CROTTOGINI: UN CIENTÍFICO DESTACADO, PERO SOBRE TODO UN MAESTRO DE MORAL E IDEOLOGÍA DE IZQUIERDA
CX36 recuerda y reivindica la trayectoria política ideológica del doctor Juan José Crottogini, 27 de mayo de 2020

Maria de los Ángeles Balparda: Vamos a recordar hoy al doctor Juan José Crottogini en un nuevo aniversario de su nacimiento vamos a escucharlo, vamos a escuchar su voz.
Pero recordemos que fue fundador del Frente Amplio, fue vicepresidente del Frente Amplio hasta que murió, fue uno de los tres que integraban la fórmula para las elecciones la primera vez que el Frente Amplio se presentó en el ’71, que era Seregni- Crottogini – Villar.
Candidato a Intendente, también, fue pieza clave durante la dictadura para mantener el funcionamiento de la Mesa Política del Frente Amplio en la clandestinidad, integró la fórmula presidencial de 1984, a la salida de la dictadura junto a José D' Elía.
Y cuando renunció (Líber) Seregni a la presidencia del Frente Amplio, en agosto de 1996, él se puso el Frente Amplio al hombro, haciendo una dupla inolvidable, muy productiva con su entrañable compañero de ruta y amigo, el general Víctor Licandro. Eran los dos, salían en aquel Volkswagen, de la sede del Frente Amplio entraban y salían los dos juntos. Una dupla realmente impresionante.
Pero vamos a escuchar la voz de Crottogini, lo que dijo en 1996 cuando se hizo un Plenario Nacional del Frente Amplio, después de la renuncia de Seregni a la presidencia del Frente Amplio.
Hay que recordar que Seregni renunció el día que se festejaba el 25 aniversario de la fundación del Frente, en un acto que se hizo frente a la Estación Central de AFE y de una manera sorpresiva, cuando se estaba discutiendo a nivel político una reforma constitucional, que traía el balotaje -entre otras cosas- y Seregni hizo un compromiso en las reuniones y en las mesas que armaban con los partidos tradicionales, hizo un compromiso de apoyo a esa reforma; pero el Frente Amplio en su conjunto dijo que no y después Seregni ahí, adelante de toda la gente, en el acto aniversario, dijo que renunciaba al Frente Amplio.
Escuchamos lo que dijo entonces Crottogini, que si yo no recuerdo mal fue un sábado este Plenario se hizo en la sede del Sindicato Médico del Uruguay frente al Pereira Rossell y la radio transmitía en directo y se lo escuchó hablar de una manera muy contundente:

