“ES MUY GRAVE LO QUE ESTAMOS VIVIENDO EN BRASIL PORQUE HAY UNA MILITARIZACIÓN DEL GOBIERNO”
Contacto con Jair Krischke desde Brasil, 25 de mayo de 2020.

 

“Ss muy grave lo que vivimos en Brasil, es muy grave porque hay una militarización del gobierno, esto es malo para nosotros y para los militares también, porque se están metiendo en un gobierno que es una tragedia. ¿Por qué? Porque Bolsonaro es un tipo absolutamente despreparado para cualquier cosa”, dijo el activista por los Derechos Humanos, fundador del Movimiento de Justicia y Derechos Humanos de Brasil; el doctor Jair Krischke desde Brasil en contacto con CX36. Añadió que Bolsonaro “en este momento no tiene partido político, en la medida en que no hay ningún soporte para su gobierno va metiendo militares, para tener algún sector que lo apoya. Por esto no es bien así, no hay unanimidad en el medio militar”. Transcribimos esta nota que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-05-25-jair-krischke-brasil

María de los Ángeles Balparda: La verdad que muy contentos de poder abordar el tema Brasil con Jair Krischke, un hombre como vos decías de la lucha por los derechos humanos de todos los tiempos, lo hemos visto batallar en todas las etapas.
Lo primero es darle los buenos días. ¿Cómo estás Jair?

Jair Krischke: Buenos días, querida, un gusto enrome hablar contigo y con todos nuestros oyentes

 

MAB: Bueno, Jair, hay mucho para hablar de Brasil pro queríamos, además de que todos somos espectadores de lo que está pasando allí con la enfermedad, con el Covid-19, con Bolsonaro, la forma que tiene de actuar sobre el tema el presidente Bolsonaro, también las cosas que están sucediendo en Brasil simultáneamente.
En particular ese gobierno de Bolsonaro con tanta presencia de militares y con un trabajo pareciera buscado por el propio Bolsonaro y quienes lo acompañan, que va a llevando a una especie de militarización del gobierno ¿no? No sé cómo lo ves vos

JK: Bueno, es un problema gravísimo. Es tan grave, para que la gente pueda entender lo que pasa en Brasil, mira, en este gobierno de Bolsonaro hay más militares que en cualquier tiempo de dictadura de Brasil. Ningún gobierno de dictadores de Brasil tuvo tantos militares al rededor del poder. Es impresionante.
Es tan impresionante, claro, el tema de la pandemia que es un tema gravísimo y en Brasil está muy mal la cosa, el Ministerio de salud e este momento está bajo el mando de un general paracaidista.
Y además este general paracaidista, ahora en los últimos días llevó 70 militares para el Ministerio. Mire qué disparate, ¡qué disparate!
Claro, sabes que en las Fuerzas Armadas hay generales médicos, y yo te estoy diciendo que el ministro de Salud es un general paracaidista.

 

MAB: ¡Increíble!
Pero además, Jair, que ya dos ministros de Salud renunciaron y ahora renunció el secretario de vigilancia del Ministerio de Salud de Brasil, que dice que era el máximo responsable de la política de combate al coronavirus en Brasil y que se va de su cargo, que es un golpe fuerte también. Pero mientras tanto van ingresando los militares.

JK: Sí, exactamente. Ahora en los últimos días fueron siete coroneles y tenientes coroneles, la semana pasada.
Ahora, esto que observas con la salida de quien coordinaba las acciones, que es un especialista, es uno de los más importantes especialistas, no sólo de Brasil sino del mundo, y que se fue. Se fue porque no puede aguantar esta postura del presidente, porque es del presidente el tema, que quiere combatir el coronavirus con esta medicación hidro...

 

MAB: Cloroxina, sí.

JK: Exactamente.
Y claro que en el mundo todo se sabe que no funciona, que esto no sirve para nada y Bolsonaro insiste con esto, insiste con esto.
Y esta persona que es un tipo muy capaz, se fue también.

 

MAB: Wanderson Oliveira es.

