COREA DEL NORTE: CON UN SISTEMA DE SALUD GRATUITO Y DE CALIDAD Y MEDIDAS PREVENTIVAS EVITAN INGRESO DE CORONAVIRUS
Contacto con Alejandro Cao de Benós, 23 de marzo de 2020.

 
Un autobús se desinfecta para evitar la propagación del coronavirus en Pyongyang, Corea del Norte (Foto: 22 de febrero de 2020 - © Kyodo vía Reuters)

“Corea del Norte es uno de los pocos países donde no ha entrado el COVID-19 y esto se debe a las medidas urgentes y rápidas que se tomaron ya a finales de enero”, dijo desde España el representante occidental de Corea del Norte en las relaciones con Occidente. En contraposición, agregó, en España “todos los hospitales están colapsados, la gente está desesperada, supermercados desabastecidos, es realmente un desastre a nivel político, a nivel social” porque no se tomaron los recaudos necesarios, indicó. Además resaltó que “en Italia califican a Corea del Norte como uno de los países más preparados porque todos los doctores, además de tener gran formación en medicina occidental la tienen en medicina tradicional”. Transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/20200323alejandrocaodebenoscoreadelnorte

 

Diego Martínez: Estamos en contacto telefónico con Alejandro Cao de Benós, representante de Corea del Norte en España. ¿Cao, qué tal, cómo está? Bienvenido, buen día.

Alejandro Cao de Benós: Hola, buenos días.

 

DM: Primero que nada queríamos conocer la situación en Corea del Norte en torno al coronavirus que, por lo que se señala por varios medios, es de los pocos países, por lo menos del hemisferio norte que viene sin casos de infección por coronavirus. ¿Qué información nos puede dar?

ACB: Así es, Corea del Norte es uno de los pocos países donde no ha entrado el COVID-19 y esto se debe a las medidas urgentes y rápidas que se tomaron ya a finales de enero. En cuanto se supo de los casos en China, en la región de Wuhan, nuestro gobierno decidió cerrar inmediatamente todas las fronteras, al turismo y a cualquier persona que venía del exterior, sólo se permitió el regreso al país de los ciudadanos nacionales. Y eso es lo que ha permitido que hasta el día de hoy no haya habido ningún caso, ningún fallecido.
Pero aun así, aunque no haya casos, se siguen tomando medidas de prevención entre la población como el uso de geles hidroalcohólicos o las mascarillas.

 

DM: Bien.
¿Cómo es el sistema de salud en Corea Popular?

ACB: La salud en Corea es totalmente pública y gratuita, no existen los hospitales privados ni las clases sociales de personas que tengan dinero para acceder a determinado material y otros que no. Todo el mundo recibe material y tratamiento de primera calidad por igual.
Usamos un sistema principalmente preventivo donde los doctores visitan a todas las familias cada dos semanas para hacerles un chequeo regular. Y según mis propios amigos doctores, cirujanos en Italia califican a Corea del Norte como uno de los países más preparados porque todos los doctores, además de tener gran formación en medicina occidental la tienen en medicina tradicional y hablan en latín. Al hablar en latín pueden comunicarse fácilmente con doctores de otras nacionalidades, así que existe un muy buen sistema sanitario, aunque faltan ciertos fármacos, sobre todo por culpa del bloqueo, pero hay un buen tratamiento y un número de camas tres veces superior al de un país occidental como España.

 

DM: ¿Usted está en España en este momento?

ACB: Sí, ahora mismo sí.

 

DM: Hay un contraste, me imagino, muy importante entre lo que usted vive allí en España y lo que recibe de información de Corea Popular. Me imagino debe ser un poco confuso estar en un lugar donde se ve la vida tan diferente, y más en estos momentos de crisis.

ACB: Sí, bueno, aquí en España es un absoluto desastre, una clase política que desde el principio no ha tomado medidas, de hecho es el país con más políticos contagiados. Acaban de anunciar que hay más de 33 mil contagios y ya más de 2 mil muertos. Todos los hospitales están colapsados, la gente está desesperada, supermercados desabastecidos, es realmente un desastre a nivel político, a nivel social aunque ya la población lleva 10 días de confinamiento, se ha extendido durante 15 días más, pero en vez de prevenir esta situación que estaban advirtiendo, tanto el gobierno chino como luego posteriormente el gobierno italiano como muchos responsables, no se cerraron ni aeropuertos ni se tomaron medidas de contención, eso ha hecho que el virus se haya diseminado por todas partes y ahora todo el mundo deba estar encerrado en sus casas.

 

DM: ¿Esa situación de Corea Popular un poco cerrada por lo que han sido las situaciones de enfrentamiento con Estados Unidos y su aliado Corea del Sur, de alguna manera protegió a la población norcoreana en esta coyuntura?

