creciendo, pero viene creciendo en parte por factores internacionales y hay un tema local muy fuerte, que es un poco que Uruguay en el mundo es un país caro en dólares. O dicho de otra manera -que es un poco en términos más periodísticos- hay un gran atraso cambiario relativamente importante y eso el mercado en algún momento, “lo corrige”, sobre todo en un país como Uruguay que no debemos olvidar que desde 1959 con la reforma cambiaria y monetaria de Juan Eduardo Azzini, el precio del dólar lo determina el mercado, la tendencia, el Estado puede intervenir en el corto plazo durante un período, vendiendo dólares, comprando dólares, endeudándose, pero en su base la tendencia del dólar en Uruguay -y cuando digo tendencia digo tendencia hablo en un largo plazo-, no quiere decir que estos sean movimientos que se den en 10 días, 15 días. No, son tendencias que las determina la oferta y la demanda.
Hubo una gran cantidad de años en Uruguay -sobre todo de 2006 a 2014- que la oferta de dólares se infló, la oferta creció de manera impresionante, eso llevó a que el dólar no creciera, incluso bajara, se estabilizara. Y eso llevó al atraso cambiario.
Hubo una sobre oferta de dólares por tres factores fundamentalmente, los tres esenciales: por un lado, hubo precios excepcionales de algunos productos que exporta Uruguay, la soja, un enorme aumento del ingreso de dólares al país. En segundo lugar, eso arrastró -y es otra causa pero está vinculada con esta- una especulación inmobiliaria con las tierras a nivel mundial, entonces vinieron grandes capitales del exterior a comprar tierras a Uruguay, ahí entraron más dólares, ahí entró más dinero.
Y tercero, algunas mega inversiones, el caso de UPM 1 y el caso de Montes del Plata, después se agregó también todo el tema de los molinos de viento, que implicaron inversiones directas muy grandes en Uruguay que también aumentó la oferta de dólares. Y se agregó otro factor que fue por un lado, Uruguay se siguió endeudando, con lo cual siguió aumentando la oferta de dólares, la deuda pública siguió creciendo, entonces también ingresaron dólares por ese concepto, entonces hubo una enorme oferta de dólares que llevó a vivir en una burbuja en cierto modo, que no fue bien aprovechada, al contrario, que se utilizo para destruir la producción, porque además se vendieron empresas, hubo una expropiación de riquezas.
Todo esto tiene su reversión, que es lo que estamos viviendo. La venta de tierras tiene un límite, ningún país puede vender el 110% de sus tierras, la tierra está allí, Uruguay sigue poniendo. Están vendiendo la plataforma marina también, por ahí puede venir o los terrenitos que tenemos en el polo, en la Antártida.
La venta de tierras y de empresas está limitada, los precios internacionales volvieron algunos de ellos a un nivel histórico, el boom de la soja, y el boom de otros productos se atenuó, la posibilidad de endeudarse también tiene sus límites, y además algunos de estos elementos tienen su contrapartida también del punto de vista de la oferta y demanda. Porque ese que compró tierra en Uruguay su ganancia la lleva a su país de origen, a sus accionistas.
Los brasileros dueños de Marfrig y de Minerva, sus ganancias las llevan para otro lado, o sea la deuda pública de Uruguay, los intereses cuando se pagan, una parte de los acreedores son extranjeros y lo llevan para el exterior; otra parte figuran como uruguayos y también la llevan para el exterior, otra parte no sé sabe qué hacen con ello, todo esto ha llevado a que dentro de este esquema de oferta y demanda, la oferta que era muy grande en un momento, comenzó a mermar, y la demanda comenzó a crecer. Ahí viene también -lo ligo con lo que decía Ángeles hoy, la pregunta que me hacías sobre el petróleo- que el hecho de que baje el precio del petróleo es un gran beneficio porque quita presión también sobre la demanda de dólares para importar petróleo.


MAB: Ale de Rampla, dice: “Saludos  mejor economista del Uruguay, el economista Rocca, gracias por ser tan bueno y decir la verdad, se cae el castillo de naipes” y pregunta “Rusia y EEUU cómo está ahora, y China?. El coronavirus mata de verdad, esta es la ruleta rusa o China, pregunta si el dólar va a llegar a los $45, me voy a pescar, no hay plata”, dice, anda por San Gregorio del Polanco.

