MONTEVIDEO Y MALDONADO “ESTÁN REPRIMIENDO LAS EXPRESIONES CULTURALES DE SU PROPIO PUEBLO”
Contacto con Manuel, artesano, desde Maldonado, 13 de marzo de 2020


.

Los artesanos de Maldonado vienen realizando una movida en la explanada de la
Intendencia para denunciar situaciones de mal trato y represión policial que vienen sufriendo desde hace unos días. En contacto con CX36 Manuel explicó que los artesanos presentaron un proyecto para regular la actividad, lo que generó una mesa de diálogo permanente, de la que ahora se retiraron. Transcribimos la nota que puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/20200313manuelartesano

 

Hernán Salina: Estamos en línea con Manuel que es artesano, ayer nos adelantaba que está allá en Maldonado por una movilización que va a haber con esta situación que se está dando en varios puntos del país de persecución a los artesanos, han emitido una declaración.
Buen día Manuel, gracias por estar con Radio Centenario.

Manuel: Buenos días, muchas gracias a ustedes por comunicarse con nosotros.

 

HS: ¿Estás ya en Maldonado capital?

M: Sí, en este momento estamos  en la explanada de la Intendencia de Maldonado acompañando a los compañeros artesanos y difusores culturales en general de Maldonado que están en un conflicto similar a lo que ocurre en todo el país, que es que todo el tiempo nos reprimen y no nos dejan exponer las cosas que hacemos con nuestras manos. Y bueno, apoyando acá a los compañeros.

 

HS: Ustedes emitieron en estos días una declaración que habla de esta situación. Por ejemplo, contaban que el año pasado se había llegado a un acuerdo a nivel de la Intendencia de Montevideo, repasanos un poquito eso.

M: Bien, sí, todo esto empezó en Ciudad Vieja, este penúltimo conflicto al que hacer referencia que les comenté, porque robaron el paño, las artesanías de un compañero en Ciudad Vieja y fuimos al lugar a reclamar, como históricamente hicimos.
Bueno, en ese momento se nos ocurrió ir a ocupar la explanada de la Intendencia hartos de este trato que recibimos, y eso fue desencadenando con el tiempo en que nosotros nos pusimos a diseñar una normativa porque estábamos todo el tiempo exigiéndoles que nos mostraran cuál es la ley que prohíbe nuestra actividad porque sabemos que no existe. Entendemos que lo que no está prohibido por ley está permitido, entonces si de verdad lo que se quiere es combatir a los difusores culturales se debería hacer una ley que refiera a eso, que estén prohibidos los difusores culturales.
Entonces dijimos, bueno, antes de que la hagan, porque podemos contar con su buena voluntad pero en realidad no confiamos en ellos, dijimos "vamos a hacerla" y la hicimos nosotros. la presentamos en Legislación y en Cultura, las Comisiones de la Junta de Montevideo, con el tiempo, negociaciones, yendo a hablar edil por edil, después de 2 años y medio terminamos llegando a un trato que es con una mesa de diálogo y respetando ciertas cosas que nosotros estábamos exigiendo que son fundamentales para la actividad.

 

HS: ¿Y eso fue aceptado y se había creado una mesa de diálogo también?

M: Sí, la mesa de diálogo quedó establecida por ley, es un decreto, se votó en la última sesión extraordinaria de la Junta el jueves 12 de diciembre. Fue una negociación bastante rápida porque ellos ya tenían nuestro proyecto; cuando quisieron fue rápida, estamos hablando de 2 años y medio, pero cuando quisieron fue rápida.
Un martes nos mandaron un mensaje que el jueves nos reuníamos a ver si estábamos de acuerdo, no estábamos muy de acuerdo, llegamos a un acuerdo, les planteamos un par de cosas y quedó establecida una mesa de diálogo permanente y negociación que a nosotros nos sirve porque ya no hablamos más con cascos, escudos y cachiporras, vamos y nos sentamos en una mesa como corresponde, planteamos las inquietudes, podemos presentar proyectos.
Bueno, eso quedó ahora suspendido, unilateralmente lo suspendemos nosotros, si bien no pasó nada todavía con ningún artesano, sabemos que hay compañeros malabaristas que han tenido problemas, han tenido malos tratos y acá en Maldonado hace 5 días más o menos 4 compañeros terminaron detenidos sin ningún motivo y después los soltaron. Pero claro, se los llevan detenidos del espacio donde desarrollan su actividad, eso los perjudica.
Y bueno, la idea es convocar a todos para venir a acá a apoyar a estos compañeros.

 

HS: ¿Cuál es la idea que ustedes plantean? Porque viste que nunca falta quien diga, bueno, pero quieren ponerse donde ellos quieren, esto hay que ordenarlo un poco, ese tipo de cosas.

