LA LUC PLANTEA “LA DEGRADACIÓN DEL SISTEMA PÚBLICO, LO DILUYE EN UN SISTEMA GENERAL PÚBLICO- PRIVADO”
Contacto con el profesor Juan Valle Lisboa (ADUR), 13 de mayo de 2020

“Si hay una prohibición constitucional de poner varias Leyes de Urgente Consideración en el mismo momento en el Parlamento, es una trampa poner muchos temas en una Ley y llamarle ‘una ley’”, dijo el profesor Dr. Juan Valle Lisboa, es dirigente de la Asociación de Docentes de la Universidad de la República  en CX36, al cuestionar la LUC. Explicó que “esa es una de las complejidades que tiene esta Ley porque tiene varios temas” y a la Educación la afectan varios capítulos. En ese marco denunció que en el proyecto se busca “degradar el sistema público” y no se apunta a buscar soluciones a los dos problemas fundamentales que afronta el sistema educativo uruguayo: “uno por qué los muchachos no terminan la Enseñanza Secundaria. Dos, por qué muchos que sí terminan y entran en la Universidad, después abandonan la Universidad. Y esos dos problemas que para mí están relacionados” y que son importantísimos “quedan diluidos” y “en algún sentido, como decía CSEU, quedamos como prestadores que competimos por el dinero del sistema”, enfatizó. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-05-13-prof-juan-valle-lisboa-adur

María de los Ángeles Balparda: Estamos recibiendo con mucho gusto al Dr. Juan Valle Lisboa, que es dirigente de la Asociación de Docentes de la Universidad de la República (ADUR), y vamos a hablar de cómo afecta a la Educación particularmente la Ley de Urgente Consideración. Pero además es un hombre de ciencia, es Licenciado en Bioquímica, Magíster en Biofísica, Doctor en Ciencias Biológicas, docente e investigador de la Sección de Biofísica de la Facultad de Ciencias.
Buen día Doctor. Queríamos conocer una evaluación primaria de esta reunión que realizaron en torno a la Ley de Urgente Consideración.

Juan Valle Lisboa: Buenos días, muchas gracias por recibirme.
Primero aclarar que por ahora estoy trabajando en la Facultad de Psicología, justamente en el Instituto de Fundamentos y Métodos, un Programa de Neurobiología, pero es muy fluctuante porque tenemos mucho trabajo interdisciplinario entre la Facultad de Ciencias, la Facultad de Psicología, Ingeniería, etcétera, pero eso es para otro día.
Como decían, hoy estoy hablando como integrante del Consejo Ejecutivo de Adur, de la Asociación de Docentes de la Universidad de la República, y ayer concurrimos al Parlamento, con respecto al impacto que está teniendo la actividad universitaria en el país con este tema del Covid, es importante señalar que ese es el producto de años de construcción, no es una cosa que un día uno sale y dice bueno voy a buscar unos virólogos que me hagan un test para el Covid, sino que es un proceso de construcción que incluye muchos años de diversas cosas.
Por ejemplo, el Pedeciba, el Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas es un conjunto entre la Universidad y el Ministerio de Educación y Cultura que arranca en los ‘80, es uno de los programas más importantes para formar gente en postgrado, y antes -salvo una formación postgrado en la Facultad de Química- no había postgrado en Ciencias en el Uruguay. Eso empieza en los ‘80 y ahora básicamente todas las personas que ustedes ven por ahí hablando del Covid y ese tipo de cosas, que vienen de las Ciencias Biológicas, por ejemplo; son formados en los postgrados del Pedeciba.
Ese programa Pedeciba por un decreto de marzo de este año -y eso lo están contando a los estudiantes del programa- acaba de recibir una quita de presupuesto -que es un presupuesto muy pequeño- del 15%.  O sea le hicieron una quita por el tema de reducción de ajuste fiscal, entonces ese es un punto que es paradójico porque por un lado.

 

Diego Martínez: ¿En marzo hubo un decreto que le quitó a al Pedeciba parte de su presupuesto?  

