COVID-19: “TODOS LOS DERECHOS LABORALES ESTÁN SIENDO AFECTADOS Y HAY PROBLEMAS TAMBIÉN DE DERECHOS HUMANOS PROFUNDOS”
Contacto con Narciso Isa Conde desde República Dominicana, 15 de mayo de 2020.

Desde República Dominica Narciso Isa Conde, dirigente y militante de izquierda en contacto con Mañanas de Radio se refirió a la realidad política y social frente a la pandemia. En ese sentido dijo que los cambios que se han producido y se van a producir son de mucha importancia y "es necesario conocerlos a fondo para poder enfrentarlos". Hay señales “tan ominosas contra la humanidad, contra las personas, contra los trabajadores, porque de hecho la pandemia ha provocado un ajuste global mundial y por eso es tan sospechoso", dijo. Transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-05-15-narciso-isa-conde-republica-dominicana

María de los Ángeles Balparda: Es un gran gusto para nosotros recibir al compañero Narciso Isa Conde, dirigente político, militante, ensayista, un hombre de larga trayectoria en República Dominicana, así que bienvenido Narciso una vez más.

Narciso Isa Conde: Bien, gracias, para mí es una satisfacción estar en Radio Centenario, estar con ustedes, camaradas muy queridos.

 

MAB: Bueno, y es momento de mucho análisis, es necesario hacer mucho análisis en estos tiempos del Covid-19, se habla mucho de lo científico y se habla de lo sanitario, pero hay que ver desde el punto de vista social y desde el punto de vista político cómo se profundiza esa reflexión ¿verdad? Y vos has estado trabajando en esto sin ninguna duda.

NIC: Sí, he tratado de hacer un esfuerzo en esa dirección porque creo que las mutaciones, los cambios que se están produciendo y que se van a producir todavía más aceleradamente, es de mucha importancia conocerlo a fondo para poder enfrentarlo. Porque hay señales ominosas contra la humanidad, hay señales ominosas contra los pueblos, contra los trabajadores, las trabajadoras. Porque de hecho la pandemia del Covid-19 ha provocado una especie de ajuste global yo diría brutal, brutal. Y por eso es tan sospechoso el tema.

 

MAB: Sin que nombremos al Fondo Monetario Internacional (FMI), y sin que nombremos al Banco Mundial (BM) ni a ningún organismo internacional.

NIC: Claro.
Si comparamos esto con lo que pasó a final del siglo pasado con los ajustes estructurales, las políticas de shock del FMI, los ajustes estructurales del BM, que fueron auspiciados directamente por esas entidades y detrás naturalmente el gran poder del capital mundial y especialmente de Estados Unidos y de las grandes potencias occidentales. Con lo que está pasando este es un ajuste mucho más global, mucho más drástico porque ha producido una parálisis casi completa, en algunos casos parcial, pero de envergadura.
Y todo luce que lo del Covid-19 está siendo manipulado en esa dirección.
Camino a una especie de reordenamiento, de relanzamiento de las cúpulas capitalistas en términos de reestructuración del sistema.

 

MAB: Sí, parece, Narciso, como que fuera que se termina una etapa y se va a lanzar otra del mismo neoliberalismo.

