LO POSITIVO DE LA CRISIS: “CRECE LA NECESIDAD DE ORGANIZARSE Y DESARROLLAR LA SOLIDARIDAD”
Contacto con Jorge López Ave corresponsal en Europa, 21 de marzo de 2020.

En estos momentos de crisis crece la necesidad de organizarse “en todos los barrios, en todas las áreas de ayuda mutua”; se hace imprescindible “esa palabra tan leninista, de organizar” tanto  para dar una mano con los mandados a un adulto que esté solo o para “organizar actividades en red entre los niños del barrio y poder hacer cosas juntos”. Todo eso “son herramientas absolutamente fundamentales que la sociedad está desarrollando de un modo natural”, dijo nuestro corresponsal en Europa, Jorge López Ave al comentar la cotidianeidad que viven los españoles. “Y lo tenemos complicado y difícil porque el sistema durante muchos años lo que ha cultivado y sembrado es el individualismo, la atomización absoluta de ver que el enemigo está en frente. Pero de repente salís al balcón y a las 8:00 de la noche está aplaudiendo igual que vos a la gente que está en la salud. Y eso no ha habido ningún reclamo desde la televisión, eso ha funcionado por las redes y todo el mundo está”, subrayó. Transcribimos la nota que usted puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/20200321jorgelopezaveeuropa

 

Hernán Salina: Estamos en contacto con nuestro compañero corresponsal en Europa Jorge López Ave, desde España hoy, me imagino que la movilidad habitual de Jorge entre varios países también se ha visto afectada en estos tiempos.
Buen día, Jorge.

Jorge López Ave: Buen día Hernán, la audiencia y los técnicos.
Efectivamente, mis labores han quedado recortadas al máximo, y bueno, estamos acá, como toda Europa por otra parte, enclaustrados en las casas. Porque incluso en Inglaterra que Boris Johnson, como comentamos el sábado pasado, el gobierno inglés había dispuesto otra estrategia de una especie de que todo el mundo se infectara un poco para generar una sociedad defensiva, autoinmune, etc., también se ha asustado con la posibilidad de miles de muertos, ha reculado y se ha adherido un poco a la política más general de Europa de hacer restricciones masivas de todo.

 

HS: Claro, y es difícil ordenar, en una realidad como esta, nos pasa a nivel nacional, imaginate en una situación regional de la que hablamos contigo a nivel de Europa, ¿por dónde pasar en limpio en estos contactos contigo? En la semana nosotros te comentábamos que hemos tenido contacto con un par de compañeras que están en España que vos conocés particularmente a una de ellas, Ángeles Nines Maestro, también una activista colombiana Cecilia Zamudio, que nos contaban un poco la durísima realidad del sistema sanitario español privatizado en estos años pero vamos con lo que vos quieras sumar a ese panorama, Jorge.

