“HAY CRITERIOS DE TRABAJO EN LOS MEDIOS Y NO SIGNIFICA SER REGLAMENTARISTA NI ESTAR CENSURANDO”
Jaime Clara en el Ciclo ‘Ley de Medios en tiempos de miedo’, 8 de mayo de 2020

En el marco del Ciclo ‘Los Medios en tiempos de miedo’ CX36 conversó con Jaime Clara a raíz de la Ley de Medios, de la polémica causada alrededor de Gerardo Sotelo –nuevo director de SECAN (Servicio de Comunicación Audiovisual Nacional)- y de la opinión que le merece cómo deben funcionar, qué contenidos deben tener y a dónde deben apuntar con su programación. “Uno aspira a que no sólo los medios sino que a nivel de la economía en general, las concentraciones no son buenas, eso desde ya que está muy claro”, dijo sobre la posibilidad que abre la nueva legislación para los medios privados. En cuanto a los medios públicos, hablando del canal estatal dijo que “no me gusta la idea del supermercado que cualquiera porque tiene plata arrienda”. Agregó que “los medios públicos son una cosa bastante seria para un país como para que arriende espacios” aunque “también reconozco las dificultades que hay obviamente para lo que significa el financiamiento de los medios, obviamente, pero si un gobierno cualquiera sea cree que son importantes los medios públicos, debería generar los recursos para tratar de solventarlos”. Transcribimos esta nota que puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-05-08-ciclo-periodistas-jaime-clara

 

María de los Ángeles Balparda: Está Jaime Clara en contacto con nosotros. Buen día.

Jaime Clara: Buen día. ¿Cómo estás Ángeles?

 

MAB: Bien. ¿Y vos?

JC: Muy bien, un gusto escucharte

 

MAB: Trabajando mucho ¿no? A vos no te tocó parar, no te tocó cuidarte en casa ni nada de eso.

JC: No, me cuido en casa todo lo que puedo sí, pero bueno, las idas a la Radio son inevitables. Y bueno, como por ahora por suerte me quedan algunos añitos para la población de riesgo, aunque mi riesgo pasa capaz por la hipertensión o algunos kilos de más, pero bueno, está, tratamos de cuidarnos mucho sí.

 

MAB: Antes de que entres con Hernán Salina a hablar del tema, vos que sos un hombre de la Cultura también, esto va más allá de lo sanitario, va más allá del resfrío y de un virus, va a haber otras consecuencias.

JC: Sí ya las está habiendo, es muy fuerte todo lo que está pasando y creo que todo el mundo le está tratando de poner la mejor onda posible, inventar cosas, pero obviamente que cuantificar esto es una cosa muy difícil porque, bueno, cada uno sabe dónde está perdiendo más pero es impresionante cómo, yo qué sé, trabajadores de la cultura, estoy pensando elencos de teatro, actores, artesanos, músicos que tuvieron que suspender.
El otro día Lea Ben Sasson, ese grupo de músicos que se reunieron, pusieron una lista de todas las actividades, de todos los tipos de trabajos que están en torno a un concierto de música, desde el diseñador gráfico hasta el tiracables de la amplificación, todo lo que involucra ahí desde el tipo que maneja el camión para llevar los equipos, todo, y son cerca de 21 actividades, oficios, trabajadores de 21 áreas totalmente diferentes. Así que hay que llevar la cuenta para dimensionar esto, porque creo que lo más difícil es tratar de dimensionar cuánto está afectando esto.
Y lo otro es cómo va a ser esa nueva normalidad o esa nueva realidad.

 

Hernán Salina: La audiencia de la Radio ya conoce a Jaime Clara, por supuesto, periodista en Radio Sarandí de hace mucho tiempo, en sus espacios informativos, en los Sábados de Sarandí, estás en Canal 12 en las mañanas también. ¿Estás escribiendo para El Observador, Jaime?

JC: No, lo del Canal ya no corre más y lo de El Observador están reproduciendo ya desde hace unos cuantos meses, columnas que publicamos en el blog que tenemos con mi esposa delicatessen.uy, ellos semanalmente los martes publican una de las columnas que hacemos Alba o yo allí, pero son publicaciones de Delicatessen.

