“LA CONCENTRACIÓN DE MUCHOS MEDIOS NO ES BUENA PARA LA PLURALIDAD DE UNA COMUNICACIÓN MÁS DEMOCRÁTICA”
Ciclo ‘Ley de Medios en tiempos de miedo’, 7 de mayo de 2020

“Hay que tener en cuenta que estos no son temas solamente de quienes trabajamos en los medios, son temas que tiene que ver con la calidad democrática, con toda la ciudadanía y construir qué tipo de comunicación queremos y al servicio de quién tiene que estar esa comunicación, que es la ciudadanía”, dijo la periodista Verónica Amorelli, que participó en el ciclo ‘Ley de Medios en tiempos de miedo’, que lleva adelante Radio Centenario. Amorelli destacó que hoy en Uruguay al hablar de los medios públicos “no estamos hablando de medios del Estado, estamos hablando de medios que funcionan al servicio de los gobiernos de turno o por lo menos son concebidos de esa manera” y “eso lo primero que hay que cambiar”, subrayó. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-05-07-ciclo-periodistas-veronica-amorelli

 

Hernán Salina: El gusto de recibir -no se si es la primera vez que la recibimos en la 36-, esta vez vía telefónica, en este caso a la periodista Verónica Amorelli.
Verónica buen día.

Verónica Amorelli: Buen día. Si estoy debutando con ustedes en esta mañana, porque no había tenido oportunidad de salir al aire con ustedes. Ya nos encontraremos en estudio seguramente, cuando todo esto pase.
Gracias por el llamado.

 

HS: Gracias a vos por darnos estos  minutos en medio de tu jornada de trabajo que ya comenzó, para conversar Verónica en un ciclo que la Radio ha tomado a esta altura del año, ya hemos hecho ciclos, ronda de charlas, con distintos periodistas y comunicadores por los temas de la profesión que están en la discusión pública. En este caso le hemos puesto como nombre al ciclo ‘Ley de Medios en tiempos de miedo’, tomando un poco como pretexto el concepto de ley de medios, Verónica para hablar de algunos temas que están en debate.
Pero dejame también robar un minuto para recordarle a la gente con quién estamos hablando, muchos de la audiencia identificarán a Verónica cuando decimos que es una de las panelistas hace mucho tiempo en el programa ‘Esta boca es mía’, en la tarde de canal 12; además Verónica está al frente del noticiero del mediodía en la Red de Televisión que va para el interior del país; es docente en el IPEP (Instituto Profesional de Enseñanza de Periodismo) y tiene una trayectoria de trabajo de mucho tiempo en medios, en radio Oriental, en Carve, en VTV, por mencionar algunos.
En este caso en esa experiencia que es ‘Esta boca es mía’ ¿cuánto hace que estás?

VA: Mira, este es el cuarto año que estoy que es para un programa de debate bastante porque bueno es un ambiente que uno deja todo en la cancha, porque el día a día hemos pasado por campañas electorales, ahora estamos en medio de una pandemia, lo que se te ocurra; lo que ha sucedido en estos 4 años ha pasado por el debate de ‘Esta boca’ porque hoy es un programa que yo te diría que es periodístico. Comenzó siendo un programa tal vez dentro de talk show y demás, pero creo que hoy es un programa periodístico porque aborda los temas de actualidad, con entrevistados realmente calificados con respecto a los temas y bueno después el típico debate. Pero digo más que nada este último tiempo creo que ha sido un aporte interesante en horas de la tarde para todo el tema de información y de tantas cosas que nos están sorprendiendo a todos y todos estamos aprendiendo juntos sobre esto que nos está sucediendo.

 

HS: Exacto. Y el hecho de la continuidad de ese programa cuando hay una lógica en la televisión privada, sobre todo, de ir modificando los contenidos de acuerdo a la respuesta que tengan pautas publicitarias, y eso ha demostrado que ese tipo de contenidos que vos describías sirve y concita la atención de la gente.