JVL: Bueno, como esto es un programa que recibe sus fondos del Ministerio, no se precisa una ley ni una ley presupuestal, ese decreto aplica un recorte en el 15% de todas las dependencias del Estado que no son autónomas. Entonces de hecho, ese mismo decreto le exhorta a la Universidad a no gastar el 15%. Eso es previo pandemia, unos días antes, no sé si no es del 11 de marzo o algo así.
Y ese recorte afecta mucho porque el Pedeciba atraviesa varias Facultades de la Universidad, y que incluso vincula al Instituto Clemente Estable, al Instituto Pasteur, a otras instituciones que están fuera de la Universidad. Todos dentro del mismo programa, es como el secreto mejor guardado de los científicos, porque es una creación de la comunidad científica. Y es pequeña en volumen de dinero, no se le paga salario a nadie, es para generar las condiciones para que haya postgrados, y eso siempre funciona ahí, con poco presupuesto.
Ahora le hacen una quita de 15%, quiero decir, menciono al Pedeciba porque estaba hablando del proceso de construcción de la plataforma científica del Uruguay que lleva mucho tiempo, no se puede responder al Covid de un día para el otro, si no tenés a la gente formada. Yo me acordaba hace una semana, de que cuando yo inicié mis estudios en la Facultad de Ciencias en los ‘90, teníamos en el plan de Estudios una materia, Virología, y me acuerdo que en las comisiones de Co-gobierno decíamos: tenemos esto acá, pero no tenemos quién lo pueda dar. Veinte años después estábamos llenos de Virólogos muy buenos que son los que nos dan estas bases.
Quiero decir, el trabajo universitario lleva mucho tiempo de construcción, lamentablemente a veces lleva muy poco tiempo destruir, destruir es mucho más fácil que construir siempre, y este es un proceso que hemos venido acumulando en la Universidad durante mucho tiempo.
Y eso nos permite salir a hacer estas cosas quizás, está la gente bueno vieron a la gente de la Facultad de Ciencias trabajando en el Pasteur, que aclaro el Pasteur también es una iniciativa universitaria. Eso sale de este producto de construcción de mucho tiempo.
Entonces la situación actual es un poco paradójica porque nos empezamos a encontrar con que la Universidad es indispensable para el país porque se ha visto, y al mismo tiempo las diversas cosas que van pasando empiezan a tratar de horadar su impacto, no sólo a nivel de ese presupuesto del 15% que por ahora es solo del Pedeciba y no de toda la Universidad lo que están tocando, sino también en la participación y la importancia de la Universidad en los aspectos vinculados a la Educación, por ejemplo con el tema de que nos convoca que era el tema de la Ley de Urgente Consideración.

 

DM: ¿Cuáles son los cambios de fondo que se están promoviendo desde esta ley? Quizás usted desde el lado de la Universidad nos pueda ayudar a conocer más profundamente cuáles son esos cambios que afectarán directamente elementos vinculado a la autonomía o vinculado a las posibilidades que la Universidad tenga que desarrollarse.

JVL: Hay varias cosas.
En primer lugar, yo no hablo en nombre de la institución, hablo en nombre Adur, para que quede claro. La institución hará lo que mande la ley.
Pero desde el punto de vista de lo que vemos desde la Asociación de Docentes es que están los aspectos de forma, claramente no es el mejor contexto. Digamos, si hay una prohibición constitucional de poner varias Leyes de Urgente Consideración en el mismo momento en el Parlamento, es una trampa poner muchos temas en una Ley y llamarle “una ley”.
Esa es una de las complejidades que tiene esta Ley porque tiene varios temas, y uno dice bueno me estudio sólo el capítulo de Educación, pero resulta que después hay otros que también afectan. Por ejemplo, y entonces ahí sí vamos al contenido, cuando vamos a ver cómo son las compras del Estado, hay varios aspectos que afectan a la Universidad y al sistema educativo en general.
Por ejemplo, muchas veces nosotros tenemos que comprar equipamiento que no existe en el país, y si lo haces por la vía de los mecanismos usuales, tenés el Tocaf -el Texto Ordenado de Contabilidad y Administración Financiera- lo que pasa es que no podés hacerlo, o sea no le vas a decir a un proveedor del extranjero bueno, a una licitación, no hay representante en el Uruguay, bueno es un lío. Entonces hay un mecanismo que estaba previsto que es por una excepción que había, en donde la Universidad podía gastar hasta 10 millones de dólares por año en ese tipo de cosas. Estamos hablando que la Universidad tiene un presupuesto arriba de los 300 millones de dólares. O sea es una pequeña parte del presupuesto.
Y bueno, ahora lo que se hace –en el proyecto anterior lo habían bajado a 4- y ahora lo bajaron a 6 millones de dólares. ¿Por qué? No sé. No vi en la Exposición de Motivos la razón para eso.
En ese mismo artículo, que es el 307 de esta gigantesca Ley, dicen, entonces también vamos a modificar la manera en que se contrata.
La Universidad tiene asociadas fundaciones que ha creado la misma Universidad para poder hacer interacciones rápidas con el mundo de lo privado y del Estado también. Yo tengo que hacer un proyecto que dura 5 o 6 meses, entonces tengo que contratar por ejemplo para la Ute, un estudio de cómo es la producción de energía en las represas o en los molinos de viento. Si yo, imagínese para resolver un problema rápido, o esto mismo del Covid, si yo tengo que hacer un contrato por la vía usual, tengo que hacer una gran cantidad de papeleo para poder finalmente hacer eso, -ese papeleo está bien, son los convenios, ese tipo de cosas que llevan más tiempo- pero el Tocaf anterior permitía que el Estado contratara a la Universidad a través de esta fundación.
Ahora lo que hace esta Ley es decir bueno se puede contratar a todas las Universidades -públicas y privadas- o sea aumentando el nivel de esta manera directa y sólo para los temas de capacitación, entonces hay como un desbalance, es decir hay una intención aparente vemos nosotros, de darle más peso a lo privado y ponerlo en igualdad de condiciones que lo público. Y decir bueno lo que tienen que hacer los privados es competir en nivel de igualdad con lo público, o sea lo público y lo privado. Lo cual puede sonarle bien a alguna gente, pero eso requeriría entonces tener mecanismos parecidos, nosotros estamos sujetos a un montón de controles, además la Universidad por ejemplo paga aportes patronales, y las instituciones privadas no pagan.
Entonces si vamos a buscar igualdad, tenemos que afinar un poquito el lápiz porque esta condición que nos están poniendo yo creo que nos rebaja la igualdad.

