“ESTA LEY DE MEDIOS FORMALIZA LA PROSTITUCIÓN DE LOS MEDIOS EN MANOS DEL SISTEMA POLÍTICO”
Con Jorge Bonica en el ciclo "La Ley de Medios en tiempos de miedo", 18 de mayo de 2020

Continuando con el ciclo de charlas con periodistas titulado “La Ley de Medios en tiempos de miedo”, CX 36 habló con el periodista Jorge Bonica, director del semanario El Bocón, con una amplia trayectoria en diferentes medios. "Hace muchos años el sistema política ha prostituido los medios de comunicación y esto no se arregla con una ley de medios”, dijo y agregó que “recuerdo la forma de otorgar los medios de comunicación especialmente los del interior, que era el presidente otorgando lo medios a sus correligionarios, a sus hijos, a sus esposas, y veo que cada dueño que realmente da lástima. No son medios de comunicaciones libres de expresión, sino que son representantes de un color político”. Bonica consideró que esta ley intenta ordenar el gran desorden que hay en el país, y no hace otra cosa que formalizar todo eso. “Me parece sinceramente que habría que empezar por ver quiénes son esos dueños, y comenzar a ordenar realmente la cosa para que los medios representen la libertad de expresión”, subrayó. Transcribimos esta nota que puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-05-18-ciclo-periodistas-jorge-bonica

 

María de los Ángeles Balparda: Tenemos -vía telefónica- a Jorge Bonica en medio de este ciclo que estamos haciendo sobre “la Ley de Medios en tiempos de miedos” para ir viendo las distintas visiones que hay sobre esta temática hacia los medios de comunicación.
Buen día Bonica.

Jorge Bonica: Buen día, un gusto y muchas gracias por la invitación.

 

Hernán Salina: Haciendo un rápido repaso Jorge, de su trayectoria, hace unos 45 años está haciendo periodismo. Comenzando en radio, en Radio Sport ha pasado por Radio Oriental, por Radio Carve, también en radios de Minas y Rivera; fue corresponsal de los programas de Omar Gutiérrez desde Miami, tres años donde hizo también conducción radial y director fundador del semanario El Bocón hace 24 años; semanario fundado el 2 de febrero de 1996 en la ciudad de Minas. Hizo preparatorio de Abogacía y escuela y liceo en el Elbio Fernández, está casado con Mirta desde hace 40 años, tienen 4 hijos y un nieto. He ahí un breve resumen de su trayectoria.
Bonica ¿la Ley de Medios que reflexión le genera?

JB: Buen día Hernán un gusto saludarte, encantado y gracias por la invitación, te reitero. Bueno mira yo pienso que hace muchos años, muchos años, el sistema político los políticos han prostituido los medios de comunicación. Entonces esto no se arregla con una ley de medios de ninguna manera.
Yo recuerdo perfectamente la forma de otorgar los medios especialmente los del interior y también de la capital, y realmente era el Presidente de la República otorgando medios a sus correligionarios, a sus amigos, familiares, hijos, esposas y uno que yo que he vivido en el interior muchísimos años y me creo representar al interior y veo cada cosa, cada dueño -entre comilla- de radios, que realmente dan lástima. No es, sinceramente, medios de comunicación libres e independientes, de libre expresión y libertad de prensa si no que son representantes de un color político.
Partiendo de allí, te digo que esta Ley de Medios que intenta de alguna manera ordenar el gran desorden que hay con los medios de comunicación en nuestro país, no hace otra cosa que formalizar todo eso que te hablé antes. Me parece sinceramente que habría que empezar a ver quiénes son los directores / dueños de los medios de comunicación y comenzar a ordenar realmente la cosa para que los medios de comunicación representen realmente lo que tienen que representar, que es la libertad absoluta de expresión.

 

HS: Claro porque la Ley de Medios aprobada en el período anterior supuestamente en el papel limitaba o tendía a limitar esa situación, de hecho no se aplicó y siempre hay vueltas como hablamos el otro día con otros periodistas, hay testaferros, siempre hay formas de eludir esa limitación.

