“HAY SECTORES QUE TIENEN HAMBRE MIENTRAS EL EJÉRCITO GASTA 220 MIL DÓLARES EN RACIONES DE COMBATE”
Contacto con el Dr. Cristian Cruz desde Santiago de Chile, 18 de mayo de 2020.

“Está compleja la situación” en Chile por la pandemia, crece la cantidad de fallecidos por Covid 19 y ni siquiera la información del gobierno es confiable, señaló el Abogado especialista en Derechos Humanos, Cristian Cruz desde Santiago en contacto con CX36. A eso se suma la impunidad del Ejército y Carabineros que se mantiene en el tiempo. “Entonces, la verdad es que obviamente no nos podemos confiar, no ha habido ni antes ni ahora una depuración en materia de derechos humanos y trato a la ciudadanía” y “mientras hay sectores que tienen hambre, que están recogiendo las sobras de las ferias, un señor mostraron en televisión sacó las cosas de su casa a la calle para vender y darle de comer a sus hijos y mientras tanto el Ejército gasta 220 mil dólares en raciones de combate. Es brutal”, sostuvo.  Transcribimos esta nota que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-05-18-cristian-cruz-chile

 

María de los Ángeles Balparda: Les decíamos temprano que íbamos a estar con el tema Chile a esta hora y para eso por aquí tenemos al Dr. Cristian Cruz que es Abogado especialista en Derechos Humanos, con el que hemos hablado muchas veces, y hoy queremos saber sobre la situación que está viviendo Chile.
Buen día Cristian,

Cristian Cruz: Muy buen día Ángeles.

 

MAB: Bueno, Cristian, el viernes de noche comenzó allí una cuarentena total, estricta, porque la situación con el coronavirus se ha agravado. ¿Qué es lo que nos podés decir vos desde allí, de lo que están viviendo?

CC: Bueno, de los 17 o 18 millones de habitantes aproximadamente somos 7,5 a 8 millones los que estamos en esta cuarentena obligada forzosa, y claro, no pocas autoridades de gobierno municipales, ediles, sanitarias y de otras organizaciones y personas, ya habían solicitado esta cuarentena, se demoró mucho, lo que ha implicado por un lado que avance -bajo mis perspectivas obviamente- avance el coronavirus, pero también que existan lugares como donde yo vivo en que ya llevamos más de dos meses en esta cuarentena y recién en otros lugares que es cruzando la esquina porque pasa a ser otro Municipio, se suma ahora.
Entonces obviamente que así no hay ninguna posibilidad real de controlar lo que está ocurriendo, y a eso sumamos los discursos de la autoridad política donde el Ministro de Salud invitó a tomarse un café, comerse una empanada, tomarse una cerveza con distancia social. Él era del parecer de reabrir los colegios, aunque afortunadamente eso no sucedió. Entonces, claro, mostraron en un sector de la costa un café que abrió, por las redes sociales al dueño lo molieron en críticas y él dijo, bueno, pero si yo escuché al Ministro que dijo que había una nueva realidad y que invitaba a tomarse un café, entonces abrí mi café. La verdad que es bastante simple, pero lógico.
Está compleja la situación, al menos hasta el día de ayer la cifra de muertos ha ido subiendo día a día, ayer fueron 29, antes de ayer 26, la cifra de contagiados también.
En fin, yo creo que tampoco se nos da todas las cifras, los datos.

 

MAB: La información

CC: Obviamente el gobierno los tiene todos.
Solamente voy a citar un caso, un señor falleció de coronavirus, se publicó y no hubo cuestión respecto a que falleció de esa enfermedad en su casa, que estuvo varias horas esperando a que la autoridad retirase el cadáver y cuando una periodista sacó desde el Registro Civil, -que es el órgano administrativo que da cuenta a las defunciones, nacimientos, etc. y da la copia de la respectiva acta o certificado- allí no decía que falleció por coronavirus. Entonces a partir de ahí obviamente uno se pregunta, ¿nos estarán entregando todos los datos?
Porque tenemos la misma cifra de infectados que Holanda y que otros países pero la cantidad de fallecidos es mucho menor. Bueno, ojalá no hubiese ninguno pero las matemáticas no fallan, hay algo que obviamente no me cuadra y que me llama a sospechar.
Y si a eso sumamos que previamente nuestro Ministro de Salud en el mes de febrero dijo que teníamos ‘la mejor salud del Universo’, dijo, perdón, no tenemos la mejor salud del planeta, tenemos ‘la mejor salud del Universo’. Entonces, esta falta de sintonía entre la realidad y el discurso de las autoridades, a lo menos llaman a la desconfianza.
Si a esto sumamos además que el Presidente en su momento dijo que los países que habían estado en cuarentena total habían fracasado y ahora entramos en cuarentena… Entonces, esto es como dar palos de ciego, esa es la sensación que me genera con toda incertidumbre y razonable temor.