 

HS: Por eso yo seguía viendo artículos con tu firma.
¿Y en el Canal qué pasó?

JC: Y bueno, en enero me fui a hacer "Las cosas en su sitio" como todos los meses a Sarandí lo que me obligaba a hacer, le hago la suplencia a Nacho Álvarez durante enero. Bueno, el canal puso un suplente para mí, y bueno, después decidió seguir con ese suplente y está todo bien.
De hecho igual sigo haciendo las suplencias de Victoria Rodríguez en "Esta boca es mía".

 

HS: Claro, ahí es que te vemos ocasionalmente entonces. No tenía presente esa situación de la mañana, bueno, en un medio que es muy dinámico también. Uno piensa, por ejemplo, en las mañanas del 4, ha hecho cambios casi que cada año uno tiene la sensación

JC: Sí, es así, son reglas de juego bastante claras y está bien, son parámetros que se manejan y creo que todos conocemos más o menos la realidad en los medios y también las dificultades por las que atraviesan los medios. O sea que está todo bien, además ya te digo, sigo siendo allí la referencia para cualquier inconveniente en "Esta boca es mía", todo bien

 

HS: Bueno, la idea es, como decía Ángeles al arranque, estamos haciendo una ronda que cada tanto hacemos con comunicadores, con periodistas para reflexionar un poco sobre temas precisamente de los medios y la comunicación en un nuevo ciclo de gobierno tan particular pero que ya instala como uno de los temas de la agenda el debate en torno a la Ley de Medios y por supuesto en los cambios en la conducción de los medios públicos que implica cuando hay cambios de administración. Un ciclo que le hemos puesto como nombre un poco para provocar "La ley de medios en tiempos de miedos".
¿Jaime, vos qué pensás con respecto a esto de la Ley de Medios que fue aprobada, que nunca se terminó de aplicar? Y ahora se encienden voces de alerta que cuestionan aspectos, por ejemplo, que se podría habilitar, por uno de los ejes digamos que puede tener el tema de los medios, que es la propiedad de los medios. Se podría habilitar a que un dueño adquiera más medios de lo que limitaba la ley original.

JC: Sí, yo creo que nunca mejor dicha una frase (...) aunque también como solía ser característica después no lo cumplía, es que la mejor Ley de Medios es la que no existe. Creo que más o menos todos podemos estar de acuerdo con el espíritu de esa afirmación porque uno aspira siempre a lo que significa el tema de la autorregulación y del sentido común para estas cosas.
Yo recuerdo que cuando se empezó a hablar por primera vez de la Ley de Medios que una de las puertas de entrada o de debate fue por el lado de la publicidad, me acuerdo que el ambiente de la publicidad generó un fuerte debate y el propio sistema de agencias, de anunciantes, etc., generaban sus propios códigos de autorregulación que son bastante estrictos, se cumplen.
O sea, se trabajó en la regulación y en la autorregulación, necesidades de un control legal.
Pero bueno, más allá de eso, yendo a la pregunta concreta, vamos a ver qué es lo que sale después de la discusión parlamentaria. Obviamente que uno aspira a que no sólo los medios sino que a nivel de la economía en general, las concentraciones no son buenas, eso desde ya que está muy claro que no. Insisto, vamos a ver qué es lo que sale, eso es lo que yo pienso, no es una cosa que especialmente me guste pero también hay que reconocer, yo leí algún artículo en estos días sin tener presente el proyecto de ley de medios que está en discusión, confieso no haberlo profundizado. Sí la primera versión que había surgido a fines del año pasado o a principios del año pasado, pero ahora en lo que se está discutiendo no he profundizado, hay que reconocer que, por ejemplo, en el tema del interior del país en muchas localidades donde se habla de la concentración de los medios por parte de particulares también hay que reconocer que muchas veces son los únicos que tienen la posibilidad de hacer algún tipo de inversión. En muchos lugares del interior y localidades del interior que conozco, conozco a mucha de esa gente que tiene capaz que un par de canales cable o una radio y un canal cable, es el único en la localidad o en el departamento que es capaz de invertir para que ese departamento tenga un medio de comunicación, una radio, que le da la posibilidad al pueblo de tener sus propios medios con la posibilidad de que haya gente que esté en la programación, que haya un informativo local, etc. O sea que me parece que a veces el concepto de la concentración de medios, obviamente en términos generales no es bueno, pero también miremos con lupa los casos particulares.
¿Qué pasa con una radio local en Ecilda Paullier? Si el que lo puede hacer es el dueño del canal cable de Ecilda Paullier, bueno yo prefiero que Ecilda Paullier tenga sus propios medios locales, mi tesis de graduación en la Universidad Católica tenía que ver justamente con el desarrollo local y los medios de comunicación. Es decir, generando la posibilidad de que las localidades tengan sus medios de comunicación justamente para fortalecer las identidades locales.
Entonces, capaz que hay una persona en Ecilda Paullier o en Minas de Corrales que tiene el canal cable y la radio, que quizás sea concentración pero le hace un bien a la comunidad.
Entonces, creo que merece una discusión, no a las grandes concentraciones de muchos medios en pocas manos pero sí también la posibilidad de analizar la función social que cumplen los medios.

