“HAY QUE REIVINDICAR AQUEL ESPÍRITU DE AUTONOMÍA, DE CORAJE, PARA ELEGIR EL CAMINO DE LA LIBERTAD Y LA INDEPENDENCIA”
Contacto con el Profesor Felipe Pigna desde Argentina, 25 de mayo de 2020.

El 25 de mayo se conmemora el Día de la Patria en Argentina,  recordando el primer gobierno criollo con la formación del Cabildo de Buenos Aires de 1810. Con el fin de contextualizar los hechos históricos, el significado que tienen hasta hoy y la importancia de la denominada Revolución de Mayo, Radio Centenario contactó al historiador y escritor, Felipe Pigna. “Creo que se tiene que reivindicar este espíritu de autonomía, de coraje, que tomaron una decisión tan importante en un contexto tan desfavorable como el que teníamos en ese momento y elegir el camino de la libertad y la independencia”, dijo. También destacó la importancia de “recordar a Moreno porque además uno ve similitudes en lo que va a ser Artigas después; los planes que plantea Moreno tienen mucho que ver con lo que va a hacer Artigas en la Banda Oriental y en nuestro país”, subrayó. Transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-05-25-prof-felipe-pigna-argentina

 

Diego Martínez: Bueno, recibimos con muchísimo gusto vía telefónica a  Felipe Pigna, historiador, profesor, con una larga trayectoria en Argentina, para hablar justamente sobre este 25 de mayo, fecha patria en Argentina.
Antes que nada, bienvenido y buenos días. ¿Cómo estás, Felipe?

Felipe Pigna: Buenos días. ¿Cómo les va, cómo andan?

 

DM: Lo primero que queremos saber es esta fecha qué importancia tiene en todo el proceso revolucionario, sabemos que es el comienzo, ¿pero quién gana un 25 de mayo de 1810? ¿Gana un proyecto independentista, gana un proyecto de defensa de Fernando VII, los conservadores, los más revolucionarios?

FP: No, creo que gana en un principio el proyecto independentista donde Fernando VII es simplemente una excusa porque estaba preso de Napoleón, con nulas posibilidades de regresar al trono por el momento, lo va a hacer recién 4 años después. Con lo cual los patriotas evalúan -como lo harán muchos otros en otras ciudades de América Latina- que lo más conveniente para desconocer el Consejo de Regencia -que sí era un organismo vigente en España, un organismo ultraconservador que quería plantear la rápida reconquista de estas colonias- era decir que eran fieles a Fernando lo cual no tenía ningún costo político en absoluto, porque Fernando no estaba y en esa afirmación se estaba negando el reconocimiento al único poder existente en España que era el Consejo de Regencia.
O sea que esto fue lo que se llamó en su momento ‘la Máscara de Fernando’ que era calmar a las potencias europeas, particularmente a Gran Bretaña.
Hay que recordar, como bien saben, que teníamos al imperio portugués como vecino, se había dado el traslado de la corte portuguesa en 1808 (1) después de la invasión de Napoleón.
Portugal era una doble amenaza porque además estaba vinculado por razones familiares a los borbones españoles, Carlota Joaquina era la esposa del rey Juan. Y además, Gran Bretaña era el segundo apostadero naval más fuerte después del Reino Unido que estaba en Río de Janeiro, moviendo los hilos de la política y presionando fuertemente para que no declaráramos la independencia. Ahí la demora que va a terminar en 1815 con la caída de Napoleón, porque como Inglaterra era aliada de España presionaba mientras tanto para que eso no ocurriera y una vez pronunciada, tenía Napoleón ahí como una luz verde para que esto pase y por eso tenemos esas dos declaraciones: la de José Gervasio Artigas en 1815 y la de Tucumán en 1816, en un contexto distinto, diferente, que se da en ese momento.
Entonces, en un principio ganan los revolucionarios pero, lamentablemente, a partir de diciembre, con el alejamiento de Juan Manuel Morelos, van a ganar los conservadores y ahí vendrá otra etapa de la revolución mucho más compleja, mucho más dura, donde van a empezar a pasar cosas con las que muchos por supuesto no acordamos en Argentina y me imagino que en Uruguay tampoco.

 

DM: Sí, tenemos mucho en común, esa historia nos pertenece también de alguna manera, estamos muy ligados. ¿Cómo era la sociedad argentina de ese momento, quiénes ostentaban el poder y cómo se distribuyó después el mismo?

