“ESTUDIAR LO QUE PASÓ EN ESTOS ÚLTIMOS AÑOS NOS EXPLICA CÓMO LLEGAMOS A ESTA REALIDAD, A ESTA CRISIS, QUE VIVIMOS HOY”
Fernando Vázquez y Gonzalo Martínez, de la Dirección del 26M, 21 de mayo de 2020

 

Fernando Vázquez y Gonzalo Martínez, integrantes de la Dirección Nacional del 26 de Marzo compartieron la mañana de la 36 para analizar la realidad nacional y comentar cómo funciona esa fuerza política de izquierda en tiempos de pandemia, ya que se han mantenido incluso los cursos de Formación político- ideológicos a nivel nacional. Además reflexionaron acerca de la jornada del 20 de mayo, ubicando las responsabilidades de los escasos avances en la búsqueda de verdad y justicia en el Estado uruguayo, o sea en los sucesivos gobiernos blancos, colorados y frenteamplistas; y reivindicaron la lucha de los detenidos desaparecidos. “Porque con matices la impunidad -o sea la verdad y la justicia- están ausentes todavía, nosotros hemos enjuiciado duramente a los últimos gobiernos por este tema, y también a la partidización de este hecho. Porque nosotros tenemos un gran respeto por la lucha de los familiares, y las demandas populares contra la impunidad que salen de todas partes, de los sindicatos, hoy se ha transformado en algo cada vez más masivo, si uno toma el hilo de la salida de la dictadura se puede decir que hay una constante en ese tema, que llega hasta sectores democráticos, sectores que fueron afectados por la dictadura”, dijo Vázquez. Al referirse a la formación de los militantes señaló que “para estudiar siempre sobran temas” y “nosotros estamos estudiando marxismo, leninismo, el desarrollo del movimiento obrero, la historia nacional, latinoamericana, economía, las ideas del socialismo” o sea “las grandes cuestiones que son necesarias para ubicarnos en la vida”, indicó. Transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí: https://archive.org/details/2020-05-21-fernando-vazquez-y-gonzalo-martinez-dn-26-m

 

Diego Martínez: Recibimos a los compañeros, Fernando Vázquez y Gonzalo Martínez integrantes de la Dirección Nacional del Movimiento 26 de Marzo, y del Coordinador de la Unidad Popular; que están aquí en estudios, lo cual agradecemos también.
Bienvenidos, buenos días.

Fernando Vázquez: Buenos días.

Gonzalo Martínez: Buen día, Diego, y a toda la audiencia. Un gusto.

 

DM: Tenemos varios temas para conversar pero comenzamos con lo que fue la jornada de ayer, día de recuerdo, de homenaje y de lucha en relación al tema derechos humanos, básicamente a los detenidos desaparecidos, la búsqueda de verdad, de justicia. ¿Desde el 26 de Marzo, cómo se enfoca este tema?

FV: Yo creo que nosotros hemos tenido en estos años una posición conocida de rechazo a la impunidad, establecida o perpetuada diríamos durante tantos años en la dirección del Estado, y de los partidos que han pasado por los gobiernos. Porque con matices la impunidad -o sea la verdad y la justicia- están ausentes todavía, nosotros hemos enjuiciado duramente a los últimos gobiernos por este tema, y también a la partidización de este hecho. Porque nosotros tenemos un gran respeto por la lucha de los familiares, y las demandas populares contra la impunidad que salen de todas partes, de los sindicatos, hoy se ha transformado en algo cada vez más masivo, si uno toma el hilo de la salida de la dictadura se puede decir que hay una constante en ese tema, que llega hasta sectores democráticos, sectores que fueron afectados por la dictadura, o reprimidos, no sólo la izquierda fue reprimida, sino los sectores de los partidos, de otros partidos también, inclusive algunos que están en el gobierno, el Partido Nacional hizo actividades, el caso del Toba (Héctor) Gutiérrez Ruiz.
Toda esa situación amerita que se haya desarrollado todo esto y que es el gran ausente hasta ahora sobre lo que está pasando en el país, es una de las piedras angulares de todas estas políticas de continuismo que se han mantenido, en lo económico y también en este tema de los derechos humanos. Creo que también acá hay un elemento que es que afecta toda la sensibilidad, yo diría que la psicología del pueblo porque desaparición de personas, hechos aberrantes, asesinatos impunes, torturas de todo tipo, que se llevaron adelante a través de los aparatos represivos de la dictadura, eso en otras partes del mundo ha sido objeto de grandes juicios por ejemplo, y no voy a decir cuáles porque se conocen, en Europa después de la guerra, los hechos de Argentina inclusive, y acá eso no ha sucedido. No ha sucedido por razones muy notorias diría yo de cómo fue el tránsito de la dictadura a la democracia, y claro los problemas cuando no se resuelven vuelven, vuelven una y otra vez y van a seguir volviendo porque hasta que no se resuelva, porque acá hay que tomar medidas que vayan directamente porque son delitos de Estado. Es terrorismo de Estado, entonces ha sido una política en Uruguay, en Argentina, en Chile, fue en todos los países del sur de América, inclusive más, ha estado presente.
Entonces, ha habido una gran manipulación mediática en el tema también por parte de los gobiernos, porque quién no está en una situación de esta, en contra de, es lo que hay que resolver. Ahora, esto va junto a otros problemas que están ligados con la sociedad uruguaya, el 20 de mayo es una situación emblemática, porque sobre todo por las connotaciones que tuvo, hombres brillantes, Zelmar Michellini y también el Toba, dos figuras preponderantes en su momento, uno que venía del Partido Colorado, era del Frente Amplio, y el Toba Gutiérrez Ruiz que venía del Partido Nacional, Presidente de la Cámara Baja. Eso tuvo una repercusión mayor, ahora el problema que eso estaba evidenciando la represión masiva que hubo sobre centenares, sobre miles de personas, sobre toda la sociedad podríamos decir en el marco de la dictadura, ahora eso no se ha investigado, entonces bueno va a seguir arriba de la mesa.