JLA: Bueno, un poco la referencia que les puedo dar es, que tiene que ver también con lo psicológico de cómo puede estar Uruguay dentro de 10 días. Es decir, es un poco que lo que está ocurriendo en Europa con especialísima incidencia en España e Italia, aunque las noticias de anoche y de esta mañana es que ese mismo tsunami, por decirlo así, se viene también en Inglaterra, Alemania y Francia.
En Alemania hay una menor incidencia de casos de muerte porque están utilizando unas cifras un poco paralelas y muy discutidas en la propia Unión Europea de dar cómo personas fallecidas a las que fallecen sólo por coronavirus y no por complicaciones. Es decir, si alguien tenía un problema de cualquier otro tipo de salud y el coronavirus, por decirlo de un modo un poco callejero, terminó de rematar a esa persona, no se le atribuye al coronavirus, por eso Alemania tiene cifras más bajas que van a ser modificadas en las próximas horas.
En cualquier caso la realidad es que hay mucho miedo, la población está metida en las casas haciendo lo mínimo necesario, hay colectivos que están tremendamente ocupados como todos los trabajadores del área de la salud.
En España, creo que también en Uruguay, ha secundado la idea de que a las 8:00 de la noche la gente sale a sus ventanas, sus balcones, sus azoteas a aplaudirlos, un clamor se escucha en todas las ciudades, en todos los pueblos una ovación durante 5 minutos dedicada al personal de la salud, incluso policías y bomberos secundan con sus sirenas el apoyo porque la verdad es que las imágenes y las informaciones que vienen desde dentro de los hospitales es que están absolutamente desbordados, con CTI improvisados en cualquier rincón, con cientos de camas por pasillos, en una situación lo más aparecida a lo que hemos visto en muchas películas de guerra, es así.
Me imagino que con la compañera Ángeles Maestro, que ella además es médico, puede aportar una realidad de lo que ha significado en gobiernos neoliberales, los practique quien los practique, es decir, también los gobiernos social-demócratas que se han dedicado a privatizar áreas de la salud básicos y que llegado el momento crítico, como en el que estamos, se nota en falta.
A los hospitales privados de España y de Italia ha tenido que venir un reglamento, una ley, y digo esto porque es muy interesante dada la incidencia que tiene el área privada en la salud uruguaya, ha tenido que venir una ley para habilitarlos como si fueran públicos, para entendernos. Se ha apelado a la legislación para decir que no pueden ustedes cobrar 800 euros, que son como 900 dólares, por una muestra para ver si una persona tiene coronavirus o no y no puede cobrar por la estadía en una cama en un hospital privado, etc. Están en esas negociaciones e imposiciones porque las empresas privadas se han negado hasta el último momento. Por aquello de que la máxima del capitalismo es que la salud, al igual que la educación, la entienden también como posibilidades para hacer negocio.
En un momento crítico como en el que estamos pucha que notamos las privatizaciones que se han dado, y bueno, eso hablábamos con Ángeles Balparda hace una semana donde también se ve el músculo que pueda tener la salud pública. Es decir, ese es el momento crítico, y bueno, las informaciones que van llegando de los hospitales son de mucho pesar, la epidemia, la infección se está cebando con especial virulencia con la gente mayor que tiene alguna dolencia, pero pasado ese umbral de persona de prototipo, perfil de persona con otras carencias de salud, como es normal por la edad, 80 años, etc., son los principales candidatos y candidatas a tener problemas con esta epidemia, pero se está entrando y justamente anoche se informaba de gente joven afectada sin dolencias previas con lo cual eso conlleva.
Si querés te comento un poco cómo es la vida cotidiana, porque yo creo que Uruguay se está abriendo la puerta a esa realidad.

 

HS: Sí, hemos visto imágenes de esas de los patrulleros con parlantes recorriendo distintos puntos de España diciéndole a la gente que encuentran que se metan en la casa, y además nos pasaban otras realidades de protestas de trabajadores que están presionando para que se cierren sus centros de trabajo, algunas fábricas precisamente por medidas de precaución.

JLA: Exactamente. Está afectando en la industria, muchos trabajadores que han plantado y han dicho que no trabajan en estas condiciones, recordemos que nunca está demás que el virus para poder contrarrestarlo necesita que una persona esté como mínimo 1,5 m. a 2 m. separada de otra, que esté con tapaboca y que esté con guantes, esas son las 3 cuestiones básicas por las cuales hace que la gente que está todavía trabajando en la industria, en el campo que hay decenas de miles de inmigrantes mandando a medios de comunicación alternativos información y fotografías de cómo los hacen trabajar.
¿Por qué? Porque en estos días el consumo de frutas y verduras se ha duplicado o cuadruplicado, ¿y entonces qué ocurre? Que no dan abasto y necesitan tirar de mano de obra barata y emigrante, lo que menos piensa la patronal es en ponerle un tapabocas, unos guantes y que esté a 1,5 m. a 2 m. como digo.
Esa es una realidad económica que se está dando, que tiene que ver también con la lucha de clases, hace poco se comentaba que en cualquier sitio encontramos lucha de clases y acá también, es decir, no es lo mismo una cosa que otra, no es lo mismo unos trabajos que otros.
Hay conflictos y no son temas menores porque afectan a miles de personas, por ejemplo, me parece de una heroicidad enorme el trabajo que hacen las personas que trabajan en los supermercados, sobre todo cajeras y sobre todo es un tema que es femenino porque la mayoría son mujeres que están ahí horas y horas cobrando a las personas que entran en el supermercado, y bueno, han puesto los sindicatos la alarma de que están en condiciones absolutamente... como decimos en Uruguay, están regaladas a la posibilidad, porque sí es verdad que la mayoría lleva tapabocas y lleva guantes pero hay moquitos, hay estornudos, hay de todo. Es decir, estar 7 u 8 horas de cara al público se convierte, no sé si decir una heroicidad o una necesidad. La gente está saliendo solamente a las farmacias, hay que mantener un turno de 1 o 2 personas dentro de las farmacias el resto queda afuera a una distancia de 2 a 3 m., se está saliendo a los supermercados, el gobierno tiene el compromiso, lo ha dicho mil veces de que no queden los supermercados desabastecidos.
Para hacerte un comentario así a título personal, anoche nosotros hicimos una compra en un supermercado Carrefour online y nos están dando para el día 7 u 8 de abril la entrega de lo que se compró.