VA: Mira, esta es la temporada -si mal no recuerdo- número 11 del programa y siempre conversamos sobre el tema y lo decimos, yo creo que el éxito del programa que sigue midiendo muy bien en audiencia, es el formato.
El formato de algún modo rescata la esencia de los uruguayos, los uruguayos nos juntamos –bueno, ahora tenemos menos oportunidad de hacerlo en forma presencial- pero aún en los grupos de whatsapp y demás; nos juntamos a conversar sobre las cosas que nos suceden y hablamos de la política y hablamos del fútbol y cada uno manifiesta su opinión. Creo que rescata de algún modo la  esencia de esa tertulia prácticamente cotidiana, que se da en el trabajo que se da cuando vas a un cumpleaños, donde hay uno que piensa de una manera y otro que interpreta la realidad de otra y que ambos pueden conversar. Y que después creo que un poco la esencia del programa es esa, intercambiamos desde el dialogo que a veces parece un poco más acalorado que de costumbre, pero que en definitiva es parte de la vehemencia con la que cada uno defiende sus ideas. Y yo siempre digo que el programa me enseñó, yo venía de un noticiero, de trabajar 8 años al frente del noticiero central de VTV y fue todo un desafío adaptarme a esto, porque yo decía ‘hay por favor que la gente no se vaya a ofender’. Cuando tu debatís como era esta cuestión de confrontar, del periodismo de opinión, pero además confrontándolo con otro que tu tenés que piensa distinto allí sentado al costado, sentado al frente, y a veces con el propio invitado; y me ha enseñado que el debate siempre es con las ideas de las personas no con las personas.
Entonces en la medida que tu debatas con respeto, confrontando las ideas, con el argumento del otro, yo te diría que la experiencia ha sido más que positiva en todos los casos, prácticamente no ha sucedido que alguien se vaya enojado por algo que pasó, porque todos entendemos cual es la dinámica y creo que es una dinámica muy saludable desde ese punto de vista y que también pensando vos, a veces vas al programa con una idea de algo porque bueno sabes unas horas antes de que se va a tratar y vas con tus ideas, con tus posturas, con tus argumentos; pero muchas veces te volves diciendo ‘pero che, aquello que decía mengano no será también’.
Y me ha pasado que de repente, a los días ‘che te acordás tal cosa que dijistes, tenías razón y me acordé de vos por esto, esto y esto’.
Entonces me parece que en la medida que nosotros los uruguayos rescatemos eso, mantengamos eso, que el diálogo es con el otro pero que es con las ideas del otro, y no es agraviando a la persona -algo que vemos muchas veces ahora en las redes sociales, que no son el mundo pero bueno son una porcioncita del mundo, pero allí vemos ese fenómeno- uno dice algo y ve que prontamente se descalifica a la persona no se debate el argumento que la persona dijo, como no me gusta lo que dice le voy a decir que es esto que es lo otro que tal cosa en fin, entonces me parece que lo que tenemos que rescatar es eso: las miradas diversas sobre los distintos asuntos que nos preocupan a todos, no siempre es unánime y el intercambio siempre es saludable cuando se pasa raya. Y lo que queda es un debate de conceptos.

 

HS: Te preguntaba por este programa porque al hablar de él surgen los temas que también están en debate, si bien esto es un programa en un canal privado que se supone puede determinar las reglas que quiera para su contenido, pero ahí aparecen en lo que vos describías, los temas que también han resurgido en un debate en estos días a propósito de lo que puede pasar con los medios del Estado y con los cambios de la Ley de Medios, que no es la idea en estos minutos profundizar pero si en torno a esa Ley hay temas centrales Verónica, que siempre están en debate o deberían estarlo, por ejemplo y ver qué opinión tenes vos en cómo se debe desde el Estado, poner las reglas de juego en las propiedades de los medios de comunicación. Que la ley de medios aprobada intentaba poner un límite en la concentración de medios para determinados propietarios hay dos aspectos podríamos decir: cómo se organiza la propiedad de los medios y por otro lado, cómo se estimula o se regulan los contenidos que se pueden emitir. ¿Vos qué visión tenes sobre esos dos roles?

VA: Bueno, en líneas generales la anterior Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual tenía aspectos muy positivos por ejemplo, el tema de la concentración creo que con este proyecto que ha entrado en estos los últimos días al parlamento, se modifica, eleva bastante la cifra. Se puede tener hasta 8 medios, creo que eso es un aspecto que se debería evitar pero también que no solamente desde el punto de vista legislativo porque también vivimos en un país donde se legisla y después no se controla lo que sucede.

 

HS: O la reglamentación de las leyes después cambian.

