BRASIL: “AÚN NO HAY DATOS SUFICIENTES PARA SABER EL IMPACTO DEL CORONAVIRUS, PERO SERÁ FUERTE”
Contacto con Plínio de Arruda Sampaio Jr., desde Sao Paulo, 12 de marzo de 2020

“En Brasil el tema coronavirus entró en el orden del día en la última semana, hasta entonces el gobierno federal negaba el problema, diciendo que era una tontería, ahora ya no, se sabe que es un problema grave y se están empezando a articular medidas para contener la pandemia”, dijo desde San Pablo en su contacto semanal con CX36, el economista, analista político y docente, profesor Plinio de Arruda Sampaio Jr. Agregó que “tenemos un sistema de seguridad social muy precario del punto de vista financiero, lo que lleva a que Brasil esté en una situación menos grave para enfrentar la situación”, indicó. Transcribimos  esta nota que puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/20200312pliniodearrudasampaiojrbrasil

 

Diego Martínez: Plínio, como siempre un gusto recibirte en los micrófonos de la 36.

Plínio de Arruda Sampaio Jr.: Buenos días Diego. Un gusto estar en Radio Centenario.

 

DM: Plínio, lo que no son muy buenos son los temas que probablemente tengamos para tratar. Primero, queríamos ponernos un poco al tanto de cómo se venía tratando esta pandemia de coronavirus. ¿Cómo se estaba tratando en Brasil, qué impactos tiene en la economía y en la vida de los brasileños?

PASJ: Mira, en Brasil por mientras el tema entró en el orden del día recién en los últimos días, en la última semana. Hasta entonces el gobierno federal por la voz del presidente negaba el problema, decía que esto era una tontería, que no se iba a dedicar a este asunto, que tenía cosas más importantes que hacer.
Bueno, ahora ya no, ya se sabe que es un problema grave, se está empezando a articular medidas para contener la pandemia, nosotros tenemos problemas de seguridad social que es muy, muy precario desde el punto de vista financiero pero que está organizado a nivel nacional que es el sistema único de salud.
Y esto va a dejar a Brasil en una situación un poco menos grave para enfrentar el problema.
De cualquier manera claro que será caótico porque no hay UTI (Unidades de Terapia Intensiva) suficientes para recibir a la gente que necesitará de apoyo respiratorio, los hospitales no tienen lechos suficientes. O sea, va a ser el caos que estamos viendo en los otros países pero con los colores del subdesarrollo brasileño

 

Hernán Salina: UTI, aclaremos Plínio, son las Unidades de Terapia Intensiva, lo que para los uruguayos es el CTI, el Centro de Tratamiento Intensivo.

PASJ: Eso es, exactamente.
Entonces, pero lo que se escucha, por ejemplo, de los médicos de aquí de San Pablo, porque bajó un audio de una reunión de la alta cúpula de los médicos paulistas, y ellos están realmente muy asustados, previniendo a la gente que no habrá asistencia hospitalaria suficiente y pidiendo cautela y agilidad a las autoridades para que tomen las medidas preventivas posibles.
El problema es que tomar medidas preventivas implica enfrentar el capital, decirle a la gente de no ir a trabajar, no viajar, no ir a comprar y hay una presión muy fuerte de los capitales que no les está interesando en nada si la gente muere o no para que esto sea dilatado lo máximo posible.
Entonces estamos aquí esperando la ola que sabemos que vendrá y que será fuerte.

 

HS: Ahora, es tremendo esto Plínio, porque hay medidas que ya se están tomando en Europa, en Italia la reclusión casi que es una regla, Estados Unidos anunció ahora la interrupción de vuelos a Europa, se están suspendiendo ya eventos deportivos. Y como decís vos, se está jugando con la salud de la gente si no se adoptan estas medidas.
Además San Pablo, una mega ciudad, no sé en cuánto anda de habitantes ahora.

