LA NAKBA FUE EL COROLARIO DE LA PARTICIÓN DE PALESTINA SUSTENTADA POR LA ONU
Contacto con el profesor Alejandro Hamed Franco, 15 de mayo de 2020

 

“Mientras haya ocupación, mientras sea tratado el pueblo palestino en la manera en que lo es en estos momentos, no va a haber una paz. Indudablemente los palestinos van a seguir protestando en la medida de sus posibilidades. Entonces este no es el camino de la solución de ninguna manera, y la opinión pública mundial tampoco puede aceptar que en pleno siglo XXI se vayan anexando territorios de un país, de un pueblo, como es el caso del pueblo palestino en favor de una potencia -que indudablemente Israel es una potencia militar y económica- en favor de una potencia, que tiene mucho apetito de territorio para ir estableciéndose en la región”, dijo el profesor Alejandro Hamed Franco en CX36 al ser convocado para conversar sobre el Día de la Nakba. Este 15 de mayo forma parte del proceso de partición de Palestina que se da en la Asamblea General de las Naciones Unidas, señaló.
Transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-05-15-profesor-hamed-franco-dia-de-nakba

Hernán Salina: Estamos recibiendo al profesor Alejandro Hamed Franco, ex diplomático paraguayo, la audiencia lo conoce, lo quiere, y le reconoce los aportes de tantas conversaciones aquí en la radio que nos ayudan a tener presente la historia de lucha del pueblo palestino.
Profesor Hamed, buen día, bienvenido.

Alejandro Hamed: Buen día, ¿cómo están?

 

HS: Bien, gracias por recibir a la radio en esta fría mañana.
Y queremos aportarle el calor de la solidaridad y de alimentar la memoria de la lucha del pueblo palestino en una fecha que queremos recordar con usted. ¿De qué estamos hablando en este 15 de mayo, profesor Hamed?