 

HS: ¿En serio, más de 15 días?

JLA: Más de 15 días, el primer hueco que había que salía en la web era para el 5 de abril, no te quiero mentir, lo estoy viendo ahora, 5 de abril a las 12:00 de la mañana, ahí es la entrega del pedido. Por lo cual te das cuenta que están absolutamente desbordados, la gente intenta de alguna manera no salir a la calle, y cuando vienen te traen en una camioneta muy preparada como si fuera un CTI prácticamente, te dan las bolsas con guantes. Y bueno, lo más parecido que he visto ha sido en películas. Recordaba, para los muy cinéfilos, una película soviética que se llama "Cartas de un hombre muerto" del año 80 y pico que trataba de una epidemia nuclear, la gente salía de vez en cuando, estaban metidos en refugios y salían de vez en cuando a buscar alimentos. Es lo más parecido, los whatsapp, las computadoras funcionando permanentemente para tener un acercamiento con el mundo, pero la realidad es que está todo el mundo metido en sus casas haciendo vida absolutamente doméstica irreversible. Por ejemplo, si comprás fruta tenés que lavar cada pieza una a una con mucho cuidado porque en todos lados puede haber el dichoso virus.
Esa es la realidad cotidiana, que ojo, ojalá no pero todo indica que va a poder vivir Uruguay, digo porque en esto funciona bastante la psicología de pensar que a nosotros no nos va a afectar, así estuvo España unos días con respecto a Italia. Bueno, España, Alemania e Inglaterra ha salido de la pesadilla creo que anoche o ante anoche, es cuando se despertó diciendo, puta, pueden morir millones de personas. Entonces, han cerrado las escuelas rápidamente, los pubs que es el único sitio de espacio social que tienen, rápidamente restaurantes, todo, todo porque vieron que el tsunami se venía y no estaban preparados.
Es un poco así, pensar que acá va a ser más suave, que hay 40 personas infectadas, en Uruguay creo que hay ciento y poco ahora, todavía no hay oficialmente ningún fallecido, pero lamentablemente van a empezar a llegar y lo mejor es estar preparados.
Hay mucha gente en España y en Italia que ha intentado ir a segunda residencia, es decir, si tengo una casita en las afueras, en la playa, me quito del medio de la gran ciudad y me voy. Hace 2 horas, recordamos que hoy es sábado, las salidas de Madrid absolutamente bloqueadas porque la policía y el ejército patrullando está en todas las salidas, de los 4 puntos cardinales de Madrid mirando auto a auto y prohibiendo a aquellas familias que tienen un apartamento en la costa, son varios cientos de miles, desplazarse porque está absolutamente prohibido y se los digo por si alguien en Uruguay tiene intensión de salir de la ciudad e ir a pasar a determinado lugar más tranquilo, lo que nosotros llamamos los balnearios, si puede hacerlo que lo haga cuanto antes porque va a ser irreversible que en algún momento no lo va a poder hacer.

 

HS: Lo de Italia es muy duro particularmente.

JLA: Sí, la semana pasada comentábamos lo de los 50 muertos en un día, y luego Ángeles me mandó un mensaje diciendo, ¿Jorge, lo de los 50 es verdad? Porque es tan impresionante...
Es peor, ya es peor. Es cierto que el primer punto de vulnerabilidad están siendo las residencias de mayores, y digo esto porque en Montevideo, por la demografía que tiene también es un lugar, digamos que hay muchos espacios donde hay gente mayor. Lamentablemente y ojalá que no, obvio, pero ahí es donde ha habido, en países como España, Francia o Italia, te encontrabas con que en 24 horas morían 10, 12, 14 ancianos. Llegaba de alguna manera el virus y se difundía inmediatamente, era como un hábitat perfecto para matar gente, es la realidad.
Y están absolutamente diezmados, ha intervenido la Justicia incluso, muy complicados. El norte de Italia, la zona de Lombardía, lo más parecido que ellos hablan, la gente mayor lo que conocen es cuando invadieron los nazis, es decir, la Segunda Guerra Mundial es el otro punto de referencia similar a lo que están viviendo.

 

HS: Es una situación de desafío también, lo hablábamos con Nines Maestro, y ella, mirá, en medio de esta situación, además mañana va a salir una reseña del diálogo que tuvimos en el suplemento "Mundo Entre Líneas" de "La Juventud", ella apelaba a Lenin, recordaba aquello que de la crisis se pueden dar saltos cualitativos. Si hay una respuesta, una acción consciente, de lo más avanzado en consciencia de nuestras sociedades, esto implica desde el punto de vista político ideológico, que reúna también por supuesto lo mejor de la ciencia para enfrentar esta situación, es en esos momentos donde la humanidad necesita apelar a lo mejor de sus reservas para plantear caminos de salida, porque sino se instala sobre la cabeza de la gente un panorama apocalíptico que no podemos darnos ese lujo ¿no?