JB: Hecha la ley hecha la trampa. Los políticos son especialistas en violar lo que ellos mismos aprueban en el parlamento.
Yo te voy a decir un caso, hay miles, en Artigas por ejemplo el doctor Julio María Sanguinetti en su primer gobierno regaló más de 100 ondas radiales del Estado que son nuestras, a sus amigos y correligionarios. Le otorgó una a quien era diputado colorado en Artigas Carlos Signorelli, que después fue Intendente y terminó preso por fraude dentro de la Intendencia. Signorelli lo que hizo fue poner a nombre de la señora una FM que se llamaba FM Viva. Y después se divorció y la señora se quedó con la radio.
Hay una prostitución tan grande, un manejo tan desleal, de los medios de comunicación que justamente por más que digan tantos medios de comunicación puede tener una persona o una sociedad igualmente está pasando en todos lados que hay testaferros que representan al verdadero dueño, al que dirige y muchas veces se hace incontrolable esa situación.

 

HS: Sobre eso también incluso hablamos de grupos extranjeros que se han apoderado de medios de comunicación, que uno podría pensar que retribución económica da en una época que es difícil hacer plata con medios de comunicación salvo alguna excepción.

JB: Bueno los medios de comunicación son en su mayoría deficitarios en su gran mayoría Hernán, lo que pasa es que acá aparece lo otro, lo que no se legisla en esta Ley de Medios que es la propaganda oficial.
La propaganda del Estado -la de Ute, Antel, Banco República, Banco de Seguros del Estado- son millones de dólares. Acá batimos el record de otorgar 80 millones de dólares en un año y que la Ute gaste 12 mil pesos por día de publicidad en el año electoral.
Y los medios que se salvan, los que ganan muchísimo dinero, son los medios que están junto al poder de turno y que consiguen la publicidad oficial, los demás se mueren de hambre porque ¿cómo subsiste un medio chico de comunicación? Una radio de FM, inclusive las AM en el interior ¿de qué forma? Cuando la situación es terrible para los comercios, ¿cómo consiguen una publicidad que es el único ingreso que ellos tienen? Lo que hacen es arrimarse al político que está en un cargo de un ente público.
Mirá yo viví en Minas, en Lavalleja, muchos años hice radio allá en varias radios y en Rivera me pasó lo mismo. Colegas míos estaban deseando en el momento de la repartija de los cargos públicos como está ocurriendo ahora, que uno del pueblo, uno del departamento, un político, sea nombrado en una dirección porque de esa manera ya tienen asegurado una cuota mensual de ese ente público y de esa manera se puede de alguna manera cubrir el presupuesto. Es inmoral lo que pasa, Hernán.

 

HS: Claro es todo una cadena funcionamiento digamos.

JB: Es ese tema político profesional que inventó el Dr. Sanguinetti después de la dictadura cívico militar, la que pactó en el Club Naval y la que puso en funcionamiento él. Y lo siguió el Dr. Lacalle, que otorgó también 70 radios.
Yo tengo una anécdota increíble en Minas. Vino una persona, un Edil, el profesor Oribe Pereira que era edil del Partido Nacional y me dijo así, sencillamente, tengo una radio me llamó Lacalle y me la otorgó por teléfono. Y hoy esa radio sigue funcionando en Minas. Nosotros FM se llama. Y se la otorgó por teléfono, ni siquiera fue a Montevideo, le llevaron los papeles a firmar a Minas.
Entonces, empecemos por sanear los medios de comunicación y después hablemos de ordenar si pueden tener dos, tres, cuatro, cinco, ocho medios; me parece una barbaridad y además hay muchos más medios de comunicación especialmente radiales de lo que es necesario por eso no da los mercados para bancarlos a todos.

 

HS: Ese tema de la publicidad Bonica, es todo un capítulo interesante en la publicidad estatal por supuesto que no lo hemos abordado con los anteriores comunicadores y periodistas. ¿Debería pensarse que en una ley de medios seria se regule también ese aspecto?

JB: Sin duda que si, mira Apu hizo hace unos tres años un informe que te quedabas helado; un trabajo fantástico de investigación donde dejaban en claro el amiguismo que había en otorgar la publicidades en los medios de comunicación. Y son cifras escandalosas. La Ute gastó hace 10 años más de 6 millones de dólares en los medios de comunicación y el mensaje que mandaba Ute ‘ilumina el país’ nos pareció absurdo. Pero ¿qué pasa? Cada director político que es nombrado, especialmente si es uno del interior, sólo basta hacer un pedido de informes y darte cuenta que tira toda su publicidad para su propio departamento; todo los medios de comunicación de donde es oriundo ese director disfrutan la cuota mensual que el propio director les otorga, porque ellos se reparten la pauta publicitaria tiene una parte cada director y la llevan a su propio departamento.
Y esto es claro que están haciendo política con la plata del pueblo de todos nosotros.