FP: Bueno, el poder estaba obviamente muy concentrado en pocas manos. Había dos sectores fundamentalmente poderosos que eran los comerciantes importadores españoles -los Álzaga, los Martínez de Hoz, todas estas familias que iban a tener luego una larga carrera en la historia argentina- eran los tipos que tenían el privilegio del Congreso con Cádiz. Recordemos que había un comercio monopólico, que cualquier producto que ingresara al Río de la Plata venía intermediado por España -que no producía absolutamente nada sino que sólo intermediaba- la mayoría de los productos eran ingleses, franceses y demás.
Y por otro lado estaban los terratenientes exportadores, la burguesía terrateniente porteña, que eran los mismos apellidos en algunos casos que pretendían vivir de sus intereses pero había sí un sector criollo que pugnaba por la libertad de comercio porque no quería seguir soportando el régimen colonial.
O sea que su interés en las revolución estaba simplemente en lo económico, por eso cuando se produce la Revolución y se ratifica la libertad de comercio que ya había planteado (Baltasar Hidalgo de) Cisneros poco tiempo antes, abandonan a los sectores revolucionarios y comienzan a apoyar a (Cornelio) Saavedra, como para garantizar que esto sea simplemente un cambio de mando pero no un cambio de régimen económico. Es decir, con la sola manifestación o ratificación del comercio libre que ya había establecido Cisneros en 1809.
Así que creo que esos son los dos grupos más poderosos que estaban en pugna en ese momento, no hay una burguesía nacional que apoye el proyecto revolucionario de los Belgrano, de los Castelli y de los Moreno, y por eso ese sector va a caer derrotado en diciembre, con la maniobra de los saavedristas. Él plantea la incorporación de los Diputados del interior, que en realidad es una maniobra, suena federal pero no es así, porque estaba planteado que esos Diputados tenían que incorporarse a un Poder Legislativo y Saavedra los incorpora al Poder Ejecutivo liderando mayoría y logrando la exclusión de Mariano Moreno.
Moreno lo que planteaba, que no era para nada unitario, en lo absoluto. Era que esos Diputados se incorporaran a un Poder Legislativo para que desde ahí impulsara una Constitución cosa que él decía que si no ocurría iba a demorar mucho e iba a dejar al país en un estado de ilegalidad, cosa que ocurrió por supuesto durante muchísimos años.

 

DM: Y hoy ¿debería festejar el pueblo argentino en relación a esta fecha? ¿El pueblo de hoy qué debería reivindicar de esa fecha?

FP: Yo creo que tiene que reivindicar este espíritu de autonomía, de coraje, que tomaron una decisión tan importante en un contexto tan desfavorable como el que teníamos en ese momento y elegir el camino de la libertad y la independencia. Creo que eso es lo que se reivindica en su momento.
Creo que es muy importante recordar a Moreno porque además uno ve similitudes en lo que va a ser Artigas después; los planes que plantea Moreno tienen mucho que ver con lo que va a hacer Artigas en la Banda Oriental y en nuestro país. La Liga de los Pueblos Libres (2) que abarcó gran parte de lo que hoy es Argentina. Corrientes, Entre Ríos, parte de Córdoba, el territorio artiguista en aquel momento que yo lo considero un personaje que compartimos con ustedes, no para disputárselos de ninguna manera, sino para compartirlo porque tuvo muchísimo que ver con nuestra historia también. Un hombre importantísimo en la historia argentina.

 

DM: Te agradecemos muchísimo este breve contacto pero con mucho gusto claramente para nosotros y como primero quizás para más adelante poder conversar un poquito más de la historia argentina que a nosotros nos interesa mucho porque, como te decía, está muy ligada a nuestra historia también, de alguna manera nacimos del mismo vientre.

FP: Yo creo que es muy importante, creo que tendríamos que hablar mucho más para sacar malos entendidos porque tenemos muchísimo más en común de lo que suponemos, me parece que es muy importante ese diálogo, sin ninguna duda.
Un abrazo muy grande de acá al querido pueblo oriental.

 

Notas
(1) El traslado de la corte portuguesa a Brasil fue un episodio en la historia de Portugal y Brasil donde la familia real lusitana, encabezada por la reina María I de Portugal y el príncipe regente el futuro Juan VI de Portugal junto con toda la corte establecida en Lisboa (cerca de 15 000 personas entre civiles y militares) huyeron a la colonia portuguesa de Brasil en 1808 para escapar a las tropas de Napoleón Bonaparte que penetraban en Portugal. De hecho, la sede de la Casa de Braganza quedó en Río de Janeiro desde enero de 1807 hasta abril de 1822.

(2) La Liga Federal, también conocida como Liga de los Pueblos Libres o Unión de los Pueblos Libres, fue una confederación de provincias aliadas. Fue liderada por José Gervasio Artigas, gobernador de la Provincia Oriental, quien asumió el título de ‘Protector de los Pueblos Libres’.