AA: Apocalíptico.
Una de las cosas que va a ocurrir, y que el otro día también hablaba particularmente con Nines Maestro y coincidíamos, era la creatividad que va a necesitar la gente y que va a desarrollar la gente en cada uno de los barrios. Es decir, la solidaridad, por ejemplo, de carteles, cerca de mi casa hay un cartel que han puesto unos jóvenes diciendo: "si no puede hacer la compra, señora, señor porque está con el virus o porque está mayor, llame a este teléfono, nosotros se la hacemos".
Es decir, eso que parece un gesto baladí se convierte en un gesto casi revolucionario. Es decir, la necesidad que va a haber en todos los barrios, en todas las áreas de ayuda mutua de organizarse, esa palabra tan leninista, de organizar, organizar y organizar. Y organizar actividades para poder, por ejemplo, yo tengo una hija, para poder conectar en red con los niños del barrio para poder hacer cosas juntos. Parece una pavada pero no, alguien que da clase de piano o de inglés, los chicos se conectan y están ahí recibiendo la clase.
Eso son herramientas absolutamente fundamentales, que como vos bien decís, la sociedad está desarrollando de un modo natural. Es como la necesidad de la supervivencia, y eso no está digitado desde arriba, al contrario.
Y lo tenemos complicado y difícil porque el sistema durante muchos años lo que ha cultivado y sembrado es el individualismo, la atomización absoluta de ver que el enemigo está en frente. Pero de repente salís al balcón y a las 8:00 de la noche está aplaudiendo igual que vos a la gente que está en la salud. Y eso no ha habido ningún reclamo desde la televisión, eso ha funcionado por las redes y todo el mundo está.
Como dato no anecdótico sino políticamente muy interesante, hace unos días habló el rey de España y se organizó a través de las redes sociales un caceroleo. Tené en cuenta que lo les decía es en apoyo a los trabajadores y trabajadoras de la salud es a las 8:00 de la noche en los balcones, el rey hablaba a las 9:00 y sorprendentemente -digo porque es un tema casi tabú el atacar a la monarquía- cuando yo fui a salir con mi cacerola pensé que iba a ser el único y lo iba a hacer por dignidad, sorprendentemente estaba el barrio. No te voy a decir todo el barrio pero la mitad estaba golpeando la cacerola, cosa que era emocionante porque la figura del rey -aunque sea el rey nuevo- está muy deteriorada por el padre y sus corrupciones, etc.
Pero eso es un salto también muy novedoso, muy interesante, que la gente a la autoridad máxima, recordemos que el rey constitucionalmente en España es el jefe de Estado, aunque haya un presidente de gobierno que en este caso es Pedro Sánchez, pero el jefe del Estado es el rey. Entonces contra todo un rey decenas de miles de personas, ni comentarte lo que ha sido en el País Vasco, Cataluña o los barrios obreros de Madrid, estruendoso. Es decir, en la Casa Real ha habido y está habiendo una preocupación suma de lo que pasó el otro día porque no se esperaban para nada esta respuesta popular. Por eso me acordaba al hacer la referencia que vos hacías, es la creatividad convertida también en protesta social ¿no?

 

HS: Exactamente, en medio de este panorama y donde golpea principalmente toda esta realidad, no queda otra.

JLA: La gente reclamaba y decía, bueno, los cien millones de euros, que no es poca plata, que ha puesto el otro rey en Suiza, que lo traiga y que lo distribuya por los hospitales públicos. Esa era la consigna, muy simple, parecido a lo de Lenin, lo de "paz, pan y tierra", muy simple, que devuelva la plata y se entregue a los hospitales y la gente se adhirió porque vio que era justo

 

HS: Esa crudeza sí de un rey jubilado con millones de euros en el exterior y los hospitales españoles con falta de insumos básicos.

JLA: Exacto, eso ha calado de un modo estruendoso en la gente, seas de izquierda, de centro-derecha, eso no tiene discusión, la gente dice que es verdad porque es objetivo.

 

HS: Jorge, un abrazo como siempre, hasta la próxima.

JLA: Estamos atentos y cualquier día, sepan que estoy encerrado en casa informándome como todo el mundo pero no hace falta que sea el sábado que viene, si hay novedades, nos ponemos en contacto y conversamos.

 

HS: Exactamente, así será. Un abrazo para vos y la familia.

JLA: Un fuerte abrazo para todos y fuerza.