“ES GRAVÍSIMO LO QUE SE DENUNCIA” Y SE “TENDRÁ QUE DEMOSTRAR EN LA JUSTICIA” PORQUE SI ES ASÍ “ESTAMOS HABLANDO DE DELINCUENTES”
Contacto con Pablo Silva del sindicato del Hospital Vilardebó, 20 de mayo de 2020

La Comisión Interna del Hospital Vilardebó presentó una denuncia penal contra el Frente Antimanicomial por “difamación, injurias y calumnias”. Según explicó Pablo Silva presidente del sindicato en CX36, se presentó la denuncia porque las organizaciones sociales denuncian que hay “tratos crueles, inhumanos o degradantes: ataduras, encadenamientos, sobremedicación, electroshocks, así como otras situaciones frecuentes de violencia institucional y abuso de poder” contra los pacientes. “Y no es así”, aseguró Silva.  Transcribimos la nota que puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-05-21-pablo-silva-hosp-vilardebo

 

La Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (INDDHH) y la Comisión Nacional de Contralor de la Atención en Salud Mental, propusieron en declaración pública y en virtud de la entrada del país en situación de emergencia sanitaria que se avanzara hacia el cierre definitivo del Hospital Vilardebó. A las dos semanas se conoció una declaración del “Frente Antimanicomial” -formado por el Servicio de Paz y Justicia (Serpaj), Radio Vilardevoz y organizaciones sociales que luchan contra las prácticas manicomiales- en la que manifiestan “su absoluto respaldo a la declaración realizada por la Institución Nacional de Derechos Humanos (INDDHH) y la Comisión de Contralor de la Atención en Salud Mental, referida a la imperiosa necesidad del cierre del Hospital Vilardebó en salvaguarda de los Derechos Humanos de las personas usuarias de ese establecimiento, así como los del conjunto del personal de salud que cumplen funciones en dicho hospital. Allí se aboga por el estricto cumplimiento de la Ley de Salud Mental, proponiendo que se concrete la ampliación de la atención a la salud mental en hospitales generales, tanto en el sector público como el privado”. Además señalan que “son de conocimiento público las pésimas condiciones edilicias y sanitarias del hospital y las distintas carencias que impiden una asistencia de calidad para las personas. Varias organizaciones han venido denunciando desde hace años, las prácticas características de las instituciones totales – como el Vilardebó- que son violatorias de los derechos humanos y plausibles de ser consideradas como tortura. Nos referimos a tratos crueles, inhumanos o degradantes: ataduras, encadenamientos, sobremedicación, electroshocks, así como otras situaciones frecuentes de violencia institucional y abuso de poder”.
Agregan que la pandemia, y los contagios en ese hospital, “puso al desnudo esta penosa situación que se arrastra desde hace años y que ahora se ve agravada por el contagio de personas internadas y personal sanitario en dicho establecimiento. Por eso, es imperiosa la necesidad de dar cierre definitivo al Hospital Vilardebó ya que el cerco sanitario efectuado sobre el mismo afecta gravemente las condiciones de salud de las personas internadas, así como sus derechos y los de sus familiares y redes”.

 

Diego Martínez: Estamos en contacto telefónico con Pablo Silva, presidente de la Comisión Interna del Hospital Vilardebó que se plantea una situación además de todas las que vienen atravesando el Vilardebó desde hace mucho tiempo de pedido de presupuesto que no se está dando, pedido de personal que no es el adecuado, situaciones conflictivas con la dirección del hospital, el tema del contagio del Covid que hubo también en el arranque de la pandemia. Se le suma una situación con algunas organizaciones sociales que han planteado algún tipo de denuncia y ustedes han respondido también en la justicia. Esto que denuncian las organizaciones sociales tiene que ver con maltrato, tiene que ver con una especie de tortura que se realiza con pacientes, tiene que ver con cómo se tratan a los enfermos siquiátricos en el Uruguay.
Buen día Pablo. ¿Cuál es la situación que están viviendo allí en el hospital Vilardebó?