Intervención del prof. Juan José Crottogini, en 1996, durante el Plenario Nacional realizado, luego de producida la renuncia del General Líber Seregni a la presidencia del Frente Amplio, el día del 25 aniversario de fundación de la coalición política.  
“Compañeras, compañeros aquí todo el mundo tiene derecho a hablar, pero también tiene derecho a callar. Ahora, el callar no es muy bueno cuando hay algunas cosas para decir.
En primer término la gran satisfacción por ver el desarrollo de este Plenario, la altura de las exposiciones con enfoques diferentes como debe ser cuando hay diferencias de apreciación sin guardarse nada.
Luego el hecho de que yo también tengo alguna cosa para decir, en lugar de cuchicheos prefiero decirlo acá. Punto uno, la figura de Seregni, ya no se puede hablar más después de todo lo que aquí se dijo, un grande, verdaderamente un grande.
Segundo, también los grandes pueden tener errores, a veces pueden tener errores pequeños, otras veces un poco más grandes.
Termina de decir Danilo en su espléndido discurso y su terminación bellísima, termina de decir que Seregni hizo lo que tenía que hacer, yo creo que sí, pero no tenía que hacerlo como lo hizo.
Esto me lleva a hacer mis reflexiones sobre la resolución de presentar su renuncia en una plaza pública, en un día tan especial, un día en donde todo el mundo estaba preparado para la satisfacción, para la alegría, no para la tristeza.
Además, no es bueno tomar algunas atribuciones que son discutibles si corresponden o no. Parte fundamental del discurso del Gral. Seregni fue relativo al cumplimiento de su palabra. Cuando uno da una su palabra que va a realizar tal o cual cosa o no realizarla, tiene que estar seguro que depende pura y exclusivamente de su voluntad el cumplir la palabra o no cumplirla.
Pero si una persona está integrando un grupo pequeño, mediano, largo pero que es el que lo está mandando es muy discutible si se tiene derecho a empeñar la palabra.
Eso para mí es un error tal vez pequeño, pero un error bien grande.
Con esto solo no alcanza, porque de este error trae otro después, que es tomar la determinación de renunciar por el hecho de que no pudo cumplir su palabra.
Naturalmente parece una cosa exagerada, yo comprendo que esto es discutible, pero es una especie de reacción tal vez demasiado rápida de un hombre naturalmente cumplidor de su palabra, pero aquí equivocadamente creyendo que tenía que cumplir una palabra que no dependía de él.
Entonces, qué sucede, que cuando una renuncia debiera presentarse ante el órgano que lo designó aquí se hace en un plaza pública en ese momento cuando toda la gente va de otra manera y además lleva también conjuntamente con un estado emocional perfectamente aceptable a exagerar algunas aristas y subir o bajar niveles de apreciación de algunos hechos.
Naturalmente no era en una situación como podemos estar nosotros hablando ahora o corrientemente en sus casas, en su escritorio además.
Es una persona formidable que se encuentra con la masa de público que está tremendamente dolorida, pero probablemente dolorido porque había cometido esos errores que no los apreció suficientemente y esto lo lleva a cometer otro error más, como es lo de actuar de modo tal que sin proponérselo adquiere su situación y su discurso un aspecto de teatralidad que no es lo que corresponde para presentar una renuncia.
En primer término, porque ya llevaba un buen tiempo de su hermoso discurso cuando todavía el espectador no sabía bien que resolución iba a tomar en bien de todos o casi todos, porque había algunos que podían haber conocido la decisión de él desde esa misma mañana del 5 de febrero.
