“LA COMBINACIÓN DE UNA EPIDEMIA CON EL SISTEMA CAPITALISTA ES LO QUE ESTÁ MATANDO A LA GENTE”
Contacto con Cecilia Zamudio. Activista colombiana desde España, 20 de marzo de 2020.

“Lo que se está viviendo en España es gravísimo porque pasaron de unas decenas de casos a unos cientos. Y en prácticamente 10 días ya estamos en 20 mil contagiados diagnosticados. Digo contagiados diagnosticados porque no están haciendo tests de manera masiva como sí hicieron en China, lo que sería necesario para contener el virus, para contener la propagación, no los están haciendo”, dijo desde España en contacto telefónico con CX36, la activista colombiana Cecilia Zamudio, al reflexionar acerca del impacto del coronavirus en la economía global. En ese marco, destacó que “la combinación de una epidemia con el sistema capitalista es lo que esta impactando, matando a la gente”. Transcribimos esta nota que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/20200320ceciliazamudiodesdeespana

 

Hernán Salina: Estamos en contacto con la activista colombiana Cecilia Zamudio que sumamos en esta cobertura que estamos haciendo especial podría decirse, intentando aportar elementos que profundicen el análisis en torno a lo que está ocurriendo por el coronavirus y sus derivaciones políticas, sociales, económicas.
Cecilia, la bienvenida desde Montevideo, de Radio Centenario para vos que estás en este momento en España que es un punto central de atención internacional por esta situación también.

Cecilia Zamudio: Sí, buenos días Hernán, buenos días a todos los radioescuchas de Radio Centenario.

 

HS: Bueno, comencemos por que nos cuentes qué está pasando en España, en estos días hemos conversado con otros compañeros que están por allá donde se refleja crudamente cómo golpea desde el neoliberalismo el sistema de salud y la sociedad toda en una situación como está.

CZ: Sí, lo que se está viviendo en España es gravísimo porque pasaron de unas decenas de casos a unos cientos. Y en prácticamente 10 días ya estamos en 20 mil contagiados diagnosticados. Digo contagiados diagnosticados porque no están haciendo tests de manera masiva como sí hicieron en China, lo que sería necesario para contener el virus, para contener la propagación, no los están haciendo.
Es decir, sólo le están haciendo test a las personas que llegan al hospital prácticamente con los pulmones en la mano porque lo otro que le están diciendo a la gente es quédate en casa porque tenemos el sistema de salud desbordado, entonces la gente se queda en casa hasta que no está con una fiebre volando, y bueno, mucha gente llega al hospital y muere muy rápidamente como ha ocurrido.
Y sí, efectivamente, lo que se está viendo es que la combinación de una epidemia con el sistema capitalista es lo que está matando ahora mismo, es lo que está asesinando ahora mismo. ¿Por qué? Porque ya la sanidad pública española y europea en general ha venido siendo desmantelada de manera brutal en los últimos años. Bueno, desde la caída de la Unión Soviética la sanidad pública de los mal llamados estados de bienestar europeos ha venido siendo desmantelada, porque bueno, hay que ver que la sanidad de los sistemas de salud pública se establecieron en esta parte del mundo de calidad en algún momento, se establecieron para frenar la protesta obrera y para evitar que la gente mirara hacia el socialismo ¿no? Que la gente dijera, ah, pero cómo así, en la Unión Soviética tienen sanidad pública, tienen educación pública, tienen seguro de desempleo, tienen un montón de cosas y aquí no.
Entonces, las luchas obreras más la presión de que existía un bloque socialista, obligaron a las burguesías europeas a hacer estas concesiones. Pero una vez que se cayó el bloque socialista ya no tenían esa obligación de mantener los servicios públicos y entonces han venido desmantelándolos.
En cuanto a la salud lo que se ve es gravísimo porque estamos ahora mismo enfrentando lo que es una pandemia sin las medidas necesarias realmente para contenerla, y cuando llegan los enfermos a los hospitales lo que se está viendo es que los hospitales están completamente desbordados.
Los médicos, los enfermeros, todos denuncian que están en una situación de crisis total porque están atendiendo pero están cayendo enfermos y también muertos, ya hay muertos del personal sanitario aquí porque no tienen los equipos de protección necesarios. No tiene mascarillas, no tiene batas, no tiene pantallas de protección, entonces imaginate un médico, un enfermero que atiende decenas de pacientes en un día. Ve un paciente que está contaminado y de repente ve otro, y como no se puede cambiar porque no hay equipos suficientes, está con los mismos durante 12 a 16 horas y está contaminando a todos los pacientes que vea después del contaminado y contaminándose él mismo también.
Entonces después lleva también la contaminación a su grupo familiar y así. Evidentemente las medidas que se están tomando desde el Estado capitalista no son las medidas necesarias para contener la propagación de una epidemia como esta

 

HS: ¿Y qué actitud han asumido los servicios privados de salud en este panorama?