NIC: Es como si una fase del neoliberalismo diera paso a otra, a otra mucho más dura, mucho más dura.
Ahora, naturalmente, en condiciones distintas. Porque si bien la pandemia provoca un ajuste global, con eso de paralización, de despidos, de suspensión de trabajadores, suspensión sin sueldos, anulación prácticamente de la seguridad social, aquí está anunciado que va a durar, para los trabajadores suspendidos un mes más la seguridad social.
Es decir, todos los derechos laborales están siendo afectados, aquí hay un problema también de derechos humanos profundos en este sentido. Y aparte de esto evidentemente la reestructuración no va a ser global porque Estados Unidos no tiene el poder que tenía sobre el mundo, sobre todo a raíz del derrumbe de los países del este, de la Unión Soviética, de todo esto cuando ellos estaban armando una especie de mundo unipolar, con grandes influencias en muchos continentes. La emergencia de China, la emergencia de Rusia, todo el tema del debilitamiento de la Unión Europea (UE), todo esto debilita ese sistema imperialista occidental bajo el mando de Estados Unidos.
Pero de todas maneras la programación que apunta va a influir en sus áreas de influencia, y hay que pensarlo mucho en términos de nuestra América, porque todavía ellos tienen garras muy fuertes en el continente, aunque también aquí se han debilitado sus posibilidades. Es una hegemonía declinante.
Evidentemente hay una decadencia del control geopolítico de los Estados Unidos sobre el planeta, y eso se refleja también en el continente, en el plano comercial, por todo el avance de China, de Rusia, en fin.
Pero hay señales muy claras de que están por hacer una reestructuración, que va a usar como palanca el dólar, todo parece indicar que tienen una sobreoferta de dólar, a partir del hecho de que luego de la pérdida de respaldo en oro del dólar se apoyó mucho en el petróleo, en el acuerdo con Arabia Saudita de hacer todas las transacciones del petróleo, lo cual gravitó sobre la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) en dólares.
Pero China le ha dado un palo, en una iniciativa muy audaz ha metido el yuan en esas negociaciones y ha logrado ya acuerdos con Rusia, con Irán, con Venezuela. Es decir, China avanza en esa dirección.
Entonces, el respaldo en petróleo del dólar está debilitado, y hay dólares sobreabundantes. De nuevo viene entonces la palanca de la deuda externa, el endeudamiento externo, en alto grado, hoy están ofreciendo un billón de dólares. Y para países como este, como República Dominicana y los países del área, hablan de una disponibilidad de 50.000 millones de dólares por países.
Puede que ese flujo no llegue en esa dimensión, pero de todas maneras están tirando la carnada.
¿Cómo están estas economías? Están de capa caída. Es decir, las divisas del turismo que eran muy fuertes en República Dominicana, el caso de las remesas, pro también se pueden establecer otras circunstancias parecidas en los otros países, una reducción de las divisas por exportaciones, una caída de los impuestos. Entonces, piensan inyectar los presupuestos, cubrir déficits fiscales a partir del endeudamiento externo. Pero eso es para controlar los Estados, una especie de privatización de los Estados, de los gobiernos.
Y naturalmente, con ese control, con presupuestos bajo inyección de deudas, aquí sí entran el FMI y el BM, para el ajuste no los necesitaron porque el Covid ha cumplido ese papel en grande.
Pro lo están usando ahora para amarrar por la vía del endeudamiento externo, ya la República Dominicana firmó un préstamo con el FMI.
Entonces, la decisión de volcar toda esta crisis sobre la fuerza del trabajo, y sobre todo lo que es el mundo de la economía informal de los y las excluidas del mundo. Toda esa economía marginal queda muy maltrecha en las presentes condiciones. Quiebran las empresas pequeñas, la micro empresa, trabajadores por cuenta propia, enormes dificultades y viene un proceso entonces de concentración enorme de capital.
Pero está acompañado también, y por eso se puede hablar también de una nueva fase, no sólo de un neoliberalismo ultra mucho más radical, sino también de una nueva fase de extensión de todo el patrón microelectrónico, informático, robótico sobre las economías. Una cierta vuelta de economía real, en vista de que el modelo financiero especulativo se desplomó, pro esta vez con las plataformas, sobre todo de las tecnologías de punta, que también son usadas para un control de las sociedades.
Es decir, todo el sistema de control de los pueblos se está estableciendo por esa vía, por vía satelital, por vía de los cerebros electrónicos, por el tema de las datas, están utilizando también la pandemia, vinculando esas tecnologías con las Fuerzas Armadas para también tomar por esa vía los sistemas de salud.
Entre las grandes firmas farmacéuticas y todas las empresas, los consorcios de la cibernética, de la microelectrónica, están en un plan de control cada vez mayor de los sistemas de salud. Y han manejado la pandemia también con esa intencionalidad, que uno se da cuenta que hay un bloqueo a protocolos, a tratamientos que están dando resultados en muchos casos y les cierran las compuertas, porque hay una relación entre los grandes laboratorios farmacéuticos y la OMS (Organización Mundial de la Salud). La propia OMS, también lo planteé en uno de mis artículos, está cada vez más financiada por el grupo de Bill Gates, de los Soros, de los Rockefeller, en una relación directa también con los grandes laboratorios farmacéuticos, tanto el tema de los medicamentos como el tema del presupuesto de la OMS, y eso sesga la actitud de la OMS frente al tema médico y al tema medicamentos. Porque evidentemente lo que están imponiendo son paquetes bajo su fórmula.
Y en el marco de una epidemia donde está muy presente lo desconocido, un virus sumamente agresivo en su reproducción, no con tanto nivel de letalidad pero con sistemas de salud muy débiles, debilitados por todas las políticas neoliberales, naturalmente que hace estragos.
Y eso entonces se utiliza para meter miedo, para meter pánico, para obligar al recogimiento, muchas veces retardado, ya con la pandemia corriendo. Y todo esto le ha dado como una gran oportunidad al gran capital para tratar de imponer esto.
Ahora, yo no sé allá se dice lo mismo que aquí, un refrán popular que dice que una cosa piensa el burro y otra el que lo arrea, el que le pone la montura. La verdad es que, qué va a pasar en un período (...) a partir de todos estos ajustes drásticos, de toda esta carga sobre las sociedades, de todo este proceso de empobrecimiento, de precarización del salario, si ya se estaban dando rebeldías, movilizaciones, estallidos sociales en muchas partes del mundo recurrentemente.
Además todas las recetas apuntan también hacia el tema de los recursos naturales, en el marco de una crisis ambiental muy intensa, que en algunos casos llega a ser crisis de agua, que es la vida misma de las sociedades.