Entonces qué es lo que sucede con esto, que una resolución ya tomada y una renuncia ya firmada desde las horas de la mañana aparece como que se está tomando en determinado momento después que la gente no sabe bien que es lo que va a suceder.
Qué conclusión se saca de esto, es que aumenta el grado de emotividad de la gente, que aumenta lo que es el temor de lo que va a pasar cuando ya la cosa esta sucedida. Este es otro error consecuencia de los errores anteriores.
Ustedes dirán éste marca errores nada más, de todas las cosas buenas no voy a hablar, yo que lo conozco bien a Seregni desde hace tantos años, tantas andanzas y demás.
Pero si debo decirlo para explicar, para mi es una cosa muy clara lo que ha venido sucediendo y yo creo que pudo haber (…) -y disculpen esta deformación profesional- el hecho de que Seregni había salido poquito tiempo antes, prácticamente estaba en recuperación todavía de una infección virósica muy importante. De manera que haciendo una especie de análisis de cómo se han sucedido los hechos no se necesita hablar aquí de la valentía de Seregni, de la sabiduría de Seregni, de su tenacidad, de su vida política, etc.
En cambio si lo que tenemos que tener presente, bien presente, es que las consecuencias de estos errores sumados y este acto de la renuncia también podrían haber sido pensadas qué es lo que va a pasar.
Probablemente el Gral. Seregni no lo pensó, si lo pensó no supuso que iba a tener una trascendencia tan inmensa.
No creo que él haya supuesto que iba a haber gente llorando en la plaza, eso no pasa ni siquiera por mi imaginación, pero cuáles fueron las consecuencias de esto. Bueno, el estado que se encuentra ahora nuestro Frente Amplio, pero a veces no hay mal que por bien no venga.
Nosotros sin darnos cuenta estamos demostrando que el Frente Amplio tiene una inmensa vitalidad, estamos en camino de encontrar soluciones y que al mismo tiempo que hay que saber defenderse tenemos que tener en cuenta que todos aquellos que han sido, son y serán enemigos de Seregni no hacen ahora más que alabarlo.
Estos son los mismos que trataban de traidor de las Fuerzas Armadas a Seregni, son los mismos que fueron los agentes ideológicos de los atentados perpetrados contra Seregni, desde intentos de asesinatos en Rocha hasta algunos duelos caballerescos y atípicos.
Son los mismos que se reían caricaturizándolo como el Rucucu, son los mismos que se reían del ceceo que tenía Seregni, a ese extremo llegaban.
Son los mismos como sucedió con algún Coronel Abogado que en presencia de otros abogados que venían del exterior decía: en el Uruguay no hay presos políticos, son delincuentes comunes y dónde están esos ahora, dónde están algunos de los que integran el Comité Central del Partido Colorado que entonces estaban integrando puestos de mando de gobierno  y que ahora hacen todos los elogios a Seregni, lo que se pierde, la maldad que tienen con Seregni.
Yo no quiero hacer comparaciones con otras personas, pero no hace mucho tiempo que algunos que ya no están en el FA recibían elogios, tremendos, nutridos, ditirámbicos de personas que naturalmente lo que menos quieren es al Frente Amplio.
De manera que el adversario, eso lo elogia a uno, hay que tener mucho cuidado como se miren esos elogios, como se recibe.
En resumen, yo creo que lo pasado, la figura de Seregni algunos errores que cometió, trascendencia enorme, tal vez exagerada de los pasos que dio, no nos deben hacer olvidar que todavía no ha terminado el partido.
Aquí estamos todos queriendo a Seregni, suscribo totalmente palabra por palabra lo que ha dicho Astori, eso es lo que el Frente Amplio tiene que hacer y depende de nuestra imaginación, tal vez de nuestra viveza el encontrar un término y un lugar especial que no sea de Presidente del Frente Amplio, que sea más, como un Mariscal es más que un General para tenerlo con nosotros.” (Aplausos)