CZ: Los servicios privados de entrada, los seguros, lo que son las aseguradoras privadas que son las que han hecho grandes fortunas con la privatización de la salud pública, porque mucha gente fue a afiliarse a los seguros privados viendo que en la sanidad pública le tocaba ponerse en listas de espera para operaciones o para diagnósticos incluso, y mucha gente se murió sin poder ver a un especialista. O sea, morirse de un cáncer porque no has podido ver a un especialista, porque no te han podido operar un tumor cuando hubieras podido perfectamente salvarte es algo terrible ¿no? Entonces mucha gente empezó a afiliarse a seguros privados, pero estos dijeron al inicio de la epidemia aquí en España que ellos no se iban a hacer cargo de los tratamientos por coronavirus, así de plano directo.
Y bueno, el sector privado, los hospitales más o menos lo mismo, al parecer llegaron a un acuerdo con el gobierno de que sí van a atender a los pacientes después de unos días, no los seguros, los seguros se mantienen en que ellos no van a financiar nada.
Pero que los hospitales sí van a atender, pero eso probablemente será facturado al presupuesto público, es decir, sabemos que ellos son un negocio y que eso después lo pagaremos toda la clase trabajadora con un aumento de los impuestos indirectos, con más recortes en educación, en sanidad, etc., porque tocará pagarle a todos estos señores.
Entonces, los servicios que supuestamente están dando, aparentemente todavía no están seguros de cuantas millonadas les van a ingresar después porque por ahora no han atendido a mucha gente, se les ha dicho que tenían que atender gente y por ahora los hospitales están todos desbordados y el sector privado ha tenido apenas unas decenas de personas, cuando los hospitales públicos están desbordados y el personal sanitario, médicos, enfermeras, auxiliares están reclamando también esos equipos que están en hospitales privados y que no están utilizando.
Una cosa escalofriante es que, por ejemplo, los equipos de respiración asistida, que son indispensables para los pacientes que ya tienen pulmonía, están escaseando. Hay equipos de respiración asistida pero no hay suficiencia a tenor de la cantidad de personas que los necesitan. Entonces, está pasando aquí como ya denuncian los médicos en Italia, que están teniendo que elegir a qué paciente le ponen una máquina de respiración asistida y cuál no. ¿Según qué criterios deciden? Según criterios de edad, según criterios de clase, según criterios de si eres nacional o no, eso habrá que verlo, por ahora lo que dicen es que es como una situación de guerra, tienen que decidir.
Esa es la situación, un montón de gente necesitando máquinas de respiración asistida y no las hay.
Otra situación gravísima en las residencias de ancianos, una mortandad impactante, es impactante la cantidad de ancianos que han muerto. Al menos al día de hoy, esta mañana dieron la cifra de al menos 110 ancianos muertos en residencias y los tienen confinados, no pueden salir, es decir que os que ya se han muerto han contagiado a los demás y en residencias de ancianos donde no tienen sino un médico por cada 100, 200 ancianos. Entonces es una locura, no tienen tampoco sino 1 o 2 enfermeras por esa misma cantidad y no los pueden atender, están dejándolos morir.
Entonces, hubo protestas de familiares precisamente denunciando eso, que los estaban dejando morir o qué. Esta mañana salieron a decir que sí, que van a mandar, que van a ver si mandan pero no tienen equipos para mandar. Entonces lo que han hecho es movilizar a las fuerzas militares y a la policía, eso sí en masa, porque hay que saber que aquí como en toda Europa, a la par que se recortaba presupuesto en sanidad, se aumentaba el presupuesto militar y el presupuesto para las fuerzas represivas, entonces se abrieron miles, del orden de 12 a 13 mil  puestos de policías, guardias civiles y todos los cuerpos que tienen aquí.
Toda esta gente está patrullando las calles supuestamente para salvaguardar la sanidad pública, pero lo que hacen es reprimir a las personas que están en las calles porque también hay a través de los medios una culpabilización a nivel individual. Está bien eso de "quédate en casa" pero hay que saber que no todo el mundo se puede quedar en casa.