 

DM: Cómo tener una expectativa correcta con respecto a este tema de la búsqueda de la verdad y la justicia, después de tanto tiempo, de tantos procesos políticos, tanto el inicio de la democracia digamos con el voto verde que no se logró, con la expectativa que el Frente Amplio cambiara esa situación y tampoco, el voto después del plebiscito, tampoco. Y esa expectativa puede generar también alguna expectativa desde el punto de vista político, la reivindicación de la verdad y la justicia por los compañeros que cayeron, ¿puede tener como consecuencia también una concientización mayor de ciertas partes de la sociedad, que comprometidos con esto puedan también visualizar otros temas a nivel político de manera distinta a lo que lo hacían hasta hace un tiempo?

GM: Sí. Ahí me parece que hay algunos elementos que contribuyen a la generación de conciencia, y es partir de la idea de que la responsabilidad política de estos hechos ha sido el Estado, el Estado fue tomado y conducido y utilizado para imponer la dictadura cívico militar respondiendo a un proyecto de país y de mundo, y que por lo tanto fue utilizado para repeler, enfrentar y eliminar todo aquello que se opusiera a esos intereses. Y el Estado ha ido pasando de mano en mano, la conducción del Estado ha pasado de mano en mano, pero no necesariamente ha modificado el rumbo por el cual se utiliza, o las clases que lo conducen para ser más claros, y en ese sentido la sociedad ha ido identificando que la responsabilidad es del Estado, pero nosotros tenemos que señalar que son los conductores del Estado, han habido hombres y mujeres al mando de estas direcciones, de estas estructuras que fueron los que ejecutaron y dieron las órdenes. Es responsabilidad de la sociedad, la generación de conciencia de que ningún Estado puede llevar adelante este tipo de prácticas, caramente que las organizaciones políticas deben de contribuir a levantar un poco más la mira, no solamente responsabilizar al Estado como estructura ejecutora, sino bueno como decíamos, el modelo al cual se alineó, y son las organizaciones políticas las que también deben proponer salidas a estos problemas, y algunas de ellas, o mejor dicho a lo largo de estos años, la sociedad, a la sociedad se la ha presentado una serie de medidas o de propuestas, o de iniciativas que de una manera u otra, en teoría, daban solución a este problema que tenemos después de la dictadura que es la impunidad, el no acceso a la verdad, a la justicia, al castigo, y esas iniciativas en definitiva siguen respondiendo a los mismos intereses, a que no haya justicia, a que no haya castigo. Se pusieron de ejemplo los plebiscitos, bueno pero acá no se puede responsabilizar a la sociedad en abstracto, sino que a las fuerzas que organizan a la sociedad, hay que analizar cómo operaron en esa dirección.
El 26 de Marzo y la Unidad Popular, lo tienen muy claro, nuestra fuerza estuvieron dirigida a contribuir, a generar la mayor correlación de fuerza para eliminar la impunidad a través de las urnas, hay que ver qué pasó con otras fuerzas políticas, a nosotros nos consta que desde el punto de vista del discurso, algunas se sumaban, pero cuando se abrían los sobres de las urnas no aparecían las papeletas, después se hicieron maniobras interpretativas en el Parlamento de la ley de caducidad, pero el concepto, mantener la impunidad nunca fue discutido, se interpretaron como dicen ellos, y a partir de eso.