 

MAB: ¿Cristian, cómo está repercutiendo esto? Porque en todos lados se habla de la contradicción entre conservar la salud o conservar la economía, el país andando como dicen para que no se detenga la economía, que ha traído consecuencias sociales graves de gente que está pasando muy mal.

CC: Sí, bueno, obviamente que nos quieren asustar también en eso, teníamos un líder empresarial que solo le hicieron una entrevista y nunca más, él dijo que esto tiene un costo y hay gente que tiene que fallecer pero el país tiene que seguir funcionando.
La prensa, que en general es financiada por estos grandes medios, no hicieron cuestión, no siguieron dándole a ese tema, una senadora del partido UDI (Unión Demócrata Independiente) de derecha de gobierno también dijo que no se podía paralizar el país por 6 meses cuando aquí no se está hablando de 6 meses, bastaba quizás 3 semanas, a lo máximo un mes, generar los recursos obviamente con dificultad para ir en ayuda de los que están en una situación más precaria, la cesantía está subiendo, ya se nos avisó que la actividad va a caer, la cesantía va a seguir aumentando.
Y por otro lado tenemos que el Estado compró para las policías millones de dólares en equipamiento represivo, se publicó recién que se están comprando 220 mil dólares en raciones de combate para el ejército mientras en algunos lados hemos vuelto a ver la pobreza que no veíamos desde los 80, es decir gente comiendo de la basura.
Poca, pero aunque sea uno, ese nivel de pobreza, de carencia, yo no lo recuerdo desde la década de los ‘80.

 

MAB: Esto también trae aparejada toda una preocupación ampliamente desde el derecho a tener acceso al agua en estos tiempos en que se manda a todo el mundo a lavar las manos y también de la gente que ha quedado en medio de esta situación presos políticos, porque no podemos olvidar que Chile estaba dando una batalla muy importante.

CC: Bueno, sí, yo había pasado por alto eso que es tan relevante, un aspecto fundamental en la lucha contra este virus como también en general que tiene que ver con la higiene y con el derecho a la vida como es el acceso al agua, en nuestro país la verdad que está restringido, hay localidades que no tienen ese agua porque el aguas se ha desviado para productores agrícolas, en menos medida mineros, y para grandes productores agrícolas. Es decir, gente que grandes paños de terreno los ocupa en un monocultivo que es la palta o aguacate, u otros que en general además son exportados. O sea, no sólo no queda en Chile, la riqueza se la quedan unos pocos empresarios y da lo mismo porque el agua es un bien transable tal como lo es la Educación. Se ha generado también un problema sanitario en algunas cárceles y obviamente que no sólo los precios políticos pero en lo fundamental ellos nos preocupan, de a poco algunos tribunales han ido consiguiéndoles su libertad o la reclusión en sus casas, en sus hogares lo cual ya es obviamente un avance.
Tenemos un ente persecutor, una Fiscalía que hoy día en la práctica está avanzando en las causas de derechos humanos salvo excepciones, en las causas de la violencia policial pos 19 de octubre. Tenemos militares en las calles controlando esta cuarentena donde creo yo en general han tenido una buena actitud, una buena labor pero donde se han dado situaciones como en Calama. Calama queda al norte el país, es una zona minera hacia la cordillera, famosa porque ahí queda la minera a tajo abierto más grande del país y creo que del mundo en su oportunidad que era Chuquicamata.
¿Pero a dónde voy yo?
En el año 73, la denominada "caravana de la muerte", un helicóptero con un general llega a la zona, ejecuta a prisioneros políticos después de torturarlos salvajemente y sus cuerpos fueron dejados en el desierto. Con el devenir de los años los militares trataron de recuperar estos cuerpos para arrojarlos al mar, se recuperaron algunos o parte de algunos de esos cuerpos y resulta que en Calama durante estos controles de toque de queda militares detuvieron aproximadamente a 6 personas, todos hombres, los llevaron a la comisaría, al recinto de la policía uniformada. La policía dijo que no los iban a recibir si no iban con constatación de lesiones y a los militares no se les ocurrió nada más jocoso que llevar a estos detenidos hacia el desierto, golpearlos y amenazarlos con dispararles. Y los dejaron abandonados en el desierto.
Entonces, ese paralelo de lo que ocurrió anteriormente y lo que, sólo porque estaban aburridos o porque era tarde, volver a hacer lo mismo... Es decir, ¿qué hubiese pasado en una situación más tensa, cómo hubiesen actuado esos militares?
Entonces, la verdad es que obviamente no nos podemos confiar, no ha habido ni antes ni ahora una depuración en materia de derechos humanos y trato a la ciudadanía, y ya lo dije, mientras hay sectores que tienen hambre, que están recogiendo las sobras de las ferias, un señor mostraron en televisión, perdón que me emocione, sacó su casa a la calle para darle de comer a sus hijos y mientras tanto el ejército gasta 220 mil dólares en raciones de combate. Es brutal...