ACB: Sí, sin duda.
Sin duda ha ayudado muchísimo a que Corea tiene un control bastante riguroso respecto a las fronteras, mercancías, etc., y que el número de turistas está aproximadamente en mil turistas diarios, pero se cortó de raíz obviamente. No era cuestión de empezar a chequear a todos los turistas que entraban sino cerrar las fronteras de forma inmediata y rápida. Estamos hablando que el 22 de enero se cierran fronteras cuando prácticamente en Europa estaban viendo la enfermedad como algo de China y algo que nunca llegaría hasta aquí.
Corea se lo tomó muy en serio y yo mismo, como todas nuestras embajadas y todas nuestras delegaciones internacionales fuimos movilizados para conseguir material.
Recuerdo que a finales de enero todavía en España se podían encontrar mascarillas de protección, geles hidroalcohólicos y otros tipos de materiales, y al poco tiempo obviamente cuando ya llego a España desapareció, por mala gestión.
Pero a lo que me refiero es que Corea tomó decisión rápida y que desde luego controla las fronteras de forma efectiva.

 

Hernán Salina: ¿Cao, esto implicó que hubo que dejar de permitir el cruce a China de miles de coreanos que trabajan del lado chino, es así?

ACB: Por supuesto. O sea, esto significó para empezar los mil turistas, la mayoría chinos que entraban cada día al país ya no podían entrar, y las personas residentes en China tenían que quedarse en cuarentena en su país y si deseaban retornar a Corea podían hacerlo si tenían pasaporte norcoreano pero permaneciendo 30 días en cuarentena. Y digo 30, no 14, porque eso de 14 es mentira. En España han estado poniendo  las personas 14 días y ya China advirtió que el virus perfectamente podía estar hasta 21 días en cada ser humano.
Por lo tanto en Corea se aplicó desde el principio cuarentena de 30 días.

 

DM: Corea del Norte priorizó la salud por encima de otras cosas. ¿Cuáles son las cosas que se han postergado a raíz justamente de limitar el tránsito de personas, de generar un gasto en compra de elementos de salud, de prevención?

ACB: Pues, desde luego, para empezar, primero la salud humana debe estar siempre por encima del dinero y la economía, pero eso es algo que no entienden los países capitalistas y por eso precisamente no alertaron a la población, porque no querían que disminuyese la economía y al final lo que han logrado es lo que está pasando, miles de muertes y decenas de miles de infectados.
En el caso de Corea primero la salud como país socialista, desde luego que ha golpeado también económicamente a Corea, yo mismo tenía varios proyectos empresariales, culturales, científicos, con decenas de empresas de todo el mundo que han sido totalmente paralizados y que quedan prorrogados para cuando se resuelva esta situación; que puede ser dentro de 2, 3 o 4 meses.
Pero eso no importa, lo primero era la vida de las personas, la salud y desde luego el impacto económico también es grande pero no tanto como en otros países que dependen de un comercio internacional globalizado, mientras que Corea apenas tiene relaciones de importación y exportación precisamente debido a las sanciones.

 

HS: Aprovechamos el contacto para ir un poquito a lo político, más allá de este tema central, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo alguna expresión pública en estos días de querer como reabrir una etapa de diálogo, de encuentro con Kim Jong-un.

ACB: Así es, envió una carta personal a nuestro líder Kim Jong-un recientemente y ya comentamos desde nuestro gobierno que agradecíamos el mensaje en tono muy positivo el deseo de Trump de continuar desarrollando las relaciones bilaterales y continuar entendiéndose con Corea. Él también felicitó a Corea del Norte por haber tomado medidas tan rápidas y efectivas contra el coronavirus pero tendremos que ver si eso se traduce realmente en hechos prácticos porque todavía Trump no ha levantado una sola de las miles de sanciones que están impuestas contra nuestra República.
Entonces, hay buenas palabras, hay buenas intenciones, Trump dice que quiere continuar con la relación, que tiene buena relación y admira mucho a nuestro líder Kim Jong-un, pero esperamos ver resultados concretos en los próximos meses.

 

DM: Claro, porque diálogos ha habido varios, encuentros incluso personales y de delegaciones ha habido varios, el tema es que avancen en términos reales desde el punto de vista de las sanciones y desde el punto de vista de la posibilidad de guerra entre el espacio que tiene Estados Unidos en el sur de Corea.

ACB: Exacto, la situación es que esperamos ver realmente que desee firmar el tratado de paz definitivo para que se acabe la guerra de Corea de una vez y que empiece a levantar sanciones para permitir a nuestro gobierno comerciar con otros gobiernos del mundo.
Cuando veamos realmente ese efecto práctico entonces nos creeremos sus palabras pero de momento se queda todo en eso, en buenas intenciones, que pueden ser de cara a la galería considerando que hay elecciones en Estados Unidos.

 

DM: Muy bien Cao, le agradecemos mucho este contacto, es muy importante para nosotros tener información de primera mano, sabemos las barreras culturales idiomáticas a veces nos impiden tener noticias fieles de lo que ocurre en Corea, así que apreciamos mucho el contacto con usted.
e mandamos un saludo y gracias.

ACB: Encantado, un placer y cuídense mucho.