JAR: Buena pesca ahí para el amigo, ojalá que tenga suerte, saludos a él.


MAB: ¿Llegará a $45 el dólar?

JAR: Esa sí que es la pregunta del millón, yo pienso que la tendencia, volviendo un poco a lo que decíamos hoy, la tendencia va a ser a seguir creciendo.
En este caso se juntan los dos elementos, por un lado por las fuerzas económicas que mencionábamos recién, pienso que van a predominar por lógica la fuerza de la demanda de dólares después se agrega todo el tema que es el factor que uno no puede saber, cuál va a ser la política de los grandes bancos, en un mercado chico como el uruguayo, algún gran banco dice, voy a jugar a que suba, en esta libertad entre comillas cambiaria, te lo hace subir, o sea digamos bajar.


DM: Sale a comprar dólares, si sube.

JAR: Sale a comprar y sube, sale a vender y lo hace bajar, pero en tendencia, tendría que ser a subir. Y después está también el tema de que dentro de  coalición, esta es una coalición que tiene por un lado los grandes sectores vinculados a la exportación que presionan lógicamente a la devaluación mayor, a eso lo estamos viendo prácticamente día por día y están también sectores más vinculados al sistema financiero y bancario que le han prestado pesos al Estado uruguayo, y cuando el Estado le devuelve los pesos si hay mucha devaluación, son menos dólares, y ellos están tratando de postergar esta historia, de frenar la cosa.
O sea que allí hay un dilema bastante interno que un poco ve que el presidente un día dice una cosa y otro día dice otra, quisiéramos que suba pero no tanto porque está la gente que debe, como que, obviamente está allí jugando entre dos fuerzas que han apoyado directamente a lo que es este gobierno y que cada una tira en su propio sentido, de todas maneras da la impresión de que el dólar va a subir, es más, el ajuste contra los trabajadores lo van a hacer a través de la suba del dólar para que disminuya el salario real, porque toda esta suba del dólar se va a trasladar, se está trasladando a los precios.


DM: Diego Labat dijo que la idea es mantener la ley de la oferta y la demanda, no tocar, no hacer un poco lo que hacia el gobierno anterior, supongo, que será un poco el contraste a lo que hacía Mario Bergara o Danilo Astori, de estar todo el tiempo arriba del mercado, sino que el mercado se maneje.

JAR: De todas maneras la semana pasada la licitación de letras siguió igualita que como venía estando, o sea  prácticamente en eso, además no hubo, si hubo un ámbito donde no hubo mayores, más allá de críticas menores, mayores disidencias entre el gobierno actual y el pasado, fue el económico.


DM: ¿Qué es esperable que ocurra con respecto a la línea económica?

JAR: Más allá de que algunos de los miembros de la coalición en su momento jugaban a que tenían alguna oposición, más o menos, alguna cosa concreta, en los hechos la política real es absolutamente la misma, tanto en las reformas que se están haciendo en el sistema ferroviario, como para darle todo un espacio a UPM2, o sea que en lo económico había una continuidad, y la continuidad va a seguir, lo que el ajuste que creo yo que lo iban a hacer cualquiera de los dos, si hubiera ganado también el Frente, lo iba a hacer. Ahora es difícil de probar, pero creo que no hay, en lo particular es una cosa que veníamos señalando también hace tiempo.


DM: Se hacía todos los años, no hay porqué pensar que en este año no.