M: No, claro, la normativa es pública, el que quiera puede acceder a conocerla. Nosotros en principio queríamos legislar acerca de los espacios, porque eso te permite incluir gente. Ellos quieren identificación.
Y bueno, negociamos en eso pero que, por ejemplo, no tengamos que ir a un sorteo para que no quede gente afuera, y no tengamos que ir a un jurado que diga vos sí y vos no porque eso atenta contra la libertad de expresión. Si lo tengo que aclarar lo aclaro pero me parece que es lógico, que se entiende lo que quiero decir.
Y después, no hay fiscalización tampoco, es otro tipo. Se creó una categoría diferente de artesanos. Hasta el momento había una sola que era un llamado dos veces por año para algunos cupos y para algunos lugares especiales pero después vos tenías que contar con un monotributo, tenías que pagar el derecho a piso. Un artesano permisario, por ejemplo, en Ciudad Vieja tiene que estar los 7 días de la semana 8 horas por día, cuando un revendedor, alguien que va y compra medias y se pone a vender puede tener 3 suplentes, puede tener faltas, o sea, es muy desigual. Y también teniendo en cuenta que el artesano va a comprar los materiales, va a su taller, se equivoca mil veces para terminar una idea, los principios son diferentes. Nosotros tenemos más la necesidad de transmitir algo a través de lo que hacemos que de comercializar.
El orden ¿no? Nos gusta vivir de esto, es lógico que pretendamos una remuneración pero la actividad no empieza por el interés por el dinero. No estoy hablando de todos pero la gran mayoría surge por otras cuestiones.

 

Diego Martínez: Están haciendo arte digamos.

M: Se puede considerar, sí, en realidad te estás expresando, después cada uno lo considera como lo vea cada uno. Vos te estás expresando, estás comunicando algo a través de lo que hacés con tus manos. Y consideramos que eso no puede pasar por el permiso de un gobierno de turno, porque atenta contra esa libertad que es tan fundamental.

 

María de los Ángeles Balparda: Ustedes hablan de la responsabilidad de todos los actores políticos que deberían tener un pronunciamiento público sobre el asunto para dar garantías reales, y también hablan de los que acatan las órdenes de reprimir.

M: Sí.
O sea, están reprimiendo a sus vecinos, y por otro lado también están reprimiendo las expresiones culturales de su propio pueblo. O sea, están facilitándole la cancha al autoritarismo, al desinterés por lo común.
Nosotros, por ejemplo en Montevideo seguimos estadísticas del Ministerio del Interior y los espacios que ocupamos mirando para la esquina y venir la policía a reprimirnos y todos somos los más pacífico de la ciudad. Entonces no entendemos cómo ellos salen a limpiar las calles de difusores culturales.
Estos trabajadores, estos vecinos que trabajan de municipales o de policías, acatan esas órdenes sin cuestionárselas, sin cuestionarse lo que hay detrás. Porque en el lugar donde estás reprimiendo son las expresiones culturales de tu propio pueblo, estás condenando a tus hijos, a tus vecinos, a tus amigos, porque nuestra actividad no perjudica a ninguna otra, al contrario.

 

MAB: Es una batalla durísima, porque además estamos en un país que desde hace años se refiere a muchos como que somos todos pichis, esa es la expresión.

M: Exacto.
Pero nosotros tenemos todo para contraponer esa ideología, lo que pasa que lo que no tenemos es la llegada masiva que tienen los medios que imponen esa ideología. Nosotros estamos en la calle, consideramos que es el medio de comunicación masivo más importante que tenemos pero está bastante devaluado y en parte también es responsabilidad de ellos mismos, porque es lo que quieren que pase. Al combatirnos a nosotros lo que terminan también es haciendo que la gente utilice la calle para ir del trabajo a la casa, y así nos quieren. O sea, es nuestra forma de verlo.
Y también por otro lado les quiero comentar que, por ejemplo, alguien que paga un monotributo de $300, si nosotros pudiéramos trabajar en espacios económicamente rentables y que fueran mejores, que no nos estuvieran marginando a los últimos rincones y que ahí encima nos vayan a reprimir, en impuestos en los materiales que compramos, le estaríamos aportando al Estado mucha plata. Porque comparado con esos $300 por mes, si comprás 1 metro de cuero te vale $1.500 y capaz que 1.000 son impuestos.
Entonces, como que tampoco es por un tema económico. Acá lo que se persigue para nosotros ya es la libertad de expresión en la calle que es un peligro para cualquier gobierno autoritario.
Es nuestra opinión, agradezco que me dejen contárselas, me hago cargo de lo que estoy diciendo y ahora si me permiten unos minutos para el tema de acá de Maldonado que es donde estamos...