 

DM: Hay un proyecto presentado por la Unidad Popular incluso.

FV: Exacto.

GM: Posteriormente, pero lo que se hizo bajo el gobierno del progresismo fue interpretar la ley de impunidad, no eliminarla, lo cual es un elemento muy grave para nosotros. Teniendo mayoría parlamentaria, teniendo una trayectoria política en el Uruguay, teniendo mártires de sus fuerzas políticas, de todos sus componentes, teniendo la responsabilidad de construir una nueva realidad, avanzar en la democracia, saldar los pendientes, que nada más y nada menos es la verdad, es la justicia, es saber dónde están los compañeros, bueno esa responsabilidad es exclusiva del Frente Amplio, nosotros hoy no le podemos pedir a Lacalle con su concepción y su coalición, que avance en materia de verdad, en derechos humanos, y justicia, porque no está en sus pretensiones. Estaba en las del Frente Amplio, pero ya no, y después bueno cuando la Unidad Popular accede al Parlamento en la legislatura pasada, el primer proyecto que presentamos fue ese, la eliminación de la Ley de Caducidad.

FV: Que se nos dijo, perdoná, que estábamos por parte de dirigentes del Frente en su momento que estábamos haciendo perfiles, hay que acordarse.

GM: Exactamente, y ese proyecto nunca fue considerado en la comisión, nunca fue, nunca generó un diálogo, un intercambio, nunca generó un plan de trabajo para ser aprobado, lo que da señales claras de que el Frente Amplio no tenía intención y creo que siguen siendo las mismas, de no eliminar la impunidad, entonces cuando esos obstáculos perduran en el tiempo, y cuando son los responsables de estas características los que los garantizan, a la sociedad no le queda otra que superar barreras, y así lo hemos visto en estos años, hay estructuras que empiezan a movilizarse, hay planteos que empiezan a ser más claros, hay nuevos responsables que son señalados como tales, y nosotros creemos que eso es fundamental, sin un pueblo que haga fuerza para avanzar en materia de derechos humanos, ningún gobierno por sí solo lo va a hacer.

 

DM: Sí, también hablando de esto de las expectativas que en este marco decías bien Gonzalo, es muy difícil tener expectativas reales que desde lo político a nivel legislativo o a nivel del Ejecutivo haya grandes avances, por ahí lo esperaba durante los gobiernos del Frente Amplio, ahora en la gente, ¿hay posibilidades de que esta nueva situación política genere como una libertad mayor a algunos que estaban un poco agarrados, que justamente que el Frente Amplio estaba en el gobierno y era difícil hacerle movilizaciones contrarias, lo que fuera, que esto libere un poco a la sociedad, y que sume fuerzas en el sentido no sólo de verdad y justicia, sino también de la búsqueda de una realidad política distinta?

FV: Yo creo que acá hay dos cosas que son a nuestro juicio fundamentales, por un lado está en línea de análisis que venimos planteando, y por otro la situación que vive el pueblo uruguayo, porque esto tampoco hay que desprenderlo o substraerlo del contexto político que se vive, cambia el gobierno, pierde el progresismo, el Frente Amplio, asume fuerzas políticas de la derecha tradicional, por decirlo de alguna forma, o sea una coalición, la Unidad Popular tampoco está en el Parlamento, hay todo un reacomodo ahí verdad desde el punto de vista político electoral, y eso también en la sociedad está pasando, y hay una gran, un gran crecimiento de o una mayor profundización de toda la situación social que ya venía, ya venía, el gobierno que se fue terminó con un 10,5 en febrero de desocupación en los números, y varias cosas más. Después vino todo el paquete económico este, pero también vino esto la pandemia que hay análisis para hacer en este sentido, y dentro de eso también, todo esta realidad vamos a decir de inmovilismo o de que mandaron a todo el mundo para las casas, o sea todo lo que implica la pandemia, entonces también eso afecta a esta situación, yo creo que el desarrollo así natural de la conciencia sobre los problemas de las masas es relativo, porque la historia de América Latina muestra que ha habido, mirá lo que te voy a decir, hasta mayores niveles de convocatoria de masas, y después la reacción a sido peor, o sea la situación a sido peor, desde el punto de vista de la situación de las masas, porque si no hay desarrollo político, organizativo -de la izquierda estoy hablando- creo que ahí nos cabe una gran responsabilidad. Sin creernos más que nadie tampoco, pero poniendo las cosas como son, si no hay izquierda en nuestro país, si no hay movimiento antiimperialista, si no hay posicionamientos claros desde el punto de vista de clase, las masas solas no avanzan, o sea hay sí una gran amplitud de la crisis, y yo creo que el tema de los desaparecidos o la marcha de ayer, o todas las movidas muestra eso. Pero también muestra la gran vacilación de determinados sectores sociales, porque hasta ayer estaba todo bien, y hoy no está todo bien, entonces no estaba todo bien, en política económica andábamos volando, cada vez más autos, entonces acá hay una gran crisis yo creo de todas las políticas que están conciliando también, y hay, porque cuando vos mandás a un niño para adentro de la casa, a la familia para adentro de la casa, al abuelo para adentro de las casas por población de riesgo, y todavía los salarios para adentro de las casas, te pasan para la bolsa como decíamos antes. Porque el salario no sube, y yo creo, yo ya lo he dicho, y sé los costos a veces que tiene, esto no se arregla con bolsitas, porque por un lado, con bolsitas, que son necesarias, que hay que darlas, con las canastas, digo acá el problema del salario, el problema de la ocupación, por eso es que los temas desde el punto de vista del 26 están unidos. Y lo hemos dicho a los compañeros de la Asamblea Popular, que hay novedad en ese tema también, ahora, yo sé que la comprensión de estos fenómenos, porque es cierto, a las nuevas generaciones nos han apurado con las nuevas tecnologías, con esto, con lo otro, con el otro, y sí, ahora, si te ponés a mirar el desarrollo de la cibernética es del 45 más o menos.

