CÁRCELES: “ES CIERTO QUE FALTAN INSUMOS Y HAY MUCHAS COSAS POR SEGUIR HACIENDO, PERO HA HABIDO UN ESFUERZO IMPORTANTE”
Contacto con el Comisionado parlamentario Dr. Juan Miguel Petit, 22 de mayo de 2020

El Comisionado Parlamentario para el Sistema Penitenciario, Dr. Juan Miguel Petit, habló en la 36 sobre el impacto de la situación sanitaria en las cárceles. Dijo que la emergencia sanitaria ha impactado mucho en la cárceles, que ya de por sí son instituciones muy frágiles, con carencias y que las acciones que se han desplegado son correctas. Ha habido un esfuerzo importante para reforzar algunos rubros como insumos de higiene y limpieza, ropa de abrigo y colchones. Hay lugares donde hay mejoras y otros con daños estructurales más difíciles de resolver. Consultado sobre la renuncia de Luis Parodi, director de la cárcel de Punta Rieles, Petit destacó su rol como educador y dijo que se analiza las posibilidades de que realice otras tareas. "Ojalá pueda seguir volcando su experiencia dentro de la institución". Transcribimos la nota que puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/juan-miguel-petit

 

Diego Martínez: Estamos en contacto con el Dr. Juan Miguel Petit.
Buenos días Comisionado, gracias por estos minutos.

Juan Miguel Petit: Buen día, a ustedes y a su audiencia.

 

DM: Queríamos conocer cuánto ha afectado la pandemia y cómo se está trabajando a nivel de prevención en cárceles en estos días.

JMP: Obviamente la situación de la emergencia sanitaria ha impactado mucho en las cárceles ya de por si son instituciones sumamente sensibles, frágiles, con realidades estructurales con algunas carencias muy serias, de diverso tipo sobre todo algunas unidades así que esta tormenta golpea fuerte. Yo diría que las acciones que se han desplegado han sido correctas, ha habido un esfuerzo importante para reforzar algunos rubros por ejemplo de insumos de higiene de limpieza, que se han estado distribuyendo en los distintos centros. Nosotros hacemos la tarea de verificar y de observar -con grupos de internos y con información oficial también- que esos materiales lleguen: jabones, hipoclorito, etc.
Hemos también planteado más abrigo, colchones, se está trabajando en eso.
Hay lugares en que hubo notoriamente una mejoría en la situaciones, otros lugares ni se demora, es un producto que se consume, son perecederos, no obviamente el jabón el hipoclorito y otras cosas; son daños con problemas estructurales que tienen los edificios o de hacinamiento superpoblación en algunos sectores obviamente difícil de resolver en un medio de estos que requieren políticas a largo plazo.
 

DM: ¿Cuáles son los centros más complicados en este sentido?

JMP: Bueno desde el punto de vista de la superpoblación y la llegada de insumos te diría que la cárcel de Canelones, el Comcar en algunos módulos, en particular el módulo en este momento el módulo 10, el módulo 11 y el módulo 3 son lugares que se registran problemas diversos que se retroalimentan; que a veces es complejo de explicar. Inclusive complejo de entender, a veces problemas de agua porque los equipos son viejos pero también problemas de agua porque hay internos que rompen los caños y bueno se dice porque rompen los caños, se dañan a si mismos, bueno muchas son personas que tienen largas historias de deterioro no atención a sus problemas de salud mental, deterioro social, entonces un complejo de causas en los cuales no se puede caer en el facilismo de decir ‘bueno, esto es por tal cosa’. No se puede decir que esto es por mala voluntad solamente de fulano y megano o porque no hay una política o porque son los internos que rompen todo; hay un conjunto de causas. Por eso nuestra forma de seguir pasa porque tienen que desarrollarse acciones que involucren muchos organismos, muchas líneas de trabajo.
Distinto es la salud, la cultura, el deporte, el trabajo de la familia, la reducción del tamaño de los centros y de los módulos. Hay módulos en el Comcar que tienen 650 personas, es una cárcel muy grande, en cualquier parte del mundo, en Europa, en muchas partes del mundo, una cárcel de 650 personas es ya una cárcel grande; entonces todavía nos falta un largo camino por andar.
Pero en resumen se ha avanzado muy correctamente, se está con mucha sensibilidad a los problemas planteados; hay un diálogo positivo establecido con los internos y buena parte de los directores y nosotros hemos tratado de aportar, supervisando y también a la vez planteando los problemas, denunciando donde vemos carencias, en un día a día permanente. La situación es calma hoy, eso es una cosa muy importante a destacar, las visitas se han restringido; yo creo que todo el mundo lo ha comprendido, la madurez que habido por parte toda la población privada de libertad diría es una enorme madurez. Nosotros cuando vamos se han distribuido muchos tapabocas, no en todas la cárceles tienen todos los internos, ellos conviven en algún sector o sea que el contacto se da igual pero claramente cuando van a un lugar por ejemplo, cuando reciben a un Defensor nos reciben a nosotros, hay visitas, hay una seriedad con el tema y usan tapabocas. Tratan de cuidarse, lavarse las manos, yo creo que habido una reacción muy positiva por parte de los internos y también de los funcionarios. Es cierto que faltan insumos, hay muchas cosas todavía por seguir haciendo, pero ha habido un esfuerzo importante.