JAR: Va a ser un ajuste mayor porque ahora las dificultades son mayores, porque no solamente estamos con un país con tremenda deuda, si no estamos con un país más extranjerizado, donde todo el parque industrial está prácticamente en manos extranjeras, donde las exportaciones aunque aumentaran -vamos a suponer que viniera otro viento de cola con la soja y con la pasta de celulosa y con la carne- ¿quiénes se beneficiarían? 4 o 5 grandes frigoríficos extranjeros, algunos brasileros, otros de acá, 4 grandes exportadores de soja, y UPM, ¿cuánto recibiría el pueblo uruguayo? Algún goteo mínimo.
O sea que estamos en una situación similar, pero con una base más grave, con una base más corroída, por lo que ha sido la evolución del sistema, con una mayor desocupación, entre los jóvenes hay un 30% prácticamente, después se sale a criminalizar a los jóvenes, después se sale a decir que tienen apariencia delictiva, yo digo bueno, aquí hay estudios jurídicos que creo que tienen más apariencia delictiva, o sea hay exportadores de soja que tienen más apariencia delictiva, pero la apariencia delictiva parecería que va por otro lado, o por lo menos sólo para otro lado. Y es un gobierno mucho más elitista en todos sus conceptos.

 

MAB: César de Pando dice: “Al maestro Rocca, un gran abrazo, es un deleite aprender y escuchar de su saber, abrazos para todos”.
“¿La deuda se gestiona para perpetuarla o existe un planteamiento para pagarla?”, pregunta Mario.

JAR: Creo que juegan los dos elementos. Están los que juegan en el corto plazo para ganar y esos quieren cobrar muy directamente, y creo que hay una política imperial que de alguna forma en la medida de que crece la deuda son mucho más vulnerable para todas las presiones que realiza el imperio para la continuidad de determinadas políticas, para que no se pueda salir de esa dinámica, entonces, ahora en los hechos, la magnitud de la deuda en Uruguay ya es absolutamente impagable. Creo que es imposible pagar una deuda pública que anda por los 40 mil millones de dólares cuando las reservas son 8 mil, las reservas reales, va a estar menos ahora, o sea que a la larga es absolutamente imposible, hay sí presiones de todo tipo, ahora parecería que la gran solución para el tema de la deuda que están planteando en todos lados, es la reforma jubilatoria, que en eso también están todos juntitos, juntitos, porque algunos parece que su posición se limita a que le den un lugar en la discusión, pero aceptando ya de hecho, además una reforma jubilatoria que no pasa por analizar un tema que es la base, el tema de las Afap’s acá en Uruguay, cuestionado hasta por la OIT. Pero de eso se habla poco.
Tampoco se habla mucho de la historia, digamos los sistemas de seguridad social se han basado siempre en tres pilares, el aporte patronal, el aporte de los trabajadores, y el aporte del Estado. En su origen digamos la idea es que haya un aporte de esos 3 ámbitos, aquí en Uruguay en la década del 70 el aporte patronal era el 25%, se fue bajando a 14, y en la época de Lacalle padre se bajó a 7,5 o sea que allí está el déficit.
Dicen que es déficit previsional. No, el déficit está en el dinero que se les dio a las grandes empresas, porque además incluso en la zona franca lo único que pagan son los aportes que es una cosa que se ha reducido, entonces de qué estamos hablando.
Ahora nadie cuestiona eso o poca gente habla de eso. Y además somos un país desmemoriado, porque los primero a recordar es un poquito eso, y obviamente si ya hay problema de empleo actualmente donde al trabajador se le haga trabajar hasta los 70 años, más allá de que su rendimiento lógicamente va a bajar por razones hormonales y físicas, también el tapón que se le genera para que ingresen los jóvenes al mercado laboral va a ser superior, creo que por allí van algunos de los temas que están.
Otro gran tema va a ser el presupuesto, ahí va a venir un ajuste muy duro. Y el tema de los salarios porque también se dice, se contrapone salario y empleo como si fueran variables que si aumenta el salario baja el empleo, y por lo tanto decir, vamos a combatir el desempleo.


DM: ¿Hay posibilidad de tener otra mirada, una mirada distinta con respecto a esto de que se aumente el salario  y aumente el empleo?

JAR: Hay una necesidad de tener una mirada distinta, porque de alguna forma también el combatir el desempleo disminuyendo los salarios, aumenta el desempleo en muchas ramas y en muchos rubros. Porque disminuye la demanda muy directamente, no en los grandes productos de exportación, sino los productos más populares.


DM: O sea que aumentar los salarios podría ser una posibilidad de generar empleo.