 

DM: Más allá de la responsabilidad de las organizaciones políticas y de las conducciones de las organizaciones políticas, no puede haber un proceso también alimentado al revés, desde la gente, desde las masas digamos para hablar en términos un poco abstractos capaz, pero desde la gente que reclame a esos dirigentes posiciones más duras, más claras.

FV: Yo creo que está influyendo porque hay una nueva situación, nosotros lo dijimos hace un tiempo, y lo hemos conversado con los compañeros de la Unidad Popular, hay visiones distintas en todos lados, porque todo el mundo está haciendo sus síntesis, ahora, para nosotros hay una nueva situación, independientemente que acá hay continuismo económico, hay dos ejes que no han cambiado, ni el continuismo, ni la impunidad, ni el transgénico, ponele hasta elementos nuevos que profundizan la crisis, entonces hay, tu pregunta yo creo que es elocuente porque hay una relación que es dialéctica, hoy se discute mucho por ejemplo, nosotros hemos seguido estudiando, por ejemplo hoy creo que va a ser una cosa que vamos a conversar después, pero digo, estamos haciendo eso también porque creo que es importante, porque ¿hoy estudiar con quién, con los análisis de Astori? ¡Pero por favor! ¿O con los pelotazos que dice Mujica?
Está todo el mundo a la que te criaste o con los planteos de la derecha, porque eso también pesa en este país, entonces hay que estudiar qué pasa con la economía, qué pasa con la política, qué pasa con los derechos, qué pasa con las fuerzas armadas, porque hay cosas que son tabú, dicen vamos a comprar helicóptero, vamos a darle la frontera, vamos a darle no sé qué, vamos a darle, sí, pero y después? vamos a luchar ahora contra el abigeato, el abigeato parece para algunos que es más, que tiene más, con el abigeato hay problemas de desde Latorre, desde que alambraron más o menos, estamos en el siglo XXI, pasaron siglo y medio, entonces, pero es la realidad, venían lo gauchos, carneaban, y hoy no sé si son los gauchos, viste, me parece que no, pero bueno, los problemas están ahí.