 

HS: Claro la distribución de la publicidad también condiciona, ahí ya está poniendo en cuestión algo de lo que se habla tanto que es de la objetividad o la seriedad de informar de los medios de comunicación.
 
JB: Si, los periodistas son rehenes de esa situación.
A ver, nosotros en El Bocón tenemos -como tienen todos los medios y especialmente los que se dedican a la investigación de la corrupción y de los despilfarros de los dineros públicos, como nosotros- muchos informantes, somos miles de informantes en todos los lugares. Imagínate en 24 años tratamos nosotros de mantener esa red de informantes muchas veces son trabajadores que nos van informando lo que va pasando en cada uno de los lugares, pero lo curioso que hay una cantidad importantes de periodistas y de primera  línea que lo vemos en televisión todos los días y muchas veces en horarios central de los informativos que nos llaman y nos dicen: ‘tengo esto para vos bocón’ y me dan una información, por ejemplo, de algo que hizo un Diputado con un auto oficial, mal hecho, y yo le decía “porque no lo decís vos en el medio que trabajas que tiene alcance nacional seguro que se termina la joda en este país” y la repuesta Hernán  siempre es la misma, y yo me tuve que acostumbrar a que debe ser así, si yo lo digo primero, que no me dejan decirlo y si lo llego a decir me quedo sin trabajo.
Y yo tengo familia y no quiero perderlo entonces que objetividad que libertad de información que cuando la plata del estado llega 100 millones de dólares en cinco años que va a parar al bolsillo de unos pocos seudos dueños de comunicación, porque no son dueños, son permisarios, las ondas radiales y las ondas televisivas son del Estado.

 

HS: Exacto hay una pregunta respecto a El Bocón ya que usted mencionaba todo esto de las fuentes, de las denuncias que ustedes publican a partir de las fuentes, acceden o de los periodistas que le pasan cosas uno se pregunta qué tipo represalia o amenazas pueden recibir si no se les hacen juicios. ¿Qué ha pasado en ese sentido Bonica?

JB: Y Hernán de todo tipo imagínate lo que pasa que ya van 24 años al principio eran amenazas directas inclusive fui agredido en algunas oportunidades otras veces amenazaban a mis hijos a mi familia pero como vieron que no nos movían que estábamos firmes por convicción, no por no tener temor porque el temor lo tengo todos los días cuando vieron que estaba firme intentaron que empezó allá por el gobierno de Sanguinetti los juicios penales por presunto delitos de difamación e injurias y ahí hay un tema clave que también tendría que estar en esta Ley de Medios con muchísima más claridad los juicios a los periodistas no tendrían que ser penales tendrían que ser civiles como ocurre en Argentina, Brasil como ocurre en los países del primer mundo. Pero acá un juicio penal significa que vos vas al juicio y de ahí podes salir a la cárcel directamente entonces que presión impresionante significa tener que tener que publicar algo y esperar el cedulón para ir a un juicio penal yo personalmente en 24 años he tenido 87 juicios penales.

 

HS: 87 ¿y le han reclamado pruebas de las denuncias que le han hecho? ¿Cómo se han desarrollado esos juicios? Si hubiera que resumirlos Bonica

JB: Mira, hay una desinformación tan grande, que si hubiera real información los periodistas ya estuviéramos todos en 18 de Julio haciendo una marcha. Porque la Ley de Prensa funciona, es decir funcionó hasta este  nuevo Código con un fiscal y un juez en una audiencia que puede durar una o dos horas, única audiencia, donde de ahí salís procesado con o sin prisión, o sos inocente y tenés que probar la veracidad de tus dichos.
Muchos años me pasó, después lo variaron, que vos ibas, probabas la veracidad de tus dichos, inclusive haciendo una entrevista normal como la que vos me estás haciendo a mi, si yo digo algún disparate sobre alguien vos también vas al juzgado y vos también sos acusado como yo, y tenés que probar que no tenés conmigo un arreglo o no fuistes partícipe de lo que yo manifesté para quedar fuera del juicio. Y la persona que está por más que probara la veracidad de sus dichos, llevando inclusive la grabación, podía ser procesado por convicción del señor fiscal y el señor juez ya que el fiscal podía entender mira esto que ridículo es que aunque hayas dicho la verdad tuviste la intención de difamar y perjudicar a la persona, imaginate que finita es esa línea que depende desde la convicción de un fiscal y de un juez, que son seres humanos, que puede estar en un mal día o que pueden haber salido en la página de El Bocón, o un pariente. Y vos estas en manos de ir a la cárcel y comerte un antecedente por una enemistad manifiesta de la persona que te va a juzgar.