 

HS: Sí, eso también de quién dirige o quién se apropia de medios, como vos decís, hay que valorar tanto lo local, incluso también a veces los cuestionamientos venían por el lado de los grupos económicos internacionales que adquieren medios, y que incluso en canto a su contenido. A veces aparecen, por ejemplo, aplicaciones de internet que te permiten buscar radios y llegar a radios de cualquier parte del mundo, uno recorre y termina escuchando reggaetón en la radio de Indonesia, en una del Salvador, en una Nigeria y en una de Austria. Como que a veces la variedad o el mantenimiento de la identidad de cada cultura a veces está puesta en cuestión también de acuerdo a las políticas de contenidos de los medios. También pensar lo local en esa escala ¿no?

JC: Estoy totalmente de acuerdo, o sea, todo lo que signifique desdibujar las identidades locales a mí a priori no me gusta, lo que no significa cerrarse al mundo

 

HS: Claro, claro

JC: Por eso creo que todo requiere su discusión.
Pero sí, obviamente, en ese sentido por razones personales y profesionales y hasta académicas por haber trabajado mucho en eso, el tema para mí del desarrollo local y fortalecimiento de las actividades locales para mí es un tema fundamental.

 

HS: Pero vayamos al otro aspecto que está un poco en debate sobre la mesa ahora la política que debemos tener como país hacia los medios públicos, Jaime, como ya la gente maneja con el hecho de la designación de Gerardo Sotelo, toda esta primera etapa donde se han planteado algunas reglas de juego ahora con un proceso de diálogo. ¿Cómo te parece que se debería dar? Porque la ley de medios aprobada incluso plantea que la conducción de la política en los medios estatales debería ser en ámbitos colectivos porque se cuestionaba el hecho de que el director del sistema de medios públicos sea un cargo de confianza política, no en este caso sino ya en las administraciones anteriores también, el hecho de que se pudiera hacer en un ámbito que reflejara distintas visiones en la sociedad, las políticas informativas, ¿cómo te parece que debería encararse?