 

MAB: Impresionante este discurso. Habría que escucharlo todos los días. Impresionante lo que fue.

Hernán Salina: Si lo estábamos escuchando lo hemos escuchado varias veces, pero es un material de formación política.

 

MAB: Si, hay que decir además a la gente más joven que Crottogini no era de hablar mucho nunca decía discursos y ese día pide la palabra y larga con este discurso que recordamos nosotros que estábamos en el puesto de transmisión de la radio, estaba (Danilo) Astori ahí adelante nuestro y decía “está loco, está loco”. No podía creer que dijera lo que estaba diciendo. Impresionante lo de Crottogini

HS: Si. Además vale la pena apuntar que era en una época entonces donde el Frente Amplio permitía que transmitieran sus Plenarios, porque después eso cambió. Hace mucho tiempo que dejan entrar a sacar fotos un rato pero después afuera. Fijate que pudimos transmitir un plenario donde se discutían la renuncia de Seregni, nada más y nada menos

 

MAB: Al día siguiente, fue al día siguiente.

HS: Claro. Yo no estaba creo todavía en la radio en ese año ’96. Y bueno como había otra política, el nivel como lo plantea, no está leyendo por supuesto; la delicadeza pero a la vez la contundencia de lo central que sigue siendo, para los que a veces desprecian la lógica más simple, pero cuando aquello de que cuando tus enemigos te halagan cuando los que te combatieron se burlaron de vos, en ese caso los que impulsaron llevarte preso… En fin te aplaudían, te halagaban, ahí eso es una señal más que clara.
Y la vez, plantearla con cuidado pero sin dejar de lado la contundencia necesaria.
Bueno, de este hombre, de este científico uruguayo que estamos recordando hoy, que nació un día como hoy en Fray Bentos, los fraybentinos tienen varios casos para enorgullecerse de nacimientos y de personas tan destacadas.
Nació un día como hoy de 1908 y moría en el año que lo estábamos escuchando recién, esto fue un plenario del Frente de 1996 poco días después entonces de la renuncia de Seregni y ese año, el 20 de setiembre del ’96, fallecía a la edad de 88 años, este científico uruguayo y político hijo de un descendiente italiano, que se adivina fácil con su apellido -su primer apellido- y Juana Darré, una descendiente vasca de padre blanco, que había participado en la revolución de Aparicio Saravia de 1904. Y dicen que incluso esa participación le dejó huellas en su hombro derecho. Bueno, estudió, empezó a viajar, a los 15 años a Montevideo para hacer el Preparatorio en el IAVA, gracias a una beca. Además que viajaba en tren y en los viajes en tren conoció nada más y nada menos que a Mario Cassinoni. Otro médico histórico de nuestro país.
Ingresó a la Facultad de Medicina, en el año ‘26 empezó a trabajar en el Telégrafo para solventar sus estudios también ya empezó su militancia en la Asociación de Estudiantes de Medicina, con muchas actividades sociales, muy inquieto desde muy joven, jugó fútbol en la Liga Universitaria, la Pelota Vasca, fue Presidente de la Comisión de Pelota Vasca de la Sociedad de Euskalerría y después se graduó -ya en el ’34- y empezó su camino en la especialidad en Ginecología.
Se dedicó a la investigación sobre el cáncer del cuello de útero, a desarrollar técnicas de parto sin dolor o con una disminución notoria del dolor en el parto.
Fue el primer médico de la Cárcel de Mujeres. Introdujo a nuestro país también las técnicas de Papanicolaou, él estudió con Papanicolaou de quien se tomó el nombre de ese examen después.
Hizo mucho trabajo científico y libros sobre Ginecología y Obstetricia. Fue miembro de sociedades científicas de Uruguay, Argentina, Brasil, México, Venezuela ,Perú, Chile Paraguay, Francia e Italia. Presidente del Sindicato Médico, Decano de la Facultad de Medicina, Rector interino de la Universidad de la República entre los años ‘64 y ’66; y en el ‘71 se adhirió como independiente al Frente Amplio.
Él decía por ahí, en algunos apuntes históricos, que luego de definirse la candidatura de Seregni a la Presidencia, primero se manejaba la posibilidad que Carlos Quijano el periodista, escritor director de ‘Marcha’ lo acompañara en la fórmula, pero Quijano declinó y dicen que un discurso que hizo Crottogini en el teatro El Galpón, en una reunión de médicos que se adherían al Frente Amplio, fue definitorio para proponerlo como candidato a la vicepresidencia.
Como compañero de fórmula le tocó dirigir -como vos recordabas también- organismos clandestinos del Frente Amplio durante la dictadura. Y luego, bueno, ahí trabajando hombro a hombro en la reconstrucción orgánica del Frente Amplio con el general Víctor Licandro. En el ‘84 le tocó encabezar la fórmula electoral frenteamplista con la proscripción de Seregni, acompañado por José D'Elía.
Ese mismo 1984, se le designa como miembro de la Academia Nacional de Medicina y después participó en todo ese proceso de reconstrucción del Frente Amplio y del debate político ideológico, del cual menos se le nombra a él en el Frente Amplio en la actualidad. Le pusieron su nombre al que conocemos como ‘Hospital Español’, se le resalta a veces sus cualidades científicas, su camino científico recorrido, pero claro esa faceta de defensor de una concepción de izquierda del Frente Amplio junto  a su hermano de lucha, que era el general Licandro, no se recuerda.
Vos y yo hemos sido testigos privilegiados de la admiración del general Licandro hacia Crottogini, pero toda esa parte en los recuerdos oficiales se deja un poco de lado en el recuerdo de Crottogini.

 

MAB: Sin duda. Tenemos que dejar acá este espacio pero sin duda que tenemos que difundir más, conocer más… Antes enseñaban en las Escuelas ‘Moral’; se decía Educación Moral a través de vidas ejemplares. Y este es un caso que sin duda explica el por qué se usaba de esa manera.