 

HS: Lo cierto que en ninguna de esas decenas de juicios llegó a ese punto Bonica, quiere decir de alguna manera solidez en lo que usted publicaba.

JB: Si, pero te vuelvo a repetir Hernán, me pudieron haber mandado preso y además me mandaban preso cumpliendo la ley, no era que hagan algo que puede ser injusto pero era legal. Podían entender entonces uno tiene que ir al juzgado no solo probar que lo que dijo que es cierto sino convencer en dos horas a dos personas que uno tuvo la sana intención de cumplir con la norma número uno del periodismo, que es informar y dar libertad de prensa a las personas.

 

HS: Claro, pero hay también una tradición en la historia de El Bocón de un camino de denuncias que no suele verse en el conjunto del periodismo uruguayo.

JB: Si, inclusive yo muy pícaramente he impuesto un slogan El Bocón para leer todo lo que los otros saben pero no pueden publicar, es un poco pícaramente y muchas veces otros medios de comunicación tienen muchísima más información y tienen métodos y dineros para investigar que nosotros y muchas veces lo negocian.
Mira que muchas veces tienen una información, la negocian y es un toma y daca que después viene una orden de publicidad al medio de comunicación, porque eso ocurre en este país así como también hay periodistas mercenarios se matan levantando centros a los políticos que de alguna manera los están auspiciando, eso digámoslo también no todos los periodistas son santos.

 

HS: Uno también teme con esta práctica que usted resume, que puede pasar más allá de los gobiernos, ahora que ha estado un poco en discusión como administrar los medios públicos, que son los medios de todos se supone.

JB: Si, a ver yo creo que (Gerardo) Sotelo con el comunicado que hizo tuvo un error garrafal de redacción. Para mí lo redactó mal a ese comunicado, interpreto porque lo he visto tratar de explicar cuando uno tiene que tratar de explicar y recorrer los medios de comunicación tratando de explicar lo que escribió y dijo, es que lo escribió mal y lo comunicó mal. No tengo ninguna duda.
Ahora yo me pregunto, los medios de comunicación oficiales, son del gobierno no son del Estado, tendrían que ser del Estado pero a lo largo de todos de estos años y yo he pasado gobiernos blancos, colorados y del Frente Amplio, se alinean detrás del gobierno y los periodistas son periodistas ideológicamente con el gobierno de turno. Esa es la verdad, digamos las cosas como son.
Un día me invitaron a un programa de canal 5, Café Versátil, que no está más, era muy libre ese programa y la directora del canal y cuando vio que yo era el invitado y que saben que tengo la lengua filosa, se paró pegado a la cámara que me tomaba a mí con los brazos cruzados, era Sonia Brescia, como imponiéndome su presencia para tratar de que yo tenga la incontinencia verbal, que ella decía que yo tenía. Además, un medio de comunicación que alquila espacios, un medio de comunicación especial del Estado oficial ¿alquila espacios? A mi me parece rídiculo.
La verdad personalmente me parece  absolutamente rídiculo.
Mira que en el interior las radios del interior, parece que fuera un apartamento alquilan todas las piezas, cualquier gurí aparece en una radio del interior y si tiene dos avisos y eso suma mas de 10 mil pesos, va para adentro, se transforma en periodista y en conductor de su radio. Entonces digamos las cosas como son.
¿Por qué se venden las radios? ¿Quién compra las radios? ¿Quién compró la radio Charrúa en Paysandú?  La compró el diputado del Partido Nacional que va a ser candidato a Intendente.
Transforman los medios de comunicación un centro de poder y de publicidad a su propia campaña.

 

HS: Bonica, creo que hemos resumido buena parte de los tema centrales, de las llagas digamos que tiene el tema de los medios en nuestro país en esta media hora, a cuenta de seguir conversando estos temas para seguir conversando para haber convocado a este ciclo. Le agradecemos este rato en la mañana de la 36.

JB: El agradecido soy yo, como dijo el invitado de ustedes, el historiador que estaba escuchando antes, Centenario siempre fue una luz en el camino, siempre diferente, donde la libertad de expresión -aunque no esté de acuerdo- siempre estuvo al aire y eso a alguien que fue echado de radio Carve, de radio Oriental, por denunciar algo que le restaba dinero a ese medio, la verdad lo aplaudo con las dos manos.
Les mando un abrazo y muchas gracias.