 

HS: Sí, claro, contanos.

M: Les agradezco.
Hace más o menos media hora armamos nuestros paños, porque también nuestra protesta la llevamos adelante arriesgando todo, porque ellos se dedican a robar artesanías. Nosotros hoy las expusimos, como hicimos en la explanada de Montevideo hace un par de años, y bueno, hace 15 minutos recibimos la visita de 2 funcionarias municipales diciéndonos que podíamos poner los paños vacíos y la cartelería pero no las artesanías.
Nosotros lo que les dijimos fue que queremos mostrar lo que defendemos, porque un paño vacío sí puede ser un estorbo pero mostrar artesanías y diferentes expresiones culturales genera otra cosa en el pueblo que es lo que queremos.
Bueno, dijeron que iban para adentro a hablar a ver qué orden reciben y nada, estamos acá esperando, ya sabemos cómo proceden, ojalá que no pase nada pero los artesanos de Maldonado no van a dar ni un paso atrás y nosotros vamos a estar con ellos

 

DM: La contrapartida de no permitir artesanos locales uruguayos es que los turistas cuando vengan, que es una práctica habitual la de la venta turista, no sé cuáles son los clientes mayores que tienen pero deben ser la mayoría turistas, que consuman productos chinos, que se lleven suvenires chinos.

M: Claro, depende del rubro, nosotros apostamos al público local porque en realidad, bueno, hay quien sale procurando la plata diaria, como todos, pero está bueno también tratar de comunicar, para nosotros es muy importante decir con nuestras manos.
Entonces, a veces valoramos mucho más el público local y que eso pase de generación en generación es fundamental para que dejemos la calesita esta de que siempre empezamos de nuevo.
Ahora llega un nuevo gobierno y otra vez empezamos de nuevo, ahora se impone que los malabaristas no se pueden y empezamos todo de nuevo. Y dentro de 4 años todo de nuevo, no es así, para nosotros el gobierno se tiene que adaptar al pueblo y no al revés cada 4 años, porque así no avanza una sociedad.
O sea, la cultura y las expresiones culturales marcan eso, marcan el camino de una sociedad, y eso es lo que estamos defendiendo, para nosotros es fundamental.
Aparte la pacificación de espacios, o sea, el Estado se ahorra fortunas en todo ese verso de seguridad, nosotros generamos ganancias para el Estado, nuestra plata no la sacamos del país, la gastamos en el almacén del barrio. Los comerciantes de la zona se ven favorecidos porque nuestras cosas no compiten directamente con lo que ellos comercializan.
Y por ejemplo, en Ciudad Vieja se juntaron firmas de todos los comerciantes, los comerciantes salieron a apoyarnos, y acá en Maldonado pasó lo mismo.

 

MAB: Y claro, es la identidad cultural nuestra también.

M: Claro, exacto, tenemos que defenderlo, no queda otra.
Si algo no es legal pero es real, y habrá que hacerlo legal si ellos lo quieren así, pero nunca...

 

MAB: Bien, a ver qué te parece, dejar ahora por acá, estar en contacto en el correr de estas horas para ver qué sucede y después por lo que sabemos ustedes tienen proyectos para presentar sobre cómo usar todo este tema.

M: Sí, acá en Maldonado hay una normativa que presentaron los compañeros el martes pasado y que intentamos difundirla. Hoy en parte también esta idea de estar todos acá es para difundirla, es una normativa que legisla acerca del día.
Es la tarea para la que le pagamos a los ediles, a los diputados y a todos un sueldo... Pero bueno, si nos quedamos esperando que la solución dependa de otro, nunca llega la solución.

 

MAB: Está claro.
Bueno, ¿cualquier novedad ustedes nos dicen desde allí?

M: Les agradecemos mucho, y sí, estamos acá pendientes porque ya te digo, hace un ratito llegaron a avisarnos que iban a preguntar cómo manejar esto y más o menos nosotros ya sabemos cómo lo manejan, así que toda la difusión posible es bienvenida.

 

MAB: ¿La prensa de Maldonado se ha hecho presente?

M: Sí, sí, hoy tuvimos una entrevista en una radio local de acá, y bueno, vienen comunicándose con los compañeros de acá de Maldonado.
Viste que además es un lugar un poco más chico que Montevideo y como que se conocen, entonces están al tanto, y el que quiera puede jugarse el oficio que es lo que hacemos nosotros. Es importante, cuando uno se dedica a lo que le gusta, lo pone al servicio de la sociedad, es para eso. Es lo que están haciendo ustedes.

 

MAB: Bueno, un saludo por allí, mucha suerte.

M: Muchas gracias.