GM: Pero hay un aspecto Diego con respecto a lo que planteabas, nosotros hemos visto cómo en las distintas movilizaciones que se han hecho por temas vinculados a los derechos humanos, no necesariamente únicamente el 20 de mayo, porque también lo hemos visto con la marcha del Filtro y con otras actividades, ha habido una acumulación mayor de movilización particularmente de sectores juveniles. Y creo que uno de los elementos que eso que motiva a la gente a salir a la calle, es la falta de respuesta, la falta de respuesta de quienes están en el poder, y de quienes uno le depositó la confianza para resolver esos problemas, y creo que en materia de derechos particularmente vinculado a la violación de los derechos humanos en el periodo de la dictadura, la desaparición de nuestros compañeros, si uno consulta quién ha sido la referencia o quiénes debieron ser los constructores de esta salida a esta situación, y todos apostamos a que iba a ser la fuerza frenteamplista, la confianza estaba depositada en esos particularmente responsables políticos, que una vez que se llegó al gobierno, y que estaba en un programa se creía que se iba a avanzar. Ahora, cuando no se cumple, cuando al revés, no solamente no pudiste cumplir porque de repente las condiciones no fueron las mejores, no cumpliste porque no quisiste, porque faltaste a la palabra, faltaste a esa confianza que la gente depositó, yo creo que eso se ha convertido en un motor de movilización, y cuando nosotros decimos bueno la responsabilidad es de las fuerzas políticas, nos referimos justamente a cómo ubicamos a cada una de las fuerzas políticas en esta responsabilidad, en este escenario político, cuáles son las que han traicionado y cuáles las que siguen siendo consecuentes, cuáles son las que estuvieron en el poder realmente y cuáles no, porque nadie puede decir que la Unidad Popular tuvo el poder por haber estado en el Parlamento y que no resolvió el problema de los derechos humanos, todo lo contrario, ni tuvimos el poder, conquistamos una presencia e intentamos hacer los máximos esfuerzos en esa dirección, presentando un proyecto nada más y nada menos para eliminar la ley de impunidad. Entonces, que la gente empiece a movilizarse a partir de la indignación es de esperar y necesitamos que eso suceda para resolver todos los problemas, ahora esa indignación hay que convertirla en conciencia, decir, yo me movilizo porque los responsables, quienes pudieron hacerlo no lo hicieron, y esa conciencia tiene que generar y derivar en organización, ahora uno no se puede organizar en aquellos espacios donde te traicionaron, si vos ya depositaste confianza y te traicionaron, vos no podés volver a apostar confianza y decir, no ahora sí vamos a hacerlo, vos tenés que organizarte con otros, con los que mantuvieron una línea de coherencia y acción que se ajusta a la necesidad de nuestro pueblo.

 

DM: Siempre es bueno tener la mayor cantidad de elementos desde el punto de vista de la formación para poder analizar correctamente los procesos que se van viviendo, y estos son momentos difíciles además para comprender del todo, ¿qué está haciendo el 26 desde el punto de vista de la formación? Decías que se están realizando cursos, ¿cómo funciona?