AH: De alguna manera forma parte de, corolario digamos, del proceso de partición de Palestina, que se da en la Asamblea General de las Naciones Unidas como recordamos.
Ahí Palestina fue -contra la opinión de los palestinos naturalmente, el pueblo no fue consultado de ninguna manera sobre lo que podía pasar con su territorio-, decíamos ahí Palestina se parte en varios pedazos, el territorio palestino de lo cual debería quedar un 51% más o menos del territorio ocupado por ciudadanos de origen judío que habían ido llegando a la Palestina histórica a partir de fines del siglo XIX. Se había acrecentado naturalmente con la barbarie nazi de la Segunda Guerra Mundial, pero eso formaba parte por otra parte, valga la redundancia, de un plan trazado por Gran Bretaña de colonizar Palestina con ciudadanos no musulmanes fundamentalmente que era un viejo proyecto imperial que al final iba tomando cuerpo.
Se divide en tres partes Palestina, el 51% para estos ciudadanos de religión judía, el 46% más o menos restante sería para los palestinos que en el momento de la partición, valga la aclaración, o sea en 1947, se presentaban dos tercios de la población de Palestina, y después un pequeño porcentaje, el 1% o menos, del territorio palestino tenía que ser zona internacional, incluyendo a Jerusalén, y los lugares santos, zona internacional administrada provisoriamente por las Naciones Unidas, hasta que se decidiera definitivamente el status de estos lugares.
De esta manera se genera el conflicto que ya de alguna manera en forma larvaria existía porque los palestinos se habían opuesto a esta colonización sistemática con levantamientos muy importantes como los del año ’36 o ‘37, fue una rebelión en regla contra la presencia británica y la política que llevaban a cabo de colonizar Palestina. Tan importante fue la lucha que participó incluso la fuerza aérea británica a bombardear los lugares donde se habían atrincherado los palestinos que estaban protestando, logra sofocar este levantamiento palestino, ya en víspera de la Segunda Guerra Mundial entonces como que se enfría todo el tema Palestina que había estado muy candente, pero eso no impide que Gran Bretaña logre presentar un proyecto debido a la rebelión de los palestinos, un proyecto de partición de Palestina. Porque hasta ese momento no se había hablado para nada de partir, uno se pregunta por qué partir un territorio de por sí pequeño, son 27 mil kilómetros cuadrados nada más el territorio de Palestina.
El proyecto de partición lo presentó una delegación del Foreign Office precedida por un alto funcionario, el señor Peel (Comisión Peel) y esto se llamó justamente proyecto Peel, donde por primera vez se plantea la idea de dividir Palestina, porque se hacía insostenible la vivencia para el imperio británico en ese momento que administraba el territorio.
Pero todo eso digo se enfría por la Segunda Guerra Mundial, pasado lo cual se reabre el tema y cuando Naciones Unidas toma el tema, o sea Gran Bretaña le traslada el tema porque tiene que evacuar Palestina, envía una delegación honoraria Naciones Unidas, la asamblea general, a indagar en Palestina cuál era la situación y cuál era el espíritu de los pobladores con respecto a los planes que tenían en mano, y ahí se reabre, y se retoma digamos así, la idea de partir Palestina, eso había quedado pendiente, se reabre el tema y se empieza a trabajar sobre ese tema que finalmente culmina con la decisión de la asamblea general de Naciones Unidas de partir Palestina en estos tres pedazos que yo señalo.
Naturalmente eso no satisfizo a ninguna de las partes, y principalmente al pueblo palestino por el hecho mismo que había señalado al comienzo de que dos tercios de la población de Palestina en su momento era de palestinos, cristianos y musulmanes, por lo tanto no entendían de ninguna manera que se quedaran, ya que se hacía la partición sin la consulta, y la aprobación de los palestinos, porque no se les consultó para nada, ya que se hacia de esa manera, ellos pensaban que por la mayoría de la población debería de corresponder una porción más importante del territorio que se estaba dividiendo, y eso naturalmente después lleva a la confrontación militar que es la primera guerra que se genera en el año 48 con la derrota de los palestinos y de algunos de los ejércitos árabes que participaron para ayudar a los palestinos y con un armisticio digamos que pone fin a la lucha armada y deja al gobierno israelí formado inmediatamente de la declaración de partición de Palestina con un porcentaje aún mayor del territorio de Palestina de lo que le había concedido la Asamblea General. Y naturalmente, a la expulsión en masa de la población campesina Palestina que iba a quedar una parte del territorio que tenía que pasar a ser del estado de Israel y otra parte agregado ya a ese estado que era desde luego bastante voraz por lo que estamos viendo porque cada vez más va ampliando su territorio a expensas del territorio de los palestinos y de las viviendas, de los bienes de los palestinos que es lo que hoy en día está subsistiendo en la región.

 

Diego Martínez: ¿Qué opinaba el mundo con respecto a estos hechos? Supongo que habría allí manejo de propaganda por parte de algunas autoridades del gobierno israelí, pero ¿cuál era la mirada que se tenía sobre estos hechos, sobre esta masacre contra el pueblo palestino y esta expulsión además de sus tierras, de sus casas, que nunca fueron devueltas?