JC: Creo que todos celebramos la gran reforma de los medios públicos que hizo Sergio Sacomani en el primer gobierno (del Frente Amplio), que fue el primer director de medios públicos designado por Tabaré Vázquez, en un cargo de confianza política.
Sergio Sacomani de quien fui su amigo, obviamente era de los cargos de confianza política pero era un hombre de los medios de comunicación. En ese sentido, igual que Gerardo Sotelo.
O sea que yo creo que más allá del origen y de la tipología de la designación, depende cómo encare la tarea.
A mí me causa mucha gracia porque estoy seguro que muchos de los que hoy alzan muchas voces, no son oyentes de  los medios públicos y no tienen la menor idea lo que significan las radios del Sodre o el canal.
Esto me hace acordar cuando Virginia Martínez, ex directora de Canal 5, había dado a entender como que iba a levantar "Estadio Uno" y se alzaron tantas voces contra esa resolución por el programa de Sánchez Padilla, que todos los que se alzaron en contra de esa resolución, defendieron a Estadio Uno y a Sánchez Padilla, en realidad si fueran televidentes de Estadio Uno hubieran hecho de ese programa un éxito de rating impresionante, y no los 8 televidentes del programa.
Acá me da la sensación que es más o menos  lo mismo, muchos de los que alzan su voz en torno al tema de las radios públicas y todo eso, sospecho que no son oyentes porque sino las mediciones de audiencia marcarían otras cosas. Eso por un lado.
Entonces, no creo que los medios públicos, en la misma línea que dije lo anterior, tienen que ser un vehículo de lo que es el Uruguay y la identidad de los uruguayos. A mí me causaba muy poca gracia ver como vi hasta hace muy poquitos años, 3 o 4 años atrás no mucho más, programas de cocina de Utilísima, un programa de cocina que se llamaba "Rico y abundante" que dirigían dos señoras cuando en Uruguay tenemos una tradición gastronómica impresionante y estamos en un momento de la gastronomía uruguaya, estar viendo programas de la cadena Utilísima, una cadena internacional como es Fox -para usar un ejemplo que tú aludías recién- en la Televisión Pública uruguaya.
¿Por qué? ¿No hay un chef uruguayo que pudiera hacer un programa de una hora semanal para el canal oficial? ¿Por qué teniendo el Uruguay la obligación de defender el tango como patrimonio de la humanidad y haber además corrido serios riesgos de haber perdido esa declaratoria, los medios públicos no le dedican una hora semanal o una hora mensual a un programa de tango que estamos obligados como país para hacerlo, por ejemplo?
O sea, te estoy poniendo ejemplos que tienen que ver con contenido de los medios públicos y que no hacen a la discusión que hoy está en el tapete, y nadie le está dando bolilla a esos elementos.
¿La Televisión Pública uruguaya por qué no tiene un vínculo directo con el teatro, con la música uruguaya, por ejemplo? Y estamos viendo, no digo que no, excelentes programas documentales de la BBC, de la Televisión Española, de la Televisión argentina, ¿pero no tenemos capacidad nosotros de generar nuestros propios contenidos?

 

HS: ¿Y los espacios informativos cómo deberían manejarse, con esta discusión de la pluralidad, de la imparcialidad, de cuánto espacio se le da a cada cosa?

JC: Yo confío en el profesionalismo de los periodistas uruguayos, y a mí que haya un código, un manual de estilo como lo hay en todos los medios públicos y privados del mundo serios, vos vas a El País de Madrid y te encontrás con un manual de estilo. Vas a Clarín o a Página 12 y tenés un manual de estilo. Hay criterios de trabajo en los medios públicos o privados en todos lados, eso no significa ser reglamentarista ni estar ni censurando ni manipulando. Yo creo que técnicamente se puede hacer, lo que pasa es que también muchas veces, yo ahí quiero diferenciar el trabajo de los informativos a programas que suelen ser vistos como periodísticos y en realidad eran programas prácticamente de propaganda.
Yo los escuchaba, entonces escuché ahora, está circulando una grabación de un programa de radio Uruguay donde se trataba de miserable a un dirigente político de la oposición durante el gobierno del Frente Amplio. Me parece que eso no es independencia periodística, por ejemplo, tratar de miserable a un candidato en el medio de las elecciones. No sé, me parece

 

HS: Claro.
Ahora, las radios por ejemplo, ahí me planteás un tema interesante, Canal 5 -que es un medio del Estado- tenía espacios contratados por ejemplo "Buscadores" donde ahí los panelistas había de distintas visiones políticas y podían opinar lo que quisieran. Calificar, adjetivar, opinar en temas genéricos. No sabemos tanto de programas de esas características en las radios estatales. ¿Te parece válido que si se alquila un espacio como hizo el 5 con "Buscadores", se debería poder eso en las radios estatales y que ahí se diga lo que se quiera?