 

HS: Claro, Cecilia, eso es interesante también lo que marcás que desde los medios e repente se pone más énfasis en culpabilizar a la gente que sale, hemos visto videos de patrulleros con altavoces que exhortan a la gente, gente que anda caminando por la playa, ese tipo de cosas, y a insistir en el mensaje de la culpa de los que salen más que, por ejemplo, en apuntar hacia los servicios de salud privados que están haciendo esto que vos decías. Ahora estamos viendo la información de que se ha habilitado un gran espacio donde se hace exposiciones, ferias en Madrid donde el ejército habilitaría camas para la atención, en un país que lleva ya más de mil muertos

CZ: Sí, están abriendo hospitales de campaña, eso es lo que anunciaron hoy. Pero bueno, hay que ver, hospitales de campaña si no tienen máquinas de respiración asistida ni siquiera en los hospitales, qué van aponer en esos hospitales de campaña.
O sea, la persona que se acueste en una cama de esas, qué persona va a ser. Hay algún tipo de organización, por ejemplo hubo en China en la que a los pacientes que tenían síntomas leves los aislaban precisamente en grandes centros hospitalarios, y a las personas que tenían síntomas más graves en otros, había como una diferenciación y había aislamiento, lo pudieron hacer porque hacían tests de manera masiva para detectar si una persona estaba infectada o no, pero aquí eso no lo están haciendo.
Entonces las personas que ya llegan es porque llegan con síntomas, es decir ya llegan con os síntomas fuertes, las personas que están llegando a hospitales o que están buscando legar a hospitales. Porque aquí lo que nos han dado son teléfonos para llamar si uno se siente realmente muy, muy mal y los teléfonos están colapsados...

 

HS: Bueno, te pedimos para mirar un poco hacia tu país, hacia Colombia acá en el sur, ¿cuál es la realidad que podés resumirnos de lo que está viviendo Colombia respecto a esta situación?

CZ: Bueno, ahora, justo antes de pasar a Colombia quería decir una cosa más aquí porque eso también va a pasar en Colombia, en Uruguay, en todas partes. Es decir, están pidiéndole a la gente que se quede en casa, pero a la vez que hacen eso el sector, por lo menos aquí que han decretado que solamente el sector que es indispensable, el sector estratégico para contener la epidemia, es el que puede ir a trabajar. Es decir, sanitarios, expendedores de alimentos, etc.
Pero a la vez hay grandes empresas, como por ejemplo empresas automovilísticas que están obligando a ir a trabajar a los trabajadores, a la clase obrera, tanto en Italia como aquí los están obligando a ir a trabajar. Otras empresas que no son necesarias para contener la expansión del virus y que están abriendo y no les suplen ningún tipo de protección a los trabajadores, los tienen hacinados trabajando contaminándose unos a otros. Lo que se está viendo es que es el capital, absolutamente el capital de unos cuantos que prima sobre la vida de las mayorías.
Y bueno, ya para pasar a América Latina, por eso este virus llegó a América Latina, porque no se lo contuvo donde se lo tenía que haber contenido, particularmente en Italia, en España, lo que estamos viendo que están haciendo en Europa es terrible, es terrible.
Entonces ya pasemos a América Latina, estamos viendo que hay contagios allí, va a ser terrible. En un país como Colombia donde por ejemplo hay más del 60% de la población en este momento que trabaja en el sector informal. ¿Cómo le vas a decir que alguien que trabaja en el sector informal que si no trabaja no come y eso es día a día que busca trabajar en algo para comer algo, cómo le vas a decir quédate en casa? ¡Es imposible!
O cómo van a hacer con los 7,8 millones de desplazados internos que tiene Colombia por causa del terrorismo de Estado y del saqueo capitalista de las multinacionales que depredan los campos, las montañas y los ríos y que fuerzan a millones de campesinos a emprender los caminos del éxodo hacia las ciudades, viven debajo de plásticos, viven debajo de charolas de cartón, ¿cómo van a hacer para contener el virus en situaciones así, situaciones donde ya hay otras epidemias que matan gente constantemente? Porque en realidad ese es el tema, el tema es que en el sistema capitalista las epidemias asesinan a diario porque se combinan con el factor sistémico, con la violencia estructural que causa que la gente no tenga acceso a agua potable, que no tenga acceso a una alimentación adecuada, a condiciones sanitarias adecuadas. Ese es el tema, y entonces por eso es tan grave la cuestión en América Latina, porque muchos países, primero los sistemas de salud han sido privatizados también.
Por ejemplo, en Colombia, lo que queda, iba a decir girones pero será un girón, es decir que no queda nada, ya están colapsados en tiempo normal, es una epidemia más además de las que está siempre. En otros países de América Latina va a ser igual, una terrible mortandad. Y siempre la parte más empobrecida, la clase explotada, es la que más va a sufrir.
Entonces, bueno, esperanza de vida, en nuestros países de América Latina por lo general no es muy alta, pues va a bajar un poco más.
¿Países como Colombia, como Brasil, como Haití, cómo van a enfrentar esto? Yo creo que el único país que está preparado en América Latina para enfrentar esta situación es Cuba hoy en día. De hecho Cuba está enviando brigadas médicas a todo el mundo, a todos los países de América Latina...