JAR: Sin duda, yo creo que sin duda, cambia el tipo de empleo también, pero para combatir el desempleo para mí en Uruguay, hay 4 pilares, por lo menos 4 pilares básicos, uno, fortalecer la producción hortofrutícola y la vieja reforma agraria, que el campo no se utilice para la rentabilidad, si no para la alimentación de la gente, y eso implica una política bastante diferente. Segundo, una política de pesca artesanal, es un sector que si se desarrolla genera a dos bocas, porque también genera alimento barato que podría ser para las escuelas, que podría ser para el propio ejército, etc. Tercero, una política de vivienda popular, no la vivienda de lujo que a veces ya vienen las armazones hechas y ni siquiera se genera empleo, la vivienda popular es otro de los rubros donde necesariamente se podría y se debería generar empleo. Y después también todo una política de fortalecimiento de pequeños emprendimientos realmente en serio, que fortalezcan una pequeña producción, que genera también empleos directos y laterales. Y obviamente, la inversión pública, un tren no para UPM, sino un tren para la gente.
Si los 4 mil millones de dólares que se van a invertir para UPM, se invirtieran para una política de generación genuina de empleo y una política de satisfacer las necesidades directas de la población, eso sería una política que realmente sería para combatir el desempleo, y no rebajar salarios que es un disparate por todos los lados, porque además todo eso lleva a que cada vez se compita en un escenario más restringido.


DM: Pero los empresarios defienden la baja de salario, si fuera ventajoso para el país, ¿podrían verlo a esto como algo positivo?

JAR: El empresario no mira el país, el empresario se mira él, mira su bolsillo, o sea por eso la dificultad del capitalismo.


DM: Pero vende menos.

JAR: Claro. Pero él piensa que el que va a vender menos va a ser su competidor, todos piensan sacarle el mercado al otro, esa es la lógica del capital.
Ningún capitalista dice: ‘voy a tomar tal medida para que subsista el capitalismo’, no, voy a tomar tal medida porque me conviene, o quiero esta medida porque me conviene a mí. Joseph Stiglitz que cuestiona todas estas políticas, no es porque sea socialista, el propio George Soros, que en algunos aspectos puede parecer…
Es más, la nueva directora del FMI, la búlgara Kristalina Georgieva, está planteando ahora que no hay que rebajar tanto el gasto público que eso está siendo nocivo para el capital.
O sea, cosas que aquí nos decían que eran de ultra izquierda, hoy las dice el sistema.
Que no hay que pagar la deuda pública con el hambre de la gente, lo dijo hace poquito el Papa.
Que no hay que bajar el gasto público, lo están diciendo los directores del FMI, que no hay que bajarlo tanto.
Que hay que reformar el sistema de Afap’s lo dice la OIT.
Estamos en un tema de paradoja, si lo dice alguno aquí es de ultraizquierda y poco menos que lo quieren fusilar por lunático. ¡Las vueltas de la historia!
Fijate que en estos momentos los radicales son la directora del FMI, el papa, y la OIT.


DM: ¿Qué es esperable que pase con ese ciclo de endeudamiento que tuvo el Uruguay en estos últimos 15 años de vender bonos de a 500 millones, de a 1 mil millones, de poner, es esperable que continúe?
 
JAR: Sí, yo creo que aquí lo que puede pasar que sería lo más lógico fue lo que pasó en Argentina con Macri.


DM: ¿La negociación directa con los organismos?

JAR: Claro, en parte negociar con los organismos internacionales que ahora cambió un poquitito la cosa, porque además la (ex presidenta del FMI, Christine) Lagarde se había jugado absolutamente a Macri. Ahora posiblemente la cosa no sea tan así, porque además han visto que es muy riesgoso.
Además, como decíamos hoy, Macri no quería salvar el capitalismo, ese dinero que entraba a la Argentina se iba para cuentas en Panamá, o no sé a dónde. O sea que saben que están tratando entre piratas, están tratando entre delincuentes de guante blanco, pero son delincuentes, se ponen un pantalón largo y esconden la pata de palo, se ponen lentes negros y el parche abajo, pero son delincuentes muchos de ellos, no vamos a generalizar, de repente hay alguno que no, pero todo esto va por esos lados.
Lo que va a pasar es que los privados que le presten al Estado le van a exigir tasas mucho mayores, en la medida en que aumenta el riesgo, aumenta la tasa, y como ahora la situación mundial está mucho más delicada, en lugar de cobrarle 10, le cobra 20, con lo cual se entra en un ciclo de una perversidad, creo que la cosa se va a cortar en parte pero por el lado de los propios acreedores.