JC: A mí a priori no me gustaría que los medios públicos fueran un supermercado, ya pasó con Canal 5, recordemos que hubo épocas en Canal 5 que era un supermercado, era un cocoliche de cualquier cosa.
Los medios públicos son una cosa bastante seria para un país como para que arriende espacios, honestamente a mí no me gustaría arrendar espacios en los medios públicos.
También reconozco las dificultades que hay obviamente para lo que significa el financiamiento de los medios, obviamente, pero si un gobierno cualquiera sea cree que son importantes los medios públicos, debería generar los recursos para tratar de solventarlos.
No me gusta la idea del supermercado que cualquiera porque tiene plata arrienda. O sino también manejar determinados criterios, decir, bueno, arrendamos espacios pero con determinados criterios de programación, que tengan determinado tipo de contenidos, y ahí evaluar. Pero igual, no es una cosa que me entusiasme demasiado arrendar espacios, no.
Porque además, fijate Hernán, que vos como periodista perfectamente podés escuchar la radio nacional, bueno, y además acá tenemos la particularidad de que tampoco se llaman radios nacionales pero las radios oficiales si emiten determinado contenido muchas veces puede ser noticia.
Es decir, pongo un ejemplo, la BBC, la radio oficial inglesa, habló en contra de la monarquía inglesa, es una noticia. Es una noticia, sin lugar a dudas, porque es el medio oficial. Sin embargo aquí vos escuchabas los medios nacionales, cualquier periodista extranjero podía escuchar la programación de los medios públicos y a veces se encontraba con declaraciones que eran realmente polémicas y que de trascender hubiera sido un escándalo.
Lo que pasa que también lamentablemente los medios públicos no han tenido un nivel de audiencia que creo que merecerían. Hay programas que creo que son excelentes, soy oyente de ellos, muchos son muy generosos y he participado de muchos de ellos, creo que hay un gran esfuerzo pro también creo que tienen que tener un criterio.
Los informativos y, vos mencionaste lo de Sotelo, no quiero evadir eso, creo que la carta de Gerardo es confusa, creo que el primer paso para la gestión de Gerardo, el haber emitido esa carta dirigida a cuatro coordinadores que podía perfectamente haberlos convocado a una reunión y no redactar una carta. Creo que en ese sentido fue infeliz, confusa y generó más malestar que otra cosa. Creo que no fue el procedimiento.
Pero también entiendo que quiera reunir a los coordinadores de los informativos y darles las pautas que tienen las nuevas autoridades.

 

HS: Claro, fijar reglas claras

JC: Pero que tampoco significa censura.
Más allá de lo confusa que podía haber sido la carta, cuando mañana venga una nueva dirección a la 36, se juntará con los trabajadores de la Radio, con los informativos a decir, bueno, miren, hasta ahora la dirección de la Radio tenía estos criterios, ahora la forma de trabajo es esta. Creo que cualquier jefe plantea lo mismo en cualquier oficina, y eso no me parece mal.
Lo que pasa que, como estábamos comentando, escoba nueva viene con malas intenciones o con determinadas intenciones, ahí creo que le erramos un poco en la perspectiva.

 

HS: Bien, Jaime, queda mucho para conversar sobre esto contigo, pero antes de cerrar, hablé de tu calidad de periodista, licenciado en comunicación además, pero sos escritor y también caricaturista, dibujante, como lo hemos conversado en alguna ida tuya por la Radio. Estoy mirando unas imágenes preciosas de un medio locatario para vos como es "San José Ahora" que está informando cuando publicaste tu último libro "No todo está dicho", contanos de qué se trata.