FV: Vos sabés que ya hace unos años que venimos trabajando con lo que se ha denominado una formación un poco más académica, porque le tengo un poco de miedo a lo académico, porque no vengo mucho de ahí, pero es un problema personal, es una escuela de compañeros calificados que están allí, profesores, estamos con Gonzalo, con Romy, con Carlos, y hemos abordado los temas nacionales.
Para estudiar siempre sobran temas, porque el mundo por suerte tiene una dimensión para algunas cosas muy concretas, pero también muy amplias, hasta lo concreto es amplio, eso lo hemos ido aprendiendo, es dialéctico, entonces todos los temas, nosotros estamos estudiando marxismo, leninismo, el desarrollo del movimiento obrero, la historia nacional, latinoamericana, economía, hemos incursionado poco en la economía, pero también algunas cosas, las ideas del socialismo, o sea las grandes cuestiones que son necesarias para ubicarnos en la vida, porque el problema estudiar marxismo lo puede hacer, ahora en una organización política es un poco distinta, lo puede hacer cualquier persona, porque el rumbo del conocimiento está. Ahora, nosotros lo hacemos en una perspectiva de transformación de la realidad, de dar un mismo es un método, una guía para ubicar las contradicciones de nuestro tiempo, por qué están en movimiento, en desarrollo, por qué hay elementos históricos, por qué hay presente, las cosas de la ciencia que son otra cuestión muy interesante, cuando se abordan los grandes problemas de la filosofía, entre la materia y la espiritualidad o la conciencia, todos esos temas, y yo digo esto sabe por qué, porque más de uno debe estar pensando, qué está diciendo este pelotudo en el mundo que vivimos, a mí ya me ha pasado esto varias veces. Una vez un compañero me dijo,’pero yo con esto, estudio esto y no me sirve para nada, si tengo que ir para la gente toda embarrada, todo esto, y el otro, cortando caña y el otro no sé qué adentro de una fábrica’. Pero el problema es que esto se hizo para eso, que vos no sepas es otro problema viejo, porque ahí sí es un factor de conciencia. Y yo sé que, ahora, es lo que hablábamos recién, el problema de las masas, el problema de la construcción partidaria, que para algunos parece que es una cosa como ver al infierno en otras épocas, pero en realidad lo que pasa es que si los partidos se corrompen junto con el capitalismo la culpa no es de los revolucionarios, no es, entonces si hacen trata de blanca los, hay parlamentarios, bueno no quiere decir que el Parlamento no sirva para nada, desde nuestro punto de vista, y digo esto porque son hechos recientes, o los grandes empresarios, o sea hay cosas, por eso hay que ir a las esencias, en los momentos que una cuestión que nuestra organización nos ha enseñado siempre, cuando el mundo está muy complicado hay que ir a ver a dónde está la semilla, dónde están los componentes esenciales, porque sino no entendés nada, andás a los pelotazos por todos lados, no sabés por qué mataron a tu padre, no sabés por qué tu vecino está desocupado, no sabés por qué sube la harina, no sabés por qué la carne sube 4 veces y te dan hueso para comer, no sabés por qué hay 40 contenedores, todos privatizados, y en cada uno hay gente comiendo. Ayer lo comprobé.
O sea cada vez hay más, el que tiene más clientes en Montevideo yo creo que son los contenedores en este momento, es una tragedia lo que estoy diciendo, ahora está el medio, está bien que se combata al coronavirus, pero hay que combatir el hambre, entonces estas cosas que parecen tan sencillas, Brecht decía una cosa, que el peor analfabeto es el político.
¿Por qué? Porque cree que sabe y no sabe nada, entonces si vos no te sentás como a los botijas en la escuela y los ponés a estudiar un poquito, antes, ahora no sé, ahora meten, se meten por otro lado, hay otros métodos de aprendizaje que son buenos también, ahora, hay una finalidad en todo en la vida, hay porqué.
Entonces estas cuestiones que parecen muy elementales hay que estudiarlas, porque sabés lo que pasa, Diego, que antes esto también en gran parte lo daban los sindicatos, las organizaciones sociales, no se calentaban tanto la cabeza si esto era política, si los sindicatos en este país lo formaron los anarquistas, después los socialistas, los comunistas, los tupa, todo lo que andaba en la vuelta, y a la Asociación Rural que eran los blancos, los colorados con las Cámaras, entonces de qué estás hablando, los milicos con las logias, todo eso, entonces unos más progres, los otros más reaccionarios, y los otros masones, los otros, entonces te pintan una realidad que si no la estudiás…
A veces yo escucho hablar por ejemplo de la masonería y sí, si tiene más años que, fueron elementos, cuestiones clandestinas que surgieron en la sociedad para conspirar contra el rey, para conspirar contra la aristocracia, sino le arrancaban la cabeza, esa es la realidad, los maestros, tienen hasta el compás y no sé cuál es el otro, ahora, después, o sea, la historia del movimiento obrero también surge de todos esos grandes movimientos. Entonces cuando, no se puede militar en el 26 y decir yo qué sé, esto no sirve para nada, esto, lo otro, porque después al tiempo te das cuenta que algunas cosas sirven, otras no sirven para nada, ahora, hay una cuestión que sí hay que aprender, en la lucha de clases hay amigos, hay enemigos, y eso va cambiando, aunque a veces enemigos que se mantienen en forma por un tiempo largo se mantienen, entonces todos estos temas si no hay una política, una visión un poco más amplia de los problemas, es como cuando vos, yo me acuerdo cuando nuestros padres hace bastante tiempo nos decían, nene andá a estudiar, andá a la escuela, querían que ascendiéramos, nosotros ahora queremos estudiar para que ascienda la clase obrera, y después no te den 4 pesos y te lo sacan por otro lado en la inflación, cómo es la historia, vas a las mesas de negociación, todas esas cosas hay que estudiarlas porque sino no entendés nada, qué pasa con el movimiento sindical, dale para adelante, dale para adelante, o te sacan ahora todo esto de la virtualidad, o sea hay temas más complejos, y no quiere decir que vayamos a tener toda, con un curso todas las respuestas mágicas, para esto, esto, para esto, lo otro, eso no existe en la realidad, ni tampoco para el marxismo.

 

DM: Bueno, Gonzalo, con respecto al curso, ¿quiénes son los que están participando, es para todo público? O sea es una plataforma abierta que el que quiere se mete, cómo es el funcionamiento porque dentro de la audiencia hay gente que es integrante del 26 de Marzo, gente que no es integrante del 26 de Marzo, gente que no quiere nada, o sea para aclarar un poco hacia dónde están enfocados justamente los cursos.