 

MAB: Narciso, una cosa que quería preguntarte de lo que estás diciendo, el tema de Estados Unidos, que su hegemonía está siendo puesta en cuestión en la práctica por el papel de China, Rusia, pero también la situación interna de Estados Unidos. Estados Unidos está con una problemática muy grande. ¿Cuánto afecta esto a este país, a esta potencia, pensando en que se pone como más peligrosa la bestia cuando se siente arrinconada?

NIC: Claro. ¿Pero cuál es el tema? El tema es que la pobreza se globalizó, antes le atribuían la pobreza a lo que ellos llamaban el Tercer Mundo, el Cuarto Mundo, en términos muy despectivos. Ellos eran los países ricos, con buenos niveles de vida, en fin, todo esto.
Todo eso se ha ido al carajo podemos decir, todo eso se ha deteriorado, los niveles de pobreza interna, antes eran bolsones de pobreza y ahora no. Y no es accidental que el tema del Covid afecte sobre todo a la población más empobrecida de los Estados Unidos, que es un volumen alto y sobre todo los migrantes, los latinos, como ellos les dicen, los latinoamericanos y caribeños, la inmigración del llamado Tercer Mundo, el tema de los negros, los pobres blancos, es decir, ahí están los datos.
Y fíjate cómo la ciudad de Nueva York es el exponente más alto de los estragos del Covid.
Y evidentemente que a ese sistema de salud absolutamente privatizado, todo el sistema también de la atención a la ancianidad, que hay que decir esto también, es muy sospechoso el tema de cómo el virus gravita con mucha fuerza sobre la población de tercera edad, sobre las personas enfermas, hay una acumulación de personas enfermas en el mundo. Pero además todo lo que ha pasado en los sistemas de salud, en la alimentación, el tema de los agroquímicos, el tema de los fertilizantes, de los transgénicos, los daños que le ha hecho a la salud. Entonces, han montado un sistema de salud en el cual te dan respuestas eficaces para determinadas crisis, te sacan de una enfermedad y te meten en otra. Te dan un medicamento que te sana de una cosa y te enferma de otra...