VA: La reglamentación de las leyes y también el control realmente bueno de quienes son, porque muchas veces se da que alguien puede ser el propietario de un medio pero no figura como el propietario de un medio, entonces es una discusión bastante compleja en la medida no sólo en lo que se legisla, sino también en lo que se controla. Hay un seguimiento respecto a esta persona, es la que figura, pero ¿realmente es quien está  detrás de ese medio? Entonces me parece que allí hay un debate interesante.
Yo creo que 8 parece ser una cifra un poco elevada, pero bueno habría que ver cuál es el fundamento que dan respecto a la modificación de esto, sabemos que hay muchos medios que tienen además sus repetidoras en el interior. Bueno, allí se podría contemplar tal vez no es lo mismo tener 4 medios de alcance nacional que tener 2 y 6 de otros que en realidad lo que hacen es replicar tu señal, en lugar de donde la señal no llega creo que hay un debate interesante al respecto a eso.
Del punto de vista de principios me parece que la concentración de muchos medios no es buena para la pluralidad de las aperturas del punto de vista de una comunicación más democrática, donde creo que los comunicadores apostamos por más voces, por más diversidad y bueno yo voy por esa línea.

 

HS: Y está el tema de cómo regular los contenidos en los espacios informativos,  ahora sobre todo en los medios estatales, a partir de la asunción de Gerardo Sotelo al frente del Sistema de los medios del Estado, todo ese debate con los periodistas en ese sentido, es interesante que vos nos cuentes también alguna experiencia que tuvistes a lo largo de tu trabajo en un medio muy particular.

VA: Si, vos sabes que esto que decís tiene un aspecto positivo, me parece, que es que estamos debatiendo sobre esto y estamos debatiendo libremente sobre esto y eso es una virtud que tiene nuestro país. Una vez más estamos debatiendo sobre los temas de fondo, sobre las ideas y no sobre las personas. El debate no es sobre Sotelo, es sobre la idea que trae Sotelo sobre los medios públicos y creo que el tema de la carta, concretamente de la carta inicial, fue un mal comienzo. Tal vez en la premura, en el apuro de querer cambiar cosas rápidamente, apareció ese texto que creo que el propio Sotelo ha reconocido que no ha sido del todo claro respecto a reflejar lo que él tenía en su proyecto respecto a los medios, y además creo que instala, esa carta, una idea que yo siempre he tratado de luchar que es una idea que hay una suerte de mano al lado del periodista, una suerte de mano ejecutiva que es la que resuelve todo el tiempo, qué sale y qué no sale. Como que al lado del periodista que edita o el que está haciendo las preguntas, estuviera todo el tiempo una suerte de persona omnipresente diciéndonos ‘esto tiene que salir al aire esto no tiene que salir, editá de acá hasta acá’. Eso no es real, eso no sucede en ningún lugar, entre otras cosas porque de hasta desde el punto de vista material no podría suceder si tu estás todo el día trabajando, seleccionando materiales. Y demás, es imposible de que tu consultes de 4 noticieros que se hacen o tres noticieros que se hacen, todo, cada uno de los materiales que va a salir al aire, no solamente de los principios de libertad de expresión, sino que hasta materialmente eso no puede existir.
Entonces lo que hubo allí, fue una suerte de desajuste respecto a lo que él quería hacer y lo que realmente puede hacer en estas primeras horas de gestión.
A mí me parece que desde la experiencia apunto a eso, en todos los lugares que he trabajado hay reglas generales de trabajo, hay principios generales que a veces están escritos en una suerte de manual de estilo que otras veces no, o están pero que en realidad aportan al criterio periodístico un concepto que todos manejamos, si tenemos una conferencia de prensa que duró una hora y media cuáles son los puntos centrales para el público al cual  nosotros apuntamos. Yo trabajo ahora en un noticiero que va al interior del país, entonces cuando nosotros seleccionamos el material que vamos a pasar priorizamos aquellos avisos que apuntan a aquel público que no está contemplado en un noticiero que apunta a todo el territorio y tiene la mitad de su público en Montevideo, o a veces más de la mitad de su público en Montevideo. Yo te contaba fuera del aire una experiencia que tuve cuando comencé a trabajar en el noticiero de radio Oriental, cuando radio Oriental fue comprada por la Iglesia Católica, y entonces uno no había un manual de comunicación escrito porque ellos también estaban comenzando a hacerse cargo de un medio que no era un medio confesional, era un medio general de programación general que de repente convive la programación, no se el rezo, la misa, con un noticiero.
Y nos tocó estar al aire al frente del noticiero de debates interesantes que tocaba las fibras más íntimas de la Iglesia Católica como fue la Ley de Salud Sexual Reproductiva la primer ley que después termina siendo vetada por Vázquez. Y entonces nosotros conversábamos con la directiva de la radio como ustedes planifican esto y entonces ellos nos decía acá lo que prima es la pluralidad, entonces nosotros les pedimos si van a sacar Mónica Xavier hablando del proyecto también en algún momento de la cobertura periodística hablen de las madrinas solidarias, que son un grupo de mujeres que apoyan a las adolescentes y quieren seguir adelante con sus embarazos, con recursos económicos, con soluciones concretas, soluciones materiales concretas. Y así se trabajó con una libertad absoluta diciendo, a ver todas las voces con este tema no es tan complicado, tan difícil, creo que es la esencia del periodismo. Y no te hablo acá de objetividad, subjetividad, todo eso, porque es hasta un debate casi filosófico. Te hablo de pluralidad, si tenemos que hablar cómo nos encuentra este 1° de mayo en relación al empleo y la pandemia, y bueno vamos a cubrir el acto del Pit Cnt, la movilización del Pit Cnt, vamos a dar el comunicado de las Cámaras empresariales, por supuesto vamos a estar difundiendo la conferencia de prensa del Ministro de Trabajo sobre qué tiene para decir con el asunto del empleo.
Yo creo que es periodismo básico y reglas del periodismo básico, no es tan difícil.