GM: Como aquí bien se dijo, la organización siempre ha tenido una línea de formación, política, ideológica a su militancia, y eso en los distintos momentos históricos de la organización, ha adoptado formas particulares, si bien se constituyó la Escuela de Formación ‘Guillermo Fernández’, la cual tuvo una dinámica de trabajo presencial, sistemático, planificado y organizado.
Bueno se vio interrumpida obviamente por las elecciones que ahí necesariamente toda la fuerza militante estaba dedicada a la campaña, y si bien ahora estábamos en esa misma postura de cara a las municipales, había que continuar la militancia en ese sentido, y luego se retomarían los cursos. En este impase que impuso la pandemia y la necesidad de hacer cuarentena, vimos que una modalidad viable era la utilización de las plataformas virtuales, para además de aprovechar el tiempo, era la forma de mantener el contacto con los compañeros, de avanzar en una cuestión que es importante como la formación, y que contribuya a despejar interrogantes, dudas, y sobre todo profundizar certezas, porque la organización tiene certezas. En ese sentido, se viene trabajando, y pretendemos con los cursos que sean justamente incursiones, introducciones al conocimiento teórico que contribuya en la práctica revolucionaria de nuestra militancia. Todos los elementos que abordamos desde el punto de vista teórico, tienen su correlato con la realidad a través de ejemplos, de historia, de cuestiones más inmediatas, y sobre todo de hechos que en breve tiempo van a suceder, producto de la lucha y de la realidad.
Entonces nosotros aspiramos a que la militancia del 26 en este caso con dimensión nacional, están participando compañeros de todos los departamentos, las plataformas que utilizamos tiene una limitante de participación, por eso andamos en torno a los 100 compañeros todos los sábados que es la instancia que lo hacemos, y bueno llevamos más de un mes de intercambio con esta modalidad, que sin duda ha contribuido a generar mayor desarrollo teórico en los compañeros, despierta mayor interés en seguir avanzando en ese camino, y claramente esto nos va a colocar en una mejor situación en la medida en que se pueda retomar los cursos presenciales, creemos que eso va a tener un impulso a raíz de esta iniciativa virtual que estamos teniendo.

 

DM: Se elaboró una plataforma de la Unidad Popular que se está dando a conocer en estos días de cara a esta crisis que se está viviendo. ¿Qué tiene para proponerle a la gente la Unidad Popular?

GM: Bueno, la Unidad Popular ha venido intercambiando visiones de todos los sectores de forma muy profunda, con mucho respeto y abordando a puntos de coincidencia, que nos permita justamente trabajar de forma unitaria y que saque adelante a la Unidad Popular del punto de vista político, no quiere decir que esto haya quedado estancado o estemos retrocediendo, al contrario sino que en esta nueva realidad hay que seguir avanzando y la cuestión es cómo. En ese sentido no podemos desconocer la situación que está viviendo nuestro pueblo desde el punto de vista sanitario y particularmente desde el punto de vista económico, y también desde el punto de vista político, porque las ofensivas políticas que se están haciendo particularmente desde el ámbito del Poder Ejecutivo, desde el ámbito legislativo, fundamentalmente con la Ley de Urgente Consideración, se abre todo una realidad compleja para los trabajadores y para el pueblo en general. Entonces como fuerza política tenemos responsabilidad de hacer conocer nuestra visión, así como de proponer medidas o soluciones o caminos para que la crisis no la pague el pueblo. Porque para nosotros eso es fundamental, hay una discusión de cómo se genera la crisis que también hay coincidencia, acá necesariamente ha habido una lógica de beneficiar al gran capital, de blindar únicamente los intereses del gran capital y poner siempre como variable de ajuste a los trabajadores.
Entonces la crisis hoy está instalada y el gobierno empieza a proponer caminos de solución y como siempre se corta por el eslabón más débil, que es la situación de los trabajadores. Ante esa realidad hemos propuesto un conjunto de medidas, básicamente son dos paquetes de medidas, uno están vinculado a lo que son las crisis de esta características sanitaria, económica, que plantea bueno la fijación del precio de los productos de la canasta de alimento, pero fijarlo a precio con anterioridad al primero de marzo, o como mucho el primero de marzo, no se pude hacer lo que hizo el gobierno que es fijar los precios de la canasta una vez que los aumentó.

 

DM: Y de manera voluntaria además.