Pablo Silva: Buen día, Diego y para toda la gran audiencia de Radio Centenario.
Bueno alguna puntualizaciones para ir remarcando antes que nada, estuvimos como ustedes saben desde los primero días de abril cuando este sindicato salió a denunciar la inoperancia y la negligencia de la pasada Dirección, del pasado Jefe de Departamento de Enfermería, porque eso removió a la pasada dirección y se colocó una Dirección interina en aquel momento teníamos prácticamente más de 40 casos de Covid de pacientes y 24,25 funcionarios que tenían Covid en aquel entonces. Se cambió de timón en el momento justo, hoy en día podemos decir que no tenemos funcionarios contagiados, no hay funcionarios contagiados y se puede decir también que hoy en día apenas son 16 pacientes positivos. Nunca se sabe si está del todo controlado la situación lo que sí puedo decir que la realidad ha cambiado diametralmente a lo que hace un mes atrás y a las proyecciones que se tenían para lo que iba hacer este mes. Que es lo que sucede con todo esto y porque queríamos de repente hacer esta introducción porque como ustedes saben el Frente Antimanicomial -que es un conjunto de organizaciones sociales- que justamente ellos plantean el cierre del hospital Vilardebó a ese cierre hace crear un financiamiento que en el pasado año 2019, donde se puso una meta donde 50 pacientes se tenían que ir tenían que tener su egreso a fines del 2019 con todo lo que marca la ley, que la ley esta -vamos a entendernos que un 95% de los trabajadores estamos de acuerdo con la ley, que habla de una atención integral- que habla de una reinserción social como individuo, como persona es una ley bien redactada y que ojalá de la sociedad y los trabajadores estemos a la altura para generar ese ámbito; para que el paciente, el individuo, pueda reintegrarse.
Pero ellos también marcan que evidentemente tiene que cerrar el hospital.
Y bueno en el marco de esa ley nosotros tenemos esos planteos esas diferencias como tiene que ser, se tiene que hacer con altura, con respeto para todas las partes, y sobre todo con fundamentos sólidos. Porque acá hay que tener fundamentos no es que nosotros nos sentamos y nos cruzamos de brazos y decimos no queremos que cierre el hospital.
No, no queremos que cierre el hospital porque es un centro a nivel nacional de referencia siquiátrica, queremos que cierre el hospital porque hace diez días que por ejemplo tiene  la emergencia saturada y que tenemos otras dificultades que no están preparados para justamente para sostener. Queremos que el hospital siga así, como se hablaba de que se podían saturar las camas de CTI prácticamente están saturadas las camas de salud mental a nivel nacional y nos están un poco más que rogando que por favor el hospital Vilardebó abra, no podemos cerrar porque de este proyecto donde 50 se tenían que ir de alta apenas tres o cuatro pudieron hacerlo lo cual nos muestra que no estamos preparados.

 

DM: ¿Por qué de 50 que tenían que irse solamente se fueron 3?