PASJ: Mira, no tengo el número seguro pero la gran San Pablo tiene más o menos unos 20 millones de personas. Con una densidad muy grande, un servicio de transporte público muy precario, que la gente se va toda apretada en el tren, en el metro, en los buses.
Entonces sí es una situación complicada, las autoridades aquí en Brasil están retrasadas para tomar las medidas preventivas, pero ahora sí yo creo que la gente entendió que viene alguna cosa que merece un tratamiento serio.

 

HS: Y esto tiene esos dos carriles, el tema de la salud –y aprovechando que sos economista- hablar del impacto en la economía. Creo que todavía no se está dimensionando lo que va a golpear la dinámica económica del mundo, de muchos países, por las medidas que hay que adoptar, negocios que cierran y por lo tanto se pierden ingresos que implican el pago de salarios a trabajadores. Toda la dinámica, la cadena de la economía.

PASJ: Sin duda alguna, el impacto del coronavirus en la economía mundial será fuerte. En realidad la economía mundial ya venía en una situación difícil, con tendencia a la disminución del crecimiento y con muchos desequilibrios que podrían precipitar una crisis.
El coronavirus funciona un poquito como la llama, la chispa, que va a precipitar la crisis. Yo creo que ya precipitó, ya estamos en una situación de crisis fuerte y el coronavirus impacta sobre la economía mundial de 3 maneras.
Primero porque interrumpe las cadenas de producción, como la producción global cae porque cae la producción en China. Bueno, las empresas aquí en Brasil, algunas de ellas sobre todo de electrónicos y de automóviles ya no tienen componentes para continuar el proceso. Y esto está ocurriendo a nivel mundial.
Bueno, está el impacto sobre la demanda agregada, la gente queda en la casa, las empresas paran y esto implica un corte de gasto y por lo tanto una tendencia recesiva.
Y por fin, lo que se nota de manera espectacular es el impacto sobre los mercados financieros. Entonces, los mercados ya venían en una especulación desenfrenada, y estas especulaciones desenfrenadas siempre terminan con alguna cosa que quiebra esta corriente, este tipo de pirámide. Entonces, el movimiento de la bolsa de valores en Nueva York ya demuestra que los propios mercados sintieron el golpe.
Para que tengan una idea, hoy día la bolsa de San Pablo cae 15%.

 

HS: ¿15%?

PASJ: 15%, y ya interrumpieron las negociaciones 2 veces.
Entonces, el impacto será muy, muy fuerte. El impacto aquí en la economía brasileña ya se nota y será fuerte y lo más probable es que tengamos un crecimiento cercano a cero si todo pasa bien

 

HS: Para comprender, quienes estamos lejos de esa dinámica, ¿por qué es que se hace esa interrupción de un rato de la actividad de la bolsa?

PASJ: Esto es porque en realidad es un sistema preventivo que los neoliberales inventaron que es muy bueno porque los neoliberales son contradictorios. Ellos dicen que el mercado arregla todo, pero cuando el mercado ataca los valores del capital, bueno, ahí hay que interrumpir el mercado porque ahí él no arregla todo. La idea es que hay movimientos de venta de acciones que son irracionales, y que entonces sería para evitar el desplome completo de las bolsas de valores, habría que interrumpir para que la gente tuviera tiempo de pensar un poco, de reorganizar para disminuir la intensidad de estas oscilaciones

 

DM: ¿Es como un llamado a la reflexión, digamos?

PASJ: Esto es un llamado a la reflexión y una especie de interrupción de la marcha insensata de los acontecimientos.