 

DM: Sí, tienen desventajas en otros aspectos, entonces lo que plantean ustedes es que bueno emparejemos todo en todo caso.

JVL: Ese es el problema de esta ley, es que toco una perilla -como digamos parece gustarle, lo ven así, un tablero, toco una perilla- pero no estoy tocando todas las otras perillas, o sea el resultado neto de esa movida es bueno levanto el papel de las instituciones privadas en relación con el Estado.
Y eso pasa no sólo en este, digo también pasa en los capítulos de Educación, y ahí quizás es más grave. Si uno mira la parte de capítulo de Educación, que podría bien ser otra ley, en primer lugar, ayer decíamos en el Parlamento, uno puede decir bueno esta ley desarma cosas que capaz que no hay que desarmar y no arma otras. O sea, si uno dice bueno mira la discusión en los últimos años de cuál es el problema principal de la educación uruguaya  y probablemente uno diría, el problema es que tenemos una gran cantidad de muchachos en la Secundaría que no termina la Secundaría, la media superior, la media básica.
Había un problema pero ha ido cambiando y ha ido subiendo, ese es un problema clásico del Uruguay, no es un problema que inventó ni el Frente Amplio, tampoco lo inventó Rama, es anterior, es un problema que viene endémico del Uruguay, nadie sabe cómo resolverlo, y realmente los últimos años subió un poquito el egreso de Secundaría, un poquito, mucho menos de lo que uno esperaría, pero subió un poquito.
Ahora bien, uno dice, ¿la ley que es mostrada como la gran reforma va a cambiar eso? No, no hay ningún instrumento, ni ninguna previsión para que eso cambie. Y hay como una expectativa de que si yo no sé, libero al mercado un poquito las cosas, esto va a mejorar.
Lo que hay es un cambio de gobernanza o de estructura de gobierno de la Educación muy fuerte, eso es lo que sí trae la LUC, y lo que está en la parte que quizás estaría mejor hablar con los compañeros de Secundaría, vinculados Anep en general, de cómo se pasó de tener Consejos Desconcentrados a tener Direcciones Unipersonales, eso es una parte. Y hay una enorme concentración del poder en el Ministerio de Educación y Cultura.

 

DM: Doctor, ustedes como CSEU (Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza de Uruguay) emitieron un comunicado en las últimas horas donde rechazan esta ley y entre otras cosas plantean esto que usted señalaba, sobre la nueva participación que se tiene por parte del Ministerio de Educación y Cultura, y tomando a la educación como un elemento en su totalidad por parte del Estado. ¿Van a hacer algún intento para que estos artículos así como pasó con otros sean quitados de esta ley?