JC: Salió esta semana, si bien estaba impreso ya hace un par de meses porque se iba a presentar en marzo pero cayó todo esto, es el primer libro de caricaturas que se empezó a distribuir esta semana, en las librerías que están abiertas está y en las que tienen delivery también o sea que lo pueden pedir, es una recopilación de un montón de caricaturas entre nuevas y muchas de las que he publicado en las redes. La editorial Planeta editó un libro que realmente me sorprendió y es un producto de altísima calidad gráfica, no por mis dibujos sino por la inversión que hicieron.
Y bueno, estoy muy contento que ahora haya salido un libro de caricaturas cuando además hay una exposición armada en el teatro Solís que nadie vio porque el teatro se cerró apenas íbamos a inaugurar la exposición, es un proyecto conjunto de la exposición en el teatro más el libro. Así que bueno, lo que pudimos hacer ahora, el teatro Solís por ahora no lo podemos abrir, lo que pudimos hacer es, ahora que se está flexibilizando todo es distribuir el libro, que esté en todas las librerías y ponerlo a disposición de la gente

 

HS: Caricaturas que en trazos que hay que, por decirlo de alguna manera, simplificar que reflejen en esos pocos trazos una impronta, una característica del personaje caricaturizado, que se vea el pulso, la impronta de quien maneja el lápiz ¿no?

JC: Y bueno, se trata de hacer un poco de todo, uno es un atrevido en el hábito de dibujar caricaturas. Yo trato de dibujarlas porque me parece que es un género periodístico que está lamentablemente cediendo espacios en la medida en que hay cada vez menos medios gráficos, la caricatura es esencialmente un arte que se vincula con la prensa y con la prensa papel en su historia, y en la medida en que cada vez hay menos medios gráficos, lo primero que recortan es al caricaturista o al dibujante.
Entonces, por eso me interesa reivindicarlo como un género periodístico, y el hecho de, si bien hoy hay otras formas de difusión a través de las redes, la idea de reunirlas todas en un libro a mí me llenó de orgullo, y bueno, es un poco la intención, reivindicar las caricaturas en un país que además ha dado enorme cantidad de caricaturistas.
Quiero destacar que La Juventud, cuando salía papel, no sólo tenía la caricatura de Umpiérrez en su página sino que además la ponía en tapa

 

HS: Sí...

JC: Cosa que era una forma de jerarquizarla también, siempre lo valoré y lo respeté porque me parecía, además son muy ingeniosas, muy ingeniosas

 

HS: Sí.
Ya que mencionás lo de La Juventud, nos han llegado mensajes de la gente que te escucha también, en esto de los cambios, como ha pasado con otros medios, cómo será que hasta El Observador ahora, hoy lo hablábamos contigo, dejó de editarse en papel en la semana y los fines de semana. Bueno, La Juventud está en ese régimen también, editándose los sábados, en la semana se actualiza a nivel de su web pero, en este momento tan complicado para los medios, se está publicando en papel los sábados. Que no sé si te está llegando a la radio...

JC: Los sábados está llegando y todos los días trato de leerla...

 

HS: Sí, nos consta...

JC: No se actualiza, y aquí un tirón de orejas, no se actualiza todos los días la página, de hecho ayer no se había actualizado, pero todos los días que se actualiza con los titulares en los diarios, invariablemente están los titulares de La Juventud.
A veces se me complica porque los titulares de las noticias actualizadas están en ese, nosotros le decimos en el ambiente "el bobero", que va pasando, las fotos que van corriéndose, y a veces pasan tan rápido que me cuesta leerlos y no quedar pegado al aire...

 

HS: Tomamos nota de todo eso

JC: Pero no, hablando en serio, lo de la actualización todos los días sí, de hecho ayer, por ejemplo, estaban las notas del día anterior. Pero invariablemente leo dentro de las tapas de los diarios, aun sean web, La Juventud siempre está

 

HS: Sí, sabemos, ese es un buen ejemplo de reflejar la diversidad de opiniones en los medios que vos das hace mucho tiempo.
Jaime, gracias por este rato, la recomendación del libro, de levantar la bandera de la caricatura "No todo está dicho", editado por Planeta también para las librerías que están abiertas o pedirlo como vos decías.
Gracias por este rato para intercambiar y la seguimos en cualquier momento

JC: Como siempre, ustedes saben que como oyente o conversando con ustedes, siempre en la 36 me siento en casa

 

HS: Un abrazo grande, hasta pronto.

JC: Que pasen bien, saludos para todos.