PS: Y mira lo que nosotros tenemos son informaciones nosotros no estuvimos en ese colectivo que justamente trabajaba eran técnicos verdad que estaban trabajando, nosotros simplemente seguíamos su información si sabemos que la Fundación Manantiales promovía una fundación española quien promovía justamente ese proyecto de egreso bueno ya se fue definitivamente ese proyecto se cayó.
Entonces hoy nos encontramos con que cuando llega el Covid al hospital del Vilardebó que si a un hospital no podía llegar el Covid y nosotros lo dijimos en su momento era justamente al Vilardebó por eso fue como sindicato denunciamos las negligencias que estaban sucediendo adentro del hospital por parte de la Dirección donde no se le daba ningún tipo de recursos materiales prácticamente o eran muy pocos y escasos donde no hay una política como si la había en otros hospitales como a dos cuadras del Vilardebó como el Español o como el Maciel, el Pasteur o como cualquier otro hospital no había una política de protección para el ingreso del virus y eso quedó correspondientemente todo denunciado en papel que es lo que cuenta.
Bueno convengamos que voy al Vilardebó inmediatamente nos encontramos como yo bien lo dije en una entrevista en Caras y Caretas, carroñeros porque en un momento yo creo que lo principal era bueno ver como estaban los pacientes ver que estaba sucediendo con los funcionarios como salimos de este trance tan complicado que es el Covid, salir a pedir como nos dijeron en alguna oportunidad en una reunión, bueno no lo pudimos cerrar por la ley lo vamos a cerrar por el Covid, me parece que es una actitud totalmente carroñera evidentemente. Entonces los funcionarios hemos ido sorteando diferentes obstáculos hasta llegar al punto que lo vemos con este comunicado, un comunicado que saca el Frente antimanicomial donde ya hay cosas que no se pueden permitir donde habla de tratos que desde el Vilardebó sucede tratos inhumanos, que se sobre medica pacientes, que se encadenan pacientes. Entonces si la falta de fundamentos la vamos a compensar con bolazos porque yo quiero decir una cosa bien grave: Si yo mañana se que encadenaron a alguien, que le pusieron una cadena a alguien, yo tengo que hacer la denuncia en la comisaría. Tengo que hacer la denuncia en la seccional.
Si yo se que mañana están sobre medicando que es algo gravísimo, gravísimo porque si se sobre medica es por dos cosas: o por una falta técnica de quien indica la medicación -bueno será un ámbito técnico- o porque algún enfermero está medicando de más porque tiene ganas. Es gravísimo. Una acusación  de ese tipo se tiene que demostrar, se tienen que poner las  pruebas y se tiene que hacer la denuncia correspondiente, porque si estuviéramos frente a un caso de esos, estamos hablando de un caso de un delincuente.
Entonces no pueden salir libremente a enviar un comunicado a la opinión pública diciendo que hay tratos inhumanos, abusos institucionales; o sea hay que tener un mínimo de respaldo un mínimo de fundamentos nos podemos sentar y te puedo respetar tu opinión porque lo querés cerrar me tenes que respetar la mía podemos intercambiar podemos crecer desde el dialogo pero no desde la mentira de la falsedad y decir una sarta de disparates a la sociedad donde nosotros nos tenemos que quedar cruzados de brazos viendo que dicen que se encadena, que se sobre medica, a ver muchachos…
Esto cambió profundamente. Evidentemente que la planta edilicia si está mal y nosotros lo venimos denunciando sistemáticamente hace tres años que si un crecimiento tuvo Asse a nivel país de los hospitales, es justamente lo arquitectónico lo lindo que están muchos hospitales y en el Vilardebó no se puso un mango.
Eso si lo podemos denunciar. Ahora, decir ‘siempre te muestran la misma imagen’, vos ves el Vilardebó ves una pared sin revocar con humedad y un paciente tiradito si esa es la imagen que van a tener del Vilardebó los invito a recorrer muchachos; acá hay enfermeros que dejan la vida, cuando denunciamos que no había agua caliente hace dos años atrás los enfermeros estaban trayendo jaboncitos de sus casas y calentando agua caliente en las jarras eléctricas para bañar a los pacientes. Acá se les festeja los cumpleaños a los pacientes, los 25 de diciembre, los 1° de enero, los que estamos juntos a ellos somos los funcionarios.
A ninguna de estas organizaciones nunca las vi recorrer ni siquiera apoyar nada, entonces genera indignación y se realiza la denuncia, la fuimos a hacer a Fiscalía, pero Fiscalía no estaba tomando denuncia por eso fuimos a la sexta y presentamos junto al doctor Liborio -representante legal nuestro, de la Federación- la denuncia por difamación e injurias y calumnias.

 

DM: Pablo parece haber tres debates que van como en simultáneo: por un lado el tema de las torturas o los apremios físicos o la sobre medicación; por otro lado hospital siquiátrico si o no; y por otro lado, las condiciones de trabajo y las condiciones edilicias y de insumos en el hospital Vilardebó. ¿En alguna de las cosas coinciden con estas organizaciones desde la comisión interna?

PS: Nosotros lo que si creemos a nivel mundo, es que hoy en día se intenta a generar hospitales que sean centros de referencia en cada una de las patologías. Nosotros si creemos que el Vilardebó por mucho puntos se debe fortalecer y se debe sobre todo transformar, hay que tener una transformación como lo marca la ley en el nivel de atención tanto primario como después como la promoción de la salud mental, promoción, prevención de lo que tiene que ver con la salud mental. Eso ya es un trabajo que se tiene que hacer de puertas a fuerza del hospital pero que si pueden hacer a nivel del hospital verdad nos creemos que evidentemente que se tiene que transformar el modelo de atención, pero creemos que tenemos que tener los pies sobre la tierra y que evidentemente hay una gran parte social una masa social que no tienen a donde ir a donde atenderse o a donde caer si tienen una internación y que te den un plato de comida caliente, que te den una internación y que te puedan compensar y que después que ya te puedas ir de alta bien. Y no lo hay.
Recordemos que las mutualistas te cubren un mes; después del mes ya quedas totalmente sin cobertura también estamos hablando de centros manicomiales, lo que son muchos de las mutualistas. Entonces, nosotros creemos que tiene que haber una transformación que tiene que haber un trabajo para reinsertar evidentemente a muchos pacientes en la sociedad para poder prepararlos ya sea darles una preparación, como hace por ejemplo Celdon un trabajo sensacional. Todos los que conocemos Celdon, vemos cómo los prepara,como trabajan, como se superan; eso si es un ejemplo de superación a nivel de los pacientes. Y es un ejemplo de cómo los pacientes terminan saliendo adelante.
Porque yo siempre digo lo mismo. A ver, si mañana a mi me dicen muchachos vamos a cerrar el hospital… ¿Por qué? Y porque en la ley mira no tenemos nuevos pacientes la ley fue tan efectiva que mira bueno ta, ahí lamentablemente cerremos el hospital y no iremos pero si vos me decís que no que me queres cerrar el hospital porque te lo estoy imponiendo porque tal año tiene que cerrar y porque algo que es así; bueno ahí tenemos una diferencia ideológica importante. También yo te estoy mostrando la realidad vos me estas mostrando lo que vos queres o lo que queres hacer, o sea vamos hacer un conjunto de realidad ideal y llevemos a la práctica lo que podemos pero cerrar el hospital porque la ley es buena.