 

DM: Nada más contradictorio que pedirle reflexión a esos capitales

PASJ: Sin duda alguna. En realidad es una manera de administrar la especulación desenfrenada que estamos viviendo, darle un mínimo de racionalidad.
Pero el problema real que está por detrás de esto es que es una burbuja especulativa, y que una vez que uno quiebra la burbuja, ella se va a desplomar. Es lo que estamos asistiendo a nivel mundial y de manera muy intensa aquí en Brasil

 

DM: Ayer el gobierno brasileño redujo el pronóstico de crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) de 2,4 a 2,1 precisamente aduciendo este impacto económico Plínio

PASJ: Sí, pero las consultoras de economía, que son muy conservadoras y que generalmente todos dicen más o menos la misma cosa porque no se puede decir nada que esté muy fuera de lo que la manada de los economistas dicen. Pero ellos ya regresaron para mucho menos, yo tuve la oportunidad que me mandaron, un amigo, de leer una de ellas. Tiene dos escenarios, el escenario de que la crisis será apenas una crisis temporaria y en este caso reducen el crecimiento para uno.
Y el otro escenario es de una crisis más prolongada y más profunda, que desde mi punto de vista es el más probable. Entonces previenen que la economía brasileña tendrá una contracción de 0,4%. O sea, se empieza a revalorizar la situación.
Claro que aún no hay datos suficientes para saber la magnitud del impacto, pero que la magnitud será fuerte y que será en el sentido depresivo de disminuir el crecimiento, de esto yo creo que hay poca duda.
En el caso brasileño empezamos a tener síntomas todavía iniciales de salida muy concentrada de capital y de problemas de balances de pagos que hace casi una década que Brasil no tiene. Si viene acompañado de la recesión una crisis cambiaria, bueno, ahí sí estamos en un escenario digamos argentino.
Pero no digo que ya estamos, digo que es posible que entremos en un escenario argentino si no se detiene la hemorragia de la salida de capitales

 

DM: Muy bien.
Bueno, Plínio, a nivel político alguna noticia que te parezca importante resaltar, algún movimiento desde el punto de vista de la izquierda que pueda mostrar algún tipo de expectativa...

PASJ: Mira, aquí la izquierda tiene una agenda fuerte de manifestaciones en marzo, el Día de la Mujer fue importante, no fue magnífico porque llovió mucho aquí en San Pablo. Pero, dada la situación climática, fue una manifestación buena.
Hay una manifestación programada para el día 14 en protesta contra la impunidad de los asesinos de Marielle, que se cumplen ahora 2 años. Y después el día 18 hay una huelga nacional por la educación y en defensa de los servicios públicos.
Bueno, el coronavirus puede que lleve a la suspensión de estos actos, porque ahora Brasil, a partir a de las próximas semanas entra en este espiral de difusión del virus a toda velocidad. Entonces, esto hay que ver.
Pero yo creo que desde el punto de vista político la noticia más importante de la semana es el aislamiento muy fuerte de Bolsonaro. La dificultad muy fuerte de Bolsonaro de tener un mínimo de apoyo en el Parlamento. Y la noticia concreta es que en una fiesta donde estaba el presidente del Senado, el presidente de la Cámara, toda la alta cúpula de la política brasileña convencional, el asunto era cuánto tiempo queda Bolsonaro.
Lo que es interesante porque el piso de arriba empieza a conversar la necesidad de sacar a Bolsonaro, y esto tiene que ver con la posición de Bolsonaro de confrontar al Congreso y confrontar el Supremo Tribunal de Justicia.
O sea que ahora la discusión política brasileña empieza a ser qué hacer con Bolsonaro

 

HS: Plínio, muchas gracias, muy importante todas estas líneas de análisis que nos planteaste, a cuidarse entonces y seguimos en contacto la semana próxima

PASJ: Seguro que sí, continuamos y nos cuidamos todos porque el coronavirus es global

 

HS: Exacto

PASJ: Así como la revolución de los trabajadores es internacional, ahora todo es internacional Hernán

 

HS: Exactamente. Y ojalá eso también ayude a hacer reaccionar a la gente.
Un abrazo, Plínio, hasta la semana próxima

PASJ: Fuerte abrazo, siempre un gusto hablar con Radio Centenario.