 

MAB: Cómo no emocionarse con eso, Cristian, y además nosotros siempre decimos acá, porque nos pasa bastante seguido que nuestros entrevistados se emocionan al aire. Y decimos, bueno, eso demuestra que realmente lo siente, que lo está hablando no de la boca para afuera -como se dice muchas veces-, se habla desde el alma, así que no hay nada que disculpar con esto.
Y a nosotros nos da una mirada, porque la historia no son pedazos de la vida de la gente y de los pueblos, es una sola y está bien relacionar todas las cosas que vos estás relacionando.

CC: Sí, bueno, le agradezco sus palabras.
Entonces, yo parto de esta premisa que lo que está ocurriendo aquí espero que no sea de tal envergadura lo que ocurre en Uruguay, con mayor razón en Centroamérica, ni hablar en África. Y tenemos gobiernos, identidades económicas que están más preocupados de sacar a la gente a la calle, exponerla por los factores productivos, porque sabemos que hay riqueza, sabemos que hay medios para mantener a la gente tranquila en sus casas sin que se exponga pero aun así unos pocos se quiere llevar todo. No sé si ya lo habíamos conversado que algunos productores o intermediarios han subido el valor de los productos sin haber ningún motivo real. ¡Y el gobierno no interviene!
Entonces, nos dicen que no tienen las facultades. Bueno, cambiemos la Constitución hoy día, pero mañana puede haber un terremoto u otro, como ya lo ha habido, donde nos enfrentamos a que los recursos que tiene la mayoría de la gente se malgastan en sobreprecios para enriquecer a unos pocos.

 

MAB: Y seguramente todo se puede, si tiene la voluntad política, un gobierno encuentra la manera de arreglar cosas así.

CC: Sin lugar a dudas, y ahora también sumamos que le están pidiendo a algunos sectores, o sea, a todos nos están pidiendo quédense en su casa, yo puedo, desde cualquier perspectiva, pero hay gente que vive en 57 m2 y son 10 personas, entonces no se puede, no se puede...

 

MAB: No todos pueden, es verdad.

CC: No se puede, no tienen trabajo formal. Mire, hasta hace poco estaban con un sistema de si yo quiero salir tengo que pedir permiso en la Comisaría de manera virtual. Es decir, hay una página, yo ingreso y no he tenido mayor inconveniente, también para algunos trabajadores informales, pequeños negocios, delivery.
Entonces, ahora lo que le están pidiendo a esa gente es que vaya a la comisaría, se acerque y haga la fila. Yo me pregunto, ¿pero por qué exponen a la gente a que tenga que ir a la comisaría a tomar quizás contacto con otro que esté con coronavirus, por qué no le permiten lo mismo? ¿Por qué a las grandes empresas le dicen que lo haga por internet y a los pequeños los obligan? Hoy día porque hace una semana esto no ocurría, se lo daban virtualmente, era fácil, era cómodo, era seguro, ¿por qué los colocan en ese riesgo? O sea, encuentro que es maldad, de verdad que es o estupidez o maldad, y en ambas premisas es peligroso

 

MAB: Cristian, nosotros te agradecemos mucho por este contacto de hoy, vamos a seguir en contacto

CC: Yo les agradezco a ustedes y les mando un gran abrazo, cuídense, fuerza para todos y entre todos.

 

MAB: Fuerza para todos y de esta vamos a salir como salimos siempre los pueblos, con lo mejor que tenemos, siempre salimos

CC: Sin lugar a dudas.

 

MAB: Un abrazo grande.

CC: Gracias a ustedes Ángeles, un abrazo, cariños.