 

DM: ¿Faltó debate previo a la ley para llegar a conclusiones?

PS: Totalmente. Los trabajadores no tuvimos el lugar que teníamos que tener justamente para debatir esta ley yo creo que si nosotros hubiéramos tenido, nos hubiera dado el espacio el cupo que nosotros necesitábamos para manifestar por ejemplo más del 60% de los pacientes se atienden en el Vilardebó a nivel nacional. Algunos de los pacientes que están internados en el hospital en algún momento fueron del interior, lo que genera que no hay una red de contención a nivel nacional.
Los judiciales -que vamos hablar de los judiciales- ¿qué hacemos con los pacientes judiciales si cerramos el Vilardebó? Entonces no se puede libremente y de manera irresponsable salir a decir queremos esto, exigimos esto y porque acá encadenan y torturan es un disparate. Porque sino ya perdemos la seriedad de todo tipo de debate sentémonos seriamente y hablemos lo que tenemos que hablar. No salgamos a decir cualquier disparate por ahí que la sociedad escucha y que obviamente pasan por el hospital y ven las rejas: “pahh mira esto que desastre ahí adentro deben torturar”.
Es lo que te genera por favor muchachos; estamos en el siglo XXI a ver… Algún caso, en algún momento, yo que se no se estoy yendo a la historia, hace 40, 50 años atrás y no sé si puede haber pasado, como ha pasado en cualquier lado. No se, ni siquiera lo tengo presente.
Pero decir que hoy puede pasar una cosa de esas, para mi es una locura. Que hoy puedan atar a un paciente, que lo puedan sobremedicar, hay cámaras, hay recorridas, hay licenciados, hay asistentes sociales, hay médicos, hay médicos de medicina general es una panacea poder decir eso.

 

DM: ¿No hay una denuncia hoy arriba de la mesa desde el punto de vista del hospital con respecto a esto?

PS: Pero claro, nosotros no tenemos absolutamente nada. No hay nada.
En alguna oportunidad se puede denunciar algún hecho con apariencia y después se diluye el caos y no pasa nada. Estas cosas generalmente carácter público cuando sucede algo de esto y si en caso de que suceda en algún momento está bien que se haga la denuncia y nosotros como sindicato somos los primeros en soltar la mano si llega a suceder esto; y somos los primeros en exigir transparencia y justicia para que no se vulnere nunca el derecho de ningún paciente y de ningún trabajador, ni de nadie. O sea, como nosotros, lo han dicho algunos, el mejor sindicato tiene los mejores trabajadores atrás y hacia eso apuntamos siempre.

 

DM: Bien, Pablo con respecto a la sala 11 y a las forma como están algunos de los pacientes que se atienden allí, ¿pueden haber situaciones que puedan lindar con la tortura? Lo que es distinto a plantear que es algo responsabilidad de los trabajadores.

PS: Pero haber hay cámaras por todos lados; la sala 11 es una sala justamente para pacientes judiciales pero hay cámaras por todos lados adentro.

 

DM: Pero la forman como están allí, por lo menos hace un tiempo nosotros estuvimos recorriendo.

PS: No, la sala 11 se remodeló toda en el año 2016, se hizo nueva sala 11.

 

DM: ¿Hoy no hay problemas de hacinamiento allí?

PS: Tanto la enfermería como la propia sala luego del motín del 2016, que fue el motín más grande que hubo en los últimos 10 años, se hizo a nuevo. Está toda nueva la sala evidentemente de que si en algún momento puede tener un deterioro del momento pero la sala esta nueva.

 

DM: ¿Pero no hay hacinamiento?