 

MAB: Está como planificado.

NIC: Y todo eso se está pagando en la actualidad, y lo está pagando Estados Unidos con mucha fuerza, porque ellos jugaron a que eran muy poderosos. Yo creo que es aparte se les ha ido de las manos.
Entonces, con un neofascismo en el poder interno, que tiene una lógica también malthusiana, fíjate que Henry Kissinger, yo no estoy hablando de Trump ni de Bolsonaro solamente. Henry Kissinger, que sabemos el funesto papel que ha jugado en nuestra América y en el mundo, acaba de declarar que el problema clave es ir a la despoblación del planeta. Y bueno, ya la presidenta del FMI dijo que los y las envejecientes son una carga para la economía mundial.
Ahora la Unicef está hablando del impacto del Covid, del virus, sobre la niñez. La perspectiva que ellos tienen en los cálculos, que si ahora se están muriendo 6.000 niños diarios, se van a morir 12.000.
Entonces, también este tema. ¿Qué es lo que pasa? A fin de cuentas no es sólo la edad, está también la vulnerabilidad de los organismos. Niños desnutridos o con problemas de carencias de alimentos importantes, bueno, está haciendo también estragos en esa esfera.
Pero todo eso también un tanto se relaciona con la descarga, como ellos dicen, de la población sobrante.
Esa lógica perversa que habla de una población superflua que lo que le trae es costo para la humanidad. Y todo esto también va hacia un modelo de teletrabajo en la medida de lo posible, del impacto de toda esta tecnología de punta, que también va a afectar gravemente el ambiente, porque tú sabes que la tecnología de punta necesita litio, titanio, oro.

 

MAB: Los recursos naturales.

NIC: Vuelven al tema del oro.
Pero el impacto sobre el ambiente que eso va a tener, y ya con la consciencia ambiental que se está generando en los pueblos, yo quiero decir eso, por aquello de lo que piensa el burro y lo que piensa el que lo arrea. Es decir, la humanidad no se va a suicidar...

 

MAB: Claro, tenemos que confiar, como siempre, en el papel de los pueblos.

NIC: Hay que romper la idea pesimista, el momento es muy duro, va a ser muy duro pero tenemos que apostar fundamentalmente a esas rebeldías y a cubrir un déficit. Yo vengo insistiendo mucho en eso, uno de los problemas que hemos atravesado las fuerzas de izquierda, es cómo se han debilitado las fuerzas conductoras, articuladoras, lo que hemos llamado fuerzas de vanguardia. Todo lo que pasó en el este europeo, cómo lo afectó todo esto.
Entonces, estamos en medio de grandes luchas y todavía con escasa capacidad de propuestas, de articulación para producir la transformación.

 

MAB: Es verdad, que solamente podrá venir precisamente desde ahí.
Tenemos que ir terminando por acá, Narciso, siempre queda mucho por conversar, pero a nosotros nos queda, después de escucharte por supuesto todas estas alertas sobre lo que se viene. Nombraste a viejos conocidos nuestros lamentablemente como las privatizaciones, el endeudamiento, que ahora va a estar buscado con más ganas por Estados Unidos por este sobrante de dólares que tiene, que nos ayuda, da herramientas para la pelea en este momento, lo que te proponemos es volvernos a encontrar en un tiempito.

NIC: Sí, cómo no, tenemos que hablar de Venezuela también, porque sobre Venezuela hay una ira especial, con todo lo que significa actualmente, y todo lo que tiene como riqueza también.
Pero ahí se está derrotando al imperio también.

 

MAB: Ahí se lo ha derrotado varias veces. Y ahora, en el peor momento se le da un golpe muy fuerte como el que acabamos de ver.
Narciso, nos quedan tres temas planteados.

NIC: Sí, claro, es posible vencer.

 

MAB: Es posible vencer, claro que sí.
Un abrazo grande.

NIC: Un abrazo fuerte.