MAB: Dice Clapton: “Soy un exportador de aire y humo, el dólar alto me beneficia, pero creo que la importación de alimentos, etcétera, se va a encarecer, ¿qué opina, maestro?”, pregunta.

JAR: Que el tema, obviamente aquí están vendiendo aire al Estado uruguayo, los molinos de viento le venden, y lo venden muy caro.
Yo llegué a ver gente que vendía en las esquinas aire de Punta del Este, un frasquito, sí, claro, en la crisis pasada. Creo que la solución para Clapton y para todos sería dinamizar la pequeña producción sobre todo la hortofrutícola, y de la tierra al plato, o sea que generar tanto a nivel de intendencia como a nivel general, organismos que quiten los intermediarios y que permitan que se compre directo.


MAB: Vos decías, si aumenta el salario o las jubilaciones, la gente gastaría más en, pueden mover el mercado, y sería trabajo también.

JAR: Y sería trabajo, y también para, volviendo al otro tema, el tema de los precios, también el tema de por ejemplo, volver a crear mataderos municipales, crear ferias con participación del propio Estado, no tipo subsistencia, que era un aparato que de repente ya lo destruyeron y además de repente tenía sus carencias; pero aparatos locales de venta, de compra a un precio adecuado para el productor y de venta a un precio barato para la gente, eliminando el rol de muchos intermediarios, o de la tierra también a la planchada, volviendo al tema de un plan serio de vivienda popular. Habría mucha cosa para hacer, que evidentemente no hay interés político en hacerlo, porque claro la cosa va para la ganancia de los grandes.


MAB: Cecilia dice: “Buen día, compañeros, saludos, agradecido al brillante Rocca, sé que no tiene bola de cristal, pero pinta que el nuevo gobierno sigue los pasos copiando las medidas del anterior, sale a vender al Banco Central, dádivas a los inversores saqueadores extranjeros, etcétera, emisión de bonos, pero me pregunto hasta cuándo podrán aguantar, porque este año ya el pueblo toca fondo, aunque quiera, la gente no puede pagar, ya no tiene para comer, ni para alquilar” y manda saludos.
Adrián de La Curva te manda saludos y un abrazo, y dice: “Manejar la información económica era lo que hacían antes los comités de bases” y pregunta “¿le mandarán la Republicana a las oficinas offshore y a los delincuentes de guante blanco?”.

JAR: Parece que la apariencia delictiva por allí no va, es más acusados de lavado y de qué sé yo, están vinculados  a cargos importantes, de todo tipo, hay apellidos bastante ilustres, hay cosas que incluso han desaparecido, el apellido Sanguinetti que aparecía por allí vinculado al tema de Cangrejo Rojo, cosas por allí aparecen y desaparecen, parecería que eso no es tan delito, o no tienen apariencia delictiva.


MAB: Exactamente, dentro de lo que decía Cecilia, esto de que el pueblo toca fondo este año, y que ya no tiene plata ni para comer, ni para alquilar, si es así, ¿hasta cuándo se puede seguir con esta política?

JAR: Obviamente hay grados en esto, pero sí hay mucha parte, además incentivaron a la gente a que se endeudara más allá a veces de ciertos límites, obviamente hay mucha gente que se endeudó porque no tenía más remedio, porque tenía que comer o comprar los útiles para el nene, y entonces las tasas de interés son criminales, y se llegó a todo una situación, a otra gente se le dijo que estábamos magníficos, que Uruguay era el mejor país de la tierra, que podía endeudarse y comprar, vender el auto viejo y comprar un auto nuevo en cuotas en dólares, como que se creó todo en ilusión óptica. Obviamente también vinculada a todo un tema preelectoral en muchos ambientes que se ha llevado a la situación económica a cierto límite, que además vamos a entendernos, las nuevas autoridades económicas lo sabían perfectamente porque formaban parte también de esos equipos, aquí no hay inocentes, ni en el tema de ajustes de tarifa, ni en el tema de la magnitud de la deuda, ni en el tema de la situación real, porque además todos ellos estuvieron en el mismo barco. Es más, el Frente Amplio continuó las políticas que venían del partido blanco y colorado y ahora el Partido Nacional está continuando las políticas económicas que vienen del Frente Amplio, el tema puede ser de la dificultades coyunturales o ya del grado al cual se ha llevado esas políticas que como decía muy bien la compañera, digamos está llegando al límite ya insostenible, pero la base conceptual es absolutamente la misma, es más, el papel que jugó el Fondo, el Banco Mundial, el BID, es exactamente el mismo.