AH: El movimiento sionista trabajó muy bien el tema del holocausto, y había desde luego una gran sensibilidad en la opinión pública mundial a raíz de lo que había sucedido en la Segunda Guerra Mundial con el pueblo judío, entonces no tenían en cuenta muchos observadores, inteligentes e informados, ni sabían de la existencia de un pueblo palestino, para ellos fue una sorpresa que aparecieran representantes de los palestinos a reclamar sus derechos, por lo tanto durante mucho tiempo y yo creo que hasta hace muy poco nada más se planteaba el tema de que Israel estaba luchando por su subsistencia, de que había un pueblo, el palestino, hostil, que quería quedarse con su territorio y que no quería de ninguna manera ningún tipo de arreglo pacífico para la convivencia de las dos comunidades.
Y ese discurso se impuso al mundo y cuesta mucho desbaratarlo, cuesta mucho demostrar eso de la Nakba por ejemplo, que en árabe significa el desastre, que fue la emigración masiva, la huida masiva de la población Palestina que se convirtió en refugiado después a través de la Organización de Naciones Unidades, de la UNRWA (United Nations Relief and Works Agency for Palestine Refugees in the Near East), que es la institución que ellos crearon para asistir a estos palestinos, que de repente de ser pequeños propietarios campesinos, pasaban a ser refugiados dependiendo de la caridad internacional.
Estamos hablando de una cifra muy importante, la casi totalidad del pueblo palestino había quedado en esa posición, entonces costó muchísimo, a los que tratábamos el ejemplo de explicar el contenido real de lo que estaba en disputa por esa sensibilidad que hasta hoy día se sigue manejando en ese sentido, el holocausto, el derecho del pueblo judío, y de paso cañazo, la hostilidad del pueblo palestino, el no permitirle que vivan en su tierra, ellos no mencionan que esa tierra le fue arrebatada a los palestinos y que siguen siendo arrebatadas, porque ya tenemos la experiencia de los territorios que han incorporado a su soberanía a los israelíes y los más reciente por ejemplo es el caso del territorio sirio incorporado, anexado, y naturalmente está condenado por la opinión pública mundial, por Naciones Unidas, pero no les importa, y ellos siguen con ese objetivo.
La idea es que a la larga, hoy uno saca alguna conclusión escuchando a los líderes sionistas e israelíes, a la larga es quedarse con toda Palestina, y los árabes que se arreglen, vayan al desierto, vayan a los países árabes, vivan como puedan, pero el territorio palestino administrado si totalmente por los israelíes.

 

DM: Es un poco también el plan que se estuvo tratando de acordar entre Israel y Estados Unidos hace poquitos meses.

AH: Jamás podía ser aceptado por los palestinos, ese era el despojo consumado totalmente de la manera en que ellos plantearon. No se olvide que fue el yerno del presidente norteamericano el gestor de toda esta iniciativa, que es de origen judío, se le dio la potestad de trazar este plan, el famoso plan del siglo, que no iba a contar naturalmente con la aprobación de los palestinos.
Los palestinos se preguntan si se logró un acuerdo trabajoso como los acuerdos de Oslo, donde se hablaba de la creación finalmente de dos Estados en el territorio con las reivindicaciones lógicas que se presentaron, que podían convivir -de acuerdo a los tratados de Oslo- podían convivir armónicamente, que fue totalmente saboteado por el gobierno israelí, firmaron ese acuerdo, renegaron del acuerdo, asesinaron a Isaac Rabin que fue el gestor del acuerdo por parte israelí, y continúan con su política expansionista y de ocupación.

 

DM: Profesor, le pregunto al diplomático ahora, al que tiene experiencia de conversaciones con gente con mucha influencia y que puede conocer cómo se dirimen estos temas: ¿Qué puede pasar o qué debería pasar para que retrocedan las posiciones de Israel, para que se vuelva al Estado acordado en su momento? ¿Cuál sería la forma porque no da la sensación de que Israel esté dispuesto a ceder, han pasado muchos gobiernos desde aquel entonces hasta ahora, más allá de matices, uno tiene la sensación de que siempre fue en avance sobre los palestinos, con muertes por miles, y con gran parte del territorio arrebatado?