 

HS: Cierto.

CZ: El único país donde no quieren a los médicos cubanos es Bolivia donde la dictadura impuesta por la oligarquía boliviana y los estadounidenses los echó apenas dieron el golpe de Estado y ahora, bueno, la población boliviana estaba reclamando que volvieran los médicos cubanos y no, la dictadura dijo que no, que no quieren a los médicos cubanos.
Imagínate, rechaza hasta la ayuda necesaria de especialistas para contener esta pandemia, de especialistas porque los cubanos son especialistas. Porque en China, por ejemplo, pudieron contener la expansión del coronavirus también gracias a la biotecnología cubana, usaron con éxito una medicina cubana que se llama Interferón Alfa-2b, tienen una colaboración los chinos y los cubanos de producción de este medicamento, que no es una vacuna ni nada de eso sino que ayuda ya en los procesos que atacan a los pulmones, ya ayuda en estadios avanzados de la enfermedad a que esta no se cobre más muertos.

 

HS: Cecilia, para redondear por hoy este contacto, vos escribiste en tu blog, nosotros lo tenemos ya en nuestro Facebook de Radio Centenario, hablás de "la perversión capitalista" en uno de tus artículos donde analizás un poco esto que venimos conversando y que la pérdida de todo esto cae sobre la clase trabajadora, primero en la calidad de atención de salud que recibe, después en las consecuencias de la economía que vos mencionaste también.
Y hablabas de la lógica depredadora del capitalismo, incluso recordabas cosas que decía Marx al respecto ¿no?

CZ: Sí, bueno, Marx escribía que el capitalismo tiende a destruir sus dos fuentes de riqueza, la naturaleza y los seres humanos. Y bueno, es tan palpable ese análisis, lo vemos perfectamente, el capitalismo a nivel mundial ha entrado en una fase de recesión, porque al principio se fagocita a él mismo. Y lo que hemos visto, por ejemplo, en el crac del 29, en las grandes fases de recesión del capitalismo, es que las grandes fortunas capitalistas para salir de la recesión solamente han podido salir en base a la destrucción de fuerzas productivas. ¿Y cómo lo hacen? Bueno, con grandes guerra mundiales, desatando nuevas guerras imperialistas, ellos rencauchan su economía rencauchando el complejo militar industrial, incrementando la tasa de explotación de los y las trabajadoras e incrementando el saqueo de la naturaleza. Es la única manera que tienen de salvar sus crisis, es depredar todavía más y más. Entonces este tema del coronavirus les viene absolutamente al pelo a los capitalistas para justificar la recesión económica brutal que se está viendo, ¿y van a decir ahora que es por causa del coronavirus? Una vez que esto pase van a decir que tienen que hacer muchos recortes más en sanidad, muchos recortes más en educación, muchos recortes más en todos los servicios públicos, eso a nivel mundial. Van a justificar diciendo que por la devastación que ha causado el coronavirus, que porque las grandes pérdidas económicas, etc., etc., pero ya estamos viendo que están transfiriendo grandes cantidades de los presupuestos públicos al sector de los grandes capitalistas, al sector de las empresas privadas…

 