PS: No. En la sala 11 de ninguna manera. Y en este momento menos todavía, donde tiene una sala con capacidad para 38 pacientes hay 20.
Están buenas estas preguntas porque vamos clarificando muchas cosas, porque son cosas que de repente uno las piensa por que no las conocen y está bueno que me las pregunten y están bueno poder aclarar estas cosas.
Además reitero: Hay cámaras, y además de las cámaras está el servicio de vigilancia, está el servicio de enfermería. Justamente si vamos estrictamente a la sala 11, esta hecha a nueva o sea, evidentemente que si hay cosas que venimos diciendo. A ver cuando te digo que la sala 11 esta nueva te digo que hay salas que tienen camas que son del año 60; es impresentable. Así como te digo eso no te voy a ocultar lo de las ratas, no te voy a ocultar lo de las palomas, claro que si. Eso que tiene que ver con la atención que damos los trabajadores.

 

DM: No claro, eso no es responsabilidad de los trabajadores.

PA: Te digo la realidad, lo que sucede, hay cosas que dependen de Asse que las tiene que hacer que nosotros la hemos denunciando circunstancialmente y es lo que estamos pidiendo que ahí si se tome cartas en el asunto.

 

DM: Por último Pablo, ¿qué posición tiene la Dirección del hospital en esta situación? ¿Ustedes sienten que tiene una mirada parecida a la de ustedes de mantener el centro, como centro de referencia?

PS: Yo personalmente solo tuve un encuentro con el (ministro) doctor (Daniel) Salinas.
El doctor Salinas trabajo en el Vilardebó durante años, conoce el Vilardebó, con él Ministro de Salud Pública en lo personal tuve un encuentro por allá por febrero estuvo con la Federación (de Funcionarios de Salud Pública, FFSP) antes que ellos asumieran previo a toda esta pandemia. Ahí se tocó el tema de salud mental, donde yo entiendo que no había intenciones reales de cerrar el hospital.
Luego de todo esto si lo hablamos con el presidente de Asse, con Leonardo Cipriani, de manera más extensa y también nos manifestó lo mismo, que primero que la realidad económica dar cumplimiento a cada paso de la ley lamentablemente es una panacea, que hoy en día es muy difícil por algo se financió ese proyecto que 50 se tenían que ir de alta y no se pudieron ir, creo que 5 o 6 por lo que nos decía la realidad de todo esto, lo que marca que evidentemente se tiene que fortificar, se tiene que transformar y nosotros como trabajadores vamos a presentar un proyecto para que las mejoras sean no de manera instantánea, pero rápidas. Y después en lo otro se comience a trabajar a nivel estructural. ¿Bueno qué es lo que queremos? Hoy tenemos 300 pacientes internados, vamos a mejorar, vamos a transformar, queremos tener 50 en el sector de mujeres, 50 hombres, la emergencia fuerte y tener el sector de seguridad. O sea, tiene que haber un proyecto, un plan, para el hospital del Vilardebó, que eso es lo que venimos reclamando los trabajadores.

 

DM: Nuestra idea es esperar que dice la justicia ustedes ya lo han presentado y la justicia determinará si eran ciertas o no estas denuncias que realizaron estas organizaciones.
Y conocer también  el proyecto que esas organizaciones están planteando para el cierre, cuáles serían las alternativas.

PS: Pero totalmente.
Esa tiene que ser la línea, la línea del diálogo, la del respeto, la de poder debatir justamente con proyectos reales. Nosotros justamente ahora lo que más dice la Ley de Salud Mental habla de las casas a medio camino, a nosotros con lo que pasó con las casas de ancianos y nos genera una preocupación tremenda.
No queremos tener más casas de ancianos, pero que ahora llegan de medio camino y que suceda las misma negligencia que estuvo sucediendo en estas casas. Todas estas cosas son cosas para debatirlas, para poder hablarlas, para buscar una solución para que el verdadero beneficiado sea el paciente. Entonces hay mucha cosas para debatir, una gran preocupación nos generó a nosotros con las casas a medio camino, cuando hacemos un paralelismo con las casas, justamente de los residenciales de ancianos, entonces queremos saber cuáles son las garantías de que no va a suceder lo mismo, que va a estar controlado. Porque ahí si se acaba de denunciar que se vulneraba rotundamente los derechos humanos de esos viejitos, entonces queremos mañana cerrar el Vilardebó y encontrar 30 geriátricos parecidos con solamente denominados casas de medio camino. Para eso es bueno el diálogo, para eso es bueno saber cuál es el plan, cómo lo van a hacer; o sea por eso, hay que sentarse y dialogar y me parece perfecto que se haga eso, que se llame, uno escucha a uno, uno escucha al otro y de las diferentes ideas sale la construcción.

 

DM: Muy bien Pablo, te agradecemos mucho este contacto y vamos a seguir al tanto. Te pedimos que cualquier información que surga nos las hagan llegar ustedes como trabajadores del hospital. Un saludo y gracias.

PS: Como no cálido abrazo. Muchas gracias para todos.