AH: Eso es verdad porque durante mucho tiempo gobernó el Partido Laborista, los creadores del Estado moderno israelí, son en gran medida todos laboristas. Después vino la derecha, el Likud, que es el que gobierna desde hace varios años. Pero la idea de anexar territorio palestino es de vieja data indudablemente, y eso fue llevado a cabo por las dos tendencias políticas llamémosle así dominantes en Israel.
¿Qué puede pasar?
Y un milagro tal vez, primero que la conciencia sana del pueblo israelí, que los hay, hay mucha gente importante que viene criticando y oponiéndose a la política anexionista israelí, vaya pesado más en la opinión pública israelí y forzando una posición más justa del gobierno.
Y luego que Estados Unidos despierte de una buena vez por todas y que no se alinee de la manera que está alineado con respecto a Israel y el derecho de los palestinos, que sea un poco más justo y presione, EEUU tiene los elementos para presionar sobre Israel para que acepte las sugerencias como el tratado de Oslo o cualquier otro nuevo tratado que pueda surgir y que contemple la aspiración de ambas partes.
Esa es la única posibilidad. No hay solución armada.
Y mientras haya ocupación, mientras sea tratado el pueblo palestino en la manera en que lo es en estos momentos, no va a haber una paz indudablemente los palestinos van a seguir protestando en la medida de sus posibilidades. Entonces este no es el camino de la solución de ninguna manera, y la opinión publica mundial tampoco puede aceptar que en pleno siglo XXI se vayan anexando territorios de un país, de un pueblo, como es el caso del pueblo palestino en favor de una potencia -que indudablemente Israel es una potencia militar y económica- en favor de una potencia, que tiene mucho apetito de territorio para ir estableciéndose en la región.

 

DM: Profesor, ¿puede ser “beneficiado” el tema palestino con las confrontaciones diplomáticas que hay entre Rusia, el propio Irán ni hablar, China, con EEUU?

AH: Naturalmente que todo cambio de ese tipo es saludable, yo diría por ejemplo hoy estamos viendo que Rusia está muy involucrado en el problema y en la región por lo de Siria, que además también es una barbaridad, porque Siria corre también el peligro de ser despedazado como ustedes saben, hay un plan de división del territorio sirio y está todo lo que está sufriendo hace 10 años, le roban su petróleo, los norteamericanos ocupan su territorio, sus pozos petrolíferos.

 

DM: Está el tema de los Altos del Golán también.

AH: Y además ya está anexado los Altos del Golán.
Entonces el país está por ser totalmente descuartizado, están luchando por mantener su soberanía con todas las dificultades en el camino, hay una presencia norteamericana, hay una colusión digamos, de EEUU con los movimientos terroristas para tratar de mantener su presencia y su hegemonía en la región, le dicen no a los norteamericanos los iraquíes por ejemplo, el parlamento iraquí les pide que se retiren del territorio iraquí, y no lo hacen, están siendo rechazados en todas partes donde los están, y no caen en la cuenta de que no los quieren, no los quieren tener por ahí de ninguna forma, tiene que haber una modificación, tiene que haber un cambio saludable dentro mismo de EEUU también, la opinión publica norteamericana de que revea la política que está llevando a cabo, que a mi manera de ver es peligrosa, es complicada. Y solamente trae dolor y desgracia para los pobladores de la región.
En consecuencia, la implicancia de Rusia en este caso con la situación de Siria por ejemplo, que no hubiera podido aguantar más si no había una presencia logística, llamémosle así, de Rusia y su apoyo internacional también es importante en el seno de Naciones Unidas, y del Consejo de Seguridad, y en menor medida de una implicancia China, de las grandes potencias, y una opinión más o menos ahí no muy decidida de la Unión Europea -que no termina de tomar posiciones respecto a los problemas que están en debate- es decir un cambio y una actuación más comprometida de estas potencias a buscar realmente una solución sobre la base de la paz y del respeto a la soberanía de cada uno de los protagonistas de la región, yo no veo en lo inmediato una solución. Si no es por este camino, no hay solución militar, tiene que ser una solución pacifica.

 

DM: Muy bien, profesor, como siempre realmente muy importante para nosotros, para la audiencia el contacto con usted sobre estos temas que además tienen una mirada con una altura realmente muy conveniente, le mandamos un abrazo y nos encontraremos pronto.

AH: Muchas gracias, y felicitaciones a ustedes por el esfuerzo que están haciendo que es muy importante.