JK: Sí, y el prejuicio es nuestro, porque también los dos ministros de Salud que se fueron, se fueron por esto, por no ponerse de acuerdo con lo que quería Bolsonaro.
¿Y qué hizo ahora la semana pasada? Hubo una decisión gubernamental para que se recetara esta medicación, se publicó en el diario oficial sin firma, nadie quiso firmar esta locura.
Entonces, es muy grave lo que vivimos en Brasil, es muy grave porque hay una militarización del gobierno, esto es malo para nosotros y para los militares también, porque se están metiendo en un gobierno que es una tragedia. ¿Por qué? Porque Bolsonaro es un tipo absolutamente despreparado para cualquier cosa.
Entonces, en este momento no tiene partido político, en la medida en que no hay ningún soporte para su gobierno va metiendo militares, para tener algún sector que lo apoya. Por esto no es bien así, no hay unanimidad en el medio militar

 

MAB: Claro, por lo que estábamos leyendo hay toda una línea de Bolsonaro frenando lo que sea control, identificación de armas y municiones. Bolsonaro va contra el instituto del desarme, aumentó la cantidad de municiones que se pueden comprar, que va a comprar Brasil, pasó de 50 a 5.000, eso es lo que pueden usar. Y se autorizó la compra de más de 2.000 millones de balas por año, que según los que los han estudiado, esto da casi 6 millones de disparos por día.
Esto fue lo que quiso hacer pero parece que lo frenaron.
¿Cuánta libertad tiene él para actuar con esta forma de encarar el Estado?

JK: Bueno, me parece que con la exhibición del video de la reunión ministerial, esta trágica del 22 de abril, ahí se tiene un dato que es importante pensar sobre ella. Cuando él repite, mire cómo es la vida, repite lo que un día dijo Mussolini, que solamente un pueblo armado puede garantizar la democracia. Es una copia exacta de lo que dijo un día Mussolini.
Bueno, entonces, se sabe que Bolsonaro y sus hijos tienen un vínculo muy grande con las milicias de Río de Janeiro, y esto es algo muy importante. Es un sector clandestino y armado, ahora va a permitir que la población se arme y hay todo un trabajo, hoy por la mañana recibí un video que hace parte de estas medidas que Bolsonaro de una manera anónima está allí, que es incitar la población, armarse, por esto que se tiene que licenciar la posibilidad de la gente de comprar esta cantidad de balas. Porque son movimientos en la misma dirección, armar la gente, posibilitar a que compren balas, incitar el odio contra la izquierda, el odio contra las instituciones, el Parlamento, la Suprema Corte, está en esto.

 

MAB: Sí, leímos la semana pasada que había una especie de campamento de gente armada, que son estas milicias seguramente que vos decís, y estaban en la explanada de los Ministerios allí instalados.
¿Quiénes son? ¿Qué gente es la que hace esto? ¿Son militares ellos mismos o no?

JK: No, no son militares, no son militares pro son gente vinculada a estas milicias. En verdad son criminales que están ahí reunidos, son extremamente violentos y están ahí en la plaza de los tres poderes, estaban ahí hasta la semana pasada porque hay un grupo que se dice de izquierda, fue a ahí, se pelearon y los echaron.
Incluso se fue a la Justicia para sacarlos de ahí, la Justicia entendió que no, que había la libertad de manifestación, muy problemática la cosa pero los echaron de ahí. Gente armada y liderados por una mujer, una joven, con un discurso de ultrísima derecha. Entonces, es preocupante porque, mirá, tenemos el problema de la salud pública gravísimo, tenemos un problema institucional también muy grave.
En Brasil estamos viviendo una situación muy preocupante, si me preguntas lo que va a pasar te digo honestamente que no sé, no sé qué puede pasar

 

MAB: Claro.
Ahora, algunos opinan que sobre esta presencia cada vez mayor del poder militar dentro del gobierno, asumiendo los cargos como vos decías, es no tanto por ideas sino como por dinero, porque cobran mucho dinero, tienen acceso a mucho dinero.
¿Es así?