 

DM: Con respecto a las visitas ¿hay alguna agenda prevista para ir incrementando la cantidad de visitas pensando en lo sensible que usted decía es este tema para el funcionamiento y el relacionamiento interno en las cárceles?

JMP: Yo no tengo noticias que vaya a cambiar el sistema; yo creo que el sistema por ahora está funcionando, hay un mecanismo de salud por el cual cuando hay un caso sospechoso se aisla, y se aislan las personas que estaban en su celda, por ejemplo. Eso ha funcionado bien porque como ocurre en otros ámbitos de la sociedad, es frecuente que aparezcan casos sospechosos que tienen que ser atendidos, por ahora todos han dado negativo y este sistema ha funcionado. No se qué determinación tomaran las autoridades yo creo que por ahora es correcto seguir con esto y no descuidando la guardia, sabiendo que la visita tiene que ser lo menos posible, los contactos lo menos posible, la menor aglomeración y el menor contacto. Obviamente hubo un impacto con la caída de las actividades educativas y también laborales, se están retomando de a poco actividades en grupos chicos, pero sin duda que el proceso paralelo que ocurre en toda la sociedad.

 

DM: Bien por último Petit le quería preguntar por la renuncia que ha sido pública en estas horas del encargado de la cárcel de Punta de Rieles, Luis Parodi. ¿Qué importancia tiene para lo que estaba ocurriendo en la cárcel de Punta de Rieles?

JMP: Bueno me ahora me agarra justamente en camino a la cárcel de Punta de Rieles donde estamos armando un taller referente a los derechos humanos, es una unidad que nosotros tenemos en alta consideración, en altísima consideración la unidad y el trabajo que ha desarrollado Luis Parodi. Estamos totalmente al tanto del planteo que él ha hecho también se que él no quiere hacer reclamaciones por horas, está meditando cual puede ser un futuro inmediato y las posibilidades de su tarea dentro de la institución.
Sin dudas es un director absolutamente extraordinario, un educador como creo hay pocos en el país, que ha dado una enorme cantidad de pautas de enseñanzas y un trabajo con las personas, que realmente es un referente.
Creo que tiene mucho para seguir dando y ojalá pueda seguir volcando su experiencia dentro de la institución en un nuevo rol, quizás adecuado a estos tiempos en los que pueda seguir formando gente, dando pautas, dando opinión en temas complejos, no es casualidad que hace más de ocho años está en la misma función, con resultados que han llamado la atención hasta a criminólogos extranjeros y gente muy exigente; no gente que no se le llena los ojos con cuatro cinco actividades sueltas, sino realmente muy exigentes a la hora de ver cuál es el modelo pedagógico, cómo se expresan las relaciones de convivencia, cómo se estructura el orden en el funcionamiento de una cárcel, cuáles son las pautas, cómo es la organización y cuáles son los valores que la mueven.
Así que bueno, me corresponde esperar este silencio que él ha planteado, esta meditación y ojalá pueda seguir en una de las tantas canchas que tiene este trabajo.

 

DM: Petit le agradecemos mucho estos minutos y obviamente seguiremos al tanto o queriendo conocer la información de los diferentes centros.
Un abrazo y gracias.

JMP: Como no; a la orden y muchas gracias.