GM: Sí, claro, esa voluntad ya la conocemos, la voluntad del gran capital siempre es la de obtener mayor ganancia, por lo tanto no implica beneficio para los trabajadores, entonces necesariamente hay que fijar los precios. En este caso hay que rever la fijación de los precios que se hicieron, así como también la fijación de precios y subsidios, promover la industria nacional en productos vinculados a la higiene, hipoclorito, alcohol en gel, todo lo que sirva para enfrentar desde el punto de vista sanitario la crisis.
Otro paquete de medidas está vinculado al tema salarial y a las condiciones de trabajo. Nosotros no podemos permitir que en estas circunstancias, nunca, y mucho menos en esta circunstancia haya una luz verde para el despido de los trabajadores, en esta realidad es más que importante preservar la fuente de empleo para el trabajador porque eso implica preservar el salario, porque para nosotros va en la misma sintonía, es necesario preservar el trabajo y el salario de igual condición. Entonces, no podemos permitir que en estas circunstancias se habilite al despido de los trabajadores para también como decíamos tomar maniobras o posicionarse frente a la crisis, hay que asegurar la perpetuidad del empleo, hay que recordar que se perdieron más de 50 mil puestos de empleo en el año pasado, así como aumento de la desocupación, y también creemos que hay medidas que son de fondo, medidas económicas de fondo que también pueden ser tomadas.
Sabemos que implican mayor coraje, mayor voluntad política, por ejemplo la suspensión del pago de la deuda externa, acá el gobierno avanzó y contrajo nuevamente deuda externa con organismos internacionales por un valor en torno a los 1400 millones de dólares, siendo que el Uruguay tiene posibilidad de endeudarse por 2 mil millones de dólares más. O sea, esas son las líneas de crédito que gestó, que fue creando el Frente Amplio, por ser buen pagador, por comprometerse al pago de la deuda externa -que son 3500 millones de dólares, un disparate de plata- entonces creemos que en estas circunstancias hay que suspender el pago. Si hay un argumento que justifique no pagar, o no enviar dinero al exterior es la crisis económica y la crisis sanitaria que vive nuestro pueblo, y si esos recursos están, no podemos permitir que se vayan, hay que retenerlos para dar solución real al problema.
Ahí hay que suspender el pago, además de que hay que analizar como se contrajo la deuda. También habíamos hablado de la posibilidad de utilizar plata de las reservas internacionales, Uruguay tiene una cifra desopilante para la relación económica que tenemos, es plata que está en los bancos norteamericanos que son justamente variables de ajuste pero para la economía norteamericana, y nosotros creemos que es plata tiene que ser utilizada para el Uruguay en estas circunstancias, la generación de empleo, la construcción de vivienda, subvencionar el gasto social, y también creemos que hay que meterse con los que han especulado con el capital o con el dinero del pueblo, por ejemplo las Afap´s, no puede ser que hoy necesitando la sociedad de un BPS fuerte, se encuentre vulnerable porque el 50% de los recursos terminan en capitales privados. No, eso tiene que ser eliminado y todo el aporte de los trabajadores tiene que ser dirigidos al BPS.
Y así hay una serie de medidas más que van en esta dirección, que entendemos que son estratégicas, por ejemplo gravar el gran capital, o poner un impuesto, como ya existía a los bancos. Acá se ha dicho muy claro, la crisis que estamos viviendo es muy distinta a la de 2002 porque los bancos no están en crisis, bueno eso hay una explicación que ha sido responsabilidad política de estos últimos años, y si ya que no están en crisis, bueno que contribuyan con el pueblo, y qué mejor que un impuesto en estas circunstancias que estamos atravesando.
Podríamos agregar algunas más, el hecho es que la Unidad Popular sale a dar respuesta por izquierda, son medidas que no hasta hace mucho otras organizaciones también las proponían, capaz que fueron bajando la intensidad con la cual se referían a ellas, al punto de olvidarlas incluso, pero para nosotros, para la izquierda, es necesario enfrentarse al gran capital, a los más ricos, a los que tienen la plata para poder dar soluciones a los que menos tienen.

 

DM: Estamos ya sobre el final, quedan un montón de peguntas por hacer, por ejemplo, aquellos que plantean que ‘ustedes decían que eran lo mismo y miren cómo estamos ahora’, como que empeoró la situación porque ganó el Partido Nacional.

GM: Si, capaz que habría que preguntarnos qué fue lo que pasó para entender la realidad, para entender el presente, siempre es importante estudiar la historia en términos generales. Bueno, estudiemos la historia más inmediata, qué fue lo que pasó en estos últimos años que es lo que explica -porque no hay otra forma- que explique la realidad y ahí creo que vamos a avanzar significativamente.
Hay que decir que esta plataforma que elaboró la Unidad Popular está en su etapa de diseño, de confección, de estilización y va a ser difundida por todas las redes sociales que están a nuestra disposición, así como también se van a imprimir unos miles de ejemplares para poder distribuirlos y bueno que se convierta en esa herramienta que paulatinamente nos permita retomar el contacto con nuestro pueblo, con nuestros vecinos, nuestros compañeros, y decir mirá acá está la visión y la propuesta de la Unidad Popular, fuera de la campaña electoral, pero ante esta situación también damos respuesta.

 

DM: Gracias a ambos por haber estado por acá.

FV: Gracias a vos.
Un saludo a todos los compañeros.

GM: Gracias, un saludo a la audiencia.