IMPONEN CAMBIOS EN CONTRATACIONES QUE PRECARIZAN EL EMPLEO DE MÁS DE 100 TRABAJADORES
Contacto con Julio Capelán de Programas Etaf, 23 de mayo de 2020

“Hay un recorte importantísimo en el salario, en el cambio de la modalidad de contratación, porque uno de los requisitos es ser contratado a través de unipersonales por el término de 6 meses” lo que implica “una pérdida de beneficios importantes”, dijo en CX36 la psicóloga Julia Capelán integrante de los Programas Etaf (Equipos Territoriales de Atención Familiar) que trabajan con familias en situación de pobreza. “Abordamos una serie de temáticas muy complejas y bien variadas, porque el denominador común de todas estas familias es la pobreza estructural”, explicó la psicóloga Capelán que trabaja en el Programa ‘Cercanías’ en el marco del convenio que tiene la Ong ‘Vida y Educación’ con el Mides. Entonces, esos “cambios en los criterios de contratación” afecta a más de 100 trabajadores que realizan “un trabajo altamente especializado” y que ven “precarizarse su fuente de empleo”, señaló. Capelán explicó que se trata de 22 dispositivos en convenio con Mides y 23 con Inau, pero el Programa culmina el 31 de mayo y a partir de ahí caen todas las prestaciones que se les da a estas familias. Transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-05-23-julia-capelan-soca

 

María de los Angeles: Estamos en contacto con Julia Capelan de Interetaf vamos a explicarles ahora que quieren decir todas estas siglas. Buen día Julia.

Julia Capelan: Buen día Angeles, muchas gracias por permitirnos compartir nuestra opinión acerca de lo que está sucediendo con los programas Etaf –que significa Equipos Territoriales de Atención Familiar- trabajamos con las familias como sujeto de la intervención. Esto implica que abordamos una serie de temáticas muy complejas y bien variadas, porque el denominador común de todas estas familias es la pobreza estructural que viene a complejizar toda otra serie de cuestiones que también abordamos y que se vinculan con el acceso a la alimentación, que es uno de los temas pero no es único porque con frecuencia evidenciamos dificultades para el acceso a la atención en salud, dificultades para propuestas educativas al acceso de prestaciones que provee al estado acceso al empleo, situaciones de violencia.

 

MAB: La vivienda también deber ser un tema.

JC: La vivienda es un tema central, central, se interviene con todas las franjas etarias pero el 52% de las personas que atendemos son personitas o sea son niños, niñas y adolescentes.

 

MAB: Julia viste que nosotros decíamos de hablar de las siglas pero también hay conceptos que conviene refrescar. ¿Qué quiere decir pobreza estructural, de qué pobreza hablamos?

JC: Bueno sin duda estamos hablando de una pobreza material pura y dura.
El acceso a la vivienda es un efecto como tu bien señalabas en las familias con las cuales nosotros trabajamos, el tema de la vivienda es una cuestión central; el acceso al empleo es otro y te pongo un ejemplo: ninguna de estas familias vive exclusivamente de estas prestaciones que le provee el Estado. Porque a veces existe esa fantasía de que el acceso a la tarjeta Uruguay social garantiza el 100% del acceso a la alimentación y no es así, todas trabajan de manera informal en general; entonces ahora en el marco de esta crisis sanitaria se evidenciaron las dificultades, yo te diría casi en el acto.
Mira, el 13 de marzo estábamos reunidos en el marco del Interetaf que es un espacio en el cual participamos organizaciones de la sociedad civil y cooperativas que implementamos estos programas y nos enteramos que surgían los primeros casos; el lunes ya se estaban evidenciando las dificultades en el acceso de de alimentación porque se cortó inmediatamente el acceso a las fuentes de empleo de estas familias. Y después cuando empezaron a mermar la atención en los servicios por el aislamiento, fuimos el único Programa que mantuvo las guardias en el territorio y que dio respuestas ante la emergencia.

 

MAB: ¿Ustedes trabajan Julia con organizaciones barriales esto es a través del Mides o del Inau verdad?

JC: Exacto, si, son 22 dispositivos que convenían con Mides y 23 convenios con Inau porque es un Programa de Cogestión, de todas maneras el Programa culmina el 31 de mayo y a partir de ahí caen todas las prestaciones que provee el Inau para estas familias y que acceden a través del convenio de cercanía digamos.

 

MAB: ¿Cómo llegan ustedes a la gente, con qué tareas concretas? Para darle un ejemplo a los oyentes ustedes van a la casa de la gente ¿qué cosas hacen y qué cosas no van a tener las familias si ustedes no están ahí presentes?

JC: Bueno, esto es bien interesante.
Antes que nada las organizaciones tienen un acumulado de décadas en los territorios y en los barrios, que no comienzan con la implementación de este Programa; tampoco el trabajo de los técnicos que hemos tenido en muchos casos la oportunidad de tener un mismo recorrido, en un mismo territorio. O sea que muchas de estas familias las conocemos de mucho tiempo a lo largo de todo este tiempo se han establecido vínculos acuerdos de trabajo asentados yo te diría en el respeto en el afecto en la confianza y eso es lo que ha posibilitado que nos abran paulatinamente las puertas de sus casas. Los acompañamientos se vinculan con diversas cuestiones desde el acompañamiento para acceso a trámites que a veces son muy complejos y las dificultades en el acceso a veces no solo son materiales sino también simbólicas entonces es necesario un acompañamiento en la cercanía eso es lo central.