JVL: Lo que nosotros vemos en particular es que si uno mira la redacción de diversos artículos hay como una degradación de la parte del sistema público, una disolución en un sistema general que es público- privado.
O sea, -en la ley anterior que vamos a aclarar un punto, uno podía hacerle millones de objeciones y de cambios a la ley anterior, no se trata de eso, justamente se trata de, tengo una oportunidad y en vez de cambiar y discutir con toda la población cómo cambiamos para bien, te ponen esto- y se pone que se diluye el papel de las instituciones públicas en un marco que combina a las instituciones privadas al mismo nivel. En las Comisiones de Coordinadoras que antes eran del sistema público, ya no existe eso en la nueva ley, hay una coordinación de la educación toda, y en ella por ejemplo, se pone en pie de igualdad la opinión de la Universidad de la República y la opinión de los representantes de los colegios privados, contra los que no tenemos nada, pero son una pequeña parte del sistema educativo, y no van a comparar esto que tiene que tener en estas discusiones donde se coordina las diversas instancias, los diversos estamentos de la educación, no tiene nada que ver el peso específico. Y entonces uno diría bueno capaz que ahí por ejemplo en la coordinación del sistema público tiene que estar la respuesta a dos problemas importantísimos, uno por qué los muchachos no terminan la Enseñanza Secundaria, dos por qué muchos que sí terminan y entran en la Universidad, después abandonan la Universidad. Y esos dos problemas que para mí están relacionados, que tienen que ver con cuáles son las expectativas de vida de los muchachos que hacen la Educación, qué les da la Educación, etcétera, que es un temón para discutir en esta instancia, eso queda diluido. En algún sentido, como decía CSEU quedamos como prestadores que competimos por el dinero del sistema. Y eso, si bien no está así dicho, claramente ese es el tono general.
También pasa que en otros artículos de la ley se dice donde había participación universitaria, se dice, “una de las universidades públicas”, lo cual quiere decir  podría ir por ejemplo, la Utec, y eso uno diría está muy bien. Por otro lado de la ley, se mantiene el no acceso al co-gobierno, la Utec, con lo cual uno dice bueno el gobierno tiene por esa vía la manera de poner otro grado más que haga lo que ellos quieren, o sea que opine del lado del gobierno, sin la opinión universitaria.
¿Qué vamos a hacer con esto? Estamos pensando cuáles son las movilizaciones que podemos hacer en esta condición de pandemia. Obviamente no se puede, hay cosas muy importantes y ceñidas para los movimientos sindicales.
Por ejemplo la marcha del 20 de mayo, estamos viendo que no la vamos a hacer presencial, es muy difícil que hagamos algo presencial, pero estamos tratando de generar una propuesta de comunicación que visibilice, porque es muy difícil de comprender, porque están distribuidos los temas y es difícil entender qué es lo que pasa con esta ley.
Pero es importante esta negociación, nosotros logramos por ejemplo sacar como tú decías, algunos de estos temas de la LUC y lo dejamos para más adelante, pero esto se va a solapar con la discusión presupuestal, y esa es la madre de todas las batallas. Porque dónde se ponen los dineros públicos es el tema más importante, entonces no creo y veo muy difícil que el gobierno trate de postergar los temas hasta la discusión presupuestal.

 

DM: Los espacios para confrontar se limitan bastante y preparan lo que va a ser el debate presupuestal que seguro desde Adur y desde todas las instituciones educativas, sobre todo las sindicales, van a reclamar por un aumento de presupuesto como se ha ido reclamando desde siempre y que no se ha alcanzado los niveles de funcionamiento óptimo que tiene que tener la Educación.

JVL: Claro, con esta situación arrancamos como muy de atrás. Porque uno diría y el 6+1 famoso, que todos parecían otorgar en la campaña electoral va a ocurrir, nos pueden decir no pero hay crisis económica, hay que distribuir, pero ¿cuál es la perspectiva? ¿Hacia dónde vamos con esto?
El tema es que vos tenés una responsabilidad país, entonces los dineros públicos invertilos en esto y la igualación de lo público con lo privado, más del 85% o por ahí de la población, asiste al sistema público, entonces estamos hablando de una cosa muy pequeña, Y no es comparable con la situación que estaba la salud pública y la salud privada antes de la reforma del sistema de salud, porque si uno dice bueno el 70% de la educación es privada, entonces hagamos un sistema, bueno eso es una cosa, pero acá es el 85%.
Digamos la enorme cantidad de estudiantes que ahora están todos paralizados, ese millón de personas que están paralizadas, en buena medida van al sistema público. Entonces qué sentido tiene decir bueno ahora vamos a privatizar.
Pero además si uno compara, yo creo que hay que mirar esos datos bien del Ineed si uno compara en el mismo nivel socio económico sistema público y privado, no hay una ventaja del sistema privado, hay que mirar bien esos números porque a mí me parece que es eso lo que dicen, claro ahora el Ineed, no sé si va a seguir sacando esos datos porque también va a estar bajo la equidad directa del Ministerio de Educación y Cultura, tanto que hubo un reclamo de independencia, ahora la Ley de Urgente Consideración los pone a todos a ser mandatado por el Ministro de Educación y Cultura, con lo cual uno dice bueno entonces se acabó la independencia técnica que tanto pregonaban.

 

DM: Exacto, sí, parece que va a estar bastante limitada sus posibilidades. Doctor, nosotros le queremos agradecer mucho este contacto.

JVL: Muchas gracias por haberme llamado y a las órdenes.