 

HS: Hay que diferenciar a veces el Estado de lo privado, pero si vos tocas un tema que puede afectar algo que vos sabes que es un avisador importante de ese medio de comunicación, o si hay una amistad de propietarios, también vivimos una realidad a veces un propietario de un medio de comunicación también es accionista de una cadena de supermercado, ese tipo de cosas.

VA: Bueno, ahí una vez más creo que tenemos que confiar un poco en los profesionales que tenemos al frente del trabajo, porque me parece que allí es donde radica la confianza que ese medio tiene del periodista. Porque vos tenés un criterio profesional y el criterio profesional del periodista yo creo que debe estar por encima de determinados intereses y creo que, cuando un periodista ya sea coordinador de un noticiero -te hablo de cargos donde además se puede tomar resoluciones- cuando hay una situación que afecta el interés  público que esa empresa o que esa institución está involucrada, creo que concretamente, el periodista se va a imponer y va a tratar de dar las visiones correspondientes. Esto significa que voy a dar la visión, vamos a suponer que tiene un conflicto sindical la empresa tiene un conflicto sindical, voy a dar la versión del sindicato pero también voy a dar la versión de ese empresario.
Creo que lo equivocado está en creer que vamos a hacer que el tema no existe, que el tema no sucede, no lo ponemos en la agenda, yo he escuchado tandas publicitarias  de determinados medios que hay determinada empresa que avisa y después escucho el noticiero o veo el noticiero y aparece la noticia que tiene que ver con esa empresa. Ahora seguramente voy a encontrar un comunicado donde habla la directiva de la empresa o una nota donde habla la directiva de la empresa y luego será el televidente, será el oyente, será el lector, quien deba sacar las conclusiones. Digo, mi trabajo como periodista es procurar que estén sobre la mesa las dos visiones que no siempre conforman cuando una las une, es cuando decís creo que reconstruye el máximo posible la realidad que se está viviendo. Porque si me quedo solo con la visión de los trabajadores puedo tener una mirada, si me quedo solo puedo tener una mirada, ahora si cotejo ambas creo que allí estoy más cerca de saber qué es lo que está pasando realmente.

 

HS: Cuando hablamos de los medios del Estado –televisión, radios, incluso ahora habría que agregar en estas realidades tecnológicas de lo que son medios digitales- pero ¿cuál debería ser el diferencial respecto como se manejan los medios privados?
Fuera de esto que venías diciendo diferenciación de medios que son de todos los uruguayos se supone.