HS: Y financiero

CZ: A rescatar a la banca y al sector financiero, claro, que ese es un dinero, sabemos que es una burbuja, es un dinero inflado entonces necesitan un dinero objetivo.
Ese dinero objetivo no se saca sino de dos lugares, del trabajo concreto humano de los trabajadores y del saqueo de la naturaleza.
Es decir, todas esa especulación que se inventan tiene que tener un asidero, y cuando ya hay un desfase demasiado grande entre su especulación y el asidero concreto material de las riquezas, se entra en estas grandes crisis de recesión capitalista y la única manera que tienen de salir de ello es provocando más destrucción. Y bueno, eso es que hay una cuestión impactante que está pasando en este momento.
Por ejemplo, en Europa, ahora mismo están llegando desde inicios del mes 30 mil soldados estadounidenses a suelo europeo para hacer maniobras de la OTAN en conjunto con soldados europeos. Y esas grandes maniobras que se llaman "defender Europa 20" no se suspenden, no se suspenden por coronavirus, al contrario, ellos tienen todas las calles tomadas porque ahora mismo están los militares en las calles y van a hacer unas maniobras como una especie de ejercicio militar gigantesco en lo que ellos proyectan que será el escenario de guerra contra Rusia. Es decir, ellos nunca dejan de planificar sus próximas guerras, ¿porque una guerra qué es lo que hace? Destruye, y para destruir después tienes que construir, y sabemos quiénes han sacado tajadas siempre de las grandes guerras.
Entonces efectivamente, todo esto hay que analizar, todas las aristas que tiene esto, no es un virus que llega, la economía se daña y ahora entonces tenemos todos que apretarnos el cinturón, así nos van a presentar la cosa, pero es bastante más pérfido. Es en realidad un sistema que fagocita a las personas, a la humanidad y a la naturaleza y que se sirve de epidemias como esta para esconder otros grandes robos descomunales a los presupuestos públicos.
Y en cuanto a lo que va a pasar en América Latina también es brutal, porque vemos cómo se han servido también de esto del coronavirus. Efectivamente, hay que prevenir el contagio y todo esto, pero vemos las medidas que están tomando, por ejemplo, en Chile, militarización absoluta en las calles y claro, eso les viene de pelos porque logran frenar unas movilizaciones populares que ya llevan 5 meses. 5 meses, es una cosa maravillosa en América Latina. Movilizaciones multitudinarias del pueblo chileno, meses en que el pueblo se fraguó de toma de consciencia política y social muy importantes para la emancipación de la clase obrera en Chile y en el mundo

 

HS: Cecilia, tenemos que redondear un poco esta reflexión, en un par de minutos te pido que el desafío que queda planteado es en medio de esta situación en que lo básico es lo sanitario, cómo se responde desde las organizaciones populares, desde los sectores más conscientes de nuestra sociedad cuando te están planteando quedarte en tu casa, no contagiar, todo eso, hay todo un desafío de este tiempo, de este 2020 de cómo desde estos sectores se responde a esta situación porque tampoco nos podemos plantear que el combate ahora pase a ser estrictamente virtual, a través de internet, de teleconferencias, etc., queda ese desafío planteado. Te pido dos minutos para reflexionar sobre eso para cerrar

CZ: A ver, cómo contestarte eso, yo creo que no se deben desmovilizar las fuerzas de lucha, hay que aprovechar los tiempos que tenemos de tener que quedarnos un poco en casa para cualificarnos políticamente, para profundizar un poco, toda esa rabia que tenemos contra este sistema, contra el saqueo que padecemos, profundizar un poco en cómo lo podemos combatir de manera eficaz y articular mejor la organización política. Creo que eso puede servir tal vez, cualificar, estudiar pero de todas maneras eso no reemplaza la lucha concreta en las calles.
Por ejemplo, vemos que en Italia incluso con coronavirus y todo se pusieron en huelga en fábricas donde los obligaban a trabajar que no eran del sector estratégico y esas huelgas funcionaron. Y bueno, por ejemplo aquí en España también se está llamando a movilizaciones obreras donde los están obligando a trabajar.
En América Latina es otra realidad, ya te digo, el sector informal si no trabaja no come, o sea que no se podrá quedar en su casa.
Entonces, no sé, es una pregunta muy interesante pero yo creo que la lucha popular tiene que seguir, y por ejemplo, en países como Colombia o Chile donde la situación de explotación es tan brutal, esto de yo me quedo en casa es un privilegio de clase realmente

 

HS: Cecilia, muchísimas gracias por este rato, muy importante que has resumido tanto el panorama en Europa como en América Latina.
Te mandamos un abrazo desde Montevideo y seguimos en contacto que hoy más que nunca precisamos la reflexión colectiva en torno a estas cosas, así que atenta a una nueva comunicación

CZ: Vale, un abrazo para todos

 

HS: Hasta pronto, Cecilia Zamudio, activista colombiana en la mañana de la 36.