DM: ¿El Partido Nacional o la coalición multicolor, no pueden apelar a aquello tan mentado de la herencia maldita también?

JAR: Sí, están apelando, van a decirlo, siempre ha sido el gran jueguito.
Y si lográramos razonar, creo que ahí los son responsables, allí no hay inocentes.

 

MAB: Gerardo Carbone manda un audio: “Buen día, un saludo al compañero Rocca, muy clarito como siempre, una pregunta, ¿en qué nos puede beneficiar la política monetaria que está tomando China con respecto al dólar norteamericano en esa guerra que tienen entre las dos naciones?”.

JAR: Creo que a Uruguay no lo va a beneficiar demasiado, ni tampoco perjudicar demasiado.
O sea digamos habría que ver los efectos reales y cómo responden las otras potencias, pero los productos que compra China a Uruguay, su precio en parte sí lo determina China, pero también en parte están jugando una gran cantidad de intermediarios, y a lo sumo puede jugar sobre los ingresos de algunos exportadores de soja o de productos como decíamos hoy. Volviendo al tema de la culpa, hay una canción por allí que dice, y la culpa no fue mía y tampoco fue del otro, fue de aquel que se hizo el loco, o sea la culpa en el capitalismo siempre o son de algún efecto natural, algún virus, o de algún tsunami, o de algún terremoto, o del efecto que viene de otro país que no se sabe bien por qué hizo lo que hizo, o el tema de las herencias malditas, que es una herencia a esta altura que son herencias de herencias, herencia de heredados y herederos.
Estamos como en una situación que nunca se sabe bien o se busca oscurecer la raíz, un asunto muy claro fue las declaraciones del Presidente mientras paseaba a caballo, que hablaba de la suba del dólar como que estaba comentando el partido de Boston River -Torque, como que no tiene mucho que ver con eso.
El otro día decíamos que hay tres personas que no saben en la qué se metieron: Lacalle, Arbeleche y Forlán. Y de a poquito van viendo la realidad, me parece.

DM: ¿Qué es esperable el miércoles cuando se anuncien las tarifas?

JAR: Eso es clarísimo que tanto uno como el otro antes de las elecciones sabía que lo iban a hacer, eran muy conscientes que lo iban a hacer.
Claro, escondieron la leche porque si no perdían algún votito. Entonces uno dijo que no lo iba a subir y el otro dijo que no sabía si lo iba a subir o no, pero obviamente mientras los entes se sigan utilizando para recaudar para pagar deuda pública, mientras los entes sigan subsidiando al gran capital comprando energía eólica a un precio de novela a lo privado, mientras sigan habiendo grandes consumidores a los cuales se les cobra menos que a los pequeños, muchos de ellos son embajadas extranjeras, que no tiene mucho que ver, mientras los que contaminan el agua y encarecen el costo del agua potable no paguen tasas -que debieran pagar por deterioro ambiental-, mientras se utilice como decíamos hoy, los entes para recaudar, pagar deuda externa, obviamente saben que este papel lo va a seguir jugando.
Entonces el tema aquí es sos vos que no lo querías subir, fuiste vos que no lo subiste, soy yo que ahora lo tengo que subir porque vos no lo subiste, si yo dije que no había que subirlo, pero ahora lo tengo que subir por culpa tuya. Y la gente va a terminar pagando.


DM: Gracias, Rocca por haber venido.

JAR: Un gusto, como siempre.