VA: Si, mira yo creo que vos hablastes muy bien y yo comparto esa idea, medios del Estado. Creo que lo primero que tenemos que cambiar y por allí puede estar interesante esto que propone Sotelo luego del episodio de la carta, el proyecto, creo que lo más interesante es lo que viene después. Realmente tenemos que empezar a formar la idea que los medios son del Estado en el sentido que no son de los gobiernos de turno, porque vos fijate que cada vez que cambia el gobierno estamos discutiendo -aún dentro de la misma fuerza política- estamos discutiendo quién se hace cargo del canal, quién se hace cargo de la radio, a quién va a poner el que se hace cargo de la radios, qué periodistas va a llevar...
Entonces no estamos hablando de medios del Estado, estamos hablando de medios que funcionan al servicio de los gobiernos de turno o por lo menos son concebidos de esa manera. Después tenemos excelentes profesionales que hacen su trabajo brillante en esos medios y que no están operando para nadie, pero digo la visualización que se tiene desde el sistema político del conjunto de los medios públicos. Son nuestros canales son nuestras radios, eso lo primero que hay que cambiar.
Entonces en la medida que podamos cambiar eso que tengamos mayor independencia financiera, mayor independencia política, de esos medios públicos -porque cuando se habla por ejemplo de la BBC, bueno la BBC tiene una suerte de inmunidad ya sea económica y política que le permite ser un medio al servicio de la ciudadanía, del Estado y no del poder político- entonces a eso tenemos que apuntar, que es lo que puede garantizar ese diferencial.
Yo creo que en casos concretos puede garantizar que tal vez los medios privados no están, por cuestiones económicas, no dejan de ser empresas, de repente un fin de semana unos de estos fines de semana me pasó que un sábado que pasó todo esto, creo que estaba hablando (el canciller Ernesto) Talvi, solo uno de los medios privados estaba en vivo porque era sábado y  había pasado la hora del noticiero central, si mal no recuerdo o no había comenzado, no era las 7 de la tarde, y cuando pongo canal 5 había un documental sobre animales salvajes. Entonces que necesitamos que estos medios que no tiene a veces la cabeza de bueno es un horario donde no puedo poner un turno porque bueno de repente es de noche, porque no amerita por tal cosa, por tal otra, por la cifra, porque no tengo gente, eso no le puede pasar a los canales del Estado.
El canal del Estado tiene que estar transmitiendo en vivo lo que la ciudadanía en este momento tiene que saber que está sucediendo con la pandemia, con la conferencia, en este caso creo que era lo que estaba sucediendo con el regreso de los uruguayos  en el exterior y demás, entonces te pongo un ejemplo concreto de donde tienen que estar los medios públicos que tal vez no se lo podemos exigir a los privados, pero si se lo podemos exigir a los públicos. Muchas veces se habla que los medios privados no hacen llamado a concurso para conducir un programa, bueno no lo hacen los públicos, son muy pocos los concursos que hemos visto, hemos visto más en estos últimos años pero no hay llamados para bueno un concurso para conducir un noticiero central, por ejemplo.

 

HS: Si los propios trabajadores  de los medios estatales han denunciado esa práctica de hacer contratos irregulares distintos a la plantilla habitual del medio, que muchas veces se colocan al frente son periodistas en su mayoría que tiene derecho a trabajar también el tema es esa política irregular de contrataciones.

VA: Si, por supuesto, porque que es lo que hace cuando cambia el poder político, son resortes que saltan fácilmente, se les venció el contrato, yo los cambio y pongo otras personas y creo que son las que me van acompañar mejor en la gestión. Entonces es imposible visualizar un funcionamiento en medios públicos pensando en el Estado, en la ciudadanía, si no pensamos que son medios del Estado me parece que ese es el chip que tenemos que cambiar todos desde el sistema político y también desde lo que exigimos la ciudadanía en general a esos medios. Me parece que lo mínimo que podemos exigir es lo que Sotelo plantea: pluralidad en sus contenidos, pero también profesionalismo, también independencia económica, e independencia política en la medida que eso se vaya conquistando. Creo que podemos tener allí un diferencial, bueno donde no está el privado porque no puede, porque no quiere, porque no se lo podemos exigir, allí es donde debe estar el medio público, en un pequeño pueblo por alguna razón todavía no tenía luz eléctrica y hoy está llegando la luz a ese pequeño pueblo. Tal vez a un medio privado no le es rentable ir hasta ahí, no tienen gente, no tienen locomoción. Bueno allí es donde tiene que estar el medio público dando  a conocer un montón de situaciones que se dan que a veces desconocemos por estas cuestiones, por cuestiones logísticas, por cuestiones comerciales, por cuestiones de raiting, ¿vamos a seguir locos por el minuto a minuto o vamos a priorizar otras cosas? Bueno ahí me parece que también el medio público puede hacer la diferencia.

 

HS: Muy bien Verónica Amorelli gracias por este rato que nos diste, sabemos en medio ya del comienzo de tu jornada laboral, a cuenta de poder seguir profundizando estos temas y de recibirte -como vos decías al principio- algún día en los estudios de la radio.
Te agradecemos este contacto.

VA: No, la agradecida soy yo, siempre es gratificante para quienes trabajamos en los medios hablar de estos temas que por supuesto nos apasionan pero también hay que tener en cuenta que estos no son temas solamente de quienes trabajamos en los medios, son temas que tiene que ver con la calidad democrática, con toda la ciudadanía y bueno, construir qué tipo de comunicación queremos y al servicio de quién tiene que estar esa comunicación que es la ciudadanía.
Un abrazo para ustedes.