 

MAB: Lo que hacían las asistentes sociales.

JC: Claro, los equipos están integrados por profesionales de diversas áreas ahora con la culminación de este convenio hay algunos compañeros que no pueden acceder a los nuevos llamados porque no está comprendida su formación y se han cambiado los criterios de contratación. Hay unos cuantos compañeros que se van a quedar sin poder acceder o que quedaron porque ya se procesó este llamado sin poder acceder a los nuevos llamados. Pero si hay trabajadores sociales psicólogos, psicólogos sociales, trabajadores de la salud.

 

MAB: Aparte de las familias que van a quedar sin este acompañamiento de ustedes acá hay un problema de fuentes de trabajo también. ¿De cuántos trabajadores estamos hablando?

JC: Estamos hablando de más de 100 trabajadores que, de haberse presentado al llamado, lo que iban a ver disminuido seriamente, por ejemplo, el salario. Hay un recorte importantísimo en el salario en el cambio de la modalidad de contratación, porque uno de los requisitos es ser contratado a través de unipersonales por el término de 6 meses hay una pérdida de beneficios importantes hay unos cambios en los criterios de contratación y estamos hablando de un trabajo altamente especializado. No sólo por la formación esto es importante destacarlo sino por la experiencia que uno ha ido generando a lo largo de todos estos años con temática de altísima complejidad entonces bueno al precarizarse la fuente de empleo también digamos disminuye la calidad de respuesta porque a este tipo de llamado se presenta gente que no tiene prácticamente experiencia o conocimiento de lo que es el trabajo con estas familias.

 

MAB: ¿Y el llamado ya se hizo?

JC: El llamado si se hizo porque en realidad ya había habido un llamado a inicios del año hacia fines de enero y ese llamado fue suspendido porque lo que nos explicaron fue que el ministerio entrante quería aplicar una serie de modificaciones nunca supimos bien de que se trataba esas modificaciones pudimos acceder a través de la prensa algún comentario escueto sin mucha argumentación ni criterio técnico pero no hemos podido acceder a esa información porque hemos solicitado en reiteradas oportunidades entrevistas y no recibimos ningún tipo de respuesta. Estos cambios que no sabemos de que se trata se están implementando de espalda a los actores que intervienen en la implementación del programa y sin duda que se están realizando de espalda a las familias porque las familias tampoco se les consulto acerca de estos cambios, acerca del recambio arbitrario de técnicos y del recorte de los beneficios.

 

MAB: Esta muy extendido esto son 22 convenios con organizaciones de la sociedad civil y cooperativas y 23 por parte de Inau. ¿Esto abarca a todo el país o es en algunos departamentos?

JC: Abarca todo el país en algunas zonas las familia viven muy aquejadas de los servicios digamos esto yo devuelta lo remarco porque hay una cuestión que tiene que ver con la accesibilidad y eso ya no es solo una dificultad al acceso material sino simbólico, por eso la metodología de cercanías es bien importante para abordar este tipo de situaciones.

 

MAB: ¿Bueno y qué va a pasar ahora, que van a hacer ustedes? Ustedes tienen un espacio Interetaf donde están todos los que tienen que ver con estos equipos.

JC: En realidad, ese espacio está conformado por organizaciones civiles con cooperativas y nosotros lo entendimos siempre como una herramienta de participación y de aporte. Los aportes se vinculan fundamentalmente de un acumulado de décadas de trabajo en los barrios junto a las familias, las redes institucionales y comunitarias. Nosotros lo que decimos es que el gobierno tiene la prerrogativa de aplicar las modificaciones que crea conveniente pero nos parecería sensato que tuviera en cuenta los aportes porque todos hemos ido aprendiendo sobre los aciertos y los errores. Nosotros hemos realizados aportes acerca de las cuestiones que no funcionan todas las políticas son perfectibles digamos no pero bueno vuelvo a remarcar que estos cambios se están generando de espaldas a los actores que tienen un acumulado que tienen experiencia en el vínculo con estas familias. Y bueno que se genere esto en el marco de la crisis brutal que estamos viviendo porque sin duda esto es de una gran repercusión para los trabajadores pero también para las familias.

 

MAB: Interesante cuando vos decías al principio que no es solo la alimentación cuando uno ve vos prendes un televisor son canastas para acá canastas para allá es todo canastitas bolsitas gente acarreando mercadería ¿pero no es solo eso no?

JC: Exacto, claro por eso yo lo subraya porque en realidad eso es una primera respuesta nosotros también evidenciamos una dificultad importante el acceso a la alimentación con esta crisis pero ¿qué va a pasa a continuación?
Los cambios que se procesan en ese sentido van a tener que dar cuenta como intervenimos y como atacamos este problema y eso no se resuelve con canastas que además en muchos casos no son suficientes, nosotros hemos tenido que complementar.

 

MAB: Bueno, nosotros quedamos a las órdenes para difusión o para lo que ustedes necesiten.

JC: Muchísimas gracias, agradecemos verdaderamente el espacio y nosotros también quedamos a las ordenes.