JK: Yo te diría que así, hace un par de días el ex presidente de Brasil Fernando Enrique Cardoso, hijo de generales, su padre fue un general, dijo al diario "Folha de Sao Paulo", que es de los principales diarios de Brasil, dijo que los militares cuando llegan a ascender a funciones en el gobierno cobran el doble, sus sueldos se duplican. "¿Y a quién no le gusta ganar muy bien?" -palabras de Fernando Enrique.
Que el poder este, estar vinculado al rededor del poder, además de poder cobrar muy bien les da una sensación de ejercicio de poder, y esto encanta a la gente. Esto lo dijo Fernando Enrique Cardoso hace un par de días.
¡Y claro, tiene toda la razón del mundo! Claro, porque cobran el doble, cobran como militares y además por ejercer una función civil

 

MAB: Ahora, vamos dando la vuelta y tenemos necesariamente que preguntar si se toca esto en algún momento con los temas de corrupción que ha tenido Brasil, con denuncias graves que llegaron hasta el máximo lugar de gobierno, que ha pasado por un partido político, por el otro, como que no queda nadie afuera, los militares querrán ser parte de esto...

JK: Esta gente que hoy está en el poder y que habla mucho de corrupción, parece que olvida y que no tienen la más mínima honestidad intelectual de decir que nunca Brasil fue tan corrupto como durante los 21 años de dictadura. Sabe que todas estas empresas que estaban metidas en la corrupción de los gobiernos del PT.
Vamos a hablar claramente, todas estas empresas como Odebrecht, todas crecieron y se desarrollaron muchísimo durante la dictadura, esta es la verdad. Esta práctica de corromper el gobierno, esto viene desde la dictadura.
Y claro que en los gobiernos del PT hubo una facilitación porque la gente metió mucha plata en el bolsillo.
Acá en Brasil ahora empieza a aparecer un sector que dice, no, no hubo corrupción. ¿Cómo que no? Si ya devolvieron a Petrobras miles de millones. Entonces, no, no es verdad, hubo corrupción en los gobiernos del PT, pero no fueron solamente ellos, la dictadura fue muy corrupta.
Y ahora, ayer domingo, en un importante programa de televisión de Brasil, este ex juez Sergio Moro el periodista le preguntaba las razones por las que está saliendo del gobierno. Y dijo, porque el gobierno Bolsonaro, Bolsonaro me prometió el combate a la corrupción y me di cuenta que no tiene el más mínimo interés en combatirla. Esto fue ayer a la noche, cuando la figura emblemática de la lucha contra la corrupción, Sergio Moro, dijo solemnemente que este gobierno no tiene el más mínimo interés en combatir la corrupción. La situación es esta ¿no?

 

MAB: Sí, y Sergio Moro que ha sido una figura muy emblemática en todo ese proceso que se supone que era de lucha contra la corrupción, se hizo su figura en torno a eso

JK: Exactamente.
Y como ministro de la Justicia de Bolsonaro dijo solemnemente también salí entre otras cosas porque no hay ninguna intención de combatir la corrupción.
Entonces, mira qué tragedia, este tipo llega al gobierno con un discurso muy fuerte en contra de la corrupción, haciendo el poder y como dice Moro, no tiene el mínimo interés en combatir la corrupción.
Y cuando un gobierno no tiene interés en combatir la corrupción, s porque tiene interés en que la corrupción marche suelta

 

MAB: Claro.
Bueno, Jair, no sé si vos querés agregar algo más.

JK: No, apenas decirte que lamentablemente a nosotros los brasileros nos toca vivir un momento muy preocupante, porque son las instituciones las que están en un riesgo muy grande. Y cuando las instituciones empiezan a temblar, la democracia también está en situación de una crisis profunda.
Entonces, esta es la situación que vivimos nosotros, la eminencia de una tragedia lamentablemente.

 

MAB: Te agradecemos mucho Jair, te mandamos un abrazo

JK: Otro para ustedes, siempre es un gusto compartir y estar ahí con los oyentes de la Centenario, un abrazo fuerte para ustedes.